Un gran Athletic empata ante el Barça

No voy a decir que me sorprendió que el Athletic, el sábado, jugase un gran partido contra el Barcelona porque mentiría.

Celebrando el gol (Foto: Juan Lazkano)

Los partidos contra los grandes, a los nuestros les motivan y, por lo general, siempre los juegan bien. Otra cosa muy distinta es el resultado, ya que normalmente solemos perder. Pero ayer lo que sí me sorprendió fue la calidad del juego y lo que les duró. Recuerdo que contra el Elche jugaron bien los 20 primeros minutos y agur. El otro día no. Yo no hacía más que mirar el reloj y pensar,… Vamos 40 y seguimos dominando, vamos 55 y el partido está de nuestro lado, vamos 65 y seguimos genial… El Athletic consiguió que el Barcelona pareciese un equipo pequeño. Sí tenían más posesión ellos, pero insulsa y nada provechosa. Estaban, no sé, acobardados,… La presión alta de los rojiblancos no les permitía jugar a su juego, y les agobiaba de tal manera que sus pérdidas o nuestras recuperaciones eran continuas. Además, tras recuperar, el área estaba en mente y la verticalidad fue la característica principal. Una gozada verles jugar así. Pena esa falta de puntería, calidad,… que nos lastra e impidió que acabásemos el primer tiempo con un dos a cero… o un tres a uno, porque Braithwaite, también, tuvo una clarísima.

Tras el descanso el cuento no cambió mucho, salvo porque Íñigo Martínez metió un golazo de cabeza, tras saque de córner de Muniain. Buen pase, pero el gol espectacular. Entrando con todo, como un toro y girando la cabeza para ponerla en el palo largo… Una maravilla. Encima el Athletic no se echó para atrás. Perfecto. Pena que seguimos concediendo fallos horrorosos, como la pérdida de Dani García, que acabó en el gol de Memphis Depay. Repito fue por error nuestro, no por sus aciertos. Y a punto estuvieron de dar la vuelta al marcador, con el regalo en ese momento de Íñigo Martínez, pero, gracias a Dios, el mismo jugador tiró excesivamente cruzado. No hubiese merecido para nada el Barcelona llevarse semejante premio. Incluso el empate fue un premio excesivo para los merecimientos de los dos. Pero siendo el Barcelona suele ser lo que ocurre. Menos mal que no fue así.

A pesar del sabor agridulce del empate, los brotes verdes fueron muchos. Oihan Sancet seguramente hizo el mejor partido desde que está en el Athletic. Una gozada verle recibir el balón en el área, darse la vuelta y chutar al larguero, rapidísimo, sin dar tiempo de nada al defensa. No sé si estaba muerto físicamente cuando le sustituyeron, pero no me gustó el cambio, porque seguía aportando muchísimo.

Iñaki Williams también estuvo muy bien. Participó, dio mucho trabajo a la defensa, hizo huecos a los compañeros,… Pena esa falta de gol, porque de nuevo le pusieron un balón inmejorable y tardó en reaccionar lo suficiente para perder toda la ventaja y con ello la posibilidad de remate. Pena, repito, porque hizo un muy buen encuentro y se hubiese merecido un golito.

Dani García mejoró, a pesar del error, buen partido el suyo. Vencedor también. Lekue, Balenziaga, también bien.

Los dos centrales, Íñigo y Vivían, que es difícil que les quiten el puesto, tal y al nivel al que están.

Julen Agirrezabala tiene que estar encantado con como le están saliendo las cosas.

Y Berenguer como siempre aportando. Un acierto su fichaje, a pesar de mi crítica inicial. Nos está dando verticalidad, desborde, y gol, de él, o de sus compañeros.

Quizá lo mejor que podemos decir del Athletic del sábado es que funcionó coralmente, todos a una, todos con el mismo objetivo, solidarios a tope y no dejando a los culés ser ellos mismos en ningún momento. Chapeau.

Y después de esto, y como siempre, la pregunta es que qué Athletic veremos en Vigo… El de Elche, o el de ayer de La Catedral. Esperemos que la respuesta sea la segunda porque demostraron que saben hacerlo. Así que, Athletic, ahí te quiero ver. ¡A por el Celta! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: ¡Qué gozada que hubiese público de nuevo en San Mamés! ¡Genial! Pero… me parece lamentable, reprobable, y diría que incluso impresentable, que 1.200 socios a los que les tocó entrada en el sorteo no fueran al partido. IMPRESENTABLE. Seguro, que alguno fue por causa mayor, seguro, y de esos no digo nada, pero todo ese 11,4% de los agraciados que no fue, no fue por causa mayor, así que, repito. LAMENTABLE. No estuve en el campo porque no me tocó entrada. Si me hubiese apuntado sola por antigüedad me hubiese tocado pero primé el apuntarme con la familia, para sentir todos lo mismo y, como casi siempre, el sorteo no me tocó. Una faena pero… me aguanté, o mejor dicho, nos aguantamos, como el resto de socios que no fueron afortunados. Pero el enterarme que 1.200 socios no fueron, a pesar de tener entrada, me lleva, además de a enfadarme bastante, a pedir al club que sean sancionados de alguna manera, y no me refiero a la económica mencionada (que el partido se lo dan por visto a efectos de la cuota), sino a otra cosa, como por ejemplo que no puedan participar en otros sorteos. Igual así la próxima se lo pensaban antes de hacerlo. Ahí que ser muy egoísta para actuar así (repito que no me refiero a los que haya sido por fuerza mayor). PENOSO.

Para otro día dejo las características del sorteo, cómo se entró y se salió del campo y otras cosas varias….

«Parte» del Athletic en Ibiza

En la época estival y con las redes sociales tenemos que pasar por el trago de ver las fotos de algunos de nuestros jugadores de vacaciones.

¡Qué desastre!

Ayer vino el «parte de guerra» de Ibiza. Y de nuevo vemos a Muniain, Williams, Yuri e Íñigo Martínez. Ya pasó el año pasado y aunque algunos nos enfadamos, está claro que desde el club no habría consecuencias, o si las hubo les dio igual, ya que las nuevas fotos así lo indican. Me da lo mismo que sean fotos robadas… Los jugadores tienen que saber que fotos al día les van a hacer mil y si la están liando, dos mil. Recuerdo que estamos en pandemia y ellos vuelven a estar juntos y sin mascarilla. En las mesas se ven copas, muy bien, pero también se deberían ver las medidas de protección, las obligatorias mascarillas, porque aunque estén bebiendo, entre trago y trago hay que ponérsela y no se ve ninguna. ¡Ya está bien! Supongo que les pareció poco el año pasado volver de las vacaciones con 6 infectados y que a lo largo de toda la temporada «sólo» 12 jugadores del equipo tuviesen la enfermedad. ¿Igual quieren batir otro récord? Ya sé que están de vacaciones y que se lo tienen que pasar muy bien. No es incompatible con lo que les pido. Les pido responsabilidad. Que se cuiden.

Le quiero recordar a Yuri Berchiche, que ha sido uno de los que tuvo el COvid, que este año ha rendido muy por debajo de su nivel y seguramente ha sido debido al bicho. Todas esas secuelas físicas que le han impedido hacer su trabajo en condiciones es posible que hayan sido consecuencia de no protegerse frente a la enfermedad. Y al que le ha salido caro es al Athletic.

Voy a personalizar más en el capitán del equipo, que aparece encantado de la vida encendiendo un puro. ¡Fenomenal! Ni me representa, ni debería representar a nadie. Pero… por desgracia lo hace. Desde luego me parece lamentable que éste sea el que porte el brazalete. ¿Éste es el ejemplo para los chavales que están en Lezama, para sus compañeros, para cualquier joven que quiera ser futbolista? No lo quiero. Como tampoco quiero como capitán a un jugador que cree que lesionado puede jugar una final de Copa, por delante de alguno de sus compañeros, que no estaban lesionados. Así nos lució el pelo.

¿No se deben cuidar? La respuesta es sí, pero que la dé yo no tiene ningún valor. Siempre he pensado que el Athletic como club tiene un código ético que los jugadores deben cumplir. Pero estas situaciones hacen que dude de ello. La verdad es que estoy harta. Su falta de prudencia me crispa porque demuestra una superioridad y un pensar que el resto somos unos pringados, que no podemos hacer lo que hacen ellos porque son ricos, guays y porque todo les importa un comino. Y recuerdo las palabras de Bielsa y su «millonarios prematuros». Tal cual.

Su imagen es referente para muchos jóvenes, y siendo como es una imagen penosa, todo esto hace daño a la imagen del Club y, parece que a ellos les importará un rábano.

Cuando discuto esto con alguien, oigo que anteriormente los jugadores también hacían cosas similares, pero que no nos enterábamos. Igual sí, seguro que sí, y me parece mal, pero en este caso estamos en pandemia, lo que agrava más el tema. Y antes, por lo menos no les veíamos. No eran ejemplo negativo para nadie, ya que ojos que no ven, corazón que no siente.

Cobran un dineral, unas cantidades de dinero asquerosas, inmorales, indecentes,… ¡Qué menos que cuidarse! ¡Qué menos que cuidar a los que están a su lado! ¡Qué menos que representar al Athletic como debieran!

Unido a esto os informo que este verano a ver si aprendo a silbar, y a silbar muy fuerte, porque me voy a dejar los pulmones cuando vuelva a San Mamés, y no precísamente para jalearles, sino para dejarles claro que… ¡Ya está bien de tomarnos el pelo!

Y para acabar con la nota positiva, en el lado contrario se encuentra Asier Villalibre, al que le han sacado este verano dos fotos, a cada cual mejor. Una jugando al fútbol, con unos críos en una plaza de Gernika (hace un par de semanas). Y ayer, jugando en el campo de Iparralde, de portero, en un entrenamiento de un equipo cadete del Basurto (debe jugar su hermano en él).

Esto sí lo queremos ver (Foto: AS)

Asier así, sí representa al Athletic, y sí me siento orgullosa. Me gusta, hace que parezca uno de los nuestros. Y habrá más como Asier, sé que están De Marcos, Raúl,… Y habrá más. Por supuesto, lo aplaudo, pero… no me puedo olvidar de los otros, y el Club tampoco debería hacerlo, y debería tener consecuencias. Código ético, multas,… tirón de orejas, reprobar dichas conductas,… Algo. Y que se haga público, para que veamos que en el Club hay cordura y que todo lo negativo se intenta erradicar. Y no que pensemos que vamos a la deriva de manos de unos niñatos que nos exprimen económicamente, pero que con ellos no van unas exigencias que para cualquier mortal son lo normal, como responsabilidad y profesionalidad. Ambas deberían ir unidas al sueldo. Tampoco pido tanto.

¡Aúpa Athletic!

Unai Simón determinante para ganar al Sevilla

En esta temporada es la primera vez que destaco a Unai, cuando el año pasado lo hice en muchísimos partidos.

Unai Simón fundamental (Foto: EFE)

Los 3 puntos que ayer consiguió su equipo en el Sánchez Pizjuán son gracias a él. Me alegro horrores porque ha tenido que ser duro. Tantos errores en tantos partidos, que nos han costado bastantes puntos, hacen que el encuentro de ayer le sirva de empujón anímico. No parece un jugador que se descentre y que pierds la concentración, o que psicológicamente se vea afectado, pero seguro que su actuación le ayuda a mejorar.

El Sevilla es un equipazo, que jugó un muy buen partido y que mereció ganarnos. En el primer tiempo, salvo los últimos minutos del mismo, nos dio un buen repaso, entrando por ambas bandas, rematando, y achuchándonos sin permitirnos mantener el balón ni 20 segundos seguidos. En-Nesyri, que es un jugadorazo, hizo dos remates, uno de cabeza picado y otro con el pie, buenísimos. Pero dos manos enormes de Unai impidieron lo que hubiesen sido dos goles. Dos oportunidades clarísimas desbaratada por nuestro cancerbero, que mantuvo a los suyos así, en el partido. El Athletic tuvo un par de oportunidades, tiros de Villalibre y de Morcillo. Ambos otra vez titulares. ¡Qué bien! Y ambos aprovechando la nueva oportunidad. Los dos participan, se dejan ver, meten en problemas a los defensores y cuando hay atasco del equipo son capaces de crear oportunidades de la nada. Bien los dos.

En el segundo tiempo, Villalibre se inventó otra jugada, dándose la vuelta, librándose de Koundé y chutando, pena, desviado. Simón tuvo otra parada excelente, esta vez, frente a un tiro de Acuña. El Sevilla no dominó tanto como en la primera, pero seguía creando problemas, hasta el 70 más o menos, cuando el Athletic ya comenzó a sacar contras, o a empezarlas, por lo menos. Ya con todos los cambios hechos y con los hermanos Williams de refresco, coincidiendo 20 minutos ambos en el campo. Volvió a salir Nico antes que Iñaki. Curiosamente, a éste último, a pesar de salir en el 70 no se le veía fresco. Malogró un contrataque nuestro, por meterse en fuera de juego e impedirle a Oihan que le pasara, no presionaba a los defensas, parecía cansado,… Pero, cuando el Sevilla fue ciego al ataque con todo, Oihan sacó un contrataque perfecto, condujo el balón hasta poco antes del borde del área, donde le pasó a Iñaki (que corrió a su lado pero sin superar al defensa) para que definir de 10. Perfecto todo. Extraordinario Oihan y excelente Iñaki. Me alegro también infinito por él, porque por lo que nos han contado está semana, lo debe estar pasando mal. Este gol, rompe la sequía de dos meses y medio y le vendrá muy bien. Y así, gol en el 90 y, con ello, derrotamos a otro equipo de los que se está jugando el título. Y este Athletic, bipolar nos da una alegría enorme, a pesar de no merecerlo, pero… Ha habido otro montón de encuentros en los que sí merecíamos y nada… Así que… Bienvenido sea. Me da pena el Sevilla, porque les prefiero a ellos de campeones de Liga pero… El hecho de que el Athletic fuese capaz de ganar, faltándole el montón de titulares que le faltan y con un buen número de canteranos, es para ilusionarnos. Por cierto, Nico, aunque en fuera de juego claro, metió un gol, con una definición exquisita, una vaselina, nada menos. Bien por él.

Por otro lado, físicamente, el equipo está cogido con pinzas. Hay bastantes lesionados. A los ya sabidos, hay que añadir a Íñigo, que no jugó por tener el hombro mal, a Raúl, que en el 14 se fue aquejado de dolor en el gemelo, a Yeray, golpazo en el muslo y no sé cómo estará hoy,…

En las bandas, De Marcos sufrió muchísimo, y pocos balones pudo cortar. Por su zona llegaron un montón de centros. Aunque también por la de Balenziaga, que tuvo que intentar frenar a Navas. Repito otra vez, que ellos demostraron que están un nivel por encima, y lo demostraron durante muchos minutos con su juego. Por todo, el triunfo y, encima, con meritorios jovencísimos, vale su peso en oro.

Y el sábado, ¿serán capaces de ganar el segundo partido seguido? Buf… sería de no creer, por ser la primera vez en la temporada. Marcelino (¡bien por seguir contando con los jóvenes!), lo celebraría más que nosotros. Nos toca en San Mamés, contra el Osasuna, con menos nombre, así que cuidado,… ¡a por los rojillos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Debut de Nico Williams

No pudo ser con victoria, sino con un triste empate a dos contra el Valladolid, a pesar de ello, seguro que está súper feliz.

Otro Williams en San Mamés (Foto: Pablo Viñas)

28 minutos más el descuento tuvo para intentar demostrar lo que puede ofrecer. Sustituyó a Álex Berenguer e intentó aprovechar su velocidad por banda para contribuir al ataque de su equipo. Quizá por nervios, o quizá por su forma de jugar pecó un poco de individualista, pero no me quejo, porque sí vimos, que no se esconde, encaró, hizo buenas conducciones de balón y tiró a puerta… Un pase al área que hizo fue defectuoso pero de nuevo, repito, que sería por nervios, ya que es una de sus cualidades. De hecho, en el Bilbao Athletic ya lleva 8 asistencias, por no hablar de los 9 goles que también ha conseguido. Creo que va a ser un jugador importante para este equipo, aunque sea en el futuro. Sus 18 años nos dan mucho margen. Habrá Williams para rato. Zorionak Nico!

Además para aumentar la alegría de la familia jugaron los dos hermanos juntos, porque Iñaki entró al campo en el minuto 72. De refresco, sirvió para que se fuese varias veces del defensor. En una de ellas fue hasta la línea de córner, pasó atrás y Raúl se encargó de marcar el segundo gol, que ya pensábamos que sería el definitivo. Ingenuos que somos. Iñaki tuvo otro par de contrataques pero no fructificaron. Tengo que decir, que estoy de acuerdo con Marcelino en este nuevo rol que le ha dado a Iñaki. Salir desde el banquillo y aprovechar su velocidad para hacer daño a los rivales. De paso, seguir con Villalibre de titular, que ayer volvió a demostrar que aporta. Casi metió un gol pero Masip no estuvo por la labor. Le hizo un paradón. Morcillo también hizo un primer tiempo impecable, a lo que añadió su primer gol en la categoría, y un buen encuentro, en general. Zorionak al de Amorebieta que además, consiguió un golazo! Y estuvo a punto de meter otro, pero de nuevo se lució el portero.

Para seguir con los nombres, Sancet repitió titularidad, lo que también aplaudí, y lo hizo, así mismo, muy bien. Tenemos equipo con los jóvenes. Y muy bien el entrenador, por insistir con ellos.

El primer tiempo de los rojiblancos fue de control de juego alternando con buenos ataques, que se tenían que haber traducido en algún gol más, pero… fue el día de Masip. Pena. A pesar del dominio, hay que decir que el Valladolid sin hacer gran cosa nos metió un gol al final del primer tiempo, anulado por fuera de juego. ¡Qué fácil nos meten goles!

En el segundo tiempo, los blanquivioletas dieron un paso adelante y se empezaron a meter en el partido de forma más continuada. Pero sin crear mucho peligro aunque con unos cuantos corners. Y si a eso le unimos que tienen un jugador muy pequeñito, ya está todo dicho, para que él, Orellana te meta un gol de cabeza, en un córner. Madre mía. Así empataron, pero al de poco, llegó el gol mencionado de Raúl, que pudo ser definitivo. Pero… parece que pudiendo fallar… es casi normal que el Athletic falle y… esta vez, u otra vez… Núñez se quedó esperando a que le llegase el balón en el centro del área, y Weissman no rechazó el regalo, fusilando a gol. De no creer. ¡Qué manera más idiota de tirar dos puntos a la basura! En un partido que se jugó bien, en el que tuvieron muchas oportunidades y que podía haber sido un marcador abultado, pero… Esos errores terroríficos nos machacan. Porque además, tengo que decir, que no han sido éstos comentados, los únicos errores que se produjeron. Hubo

, dos salidas de balón horrorosas de Simón, otra de Íñigo, convertida en contrataque de ellos, y creo que se me olvida alguna… Ah, por no contar la doble oportunidad de Íñigo, cara a puerta. Vamos, que te pilla un equipo que no está en descenso y te monta un lío mayor, porque los regalos se pagan.

Conclusión: ganar dos partidos seguidos se convierte en un imposible. Una pena, pero me quedo con lo positivo: debut de Nico Williams, primer gol de Morcillo, continuidad para los jóvenes y muy buenos minutos de juego, aunque fuesen intermitentes. Hay mimbres. Sólo hay que seguir trabajándolos

Ahora, hasta el lunes no tienen partido, y esta vez contra el Sevilla, allí. ¡Ahí es nada! Pero teniendo en cuenta que los retos fáciles no nos gustan, sino al contrario, preferimos lo difícil, habrá que volver a decir… ¡a por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!