Triste punto contra el Málaga en La Catedral

Un triste punto en un nuevo ejercicio de impotencia de nuestros jugadores. La creación brilla por su ausencia y las ideas escasean, lo que hace que el juego o el resultado haya que fiarlo siempre al balón parado y a la capacidad de nuestros jugadores o más bien de Mikel San José de rematar a gol. De nuevo ha tenido que ser él el que abriese la lata. Hemos tenido que esperar al segundo tiempo. Durante el primer tiempo ha habido buenos balones parados todos ellos puestos por Ibai, pero a parte de eso nada de nada. El problema no es sólo la poca capacidad realizadora sino lo mal que están algunos jugadores. Iturraspe no ha saltado al césped y no se ha notado su falta puesto que este año no ha aportado nada. El problema es que el que le ha sustituido, San José, no es creador. Contiene bien pero hacia adelante no conduce bien el balón y no es capaz de dar pases entre líneas. Otro problema es que lo que nos cuesta marcar es proporcional a lo fácil que les ponemos a los equipos contrarios el que nos devuelvan el golpe. Laporte está mal.

Aymeric debe mejorar muchísimo (Foto: Deia)
Aymeric debe mejorar muchísimo (Foto: Deia)
En todos los partidos tiene alguna acción de suficiencia que le deja con el culo al aire. En este partido a falta de una ha habido dos. La primera no ha sido gol de chiripa y la segunda sí. Un jugador que se supone que tiene tanta calidad no puede regalar o no despejar esos balones que luego se convierten en letales. La prueba hoy mismo. Y van ya unas cuantas… Ya vale. Tampoco está sacando bien el balón y muchos salen o pasan por él, supongo que propiciado porque San José no es creador y le acaba llegando a él el balón para que lo juegue en largo, perdiéndose la mayor parte de las veces. Hay o tiene que trabajar estos dos aspectos porque nos penalizan muchísimo. Sobre todo el defensivo ya que él es defensa. No es de recibo que lo que tanto cuesta conseguir se pierda por ir de figura… Iraizoz también ha tenido su error y casi cuesta un gol. En este caso él mismo la ha solucionado luego con una parada pero… no se puede regalar tanto. Si es que los contrarios consiguen puntos, muchas veces, no por su juego sino por nuestra propia torpeza.
En esta situación el puntito raquítico hasta me parece bien porque todo lo que sea sumar en esta situación… y más teniendo en cuenta, que los rivales también están ayudando. Han perdido el Elche, el Cordoba, el Levante, y el Almería. El Depor y el Granada han empatado. Sólo falta por jugar el Getafe. Si empata genial, así el Celta también está en la pomada. Pena tener que mirar abajo pero es lo que hay. Y ahora el próximo jueves en Copa otra vez contra el Málaga. Mis sensaciones son malas no, lo siguiente. No doy un duro por los jugadores y por el pase a nada menos que a una semifinal. Con el resultado de hoy pasarían los malagueños y no creo que estén muy preocupados. Algunos hablan de centrarse en Liga. Yo no. Creo que los resultados positivos y el pase a semis te puede dar más moral que perder dicha posibilidad. El tener sólo la Liga no te asegura que en ella lo hagas bien. Además las semis serían seguramente contra el Español. Ahora todos me parecen ogros pero… prefiero al Español, antes que al Sevilla. Pero esa es otra historia. El jueves la solución.
Por cierto no quiero a Illarramendi por algo más de 20 millones de euros. Me parece una barbaridad pagar ese dineral. Además entraría directamente con un sueldo, supongo, altísimo lo que provocaría más envidias y quizá una subida de pretensiones económicas de algunos de nuestros figuras. Lo que nos faltaba. Pero de esto ya hablaré.
¡Aúpa Athletic y a por el Malaga!

El sinsentido de la violencia en el fútbol

La estupidez en su grado mas alto nos ha llevado a una nueva tragedia relacionada con el fútbol. Ha fallecido, mejor dicho, han asesinado a un aficionado del Deportivo. Toda disculpa es buena para cometer auténticas barbaridades. En este caso la disculpa es un partido de fútbol, el deseo es la violencia por la violencia y el resultado es una nueva muerte.

Otra muerte absurda
Otra muerte absurda
Bien, repito lo dicho. La estupidez en su grado más alto. ¿Quién puede entender que con motivo de un partido se haga una quedada entre las aficiones para pegarse, saldar cuentas pendientes (no sabemos ni qué cuentas, ni contra quiénes son, ni por qué), e intentar “matarse”, sólo por el hecho de animar a distintos equipos? Supongo que ellos lo entenderán, los que lo han hecho. Pero… ¿estarán contentos del resultado?, ¿es lo que querían? No sé. Quizá mi entendimiento es muy limitado para poder comprender la sinrazón de la violencia por la violencia. No es la primera vez que ocurre, ni por desgracia va a ser la última que va a ocurrir.
Según parece los aficionados del Deportivo, del grupo Riazor Blues y los del Atlético de Madrid, del Frente Atlético, habían quedado antes del partido para… ¿matarse? Muy bien. Pues lo han conseguido. Quedan una viuda y dos hijos, uno de ellos de 4 años. Una familia rota y más odios y más disculpas para poder volverse a matar en cuanto tengan media oportunidad. Las imágenes que circulan por las redes y por los medios son impresionantes. Una auténtica batalla campal. ¿Y la culpa? Pues evidentemente de unos y de otros. Del Frente Atlético y de Riazor Blues. De todos aquellos que se amparan en cualquier cosa para pegar a alguien. De hecho, en A Coruña durante el partido 6 “valientes” encapuchados han agredido a dos aficionados del Atlético que estaban viendo el partido en un bar. Seguro que ni les conocían pero ya tenían disculpa… Violencia y más violencia sin sentido.
Por supuesto que no me olvido que hace 16 años estos personajes del Frente Atlético también mataron a otro aficionado. En aquel caso le tocó a Aitor Zabaleta, seguidor de la Real, porque pasaba por allí. Como nos podía haber pasado a cualquiera. Hoy le ha tocado a otro que según parece iba ya predispuesto a pegarse, pero el resultado ha sido el mismo. Unos grupos son más violentos que otros pero todos tienen culpa, más o menos, pero culpa.
Eso sí. La responsabilidad de los dirigentes del fútbol está ahí por mucho que no lo quieran ver. Gil Marín asegura que “no es quién para disolver el Frente Atlético”. Perdona, más bien deberías decir que no quieres. Que no te interesa. Que no te atreves. Cualquiera me vale o todas me sirven. Lo sabe él y lo sabemos todos. Queda muy bien tener un grupo que anima mucho, que da mucho ambiente en el campo. El precio que hay que pagar por aguantar que animen es demasiado alto pero los clubes lo pagan… Para el Atlético de Madrid sería tan sencillo como coger todos los nombres de los detenidos ayer, de los que han sido identificados y no volverlos a dejer entrar en su campo. Y en A Coruña podían hacer lo mismo. Y si ha habido detenidos del Rayo como se dice, igual, que no vuelvan a entrar en un recinto deportivo. Sin más. Y eso lo pueden hacer los presidentes o las Juntas Directivas.
Por supuesto también meto en el mismo grupo a Herri Norte o a los violentos que tienen dentro. Que ellos también han quedado o han ido a esperar a alguien, si mal no recuerdo el año pasado o el anterior a los Riazor Blues, dándose otra batalla campal en las calles de Bilbao. Que salvajes también tenemos aquí. No estamos libres, ni mucho menos. ¿Y nuestro club también podría hacer algo más para evitarlo? Yo creo que sí. Pero… es que animan mucho. Ya. Y también insultan mucho incluyendo a los aficionados de su mismo equipo. Con que no piensen como ellos ya les insultan. La violencia por la violencia. Se mete como disculpa la política o … aquella vez en que uno del Atlético de Madrid hizo algo, o que otro de los Ligallos dijo…, o del Sporting, o del Alcorcón,… que más da, cualquier disculpa es buena.
Y repito, muchos dirigentes de clubs les apoyan. Les bajan los precios, les proporcionan entradas, les guardan las banderas,… Como animan tanto… como no quieren líos,… ¡Qué pena!
Y con todo ¿adónde vamos? A dónde estamos ya. A la imposibilidad de poder ir a ver un partido de tu equipo a otra ciudad porque igual te parten la cara, o peor. Incluso en tu misma ciudad te puede salpicar si estás en mal momento en el sitio inadecuado. Nos ha llevado a no poder llevar la bufanda de tu equipo. A no pasar por determinadas zonas o a ir, si tienes valor, cagada o escondiéndote. Eso ni es futbol ni es nada. Ni es deporte ni es nada. Ni es deportividad ni es nada.
Así mismo en Mestalla han dado un botellazo a Messi durante la celebración del gol del Barça. Otro impresentable que amparado en el anonimato tira una botella al campo sin pensar en las consecuencias o peor, queriendo tener consecuencias. ¿Dónde queda el deporte? Muy lejos de la imagen que debería dar. Muy lejos de eso bueno que me gustaría poder transmitir a mis hijos.
Pero buscando lo positivo, como siempre me gusta, he de decir que estamos, como siempre que ocurre una desgracia, ante una magnífica oportunidad de poner las medidas necesarias para que no se vuelva a repetir. Ahora es el momento. Los clubes, la Federación, la LFP, la AFE, los aficionados, todos podemos hacer algo. Si no lo hacemos la culpa será de todos aunque no queramos verlo. Y mientras a sobrellevar la vergüenza de lo ocurrido.
Descansa en paz, Francisco José Romero.

Punto precioso el de Valencia para el Athletic

Poquito a poquito el Athletic en Liga va asomando la cabeza. Aunque el juego no haya sido para echar cohetes hay que tener en cuenta quién era el rival y que en su campo todos los partidos los habían saldado con victoria, y además de una forma contundente. Nada menos que tres goles en todos ellos. Es la primera vez que su casillero de goles queda a cero, así que algún mérito habrán tenido los rojiblancos, ayer con los colores de la Ikurriña. Y ese mérito yo desde luego no se lo voy a quitar porque si el Valencia está ahí arriba en la clasificación no puede ser de casualidad. Además venimos de otra “casualidad” como es ganarle en San Mamés al equipo que venía a La Catedral a convertirse en lider en solitario de la primera división. Es decir, dos buenos resultados seguidos con equipos que están en los primeros puestos. Así que… poquito a poquito nuestros chicos van sacando la cabeza.

Bien Etxeita que casi nos vuelve a dar los tres puntos. (Foto: LFP)
Bien Etxeita que casi nos vuelve a dar los tres puntos. (Foto: LFP)
Y eso en estos dos partidos de Liga ha sido gracias a un trabajo defensivo encomiable, desarrollado desde todas las líneas. Se ha iniciado con esa presión que el año pasado nos tenían acostumbrados a enseñarla un partido sí y otro también. Una presión que permitía en algunos tramos del partido quitarle el balón a los valencianos repetidamente. Presión comenzada desde la delantera y seguida por el centro del campo. Jugadores tanto de la media como de la delantera, que de nuevo han sido cambiados con respecto a los últimos partidos, e incluso alineación novedosa totalmente (otra más). Se ve que Valverde no da con la tecla y me parece bien que pruebe. El año pasado también lo hizo hasta acertar. A ver si este año está en el mismo camino y lo consigue. Por jugar incluso ha jugado Sola el defenestrado. Perfecto. ¿si cosas no funcionan por qué no vas a dar marcha atrás y cambiar? Kike Sola igual es válido. En mano del jugador está demostrarlo, si es que le dan más oportunidades. Guillermo se ha lesionado. Mala suerte chaval. A ver si es poca cosa y con el parón le sobra para poder volver. Viguera también ha salido de titular. primero en banda donde a pesar de la movilidad se le ha visto fallón en los pases. Cuando se ha lesionado Guillermo ha estado más cómodo de delantero referencia. También puede ser válido. Unai López me ha vuelto a gustar y se ha dejado ver, de hecho, en dos de esas ocasiones ha puesto dos balones de oro a De Marcos. Tiene una visión de juego que quizá no tienen los demás. Me gusta. Siguiendo con los nombres propios también me ha gustado hoy Beñat. En un postrero balón suyo colgado al área Etxeita, de nuevo fenomenal, casi mete gol. El portero despeja con la cara. ¡Qué pena! Hubiese estado genial darles en todos los morros a los listos del público del Valencia que antes de empezar el partido recibieron al Athleic con los desagradables cánticos de “A segunda oe”. Pues ala… como dirían los niños, por listos os hemos quitado dos puntos. Y no les insulto más por educación…
Para comentar algo sobre los que no han jugado decir que Susaeta no estaba en la convocatoria, a pesar de no estar lesionado. Me ha parecido perfecto porque está bajo mínimos. Le puede venir bien descansar y ver que no es insustituible como parecía.
Para acabar diré que aunque se ve esa mejoría, ésta es fundamentalmente a nivel defensivo porque en el ofensivo salvo los coletazos comentados y dos balones parados de Ibai peligrosos, el equipo está plano en la creación. Pero… lo dicho… poco a poco. Ahora a aprovechar el parón para ponerse más las pilas porque a pesar de los 8 puntos en los últimos 4 partidos estamos sólo a tres puntos del descenso y cuanto más lejos más tranquilidad habrá y mejor podrán volver a recuperar su juego. Así que como siempre…
¡Aúpa Athletic!

La importancia de ganar al Oporto

Hoy nos la jugamos en San Mamés contra los portugueses en Champions.

Partido decisivo si pretendemos pasar a la siguiente ronda
Partido decisivo si pretendemos pasar a la siguiente ronda
El Athletic con los resultados anteriores en esta competición ha hecho que este partido sea el indicador de adónde vamos. Me explico. La dificultad de la clasificación para la siguiente ronda es evidente, porque parece que habría que ganar los 3 partidos. Cosa que sin ser imposible, visto lo visto hasta ahora, los partidos tirados y los resultados malos, no parece fácil. Por otra parte, el Athletic hoy es distinto al de unas semanas atrás, por lo que podemos pensar que quizá el ganar los tres partidos no es una quimera. Disyuntiva que mañana se resolverá. Evidentemente el equipo tiene que salir a por todas, porque debe ser así siempre y porque no se puede pasear en la máxima competición europea, a la que ha costado tanto llegar, como para que te echen así sin pena ni gloria. Sería muy triste. Además está el premio económico que supone un resultado positivo. Si se gana, te dan nada menos que un millón de euros. Ahí es nada. Ya con las cantidades de dinero que se mueven en el fútbol parece que es poco pero… ¡cagüen la leche!, que estamos hablando de 160 millones de las antiguas pesetas. Así que aunque sea una razón menor, desde luego, por muy de Bilbao que seamos, no hay que olvidarla.
También la semana anterior decíamos que el fútbol es muchas veces un estado de ánimo. Que nuestros chicos estaban deprimidos por la situación en la que estaban tanto en Liga como en Champions y sobre todo por lo poco y mal que se estaba jugando. Pero las tornas han cambiado, primero, con la presencia de un poco más de juego contra el Celta y contra el Oporto allí, a pesar de que sólo se consiguió sacar un puntito de ambos partidos; y, segundo, con los dos triunfos consecutivos, en Almería y contra el Sevilla. Lo que más optimista me hace es que contra el Sevilla, añadidos a los tres puntos, se dio mejor imagen. O por lo menos eso dice todo el mundo (el partido no lo pude ver): que el partido y el juego fueron mejores. Encima contra un equipo que sólo había perdido un encuentro hasta ese momento y que si nos llega a ganar se ponía de líder. Ahí es nada. La moral que nos ha dado es impagable. Y si el fútbol es un estado de ánimo a esto nos tenemos que agarrar para ir a por todas en la máxima competición. Es difícil, por supuesto, pero son más las ventajas que los inconvenientes. Si se gana la moral va a estar por las nubes y vamos a ir a Valencia (que está también que se sale…) pensando en algo positivo, no como corderos al matadero. Si se gana está más fácil la clasificación para la UEL, y nos podría llevar a elevar más las metas. Pensar en ganar en Ucrania y … Pero vamos, partido a partido.
La baja de Aritz es un handicap pero… tampoco jugó el segundo tiempo de Oporto, lo hizo Guillermo y lo hizo bien. Si no llega a ser por los errores individuales de De Marcos e Iraizoz, ahora estaríamos hablando de otra cosa. Y ese tiempo de calidad se jugó con el joven delantero de delantero centro, ya que en el paso por el vestuario Valverde decidió que Aduriz el segundo tiempo no lo jugase. Conclusión, que confío en Guillermo porque sé que lo puede hacer bien. Así mismo, también tenemos a Viguera. A Borja se le han dado poquísimos minutos y encima cuando ha salido lo ha hecho en un equipo que estaba jugando muy mal y así es muy difícil. A pesar de ello le vi cosas a destacar. Ganas de balón, desparpajo, y movilidad, mucha movilidad dando y ofreciendo opciones a sus compañeros. Creo que también lo podría hacer bien. Sola, ni idea, porque no lo he visto y Txingurri no parece muy por la labor de darle bolilla. Él sabrá. Toquero lo veo más como segundo delantero, o cayendo a banda. Todo esto lo comento para concluir que aunque no esté Aduriz, el que salga lo puede hacer bien. Y sea el que sea el que salga, tiene que tomarlo como una oportunidad inmejorable para demostrar que él también puede ser titular. Así que al que juegue ánimo y le deseo la mejor de las suertes.
Para acabar, el Oporto no me pareció invencible ni mucho menos. Demostró carencias y debilidades. Sí, tiene jugadores de mucha calidad pero también momentos en los que desapareció. En el segundo tiempo de allí yo veía más cerca el 0 a 2, que el empate que nos encasquetaron. Pero… nuestros errores nos condenaron. Si no se regala, se les puede ganar. Así que … ¡A por ellos!

Una rácana Real puntúa en San Mamés

Ya dije la semana pasada que este partido iba a ser de celebración, pasase lo que pasase sobre el campo.

Afición bufandas al viento (Foto: Deia)
Afición bufandas al viento (Foto: Deia)

La alegría desbordada del público desde mucho antes de empezar el partido, y demostrada en la salida de los jugadores al campo, en donde las bufandas hechas con la lana de ovejas que pastaban en la antigua Catedral (un acierto de anuncio, cuyo vídeo introduzco, y de reparto de bufandas), han dejado una estampa, casi tan bonita como la del partido contra el Sevilla con el mosaico. 

Si paso a hablar del partido en sí, el título del comentario es debido a que con la Real me ha pasado lo mismo que contra el Sevilla. Ellos eran los que debían haber venido a San Mamés a ganar, y en ambos casos la propuesta ha sido enormemente rácana. Los dos a guardarse las espaldas para salir a la contra, práctica que ambos dominan a la perfección pero… Ya sé que cada uno utiliza sus mejores armas pero para el espectador igual resulta aburrido. Se pueden llevar el partido sí, y a nosotros se nos hubiese quedado cara de tontos. Claro, de todas formas lo que quiero decir es que no me ha gustado, ni su planteamiento ni su juego. Para empezar el entrenador deja en el banquillo a Griezmann, Agirretxe y Pardo. Toda una declaración de intenciones. De hecho, han conseguido el punto porque al árbitro le ha dado por ver falta en la jugada del gol de Laporte. ¡Qué jeta! Ellos han tenido alguna oportunidad pero menos que nuestro equipo, aunque la de Griezmann casi nos amarga. Menos mal que ha rematado al muñeco. Para acabar decir que eran ellos los que necesitaban los 3 puntos y que tenían que haber propuesto más cosas. Ellos sabrán.

Quizá, de todo el partido, lo que más pena me ha dado ha sido que Gaizka no haya metido esa ocasión que ha tenido en el primer tiempo. Era una jugada preciosa del equipo que al intentar cruzar demasiado se le ha escapado. Pena porque se lo merecía, y eso mismo ha pensado la afición zurigorri ya que la cantidad de aplausos que se ha llevado tras el fallo, no era normal. Pena porque lleva dos años sin marcar. Pena porque las malas lenguas dicen que igual es su último año en el Athletic y qué mejor forma de irse que metiéndole un gol a la Real. Dicen que si traen a Viguera igual hay que aligerar la plantilla… si por mi fuese no la aligeraba mirando a Toquero, porque si goles no aporta sí que aporta otras cosas que otros compañeros no hacen. Ser revulsivo no es fácil y él lo es, por muy tarde que entre en los partidos. Poner el balón en carrera con la calidad que lo hace Gaizka y con las dos piernas tampoco. Además si lleva dos años sin marcar es también porque ha jugado muy poco. Conclusión, que espero que siga un año más, porque la temporada que viene va a ser larga y se van a necesitar delanteros.

Desde la perspectiva del Athletic el empate no empaña para nada la temporada que ha realizado en casa. Trece victorias, dos derotas y cuatro empates. La friolera de 43 puntos (suficiente para salvarse). Además ha conseguido marcar en todos los partidos disputados. Pena esta última victoria que se ha escapado, aunque… tampoco está bien abusar…

Ahora a por el último partido contra los almerienses, que todavía necesitan un punto para salvarse matemáticamente. Es un equipo que me cae bien y que no me gustaría que bajase pero como suelo acabar así los comentarios esta vez también voy a decir (aunque sea con la boca pequeña): ¡Leones, a por el Almería!