Desastre en el Villamarín

3 a 1 ganó el Betis en su casa a un Athletic al que todo le salió peor que mal desde el principio.

Muy mal los dos (Foto: EFE)

El equipo como está siendo habitual últimamente fuera de casa entró en el partido muy fallón. Perdiendo el balón rápidamente. Nico quería ser protagonista, recuperada la titularidad desde la pasada lesión, pero sus intentos de quiebros eran baldíos. En una de esas, llegó la contra del Betis que el Chimi culminó con maestría. 1 a 0, casi sin despeinarnos. Los rojiblancos seguían perdiendo balones y el árbitro ignoraba algunas faltas que parecían claras a nuestro favor, como la que precedió al segundo gol, cometida sobre Nico también, que no pitaron. Nueva contra y gol en propia de Berchiche. Infortunio total, aunque Yuri tampoco es que estuviese muy acertado en jugadas anteriores. 2 a 0 duro, que se convirtió en algo mucho peor cuando a Cuadra Fernández (el del silbato) le da un ataque y le saca una tarjeta a Nico, que no es casi ni falta, con una chulería, que tenéis que ver las imagenes para certificar que no exagero. Quizá por las protestas anteriores de nuestro extremo, se la sacó como diciendo: «Ala y está tarjeta estoy encantado de sacártela». Con esto no estoy disculpando lo siguiente que hizo Nico, ¡qué va!, porque fue lamentable su respuesta. Se autoexpulsó aplaudiendo al trencilla. No puede ser. ¡Que más quería ese árbitro! Segunda amarilla y a la calle. Nico, el solito, con una niñería acabó de poner la puntilla a su equipo. Espero, deseo, le pido al Club, que la multa sea de las de órdago a la grande. Porque no sólo se cargó la posible reacción contra el Betis, sino que tampoco va a jugar contra el Barcelona el próximo domingo. Jugada perfecta. Horrible Nico. El árbitro, como me recordó ayer un amigo, malo y malvado, pero el pequeño Williams no puede caer en ese error tan enorme. Por cierto, por si alguien no lo sabe a este árbitro, Vinicius el año pasado, le aplaudió cuando le sacó una amarilla, y ”casualidad», no le sacó la roja, como debería haber hecho. Pero la importancia de vestir de blanco es salvoconducto para el Real Madrid. Esto es asqueroso.

Hablando de cosas más agradables, Guruzeta en el descuento metió un precioso gol de corner que hacía pensar en el milagro para el segundo tiempo, pero… Imposible. Encima, cuando lo malo se multiplica poco puedes añadir, salvo el criticar desde estas líneas la otra bobada, en este caso de Vivian, con el Chimi, que le costó la quinta tarjeta, por lo que tampoco jugará contra el Barça. Ay, Dani, Dani. Multa también para él. Berenguer a punto estuvo de lograr el empate, pero fue un espejismo. Cardoso nos apuntilló, con el tercero. Y Valverde intentó que el mal fuera el menor posible por lo que quitó a Paredes, para que quede algún central para el domingo. Y dio descanso a otros para que el jueves se esté lo más fresco posible, después de la paliza de ayer. ¡Ah! y también quiero comentar lo desaparecido que estuvo Oihan (solo dispuso de los primeros 45 minutos), que lleva ya un montón de partidos que no es ni sombra de lo que es. ¿Qué le pasa? Encima Yuri se lesionó, y Ernesto dijo en rueda de prensa que Yeray se hizo un esguince el día anterior. El año que viene cuando nos toque ir a Andalucía le pedimos a la Federación a ver si nos exime del trago. En fin.

Y así, volvemos a desaprovechar el acercarnos a puestos Champions. ¿Vértigo al éxito? O ¿Síndrome en Andalucía? Ni idea. Pero, no hay manera. ¡Qué le vamos a hacer!

Eso sí la semana ésta, terrorífica, que empezamos, de 3 partidos definitivos, sobre todo el del jueves, debe enderezar su rumbo. Acordarse de los errores, para que no se repitan y a dar el todo por el todo contra el Atlético en Copa, que aunque tenemos un buen resultado, va a ser dificilísimo. Hay que ir muy puestos, y a esperar, desear, rezar, para que sea un buen arbitraje, y sobre todo, que juegue el Athletic como lo está haciendo en La Catedral este año. A ver si es verdad… ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Enorme Athletic vence al Girona

Si la semana pasada nos echábamos las manos a la cabeza por haber perdido dos puntos contra el Almería, ayer volvimos a ver al equipo potente que tantas alegrías nos está dando esta temporada.

Álex celebrando el segundo de su cuenta (Foto: Borja Guerrero)

Se venció 3 a 2, resultado muy corto para los méritos de unos y otros, pero victoria al fin y al cabo, además contra el gran Girona, que sólo había perdido antes contra el Real Madrid, dos veces. Si ya en Montilivi en la ida se jugó un partidazo, digno de ver, ayer tampoco le fue a la zaga. Segundo clasificado contra quinto, y dos equipos que van a por los partidos, sin especular. Se presuponía al inicio un buen espectáculo y no defraudó. Eso sí, para estar donde está el Girona me sorprendió la cantidad de fallos que cometió, en la salida de balón. Fallos que le penalizaron con dos de los goles de los rojiblancos, y con otro montón de jugadas que deberían habernos permitido acabar mas tranquilos el partido de lo que lo hicimos. Y uno de los «culpables» de ello, fue Iñaki Williams, que sí, marcó un golazo en el segundo tiempo, difícil de lograr, con suspense, dando primero al palo y luego adentro, pero que en el primer tiempo si hubiese estado un poco acertado, solo un poco, podía haber metido 4 goles, o hacer que los metiesen sus compañeros. Las falló de todos los colores y formas. Unos amigos me dicen que ayer mejoró mucho sus prestaciones con respecto a sus últimos partidos. Solo coincido en si se refieren a que se le vio más y participó en todas las jugadas de peligro, porque, efectivamente, fue así. Pero claro, es que las falló todas y cada una. Una fue al palo, pero es que en esa, en concreto, tenía fenomenal colocado a Guru para hacerle el pase de gol. En la primera que tuvo, en una pared con Unai, éste le bordó el pase, pero lo remató mal; como en varias más, remates erróneos, o pases atrás defectuosos. Una pena porque se podía haber acabado el partido, en ese primer tiempo, con 6 o 7 ocasiones clarísimas. Ellos tuvieron 3. Una de ellas sacada con una buena mano de Simón. Perfecto. Del primer tiempo, también destacar el gol de Berenguer (está de dulce) a los 88 segundos de partido y el mal arbitraje de Sánchez Martínez. Un desastre con las tarjetas. Herrera del Girona pisó a Ruiz de Galarreta, y nada. Aleix García, derribó a Unai Gómez que se iba en contraataque, y tampoco. Plantillazo a Yuri y nada. Eso sí, el pisotón de Lekue a un contrario, tarjeta. Que claro que era, pero también las otras. Además, está la jugada en la que el portero salió del área con el balón agarrado. Clarísimo en el campo y clara también en la tele. Nada. Sigan, sigan.

En el segundo tiempo, se empezó de la peor forma posible. Iñaki hizo un pase «bueno’, pero al contrario, y en esa perdida, casi marcan, y si no lo hicieron fue porque Unai sacó el pie, pero en la continuación de la jugada, sí que llegó el empate. Para desesperación de todos, ya que no era en absoluto merecido. Pero si algo tiene el Girona es pegada. Les dejas media oportunidad y te meten uno. Una pena.

Menos mal que al de poco, y tras 5 minutos nuestros de inspiración voltearon el resultado, con un 3 a 1. Otro de Berenguer (doblete), tras robo y maravillosa asistencia de Guruzeta. ¡Vaya trabajo está haciendo Gorka! Extraordinario. También hizo un jugadón en el primer tiempo que debería haber acabado en gol sí Iñaki, hubiese estado medianamente acertado. Eso sí, Iñaki, a pase de Yeray, con un balón largo, controló, se deshizo del defensa y bacalao. Perfecto, ahí sí, perfecto. Por otro lado, repito que sorprendente la endeblez defensiva de los catalanes, porque en este periodo, les podía haber caído alguno más. Así como horroroso el trencilla con su inexistencia de tarjetas para ellos. Eric García debió ver la segunda por derribar a Unai Gómez, impidiendo otro contraataque. Pero nada, nada.

Pero ¡cómo nos gusta sufrir!,… de la nada otra vez ellos, en este caso en una falta lateral, consiguieron el 3 a 2, con muchísimo tiempo por delante, para ahondar en el disgusto, lo que probó la fortaleza de los corazones más aguerridos. Menos mal que no pudieron aguarnos la fiesta, otra vez gracias a Unai, que tras una media salida, lo solucionó sacando el pie, para evitar el gol. Y seguido, Vivían sacó la cabeza para evitar un gol ya cantado. ¡Qué agobio! Hubiese sido injustísimo y nos hubiéramos quedado con cara de tontos. Menos mal que no. Así que todos a disfrutar de la victoria y de los 3 puntos importantísimos, tanto a nivel de moral, como de puntuación. Zorionak chavales!

A destacar, además de a los mencionados Gorka y Álex, otra vez al centro del campo, a la sala de máquinas, porque de nuevo estupendo Prados y muy bien Galarreta y Gómez. Yeray (que se fue tocado) y Vivian también muy bien. Trabajo coral, y el esfuerzo se vio recomponsado.

Todos a disfrutar de lo logrado, pero a seguir trabajando. El domingo que viene nos toca ir al Benito Villamarín, donde nos tienen tanto cariño y que no se nos suele dar muy bien. Además es uno de los equipos perseguidores en la tabla. Sería fundamental puntuar. Pero recuerdo que es 4 días antes de la vuelta de Semifinales de Copa. A ver cómo lo gestiona Ernesto. Complicado. ¿Hará rotaciones? Yo de hacerlos tengo una muy clara en la cabeza y es sacar a Julen en Liga y poner a Simón en Copa. Pero, no creo que lo haga. Sea como sea,… ¡a por los béticos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Guruzeta estelar en el triunfo del Athletic frente al Rayo

En un partido tan completo de todo el equipo suele ser complicado destacar a alguien, pero ayer Gorka, con lo que hizo, nos hizo disfrutar a todos y ayudó a que saliésemos de La Catedral más contentos que unas castañuelas.

Otro gol más (Foto: Borja Guerrero)

Muy buen partido el suyo, con gol incluido, lo cual le ha permitido superar sus números goleadores del año pasado, cuando metió 6, pero éste ya lleva 7. Además, hizo otro que anularon por fuera de juego (por un zapato) previo de Nico, que fue el que le hizo el pase. Por si fuera poco también igualó sus datos como asistente de la pasada temporada, ya que consiguió su primer pase de gol, con la zurda, cruzando toda el área, poniéndole un caramelito a Iñaki, que éste no desaprovechó, metiendo así el tercero de la tarde. Los movimientos de Gorka hacen que sea complicado defenderle. Ayer cayó bastante a banda, no solo en el gol citado, dejándole el interior a Nico en varias ocasiones. De hecho, los 3 delanteros ayer estuvieron en continuo movimiento ya que por banda izquierda estuvieron los tres y por la derecha los dos hermanos. Sí a ellos les unimos a los 3 del centro del campo, tenemos un equipo que ataca como los ángeles. Sancet es un dolor de muelas, con sus controles y giros en dirección a la meta contraria, y unos pases certeros entre líneas que suelen dejar en ventaja a sus compañeros. Ayer así lo hizo con Gorka en el gol que subió al marcador. Un lujo. Más atrás, teníamos a Ruiz de Galarreta, acompañado de Herrera debido a la lesión en el calentamiento de Vesga. Algo muscular lo dejó fuera, y con ese percance, pudimos disfrutar de una pareja de medios centros que son un lujo, por la capacidad de creación que tienen ambos, y por las soluciones que dan al juego, que siempre son positivas, lo hacen fácil, haciendo jugar mejor a sus compañeros. Muy bien. Encima, Ander, a pesar de su inactividad, acabó muy bien el partido. Su primero completo de la temporada. ¡Ojalá le respeten las lesiones, porque la calidad se le ve de lejos!

Por supuesto, tengo que volver a nombrar a Nico, que celebró ayer su renovación con un golazo, el cuarto de la tarde, segundo de la temporada, que le llevó a besar el escudo en la celebración, gesto que siempre suele hacer su hermano. No puedo menos que agradecer infinito su renovación. Enhorabuena a la Junta directiva por ello, y a todos los que han estado implicados, su familia, por supuesto Iñaki, y claro, al mismo Nico.

(Foto: Athletic Club)

Es un éxito para el Athletic ya que le permite fortalecer un proyecto de futuro, aunque solo haya sido por 3 años. Se podía haber ido a donde le diese la gana, sin dejar un solo duro en Bilbao, e imagino con una prima de fichaje de las mareantes. Así que, mil gracias, porque hubiese sido un auténtico desastre para nosotros. Un golpe difícil de encajar. Por ello, lo único que tenemos que hacer es disfrutarlo. No se sabe seguro la cláusula, parece que 60, me da igual que sea pequeña, si él sigue aquí, como es el caso. Es probable que el culebrón de si le contratan o no, siga en el candelero, pero por lo menos gratis no se va a ir, y el jugador ha demostrado que quiere seguir en Bilbao. Algo que desde mi punto de vista le va a favorecer infinito, ya que va a jugar sí o sí o sí o sí… Y en otro equipo, vaya usted a saber, porque al haber un montón de figuras, la paciencia no suele ser la característica más desarrollada, y si se juegan varios partidos pobres igual no vuelve a jugar. Lo cual es dificilísimo que le pase de zurigorri. Seguro que su propio hermano se lo ha dicho. Crece en Bilbao y ya hay tiempo de volar a otros equipos. Además con el equipo que hay ahora igual se puede soñar también. Hay proyecto, hay mimbres. ¿Por qué no? Sea como fuere, gracias Nico por quedarte y Zorionak porque estoy convencida que es lo mejor, a parte de para el Athletic, para ti mismo.

Iñaki, por su parte, sigue disfrutando a su vez de su mejor temporada. Ayer nuevo gol, el séptimo, y participó en el segundo ya que su pase lo convirtió en gol en propia Espino. El mayor de los Williams es un auténtico dolor de cabeza para las defensas. Muy bien.

Tambien tengo que hablar, otra vez de Iñigo Lekue y su muy buen partido. Uno de los mejores de Rayo, Isi palazón (que el año pasado nos provocó pesadillas), pasó bastante desapercibido y en parte fue por su culpa. Yuri Berchiche reapareció ayer los últimos minutos, pero el sustituido fue Óscar De Marcos, e Iñigo pasó a la derecha. Le hizo el pase de gol a Nico.

La defensa muy seria, aunque Paredes sigue perdiendo unos cuantos balones por partido a la hora de sacarlos jugados, lo que penaliza su juego. A ver si va reduciéndolo.

Con todo el Athletic pasó por encima del Rayo metiéndole un 4 a 0, sorpresivo porque el equipo madrileño era hasta este partido uno de los mejores equipos a domicilio. De hecho, sólo había recibido 3 goles en 7 partidos, ni siquiera el Madrid consiguió meterle gol en el Bernabéu, quedaron empate a 0. Y la semana pasada, empataron en Vallecas a 1 contra el Barcelona. Ahí es nada. Lo cual da mucho más mérito a la victoria y al modo de lograrla, ya que el Rayo no es cualquier equipo. Y ayer no tuvieron ni media opción, bueno, sólo nos hubieran metido en problemas si llegan a hacer gol en la ocasión que tuvieron nada más empezar el segundo tiempo, que remató fuera Unai López, tras dos despejes defectuosos de Simón y Vivian. Pero justo al minuto siguiente Espino se marcó en propia puerta. A partir de ahí solo hubo un equipo en el verde. ¡Ah! Por cierto, de suplente de ellos salió Falcao, que intentó llegar, como siempre, a su cita con el gol cuando juega contra el Athletic (es al que más goles le ha metido en su carrera), pero Simón se lo impidió con una de sus paradas. Era al final del encuentro, pero Unai muy bien.

Y así, con esta ilusión, afrontamos el domingo y lo que viene. Pero como digo siempre sin confianzas, seguir trabajando a tope y a por la Copa, esta vez contra el Cayón, que aunque sea de menor categoría se va a dejar el alma por hacernos un lío. ¡A por el Cayón! Y…

¡Aúpa Athletic!

Buen empate del Athletic en Girona

El Girona demostró ayer de nuevo que el que esté colíder con el Real Madrid no es casualidad. Muy buen equipo, ante el cual el Athletic hizo un muy buen partido.

Otra vez Iñaki (Foto: EFE)

Solo se consiguió el empate, los tres puntos se los podía haber llevado cualquiera de los dos equipos, pero los rojiblancos deben volver a Bilbao con la autoestima muy alta, por el nivel de juego desarrollado durante prácticamente todo el partido. De hecho, Michel, entrenador del equipo de la Liga, dijo que el Athletic había sido el mejor conjunto que había pasado por su estadio, a pesar de que también había pasado por allí el Madrid, y también el que mejor les había hecho la presión. Que había sido un partidazo. De acuerdo con él. El Girona es el equipo que más goles lleva y los nuestros desde el minuto 1 a presionar arriba intentando que no saliesen, robar alto y meterles en problemas. Así se hizo y gozaron de bastantes oportunidades en el primer tiempo, algunas clarísimas. Pero la falta de puntería y el acierto de su portero impidieron que se moviera el marcador. Ellos también tuvieron, pero Unai sacó una muy buena, y las demás no fueron a puerta. Eso sí, De Marcos sufrió lo que no está escrito. Sávio, para mí el mejor del partido de largo (a pesar de que fue nombrado Nico), le volvió loco. Eso sí, hay que decir en su descargo que Iñaki no le ayudó mucho Bueno, imagino que Valverde le diría algo porque en el minuto 40 se le vio al lado de Óscar, sacando un balón en defensa. Menos es nada. Sorpresivamente, por todas las oportunidades, se llegó al descanso con empate a cero.

En el segundo tiempo ambos equipos siguieron con intención de hacerse con el partido. Por desgracia, el que primero golpeó fue el equipo de casa, en un contragolpe que no debió existir porque el árbitro, Melero, más casero imposible, debió pitar falta a Nico, enésima que le hacían y que no le pitaban. Falta clara que os dejo aquí en un tweeter de Athletic Xtra

Por cierto, también le hicieron una entrada criminal a la rodilla, que podía haber sido roja. Y en el primer tiempo la cama que le hacen a Íñigo Ruiz de Galarreta, en el borde del área, a un metro de su nariz… telita. Que algo tan claro estando a esa distancia no se pite es porque no se quiere pitar. Casero de libro. O antiathletic de libro. Y si no es una de estas dos posibilidades,… a la óptica seguro. Y si va a la óptica, que aproveche y se lleve a Eric García que al acabar dijo que el Athletic metió la única ocasión que tuvo. Madre mía, que estaba… ¿durmiendo?

Vuelvo a que el Girona se adelantó en el marcador, con jugada por banda de Sávio, acabada por Tsygankov. Los rojiblancos siguieron a lo suyo, y en una transición rapidísima, que era a lo que más miedo tenía Michel, Sancet asistió a Iñaki para que se inventase un buen gol con la zurda. El sexto de la temporada, o más bien del temporadón que está haciendo el mayor de los Williams. Nico también hizo muy buen partido. Y Oihan, que lleva unos 3 últimos encuentros muy buenos, dando 3 asistencias y metiendo un gol. A seguir así. Lekue también estuvo bien y como muchas veces es el saco de los golpes, creo que hay que destacarlo cuando lo hace bien. La confianza que le ha dado Ernesto parece que le ha sentado de maravilla. A seguir así también. Y no me puedo olvidar del trabajo de Vesga y de Ruiz de Galarreta. El buen hacer es compartido por muchos. Tras el empate se siguió intentando ganar el partido, pero ni uno ni otro lo consiguieron. Quizá el Athletic acabó fisicamente más fuerte, pero ellos también tuvieron acercamientos finales complicados, así que al final, muy contentos con el punto y, sobre todo, contentos con las sensaciones. Vuelvo a repetir, como en otros partidos de esta temporada, que en años anteriores esto lo hubiésemos perdido. Este año no. Mérito del equipo que está haciendo muchas cosas bien. Me vuelvo a repetir y digo que… a seguir así. Llevamos 14 jornadas y solo hemos perdido 3. Dato importante y de mucho mérito.

Este buenísimo punto hay que mejorarlo el sábado contra el Rayo en La Catedral. ¡A por el Rayito! Y, como siempre,…

¡Aúpa Athletic!

Iñaki Williams on fire también contra el Alavés

La caña que le he metido siempre a Iñaki hace que me ilusione mucho más el destacarle, pero aclaro que no es solo por este partido, sino por los últimos 5 que ya lleva disputados. Me olvidó del primero porque contra el Real Madrid el nivel fue muy malo (el de él y el de la mayoría).

A seguir así (Foto: Borja Guerrero)

Pero de ahí en adelante, muy bien, cada vez mejor. Por el trabajo, no para ni un segundo y lo intenta continuamente, pero sobre todo, por su presencia en todo el juego ofensivo del equipo. La banda es su lugar, y a pesar de que se ha insistido muchísimo con él de delantero centro, creo que este año, es imposible no verlo. Debe estar en banda. Ernesto, por favor, que siga ahí. Ayer volvió a meter gol, su tercero, ya con lo que iguala a Guruzeta como máximo goleador del equipo. Gol precioso, por la asistencia de Vesga, por su control y su definición, sobrepasando muy fácil a Sivera. Falló uno que parecía mucho más claro, pero Iñaki nos hace estas cosas. Poco después asistió a Oihan, para que pusiese en el marcador el definitivo 0 a 2, logrando así ganar en Mendizorroza, 20 años después, aunque solo haya habido 7 partidos en dicho tiempo. Pero no está de más ir acabando con todo tipo de campos gafes. Iñaki, sigue así todo lo que puedas, jejeje, y si es toda la temporada, mejor que mejor. Zorionak!

El Athletic jugó un partido muy serio pero los últimos minutos fueron de hacérselo mirar. De hecho, no creo recordar ver a Ernesto Valverde tan enfadado en el banquillo, mostrando un ataque de ‘ira», que fue continuado en el tiempo. Raro verle así. En casa estábamos igual de enfadados, pero volvió a emerger la figura de Unai Simón. ¡Vaya dos paradones hizo! A otro le hubiesen metido ese balón entre las piernas, pero .. a él no. ¡Y como se hizo grande ante Kike García! Buf… Estamos hablando de solidez defensiva, pero los dos finales de estos dos últimos partidos, me hacen dudar de dicha fortaleza defensiva. En ambos partidos, la sensación es que si no llega a estar Unai hubiese caído algún gol, con lo que las probabilidades de haber perdido alguno de los puntos logrados hubiesen aumentado. Unai es un crack, y solo pensar que igual lo rotan en la portería, buf… Sé que Julen es muy bueno, pero… Lo de Simón es otro nivel.

Oihan tambien está destacando. Verle darse la vuelta y encarar hacia portería es una auténtica gozada. Los contrarios saben que va a hacer eso pero… no son capaces de pararle más que algunas contadas veces. Esos giros, buf… Que los siga trabajando que nos van a dar muchas alegrías.

La única tristeza de Mendizorroza fue la lesión de Íñigo Ruiz de Galarreta, porque su importancia en el juego es enorme. Ayer también. Hace fácil lo difícil, permitiendo saltar la línea del centro del campo con un solo toque. Así como sin darle importancia. ¡Vaya faena su lesión! Salió del campo cojeando ostensiblemente! En esta Liga me está pareciendo uno de los jugadores más diferenciales del grupo, quizá el que más, y eso que está habiendo unos cuantos jugadores destacados. A ver si es para poco tiempo, y que los que le sustituyan lo hagan igual de bien, aunque me parece muy complicado.

Bueno, y con esta alegría, comenzamos el fin de semana, que siempre es mejor con 3 puntos, que saben a gloria. Y ahora a preparar el partido del miércoles con el siempre desagradable Bordalás, y su Getafe marrullero. Desearía que el árbitro de turno no le dejase desarrollar ese juego que dominan tan bien y que es todo menos bonito. Sí los árbitros hiciesen su trabajo, el Getafe no podría jugar así, pero mi confianza en el estamento arbitral no es que sea mínima, es que no existe. Por cierto, el Muñiz que perpetró ayer en Gasteiz, telita marinera. Vaya arbitraje, y sí, lo digo a pesar de que ganamos 0 a 2, pero es que no tuvo desperdicio. Las dos tarjetas a Berenguer y a Berchiche, en el primer tiempo, después de los dos pisotones previos de los alaveses, fueron de no creer. Ya sé que la de Álex fue por desplazar el balón, pero no sé cómo hubiese reaccionado yo, después de que casi le arrancasen el tobillo de un pisotón y nada, y seguido Álex contactó con el jugador, carga, y le pitan una falta que.. En fin… Por cierto, al acabar el partido, me dijeron que este trencilla era el fenómeno que solo sacó amarilla a Carvajal, cuando éste lesionó a Yuri. Perdón, otro amigo me corrige y me dice que Muñiz era el que estaba en el VAR, es decir, muchísimo peor porque vio la imagen a cámara lenta.

Alejandro Muñiz Ruiz: suspenso (Foto: Borja Guerrero)

Así que hago la pregunta que haría mi padre: ¿Este árbitro es malo o malvado? Para no andarme con medias tintas, mi respuesta es que es las dos cosas. ¡A por el Getafe! Y…

¡Aúpa Athletic!