Sin brillantez el Athletic elimina al Alcoyano

Ya avisó Marcelino, en la previa de la eliminatoria, que lo importante era pasar a la siguiente ronda de la Copa, dando igual cómo se jugase.

Delantero centro puro (Foto: Athletic Club)

Dicho y hecho, sin grandes alardes el equipo consiguió clasificarse, que era lo que queríamos. El Alcoyano también jugaba y ya, anteriormente, había eliminado a dos primeras, al Huesca y, a nada más y nada menos, que al Real Madrid. Así que la tarea no era fácil. Y así lo demostraron sus jugadores porque en el minuto uno tiraron una al palo. Nuestro entrenador introdujo 9 cambios en la alineación, y aunque en algunos momentos sí consiguió dominar a los alicantinos, en gran parte del primer tiempo no fue así. Cayeron en el juego que favorecía a los locales, no se consiguió entrar por bandas, y el Estaba cómodo. Y si a eso le unes una falta directa sacada perfecta, desde el borde del área, que desvía un poco la barrera, despistando a Ezkieta,… poniéndote en desventaja en el marcador,… entonces… se demuestra que Marcelino «ya había visto el partido antes». Es broma, pero era lo que podía pasar, porque ya nos pasó contra el Ibiza. Me gustó que Marcelino defendiese en la rueda de prensa posterior al partido a los jugadores del primer tiempo, y sobre todo a los sustituidos, Morcillo y Sancet. La labor de ellos fue desgastar a los rivales, y por supuesto, son válidos para jugar de titulares. Muy bien, Marcelino.

El segundo tiempo, ya fue otra cosa, gracias a la entrada de Iker y Raúl, ambos, almas de este equipo. Raúl se mata a trabajar y arrastra a todo el mundo. Además ambos ayudaron a Vesga y Unai López, en la salida de balón, y así, consiguieron una pequeña superioridad en el centro del campo, dominado todo el segundo tiempo. Fue fundamental. Mejoraron también a sus compañeros. De hecho, Lekue que quizá flojeó un poco en la primera mitad, combinando con Raúl, sacó un centro preciso y precioso, con la zurda, que Asier, con un salto portentoso remató de cabeza a gol. Nuestro delantero centro. Y no lo digo por decir, ya me entendéis. Mirad la foto que he puesto en el comentario, porque merece la pena. ¡Vaya salto!

¡Qué maravilla!

Empate y a seguir trabajando. Y el que más, Muniain, que no paró y que no hacía más que recibir faltas, una tras otra, porque era la única forma que tenían de pararle. Iker está, seguramente, en su mejor nivel. En una de esas faltas, con Iñaki ya en el campo, Iker hizo su sexta asistencia en 4 partidos. Un escándalo. Y en este caso, falló el héroe ante el Real Madrid, el portero José Juan, saliendo defectuosamente, y Williams, aprovechó y de cabeza también, nos dio la victoria. Luego, el cancerbero, para resarcirse del error, hizo una parada impresionante, a otro remate de cabeza de Williams. Hubo alguna llegada más pero así acabó el partido. Resultado justo, pero apretado, tras partido, repito, complicado, pero… solventado, que era lo importante, y a por el siguiente.

De todas formas, sí quiero comentar, que casi nos está pareciendo normal que el Athletic lo gane todo. Y no, no es normal. Llevamos cinco victorias consecutivas, cuatro de ellas fuera de casa, y también, cuatro de ellas remontando un resultado adverso. Ahora lo pensamos y nos parece que es sencillo. Cuando de normal y sencillo no tiene absolutamente nada, ya que el año pasado lo de remontar un partido era una auténtica quimera. Y ganar fuera… buf… Los números de nuestro nuevo entrenador son un escándalo. Estamos todos alucinados. Y que siga la fiesta, porque esto no para.

Y el domingo, a jugar contra el Barcelona en su campo. Encima, además de las ganas que nos tendrán, le tendremos delante, o más bien, enfrente, al ínclito Mateu Lahoz. ¡Qué horror! Se me abren las carnes, que diría el enorme Forges. ¿Sabéis que os digo? Que si yo fuera Marcelino, reservaba a los titulares para la Copa, de entre semana, que me parece mucho más importante que el partido de Liga. Porque os recuerdo que los partidos que nos arbitra éste fenómeno, suelen tener consecuencias, a modo de tarjetas,… y más escabechinas, No merece la pena. Que en Barcelona jueguen los suplentes. Y así, darlo todo para intentar pasar a la siguiente eliminatoria de Copa, que sería, nada menos, que otra semifinal. ¡Ah! Y, por supuesto, ganar con los suplentes al Barça. ¡Que gozada sería! ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

y al acabar el partido hizo una importante defensa de los mismos, sobre todo en el caso de Morcillo y Sancet.

¡¡¡¡Athletic de mi vida!!!!

Poco se puede decir de lo de anoche, porque decirlo todo es imposible. El aluvión de sentimientos es demasiado grande. Dos palabra voy a elegir:

Corazón y familia.

Txapeldunak!!! (Foto: EFE)


Corazón porque uno muy fuerte hay que tener para aguantar lo que sufrimos ayer. Por dos veces los blaugranas se pusieron por delante en el marcador, y por dos veces los rojiblancos consiguieron empatarles y al final, incluso hacerse con la victoria. El lema del Athletic con la Copa era: Bizi ametsa! ¡Vive el sueño! ¡Y tanto que lo hemos vivido!

Un primer tiempo muy bueno, en el que el Barça era irreconocible porque el balón parecía solo de los nuestros. A pesar de ello, su calidad hizo que en la única jugada de peligro que tuvieron, consiguieron el gol. El mazazo podía haber sido grande, porque estábamos cerca del descanso, pero la fe de nuestros jugadores hizo que en 2 minutos un pase de Williams fuese rematado a la red por Óscar De Marcos (enormes los dos). Así al descanso con empate.

En el segundo tiempo, el Barça dio ese paso adelante y empezó a parecer el equipo que se supone que es. Griezmann, de nuevo puso por delante a los suyos, y solo quedaban 15 minutos, para conseguir el empate. Parecía que no era posible… parecía todo perdido… Pero… Muni, que también hizo partidazo, le puso el balón en saque de falta lateral, a Asier, y ¡Asier, de mi vida!, que consiguió empatar el partido, casi sobre la bocina. Bueno, sobre la bocina fue el penalti que le hicieron a Asier, seguido, pero el VAR no quiso líos.

A la prórroga y en ella, Iñaki metió el gol de su vida y de las nuestras. ¡Vaya golazo! Lo intentó contra el Madrid, creo, pero no le salió, o ¿fue en Liga contra el mismo Barça?, sí. Pero es que se lo guardaba para ese momento. Madre mía. ¡Que misil! Y ¡en dónde lo colocó! Imparable. Eso sí, era en el minuto 5 de la prórroga y quedaba un mundo. A partir de ahí nervios horrorosos, pero nuestros. El equipo muy bien. Incluso pudieron matar el partido para que no sufriésemos tanto, pero no… El Barcelona se desquició y Messi lo escenificó a la perfección agrediendo a Villalibre, ¡qué vaya minutos de calidad que jugó! Por cierto, Leo, hizo una parecida en el segundo tiempo a Dani García, pero esa de frente. El árbitro no lo vio. Pero la segunda sí. Roja por desesperación. O por mal perder. (De los comentaristas de Movistar no digo nada porque lo que pienso es muy desagradable y, ademas, todos los athleticzales sabéis de qué hablo).

Final del partido y…

ATHLETIC TXAPELDUN!!!!!

¡¡¡!CAMPEONES DE LA SUPERCOPA!!!! Y DESPUES DE ELIMINAR AL MADRID Y AL BARÇA. una pasada. Casi, casi no habría nada más que decir. Pero sí voy a decir, porque me falta explicar más, lo del corazón y familia

La segunda vez que ganamos la Supercopa, en el 2015, me acordé de mi padre, Valen, y ayer, otra vez. Y de mi ama que al levantarse hoy después del alegrón va a pensar seguro… «Uyyyyyyy… ¡¡¡¡Cómo estará mi hija!!!!! También me acordé de mi tío Iñaki, hermano de Valen, que se ha ido hace poquito, y de sus otros hermanos ,Rosi y Félix, que siguen mis comentarios y estarán encantados y festejándolo, pero desde aquí. Junto a ellos, me vino a la cabeza, Paco, que ayer hizo justo un año que fallecía. Un grande mi amigo «Pistongorri», muy especial, y supongo que no ha sido casualidad. Justo un año. Y en el mismo día de su fallecimiento, un año después, su Athletic se convierte en justísimo vencedor de la Supercopa. Fuimos a unas cuantas finales juntos y no conseguimos ver levantar la Copa en ninguna de ellas. Pero ayer sí. ¡Esta Supercopa va por ti, Paco! ¡Y por el Tron! ¡Aúpa Vallekas! Y por supuesto, también por sus familias, que seguro les han recordado más que yo. Y por todos los familiares de los que os habéis acordado, también vosotros, nada más pitar el árbitro el final, los que no están y los que sí. Porque el Athletic es eso. El Athletic es FAMILIA.

Corazón también porque antes de jugar la final Aduriz se unió al equipo en Sevilla, porque Marcelino así lo consideró. Beñat y San José no pudieron estar. No sólo eso. Cuando estaban en la celebración se ve que Marcelino se acercó a Muniain, y a los jugadores, que estaban al lado, y les dijo algo, entonces fueron a por Aduriz, lo pusieron delante, le dieron la Copa y la levantó él. Familia.

Además, el Athletic, tras ganar, en su página web puso una fotografía de todos los jugadores con el entrenador, con el título Txapeldunak, pero junto a Marce aparece Gaizka. Perfecto. Elegancia. Y Elizegi se acordó de él en sus declaraciones. FAMILIA.

Grandes todos. Grande Marcelino porque lo conseguido en 13 días es para enmarcar. No ha sido casualidad ganar estos dos partidos. Han sido los dos grandes partidos y contra… ¡Qué equipos!

Grandes los jugadores por su fe y su trabajo. Grande Balenziaga, grande Vencedor, grande Dani,… Grandes todos por darnos otro título, súper título, CAMPEONES DE LA SUPERCOPA.

Por cierto, Athletic, Bizi ametsa!!!! ¡¡Vive el sueño!! Ya lo estamos viviendo y ¡qué gozada es!

¡GRANDE ATHLETIC!

¡AÚPA ATHLETIC!

¡No te puedo querer más!




El Athletic muere en la orilla contra el Real Madrid

Muy buen partido del Athletic contra el equipo blanco pero al final, como casi siempre, pierde y, por supuesto, condicionado por el árbitro.

Penalti claro (Foto: AFP/EFE)

Esta vez Gil Manzano, pero da igual, porque se llamen como se llamen siempre la lían a favor del Real Madrid. Ayer en forma de penalti claro sobre Williams, por empujón evidente de Carvajal, que no tenía ninguna opción de llegar al balón y desplaza a nuestro delantero con el cuerpo, pero también con el brazo. Por supuesto, la jugada no le planteó ninguna duda al colegiado, de hecho, nosotros tampoco teníamos ninguna duda, pero en nuestro caso, de que no lo iba a pitar. Como tampoco teníamos ninguna duda de que el VAR no lo iba a revisar. Y añado, que como tampoco teníamos ninguna duda de que la realización de la televisión no iba a repetir la jugada más que una vez y rápido. Esta película ya la hemos visto muchas veces y no nos pilla de sorpresa, pero… me sigue cabreando profundamente que ocurra una vez sí y otra también y que no pase nada. Seguido, uno de los «jóvenes» de nuestro equipo, Raúl García (perdonadme la ironía), cometió una falta clara y de tarjeta, que por supuesto recibió. Con el agravante de que ya tenía otra. Minuto 13 y con 10 ante el Madrid. Para estrangular a Raúl por cometer semejante atropello. Parece nuevo. Jamás se puede hacer eso teniendo tarjeta… y contra el Madrid, muchísimo menos. Horrible. ¿Peaje de juventud, Gaizka? (Perdonadme otra vez) Por cierto, la primera tarjeta no me pareció porque no le tocó al jugador, eso sí, venía precedida de otra jugada que sí fue falta y fuerte. Vamos, que nuestro jugador mal.

Pero esto es condicionar el partido, porque con el penalti, que no pitó, cambiaba todo. En fin.

Voy a destacar lo positivo. Gaizka volvió a dar una oportunidad a Unai Vencedor, esta vez como pareja de Dani García. Y el Athletic en los primeros 13 minutos estuvo más en campo rival atacando, que en el suyo propio. Muy bien, hasta las jugadas desafortunadas.

A partir de ahí, los rojiblancos hicieron lo que pudieron. Aguantaron bien el empuje de los contrarios, durante todo el primer tiempo. Pena, que Kroos enganchó un tiro impresionante desde el borde del área ante el que nada pudo hacer Unai Simón. ¡Qué ya es mala suerte! porque fue en el minuto 46, en el descuento.

El segundo tiempo a pesar de la inferioridad, el Athletic salió a atacar. Por cierto, enorme partido de la sorpresa en la alineación, De Marcos. Fue de los mejores, o el mejor, y fruto de una contra llevada a cabo entre Capa y él, el primero consiguió el gol del empate. Óscar no dejó de correr de arriba a abajo, hasta que Gaizka lo sustituyó. Me alegré infinito por él porque qué gusto dio verle como capitán del equipo. Y que sean muchas más.

Tras el empate vino otro asedio del Madrid hasta que obtuvieron el gol, pero los nuestros no se achantaron, y el Madrid empezó a sufrir un poco. Tanto es así, que en el descuento Vesga que salió del banquillo tuvo el empate, en una extraordinaria jugada de Yeray que sacó el balón desde la defensa, para hacer un pase a Mikel, dejándolo solo frente a Courtois. Paradón de éste y contra que culmina Benzemá, que, madre mía, ¡qué jugadorazo es!

Así acabó, con un 3 a 1 súper injusto y otra vez en el descuento, cuando podía haber sido un 2 a 2 si llega a empatar Vesga. Una pena. Una pena enorme pero… es lo que tiene jugar contra éstos.

Otro comentario que ya sabréis es lo de las tarjetas. ¡Qué cara! Tras la expulsión, Vinicius se tiró por la cara en el área, y hasta los comentaristas, !oh! dijeron que era tarjeta clara. Nada. Carvajal con el penalti ¿debería haber tenido tarjeta? Aquí dudo. Pero luego le dio patada en el tobillo a Yeray, ¡ah, claro!, las patadas blancas, todos sabemos que no cuentan, por ello, tampoco tarjeta. Kroos en un salto golpeó a Iñaki con el brazo, codo, tampoco cuenta. ¡Ah! Y la tarjeta a Lucas Vázquez podía haber sido hasta naranja. Sin más. Que me da la misma rabia de siempre.

Pero me vuelvo a quedar con el buen partido del equipo. Eso sí, perdimos y la situación es súper preocupante. Al Huesca hay que ganarle sí o sí, y sino también sí. Es imprescindible. ¡A por el Huesca! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Athletic saca un punto o pierde dos en Getafe?

Muy buen partido el jugado ayer por el Athletic, en el primer tiempo contra el Getafe en Madrid.

Asier se estrena este año (Foto: EFE)

Algo difícil de conseguir, como es dominar al Getafe en su campo, lo logró el Athletic durante todo el primer tiempo. Sólo un tiro de Cucho, que repelió muy bien Unai Simón, fue lo que consiguieron los azulones, en el primer tiempo, mientras los rojiblancos dominaron el juego y tuvieron, además del gol, otras 3 oportunidades para aumentar el marcador.

Gaizka repitió alineación, y por lo que respecta a Asier Villalibre y a Unai Vencedor me alegré infinito. Quiero que se lleve a cabo la renovación de la plantilla y éstos son dos de los jóvenes que piden paso a gritos. Ayer además fueron de los más destacados. Asier se inauguró este año como goleador, metiendo un gol de 9 auténtico, con el defensor casi colgado de su camiseta, picando el balón tras saque de corner, bien puesto por Berenguer. Va a ser el primer gol de muchos. Estoy segura. Y Unai, por su parte, se encargó de dar velocidad al balón sacándolo con criterio. Pena de un par de sus balones largos que no consiguieron conectar con los delanteros. No se amedrentó frente a, seguramente, el equipo más correoso y marrullero de Primera. Participó mucho en el juego, e incluso en el segundo tiempo, que el equipo bajó en prestaciones, él mantuvo el tipo, y participó en un par de jugadas defensivas de mérito, con buenos cortes y ayudas. Supongo que ambos serán titulares contra el Celta el próximo viernes. Por juego lo merecen. Por cierto, Mikel Vesga también muy bien, incluso teniendo dos llegadas al área y rematando sendos pases atrás de Iñaki. Hacen buena pareja Vencedor y él.

El segundo tiempo fue más del Getafe, porque puso una marcha más, ya que tenía que reaccionar, y al Athletic quizá le faltó un poco de aire, como el mismo Gaizka indico al finalizar el partido, en rueda de prensa. Lo que no se entiende muy bien es que si le faltaba un poco de aire, hasta el 72 no hiciese los cambios. El de Yuri no cuento porque fue obligado. Raúl y Sancet, por Muni (que no participó mucho) e Iñaki. Oihan tuvo la mala suerte de participar de forma negativa, erró un pase, en el gol del empate de ellos. Una faena. No es el caso de esta jugada, pero con el cuerpo que tiene, debería llevarse más balones en las disputas. Espero que lo estén trabajando. Luego ya con el marcador en contra salieron Morcillo y De Marcos, que no pudieron aportar gran cosa. Sobre Jon indicar que si por mí fuera jugaría de titular sin duda, o bien cambiando a Berenguer o en vez de Iñaki, con Alex en banda canbiada. Ha demostrado en lo que ha jugado que tiene calidad de sobra para salir de inicio. Ayer Alex no estuvo muy acertado, aunque dio la asistencia de gol. Supongo que Álex juega de titular porque es el fichaje y ha costado una pasta, porque por lo visto, quizá veo un puntito por encima a Jon.

Punto y aparte merece el árbitro, que sin errores grandes, estuvo bastante casero, permitiendo el juego del Geta, es decir, cortar el partido con mil faltas… que no sancionó, mientras que las nuestra no se le escapó ninguna y, ni siquiera, las que no lo eran. Así llamativas, una que le pitó a Asier, que saltó limpio y el defensa le dio con la cabeza en el hombro (saltó más Asier), y le sancionó con falta… Increíble. Y otra que le hicieron también a Asier y que no pitó, y que seguido para cortar contrataque, Íñigo Martínez y Morcillo hicieron faltas… ambas sancionadas con tarjeta. Si llega a pitar la falta inicial a nuestro delantero, el próximo viernes Íñigo estaría en San Mamés pero… le cayó la quinta amarilla. Así son los árbitros. El Melero López lamentable.

Y para acabar voy a contestar al título de mi comentario. Al ir por delante en el marcador y el jugar un tan buen primer tiempo el Athletic, el segundo tiempo hizo que nos quedásemos con mal sabor de boca, pero teniendo en cuenta que el rival era el Getafe y que es muy difícil jugarle, me voy a conformar con el punto conseguido. Una pena pero… el rival también juega.

Ahora a preparar a tope el próximo partido en casa, … !a por el Celta! y…

!Aúpa Athletic!

Triste final de Liga del Athletic

Han pasado 4 días desde que el Athletic perdió contra el Granada de esa forma tan lamentable.

Uno de los 4 goles encajados (Foto: Athletic club)

He dejado pasar el tiempo para ver si se me pasaba un poco el enfado e intentar escribir con un poco más de tranquilidad, pero no os creáis que lo he conseguido. Cuando el partido es así de horrible te queda una sensación de pesimismo grande. Además, como no tienes otro partido detrás al que agarrarte, este mal cuerpo se nos va a alargar todo el verano. Buf… ¡Qué mal rollo!

Pero, ahora también es momento de hacer balance de la temporada, o mejor de la Liga (la Copa queda inconclusa), intentando olvidarme de los dos últimos varapalos porque si no hago eso, es probable que lo vea todo súper negro. Lo primero que me viene a la mente es que este final de temporada me recuerda mucho al del año pasado, cuando también se nos escapó la Europa League en el último suspiro, cuando el conseguirla podía haber estado en nuestra mano. Lo de Granada entraba dentro de lo probable, pero contra el Leganés… Eso ya es de peor digestión. Lo podían haber conseguido pero… Ese pero es el que nos ha matado. El otro día en una tertulia de radio Popular me decían que el Athletic no había merecido ir a Europa. Yo lo discutí y lo sigo discutiendo. ¿Merecer? En los merecimientos entran muchas cosas en juego. Una de ellas y la más importante, el juego. Y quizá por juego no hayamos merecido, por juego vistoso digo, porque somos bastante aburridos jugando. Aburrimos al contrario y al público. En general los rivales no nos quieren ni ver porque somos muy pesados. El típico juego correoso, muy sólido en defensa, pero poco creativo, que ha sacado chispas de los pocos goles metidos, 41, gracias a que encajábamos muy pocos, de hecho en este siglo es el año que menos goles nos han metido en Liga, 38. Vuelvo al juego, ¿divertido? No, ¿práctico? Sí. Y con este juego hemos estado a punto de conseguir nuestro objetivo, y quizá, digo quizá, al final no lo hemos logrado por los horrorosos arbitrajes y por el VAR que nos ha masacrado durante toda la vuelta del confinamiento. Nos han quitado bastantes puntos. Y no nos han dado ninguno. Barcelona, Madrid, Sevilla, Leganés,… Muchos errores, muy seguidos, y errores de bulto. De los escandalosos. No es excusa. Lo sé. Pero… Es un hecho que no se puede negar. Así que el merecimiento vamos a dejarlo, porque igual sí merecíamos.

Sobre los jugadores, la portería ha estado perfectamente cubierta, y Unai Simón se ha puesto en el escaparate de tal manera que miedo nos da pensar que pueda venir algún equipo con el taco a por él. Ha sido muy regular y gracias a sus paradas y a sus paradones nos ha dado bastantes puntos. Iago es un portero que siempre me ha gustado y, este año, también ha participado en que hayamos llegado a la final de Copa. En la vuelta a la competición ha dado la sensación que estaba con algún kilo de más, pero los 6 goles que le han metido en los dos últimos partidos, por la expulsión de Unai, ninguno ha sido culpa suya, le dejaron bastante vendido en todos. Habrá sido un año difícil para él porque ha vuelto a ser suplente. El estado de forma de Unai pocas opciones le ha dado y parece que quiere salir para poder ser titular en otro equipo. Y estoy convencida que tiene sitio en muchos equipos de Primera, así que si se va y no cumple el año que le queda de contrato, le deseo que tenga la mejor de las suertes porque aquí lo ha dado todo. Y si se queda la portería tenemos bien cubierta.

La defensa, también como la portería, ha estado muy bien cubierta. Íñigo y Yuri, sobresaliendo sobre el resto y Capa también muy bien. Yeray también bien, pero más terrenal, igual que Núñez. Balenciaga y De Marcos han jugado poquísimo, el primero por decisión técnica y el segundo por las lesiones. Eso sí, los últimos partidos que han jugado lo han hecho bien, y han, más que cumplido.

Aquí ya es donde empiezan los problemas. En el centro del campo. El que más me ha gustado ha sido Unai López, pero tenía normalmente el cambio programado para el minuto 70… ¿?¿? Me hubiese gustado verlo más tiempo en más, muchos más partidos. Ha dado un paso hacia adelante, y espero que sea para consolidarse. Dani García es un seguro defensivo pero le falla la creación, necesita al lado alguien más creativo. Con Unai le he visto mejor que con Mikel Vesga. De este último decir que también ha sido su año por todos los minutos que ha jugado, para mí con claroscuros. Debe dar más. A San José lo ha utilizado con cuentagotas y a Beñat nada… así que de ellos no puedo decir más que, que tengan mucha suerte allá donde vayan. Córdoba empezó jugándolo todo pero sin tener gran acierto y siendo discutido, hasta que desapareció de las alineaciones, para volver a aparecer bastante más tarde, pero volviendo a aportar más de lo que lo hizo inicialmente. Diría que le vino bien el banquillo porque mejoró considerablemente. De todas formas, también le pido que dé otro paso más y hacia delante. Trabaja muchísimo en labores defensivas ayudándole a Yuri, pero debe crear más y ser más resolutivo cara a puerta o dando asistencias a los compañeros. A ver si el año que viene es su año. Raúl García, quizá el mejor. Un seguro, que siempre está, acompaña, aprieta, contagia, trabaja, incansable y encima reconvertido a delantero centro ha conseguido la friolera de 15 goles. Nuestro crack particular. A falta de Aduriz, al que nos han «robado» las lesiones, hemos tenido al navarro veterano que con sus goles y trabajo nos ha dado un montón de puntos. De Aritz no me olvido que nos dio el momentazo del año con su maravilloso gol al Barça. Éxtasis futbolístico en La Catedral esta temporada.

Capítulo aparte merecen Muniain y Williams. Dos de los jugadores a los que más hay que pedir, y de los que este año pocas noticias hemos tenido cara a gol. 5 y 6 goles son poquísimos para las posiciones en que juegan. Y en el caso de Williams, además ha estado muy fallón, no solo de cara a puerta, también en los últimos pases,… Su velocidad es endiablada y no da la sensación de que el equipo esté utilizando esa cualidad a su favor. En muchos partidos se le tiran balones altos, pedradas que no consigue bajar ni controlar. Ya sabemos que lo suyo no es el juego por alto, lo que no entiendo es si todos sabemos esto por qué el equipo se empeña en tirarle esos melones. ¿No sería mejor jugarle por bajo, a los espacios, aprovechando su velocidad? ¿Por qué no se hace? Pues vaya usted a saber, yo desde luego no lo sé. También le quiero pedir a Iñaki que trabaje un poco más el no destrozar las segundas jugadas, porque muchas veces sale del ataque, al trote, quedándose en fuera de juego. Así mismo, el que no entre antes de tiempo, que mida los tiempos, para evitar el mismo error del fuera de juego. Y, por supuesto, a sus compañeros que los balones le tienen que llegar por abajo… no globos aerostáticos imposibles de controlar (salvo para Raúl y Aritz). Conclusión, que Iñaki nos tiene que dar mucho más. E Iker también. Ganas le ponen los dos para exportar pero las ganas no son suficientes. ¡Ah! y a Garitano decirle que no pasa nada si alguna vez son suplentes. Hay veces que las suplencias hacen que los jugadores no se acomoden y espabilen.

Sancet ha hecho su irrupción en la plantilla y espero que para quedarse porque ha dejado muy buenas sensaciones. Pero claro si se queda que sea porque le dan, no solo minutos, sino también partidos enteros. Yo le hubiese utilizado más, mucho más.

Asier Villalibre para mí también la buena sorpresa del año. Eso sí, ha sido una pena, que Garitano le ha utilizado muy poco. Yo también lo hubiese utilizado muchísimo más, dándole más titularidades. A pesar de jugar muy pocos minutos ha conseguido meter entre Liga y Copa 5 goles. Muy bien.

Sobre Ibai decir que no he entendido lo que ha ocurrido con él. Es un jugador que tiene muy buen golpeó con ambas piernas, se atreve, tira a puerta y encima el balón parado es su fuerte. Una pena lo poco que lo ha utilizado el entrenador.

Kodro y Larra también minutos residuales, así que poco puedo decir de ellos.

Para acabar mi comentario sobre los jugadores decir, que 8 de ellos han sido los que han acaparado la mayor parte de los minutos, mientras otro buen montón casi no han participado. Esto ha hecho que los que han jugado tanto hayan acabado muertos mucha parte de los últimos partidos. Quizá por ello no hayamos conseguido el objetivo. Esto es algo que hay que poner en el debe del entrenador, del que voy a hablar ahora.

Garitano ha sido el director de todo esto. Ha conseguido un equipo correoso y difícil, pero no ha logrado dar con la tecla del centro del campo y de la delantera. A veces ha sido previsible en los planteamientos (si hubiesen funcionado hubiese estado genial, pero no siempre ha sido así) y muy lento en las correcciones tácticas a lo largo de los partidos. Los cambios algunas veces parece que le molestan, como si no quisiese hacerlos, y al final los hace tarde y mal. En muchos partidos no los ha agotado, así qué después de la vuelta del confinamiento cuando los cambios eran cinco el problema se le ha agudizado… Los ha seguido sin agotar, o realizándolos tardísimo, cuando muchas veces nuestros jugadores estaban literalmente muertos. Para mí esto ha sido algo muy difícil de entender. Y el año que viene parece que lo de los cinco cambios va a seguir, así que, por favor, Gaizki,… que esto debería ser una ventaja, no una carga. Otro problema que le he visto añadido ha sido el ser poco valiente a la hora de sacar a los chavales jóvenes. o a la hora de sustituir a algunos jugadores intocables, a pesar de que no estaban bien. ¿Tan difícil es dejar a algún titular en el banquillo? Parece que sí. Y ¿Apostar por la cantera? Parece que también. Pues teniendo en cuenta que somos un equipo de cantera espero que el año que viene sea valiente y opte por utilizar a los Vencedor, Sancet, Villalibre,… o a los que se opte que se queden en el equipo. Que se queden para jugar, no para estar en plantilla sin más. Gaizka va a seguir un año más, a pesar de que muchos quisieran que no siguiese. Supongo que el año se lo ha ganado porque ha llevado al equipo a la final de Copa. Espero que este año le haya dado más experiencia y que, para el próximo, solucione las cosas que no ha hecho bien. Que siga haciendo lo bueno y que mejore lo demás. Jejeje… ¡Qué fácil decirlo! Pero… Tienes trabajo, Gaizka. De ti depende y por supuesto, ¡ánimo! Todos deseamos que lo hagas genial. Sobre la Copa, pena que no la hayamos jugado ya, porque nos podía haber dado el pasaporte a Europa y ahora podríamos evaluar la temporada completa. Así es difícil hacerlo. Trabajo para el año que viene, Gaizki,… Nos tienes que regalar la Copa. A trabajar para conseguirlo desde ya, planificando bajas, incorporaciones, tiempos,… para que el año que viene sea mejor que éste.

Y, por supuesto,…

¡Aúpa Athletic!