¡Partidazo para eliminar al Barça!

Poco se puede decir de un partido así o en un momento así.

Inmensos (Foto: Borja Guerrero y Juan Lazkano)

Las emociones son tan grandes, dispares e intensas que buf… Un tiovivo de emociones. Eso sí, tengo que decir que disfrutar solo he disfrutado al acabar el partido y que hoy o mañana, a mucho tardar, voy a volver a verlo, para así sí, poder saborearlo como se merece.

El Barça es el equipo que ya no tiene a Messi, pero que tiene una serie de jugadores muy jóvenes con muchísima calidad. Al Athletic le dio igual y salió a comérselos. Para el minuto 2 tras jugada de Nico Williams, Muniain hizo una genialidad centrando a la red por encima de Ter Stegen. ¡Que gozada! El equipo era un vendaval que no dejaba a los culés salir de su mitad del campo. La presión era altísima y provocó que ellos perdiesen muchísimos balones enormemente peligrosos, pero la efectividad del minuto dos, se tomaba vacaciones, para desesperación de la parroquia rojiblanca, que estaba entregada desde antes de empezar el partido y que no dejó de empujar y empujar, a pesar de los mazazos. Como el del minuto 20, que el Barcelona se acercase la primera vez a nuestra área y que Ferrán nos devolviese el gol que había hecho Iker. Otra maravilla pero… esta vez de ellos. Tras unos minutos un poco tocados, siguieron a lo suyo y a seguir provocando las pérdidas culés. Más ocasiones de Nico, Óscar, Iker, Oihan,… pero sin acertar. Respiro para Xavi que vio que a pesar del meneo que les estaba dando el Athletic, se acabó el primer tiempo con empate.

Segundo tiempo, para seguir a lo mismo. Se lesiona Sancet de la rodilla, hizo un enorme primer tiempo. A ver si es poca cosa, porque no tenía buena pinta. Iñaki salió en su lugar y se notó su velocidad. Al final, por insistencia, llegó el gol de Íñigo Martínez. Y la locura. Faltaba poco, alegría infinita. Descuento. Y… en la segunda llegada de ellos, a falta de un minuto para acabar el descuento, otro mazazo de los gordos. Chilena de Alves que iba paralelo a portería y le salió un pase perfecto a otro jugadorazo, Pedri, que con todo para él, gol. Horrible. De creer en brujas.

Prórroga, que siempre es más difícil para el que estaba a punto de ganar pero … Nuestros chicos siguieron a lo suyo. A lo que es el Athletic de las grandes noches, a la épica, a trabajar hasta el último aliento, con, como todo el partido, el público encima, sin parar de animar ni un momento. Agobio inmenso, por el miedo a poder perder semejante partidazo (hablo de mi, no de los jugadores), pero el Barcelona seguía sin «inquietar». Nosotros sí, pero… sin meter. En la segunda parte de la prórroga, llegó el penalti clarísimo de Jordi Alba. Y la locura. Piqué que intenta poner nervioso a Muniain (que poco deportivo me parece siempre eso), pero Iker a lo suyo. A certificar el PARTIDAZO que jugó, con el gol de la victoria. Otra vez alegría enorme pero controlada, por si acaso. Faltaba un mundo todavía pero Iker continuó en plan extraterrestre, durmiendo el balón y moviéndolo por todo el campo para que ellos no volviesen a llegar a nuestra área, por el miedo a la efectividad demostrada por los azulgranas. Pero ya no fue posible para los culés. Tanta suerte era imposible.

Final del partido y locura total. En ese momento sí que disfrute. También llore de alegría, de emoción de agobio, de… Por todo. Por ser un partido de los que no se olvidan. El nivel de juego fue increíble, encima contra el Barcelona, además en Copa, no les vemos en la final (si llegamos), la comunión con el público… Solo había 39000 personas, pero se multiplicaron o nos multiplicamos a la hora de animar. ¡Y sin grada de animación! Bueno… ¡Todo el campo era una grada de animación! Y eso estando al 75% de ocupación. AMBIENTAZO. Emoción a raudales y pelos como escarpias.

Este equipo es grande. Este equipo tiene mucho mérito. Marcelino hizo 6 cambios con respecto a la Supercopa y a pesar de eso, no es que no se notase, sino que incluso, se jugó mejor. La pareja tan denostada, de medios centros, Dani García y Vesga (y con unas estadísticas horrorosas), hicieron un partidazo. Zorionak Mikel! Yuri también inmenso. Iker estratosférico, Sancet y Nico muy buen, Raúl también,… Vivían, De Marcos, Bueno todos impresionantes. Con Julen en portería, sin Yeray ni Unai Simón. Todos grandes. Y claro… nos ponemos a soñar. Es imposible no hacerlo con este juego, pero hay que hacerlo con todos los equipos, no solo contra los grandes. Aunque la sensación de orgullo que queda es una gozada. Así que disfrutadla todos, como lo estoy haciendo yo. Enhorabuena ATHLETIC. ¡Sois los mejores! (Me han comentado que lo cambie por… ) ¡Somos los mejores! Y enhorabuena a La Catedral por dar otro recital animando a los nuestros. ¡Qué maravilla!

Y ahora a Vallecas a jugar contra el equipo de Iraola, que está increible. ¡A por el Rayo! Y como siempre…

¡Aupa Athletic!

P.D. El arbitraje fue desquiciante y lamentable. Munuera Montero horrible. También hay que decirlo cuando se gana.

El Athletic tumba al Betis

Esto es fútbol. Impredecible.

Por Koldo (Foto: Íñigo Larreina)

Seguramente el Betis ayer fue el mejor equipo que ha pasado por San Mamés esta temporada. El Athletic no tuvo excesivas ocasiones de gol. Los verdiblancos tuvieron el control del partido durante largas fases del mismo. Y… ganamos 3 a 2. Perfecto. Ya estaba un poco harta de los resultados de los otros partidos, de tener muchísimas ocasiones, merecer ganar, y no rascar bola, empatando, o peor todavía, perdiendo. No señor. Lo de ayer me gusta mucho más. Y ya si Iñaki tira tres veces a puerta y de ellas, dos entran a gol, llegamos al delirio. Su primer gol llegó en el minuto dos. Correr al espacio, fusilar, y meter bacalao. Muy bien. Pena que la alegría nos duró 2 minutos. Nuestra supuesta solidez defensiva tuvo un lapso grave que facilitó el gol de Juanmi. Empate y a volver a empezar. Pero con el jarro de agua fría el que empezó a tener el control del partido fue el equipo sevillano. Jugando con bastante suficiencia y siendo muy peligrosos arriba. Aguirrezabala (que jugò con el COvid de Simón) estuvo bien y sacó una mano muy buena y solucionó otro par de jugadas peligrosas. Pero en los goles no pudo hacer nada, y para el minutos 52 ya estaban ellos por delante en el marcador, gracias a un gol de Fekir que fusiló a Julen. Reaccionó Marcelino introduciendo cambios (De Marcos por Lekue y Zárraga por Vesga, en el 55, y Sancet por Raúl y Berenguer por Muniain, en el 69). Se recuperó un poco el control del juego y Sancet asistió a Iñaki para que metiese un golazo con la zurda. Impresionante. Así sí Iñaki. Me alegro infinito por él y a ver si de ese modo se quita esa losa pesada y está más tranquilo de cara a puerta, mejorando su efectividad. A ver si con este doblete ha acabado ya con el «maleficio». ¡Ojalá!

Tras el empate el Betis se vino un poco más abajo (aunque algún ataque con peligro siguieron produciendo) y Athletic con el apoyo del público se vino más arriba. Y ahí llegó la enorme alegría de un tercer gol. Y ¿de quién? De alguien que seguramente hizo que nos alegrásemos infinito por ser quién era. Óscar De Marcos. Marcelino dijo que si le dicen antes del partido, él hubiese firmado ese mismo guión del triunfo, igual, con todos los ingredientes ocurridos. Lo suscribo.

En ambos goles participó Sancet. Salir y besar el santo. Asistencia a Iñaki, y en el 89, lo mismo con Óscar. Muy bien.

También muy bien Zárraga e incluso Berenguer.

Y de los titulares además de a Iñaki y a Aguirrezabala, destacó a Vencedor, que se mató a trabajar y cada vez mueve la pelota con más criterio y durante más tiempo.

Y, de esta manera, hemos roto la otra losa esa, de llevar 8 partidos sin ganar. Un mundo. Pero estos 3 puntos te dan otra ilusión y podemos mirar con otros ojos el partido de este próximo miércoles, también en San Mamés, contra el Real Madrid. Fenomenal. Pero como la alegría no puede ser perfecta… anoche me dijeron que Mateu estará en el VAR el miércoles. Espero que no nos amargue como siempre. Sea como sea… ¡a por el Real Madrid! Y …

¡Aúpa Athletic!

P. D. : ¿Por qué no se hizo nada para recordar a Koldo Asúa? Los jugadores perfectos sacando una camiseta y acordándose en el gol. ¿Pero y el Club? ¿Hay alguna explicación? Porque si no se puede hacer minuto de silencio, vale, pero no sé… se podía haber puesto un vídeo homenaje o algo … Si alguien sabe el motivo y lo dice, encantada de leerlo. De todas formas, seguro que para Koldo el homenaje ya lo tuvo con el triunfo y los goles de Iñaki y de Óscar. Fue por ti, Koldo.

El Athletic mereció más contra la Real

Un punto conseguido in extremis por los rojiblancos, pero que deja un regusto raro, ya que aunque el empate fue sobre la bocina cuando ya lo veíamos perdido, también en el cómputo general del partido, el equipo bilbaíno mereció más. Raro. Raro.

Munuera protagonista (Foto: Pablo Viñas)

Empiezo diciendo que estoy contenta porque nuestros chicos, siguen jugando como en todos los partidos. Saliendo a muerte a por los contrarios, dando igual quien sea el oponente. Muy bien, achuchando desde el minuto uno. De hecho, en ese momento hubo un posible penalti que el árbitro, ni siquiera dudó en no pitarlo, a pesar de lo escandaloso de la caída. Lo revisaron en el VAR pero se reafirmaron. Yo les hago una pregunta a los colegiados, ¿Elustondo, qué tocó primero, el balón para despejarlo, o la rodilla de Iñaki para derribarlo? No hay más preguntas señorías.

Contacto en la rodilla

La Real, no olvidemos el líder de la Liga, también hizo cosas buenas, sobre todo Isak, pero los nuestros no les dejaron hacer ese juego fluido que han desarrollado hasta ahora. Mérito nuestro. Además se fueron generando ocasiones. Iñaki, ¡no se puede perdonar tanto! La jugada ya comentada debería haber sido gol y no estaríamos discutiendo otras cosas. Raúl García le puso un balón maravilloso pero Elustondo le comió la tostada.

La presión de los jugadores encomiable. Parecía difícil mantener el ritmo en el segundo tiempo pero se logró. Y vino la jugada que te puede marcar un derbi y lo marca. Íñigo Martínez, otra vez, cometió un penalti muy claro, que puso en ventaja a los blanquiazules. Nada que objetarle al árbitro en esa jugada. Pero luego…. Madre mía, ¡ Qué recital de errores! Para empezar la patada de Mikel Merino a Sancet sin ninguna posibilidad de jugar el balón es una tarjeta roja como una casa. Según López Ufarte (por si acaso, ex jugador de la Real, ganador de las últimas Ligas que ganó su equipo, en Primera división), Merino, perdió la cabeza. Pero… a pesar de eso le sacaron la amarilla, solo amarilla. Poco después Merino, otra vez, le dio a Petxarromán con la mano, y nada. Nada. Para al de poco tiempo sacar una roja a Íñigo por una jugada de auténtico chiste. Primero hay falta de Isak, y en el forcejeo posterior Íñigo con su mano toca la cara del sueco. Otra amarilla y expulsado. Para que consideréis si es o no, os diré que López Ugarte dijo, que no, que no era roja. Y así el equipo estuvo 11 minutos con un jugador menos. Una vergüenza. Por cierto, espero que el Club reclamé para que le quiten la tarjeta.

A pesar de todo, ir perdiendo y con 10, no se arrugaron y lo siguieron intentando. La justicia divina, quiso que en una falta sacada sin gran peligro por parte de Iker Muniain ( salvo porque iba a puerta), Remiro, no sé si se quiso adornar, pero intentó repelarla de puños, cuando o debía blocarla o despejarla, pero con las manos abiertas. Pero… Gracias, muchas gracias, porque el balón fue para dentro y el Athletic, consiguió empatar. Y he dicho lo de justicia divina, ya que Íñigo, ex de la Real, nos la había montado parda, no estuvo mal que Remiro, ex del Athletic, se la montase a ellos.

Añadiría sobre el arbitraje que a Martínez Munuera le costó muchísimo sacar una tarjeta. En concreto, Rico es increíble que se fuese a su casa sin ella. Nada más comenzar el partido cometió una falta de las que ponen en peligro la integridad física de los jugadores. Pero… Nada. Sigan, sigan, que diría Mateu.

También, por dar algunos nombres de futbolistas tengo que mencionar a uno que siempre me ha encantado pero que le encuentro muy bajo. Óscar De Marcos, ya lo dije la semana pasada, está sufriendo muchísimo y tiene problemas para contener a los rivales. Por contra, me alegré por fin de ver a Petxarromán aunque fuesen solo 16 minutos. Debut en su ex-casa. Espero que siga contando con él, Marcelino.

Además quiero mencionar a Unai Vencedor, no lo hice la semana pasada a pesar de merecerlo y está quiero hacerlo. Nos está dando y nos va a dar mucho. Mucho. Cada partido le veo mejor.

Y así, casi como sin darnos cuenta el Athletic de todos los partidos jugados fuera de casa, todavía no ha perdido ninguno. El mérito es increíble. Pena otra vez que nos está faltando ese puntito de suerte, pero si se sigue así… se puede hacer algo importante.

¡Aúpa Athletic!

«Parte» del Athletic en Ibiza

En la época estival y con las redes sociales tenemos que pasar por el trago de ver las fotos de algunos de nuestros jugadores de vacaciones.

¡Qué desastre!

Ayer vino el «parte de guerra» de Ibiza. Y de nuevo vemos a Muniain, Williams, Yuri e Íñigo Martínez. Ya pasó el año pasado y aunque algunos nos enfadamos, está claro que desde el club no habría consecuencias, o si las hubo les dio igual, ya que las nuevas fotos así lo indican. Me da lo mismo que sean fotos robadas… Los jugadores tienen que saber que fotos al día les van a hacer mil y si la están liando, dos mil. Recuerdo que estamos en pandemia y ellos vuelven a estar juntos y sin mascarilla. En las mesas se ven copas, muy bien, pero también se deberían ver las medidas de protección, las obligatorias mascarillas, porque aunque estén bebiendo, entre trago y trago hay que ponérsela y no se ve ninguna. ¡Ya está bien! Supongo que les pareció poco el año pasado volver de las vacaciones con 6 infectados y que a lo largo de toda la temporada «sólo» 12 jugadores del equipo tuviesen la enfermedad. ¿Igual quieren batir otro récord? Ya sé que están de vacaciones y que se lo tienen que pasar muy bien. No es incompatible con lo que les pido. Les pido responsabilidad. Que se cuiden.

Le quiero recordar a Yuri Berchiche, que ha sido uno de los que tuvo el COvid, que este año ha rendido muy por debajo de su nivel y seguramente ha sido debido al bicho. Todas esas secuelas físicas que le han impedido hacer su trabajo en condiciones es posible que hayan sido consecuencia de no protegerse frente a la enfermedad. Y al que le ha salido caro es al Athletic.

Voy a personalizar más en el capitán del equipo, que aparece encantado de la vida encendiendo un puro. ¡Fenomenal! Ni me representa, ni debería representar a nadie. Pero… por desgracia lo hace. Desde luego me parece lamentable que éste sea el que porte el brazalete. ¿Éste es el ejemplo para los chavales que están en Lezama, para sus compañeros, para cualquier joven que quiera ser futbolista? No lo quiero. Como tampoco quiero como capitán a un jugador que cree que lesionado puede jugar una final de Copa, por delante de alguno de sus compañeros, que no estaban lesionados. Así nos lució el pelo.

¿No se deben cuidar? La respuesta es sí, pero que la dé yo no tiene ningún valor. Siempre he pensado que el Athletic como club tiene un código ético que los jugadores deben cumplir. Pero estas situaciones hacen que dude de ello. La verdad es que estoy harta. Su falta de prudencia me crispa porque demuestra una superioridad y un pensar que el resto somos unos pringados, que no podemos hacer lo que hacen ellos porque son ricos, guays y porque todo les importa un comino. Y recuerdo las palabras de Bielsa y su «millonarios prematuros». Tal cual.

Su imagen es referente para muchos jóvenes, y siendo como es una imagen penosa, todo esto hace daño a la imagen del Club y, parece que a ellos les importará un rábano.

Cuando discuto esto con alguien, oigo que anteriormente los jugadores también hacían cosas similares, pero que no nos enterábamos. Igual sí, seguro que sí, y me parece mal, pero en este caso estamos en pandemia, lo que agrava más el tema. Y antes, por lo menos no les veíamos. No eran ejemplo negativo para nadie, ya que ojos que no ven, corazón que no siente.

Cobran un dineral, unas cantidades de dinero asquerosas, inmorales, indecentes,… ¡Qué menos que cuidarse! ¡Qué menos que cuidar a los que están a su lado! ¡Qué menos que representar al Athletic como debieran!

Unido a esto os informo que este verano a ver si aprendo a silbar, y a silbar muy fuerte, porque me voy a dejar los pulmones cuando vuelva a San Mamés, y no precísamente para jalearles, sino para dejarles claro que… ¡Ya está bien de tomarnos el pelo!

Y para acabar con la nota positiva, en el lado contrario se encuentra Asier Villalibre, al que le han sacado este verano dos fotos, a cada cual mejor. Una jugando al fútbol, con unos críos en una plaza de Gernika (hace un par de semanas). Y ayer, jugando en el campo de Iparralde, de portero, en un entrenamiento de un equipo cadete del Basurto (debe jugar su hermano en él).

Esto sí lo queremos ver (Foto: AS)

Asier así, sí representa al Athletic, y sí me siento orgullosa. Me gusta, hace que parezca uno de los nuestros. Y habrá más como Asier, sé que están De Marcos, Raúl,… Y habrá más. Por supuesto, lo aplaudo, pero… no me puedo olvidar de los otros, y el Club tampoco debería hacerlo, y debería tener consecuencias. Código ético, multas,… tirón de orejas, reprobar dichas conductas,… Algo. Y que se haga público, para que veamos que en el Club hay cordura y que todo lo negativo se intenta erradicar. Y no que pensemos que vamos a la deriva de manos de unos niñatos que nos exprimen económicamente, pero que con ellos no van unas exigencias que para cualquier mortal son lo normal, como responsabilidad y profesionalidad. Ambas deberían ir unidas al sueldo. Tampoco pido tanto.

¡Aúpa Athletic!

Regalo del Athletic a Osasuna

Harta de que tengamos un equipo de hermanitas de la caridad. Regalos, regalos y más regalos.

Desesperado (Foto: Pablo Viñas /Juan Lazkano)

Desesperante que se empeñe en tirar puntos frente a cualquier equipo que se presente delante. Jugando un partido que se podía haber ganado sin grandes sobresaltos. Que tienes encarrilado con un gol en el minuto 1 y que para el minuto 13 ya habías tenido 3 oportunidades más. Y… permites que en su primera aproximación al área el Osasuna se meta en el partido con un gol, en el que el delantero no se tiene ni que esforzar, porque le dejan totalmente solo en el área (Núñez vuelve a cubrir con la mirada), y encima Simón se aparta, porque sale de la portería, no sé muy bien adónde. Con lazo y todo les regalas el empate y de paso les resucitas, porque parecía un equipo que estaba muerto.

Así empezaron a incomodar al Athletic, e incluso a dominarlo, y los nuestros jugaban, según un amigo, a arreones, pero sin controlar. Teniendo oportunidades pero dejándoles también a ellos agobiarnos.

En el segundo tiempo, parecido, pero creando ocasiones, llegó el gol de Sancet, que podía haber sido definitivo, que debería haber sido definitivo pero… Olentzero, Papá Noel, Santa Claus, rojiblanco decidió o permitió que en el minuto 88 ellos hagan un contrataque que te pille ¡de sorpresa! y con solo 3 defensores, pero descolocados,… Y los rojillos solo con dos jugadores, gol. Imperdonable. Y así, regalamos dos puntos, OTRA VEZ, y van… ¿Pero qué le pasa al equipo para cometer semejantes errores? ¡Cómo es posible que un jugador técnico como López no sea capaz de parar un balón que le llega de cara estando solo! ¿Dónde estaba De Marcos en la jugada? Si solo hay un jugador del equipo contrario que va a entrar al remate… ¿Por qué está solo? ¿Por qué sale Iñaki al campo los últimos minutos y no presiona ni un solo balón? Bueno, esa respuesta ya la sé. Sale para conseguir un récord. En fin…

Como veis tengo un cabreo importante, que no es menor que el cabreo que tenía ayer Marcelino en rueda de prensa, cuya conclusión es ¡QUE NO SE PUEDE REGALAR TANTO! Se deslució un partido en el que otra vez los jóvenes dejaron momentos de calidad y volvieron a decir que aquí están ellos. Villalibre sigue demostrando. Su taconazo en el primer gol para dejar solo a Morcillo fue una maravilla. Pero no solo eso, tuvo muchos más detalles de delantero centro. Se compenetró muy bien con Jon, que también hizo muy buen partido, además de un gol. Sancet también bien y con gol. Vencedor repartió juego y entre otras cosas metió por lo menos 3 o 4 pases largos, que fueron muy peligrosos. Berenguer de nuevo dio una asistencia perfecta para el segundo gol y fue el que inició el primero. Estos citados fueron los mejores. Sin duda. Pero todo esto no fue suficiente por los errores de siempre. Horrible. Agur a Europa de la forma más tonta… Repitiendo, como recordó Marcelino, lo hecho hace 9 días también en San Mamés, esa vez contra el Valladolid, y en el minuto 85. Regalo. Ayer contra el Osasuna y en el 89. Regalo.

Conclusión: seguimos sin ganar dos partidos seguidos en toda la temporada en Liga. Buf… Vamos para record. Pena.

Y el siguiente contra el Huesca el miércoles. Lo digo ya cansada pero… ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!