San Mamés ovaciona a Puyol y a Joaquín

La catedral este fin de semana ha vuelto a demostrar que está con los buenos jugadores.

Puyol junto a Iribar (Foto: Athletic Club)
En este caso los ovacionados han sido Puyol y Joaquín. El primero de ellos al recibir el premio One Club Man que por cuarto año consecutivo entrega el Athletic a un jugador qe haya destacado y pertenecido siempre a un mismo club. Premio que es un acierto de esta Directiva porque sirve también además de para premiar una fidelidad, algo fundamental en nuestra filosofía, para extender o ampliar el radio de acción en el que se nombra a nuestro club. Los anteriores premiados han sido Matt Le Tissier, Sepp Maier y Paolo Maldini. Esta vez el elegido ha sido un catalán Carles Puyol que lo tenía bien merecido y así lo demostró el público de San Mamés con su enorme ovación. Además de aplaudirle muchísimo, me emocioné. Me gustó que en el vídeo que pusieron al inicio del homenaje, (vídeo de Athletic TV) apareciese el momento en que Xavi y él, al dar la vuelta de honor tras ganarnos la Copa del Rey en Valencia, sacaron la ikurriña y la bandera del Athletic, mientras nos aplaudían. Gran detalle por su parte. Algunos que discutían el darle el premio a él decían que es más fácil quedarse en un club como el Barça en donde se ganan títulos. Que era más genuino el premio a Le Tissier… Pues igual sí pero… es muy difícil siempre encontrar alguien como Matt, asi que a mí dárselo a Puyol me parece perfecto. Y tampoco me importaría dárselo a Xabi Prieto, que este año se retira tras pasar toda su carrera en la Real, porque lo merece igual que los otros.

Joaquín devuelve los aplausos al público (Foto: la Liga)
Sobre Joaquín decir que en el descanso del partido me preguntó mi hija que por qué se le tiene cariño a este jugador bético. Le contesté que supongo que será por su calidad, por su simpatía y por los años que lleva en la élite. Además de porque siempre ha sido un jugador noble en el campo y nada marrullero. Añadí que si le cambiaban en el segundo tiempo seguramente saldría ovacionado. Y, efectivamente, así fue. Una ovación casi tan grande como la que se llevó Puyol. Grande y merecida. Él salió encantado y así lo ha dicho, tras el partido, en las redes sociales. Siempre ha hablado bien de San Mamés y en esta situación no podía ser menos. San Mamés dictó sentencia como muchas otras veces. Y seguro que ahora alguien me salta con la coletilla esa de que a Iniesta le pitamos. Sí, sí se le pita. Es un excelente jugador pero aquí no se olvida aquella vez en que simulo más de la cuenta y consiguió que expulsasen a Amorebieta. ¿Que somos un poco rencorosillos? Pues sí. ¿Que el jugador también lo es? También… y lo digo por sus posteriores declaraciones menospreciando San Mamés, lo que supongo que también echó más leña al fuego y más motivos para pitarle. Sí, a Iniesta se le pita, ¡a ver si no vamos a poder hacerlo!… Como hacemos lo contrario y aplaudimos a su compañero Xavi, incluso en un mismo partido, y así lo demostramos el año pasado que la pitada a uno y la ovación al otro fueron consecutivas ya que Xavi sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo. Quizá a mí en el caso de Iniesta me hubiese gustado más la indiferencia, pero… San Mamés es así. Aquí se ha aplaudido también a jugadores del Madrid, y lo destaco porque es un equipo, al que no hace falta ni que lo diga, que aquí se le tiene bastante “paquete”… por ejemplo a Raúl, y muchos años antes a Juanito… y a muchos más. Se seguirá haciendo. Y estaré orgullosa de que así sea. Porque sí, porque es La Catedral.
¡Aúpa Athletic!

Un Athletic sin rumbo

Gracias Messi por asegurar con tus goles que el Athletic matemáticamente mantenga la categoría.

Íñigo de los mejores (Foto: Athletic Club)
Penoso pero tal como está el equipo no le veía ni sacando un punto en las jornadas que quedaban. Pero ya no importa porque nos han hecho el trabajo y ya no bajamos. Lamentable ¿verdad? Pues sí.
El sábado nos volvimos a sonrojar, esta vez contra la Real, en Anoeta, para deleite de los vecinos. 3 a 1 y podían haber sido más porque de nuevo Kepa volvió a realizar algunas paradas de mucho mérito. Los rojiblancos por su parte solo reaccionaron a partir de ir perdiendo 3 a 0 y con unos pocos minutos, en los que tuvieron alguna ocasión de gol, pero también Moyá estuvo acertado.
Por no hablar de lo negativo y volver a repetir que el centro del campo es un agujero negro, sólo voy a destacar el lado positivo que fue más bien escaso pero algo hubo. Para empezar Íñigo Martínez que con la que le estaba cayendo, fue capaz de soportarlo y participar en lo poco positivo que ofreció su equipo. De hecho, fue el que provocó el penalti con su remate de cabeza, el cual no era el primero. Le sobra casta. Gran fichaje y lo demuestra partido a partido. Así mismo, Córdoba en el primer tiempo, en el que todo era un desastre, fue de los pocos que le pusieron un poco de mordiente al tema. Y Raúl García en su línea. A parte del gol de penalti, varias de las demás ocasiones fueron de él. A Kepa ya le he mencionado. Y se acabó. Nada más.
Triunfo para los donostiarras a quienes hicimos felices y a quienes les doy la enhorabuena, además de decirles que me disculpo por la parte que me toca, en nombre del Club, por el lamentable tweet de la cuenta oficial, de esta semana recordando el partido de la Liga en la que nuestro equipo les ganó y en el mismo año ellos se fueron a Segunda División. Lo siento de verdad. ¡Qué triste que alguien desde el club sea capaz de hacer eso! Lo malo es que el que lo escribe nos representa a todos… y yo no quiero un Athletic así. ¿Dónde queda el señorío? ¿Dónde queda la deportividad? Luego nos quejamos por su rabia y porque nos miren mal. Pero con acciones como éstas es más que merecido. Ha sido lamentable. De hecho, el titulo elegido para este comentario es por todo lo comentado… un Athletic sin rumbo… o lo que es peor… un Athletic con un rumbo que no me gusta absolutamente nada. Hay que reaccionar. Athletic, por favor, no hagas que me siga avergonzando, ni en lo deportivo, ni en lo institucional, ni en ninguna otra faceta. Por favor…
Y, para acabar como siempre,…
¡Aúpa Athletic!

¡Qué tristeza de Athletic!

Ayer el Levante, cuarto por la cola y suspirando conseguir puntos para librarse de la quema, vino a la Catedral y se llevó los tres prácticamente sin despeinarse, metiéndonos un 1 a 3.

Impotencia (Foto: Athletic Club)
Lamentable. Esperpento. Y lo que es peor seguimos sin tener conseguida la salvación matemática. Este año porque ha habido tres equipos horribles atrás, si no las estaríamos pasando canutas también clasificatoriamente hablando. El juego es un despropósito pero hay un colchón grande de puntos. ¡Menos mal!
De todas formas el análisis por parte del Club debe ser profundo. Y no solo análisis, también debe haber acción. No se puede seguir en este inmovilismo que reflejamos y que da mucho miedo. 2 años completos sin fichar a nadie, y quedándote con lógicamente, los mismos jugadores 2 años más mayores y, seguramente, tan acomodados como para no ver peligrar sus puestos. Enorme error en un equipo como el nuestro. Si no hay competencia no hay tensión y es muy fácil relajarse. ¿Quizá ha pasado esto? No lo sé seguro, pero lo que sí sé es que no se puede volver a repetir. Hay que fichar a alguien más que esos dos fichajes en diferido (tan graciosos) que ha hecho el Club. Dicen que Dani García está hecho. Necesitamos más. Así como necesitamos quitar jugadores que llevan mucho tiempo sin aportar nada. ¿Se va a hacer? Esperemos que sí. Porque la gente parece que está bastante harta, y lo que es peor, desencantada. Es muy complicado ir a La Catedral casi sabiendo que vas a ver… un bodrio. Ayer 25.000 personas más o menos. Y me libraré muy mucho de criticar a los que no van. Más bien debería aplaudir a los que van… pero como yo estoy incluida quedaría feo… Además vivo en Bilbao… así que tiene menos mérito ir.
Sobre el partido poco o nada que decir. Golazo de Raúl y nuestro, nada más. Tras los tortazos en forma de faltas magistrales de Bardhi y barreras de chiste rojiblancas, el Athletic, fue un ejercicio de impotencia, querer y no poder. Y para rematar el sonrojo, el golazo de Morales dejando en evidencia otra vez a Unai Núñez para poner el 1 a 3. ¡Qué horror!
Y así… de esta guisa… el sábado que tenemos que ir a Anoeta. ¡Cuánto mejor estaríamos de vacaciones ya! Y ¿qué versión vamos a dar? ¿La buena, que sólo ha aparecido 2 o 3 veces esta temporada, la peor o la paupérrima? Se me acaba el optimismo, me lo han quitado a base de sopapos pero…
¡A por la Real y aúpa Athletic!

Iago Herrerín, el portero paciente

Como tópico se dice de los porteros que tienen un toque de locura. A Herrerín no le conozco personalmente por lo tanto no puedo afirmar si está frase es cierta o no.

Listo Iago sacando rápido (Foto: Athletic Club)

Lo que sí me da la sensación es que es un portero paciente. Paciente porque en el Athletic todavía no ha acabado de conseguir la titularidad. Da la sensación de que siempre está a la sombra de alguien. Antes era a la de Gorka Iraizoz y ahora a la de Kepa Arrizabalaga. A pesar de ello tiene un buen número de partidos jugados, gracias a la moda de alternar los porteros en las distintas competiciones. Eso ha hecho que en las 5 temporadas en las que lleva jugando en el Athletic la mayor parte de los 69 partidos que ha disputado han sido en Copa y en UEFA  (22 y 33 respectivamente), mientras que en Liga sólo 12. El que no haya sido nunca considerado titular también nos hace entender que el año pasado saliese en el mercado de invierno cedido para jugar en el Leganés, donde disputó 21 partidos dejando un muy buen sabor de boca tanto en el club como en los aficionados.

La trayectoria que lleva en Bilbao es de destacar porque a pesar de no ser titular cada vez que ha salido ha cumplido con creces, siendo en muchos de los partidos uno de los destacados. En Europa League el año pasado fue uno de los mejores. Y este año en el que el Athletic nos está destacando por su gran juego y sí por la debilidad defensiva, él se ha convertido muchos partidos en protagonista. Me acuerdo sobre todo del jugado contra el Östersunds en Suecia, en el que le llegaban balones a puerta por tierra , mar y aire… y mantuvo al equipo en el partido con sus paradas. Ello le ha llevado a que en esta primera parte de la temporada seguramente haya sido uno de los jugadores más destacados.

El sábado le tocó también ser titular en Liga, en San Mamés contra la Real pero fue debido a la lesión de Kepa. Por cierto, sobre este tema de la lesión permitidme que haga un parón para dar dos collejas, una a los mal pensados y otra bastante más fuerte al Club y a su incomprensible y horrorosa política de comunicación. ¿Tan difícil era decir a lo largo de la semana que Kepa estaba entrenando con molestias? ¿Y no esperar a una hora antes del partido para decir que no juega? ¡Qué más quieren los mal pensados que tener carnaza a la que agarrarse! Tras este paréntesis decir que Iago, mantuvo la portería a cero, hizo un buen partido porque el poco trabajo que tuvo lo solventó sin problemas y encima fue el protagonista de seguramente la mejor jugada del partido haciendo un saque de puerta increíble, pasando el balón rapidísimamente y al pie a Susaeta, pillando desprevenida a la Real. Pena que Markel no pudo conseguir algo más. Pero impresionante Iago, con una visión del juego, que demuestra que está metidísimo en el partido y que es listo, muy listo. Y si a esto le unimos su juego de pies, miel sobre hojuelas, porque puso el balón donde quiso y rápido sin dar tiempo al equipo contrario casi a reaccionar. Perfecto. Y no es la primera vez que lo hace, y seguramente no será la última.

Iago, paciente también porque el culebrón Kepa seguramente a él es al que más afecta del equipo. Si yo estoy hasta el gorro del tema no me puedo ni imaginar cómo estará Iago. Yo, por supuesto, quiero que Kepa se quede, pero si no lo hace, sé que la portería es un puesto que tenemos perfectamente cubierto gracias a él, y a los que vienen por detrás Remiro, Simón…

Para acabar sólo decir que Zorionak, Iago, por tu trayectoria en el Athletic, y por tu temporada. Espero que sigas siendo muchos años portero de nuestro Club. ¡Aurrera Iago! y…

¡Aúpa Athletic!

Mikel Rico, el gran refuerzo del Athletic

Quién nos iba a decir a nosotros que Mikel Rico iba a ser protagonista positivo del equipo en tantos partidos seguidos. Seguramente nadie.

Otra vez destacado Rico (Foto: EFE)

Pero lo que son las cosas, o mejor dicho, así es el fútbol. Estamos hablando de un jugador que llevaba muchísimo tiempo sin jugar, no solo por estar lesionado, sino también por el hecho de no contar para los entrenadores (hablo también de Valverde). Pues bien, este año, con Ziganda y tras bastante tiempo lesionado, las circunstancias han hecho que haya tenido minutos. Saliendo desde el banquillo un par de veces se convirtió en el revulsivo del equipo, lo que ha hecho que se gane merecidamente la titularidad. En un año en el que Cuco no acaba de acertar con los propietarios de los medios centros del equipo, parece que ya no tenemos ninguna duda. Ahora el problema más bien es buscarle acompañante a Rico. Ayer la fiebre de San José hizo que el acompañante fuese Vesga. Pero ni San José, contra el Hertha, ni Vesga, contra el Levante le han ayudado mucho en su quehacer. Por eso mismo, quizá, ha resaltado más su trabajo. Jugador honrado donde los haya porque se deja la piel en todos los minutos que le dan. Yo lo comparo con Toquero, porque su trabajo, su energía y su derroche físico son incluso contagiosos para sus compañeros.  Mikel abarca muchísimo campo y producto de la presión que ejerce, recupera muchos balones. Además de eso tiene llegada. Pena que ayer su disparo fuese al palo porque se merecía un gol. Eso sí la jugada del 1 a 2 definitivo para su equipo surgió de sus botas, ya que fue él el que abrió a su izquierda para De Marcos. Y encima, no hay que olvidar que el de ayer fue su tercer partido entero en una semana. Así que, Zorionak, Mikel, ¡has hecho un trabajo enorme!

Enorme trabajo, ayudado también por los incansables Markel y Óscar, que de nuevo, destacaron en Levante por encima del resto. Así el equipo consiguió 3 puntos importantísimos que nos alejan un poco del descenso. Los resultados de los equipos que van por debajo nos habían metido una presión excesiva y los jugadores supieron gestionarla y conseguir un triunfo vital. Repito, en una semana en la que unos cuantos jugadores han jugado los tres partidos completos. Ayer se inició ganando en el minuto 4 y a partir de ahí se jugaron 30 minutos francamente buenos. El paso adelante del Levante les encerró en su área, acabando así el primer tiempo e iniciándose de igual manera el segundo, hasta que los levantinistas (se veía venir) consiguieron igualar el gol de Aduriz, por medio de un gol de Laporte en propia puerta, que debió ser anulado por fuera de juego claro. Lo que podía haber sido un mazazo para nuestros chicos se convirtió en el detalle que les espoleó para ir con decisión a por el triunfo. Tras el tiro al poste de Mikel, tuvimos la suerte de que ellos se metiesen el gol en propia meta también. De este modo, y de forma merecida, se consiguieron los tres puntos. Y a destacar la reacción tras el gol en contra. Nuestros chicos sacaron fuerzas de flaqueza y se fueron a comerse a los contrarios. Bien. Muy bien porque sino… ahora estaríamos a tres puntos del descenso, lamentándonos y repartiendo estopa a porrillo. Buf… menos mal y gracias por el enorme esfuerzo.

Ahora disponemos de toda una semana para recuperar a los jugadores y preparar con detalle el derbi, ya que la Real es el próximo rival y no va a venir aquí precisamente a pasear. Y si ya nos tienen ganas habitualmente, más que nos tienen ahora, por los malos resultados que están cosechando últimamente, y sobre todo, porque si les ganamos nos pondremos por encima de ellos en la clasificación. Así que leones,…

¡A por la Real y aúpa Athletic!