El Athletic necesita un revulsivo

Hace 2 semanas comentaba en este mismo lugar que si no se conseguía el triunfo contra el Getafe había que tomar alguna medida.

¿Qué instrucciones da? (Foto: EFE)
Y aquí estamos otra vez, tras el enésimo empate, que esta vez nos deja de lleno en los puestos de descenso, a dos puntos de la salvación. Ya sé que queda un mundo para acabar la liga pero necesitamos reaccionar ya. Números tan horribles como los que está consiguiendo Berizzo, anteriormente los tuvieron Mendilíbar y Sarriugarte, y ambos fueron cesados. Berizzo tiene mucho mejor equipo que los antes mencionados, pero en 13 jornadas no ha conseguido dar con la tecla, y da la sensación que va dando tumbos sin tener muy claro adónde ir y cómo hacerlo. Y si no se ganan partidos todos sabemos que a donde se va es a la Segunda División. Hay que actuar ya.
Ayer los últimos 20 minutos de partido fueron un despropósito de difícil digestión. El Athletic metió el gol y a partir de ahí la nada más absoluta. Fuimos incapaces de mantener mínimamente el balón. El Getafe hasta ese momento adormilado se puso manos a la obra y nos pudo hacer un descosido. Consiguió empatar con una facilidad pasmosa y no ganó porque la suerte, tan esquiva este año, se alió un poco con el equipo, en forma de remates defectuosos de los azulones y en forma de no utilizar el VAR el equipo arbitral. Gracias, porque el penalti que hace Íñigo Martínez en el descuento es como una catedral de grande, y también, por cierto, para estrangularlo, y van… ya ni sé las veces que Íñigo mete la pata…
Capítulo aparte merece el árbitro. Alguien me puede explicar por qué al equipo contrario siempre les avisan antes de sacarles tarjeta, incluso dos veces, y a nosotros ni aviso ni nada. A nosotros la tarjeta y con gesto chulesco para que duela todavía más. ¿Por qué? Ayer volvió a pasar. El 6 y el 18 se libraron de la tarjeta a pesar de cortar contrataques, con entradas por detrás y siendo súper seguidas y Unai Núñez se la ganó directamente. Lamentable. Una vergüenza, que semana tras semana de ver lo mismo me encrespa, cabrea y… Encima el 6 sí recibió tarjeta en el minuto 31, por lo que debería haber sido la expulsión. Harta. Estoy harta.
Volviendo al resultado, el empate visto el final, lo agradecemos pero no lo podemos dar como válido, porque así no salimos del descenso. Encima dos de los que mejor estaban en el desaguisado matinal se lesionaron. Raúl García con entorsis en la rodilla y Mikel Balenziaga, con un problema muscular en los isquiotibiales. Mikel, por cierto, que jugó por la sanción a Yuri, y que como siempre cumplió de manera solvente y diría que mejor que el mismo Yuri, que defensivamente… en fin…
Y en éstas que la que tiene que actuar o decidir algo es la Junta Gestora, ya que estamos en periodo electoral, sin saber si se va a presentar alguien, o qué va a pasar. Si de momento no hay otra posibilidad yo le daba la oportunidad a Gaizka Garitano, y a ver… Peor que el argentino no creo que lo vaya a hacer.
Y el miércoles la Copa… contra el Huesca que está igual de mal que nosotros… ¡qué pocas ganas de sufrir otro partido similar! ¡Por favor, que alguien haga algo! Y, por supuesto, ¡Aúpa Athletic!

¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de “señorío y deportividad” de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!

Sí se anima en San Mamés, si…

Hace solo 4 días que una parte del público de San Mamés pidió qué Cuco  Ziganda se fuese del equipo.

De Marcos celebra su buen gol (Foto: EFE)

No fue un grito mayoritatio pero sí más extendido de lo normal. Y eso que se ganó el partido. 4 días después, el equipo sale de La Catedral entre aplausos, a pesar de haber perdido dos puntos, pues solo se ha consiguido el empate, eso sí, frente al Valencia, cuarto clasificado de esta Liga y un muy buen equipo. Aplausos finales que venían precedidos durante prácticamente todo el segundo tiempo de ánimos y cánticos repetitivos para intentar arengar a nuestros chavales. Y a lo que voy, con el título es precisamente a esto. En cuanto el equipo hace un poco de juego, en cuanto nos ofrecen dos jugadas de ataque seguidas, nos venimos todos arriba y se anima bastante más de lo que es normal desde que nos hemos trasladado de casa. Llevamos una temporada infame y en poco tiempo hemos pasado de pedir la cabeza del entrenador, a animar bastante. ¿Contradictorio? No. Simplemente yo lo veo como una respuesta a lo que ofrecen los jugadores. Sí el equipo da o juega, la afición se entrega de forma clara. Si no, sólo animan los de siempre. No es que me guste, pero es lo que hay. Y mientras no se consiga arreglar lo de la grada de animación en una esquina… habrá que rezar para que los jugadores jueguen algo, y así el público responderá.

En que el público se anime también influye el árbitro y como ayer Luis Manzano fue un auténtico desastre, con ello aportó su granito de arena a la animación. Del programa Cuarto Milenio es que el 3 del Valencia no se fuese a su casa con tarjeta. ¡Qué manera y variedad de repartir! Por bajo, por alto, en carrera, en parado defendiendo, atacando… una máquina el tío. Y sus compañeros no le iban a la zaga… De hecho, tres de los nuestros acabaron sangrando. Y ¡sólo les sacó dos tarjetas! Gil Manzano eres muy malo, e incluso diría que malvado, porque la falta que pitas a favor del Athletic, cortando un contrataque de Iñaki Williams pareció hecho a bastante mala idea. Harta estoy. Pero gracias árbitro por hacer que San Mamés anime más. Toda ayuda es poca.

Para acabar decir que el mejor partido del Athletic este año hizo que volviese la comunión entre el equipo y la grada. Bienvenido sea y como no va a ser la última vez que ocurra, el Athletic con más juego y más apoyo va a ir hacia arriba seguro.

¡Aúpa Athletic!

Inicio liguero triste frente al Getafe

Conseguir un solo punto en La Catedral, en el inicio liguero ante el Getafe (empate a cero), nos deja sensación de tristeza, la misma con la que se han quedado los jugadores a pesar del esfuerzo realizado.

Otra vez el mejor Iker (Foto: EFE)
Han tenido ocasiones varias y de distinto tipo, que hubiesen hecho que lo lógico hubiese sido acabar el partido con algún gol a nuestro favor pero no ha sido así. Como tampoco ha sido gol el conseguido por ellos gracias a que el VAR no está en funcionamiento. El balón cabeceado por Markel Bergara ha traspasado la línea pero hemos tenido la suerte de que el árbitro no lo ha visto. Me parece increíble que este sistema no esté en funcionamiento. Sí, ya sé que en esta jugada nos hubiese perjudicado, pero por otro lado, le hubiese ayudado al árbitro a ver el clarísimo penalti que comete Cala sobre Laporte. O el que quizá hacen a Muniain en el primer tiempo. Pero… ya sabemos todos por qué no quieren utilizarlo en la Liga… porque los más perjudicados iban a ser Real Madrid y Barcelona… que sin el VAR son precisamente los más favorecidos. No les conviene que el vídeo pueda rearbitrar. Los árbitros son humanos y se confunden, es la frase disculpa que utilizan un montón de veces y que tanto les ayuda para sacar muchos más puntos de los que debieran. Lamentable, pero esto funciona así.
Vuelvo al partido. Al athletic le ha faltado puntería y otras veces ha fallado el último pase. Williams ha sido el protagonista negativo en ambos sentidos. Aunque considero que no ha hecho mal partido, alguna de las veces que ha tirado a puerta quizá era mejor el pase atrás, y cuando ha hecho esto, no ha encontrado rematador. Calidad le sobra, cada vez protege mejor el balón y es màs dificil quitárselo, se mueve muchisimo, se desmarca y se ofrece continuamente, pero le falta puntería y fuelle los finales de partido. Es muy joven y va a mejorar muchísimo y, por supuesto, le esperamos. Hoy el debe quizá se lo pongo más al entrenador por no sustituirlo. Los últimos 20 minutos estaba muerto. Lo había dado todo y no podía… de hecho ha perdido casi todos los últimos balones que ha tocado. ¿Por qué mantenerlo en el campo tal y como estaba? ¿No podía haber sacado antes a Córdoba por él, cambiando a Susaeta de banda, por ejemplo? Enhorabuena a Iñigo Cordoba por su debut. Pocos minutos, muy pocos pero se ha dejado ver de forma positiva.
Otra buena noticia el otro debut de un cachorro. En este caso Unai Núñez, que ha jugado todo el partido, sin desentonar, demostrando buen manejo y salida de balón y también llegada al área contraria. Enhorabuena también.
Ambos debuts fenomenal noticia para el Club y los athleticzales.
Y por último, tengo que destacar otra vez a Iker Muniain, que se ha vuelto a echar al equipo a la espalda, buscando todos los balones, jugando con criterio, abriendo y haciendo jugar a los compañeros, consiguiendo tarjetas para el contrario y realizando jugadas de mérito. Muy bien. Pena ese balón en el área que no lo haya rematado según le venía. La próxima será.
Y ahora a pasar esta pequeña tristeza ganando a los griegos… y clasificándonos para la Europa League.
¡A por el Panathinaikos y aúpa Athletic!

Oportunidad perdida contra el Villarreal

Ya comenté antes del partido que nos jugábamos algo más que tres puntos.

Sin suerte (Foto: Deia)
Sin suerte (Foto: Deia)
En Villarreal no sólo perdimos los tres puntos en juego, también el golaverage. Ahora es como si tuviésemos al equipo levantino a 5 puntos. Ni llamándose el Madrigal ni el Estadio de la Cerámica, es evidente que jugar alli no se nos da nada bien. Siempre nos pasa algo. El viernes lo que ocurrió fue que el equipo tuvo una caraja de unos 20 minutos que hizo muy difícil solucionar el desaguisado a pesar del dominio territorial del equipo. El primer tiempo estuvo nivelado e incluso tuvimos la oportunidad de irnos al descanso con un favorable 1 a 2 pero el cabezazo de Aduriz no quiso entrar y fue al travesaño. El segundo tiempo es cuando tuvimos la caraja y sin llegar al primer minuto ya íbamos perdiendo 2 a 1. El tercer gol tampoco tardó mucho en llegar. A partir de ese momento, el Athletic tuvo el dominio que incluso aumentó a partir de la expulsión justa Víctor Ruiz. A pesar de eso, no se consiguió ni siquiera un golito que nos hubiese permitido tener mejor golaverage que ellos. De nuevo hubo otro travesaño de Aduriz, pero estaba claro que no era nuestro día. El mayor problema del equipo fue a nivel defensivo, no solo en esos minutos de la caraja, también en el primer tiempo se dieron una serie de desajustes que hacían, por un motivo u otro, que siempre hubiesen dos o incluso tres jugadores del Villarreal solos en el área. El Villarreal conseguía entrar demasiado fácil y si el resultado no fue más elevada fue por los fallos de los delanteros, no por el acierto de nuestros jugadores en el trabajo defensivo. La banda izquierda de ellos era un cuchillo frente a Williams y De Marcos que no conseguían detenerlos. Beñat y San José se veían anulados y tampoco ayudaban mucho. Kepa tuvo una salida un poco tardía pero tuvo la suerte de cara y sacó el balón “sin querer” con la pierna de atrás. Iñigo Lekue pasó totalmente desapercibido. Por otro lado, como ya he dicho, el Athletic también tuvo oportunidades, dos de ellas ya mencionadas, clarísimas, de Aritz, otra de Mikel San José, otra de Óscar De Marcos,… Vamos que perdimos pero también se podía haber conseguido un mejor resultado. También podemos mencionar que el tercer gol viene del saque de una falta que no era, y precedido de otra falta que sí lo es y de un fuera de juego. Pero… subió al marcador. No hay nada que hacer más que lamentarse y, por supuesto, mejorar en defensa y mejorar mucho, y también afinar la puntería. En nuestra mano está.
Ahora tenemos una semana entera para que el equipo descanse y piense únicamente en la Unión Deportiva Las Palmas. El Eibar no has alcanzado y la Real juega hoy y nos puede adelantar. Se pone más caro el acceso a la UEFA y no se le puede fallar.
¡Aúpa Athletic y a por Las Palmas!