Entre derrotas… ¿renovamos a Muniain?

Sí, pero no a cualquier precio.

Iker golpeado (Foto: EFE)
Me explico y para ello empiezo comentando el partido del sábado.
A perro flaco todo son pulgas. Es increíble que el Athletic perdiese en el Wanda Metropolitano. Jugó mejor, mereció más, tiró más veces a puerta,… pero el refrán se cumplió a rajatabla, y con la ayuda del árbitro los colchoneros metieron el gol de la victoria, el dos a tres, en el descuento. Demasiado castigo para un equipo que mereció mucho más.
Es más que probable que nadie en su sano juicio esperase que el Athletic hiciese semejante partido en Madrid, los antecedentes eran muy negativos y el Atlético no era precisamente el equipo más propicio para conseguir algo positivo. A pesar de todo el Athletic lavó esa imagen paupérrima que ha ofrecido los partidos anteriores y nos brindó seguramente el mejor partido de la temporada hasta ahora. Eso sí, se siguen cometiendo los mismos errores que te penalizan y que hacen precisamente que vuelvas con las manos vacías. Errores en forma de pérdidas de balones absurdas, como la del primer gol colchonero. Muniain, otra vez, pierde la pelota y no continúa para intentar recuperar. Williams sí retrocede pero no todo el rato… debió pensar que ya había seguido demasiado a Thomas, que ahora fuese otro. Beñat y San José cerca del borde del área pero esperando, sin decidirse a salir para incomodarle… Conclusión: tiro de Thomas sin ningún tipo de oposición, trallazo y golazo (¿quizá Iago podía haber estado un poco más cerca del palo corto… y haber hecho algo más?)
El primer protagonista negativo de este gol es Iker que perdió la pelota, como otras muchas a lo largo del partido, por retenerla en exceso, por caracolear sin mucho resultado provechoso. ¿No sería mejor soltar antes el balón? Sus perdidas son casi siempre peligrosísimas. No me olvido de su asistencia en el segundo gol de Iñaki, muy buen pase, perfecto, pero le pido más de esto último y menos conducción y caracoleo improductivo. Esto lo uno a su renovación, que parece que no acaba de firmarse. Dicen que quiere ser de los mejores pagados, o el mejor. Pues si es así no estaría de más que empezase a jugar mucho mejor que hasta ahora. Iker no ha demostrado todo lo que se esperaba de él, más que con cuentagotas. Ha tenido dos lesiones graves en las dos rodillas, lo que lógicamente le ha lastrado, le ha impedido que su nivel sea alto con continuidad. Su rendimiento está siendo normal. Y desde luego, no como para ser el mejor pagado de la plantilla. Seguro que es totalmente impopular lo que digo, pero estoy cansada de que nos sableen en las renovaciones y contrataciones. No sé si los mejores pagados son Iñigo Martínez e Iñaki Williams, ni cuánto cobran… se comenta que están por los 4,5 ó 5… pero a saber. A mí me parece una barbaridad. Una sobrada, que encarece el resto de contratos y renovaciones. También se dice que él quiere cobrar más que eso… Yo a Muni no le daba ni medio euro más del sueldo más alto. Incluso, le ofrecería menos. ¿Que tiene calidad? Claro que sí, pero hay que demostrarlo más a menudo. ¿Que se pone triste y no renueva?… pues que se vaya a otro equipo donde le paguen más… que no sé si lo va a encontrar. Estos sueldos no hay equipo que los aguante. Nos vamos a acabar asfixiando económicamente. En algún momento hay que poner el límite. Y este me parece tan buen momento como otro cualquiera. Repito, quiero renovar a Iker, me parece importante, pero no a cualquier precio.
Y sobre el equipo, a pesar del mazazo del sábado habrá que quedarse con lo positivo, que fue mucho, y seguir puliendo los errores que también los hubo. Va a costar salir de ahí, pero se puede si se sigue el camino iniciado en el Wanda.
¡Aúpa Athletic!

¿Hizo bien Berizzo rectificando?

El sábado en el partido del Athletic contra el Valencia en la Catedral asistimos a un cambio de timón en la dirección del equipo por parte de nuestro entrenador.

Protagonista por el cambio de rumbo (Foto: EFE)
Algunos le han criticado fuertemente por ello, cuando a mí la lógica me dice que es lo que tenía que hacer, ya que todo lo anterior no le había dado resultado.
Cuando llegó el Toto al Athletic, allá por mayo, comentó que quería hacer del equipo un grupo protagonista que quisiese el balón y el buen juego, basándose sobre todo en la combinación, pero teniendo como meta el ataque.
De las intenciones a los hechos va un trecho y el bueno de Berizzo todavía no ha encontrado el camino, más bien se ha dado con el muro de la realidad. Estos jugadores rojiblancos quizá no son los ideales para hacer lo que él pretendía. Los dos últimos partidos contra el Eibar y contra el Rayo Vallecano así lo han vuelto a demostrar. Sobre estos encuentros no escribí ya que mis comentarios se centraron en la Asamblea de compromisarios. Pero casi mejor, porque fueron tan horrorosos que yo creo que han sido la razón por la cual el entrenador le ha dado la vuelta a su concepción del fútbol para el Athletic, por lo menos hasta que encuentre una solución para la sangría que estábamos sufriendo.
Me parece perfecto. El equipo defensivamente era un coladero. El tiki taka se estrellaba continuamente en los pases erróneos o en las pérdidas absurdas. Si en Eibar no perdimos fue porque los milagros existen. En Vallecas fue por la vergüenza torera de Raúl García, que con su trabajo e intensidad, contagiò a todos en el segundo tiempo. Vistos los goles encajados, los resultados, y los jugadores que tenemos el sábado Berizzo pensaría en proteger o fortalezar al equipo desde el centro del campo, al que dotó de muchísimo músculo. San José y Mikel Rico junto a Dani García. Bien. Pierdes creación pero de momento ya se consiguió que el Athletic acabase el partido sin encajar un gol, algo que no ocurría en toda la temporada. Es un paso. Yo le agradezco el cambio al entrenador. Si su idea inicial no prospera, habrá que probar otras cosas, sobre todo en esta situación de premuras clasificatorias. Hubiera sido mejor sacar lo 3 puntos contra los valencianos, pero había un equipo delante que quería lo mismo que tú, ganar el partido. En este caso el Valencia, con Marcelino al mando, y con sus necesidades apremiantes también. Otro rey del empate y con pocos puntos en el casillero, como nosotros. Un buen equipo con buenos jugadores ante los que si tienes perdidas absurdas te pueden hacer un lío. El blindaje del centro del campo hizo que los ches no estuviesen cómodos en todo el partido. Nosotros no hicimos muchas oportunidades pero ellos tampoco. Así que empate merecido, por mucho que Marcelino dijese que merecieron más. Pues no. También Raúl García tuvo en el último segundo una ocasion que pudo hacer que el partido acabase con 1 a 0. No fue así. Iago también, se encargó, con un paradón de evitar poco antes el 0 a 1. Tablas merecidas. También quiero destacar a los “nuevos” San José y Rico, que cumplieron de sobra y con buena nota a pesar de estar, sobre todo Rico, casi inédito en esta Liga.
Ahora esperemos que a partir de esa solidez se pueda empezar a crear y a hacer alguna ocasión de gol, porque el pobre Aduriz se tuvo que ir desesperado a casa. No tuvo nada que echarse ni al pie ni a la cabeza para rematar. Así no se puede. Pero volviendo a los partidos anteriores en los que el centro del campo era más creativo y con menos músculo, pregunto… ¿se crearon más oportunidades de gol? No. NO rotundo con mayúsculas. Bueno, entonces parecido a lo del sábado. Así que, para mí, bien Berizzo. Primero solidez y ya irá volviendo a su idea de creación y protagonismo atacante. Necesitamos puntos y no nos podemos poner exquisitos. Mejor un punto que nada.
En los próximos partidos nos enfrentaremos a dos de los gallos actuales, el Espaynol y el Atlético… más difícil no se puede poner. Pero tranquilos que hay tiempo.
¡Aúpa Toto y aúpa Athletic!

Un Athletic plano en Marsella

Lo mejor del Athletic ayer sin duda la fotografía de San Mamés engalanada de morado apoyando así a la mujer trabajadora, uniéndose al clamor que fue Bilbao durante todo el día.

El Athletic con la mujer (Foto: Athletic Club)

Del partido sería mejor no hablar. Este mismo martes yo deseaba que el Athletic con este partido me diese un zasca en toda la boca y presentase una imagen mucho mejor que la que nos ha estado ofreciendo hasta ahora, pero en un deseo se ha quedado. De nuevo un Athletic lamentable y plano facilita el camino a un Olympique de Marsella, muy buen equipo, que nos ha pasado por encima. Lo mejor de todo,sin duda, el resultado porque nos podía haber caído un carro de goles si no es por Herrerín. Para llorar. Encima nuevo récord en la competición ya que el gol que hemos recibido ha sido el más tempranero. Es decir, ridículo desde el segundo 46 de partido…
El penalti que ha pitado a nuestro favor y que ha maquillado un poco el resultado del primer tiempo, aunque en la mayor parte de los sitios he leído que no era penalti, a mí sí me lo ha parecido, pero no el que han sacado en la imagen en la tele, sino segundos antes otra mano mucho más clara que también se ha visto pero de manera más fugaz.
El segundo tiempo también ha sido otro despropósito de difícil digestión. El Olympique jugando totalmente a placer y pudiéndonos golear. Paradas de Iago, sacada bajo palos de Etxeita,… pero ha habido suerte y solo ha caído uno más.
Para reflexionar… ¿ qué les pasa a Mikel San José, a Iñaki Williams, De Marcos ayer…?, ¿tenía que haber reaparecido Balenziaga en un partido tan exigente?
Habrá que esperar tiempos mejores, y si son el jueves que viene, con un 2 a 0 mejor que mejor, porque si nos echan de la Europa League, el aguantar la Liga hasta que acabe va a ser algo muy complicado.
Y el domingo contra el Leganés. En fin… no digo nada más. Bueno sólo…
¡Aúpa Athletic!

Este Athletic está para el desguace

Yo pensaba que había sido muy dura hablando del Athletic en las pocas líneas rápidas mías que publicó en el Desmarque Bizkaia nada más acabar el partido Asís Martín. ¡Qué va!

Impotencia (Foto: Borja Guerrero)

Leyendo el comentario Un monumento a la estupidez de Juan Carlos Latxaga en su blog Juego de cabeza, veo que me he quedado corta. Tiene mucha razón, es real lo que dice, pero al leerlo suena fortísimo. Estando de acuerdo con su final en el que dice que el problema del Athletic no obedece a ausencias y presencias puntuales yo añadiría que el problema básicamente es de creación. Nuestro centro de mandos del equipo está para el desguace. El entrenador no hace mas que probaturas cambiando, poniendo, defenestrando, sustituyendo, volviendo a dar la titularidad… a los jugadores que tiene para esos puestos centrales. Y de muy pocas formas le ha funcionado, porque los jugadores lo están haciendo realmente mal, salvo por momentos  y con nombres puntuales. Iturraspe algo (no ayer, desde luego)… Rico más tiempo, y… nada más. Vesga, San José, buf… vaya añito llevan. Beñat mal, pero es que está saliendo de una lesión. Pero a los demás… ¿qué les pasa? Para el desguace. Muchos llevan pidiendo la cabeza de Ziganda hace mucho tiempo. Pero yo pregunto… ¿Qué entrenador sería capaz de sacar algo del equipo tal y como están los jugadores del centro del campo? La creación de cualquier jugada e incluso pase con sentido es una quimera… y de eso la culpa la tienen los que están en el cesped. No el del banquillo.

Además si lo comentado fuese poco problema, tampoco nos podemos olvidar de la falta de gol tan increíble que tenemos. Aritz Aduriz nos está salvando de muchas pero… ¿qué más tenemos? Sabín Merino… no hace otra cosa que desaprovechar oportunidades. Iñaki lo juega todo pero… su efectividad de cara a puerta  es bajísima,… aportar este año más bien poco… Kike Sola… entró ayer en convocatoria porque no había más. Así muy lejos no se puede llegar.

Y los laterales también tienen lo suyo… Saborit… ni carne ni pescado. También da la sensación que está desaprovechando la temporada. Lekue… está fallando mucho defensivamente… y claro si le ponen de lateral basicamente lo que tiene que hacer es defender…

Dependemos de Raúl y Aduriz, que entre los dos tienen 70 años. Y claro… de vez en cuando se nota. Y que no nos falten porque… madre mía lo que los necesitamos.

Si os dais cuenta he repartido estopa a saco… pero… es lo que hay. ¿Otro entrenador?… ¿qué queréis que os diga? No creo que es el problema. El problema es mucho más profundo y ya pueden empezar a solucionarlo en despachos y con dinero porque… mala pinta tiene.

Ayer Itu y San José se convirtieron en protagonistas negativos al perpetrar esa jugada de tebeo, que fue el inicio del fin… el inicio del primer gol. ¡Qué horror! ¡Qué despropósito! Ayer ellos, pero en otros partidos han sido otros. No creo que haya otro equipo en Primera División que pierda el balón tan a lo tonto como lo hacen nuestros jugadores. Pases a un metro o a dos… ¡ala!… al contrario… o a banda directamente, como ayer un montón. En fin… malos tiempos para la lírica.

Y ¿positivo? Pues sí. Algo hay. Los porteros, Kepa y Iago, ambos lo están haciendo muy bien. También los centrales, ayer el mejor fue Íñigo Martínez y el segundo mejor… a pesar del borrón del segundo gol, fue Unai Núñez. Xabi Etxeita lo que está jugando lo está haciendo bastante bien. Yeray se está reincorporando y contra el Spartak lo bordo. Susaeta, aunque ayer no estuvo bien, está siendo de lo mejorcito del equipo esta temporada. Óscar De Marcos saliendo de distintas lesiones se nota lo que aporta el equipo. Córdoba fue como un rayo de luz en la penumbra y esperamos buenas cosas de él. A ver si juega más.

Vamos… qué cosas buenas sí que tenemos. Y la más importante es que a bastantes de los jugadores que lo están haciendo mal este año les hemos visto jugar bien otras temporadas… así que… confiemos, mientras llegan los refuerzos el año que viene.

Y el jueves toca competir en la Europa League. Y como en todos los partidos anteriores quiero acabar deseando que nuestros chicos empiecen a jugar a algo, al fútbol quizá. ¡Vamos Athletic que lo sabéis y podéis hacer mejor!

¡Aupa Athletic!

Mikel Rico, el gran refuerzo del Athletic

Quién nos iba a decir a nosotros que Mikel Rico iba a ser protagonista positivo del equipo en tantos partidos seguidos. Seguramente nadie.

Otra vez destacado Rico (Foto: EFE)

Pero lo que son las cosas, o mejor dicho, así es el fútbol. Estamos hablando de un jugador que llevaba muchísimo tiempo sin jugar, no solo por estar lesionado, sino también por el hecho de no contar para los entrenadores (hablo también de Valverde). Pues bien, este año, con Ziganda y tras bastante tiempo lesionado, las circunstancias han hecho que haya tenido minutos. Saliendo desde el banquillo un par de veces se convirtió en el revulsivo del equipo, lo que ha hecho que se gane merecidamente la titularidad. En un año en el que Cuco no acaba de acertar con los propietarios de los medios centros del equipo, parece que ya no tenemos ninguna duda. Ahora el problema más bien es buscarle acompañante a Rico. Ayer la fiebre de San José hizo que el acompañante fuese Vesga. Pero ni San José, contra el Hertha, ni Vesga, contra el Levante le han ayudado mucho en su quehacer. Por eso mismo, quizá, ha resaltado más su trabajo. Jugador honrado donde los haya porque se deja la piel en todos los minutos que le dan. Yo lo comparo con Toquero, porque su trabajo, su energía y su derroche físico son incluso contagiosos para sus compañeros.  Mikel abarca muchísimo campo y producto de la presión que ejerce, recupera muchos balones. Además de eso tiene llegada. Pena que ayer su disparo fuese al palo porque se merecía un gol. Eso sí la jugada del 1 a 2 definitivo para su equipo surgió de sus botas, ya que fue él el que abrió a su izquierda para De Marcos. Y encima, no hay que olvidar que el de ayer fue su tercer partido entero en una semana. Así que, Zorionak, Mikel, ¡has hecho un trabajo enorme!

Enorme trabajo, ayudado también por los incansables Markel y Óscar, que de nuevo, destacaron en Levante por encima del resto. Así el equipo consiguió 3 puntos importantísimos que nos alejan un poco del descenso. Los resultados de los equipos que van por debajo nos habían metido una presión excesiva y los jugadores supieron gestionarla y conseguir un triunfo vital. Repito, en una semana en la que unos cuantos jugadores han jugado los tres partidos completos. Ayer se inició ganando en el minuto 4 y a partir de ahí se jugaron 30 minutos francamente buenos. El paso adelante del Levante les encerró en su área, acabando así el primer tiempo e iniciándose de igual manera el segundo, hasta que los levantinistas (se veía venir) consiguieron igualar el gol de Aduriz, por medio de un gol de Laporte en propia puerta, que debió ser anulado por fuera de juego claro. Lo que podía haber sido un mazazo para nuestros chicos se convirtió en el detalle que les espoleó para ir con decisión a por el triunfo. Tras el tiro al poste de Mikel, tuvimos la suerte de que ellos se metiesen el gol en propia meta también. De este modo, y de forma merecida, se consiguieron los tres puntos. Y a destacar la reacción tras el gol en contra. Nuestros chicos sacaron fuerzas de flaqueza y se fueron a comerse a los contrarios. Bien. Muy bien porque sino… ahora estaríamos a tres puntos del descenso, lamentándonos y repartiendo estopa a porrillo. Buf… menos mal y gracias por el enorme esfuerzo.

Ahora disponemos de toda una semana para recuperar a los jugadores y preparar con detalle el derbi, ya que la Real es el próximo rival y no va a venir aquí precisamente a pasear. Y si ya nos tienen ganas habitualmente, más que nos tienen ahora, por los malos resultados que están cosechando últimamente, y sobre todo, porque si les ganamos nos pondremos por encima de ellos en la clasificación. Así que leones,…

¡A por la Real y aúpa Athletic!