Florentino Pérez, ¡qué poca clase!

Era de las optimistas que pensaba que era imposible que un presidente de todo un Real Madrid, iba a ser capaz de tropezar dos veces en la misma piedra. ¡Qué panchita! Visto que una vez no cedió su estadio para la final, ¿cómo lo iba a dejar ahora? Este hecho me lleva a confirmar la baja categoría que puede llegar a demostrar un Club, que curiosamente es un club que quiere ir de señor, un club deportivo que estaría bien que demostrase cualidades deportivas. No. Imposible.

Florentino Pérez  (Foto: EFE)
Florentino Pérez (Foto: EFE)
Se ve que a mí me han educado de otra manera. Recuerdo que mi padre hace muchos años decía que el Madrid sería lo que fuera, pero que era un club señor. Me contaba una historia para intentar convencerme porque yo lo dudaba. Me decía que un jugador del Athletic, amigo suyo tuvo un infarto mucho después de dejar el fútbol , y recibió un telegrama del Real Madrid, preocupándose por su estado y que si quería algo no tenía más que pedirlo. Pues efectivamente, es un detalle de club señor. No se lo podía negar a mi padre. Pero… Nunca mejor dicho… ERA. Ya desde luego no lo es. El señorío hay que demostrarlo con los hechos, y estos hechos de los que hablo muestran precisamente lo contrario. Hay que ser muy cutre y ruin para no ceder el estadio. Y por supuesto, no me sirve como disculpa que no nos lo deja porque no se lo quiere dejar al Barcelona, porque ya eso sólo, me parece que demuestra muy poco calidad como persona. Si Florentino está respaldado por sus socios, todo lo que estoy diciendo sobre el presidente lo traslado, al que así opine. De todas formas me niego a pensar que esto es lo que piensa la mayoría de los socios de ese equipo. Me niego.
Relacionado con esto me ha llamado poderosamente la atención las reacciones de la prensa o de los que opinan sobre temas futbolísticos, que no critican de forma clara dicha decisión. Algunos se disculpan diciendo que ellos no dejarían San Mamés. Pues igual de mal me parece una cosa que la otra. ¿Por qué no se critica abiertamente? A saber. Hay tantos favores que pagar que cualquiera sabe… casi mejor ignorarlo para que no nos de más asco todavía.
Hablando de asco, tampoco se va a salir de rositas la Federación. ¿No se supone que es la que organiza el torneo? ¿No podría haber mediado para que “el tito Floren” hubiese dejado el Barnabeu? Incluso diría, como es uno de los clubs que participa en el torneo ¿no podría haberle obligado a cederlo? ¡Qué va! Imposible. ¿Y si se enfada el presi blanco? Igual, igual que si se enfada el Barcelona. Noooo. No conviene a la Federación que los dos equipos grandes se enfaden. Da igual que los tejemanejes de estos dos sean asquerosos, inmorales, y sobre todo poco deportivos. Y encima, siempre les quedarán el resto de primos, léase, el resto de clubs sin ningún tipo de poder, para que les rían las gracias y hacer de ellos y con ellos lo que les de la gana a los mal llamados “grandes” porque la grandeza se demuestra con otras acciones. Primos, incluido el Athletic. Que además de ser primo, y enviarle a jugar al peor campo posible la final, a un campo no neutral, ni siquiera van a protestar. Es más, el presidente del club gravemente perjudicado va a salir y va a decir que está muy contento de ir a Barcelona. ¡Toma ya! Esto último, es lo que le reprocho a Josu Urrutia. Ya lo dije el jueves, tenía que haber salido de la reunión llamando a las cosas por su nombre. O incluso antes de la votación negarse a separar los dos bloques como lo hicieron. Supongo que es mucho pedirle. Y, por supuesto, debería romper relaciones con el Real Madrid. Que quede claro que el Athletic no acepta a los que le ningunean.
Por cierto, la anécdota del jugador que comento, era de Eneko Arieta, o eso me contaba mi padre. Eneko, casualmente uno de “los once aldeanos” que hicieron la machada de ganarle la final de la Copa en su estadio al Real Madrid super campeón de aquellos años. ¿Será premonitorio? ¡Ojalá!
¡Aúpa Athletic y a por el mal llamado grande, Barcelona!

El sinsentido de la violencia en el fútbol

La estupidez en su grado mas alto nos ha llevado a una nueva tragedia relacionada con el fútbol. Ha fallecido, mejor dicho, han asesinado a un aficionado del Deportivo. Toda disculpa es buena para cometer auténticas barbaridades. En este caso la disculpa es un partido de fútbol, el deseo es la violencia por la violencia y el resultado es una nueva muerte.

Otra muerte absurda
Otra muerte absurda
Bien, repito lo dicho. La estupidez en su grado más alto. ¿Quién puede entender que con motivo de un partido se haga una quedada entre las aficiones para pegarse, saldar cuentas pendientes (no sabemos ni qué cuentas, ni contra quiénes son, ni por qué), e intentar «matarse», sólo por el hecho de animar a distintos equipos? Supongo que ellos lo entenderán, los que lo han hecho. Pero… ¿estarán contentos del resultado?, ¿es lo que querían? No sé. Quizá mi entendimiento es muy limitado para poder comprender la sinrazón de la violencia por la violencia. No es la primera vez que ocurre, ni por desgracia va a ser la última que va a ocurrir.
Según parece los aficionados del Deportivo, del grupo Riazor Blues y los del Atlético de Madrid, del Frente Atlético, habían quedado antes del partido para… ¿matarse? Muy bien. Pues lo han conseguido. Quedan una viuda y dos hijos, uno de ellos de 4 años. Una familia rota y más odios y más disculpas para poder volverse a matar en cuanto tengan media oportunidad. Las imágenes que circulan por las redes y por los medios son impresionantes. Una auténtica batalla campal. ¿Y la culpa? Pues evidentemente de unos y de otros. Del Frente Atlético y de Riazor Blues. De todos aquellos que se amparan en cualquier cosa para pegar a alguien. De hecho, en A Coruña durante el partido 6 «valientes» encapuchados han agredido a dos aficionados del Atlético que estaban viendo el partido en un bar. Seguro que ni les conocían pero ya tenían disculpa… Violencia y más violencia sin sentido.
Por supuesto que no me olvido que hace 16 años estos personajes del Frente Atlético también mataron a otro aficionado. En aquel caso le tocó a Aitor Zabaleta, seguidor de la Real, porque pasaba por allí. Como nos podía haber pasado a cualquiera. Hoy le ha tocado a otro que según parece iba ya predispuesto a pegarse, pero el resultado ha sido el mismo. Unos grupos son más violentos que otros pero todos tienen culpa, más o menos, pero culpa.
Eso sí. La responsabilidad de los dirigentes del fútbol está ahí por mucho que no lo quieran ver. Gil Marín asegura que «no es quién para disolver el Frente Atlético». Perdona, más bien deberías decir que no quieres. Que no te interesa. Que no te atreves. Cualquiera me vale o todas me sirven. Lo sabe él y lo sabemos todos. Queda muy bien tener un grupo que anima mucho, que da mucho ambiente en el campo. El precio que hay que pagar por aguantar que animen es demasiado alto pero los clubes lo pagan… Para el Atlético de Madrid sería tan sencillo como coger todos los nombres de los detenidos ayer, de los que han sido identificados y no volverlos a dejer entrar en su campo. Y en A Coruña podían hacer lo mismo. Y si ha habido detenidos del Rayo como se dice, igual, que no vuelvan a entrar en un recinto deportivo. Sin más. Y eso lo pueden hacer los presidentes o las Juntas Directivas.
Por supuesto también meto en el mismo grupo a Herri Norte o a los violentos que tienen dentro. Que ellos también han quedado o han ido a esperar a alguien, si mal no recuerdo el año pasado o el anterior a los Riazor Blues, dándose otra batalla campal en las calles de Bilbao. Que salvajes también tenemos aquí. No estamos libres, ni mucho menos. ¿Y nuestro club también podría hacer algo más para evitarlo? Yo creo que sí. Pero… es que animan mucho. Ya. Y también insultan mucho incluyendo a los aficionados de su mismo equipo. Con que no piensen como ellos ya les insultan. La violencia por la violencia. Se mete como disculpa la política o … aquella vez en que uno del Atlético de Madrid hizo algo, o que otro de los Ligallos dijo…, o del Sporting, o del Alcorcón,… que más da, cualquier disculpa es buena.
Y repito, muchos dirigentes de clubs les apoyan. Les bajan los precios, les proporcionan entradas, les guardan las banderas,… Como animan tanto… como no quieren líos,… ¡Qué pena!
Y con todo ¿adónde vamos? A dónde estamos ya. A la imposibilidad de poder ir a ver un partido de tu equipo a otra ciudad porque igual te parten la cara, o peor. Incluso en tu misma ciudad te puede salpicar si estás en mal momento en el sitio inadecuado. Nos ha llevado a no poder llevar la bufanda de tu equipo. A no pasar por determinadas zonas o a ir, si tienes valor, cagada o escondiéndote. Eso ni es futbol ni es nada. Ni es deporte ni es nada. Ni es deportividad ni es nada.
Así mismo en Mestalla han dado un botellazo a Messi durante la celebración del gol del Barça. Otro impresentable que amparado en el anonimato tira una botella al campo sin pensar en las consecuencias o peor, queriendo tener consecuencias. ¿Dónde queda el deporte? Muy lejos de la imagen que debería dar. Muy lejos de eso bueno que me gustaría poder transmitir a mis hijos.
Pero buscando lo positivo, como siempre me gusta, he de decir que estamos, como siempre que ocurre una desgracia, ante una magnífica oportunidad de poner las medidas necesarias para que no se vuelva a repetir. Ahora es el momento. Los clubes, la Federación, la LFP, la AFE, los aficionados, todos podemos hacer algo. Si no lo hacemos la culpa será de todos aunque no queramos verlo. Y mientras a sobrellevar la vergüenza de lo ocurrido.
Descansa en paz, Francisco José Romero.

Las leonas subcampeonas de Copa

El título del comentario lo he puesto apropósito porque su manera de luchar en la final dejó muy alto el pabellón del Athletic. Sé que es poco consuelo, que otra vez han quedado subcampeonas. Que de nuevo se han quedado con la miel en los labios pero… Estoy muy orgullosa de ellas y a pesar del mazazo recibido quiero que tengan la cabeza bien alta por lo logrado.

Si seguís como una piña lo vais acabar consiguiendo (Foto: Athletic Club)
Si seguís como una piña lo vais acabar consiguiendo (Foto: Athletic Club)

El Barcelona estos últimos años está un puntito por encima de ellas, repitiendo un comentario de aficionados que siguen al equipo femenino de manera continuada. A pesar de ello, nuestras jugadoras han puesto toda la carne en el asador y han conseguido tener a las catalanas contra las cuerdas toda la segunda parte. Pena que alguna de las ocasiones que tuvieron no se pudieron materializar. En la prórroga se adelantaron las del Barça lo que podía haber supuesto el golpe definitivo pero… No. Las neskas tuvieron seguido otra oportunidad y a continuación metieron el gol del empate. A partir de ahí más dominio del Athletic pero sin oportunidades.

De ahí a la lotería de los penaltis. Y lo que son las cosas, seguramente la mejor jugadora del partido del Athletic, Irene Paredes fue la que falló. Era desconsolador verla llorar al final del partido. Buf. Pobre. Ahí fueron a saludarla todas las jugadoras de equipo campeón y por supuesto sus compañeras. La frase de siempre es la que voy a repetir. La que falla el penalti es la que se arriesga a tirarlo. Además, en este caso, por lo que me han comentado, una de las que iba a tirar el penalti era Iraia pero como se lesionó en la prórroga (¡qué mala suerte!), la sustituta para tirar uno de ellos fue… precisamente Irene, porque se vio bien y con confianza. Ánimo Irene y piensa que igual tu equipo llegó hasta los penaltis por el buen partido, buenísimo partido que jugaste tú. Ánimo y a por la siguiente.

También ánimo a Leire Landa que se lesionó en el primer tiempo y a ver si hay suerte y es menos de lo que parece. Y ánimo a todas, porque seguro que el próximo año vais a seguir ahí, y el que la sigue la consigue. Además vais a seguir teniendo detrás a la afición que a pesar de la kilometrada y de todas «las facilidades» puestas por la Federación (partido en Ceuta, casi sin posibilidades de alojarse, en campo de hierba artificial), siempre van a estar ahí con vosotras (incluso se veía una bandera del Athletic con la ikurriña en un balcón ceutí).

¡Aúpa Neskak! ¡Aúpa Athletic! ¡Y a seguir luchando el año que viene para conseguir el premio que tanto os merecéis!

El Athletic femenino a Ceuta a por la Copa

Permitidme que empiece el comentario acordándome de los artistas de la Federación que han programado la final de Copa de la Reina, de fútbol femenino en ¡¡CEUTA!! ¡¡¡Fenomenal!!! Supongo que quieren que no vaya a verla nadie. Muy bien. Eso sí, los federativos supongo que sí irán, y por supuesto , imagino que a gastos pagados. ¡Viva la Federación! Los familiares de las jugadoras y los aficionados al fútbol, sean del Athletic o sean del Barcelona, o sean del equipo que sean, creo se llevarían las manos a la cabeza desde el mismo momento que supieron la sede. Gracias artistas.

¿Habrá más público que el que se ve en la imagen?
¿Habrá más público que el que se ve en la imagen? (Foto: Fuftem.com)

Una vez perdido el tiempo hablando de esos personajes, vuelvo a lo importante, al fútbol femenino. A ese que este fin de semana nos puede dar una alegría enorme a los aficionados zurigorris.

¡Cómo contra el Valencia y el Levante! (Foto: Cadena Ser)
¡Cómo contra el Valencia y el Levante! (Foto: Cadena Ser)

Ese fútbol que como comenté el lunes le debe algo a nuestras chicas y esperemos que se lo puedan cobrar. Ainhoa Tirapu, la portera se mostraba muy esperanzada de conseguirlo a pesar de jugar contra la bestia negra de las rojiblancas, estos últimos años, el Barcelona. Gran equipo que ha ganado las últimas tres Ligas arrebatándoselas a las nuestras, siendo la del año pasado la más cruel, por ser en casa, en San Mamés, en el último partido, en el que con un empate valía. Pero… no pudo ser. ¡Qué mejor ocasión que ésta para olvidar aquello con una alegría inmensa! Ganar esa Copa sería un premio para las jugadoras, más que merecido porque todos estos años han estado ahí. Al lado y a punto de conseguir un título.

¡Ésta es la vuestra! ¡Ésta es la nuestra! ¡Aúpa Athletic! ¡Aúpa neskak!

El árbitro y el Atlético ganan al Athletic

Este partido ya lo había visto antes de que se jugase. Ya sabía lo que iba a ocurrir, mi única duda era el resultado, pero sobre como iba a discurrir no había otra posibilidad.

Peligroso en todos los sentidos... (Foto El Desmarque Bizkaia)
Peligroso en todos los sentidos… (Foto El Desmarque Bizkaia)

Por si alguien está pensando que voy de sobrada, introduzco aquí de manera literal parte de mi último párrafo del comentario que publiqué este martes a la mañana:

“Y ahora al Calderón, y a ver si los madrileños se dedican a jugar sólo y no a dar cera como lo hacen habitualmente. Y en el caso de que repartan como lo suelen hacer que el árbitro no lo permita, como lo hizo el otro día en el partido que tuvieron los colchoneros contra el Sevilla (demasiado pedir, ¿verdad?). ¡Qué bueno pero qué cerdo es Diego Costa!”

Lo dicho, que el partido ya estaba claro antes de jugarlo… Esto es lo triste de esta Liga, Copa, Federación, Colegio de árbitros,… que nos conocemos todos y sabemos lo que va a pasar.

Repito lo dicho el martes, pero sólo la última parte de una frase: ¡Qué cerdo es Diego Costa! Y estoy siendo suave en la afirmación. Le podían haber expulsado hasta tres veces (siendo generosa), pero… ¿cómo el señor Borbalán, árbitro de la contienda va a hacer semejante barbaridad y menos en el Calderón?. La primera “caricia” es cuando va a pillar cacho (que se dice) en un choque con Laporte en la esquina izquierda del área, en el que saca las dos manos a la altura de la cara de joven francés. “Caricia” para marcar el territorio desde los primeros minutos (¿como los perros que echan la meadita? Sí, sí. Igual). Luego viene en la que Laporte tirándose al suelo le roba un balón en el lado contrario del área y él (¿por rabia?) desde el suelo le suelta un manotazo, golpe… a pillar cacho otra vez. Están ganando el partido. No hay ninguna jugada que te pueda enfrentar a los defensas. Está todo controlado por parte de su equipo y él… hace eso. Para mí es incomprensible. El árbitro con buen criterio le saca por fin la tarjeta. Eso sí, podíamos hasta dudar del color de la misma porque le pega a Laporte sin más, sin venir a cuento. Sin disputa ya del balón porque está fuera de banda. Pero claro, le saca la amarilla. Vale lo acepto. Lo que no es de recibo es que al de 5 minutos le meta un plantillazo otra vez a Laporte de mucho preocupar. Delante del linier, de frente, vamos… los que se ven de maravilla, sin necesidad de repetición. Segunda amarilla y expulsión. ¡Ah, que no! Que estamos en la Liga Española y aquí ya sabemos cómo funciona esto. Que Diego Costa es del Atlético de Madrid y puede repartir a diestro y siniestro. ¡Qué se vayan a la mierda! Los colchoneros deberían haber jugado el segundo tiempo completo con 10 jugadores. Si eso no es una vergüenza no sé qué otra cosa lo puede ser. Por si fuera poco en el segundo tiempo se tira de manera indecente para fingir una falta y conseguir una tarjeta para Gurpegi que alucinado le mira al árbitro como pensando… ni se te ocurrirá sacármela a mí, ¿verdad? La tarjeta debería ser para él otra vez por fingir… pero que va. Y gracias que no se la han sacado a Carlos que… tampoco me hubiese extrañado. No acaban ahí sus trampas. No. Se vuelve a tirar en el área para sacar un penalti. En fin. Un dechado de virtudes futbolísticas. Y todo esto un solo jugador, que si jugase en otro equipo, que no fuese uno de los tres primeros, no acabaría ni un partido. Le echarían hasta de los entrenamientos.

Mi conclusión es que es una vergüenza. Y encima, desde el minuto cero, desde el principio, porque ni siquiera debería haber jugado este partido ya que le tenían que haber expulsado en el anterior, por su actuación con Fazio, el del Sevilla (otro que también…).

Y el resto de sus compañeros… parecidos. El “cebolla” Rodríguez nada más empezar en un fuera de banda (¡en un fuera de banda!) le deja la plancha a Gurpe y encima al volverse Carlos, le agarra de la cara ¿?¿? Poco antes de acabar el partido creo que Godin antes de saltar a por un balón le pega en la cara a Laporte… Lo que ya parece que ha cabreado un poco a Gurpe que ha ido… de mala manera a por un balón, soltándole una patada al jugador. Tarjeta clara. Y seguro que muchos athletizales se han alegrado de que se la diese, e incluso han pensado que qué pena que no se la diese más fuerte. No debería ser así pero… Hay que ser muy templado para aguantar. Y no acaba el tema… Más planchas a lo largo del partido, algunas con tarjetas, pero sólo porque ninguno de ellos tenía una amarilla anterior y no se podían convertir en rojas… Como siempre. Y para culminar Godin al final del partido, retirándose a los vestuarios y delante del árbitro le agarra, me ha parecido que de la oreja, a Aduriz ¿?¿? y luego, encima, se extraña porque le saca tarjeta. ¡Vaya banda de navajeros!  Pero, teniendo en cuenta quién es su entrenador, El “Cholo” Simeone, y cómo se las gastaba haciendo agujeros en los muslos de contrarios (supongo que a Guerrero todavía le dolerá cada vez que se acuerde)… no es de extrañar.

Ya podéis perdonar el rollo pero es que no se deberían permitir este tipo de cosas. Y como diría un amigo tenéis suerte porque con todo esto no os voy a hablar de fútbol.

Para acabar sólo decir que nos vuelve a tocar remontar y ante un equipo complicadísimo y que juega fenomenal a la contra. Y encima estará otra vez Diego Costa cuando no debería porque le tenían que haber echado y las expulsiones de Copa se cumplen en Copa. Así que; Mierda otra vez. Lo mejor, para que se me vaya el cabreo es … por supuesto… ¡echarles de la Copa! Así que ¡A POR LA NUEVA REMONTADA!