El Athletic a la deriva

He vuelto a dejar pasar un día para hablar sobre el partido del Athletic contra el Espanyol.

Otro desastre rojiblanco (Foto: Borja Guerrero)
No sé si ha sido por salud mental o por intentar verlo con un poco más de perspectiva (no es la primera vez que me pasa). Me gustaría ser más optimista pero… la situación da un poco de miedo. Los números del equipo son horrorosos pero creo que todavía es peor la imagen que estamos dando partido tras partido. Al principio me agarraba a los buenos momentos que se jugaron contra el Barcelona, contra el Real Madrid, e incluso, la primera parte contra el Betis,… pero los últimos varapalos nos han dejado a los aficionados un poco tocados.
Berizzo continuó con su cambio de táctica, poniendo otra vez en Barcelona cemento armado en el centro del campo. Cemento muy sólido pero poco o nada creador. Ello hizo que el Espaynol estuviese acogotado el primer tiempo. No jugábamos nosotros a nada, pero ellos tampoco. Todo hasta que llegó un nuevo regalo en forma de autopista libre por la banda izquierda, que aprovecharon los pericos para centrar a placer, y que otra vez, se le tomase la delantera a Íñigo Martínez, recibiendo un nuevo gol mazazo al final del primer tiempo. El Athletic tuvo una reacción y en 3 minutos tuvo las dos únicas oportunidades del primer tiempo, pero sin suerte, ya que el palo y el portero, se interpusieron entre los tiros de Williams y Raúl García y el gol. Y así al descanso, con cara de tontos otra vez, porque tampoco ellos merecían ir por delante en el marcador.
El segundo tiempo de nuevo un quiero y no puedo, una incapacidad absoluta por crear juego u ocasiones de peligro. Ellos volvieron a disponer de unas cuantas pero el marcador ahí quedó. 1 a 0. Más que de sobra para ellos y un desastre para nosotros. Encima con daños colaterales, en forma de lesión de Raúl García, el cual todavía no me explico cómo fue capaz de acabar el partido tal y como se le dobló el tobillo; en forma de lesión de Yeray, dicen que tiene para un mes; y por una inoportuna quinta tarjeta que nos deja sin Dani García, para el sábado.
Conclusión: vamos al Wanda Metropolitano a jugar contra un equipazo y encima faltándonos 3 de los titulares y con otros jugadores que salen de inicio, que no están para muchos trotes.
Pinta mal. Muy mal.
Encima tenemos unas elecciones por ahí que acechan… y que igual hoy mismo Josu Urrutia anuncia cuándo van a tener lugar. Tal y como estamos quizá cuanto antes mejor… porque si seguimos así, que sean en marzo puede ser un desastre absoluto.
Espero también que en rueda de prensa se le pregunte al presidente si están pensando en un plan B, por si esto no remonta. Yo daría como plazo el partido del Getafe. Por lo menos que lo piensen… y si no es necesario, mejor que mejor, porque eso querría decir que el Athletic ha dado la campanada contra el Atlético de Madrid. ¡Ojalá!

¡Aúpa Athletic!

Batacazo contra el Villarreal

0 a 3 en La Catedral contra un equipo que todavía no habia conseguido ganar.

Capa de lo mejor (Foto: EFE)
El Villarreal que a falta de no conseguir ser superior a nosotros en el primer tiempo se limitó a esperar el error, ese o esos que siempre cometemos para contento de los rivales, y una vez aprovechado, en el caso de ayer, darnos la puntilla y rematarnos vilmente, ante la incapacidad de reacción de los nuestros.
Ha sido como una vuelta al pasado reciente y al mísero juego de nuestros chicos, no por falta de ganas ni de trabajo, sino por simple incapacidad. Incapacidad sobre todo de mover con un minimo de velocidad el balón, la suficiente como para que no seamos tan previsibles. Antes de que den el pase ya sabemos a quién y a qué posición va a ir. Lo sabemos nosotros y lo que es peor, lo sabe el contrario. A esa velocidad es imposible sorprender.
Otro problema es la falta de un nueve específico. ¿Williams lo es? En principio, no parece. La paciencia que para Job es infinita a mí se me está acabando hace mucho. Sigo esperando pero… cada vez me cuesta más. Sus carencias me parecen más que sus habilidades. Pero paciencia. Más paciencia necesitamos, porque va a ser un buen jugador y las prisas no nos pueden hacer perderlo. Pero mientras nosotros somos pacientes, espero que todas sus carencias se estén trabajando en Lezama. ESPERO.
Hay que destacar el golazo de Fornals casi de medio campo. Imparable.
Destacar también a Unai Simón otra vez, que nos ha mantenido en el partido en el primer tiempo con un paradón. En el segundo, ha hecho otras dos paradas de mérito. Lo está haciendo muy bien.
Al último que destaco es a Capa. Sus internadas han sido de lo mejor del partido, junto con una internada y tiro de Yuri, por la banda contraria.
Berizzo no ha acertado con los cambios. Y preguntas para el mister, visto lo visto hasta ahora:
¿Era necesario dar descanso a Dani García? ¿No hubiese sido mejor ganar al Villarrreal y dar descanso a Dani contra el Barça?
Llevamos 5 partidos y es pronto para decirlo pero parece que Dani es insustituible.
Y ahora… contra un Barcelona herido en su casa. Hay que volver a dar la imagen de los anteriores partidos contra el Madrid y el Betis. Se puede.
¡A por el Barça y aúpa Athletic!

Unai Simón se consolida

Curiosamente de mis últimos cuatro comentarios escritos en este blog, tres tienen como protagonista a porteros del Athletic. Y no siempre es el mismo, sino que han sido tres porteros distintos.

Unai parando (Foto: Javier Zorrilla, EFE)
Desde que Valverde decidió alternar en la portería a los tres cancerberos de los que disponía, ¡enorme sorpresa para todos!, no hemos salido de una, para inmediatamente entrar en otra. Eso sí, en todas con un factor común, que el que se planta en la portería rojiblanca lo hace realmente bien, por lo que podemos concluir que Lezama es una gran factoría de porteros. De todas formas, no estaría nada mal que se acabasen los sobresaltos.
Mi amigo Miguel Ángel Puente comentó ayer en un tweet qué Unai Simón debería invitar a comer a Remiro y a sus representantes, como agradecimiemto, y estoy totalmente de acuerdo con la broma, porque el favor que le han hecho ha sido monumental. Nada menos que la oportunidad de debutar en Primera… , después de pensar que su sitio estaba en Elche de cedido. Eso sí, una vez recibido el favor, él ha sido el que se lo ha currado y ha demostrado que puede ser su puesto en propiedad, a base de paradas. Muy buenas paradas. Pocas, pero convincentes y encima en el mejor escenario posible, la Catedral, y contra el Real Madrid. Les avinagró el sábado haciendo que perdieran dos puntos. No sabían ni que teníamos portero y ahora resulta que todos saben hasta su nombre.
Ay… Remiro, Remiro,… has tenido un poquito de mala suerte, como también ha tenido mala suerte Iago, con su lesión. Seguramente hubiese sido titular… pero… toda la buena suerte ha sido para Unai.
Ahora sólo falta ver cómo discurre todo. Aunque tal y como está jugando el cachorro, y aunque renueve Alex (¡ojalá!), a ver quién es el guapo que le quita el puesto.
De nuevo puedo acabar diciendo… que… ¡bendito problema el tener unos porteros tan buenos!
Y para acabar, tengo que alabar el trabajo coral de todo el equipo el sábado ante un Real Madrid, superado por momentos pero con una calidad enorme individual, que jugador por jugador dan sopas con honda a los nuestros. Pero… no pudieron mas que empatar… ni siquiera con la labor de zapa del árbitro, sobre todo en el segundo tiempo. ¡Grandes, leones! Y…
¡Aupa Athletic!

San Mamés ovaciona a Puyol y a Joaquín

La catedral este fin de semana ha vuelto a demostrar que está con los buenos jugadores.

Puyol junto a Iribar (Foto: Athletic Club)
En este caso los ovacionados han sido Puyol y Joaquín. El primero de ellos al recibir el premio One Club Man que por cuarto año consecutivo entrega el Athletic a un jugador qe haya destacado y pertenecido siempre a un mismo club. Premio que es un acierto de esta Directiva porque sirve también además de para premiar una fidelidad, algo fundamental en nuestra filosofía, para extender o ampliar el radio de acción en el que se nombra a nuestro club. Los anteriores premiados han sido Matt Le Tissier, Sepp Maier y Paolo Maldini. Esta vez el elegido ha sido un catalán Carles Puyol que lo tenía bien merecido y así lo demostró el público de San Mamés con su enorme ovación. Además de aplaudirle muchísimo, me emocioné. Me gustó que en el vídeo que pusieron al inicio del homenaje, (vídeo de Athletic TV) apareciese el momento en que Xavi y él, al dar la vuelta de honor tras ganarnos la Copa del Rey en Valencia, sacaron la ikurriña y la bandera del Athletic, mientras nos aplaudían. Gran detalle por su parte. Algunos que discutían el darle el premio a él decían que es más fácil quedarse en un club como el Barça en donde se ganan títulos. Que era más genuino el premio a Le Tissier… Pues igual sí pero… es muy difícil siempre encontrar alguien como Matt, asi que a mí dárselo a Puyol me parece perfecto. Y tampoco me importaría dárselo a Xabi Prieto, que este año se retira tras pasar toda su carrera en la Real, porque lo merece igual que los otros.

Joaquín devuelve los aplausos al público (Foto: la Liga)
Sobre Joaquín decir que en el descanso del partido me preguntó mi hija que por qué se le tiene cariño a este jugador bético. Le contesté que supongo que será por su calidad, por su simpatía y por los años que lleva en la élite. Además de porque siempre ha sido un jugador noble en el campo y nada marrullero. Añadí que si le cambiaban en el segundo tiempo seguramente saldría ovacionado. Y, efectivamente, así fue. Una ovación casi tan grande como la que se llevó Puyol. Grande y merecida. Él salió encantado y así lo ha dicho, tras el partido, en las redes sociales. Siempre ha hablado bien de San Mamés y en esta situación no podía ser menos. San Mamés dictó sentencia como muchas otras veces. Y seguro que ahora alguien me salta con la coletilla esa de que a Iniesta le pitamos. Sí, sí se le pita. Es un excelente jugador pero aquí no se olvida aquella vez en que simulo más de la cuenta y consiguió que expulsasen a Amorebieta. ¿Que somos un poco rencorosillos? Pues sí. ¿Que el jugador también lo es? También… y lo digo por sus posteriores declaraciones menospreciando San Mamés, lo que supongo que también echó más leña al fuego y más motivos para pitarle. Sí, a Iniesta se le pita, ¡a ver si no vamos a poder hacerlo!… Como hacemos lo contrario y aplaudimos a su compañero Xavi, incluso en un mismo partido, y así lo demostramos el año pasado que la pitada a uno y la ovación al otro fueron consecutivas ya que Xavi sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo. Quizá a mí en el caso de Iniesta me hubiese gustado más la indiferencia, pero… San Mamés es así. Aquí se ha aplaudido también a jugadores del Madrid, y lo destaco porque es un equipo, al que no hace falta ni que lo diga, que aquí se le tiene bastante “paquete”… por ejemplo a Raúl, y muchos años antes a Juanito… y a muchos más. Se seguirá haciendo. Y estaré orgullosa de que así sea. Porque sí, porque es La Catedral.
¡Aúpa Athletic!

¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de “señorío y deportividad” de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!