¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de “señorío y deportividad” de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!

¡Enhorabuena, Josu Urrutia!

Al César lo que es del César, así que a Josu le doy mi ovación más cerrada.

Firma de Iñigo Martínez (Foto: Athletic Club)

Estoy que no salgo de mi asombro y supongo que igual están todos los Athleticzales. La sequía más absoluta en cuestión de fichajes por parte de nuestro equipo en los últimos años, se ha convertido en una locura, bendita locura de nuevas incorporaciones. La última ayer, la de Íñigo Martínez, un auténtico bombazo. Bombazo que aplaudo sin ningún pudor. Me da igual que se haya pasado media vida en la Real Sociedad. No me importa que sienta los colores blanquiazules. Se me han olvidado las declaraciones que hizo contra nuestro equipo. Bueno… esto último es mentira, más que nada, porque ayer las volví a escuchar unas 100 veces, pero me dieron igual porque sé que los futbolistas muchas veces dicen cosas. única y exclusivamente, para agradar a sus aficionados. De hecho, ayer Iñigo en la rueda de prensa de presentación dijo cosas para convencernos a los zurigorris que es buen fichaje. Guiños, que supuestamente nos engañan como a chinos. Nos engañan o nos dejamos engañar porque, en mi caso, prefiero, como es mi jugador, apoyarlo sin más. Ya es uno de los nuestros. Otras veces antes ha pasado y seguirá pasando. Ejemplos tenemos y muy cercanos. Simplemente con que os nombre a Raúl García ya no hace falta que mencione más. Un profesional como la copa de un pino. Odiado a más no poder aquí, hasta que jugó su primer partido en San Mamés, metió un gol y se dejó el alma por nuestra camiseta. Se acabó el debate, por lo menos para mí. Ongi etorri, Iñigo Martínez y a sudar la camiseta.

Y repito, enhorabuena Josu porque ha sido un acierto. Se ha ido un gran jugador como Aymeric y necesitábamos un refuerzo en ese puesto. Por la mitad de dinero del recibido hemos traído a un jugador de similares características. ¡Chapeau! Además, esto refuerza nuestra situación de que los mejores jugadores vascos deben jugar en el Athletic. Un jugador franquicia de la Real, ha decidido abandonar su club y venirse al nuestro. Dando una bofetada a sus colores importante. Fuera sentimentalismos y fuera monsergas. Los jugadores son profesionales y muchos van donde más dinero les dan. Se acabó. Para la Real un golpe bajo. Pero yo que ellos me lo tomaría con deportividad, como nosotros nos hemos tomado el golpe bajo del City llevándose a nuestro central estrella. Coger el dinero y sobre todo, ellos que pueden, fichar a alguien mucho más barato que quizá a la larga te dé tan buen rendimiento como el jugador perdido. Tienen como mercado el mundo entero. Tan difícil no será. Tienen un mes para hacerlo. A nosotros nos sale carísimo pero porque nosotros lo hemos decidido, así que cuidado porque el resto de los jugadores de la Real igual acaban también aquí. Una vez uno dado el paso, y encima siendo el capitán, igual quieren venir más.

Por cierto, sobre Aymeric, sí que quiero  decir, que además de darle las gracias por la anterior renovación que ahora nos da este porrón de millones, sí que me hubiese gustado que se fuese en verano y no ahora. Pero… el mercado es el mercado y ante jeque con chequera poco importan nuestros deseos. Sí que también hubiese preferido que lo hubiese dicho antes. Seguro que el jugador ya lo sabía y ese tiempo de no desvelar el secreto igual le ha supuesto al Athletic perder a Eneko Boveda gratis. Ahora muy bien, porque ha venido Iñigo Martínez, pero si no llega a venir… Y sí que me parece una faena no haberlo sabido antes. Además en verano quizá el ondarrutarra hubiese salido más barato. Pero… es demasiado pedir… Aún con ese pequeño rencor, le deseo a Aymeric lo mejor. Mucha suerte en tu nueva andadura. Ah, y otro aplauso al Club, a la directiva y al presi por hacer que la despedida sea una despedida buena, inteligente, no como las anteriores… Aymeric ha dejado la puerta abierta y el Club también. Con el mercado tan reducido que tenemos, que menos que actuar así de manera inteligente. No como las anteriores.

Conclusión: ¡Chapeau por el Club y por su cambio de estrategia! Había que reforzarse y se está haciendo, y encima dejando que el que se va lo haga bien. Plas, plas, plas, plas…. Ah, y además parece que hoy podrían anunciar también la incorporación de Mikel Merino… y… como dicen los adolescentes: “Buah, chaval… ¡Qué pasada!” Si es como digo… Plas, plas, plas, plas,… Ah, y se me olvidaba la última… Ves, Josu, ¿como no es tan difícil desmentir algo que dicen los periodistas? Me encantó ayer escucharte decir que el contrato hecho a Iñigo ni es por el dinero que han dicho, ni pasa a ser el jugador mejor pagada de la plantilla. Muy bien. Frase dardo dirigida a ese medio escrito que no para de echar toda la porquería que puede al Athletic. Una frase sencilla, que defiende los intereses de nuestro Club y que deja a cada uno en su sitio. Plas, plas, plas, plas,…

Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!

 

Agur Laporte y ¿ahora qué?

Para algunos se cierne el apocalipsis sobre el Athletic. ¿Tienen razón? Antes de contestar quizá estaría bien observar  quiénes son los que se rasgan las vestiduras y ven el fin de nuestro Club tal cual es ahora o le vaticinan un futuro más negro que el carbón. Estos son, casualmente, los mismos que cada vez que se ve un pequeño bache en la clasificación ya comienzan a hablar de dificultades y apertura de fronteras, de cara a cambiar de filosofía. Son los mismos que casi disfrutaban viendo que Kepa se iba a ir…  porque decían que carece nuestro club de proyecto deportivo (segun ellos claro). Kepa no se va, no solo eso, sino que ha firmado un buen número de años y con una cláusula enorme. Casi casi igual que Williams. Bah… son detallitos que no tienen importancia porque… Kepa ha querido irse (otra vez, segun ellos, claro). Pero lo de Laporte… ESO SÍ ES GRAVE (para ellos). Ahora parece que nos hemos quedado sin proyecto. Que la globalización y la mercantilizacion del fútbol nos deja sin margen de maniobra. Conclusión (para ellos, aunque no la digan): hay que abrir fronteras.

¡Qué pesados! Siempre con lo mismo. Son como la gota malaya. Sin decirlo pero dejándolo caer. Hay que cambiar… sino…

Pues no. Me niego. Claro que han cambiado los tiempos y que ahora es una auténtica locura todo lo que conlleva y mueve el fútbol. Las cifras son cada vez mas escalofriantes y contra ellas pocas armas tenemos. Pero nosotros tenemos que seguir a lo nuestro, manteniendo la diferencia, que muchas veces es la que nos da ese plus de fuerza para seguir adelante. Siempre se han ido jugadores y se seguirán yendo. Pero también ha habido otros que se han quedado pudiéndose largar. Hace mucho Iribar,  ayer Julen, hoy Kepa e Iñaki. Proyecto hay porque el clasificarse casi todos los años para UEFA ya es algo, porque ir a finales ya es algo. Porque ganar un título ya es algo. Y el que no lo quiera ver es  porque tiene otros intereses. Proyecto en el Athletic ha habido, hay y habrá. El Athletic con su singularidad siempre se ha sobrepuesto a los malos momentos y lo seguirá haciendo. El llegar a buen puerto consiste en ser los más listos del lugar, el adelantarse a los acontecimientos, el apostar por cantera o jugadores antes de ser cracks, el intentar blindarlos y si se los llevan, ya intentaremos invertir el dinero de la mejor manera posible: o en escuelas o en contratar a esos pocos jugadores que entran dentro de nuestra filosofía y que pueden ser válidos. Ser los mejores en formación, seguir trabajando, buscando otras fórmulas e ideas,…

¿Que se va Aymeric?, pues es una faena pero ya tenemos a Etxeita, a Núñez, a Yeray, a Óscar Gil,… Ya saldrá alguien que lo hará igual o mejor que él.

El Athletic, nuestro Athletic es éste. El de mis abuelo y el de mis padres. Todo ha cambiado alrededor, pero nuestra diferencia hace que esta nueva situación no suponga el apocalipsis que ven algunos. Kepa y Williams me lo han demostrado esta semana. No quiero otro Athletic distinto. Quiero a mi Athletic de siempre. ¿Y vosotros?

Y hoy… ¡a por el Eibar! Y ¡cómo no!…

¡Aúpa Athletic!

Mikel Rico, el gran refuerzo del Athletic

Quién nos iba a decir a nosotros que Mikel Rico iba a ser protagonista positivo del equipo en tantos partidos seguidos. Seguramente nadie.

Otra vez destacado Rico (Foto: EFE)

Pero lo que son las cosas, o mejor dicho, así es el fútbol. Estamos hablando de un jugador que llevaba muchísimo tiempo sin jugar, no solo por estar lesionado, sino también por el hecho de no contar para los entrenadores (hablo también de Valverde). Pues bien, este año, con Ziganda y tras bastante tiempo lesionado, las circunstancias han hecho que haya tenido minutos. Saliendo desde el banquillo un par de veces se convirtió en el revulsivo del equipo, lo que ha hecho que se gane merecidamente la titularidad. En un año en el que Cuco no acaba de acertar con los propietarios de los medios centros del equipo, parece que ya no tenemos ninguna duda. Ahora el problema más bien es buscarle acompañante a Rico. Ayer la fiebre de San José hizo que el acompañante fuese Vesga. Pero ni San José, contra el Hertha, ni Vesga, contra el Levante le han ayudado mucho en su quehacer. Por eso mismo, quizá, ha resaltado más su trabajo. Jugador honrado donde los haya porque se deja la piel en todos los minutos que le dan. Yo lo comparo con Toquero, porque su trabajo, su energía y su derroche físico son incluso contagiosos para sus compañeros.  Mikel abarca muchísimo campo y producto de la presión que ejerce, recupera muchos balones. Además de eso tiene llegada. Pena que ayer su disparo fuese al palo porque se merecía un gol. Eso sí la jugada del 1 a 2 definitivo para su equipo surgió de sus botas, ya que fue él el que abrió a su izquierda para De Marcos. Y encima, no hay que olvidar que el de ayer fue su tercer partido entero en una semana. Así que, Zorionak, Mikel, ¡has hecho un trabajo enorme!

Enorme trabajo, ayudado también por los incansables Markel y Óscar, que de nuevo, destacaron en Levante por encima del resto. Así el equipo consiguió 3 puntos importantísimos que nos alejan un poco del descenso. Los resultados de los equipos que van por debajo nos habían metido una presión excesiva y los jugadores supieron gestionarla y conseguir un triunfo vital. Repito, en una semana en la que unos cuantos jugadores han jugado los tres partidos completos. Ayer se inició ganando en el minuto 4 y a partir de ahí se jugaron 30 minutos francamente buenos. El paso adelante del Levante les encerró en su área, acabando así el primer tiempo e iniciándose de igual manera el segundo, hasta que los levantinistas (se veía venir) consiguieron igualar el gol de Aduriz, por medio de un gol de Laporte en propia puerta, que debió ser anulado por fuera de juego claro. Lo que podía haber sido un mazazo para nuestros chicos se convirtió en el detalle que les espoleó para ir con decisión a por el triunfo. Tras el tiro al poste de Mikel, tuvimos la suerte de que ellos se metiesen el gol en propia meta también. De este modo, y de forma merecida, se consiguieron los tres puntos. Y a destacar la reacción tras el gol en contra. Nuestros chicos sacaron fuerzas de flaqueza y se fueron a comerse a los contrarios. Bien. Muy bien porque sino… ahora estaríamos a tres puntos del descenso, lamentándonos y repartiendo estopa a porrillo. Buf… menos mal y gracias por el enorme esfuerzo.

Ahora disponemos de toda una semana para recuperar a los jugadores y preparar con detalle el derbi, ya que la Real es el próximo rival y no va a venir aquí precisamente a pasear. Y si ya nos tienen ganas habitualmente, más que nos tienen ahora, por los malos resultados que están cosechando últimamente, y sobre todo, porque si les ganamos nos pondremos por encima de ellos en la clasificación. Así que leones,…

¡A por la Real y aúpa Athletic!

La mala suerte de Cuco Ziganda

No me quiero erigir en la defensora a ultranza de nuestro entrenador Cuco Ziganda. Simplemente quiero comentar una serie de cosas que me llegan a concluir que la mala suerte que está teniendo es muy real.

¿Mala suerte? (Foto: Athletic Club)

Para empezar comentar que el equipo que tiene Ziganda es el mismo que tiene el Club desde hace 2 años, no ha habido ni una mísera incorporación. Es decir, son los mismos jugadores, pero claro, con 2 años más, lo que en el caso de algunos y visto su DNI puede suponer un problema. Supongo que al coger el equipo solicitaría refuerzos a la Junta Directiva. Pero por todos es conocida la habilidad de nuestros dirigentes en este tema. Perdón, he dicho habilidad y quería decir, extrema torpeza.

En segundo lugar, la elección del entrenador en muchos foros no fue bien acogida, por lo que prácticamente desde el minuto uno, hiciese lo que hiciese, tenía críticas, lo que supongo tampoco habrá ayudado mucho, porque la sensación de estar jugándote el puesto cada poco, no debe ser sencilla de llevar.

A ello hay que unirle el que el equipo tuvo que empezar a competir muy pronto jugándose desde los primeros partidos las habichuelas pues de ellos dependía que estuviésemos en Europa League o no. Partidos en los que se jugaba sin alguno de los supuestos titulares por enfermedad, como Yeray, o por estar lesionados, cómo es el caso de De Marcos o de Iturraspe,  o de Rico.

Bastantes jugadores estaban flojos con respecto a lo que nos tienen acostumbrados: Laporte, Williams, Aduriz, Raúl García, San José, Beñat… Vamos lo que viene siendo casi un equipo completo. La sala de máquinas del equipo, los mediocentros no funcionaban. Uno de los más utilizados el año pasado, Beñat, empezó flojo y perdió la titularidad, hasta que sorpresivamente nos enteramos que tenía problemas de pubis, por lo que tuvo que ir a Alemania a que le metiesen la tijera. “Espectacular y acertada” política de comunicación del Club que no había dicho absolutamente nada… de modo que unos criticaban a Ziganda por no sacarle y otros criticaban a Beñat cuando salía porque estaba bastante mal. Pero… Lo que estaba era lesionado. Alucinante. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Por qué no se operó en verano?

Otro enorme problema añadido. El jugador con mucha diferencia que mejor estaba jugando y que en muchos partidos se estaba echando el equipo a la espalda, Iker Muniain, se vuelve a romper los ligamentos de la rodilla, de modo que nos tenemos que olvidar de él hasta la temporada siguiente.

Durante todo ese tiempo Cuco hace todo tipo de variables, con sus jugadores en el centro del campo, para conseguir algo que funcione. Los más utilizados, Mikel San José y Mikel Vesga, demuestran una y otra vez que con ellos no funciona el equipo. Se recuperan Itu y Rico, y empiezan a tener más presencia, mejorándose así la creación y la contención.

A Iñaki no se la reconoce, no se sabe lo que le ocurre, pero no es ni sombra del jugador que fue el año pasado. Ha metido algún gol que nos ha venido muy bien pero han sido como oasis dentro del mal hacer. Esto hace también que a Aduriz no se le pueda dar mucho descanso.

Laporte tampoco es ni de lejos el jugador que fue antes de lesionarse de gravedad hace dos veranos. Sigue cometiendo errores de bulto con muchísima frecuencia. Errores impropios para la calidad que tiene. Y su compañero de baile el año pasado, con el que se compenetró de maravilla, Yeray, estaba recuperándose de su grave enfermedad. Ahora ya recuperado se tiene que poner bien físicamente.

Además de recuperarse Iturraspe de la lesión, también lo hace De Marcos, pero en su primer partido, partido más que notable, recibe un golpe que le vuelve a lesionar.

Supongo que Cuco estará buscando a ver quién es el que le está haciendo vudú, porque la mala suerte que estamos teniendo este año es evidente, con las lesiones y con los muchos jugadores que no están bien. Bueno, y con alguna brillante mente pensante, que visualizó, intuyó en verano, que Mikel Merino no era necesario. En fin,…

Y así que llegamos al partido contra el Real Madrid tras el total y absoluto desastre de la eliminación contra el Formentera, un Segunda B,  que ha supuesto un golpe a la moral enorme y el que los cuchillos estuviesen enormemente afilados rozando el cuello del entrenador. Hete aquí que el equipo hace un primer tiempo más que aseado dominando por momentos a los madridistas y teniendo oportunidades para ponernos por delante en el marcador, aunque ellos también gozasen de algunas. Pero… la mala suerte del Cuco otra vez que se disfraza con una nueva lesión de Iturraspe. Salta al campo San José en el minuto 40 y el partido cambia. El segundo tiempo, tras un par de ocasiones nuestras y un más que posible penalti a Raúl, no pitado, se convierte en un casi monólogo blanco, pasando por algunos momentos de agobio auténtico, pero la defensa estaba resistiendo el asedio muy bien gracias sobre todo a la pareja de centrales Núñez y Etxeita, que hicieron que no echásemos nada de menos a Aymeric. Pero, el mal fario hace que se vuelva a lesionar De Marcos, en el colmo del despropósito, chocándose con Núñez. ¡Qué mala suerte! Así y todo, el Athletic se liberó de la presión y de los ataques continuos del Real Madrid gracias a la expulsión de Sergio Ramos, que hace que esos últimos minutos se diese un cambio de papeles siendo el Athletic el que estuvo rondando la puerta de Keylor Navas. A pesar de ello, se mantuvo el empate a cero. Punto valiosísimo teniendo en cuenta de dónde veníamos y quién era el rival.

Tras el éxito, la frase  de todo el mundo es la misma. Con los rivales grandes el Athletic se crece y hace buenos partidos pero ¿qué va a ocurrir ahora contra el Zorya y el Levante? Y por supuesto, me pregunto lo mismo, pero claro, también tengo en cuenta que en estos partidos no vamos a tener los mismos jugadores porque De Marcos e Iturraspe se han lesionado otra vez. Por lo tanto, vamos a tener que contar con algún jugador que hasta ahora no lo está haciendo muy bien. Es decir, nuevo problema para Ziganda. A ver cómo lo soluciona, ya que se le tienen muchísimas ganas. Esto último que comento me da bastante pena porque estoy llegando a pensar que mucha gente quiere que el Athletic pierda los siguientes partidos para que echen al entrenador de una vez. Una pena. Bueno, más que una pena, lamentable.

Pensando en todo lo que comento os pregunto… ¿no os parece que Ziganda y de rebote, el Athletic, esta temporada, están teniendo malísima suerte? Yo estoy convencida de que sí. Y que en cuanto cambie un poco el viento vamos a ir hacia arriba.

¡A por el Zorya y aúpa Athletic!