Raúl García, ¿trofeo Zarra?

Para los profanos decir que el trofeo Zarra se entrega al máximo goleador nacional de la Liga.

Nuestro Zarra (Foto: EFE/Athletic Club)

No sé si lo logrará o no, pero cerca va a estar. En la lucha está con Gerard Moreno. Raúl tiene 15 goles y Gerard 16, el jugador del Villarreal, con los mismos partidos porque hoy aunque juega su equipo contra la Real, para acabar la jornada, él no puede por samción. Lo consiga o no, lo que sí es evidente es que Raúl es nuestro Zarra particular. Le ha cogido el relevo a Aritz Aduriz, y está culminando un auténtico temporadón. Anteayer cumplió 34 años y parece que está en una segunda juventud, es como si estuviese emulando los pasos del «Zorro». Mejorando con los años. De hecho, hace dos semanas cuando le metió al Valencia 2 goles en su casa, ya dijimos que había superado su mejor registro personal en esta competición. Puesto que llegó al gol 13. Un fenómeno. Ayer de nuevo, jugando fuera de casa, está vez contra el Levante, consiguió otros dos goles. De hecho, gracias a Adurizpedia, el crack de Twitter, que da todo tipo de datos del Athletic, supimos que el navarro es el cuarto jugador en la historia del Club que consigue hacer dos dobletes seguidos en partidos de fuera de casa. Los anteriores Gorostiza, Zarra y Urzaiz. Es el jugador Navarro que más partidos ha jugado en Primera (483) y ocupa la posición 12 de todos los jugadores de la historia, empatado a partidos con Messi y Bakero (gracias, Adurizpedia).

Raúl además tiene otras cosas muy buenas, de las que ya hemos hablado en muchas ocasiones. Una es la competitividad. Va siempre a todo y con todo, da igual el partido que sea, y el minuto que sea y sea el resultado que sea. Le da igual. En una jugada de ayer, cuando el partido iba 0 a 2, y avanzado el segundo tiempo, un defensa del Levante le tenía ganada la posición y estaba perfectamente colocado para llevarse un rechace, pero Raúl se tiró al suelo y con la punta de la bota conseguió hacerle un pase a un compañero para poder lanzar un contraataque. Es una pesadilla para los rivales. Hablar de presión a los contrarios es hablar de él. Recupera infinidad de balones y si no los recupera se los hace perder al contrario. Además su trabajo, presión y ritmo son contagiosos porque obliga a los compañeros a hacer lo mismo. Aunque ninguno llega a su nivel, porque… seamos sinceros… en esto Raúl (y en otras muchas cosas también), está muy por encima de sus compañeros.

Otro dato que es de llamar la atención, en la segunda vuelta de la competición es de momento, el máximo realizador, incluso por encima de Messi. Ha marcado, la friolera de 10 tantos. Además, a pesar de ser el más veterano tras Aritz, tras la reanudación de la Liga sólo ha faltado en un partido, el pasado contra el Sevilla, y por estar sancionado. ¡Bien que le echamos de menos! Todos los demás partidos los ha jugado como titular, salvo contra el Barça (también lo eché de menos)

Y todavía no he hablado de los goles que metió ayer. Ambos en el primer tiempo, uno nada más empezar y otro, poco antes de acabar y ambos preciosos. Por cierto, ambos tras pase de De Marcos, al que me alegro un montón de poderle ver asistiendo otra vez, tras pasarse casi todo el año lesionado. Zorionak Óscar!

Óscar asistiendo a Raúl (Foto: EFE/Athletic Club)

El primer gol, un balón, que empala sin pensar, de volea, según le viene. Así ni da tiempo al defensa ni al portero. Sin controlar, sorpresa y para dentro. Y el segundo tanto, de vaselina, tras desmarque. Vamos… Dos delicatesen, así casi sin despeinarse. Se nos acaban los calificativos como nos pasó con Aritz. ¡Qué maravilla tenerlo en nuestro equipo! Y aunque me repita, porque sé que lo he dicho más veces, es con muchísima diferencia uno de los mejores fichajes que ha hecho el Athletic desde siempre. Un crack. Nuestro crack.

Zorionak, Raúl! ¡Y a por el Zarra!

Y sobre el partido voy a decir cosas sueltas para no alargarme. Hemos conseguido ganar la primera final de las 3 que nos quedaban en pos de la Europa League. Al final con más apurillos de los imaginados en el primer tiempo, pero… resultado, amigo, resultado. Unai López es necesario en este equipo. Oihan Sancet me encanta, casi siempre consigue algo. Por favor, Garitano, contra el Lega saca de titular a Villalibre, en vez de a Iñaki. ¡Ah! y última: si es posible, haz los cambios antes.

El objetivo lo tenemos ahí y hay que ir a por él. El Leganés se está jugando las habichuelas del descenso pero nosotros las de Europa. ¡A por el Leganés! Y…

¡Aúpa Athletic!

Robo arbitral en San Mamés

Quiero empezar diciendo que el Sevilla es muy buen equipo, que ayer hubo fases en que dominó el juego e hizo que el Athletic estuviese casi desaparecido, que tiene muy buenos jugadores y que jugaron bien. Y que por juego quizá merecieron ganar. Por juego, porque por ocasiones igual no.

El árbitro y el VAR horrorosos (Foto: EFE)

Una vez dicho esto, también tengo que decir que el resultado está totalmente mediatizado por un arbitraje desastroso, demencial, que nos perjudicó, en todo. Si hubiese sido buen arbitraje ellos no hubiesen metido el gol del empate, que viene de una falta a Munir inexistente, porque Dani García no le toca. Munir se tira al césped con voltereta y triple tirabuzón. Y el árbitro, a un metro, se la regala. Falta magistralmente ejecutada por su mejor hombre, Ever Banega, que ¡vaya jugadorazo¡ Su segundo gol, el de la remontada, viene precedido de una falta clara a Capa, al ir a salir del área, que hace que pierda el sitio y no tenga tiempo de llegar a su posición para defender el cabezazo de Munir a la red, además de que rompe el mismo Capa el fuera de juego, en el que hubiese incurrido el delantero. Perfecto para ellos. 1 a 2. Y el colmo del despropósito, es que a falta de 5 minutos para acabar el partido, en un córner a favor de los rojiblancos, Munir hace un placaje de rugbi a Íñigo Martínez, colgado de su cintura 4 metros en el área pequeña. ALUCINANTE. Por favor, que alguien me lo explique. Porque lo único que veo como explicación es que simplemente es un robo. Robo porque en este mismo partido, en el segundo tiempo, el árbitro, por cierto, Medié Jiménez, un fenómeno, revisó un córner a favor del Sevilla, en el que yo no vi nada, y en las repeticiones se ve que, efectivamente, no hay nada. ¿Por qué revisó eso? ¿Buscaban un penalti a favor del Sevilla? Entonces,… Si revisan eso… ¿Por qué no revisan la de Íñigo Martínez? Qué queréis que os diga,… no encuentro una explicación lógica salvo que no querían pitar un penalti a favor del Athletic. Me parece un escándalo. Llevamos 3 partidos casi seguidos en los que las decisiones nos han perjudicado claramente. Te diría que tenemos 5 puntos menos de los que deberíamos tener y sólo contando los últimos partidos. Y sí… alguno me vendrá con la frasecita de que lo que los árbitros te quitan luego te lo dan…. ¡Sí, ya! ¡Un jamón! Sólo nos están quitando.

Y el Athletic como institución ¿Está haciendo algo? ¿Protesta? Me estoy acordando de que ayer eché en falta a Raúl García, que ¡Oh, casualidad! no jugó contra el Sevilla porque le sacaron la quinta tarjeta contra el Madrid, en una jugada en la que saltó para que Marcelo no le rompiese las dos piernas. Salto enorme, pero toca al madridista y… Ala… Tarjeta amarilla, que no es ni de broma. ¿El Athletic intentó que le quitasen esa tarjeta? Yo desde luego lo hubiese intentado porque no era de tarjeta. Me dicen que sí que lo intentó y os pongo la respuesta del comité y también de apelación, extraídas de la noticia del Correo. Si es que es una vergüenza. ALUCINANTE.

Bueno… Y sí… Estoy llorando por el arbitraje. Estoy llorando de impotencia porque la Europa League se ha puesto imposible, porque con estos arbitrajes y estás utilizaciones del VAR… nos están perjudicando una semana sí y otra también. ¡HASTA EL GORRO, ESTOY HASTA EL GORRO!

Y sobre el fútbol, en los primeros 25 minutos de partido casi no olimos el balón, pero a pesar de ello tuvimos casi las mismas oportunidades que ellos. De hecho, la primera ocasión fue de Williams que chutó alto. Seguido tuvo Ocampos, pero también se marchó alta, pero poco después vino una doble de Vesga. Vamos, el dominio absoluto del balón era del Sevilla, pero sin renunciar al contraataque el Athletic. Además se adelantaron los rojiblancos con un precioso gol, tras la internada de Sancet, y tiro de Vesga, que le llegó rechazado a Capa, que no perdonó. El Sevilla lo notó y a partir de ahí, buenos minutos de los nuestros, que podían haber sentenciado si Muniain acierta una clara. En el segundo tiempo, también tuvo otra Córdoba pero… No. Y luego ya… Todo el desaguisado del arbitraje y el VAR, cuando quiero VAR sí (vete a saber por qué) y cuando me da la gana VAR no (porque no me apetece, oiga). Así no hay quien haga nada. Espero una queja formal y así… (enciendo el modo ironía)… quizá en el último partido de Liga, cuando no nos juguemos nada nos darán un penalti inventado y hablarán de Villarato y de lo que favorecen los árbitros al Athletic.

Y este mismo domingo, sin Yeray ni Yuri, a por el Levante. Y… como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Athletic, ¡vaya arbitrajes!

De nuevo si alguien mereció el triunfo en el partido de ayer fue el Athletic, pero el Osasuna consiguió, con poco, llevarse el gato al agua.

Vencedor debutante (Foto: EFE)

0 a 1 a pesar de que las ocasiones las puso el Athletic, a modo de un travesaño, un palo, un tiro a bocajarro y, sobretodo, un penalti a favor no pitado.

La semana pasada también hablé del arbitraje pero tengo la sensación que el tema está pasando ya de castaño oscuro. Al jugador del Osasuna Unai García le dio clarísimamente el balón en la mano impidiendo que el pase de Williams llegase a Vesga. Penalti claro, y si no lo era… ¿Por qué lo fue, por ejemplo, el de Lekue? Estoy harta de los árbitros y del VAR. Sólo entran para perjudicarnos. ¿No vieron la mano? ¿No quisieron pintarla? No sé de quién estoy más harta. Pero, si tengo claro que arbitrar en San Mamés para los árbitros es un chollo. Nos masacran y no pasa nada. Viene cualquier equipo, te asa a faltas y prácticamente se va sin tarjetas. Por supuesto, ayer la primera tarjeta fue para uno de los nuestros, como casi siempre. Precisamente para el debutante Unai Vencedor, que se quedaría alucinado. ¿¿¿Por sacar la falta antes de tiempo??? Ya me gustaría ver a ese árbitro sacándole esa tarjeta a Kroos o a Messi. Son unos cobardes. Luego a Villalibre le metieron un viaje curioso en la espalda, que le impidió jugar el segundo tiempo y no pitó ni la falta. Es lamentable. Volvería a pedir a esta directiva que hagan una queja formal. Que manden un vídeo con todas las jugadas en las que el VAR nos ha fallado por omisión o por maldad. Recuerdo el gol de Capa, en la Copa de este jueves, anulado por Mateu Lahoz desde la sala de máquinas (por no decir desde su casa), y veo que este fin de semana en el Villarreal Levante, el primer gol del Villarreal es así. Con dos jugadores amarillos en fuera de juego posicional y en la trayectoria del balón… pero…. o ¡sorpresa!… el de ellos sí subió al marcador, a ellos no se lo anularon como a nosotros. ¡Qué raro! Una queja dura y fundamentada porque no es de recibo lo que nos están haciendo. Y quiero dejar de hablar de estas cosas y hablar sólo de fútbol, de una vez por todas.

Lo mejor del partido fue el debut de Unai Vencedor, al que ya conocía de algún partido del Bilbao Athletic. Demostró detalles de lo que puede dar. Como él mismo dijo después, fue de menos a más. Es probable que esa tarjeta estúpida le condicionase inicialmente. Pero también le vimos repartir juego como él sabe. Y además nos enseñó su balón parado. Uno de sus corners acabó en gol, pero lo anularon por falta previa de Raúl García. Que aquí el VAR sí que fue súper eficiente. En el segundo tiempo, otro balón parado suyo fue al travesaño. ¡Qué pena porque podía haber sido el inicio de la remontada! Poco después le cambiaron. ¿Era necesario el cambio? ¿No sé podía haber pasado a jugar con dos centrales y así dejar a Unai? Hay dejo mis dudas. Para acabar con este tema decir, que esperemos que Vencedor, haya llegado para quedarse y que tenga minutos pensando, sobre todo, en la vuelta de la semifinal de Copa, ya que Dani García tampoco va a poder estar en Granada, jugando ese partido.

Pena también que Villalibre no pudiera jugar el segundo tiempo porque de nuevo, sobre todo en los primeros minutos, demostró que puede ser peligroso. Con su sustitución me cabreé bastante porque pensaba que Gaizka le sacaba del campo por decisión técnica y no lo podía entender. Luego ya, el técnico explicó en rueda de prensa que le sustituyó porque tenía una contractura en la espalda debido al golpe recibido.

Oihan Sancet fue el encargado de sustituirle y también aprovechó los minutos jugados. Se ofreció mucho y participó en la mayor parte de las jugadas de ataque. Bien.

Por último, constatar también la mala suerte que estamos teniendo, escenificado claramente en el cabezazo al palo en el descuento de Aritz Aduriz. Así llevamos 9 partidos sin ganar, a pesar de merecer más. Pero… esto funciona así. Gana, no el que lo merece, sino el que mete más goles. Y nos falta gol.

Ahora tenemos una semana para descansar y preparar el siguiente partido de Liga, para volver a la senda de la victoria, y sin olvidar, que hay que preparar, sobre todo, la vuelta de Copa. ¡A por ello! Y…

¡Aúpa Athletic!

A lomos de Ander Capa

Ya sé que el fútbol es fútbol, pero si llegamos a perder ayer hubiese sido como para creer en brujas.

Aitor Fernández porterazo (Foto: El País)

Seguramente ayer presenciamos el mejor partido de los rojiblancos de esta temporada. Por juego, por intensidad, por presión, por oportunidades,… el Athletic hizo lo que no suele hacer mucho, combinó y creó con fluidez. El primer tiempo fue entretenidísimo con un montón de oportunidades y tiros a puerta, que tuvieron la mala suerte de encontrarse con un ex del Athletic, el portero Aitor Fernández, que sacó todas las manos habidas y por haber para amargarnos el mediodía. A Muniain, a Unai López, a Raúl García,… a Córdoba,… todo tipo de oportunidades, que hacen difícil de entender que al llegar al descanso el partido fuese con el resultado de 0 a 1. De hecho, el Levante se acercó a puerta solo una vez, en el minuto 44. Suficiente para hacernos un gol, gracias a un fallo de Íñigo Córdoba que fue incapaz de molestar en su salto al contrario, facilitándole el dejar el balón a un compañero casi casi para que empujara. Ver para creer. Podría decir que la falta de gol que tienen nuestros chicos es increíble. Pero en este caso casi prefiero darle más mérito a Aitor, que demerito a nuestros jugadores. Partidazo del portero.

En el segundo tiempo el Athletic siguió de arrebato. Hasta que en el 57 una jugada de enorme fe y fuerza de Capa, le hizo llegar a un balón que parecía que salía, llegar hasta la línea de fondo y pasar el balón sobrepasando a Aitor, para que Muniain también muy rápido consiguiese adelantarse al defensa que se queda mirando. Gol de cabeza. Empate. Pero tal como estaba jugando el equipo nadie se conformaba con ese resultado. Hubo otra de Capa que despeja Aitor, ¡qué pesadilla! Y por fin, Ander de nuevo pilla un balón al borde del área que fusila. Golazo para hacer justicia a lo que se había visto en el campo. Un Athletic inspirado y combinativo que creaba muchas ocasiones de gol. Mientras el Levante no metía ningún miedo. Poco peligro, poca profundidad y pocas ocasiones (solo otra en el segundo tiempo). Lo increíble es que se hubiesen llevado algo positivo pero… el fútbol es fútbol y a veces te vas con cara de tonto a casa. Menos mal que no fue el caso y seguramente todo ello gracias a Capa uno de los mayores artífices ayer del resultado positivo. También podemos destacar a Muniain que volvió a jugar en la posición que más le gusta y en la que más rinde y ya van unos cuantos partidos seguidos. Parece que el míster se ha dado cuenta que Williams, Raúl García e Iker se pueden intercambiar las posiciones, para mejorar el juego del equipo. Y así volvemos a la media inglesa del principio de Liga que tantos puntos nos dio. Triunfo que nos lleva al parón de la Liga, en la sexta posición de la tabla. Bien

Por cierto, alegría también por ver a Villalibre aunque solo hayan sido 5 minutos. Por algo se empieza.

Y dentro de 15 días a Pamplona, a intentar romper esa racha positiva terrorífica del Osasuna en su estadio. Más de un año sin perder.

¡Aúpa Athletic!

El Athletic mejora en el Madrigal

Unai Simón protagonista (Foto: El Mundo)

El punto conseguido por los pupilos de Gaizka Garitano en el Estadio de la Cerámica sabe a gloria, sobre todo, teniendo en cuenta el rival. Más de un año llevan sin perder allí. Además llevaban 24 partidos seguidos marcando algún gol. Tienen al máximo goleador de la categoría, Gerard Moreno. Así que aunque nos encante flagelarnos diciendo que el equipo no ha hecho gran cosa, estos datos que acabo de escribir hay que tenerlos en cuenta.

En el primer tiempo el equipo durante los primeros 20 ó 25 minutos ya tuvo suficiente con detener las acometidas del rival. Poco a poco fue entrando en juego, saliendo algo de acoso del submarino amarillo, sobre todo a través del balón parado que también les metió a ellos en problemas. Llevamos más o menos 215 corners sin conseguir un gol, pero ayer se sacaron mejor y si llega a estar un poco espabilado Iñaki Williams de un cabezazo en el segundo palo podía haber puesto fin a esta estadística horrorosa. San José (en su primera titularidad) puso en aprietos a Sergio Asenjo con un tiro raso a dejada de Muni que volvía a jugar por segundo partido consecutivo de media punta, su verdadera ubicación. Nunca es tarde si la dicha es buena. El miércoles lo fue. Hoy no se ha notado tanto. Espero seguir viéndolo ahí. En el primer tiempo otro par de balones peligrosos a balón parado y una volea de Ibai que Sergio detuvo sin grandes problemas. Por parte de ellos un tiro de Cazorla bien rechazado por Unai ( que ya se empezó a distinguir como protagonista). Un Unai que en el segundo tiempo dio un recital. El Villarreal en esta segunda parte tuvo más oportunidades pero se encontró en la mayoría de ellas con un Unai muy sólido. Una parada con la cara, una mano de reflejos inmensos, un balón raso detenido… fue la pesadilla de los castellonenses. ¡Grande Simón!

Hablando de grandes, y aunque es del rival, nadie más grande que Cazorla. ¡Qué pequeño gran jugadorazo!

El Athletic también tuvo algún acercamiento peligroso sobre todo un pase de Ibai a la cabeza de Raúl que esta vez no estuvo tan certero como suele estar normalmente. Pena. Aunque hubiese sido demasiado premio.

El reparto de puntos es un resultado justo. Punto, que como siempre decimos, hay que hacer bueno en San Mamés el próximo domingo al mediodía (¡gracias Tebas!) contra el Levante, un equipo que está en estado de gracia. A ver si nos dan otra alegría como contra el Espanyol. ¡A por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!