Gaizka Garitano, un crack

Gaizka le ha dado la vuelta al Athletic como a un calcetín.

El Mister animando a los suyos (Foto: Deia)
Que Berizzo no dio con la tecla es una realidad, vista claramente, pero cada nuevo partido con Garitano como entrenador, queda más patente todavía. Lleva 15 puntos de 21 posibles. Todavía no ha perdido en Liga ningún partido, donde su bagaje es de 4 victorias y 3 empates. Nadie dábamos un duro porque el equipo estuviese así de bien tan rápido y tantos partidos seguidos. Ha sabido sacar lo mejor de los jugadores y sobre todo ha conseguido formar un equipo que actúa de forma coral, como grupo compacto muy difícil de superar. Antes nos hacían goles con una facilidad pasmosa y era casi imposible acabar con la portería a cero. Ahora, al revés, a los equipos contrarios les cuesta mucho hacernos ocasiones y ya no digamos goles. Somos un equipo rocoso y difícil de batir.
El cambio en la forma de jugar, además de la fortaleza defensiva está marcado por una alegría y rapidez atacante que antes no teníamos. Hemos pasado de los mil toques a la rapidez, al juego por bandas, y más directo que con el Totto. Y… ¡qué más quiere el público de La Catedral! El partido de ayer fue reflejo de ello. El equipo en el primer tiempo fue una máquina de atacar por bandas. Tanto por la izquierda como por la derecha, aunque esta última se llevó la palma, con un Óscar De Marcos y un Ander Capa estelares. Al primero le conté 5 internadas de muchísimo peligro y a Capa, secundándole por detrás, algunas también. Óscar completó su mejor partido de la temporada, aunque se vio empañada su labor por la expulsión debido a esa entrada a destiempo, aunque más que roja pudo ser amarilla, porque se vio que no va a hacer daño sino a derribar al contrario. Esta temporada Óscar está un poco más flojo que las anteriores así que seguramente este partido le habrá venido muy bien para coger confianza. El pase de gol fue suyo y si sus compañeros hubiesen estado un poco más acertados podría haber dado más asistencias.
Capa, por su parte, está tremendo. Ha recuperado la titularidad perdida con Berizzo y bien que se lo está agradeciendo a Garitano. Todo fuerza y empuje. Es difícil pararle, defensivamente es un seguro y atacando es incisivo y peligroso.
Por la otra banda, Yuri y Córdoba se entienden muy bien y fruto de ello fueron otras 3 internadas que acabaron con otros tantos tiros de Yuri a puerta. Muy bien ambos.
Juego por bandas que sobre todo en el primer tiempo desarboló al Betis que no era capaz de parar el vendaval. El Betis un buen equipo que sólo tuvo control del partido en la parte final del mismo, aunque sin crear grandes oportunidades. Sólo una maravilla de falta de Canales, que desbarató Herrerín con una intervención soberbia cuando el balón ya se colaba en la red. Iago también sacó una muy buena mano a tiro de Láinez en el primer tiempo.
También se puede destacar a los dos medio centros. Esta vez no sólo Dani García, barriendo todo, así mismo, San José hizo un gran partido. También lo necesitaba.
Lo único que nos falta es pegada. Ayer sólo Iker consiguió meter (gran gol, por cierto). Oportunidades hubo bastante pero goles no. Nos cuesta cerrar los partidos. Ayer hubo 7 u 8 jugadas muy peligrosas pero que no conseguimos materializar. Eso da vida a los contrarios porque con un sola jugada te pueden tirar todo el buen trabajo por tierra. Ayer el Betis no lo logró pero sí pasamos 15 minutos malos. Aunque al final los 3 puntos se quedaron aquí. Si conseguimos afinar la puntería los resultados van a ser todavía mejores. Así que Gaizka, sigue utilizando tu varita mágica y de ahí, hacia arriba en la clasificación. ¡Qué así sea!
Y si empezamos por el siguiente partido mejor que mejor, porque es contra la Real en Anoeta. ¡ A por la Real! Y…
¡Aúpa Athletic!

¡El Athletic gana a domicilio!

Si nos preguntan a los hinchas del Athletic en qué ciudad queremos jugar fuera en la Liga, es casi seguro que contestamos Vigo.

Williams determinante (Foto: EFE)
Otra vez hemos vuelto a ganar alli. Nos ha dado 3 puntos importantísimos, aunque muy trabajados y sufridos. El Celta tenía 5 puntos más que nosotros, pero ahora le tenemos a dos. Hemos salido del descenso pasando al Villarreal y alcanzando al Leganés. El Valladolid está también a 2 puntos y a 3, el Eibar, la Real y el Valencia. Es decir, hay un montón de equipos metidos en la misma pomada. Así se ven un poco mejor las cosas.
¡Qué descanso cuando ha pitado el árbitro el final! Los seis minutos de descuento han sido una nueva tortura, ya que este año algunos goles nos han caído en el descuento (¡qué daño nos hizo el del Valladolid!). Ayer también, el empate del Celta en el primer tiempo fue en el descuento. Empate inmerecido pero que nos demuestra que somos unos panchitos. Encima para que la herida sea mayor… te enteras que el que ha metido el gol, Beltrán, ha inaugurado su cuenta de goles en Primera división. ¡Que bien! ¡Así le queda un buen recuerdo al chaval! Y, encima, que es el primer gol que el equipo vigués marca en esta liga de córner. ¡Genial!
No me parece que los gallegos mereciesen el empate pero… así llegamos al segundo tiempo.
De nuevo nos adelantamos con gol de Williams, tras una asistencia extraordinaria de Iago Herrerín. Nada de suerte, porque en el primer tiempo también le hizo otra pase a Iñaki, aunque ése no lo puedo controlar. Muy bien Iago. Y muy bien en la definición Iñaki.
A partir de ahí el partido se convirtió en algunos minutos en un correcalles del que podía salir tanto un 1 a 3, como un empate a 2. Maxi Gómez de nuevo en el descuento remató de cabeza solo un balón que gracias a Dios salió cerca del palo. ¡Qué tortura! Así que normal que cuando enfocaron en el palco al nuevo presidente del Athletic, Aitor Elizegi, al acabar el partido, se le vio suspirar aliviado. No me extraña.
¡Victoria fundamental! Que debe ser la que nos lleve a encadenar buenos resultados juntos y así poder estar más tranquilos. Gaizka Garitano sigue imbatido. Su equipo es mucho más consistente y se agradece.
Ahora sin tiempo para nada, el jueves, viene el Sevilla a La Catedral en Copa. Y seguido, otra vez, los hispalenses el domingo en La Liga y el miércoles en Copa. ¡Vaya empacho!
¡A por el Sevilla! Y…
¡Aúpa Athletic!

Merecido y agónico triunfo contra el Girona

Empezaba a creer en brujas y hados en nuestra contra, cuando Aritz metió el gol de penalti a lo Panenka en el minuto 91.

Aritz salvador (Foto: EFE)
¡Qué tensión y qué injusto me estaba pareciendo que estuviésemos todavía empatando a cero el partido! Aritz hizo justicia y ¿quién sino él podía hacerlo? Vaya temple, cuando toda la grada, todos los aficionados e incluso muchos de sus compañeros estábamos aterrorizados (Iker, protagonista del penalti, no quiso ni mirar). Gol y la comunión con la grada de todo el partido que estalla en un grito único. ¡Athletic! Y de premio: ¡3 PUNTOS!
Un muy buen partido de los rojiblancos, con un equipo saliendo a morder, jugando por bandas, centrando al área y rematando a puerta,… algo que parece sencillo pero que habíamos hecho muy poco con Berizzo. Su sistema no les iba a los jugadores y se ve que Gaizka Garitano en lo poco que lleva aquí, ya ha dado más con la tecla que el argentino. Faltan cosas, claro, sobre todo defensivamente, pero así jugando vamos a ganar muchos partidos. Nuestros chicos hicieron 25 remates, de los que 10 fueron entre los 3 palos, cosa impensable hace 7 días. Además, todo, teniendo delante al Girona, equipo muy rocoso, que llevaba toda esta Liga sin perder un solo partido fuera de su casa. Dato importantísimo que da mucho más mérito a lo logrado. Un soplo de moral que tiene que animar a los jugadores y que debe ser definitivo. Se puede.
Gorka Iraizoz estuvo tremendo y mucha culpa de llegar con estos sufrimientos al último minuto fue suya. Vaya paradones hizo, en el primero y el segundo tiempo. Gracias a Aritz, con el penalti no pudo, ¡menos mal!
De los nuestros puedo destacar a muchos, pero sobre todos a dos, a Capa y a Córdoba. Han hecho que las bandas fuesen protagonistas y que el Girona sufriese con sus internadas. Además no podemos olvidar que casi no jugaban con el Totto. Muy bien, dos jugadores recuperados.
Dani García también tremendo junto con Beñat muy bien (hasta que le duró la gasolina, y le sustituyó Gaizka por San José).
Aritz muy incisivo e incluso le hicieron un penalti en el último suspiro del primer tiempo. Le dieron en la rodilla y lo derribaron. Al árbitro no le pareció. Iraizoz impidió que metiese gol antes de meter el penalti.
Ahora, seguimos en descenso, pero empatados a puntos con el Villarreal, y a 3 puntos del Leganés, hay que seguir trabajando y pensar que se puede también golpear a domicilio, aunque sea en Mendizorroza contra un Alavés muy fuerte. Se puede y hay que ir a por ellos.
¡Aupa Athletic!
P.D.: La Catedral y su publico ayer de 10. Comunión total entre grada y jugadores. A seguir así.