Mikel Rico revulsivo para empatar contra el Villarreal

El centrocampista de Arrigorriaga llevaba hasta ayer una temporada en blanco en Liga. Cero minutos.

Muy buenos minutos de Rico (Foto: Athletic Club)

Y saliendo desde el banquillo se convirtió en el revulsivo que el equipo necesitaba.  Hizo suyo el centro del campo, consiguió recuperar muchos balones y encima se echó el equipo a la espalda. Todos los balones que cortaba los enviaba hacia arriba, cosa a la que, en esta temporada, no nos tienen en absoluto acostumbrados nuestros medios centros, que abusan del pasa atrás hasta el aburrimiento. Mikel con una actitud encomiable, qué es la que se tiene que pedir a un jugador que sale de refresco, metió una intensidad al juego y una marcha más que es lo que el equipo necesitaba. El Villarreal hasta ese momento estaba jugando casi sin despeinarse. Tras unos inicios de partido que fueron claramente rojiblancos, a partir del penalti clarísimo de Iturraspe, el equipo desapareció del campo y cayó en las garras del juego de toque y de control de los amarillos. Llegábamos tarde a todo, como Williams que dejó rematar plácidamente a Trigueros desde el borde del área para que convertiese la jugada en gol. El Villarreal continuó  dominando el juego con una suficiencia pasmosa. Nosotros incapaces de crear nada seguíamos las sombras del submarino amarillo. Por cierto, Kepa de nuevo excepcional, parando el penalti y otro balón que iba a la escuadra.

¡Qué porterazo! (Foto: Athletic Club)

Urrutia, por favor…. ¿es que no lo ves?

El cambio de imagen vino en el segundo tiempo con Mikel Rico. Se empezó a mirar hacia arriba con más intensidad y con más rapidez, pillando a los contrarios en más problemas. Así, el incombustible Balenziaga volvió a subir la banda y puso un balón franco para Aduriz, que de nuevo lo convirtió en oro. Gol del zorro recien renovado. Enhorabuena, Aritz, por las dos cosas, y enhorabuena al Athletic porque vamos a seguir contando con nuestro eterno goleador un año más. No hay palabras para definirlo.

De ahí hasta el final fue casi un monólogo zurigorri, salvo por dos errores enormes de Laporte y Williams que no costaron caro de milagro. ¿En qué estaban pensando? Por cierto, Williams no creo que estaba para jugar todo el partido, pero Cuco no lo vio así. ¿Qué le pasa a Iñaki?

También se notó la salida de Aketxe. Pena su  precioso remate final cerca del palo. No hubo tiempo para más. Se recuperó un punto y habrá que quedarse con el arreón final, con que el equipo no cede ante la adversidad y que siguen trabajando hasta el último minuto.

El jueves contra el Hertha de Berlin necesitamos más que lo visto hoy. Necesitamos que esos 15 últimos minutos finales, se den durante más tiempo.

¡A por el Hertha y aúpa Athletic!

Un Athletic sin rumbo pierde en Leganés

Sin rumbo, sin chispa, sin juego, sin ideas, sin capacidad de reacción,… demasiados sin para que el Athletic sacase algo positivo de Leganés.

Gol y se acabó (Foto: EFE)

Un partido casi casi tan malo como el que el Athletic de Valverde jugó en el mismo lugar, Butarque, en Liga la temporada pasada. Si nos queremos consolar de alguna manera diremos que quizá  el del año pasado fue aún peor, en cuanto a juego, aunque no en resultado porque empatamos. Jugando, o mejor, no jugando a casi nada, es imposible ganar, lo lógico es perder como ayer (1 a 0). Lo peor de todo quizá fueron las dos declaraciones después del partido que les oí a Mikel San José y a Ánder Iturraspe. Ambos dijeron que el equipo jugó bien. ¡MADRE MÍA! ¿A qué llaman éstos jugar bien?

En el primer tiempo ni un sólo tiro a puerta. Un remate raquítico de cabeza de Raúl García y un tiro a palos (entiéndase término de rugby) de San Jo. El comentarista dio en el minuto 35 del primer tiempo el desolador dato que el Athletic llevaba solo el 55% de acierto en el pase. El centro del campo no creó absolutamente nada, sí a eso le añadimos el dar continuamente el balón al contrario… nos sale el truño que salió. Además los centrales se unieron al despropósito: tanto Núñez como Laporte regalaron una oportunidad de gol  cada uno a los madrileños. ¿Tan difícil es pasar el balón a los compañeros?… sobre todo sin oposición. ¿En qué estabas pensando Aymeric para darle ese balón al del Leganés? No doy crédito.

En el segundo tiempo se mejoró durante 12 minutos… tuvimos hasta 3 oportunidades. Pero incomprensiblemente Williams no vio a Aduriz solo a su izquierda y, lo peor de todo,  volvió a chutar al muñeco (bueno, el muñeco hizo una buena parada). Mikel San José cabeceó al travesaño, y… se acabó. ¿Cómo? preguntaréis. Pues con un nuevo regalo, en este caso de éste último mencionado,  Mikel, que por enésima vez en esta temporada, se durmió y se dejó comer la tostada por Beauvue. Pérdida en el centro del campo y autopista para el delantero que, tras romper la cintura a Laporte, fusiló a Kepa. Agur partido, agur tres puntos,… Había tiempo más que de sobra para empatar e incluso, ganar el partido, pero el jarro de agua fría fue tan enorme que de nuevo los jugadores no supieron sobreponerse. Susaeta saliendo desde el banquillo lo volvió a intentar pero no consiguió nada. Córdoba tampoco cejó en el intento pero sin éxito. Tuvo un tiro muy bueno que iba a portería pero le dio en la cabeza a un defensa. Nada más. Eso sí,… para Mikel y Ander el equipo jugó bien. En fin, pues esperemos que de aquí en adelante el equipo deje de jugar bien, como creen los futbolistas, y empiecen a hacerlo genial, de maravilla, estupendamente,… porque esto no pinta muy bien.

A pesar de todo, no perdamos la calma y sigamos animando. Alguien podría pensar que después de criticarles como lo estoy haciendo es un poco contrasentido decir la frase anterior, pero no. Claro que voy a seguir animando, lo cual no quita para que desde aquí les critique, sobre todo porque no es de recibo que tras el horroroso partido digan que han jugado bien… Sin más. Pero a partir de ahí, animar y animar y ya, porque, de momento, este mismo miércoles se inicia la competición de Copa contra el Formentera, en su campo, así que… ¡a por el Formentera! y …

¡Aúpa Athletic!

Baño del Östersunds a un Athletic con suerte


Como siempre algunos pensaban que el Athletic iba a ganar con la boina en Suecia, pero para el minuto 11 de partido ya se vio de manera clara que nada más lejos de la realidad.

Encima Balenziaga lesionado (Foto: AFP)

Si para ese minuto Iago herrerin no hubiese estado super inspirado ya podríamos ir perdiendo 3 a 0. Ver para creer. Y para el 12 ya tuvieron otra oportunidad. Pero lo que son las cosas, gracias a la insistencia de Córdoba, el portero cómete un error y nos ponemos 0 a 1. Los milagros también existen. A partir de ahí hubo unos 10 minutos de tranquilidad que fueron un espejismo, porque ellos de nuevo comenzaron a tener oportunidades. Nuestro centro del campo estaba desaparecido y la distancia entre éstos y la delantera era abismal. Mientras, los jugadores suecos tenían la posesión y jugando al primer toque entraban como el cuchillo en la mantequilla, con una facilidad pasmosa, combinando con facilidad y generando ocasiones una tras otra. Lo dicho, un auténtico milagro llegar al final del primer tiempo ganando 0 a 1.

El segundo tiempo se inicia exactamente igual, ellos con la posesión del balón y nosotros achicando y viendo como entraban los jugadores por todos lados. Herrerín no bloca un balón y Laporte no es capaz de sacarlo, regalándoles el empate. Seguido vuelven a dejar un jugador solo en el borde del área que remata sin que nadie lo intente impedir. Gol, y ya teníamos un marcador mucho más acorde a lo que se estaba viendo en el campo, porque los suecos debían ir ganando por mucho más.

Cuco quitó a Córdoba lo que me sorprendió muchísimo ya que era uno de los pocos que parecía que podían provocar algo. Susaeta por su parte parece que quiere coger el papel protagonista de Muniain antes de la lesión, intentando echarse el equipo a la espalda. Hizo la jugada más bonita del partido internándose hasta plantarse solo delante del portero. Pena que éste  estuvo acertadísimo. En la siguiente, un perfecto pase suyo,  viendo la internada de Aduriz, que a su vez, pasó atrás para que Iñaki fusilase, maquillando el desastre.

Empate a 2 final, en absoluto merecido y totalmente engañoso.  Lo que nos deja en tercera posición en la liguilla de Europa League, pero a 4 puntos del segundo clasificado y a 5 del primero. Salvo que se gane todo de aquí al final no pasamos a dieciseisavos. El próximo partido es el 2 de noviembre precisamente contra este mismo equipo que nos ha pasado por la piedra.  Difícil papeleta tenemos, así como difícil papeleta tiene el Cuco Ziganda para conseguir que este equipo no sea tan irregular o, más bien, tan regular en su poco juego.

Y el domingo en Liga nos desplazamos a Leganés a jugar contra un equipo que lo está haciendo bastante bien. Da igual, porque nuestros jugadores demostraron contra Sevilla que también lo saben hacer bien.  ¡A por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Un Athletic desastroso en Málaga

Nunca antes un punto conseguido por el Athletic jugando fuera de casa me había dejado un sabor de boca tan horroroso e incluso un cabreo monumental. He dejado pasar más de 24 horas para escribir porque el sábado me salían espumarajos por la boca y podía haber escrito cualquier barbaridad.

Rolan nos volvió locos (Foto: Jorge Zapata/EFE)

Jugando contra el Málaga, un equipo que en 5 partidos no había conseguido arañar ni un solo punto,  que tenían que estar hechos un manojo de nervios, algo que quizá quedó demostrado con la absurda expulsión de Kuzmanovic, ganada a pulso por protestar como sólo se les permite al Real Madrid y al Barça. A partir del minuto 80, el Málaga empató a 3 goles después de que el Athletic fuese ganando por 2 goles de diferencia. Inexplicable, incomprensible, triste, lamentable,… podía seguir poniendo adjetivos negativos pero me lo voy a ahorrar. Por si fuera poco desaguisado, en el descuento Laporte hizo una de las suyas… es decir, ceder el balón «amablemente» al delantero para que tuviese un mano a mano con Kepa, que éste solventó perfectamente. Se podía haber perdido, pero el empate es como una derrota.

Y si hay que señalar a alguien, el mayor culpable me parecen los jugadores por su poca consistencia ante un cadaver futbolístico en inferioridad numérica. Williams a pesar de sus dos goles no me gustó porque no ayudó absolutamente nada a Iñigo Lekue en tareas defensivas y de ahí vinieron todos los males. Iñigo sufrió muchísimo pero no es el único culpable. Si veis repetido el primer gol de ellos se ve que Iñaki baja corriendo pero tranquilamente. No ayuda y le deja su trabajo a San José, que tampoco está muy afortunado porque da a Rolan el espacio suficiente para que chute con tranquilidad. Cuando Rolan dispara Iñaki está cerca y le podía haber encimado para molestar pero, no, tampoco. Y esto es un ejemplo. Si queremos un lateral que suba, el extremo tiene que cumplir labores defensivas también.

Por otro lado, los medioscentros no funcionan y así es muy complicado. No da Cuco con la tecla. Ha probado muchas variedades de parejas, pero nada. ¿Qué le pasa a Beñat? ¿Rico no podría hacerlo mejor?

Por buscar algo positivo del partido me quedo con detalles de Córdoba, con Iker, que sigue a muy buen nivel (participó en los 3 goles), y algunas paradas de Kepa, al que se le acumuló el trabajo, aunque en el segundo gol podía haber hecho algo más.

Cuco tiene mucho trabajo. Mucho  trabajo y poco tiempo para ello porque el jueves ya están aquí, en La Catedral, el Zorya y la Europa League. ¡A por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Inicio liguero triste frente al Getafe

Conseguir un solo punto en La Catedral, en el inicio liguero ante el Getafe (empate a cero), nos deja sensación de tristeza, la misma con la que se han quedado los jugadores a pesar del esfuerzo realizado.

Otra vez el mejor Iker (Foto: EFE)
Han tenido ocasiones varias y de distinto tipo, que hubiesen hecho que lo lógico hubiese sido acabar el partido con algún gol a nuestro favor pero no ha sido así. Como tampoco ha sido gol el conseguido por ellos gracias a que el VAR no está en funcionamiento. El balón cabeceado por Markel Bergara ha traspasado la línea pero hemos tenido la suerte de que el árbitro no lo ha visto. Me parece increíble que este sistema no esté en funcionamiento. Sí, ya sé que en esta jugada nos hubiese perjudicado, pero por otro lado, le hubiese ayudado al árbitro a ver el clarísimo penalti que comete Cala sobre Laporte. O el que quizá hacen a Muniain en el primer tiempo. Pero… ya sabemos todos por qué no quieren utilizarlo en la Liga… porque los más perjudicados iban a ser Real Madrid y Barcelona… que sin el VAR son precisamente los más favorecidos. No les conviene que el vídeo pueda rearbitrar. Los árbitros son humanos y se confunden, es la frase disculpa que utilizan un montón de veces y que tanto les ayuda para sacar muchos más puntos de los que debieran. Lamentable, pero esto funciona así.
Vuelvo al partido. Al athletic le ha faltado puntería y otras veces ha fallado el último pase. Williams ha sido el protagonista negativo en ambos sentidos. Aunque considero que no ha hecho mal partido, alguna de las veces que ha tirado a puerta quizá era mejor el pase atrás, y cuando ha hecho esto, no ha encontrado rematador. Calidad le sobra, cada vez protege mejor el balón y es màs dificil quitárselo, se mueve muchisimo, se desmarca y se ofrece continuamente, pero le falta puntería y fuelle los finales de partido. Es muy joven y va a mejorar muchísimo y, por supuesto, le esperamos. Hoy el debe quizá se lo pongo más al entrenador por no sustituirlo. Los últimos 20 minutos estaba muerto. Lo había dado todo y no podía… de hecho ha perdido casi todos los últimos balones que ha tocado. ¿Por qué mantenerlo en el campo tal y como estaba? ¿No podía haber sacado antes a Córdoba por él, cambiando a Susaeta de banda, por ejemplo? Enhorabuena a Iñigo Cordoba por su debut. Pocos minutos, muy pocos pero se ha dejado ver de forma positiva.
Otra buena noticia el otro debut de un cachorro. En este caso Unai Núñez, que ha jugado todo el partido, sin desentonar, demostrando buen manejo y salida de balón y también llegada al área contraria. Enhorabuena también.
Ambos debuts fenomenal noticia para el Club y los athleticzales.
Y por último, tengo que destacar otra vez a Iker Muniain, que se ha vuelto a echar al equipo a la espalda, buscando todos los balones, jugando con criterio, abriendo y haciendo jugar a los compañeros, consiguiendo tarjetas para el contrario y realizando jugadas de mérito. Muy bien. Pena ese balón en el área que no lo haya rematado según le venía. La próxima será.
Y ahora a pasar esta pequeña tristeza ganando a los griegos… y clasificándonos para la Europa League.
¡A por el Panathinaikos y aúpa Athletic!