El Athletic y Raúl vencen al Atlético

Celebrando el gol (Foto: EFE, Miguel Toña)

Raúl García se merece estar en el título de mi comentario ya que la pasada semana dije que prefería que Gaizka Garitano no le sacase contra su ex equipo, debido a que los partidos que había jugado anteriormente frente a ellos, habían sido bastante malos.

Me alegro infinito que jugase y que me dejase mal. Raúl hizo su mejor partido contra el Atlético de Madrid, y fue partícipe del 2 a 0 que le endosamos al equipo del “Cholo” Simeone. ¡Qué alegría! Fue el Raúl reconocible, luchador y guerrero, que no da un balón por perdido. Impidió muchas veces que sus ex compañeros pudiesen sacar el balón jugado desde atrás. Y encima tuvo participación en el primer gol, pasándole el balón en profundidad a Córdoba, para que éste asistiese a Williams. No le podemos pedir más. De hecho, al poco tiempo Garitano le sustituyó y volvió a recibir una sonora ovación de La Catedral. ¡Bien Raúl!

También quiero destacar a Íñigo Córdoba. Gaizka le concedió pocos minutos pero los aprovechó tan bien, que nada más salir, recuperó un balón, y en la misma jugada como ya he dicho, le hizo el pase de gol a Iñaki. Seguro que esto le da ánimos a pesar de lo poco que está jugando.

Otro que tuvo que salir también contentísimo de San Mamés es Kenan Kodro. Llevaba segundos en el campo cuando consiguió inaugurar su cuenta realizadora. Primer gol, a los que le seguirán muchos porque Kenan tiene muy buena pinta.

Kenan en plena celebración (Foto: EFE)


Sí Córdoba y Kodro fueron decisivos, también tengo que mencionar, obligatoriamente a Gaizka Garitano, por su oportunidad en sacarlos al terreno de juego. ¡Vaya ojo! Efectividad total. En el partido anterior ocurrió lo mismo, puesto que al salir desde el banquillo Ibai, revolucionó el partido y se consiguió el empate frente al Espanyol gracias a su asistencia.¡Qué siga así Gaizka!

Así mismo no me olvido de Ibai Gómez, que como ya he dicho, si en su anterior partido consiguió una asistencia saliendo del banquillo, el sábado, jugando de titular, consiguió otra, poniéndole un balón entre líneas perfecto a Kodro. Además en el primer tiempo participó en las pocas jugadas peligrosas que hubo, sobre todo, en un tiro que hizo demostrar a Oblak que es uno de los mejores porteros del mundo. Bien Ibai.

Y ahora llegamos al parón, en una buena situación que nos permite ver el futuro con ilusión. No voy a decir cuál pero tenemos buen objetivo.

¡Aúpa Athletic!

El plus de Raúl García

¿Quién nos iba a decir a los aficionados rojiblancos que un jugador como Raúl García, se iba a convertir casi en uno de los más admirados del equipo?

Raúl García siempre en mi equipo (Foto: Athletic Club)

Antes de venir al Athletic, muchos eran los que no lo querían traer ni locos, o los que le tenían un paquete considerable. Yo misma me tengo que incluir en el segundo grupo. Pero… tardó en conquistarme, francamente, muy poco. A mí y a la mayoría. De hecho de su primer partido en San Mamés salió ovacionado, que es como ha salido la mayor parte de las veces que le han sustituido. Tiene un gen competitivo que ya me gustaría a mí que lo tuviesen todos los jugadores del Athletic. Nunca se da por vencido. Lucha hasta el último momento y no se deja guardada dentro una gota de sudor.

Es un auténtico profesional, del que nunca voy a dudar. Empezó dubitativo la temporada, pero no tardó en entonarse y en estos últimos partidos, es con mucha diferencia, el que más y mejor nos está sacando las castañas del fuego. De hecho, los 4 últimos goles del equipo los ha metido él. Vamos, que le debemos todos los últimos puntos que hemos sacado, nada menos que 7.

Además es un jugador que tiene visión de juego y da asistencias y pases medidos a los espacios, al pie, a la cabeza…

La presión que ejerce hace perder muchos balones al equipo rival. Se coloca muy bien y también se desmarca muy bien. Ve el juego y la jugada antes de que se produzcan, lo que le permite anticiparse muchas veces.

Además su actitud es contagiosa y empuja a los compañeros a luchar como él. Por lo que no sólo es bueno como jugador sino como integrante de un equipo.

A pesar de todas estas virtudes que estoy escribiendo, y que seguro que me olvido de alguna, el próximo sábado contra el Atlético de Madrid en San Mamés, no le sacaba de titular. Puede parecer contradictorio… pero… a las pruebas me remito. Con mucha diferencia contra su ex equipo ha hecho los peores partidos con nuestra camiseta. Ya he dicho, y lo repito por si acaso, que no dudo para nada de su profesionalidad. Pero… algo le pasa contra el equipo de Simeone. No sé qué, pero… le ha pasado en todos los partidos jugados hasta ahora… así que… si yo fuese Garitano, no le ponía de titular. Repito, me parece uno de los mejores del equipo, quizá el segundo mejor, después de Aduriz, pero frente al Atlético… cambia. Eso sí, si al final juega ojalá me deje fatal y haga el partido de su vida. ¡Ojalá!

Y acabo diciendo… ¡Raúl García, siempre en mi equipo!

¡A por el Atlético! Y…

¡Aúpa Athletic!

Entre derrotas… ¿renovamos a Muniain?

Sí, pero no a cualquier precio.

Iker golpeado (Foto: EFE)
Me explico y para ello empiezo comentando el partido del sábado.
A perro flaco todo son pulgas. Es increíble que el Athletic perdiese en el Wanda Metropolitano. Jugó mejor, mereció más, tiró más veces a puerta,… pero el refrán se cumplió a rajatabla, y con la ayuda del árbitro los colchoneros metieron el gol de la victoria, el dos a tres, en el descuento. Demasiado castigo para un equipo que mereció mucho más.
Es más que probable que nadie en su sano juicio esperase que el Athletic hiciese semejante partido en Madrid, los antecedentes eran muy negativos y el Atlético no era precisamente el equipo más propicio para conseguir algo positivo. A pesar de todo el Athletic lavó esa imagen paupérrima que ha ofrecido los partidos anteriores y nos brindó seguramente el mejor partido de la temporada hasta ahora. Eso sí, se siguen cometiendo los mismos errores que te penalizan y que hacen precisamente que vuelvas con las manos vacías. Errores en forma de pérdidas de balones absurdas, como la del primer gol colchonero. Muniain, otra vez, pierde la pelota y no continúa para intentar recuperar. Williams sí retrocede pero no todo el rato… debió pensar que ya había seguido demasiado a Thomas, que ahora fuese otro. Beñat y San José cerca del borde del área pero esperando, sin decidirse a salir para incomodarle… Conclusión: tiro de Thomas sin ningún tipo de oposición, trallazo y golazo (¿quizá Iago podía haber estado un poco más cerca del palo corto… y haber hecho algo más?)
El primer protagonista negativo de este gol es Iker que perdió la pelota, como otras muchas a lo largo del partido, por retenerla en exceso, por caracolear sin mucho resultado provechoso. ¿No sería mejor soltar antes el balón? Sus perdidas son casi siempre peligrosísimas. No me olvido de su asistencia en el segundo gol de Iñaki, muy buen pase, perfecto, pero le pido más de esto último y menos conducción y caracoleo improductivo. Esto lo uno a su renovación, que parece que no acaba de firmarse. Dicen que quiere ser de los mejores pagados, o el mejor. Pues si es así no estaría de más que empezase a jugar mucho mejor que hasta ahora. Iker no ha demostrado todo lo que se esperaba de él, más que con cuentagotas. Ha tenido dos lesiones graves en las dos rodillas, lo que lógicamente le ha lastrado, le ha impedido que su nivel sea alto con continuidad. Su rendimiento está siendo normal. Y desde luego, no como para ser el mejor pagado de la plantilla. Seguro que es totalmente impopular lo que digo, pero estoy cansada de que nos sableen en las renovaciones y contrataciones. No sé si los mejores pagados son Iñigo Martínez e Iñaki Williams, ni cuánto cobran… se comenta que están por los 4,5 ó 5… pero a saber. A mí me parece una barbaridad. Una sobrada, que encarece el resto de contratos y renovaciones. También se dice que él quiere cobrar más que eso… Yo a Muni no le daba ni medio euro más del sueldo más alto. Incluso, le ofrecería menos. ¿Que tiene calidad? Claro que sí, pero hay que demostrarlo más a menudo. ¿Que se pone triste y no renueva?… pues que se vaya a otro equipo donde le paguen más… que no sé si lo va a encontrar. Estos sueldos no hay equipo que los aguante. Nos vamos a acabar asfixiando económicamente. En algún momento hay que poner el límite. Y este me parece tan buen momento como otro cualquiera. Repito, quiero renovar a Iker, me parece importante, pero no a cualquier precio.
Y sobre el equipo, a pesar del mazazo del sábado habrá que quedarse con lo positivo, que fue mucho, y seguir puliendo los errores que también los hubo. Va a costar salir de ahí, pero se puede si se sigue el camino iniciado en el Wanda.
¡Aúpa Athletic!

El Athletic a la deriva

He vuelto a dejar pasar un día para hablar sobre el partido del Athletic contra el Espanyol.

Otro desastre rojiblanco (Foto: Borja Guerrero)
No sé si ha sido por salud mental o por intentar verlo con un poco más de perspectiva (no es la primera vez que me pasa). Me gustaría ser más optimista pero… la situación da un poco de miedo. Los números del equipo son horrorosos pero creo que todavía es peor la imagen que estamos dando partido tras partido. Al principio me agarraba a los buenos momentos que se jugaron contra el Barcelona, contra el Real Madrid, e incluso, la primera parte contra el Betis,… pero los últimos varapalos nos han dejado a los aficionados un poco tocados.
Berizzo continuó con su cambio de táctica, poniendo otra vez en Barcelona cemento armado en el centro del campo. Cemento muy sólido pero poco o nada creador. Ello hizo que el Espaynol estuviese acogotado el primer tiempo. No jugábamos nosotros a nada, pero ellos tampoco. Todo hasta que llegó un nuevo regalo en forma de autopista libre por la banda izquierda, que aprovecharon los pericos para centrar a placer, y que otra vez, se le tomase la delantera a Íñigo Martínez, recibiendo un nuevo gol mazazo al final del primer tiempo. El Athletic tuvo una reacción y en 3 minutos tuvo las dos únicas oportunidades del primer tiempo, pero sin suerte, ya que el palo y el portero, se interpusieron entre los tiros de Williams y Raúl García y el gol. Y así al descanso, con cara de tontos otra vez, porque tampoco ellos merecían ir por delante en el marcador.
El segundo tiempo de nuevo un quiero y no puedo, una incapacidad absoluta por crear juego u ocasiones de peligro. Ellos volvieron a disponer de unas cuantas pero el marcador ahí quedó. 1 a 0. Más que de sobra para ellos y un desastre para nosotros. Encima con daños colaterales, en forma de lesión de Raúl García, el cual todavía no me explico cómo fue capaz de acabar el partido tal y como se le dobló el tobillo; en forma de lesión de Yeray, dicen que tiene para un mes; y por una inoportuna quinta tarjeta que nos deja sin Dani García, para el sábado.
Conclusión: vamos al Wanda Metropolitano a jugar contra un equipazo y encima faltándonos 3 de los titulares y con otros jugadores que salen de inicio, que no están para muchos trotes.
Pinta mal. Muy mal.
Encima tenemos unas elecciones por ahí que acechan… y que igual hoy mismo Josu Urrutia anuncia cuándo van a tener lugar. Tal y como estamos quizá cuanto antes mejor… porque si seguimos así, que sean en marzo puede ser un desastre absoluto.
Espero también que en rueda de prensa se le pregunte al presidente si están pensando en un plan B, por si esto no remonta. Yo daría como plazo el partido del Getafe. Por lo menos que lo piensen… y si no es necesario, mejor que mejor, porque eso querría decir que el Athletic ha dado la campanada contra el Atlético de Madrid. ¡Ojalá!

¡Aúpa Athletic!

¿Hizo bien Berizzo rectificando?

El sábado en el partido del Athletic contra el Valencia en la Catedral asistimos a un cambio de timón en la dirección del equipo por parte de nuestro entrenador.

Protagonista por el cambio de rumbo (Foto: EFE)
Algunos le han criticado fuertemente por ello, cuando a mí la lógica me dice que es lo que tenía que hacer, ya que todo lo anterior no le había dado resultado.
Cuando llegó el Toto al Athletic, allá por mayo, comentó que quería hacer del equipo un grupo protagonista que quisiese el balón y el buen juego, basándose sobre todo en la combinación, pero teniendo como meta el ataque.
De las intenciones a los hechos va un trecho y el bueno de Berizzo todavía no ha encontrado el camino, más bien se ha dado con el muro de la realidad. Estos jugadores rojiblancos quizá no son los ideales para hacer lo que él pretendía. Los dos últimos partidos contra el Eibar y contra el Rayo Vallecano así lo han vuelto a demostrar. Sobre estos encuentros no escribí ya que mis comentarios se centraron en la Asamblea de compromisarios. Pero casi mejor, porque fueron tan horrorosos que yo creo que han sido la razón por la cual el entrenador le ha dado la vuelta a su concepción del fútbol para el Athletic, por lo menos hasta que encuentre una solución para la sangría que estábamos sufriendo.
Me parece perfecto. El equipo defensivamente era un coladero. El tiki taka se estrellaba continuamente en los pases erróneos o en las pérdidas absurdas. Si en Eibar no perdimos fue porque los milagros existen. En Vallecas fue por la vergüenza torera de Raúl García, que con su trabajo e intensidad, contagiò a todos en el segundo tiempo. Vistos los goles encajados, los resultados, y los jugadores que tenemos el sábado Berizzo pensaría en proteger o fortalezar al equipo desde el centro del campo, al que dotó de muchísimo músculo. San José y Mikel Rico junto a Dani García. Bien. Pierdes creación pero de momento ya se consiguió que el Athletic acabase el partido sin encajar un gol, algo que no ocurría en toda la temporada. Es un paso. Yo le agradezco el cambio al entrenador. Si su idea inicial no prospera, habrá que probar otras cosas, sobre todo en esta situación de premuras clasificatorias. Hubiera sido mejor sacar lo 3 puntos contra los valencianos, pero había un equipo delante que quería lo mismo que tú, ganar el partido. En este caso el Valencia, con Marcelino al mando, y con sus necesidades apremiantes también. Otro rey del empate y con pocos puntos en el casillero, como nosotros. Un buen equipo con buenos jugadores ante los que si tienes perdidas absurdas te pueden hacer un lío. El blindaje del centro del campo hizo que los ches no estuviesen cómodos en todo el partido. Nosotros no hicimos muchas oportunidades pero ellos tampoco. Así que empate merecido, por mucho que Marcelino dijese que merecieron más. Pues no. También Raúl García tuvo en el último segundo una ocasion que pudo hacer que el partido acabase con 1 a 0. No fue así. Iago también, se encargó, con un paradón de evitar poco antes el 0 a 1. Tablas merecidas. También quiero destacar a los “nuevos” San José y Rico, que cumplieron de sobra y con buena nota a pesar de estar, sobre todo Rico, casi inédito en esta Liga.
Ahora esperemos que a partir de esa solidez se pueda empezar a crear y a hacer alguna ocasión de gol, porque el pobre Aduriz se tuvo que ir desesperado a casa. No tuvo nada que echarse ni al pie ni a la cabeza para rematar. Así no se puede. Pero volviendo a los partidos anteriores en los que el centro del campo era más creativo y con menos músculo, pregunto… ¿se crearon más oportunidades de gol? No. NO rotundo con mayúsculas. Bueno, entonces parecido a lo del sábado. Así que, para mí, bien Berizzo. Primero solidez y ya irá volviendo a su idea de creación y protagonismo atacante. Necesitamos puntos y no nos podemos poner exquisitos. Mejor un punto que nada.
En los próximos partidos nos enfrentaremos a dos de los gallos actuales, el Espaynol y el Atlético… más difícil no se puede poner. Pero tranquilos que hay tiempo.
¡Aúpa Toto y aúpa Athletic!