Triste empate contra la U.D. Las Palmas

Ya no dependemos de nosotros mismos. Nos las prometíamos muy felices la semana pasada cuando subimos al quinto puesto pero… lo hemos perdido y ahora tenemos que esperar que el Atlético de Madrid haga unos deberes que ni le van ni le vienen pues ya no tiene opciones en la Liga.

Valerón, el mayor protagonista del encuentro (Foto: La Liga)
Valerón, el mayor protagonista del encuentro (Foto: La Liga)
El empate cosechado en Las Palmas no sabe a nada. Es incluso amargo. Se ve que el equipo en palabras de Valverde y una evidencia clara, ha llegado muy justo a esta parte de la Liga. Normal, porque llevan un tute importante, pero… una pena. El partido fue bastante flojo, como los dos anteriores de Liga. Muchos pases erróneos, y algunos jugadores al límite. Por ejemplo, De Marcos, cuya carrocería a base de ser forzada, en mitad del partido dijo que ya no podía más. ¿Lesión nueva o el pubis ya conocido? Al sustituirle Gurpegi lo primero que pensé fue: «Por favor, por favor, que no le saquen una tarjeta…» Imagino que es como pensamos todos, ya que nos gustaría que se despidiese del Athletic (en Eitb lo dijeron ayer) jugando el último partido en San Mamés… y como estaba solo a una tarjeta de la suspensión… En eso hubo suerte. El sábado ahí estaremos todos para aplaudirle a rabiar.
Otros como Muniain, simplemente no están. Mira que lo intentó y lo intentó, pidió el balón y no paró de ofrecerse ni un minuto, pero… nada de nada. Está irreconocible. Ayer completó el partido y ya se ha puesto en los mil minutos esta temporada pero… minutos la mayoría de ellos intrascendentes. El equipo le necesita y esperemos que vuelva. Si no es el próximo sábado, por lo menos que sea la temporada que viene.
Williams desde la última lesión tampoco ha sido el mismo y ayer no fue distinto. Falló la mayoría de los pases que hizo. A ver el sábado…
Por supuesto, no digo que el mal partido haya sido por ellos, sólo faltaba. Simplemente son unos nombres. El ritmo no era el adecuado y la U.D. estaba tranquila en esa fiesta que era para ellos la despedida del «abuelo» Valerón (41 añitos). ¡Chapeau por su carrera!
Sobre los cambios… el de Raúl García salvo que se estuviese muriendo no lo entiendo. Siempre te aporta algo. Además al salir Iturraspe no se mejoró nada. Itu falló unos cuantos pases de los que dio. A ver si Ander, también, el año que viene vuelve a carburar como con Bielsa, porque está irreconocible (sólo le recuerdo de esta temporada un par de partidos aseaditos).
Y así… sin más pena que gloria acabó el partido como había empezado. Empate a cero y tristes para Bilbao. ¡Ah! Casi se me olvida un detallito súper importante… a Boveda le anularon un gol legal. El fuera de juego pitado era inexistente. ¡Qué raro! Los árbitros siempre ayudándonos. Sí, difícil de ver, pero… éste que no es, lo ven y el de, por ejemplo, Griezmann en Champions que sí que fue… no lo ven. O el de Benzema ayer… que también fue… no. ¡Qué raro!
Por último, Raúl llama a tus amigos colchoneros y que acaben bien frente a su público, por favor. Que ganen al Celta. Está claro que al Athletic no le conviene tener que pasar dos eliminatorias para entrar en la Europa League, lo que supondría volver a empezar la temporada prontísimo. Además no nos olvidemos que es posible que Aduriz y San José vayan a la Eurocopa. Todo desventajas para nosotros (me alegraría muchísimo por ellos, incluso yo también me llevaría a Beñat, pero para el Athletic…).
Bueno, y recordar que el Atlético no es el único que tiene que hacer algo. Nosotros tenemos que ganar al Sevilla. Y por mucho que el Sevilla venga con el equipo h para estar descansado en sus dos finales de la siguiente semana… nosotros tampoco estamos para muchos alardes. Sea como sea…
¡Aúpa Athletic y a por el Sevilla!

Los colchoneros otra vez ganan al Athletic

Desesperante que volviesemos con las manos vacías del Calderón, aún sin merecerlo pero… las cosas son así.

No pudo ser (Foto: Pablo Viñas)
No pudo ser (Foto: Pablo Viñas)
El Athletic jugó el mejor partido en muchos años contra el Atlético de Madrid, una de nuestras bestias negras, desde la final de Bucarest, de infausto recuerdo. El mejor partido. Se compitió desde el minuto uno al noventa y en muchas fases siendo superior a ellos. No sólo tuteándoles sino que incluso jugando mejor. A pesar de ello, por tres matices pequeños, pero que no insignificantes, volvemos otra vez con cara de tontos, aunque orgullosos por cómo se desarrolló el partido.
Empiezo por el primer detalle, el que más me enfada, porque es el de la participación del árbitro, tomándose un protagonimo que no le competía, pero… para eso están los árbitros, en nuestro caso… para… pues eso… Por supuesto, me refiero a que el gol del empate de ellos no debería haber subido al marcador, por lo menos en ese momento porque el primer tiempo ya estaba acabado. El trencilla dio un minuto de prolongación y ya ese minuto se había sobrepasado. El córner se sacó después del minuto 46. Su reloj es igual que el de todos. Si das un minuto más, es sólo un minuto. Sino, prolonga dos. Fue una faena que encima después ni nuestros defensas ni Iraizoz estuviesen inspirados. Al contrario. Estuvieron fatal. Ir al vestuario con cero a uno hubiese sido otra cosa.
Segundo detalle: la lesión de Iturraspe se notó mucho. Estaba haciendo un muy buen partido junto con Beñat, también a gran nivel. La salida de Rico hizo perder control en el centro del campo. Estuvo fallón, y encima no despejó como debía en el borde del área, haciendo un enorme favor a Griezmann, dejándole el típico balón que desean todos los jugadores… para completar el desastre. El francés, todo hay que decirlo, metió un golazo, imparable para Gorka y para cualquiera.
El Atlético de Madrid no hizo más. Bueno sí. Un buen puñado de faltas que como siempre son sancionadas con distinto criterio que las que comenten nuestros jugadores, con respecto a las tarjetas. Supongo que todos estaréis hartos de que nuestras faltas sean tarjetas y las de los contrarios, siendo iguales o mucho peores, casi nunca conlleven cartulina. Misterios, como que Giménez acabe sin cartulina cuando hizo cantidad de faltas por detrás. Faltas o léase patadas. Pero… Así es el Villarato… no hace más que favorecernos… ¡Ah… No…! ¡que es al revés! Bueno algún día ya me lo explicará alguna mente preclara porque yo desde luego no lo entiendo.
Un tercer punto que contribuyó al resultado, fue que Raúl García estuviese tan igualmente fallón y menos intenso que en los otros partidos que había jugado hasta ahora. No hay más que ver la repetición de la jugada en la que rechaza el portero la ocasión clara de Aduriz. El balón llega al borde del área donde están un defensor atlético, no me acuerdo quién es, y Raúl. Y no pasó nada… Una pena, pero… También me parece humano. Son muchos años allí, muchos amigos y no consiguió jugar como lo hace siempre. Yo le hubiese sustituido. Pero repito, que lo que le ocurrió me parece muy humano y lógico.
Para acabar, decir que nos quedaremos con que el equipo compitió, tuteó y en momentos, fue superior a los colchoneros, y así pensaremos que la próxima vez les ganamos seguro. A la vuelta lo comprobaremos.
Ahora de momento, mañana nos llega el Linense en la Copa. ¡A por ellos y aúpa Athletic!

¡Hernández Hernández ayuda al Atlético en San Mamés!

A los árbitros se les suele tardar poco en notar hacia qué lado van a declinar su arbitraje y a Hernández Hernández se le ha notado mucho antes. El descaro es igual. Ni siquiera disimulan y en el tema de las faltas y las tarjetas es donde más se les nota. Da igual porque no va a pasar nada. El mal está hecho y no tiene remedio.

Faltas no pitadas (Foto Athletic Club)
Faltas no pitadas (Foto Athletic Club)
Primero quiero decir que el Atlético te puede ganar de diez diez partidos, pero también estaría bien que pudiésemos comprobar si sin la ayuda del arbitro son capaces de hacerlo tantas veces. En Bucarest nos dieron pal pelo y no puse ni media objeción pero es que el año pasado en Copa nos echaron los arbitrajes de los dos partidos, y hoy mucha parte de culpa también la ha tenido él. En las disputas de Aduriz ya ha dejado claro cuál era el signo del partido. Primer salto: el defensa no salta, haciendo la cama al delantero, que sí lo hace y se da una costalada considerable. Sigan sigan. Otro salto de Aritz que se mantiene en el aire y al saltar el defensa, como Aduriz no puede hacer desaparecer sus brazos, nota un contacto en la cara y se «muere». Tarjeta amarilla para el delantero, en un salto limpísimo. El brazo y el codo ni los mueve. Da igual. Declaración de intenciones por parte del colegiado. En algún otro partido sí que ha podido pegar con el codo pero hoy no. Lo malo es que todos los árbitros han cogido la constumbre de sacarle tarjeta sea como sea el salto y para cuando le pitan una falta a favor ya le han pitado muchísimas en contra, muchas inexistentes. Gurpegi lo denunció ayer en sala de prensa y yo le apoyo. Ya está bien. Para empezar el próximo partido no juega. Mientras las cerdadas de los de siempre sin sancionar. Por ejemplo la patada de Raúl García (¡Qué sucio es!), por la espalda a Aritz. Tarjeta clara, que por su puesto el trencilla no la saca. Posteriormente le da otra «caricia» a Etxeita, cuando no llegaba al balón (imagen de arrriba). No pasa nada. Elos pueden hacerlo. La tarjeta que saca a Griezmann podía haber sido incluso roja ya que ni podía llegar al balón y podía haberle partido las piernas a Markel. Entrada espeluznante.
Entrada terrorífica (Foto Athletic Club)
Entrada terrorífica (Foto Athletic Club)

Para seguir con el árbitro decir que se inventa el penalti. San José va con los dos pies juntos y casi pegados. No hace por hacer ni amago de ir a por el balón precisamente para evitar lo que ocurre. Da igual. Penalti y tarjeta. Supongo que se la quitarán pero… ¿de qué nos va a servir? El mal ya está hecho. Ya tienen el partido donde querían. Difícil o imposible de remontar. Por si todo esto fuera poco el cuarto gol sube al marcador a pesar de ser un fuera de juego clarísimo. Clarísimo. Bien linier, buen trabajo. Ayudando al árbitro en su desquicie al Athletic. Y de paso o de rebote los rojiblancos se llevan un resultado de escándalo en un partido en el que se podía haber sacado mucho más.
Otro detalle aunque no influye en el marcador es que a Simeone le saca tarjeta por salir del área tecnica a celebrar el primer gol con uno de sus jugadores. Perfecto porque no puede hacerlo. Eso sí en otro de los goles hace exactamente lo mismo y Arda Turan se le sube encima, también fuera de su zona. Segunda tarjeta que por supuesto no le saca.
Por todo, gracias señor colegiado, gracias de parte de los del Atlético de Madrid que como los supongo mal educados, seguro que no se lo han agradecido. Da igual que sea en La Catedral o fuera, este año los arbitrajes están siendo muy negativos.
Para decir algo positivo comentar que el gol de Mikel Rico, cuyos bacalaos echábamos de menos, ha sido muy bonito. A ver si ėste llama a otros muchos, como el año pasado.
Feliz Navidad a todos y que el año que viene sea tan bueno o mejor para el Athletic que éste que dejamos.
¡Aúpa Athletic!

Una rácana Real puntúa en San Mamés

Ya dije la semana pasada que este partido iba a ser de celebración, pasase lo que pasase sobre el campo.

Afición bufandas al viento (Foto: Deia)
Afición bufandas al viento (Foto: Deia)

La alegría desbordada del público desde mucho antes de empezar el partido, y demostrada en la salida de los jugadores al campo, en donde las bufandas hechas con la lana de ovejas que pastaban en la antigua Catedral (un acierto de anuncio, cuyo vídeo introduzco, y de reparto de bufandas), han dejado una estampa, casi tan bonita como la del partido contra el Sevilla con el mosaico. 

Si paso a hablar del partido en sí, el título del comentario es debido a que con la Real me ha pasado lo mismo que contra el Sevilla. Ellos eran los que debían haber venido a San Mamés a ganar, y en ambos casos la propuesta ha sido enormemente rácana. Los dos a guardarse las espaldas para salir a la contra, práctica que ambos dominan a la perfección pero… Ya sé que cada uno utiliza sus mejores armas pero para el espectador igual resulta aburrido. Se pueden llevar el partido sí, y a nosotros se nos hubiese quedado cara de tontos. Claro, de todas formas lo que quiero decir es que no me ha gustado, ni su planteamiento ni su juego. Para empezar el entrenador deja en el banquillo a Griezmann, Agirretxe y Pardo. Toda una declaración de intenciones. De hecho, han conseguido el punto porque al árbitro le ha dado por ver falta en la jugada del gol de Laporte. ¡Qué jeta! Ellos han tenido alguna oportunidad pero menos que nuestro equipo, aunque la de Griezmann casi nos amarga. Menos mal que ha rematado al muñeco. Para acabar decir que eran ellos los que necesitaban los 3 puntos y que tenían que haber propuesto más cosas. Ellos sabrán.

Quizá, de todo el partido, lo que más pena me ha dado ha sido que Gaizka no haya metido esa ocasión que ha tenido en el primer tiempo. Era una jugada preciosa del equipo que al intentar cruzar demasiado se le ha escapado. Pena porque se lo merecía, y eso mismo ha pensado la afición zurigorri ya que la cantidad de aplausos que se ha llevado tras el fallo, no era normal. Pena porque lleva dos años sin marcar. Pena porque las malas lenguas dicen que igual es su último año en el Athletic y qué mejor forma de irse que metiéndole un gol a la Real. Dicen que si traen a Viguera igual hay que aligerar la plantilla… si por mi fuese no la aligeraba mirando a Toquero, porque si goles no aporta sí que aporta otras cosas que otros compañeros no hacen. Ser revulsivo no es fácil y él lo es, por muy tarde que entre en los partidos. Poner el balón en carrera con la calidad que lo hace Gaizka y con las dos piernas tampoco. Además si lleva dos años sin marcar es también porque ha jugado muy poco. Conclusión, que espero que siga un año más, porque la temporada que viene va a ser larga y se van a necesitar delanteros.

Desde la perspectiva del Athletic el empate no empaña para nada la temporada que ha realizado en casa. Trece victorias, dos derotas y cuatro empates. La friolera de 43 puntos (suficiente para salvarse). Además ha conseguido marcar en todos los partidos disputados. Pena esta última victoria que se ha escapado, aunque… tampoco está bien abusar…

Ahora a por el último partido contra los almerienses, que todavía necesitan un punto para salvarse matemáticamente. Es un equipo que me cae bien y que no me gustaría que bajase pero como suelo acabar así los comentarios esta vez también voy a decir (aunque sea con la boca pequeña): ¡Leones, a por el Almería!

Año nuevo, derrota ¿injusta? del Athletic

En primer lugar debo decir Feliz Año Nuevo a todos los que me leen, porque hasta ahora no lo había dicho, y aunque estamos ya a 7 de enero, nunca es tarde.

Pena que el Athletic no ha podido empezar el año con una victoria o incluso un empate que hubieses sabido fenomenal por como nos hubiésemos puesto en la clasificación pero… lo que son las cosas, el equipo en uno de esos partidos que se juegan bastante bien resulta que pierde así de «fácil» con los vecinos, permitiéndoles  acercarse en la clasificación. Curiosamente, en uno de los partidos en los que el equipo ha dominado, ha tenido la pelota y ha llevado el control del juego, no hemos sido capaces de concretar ese dominio en algo positivo. En algunos partidos que hemos ganado hemos jugado mucho menos pero… El problema es que, como escuché ayer a alguno, donde hay que jugar bien es donde se resuelven los partidos y ahí el Athletic no dio una a derechas. Es algo que ya llevamos comentando un tiempo, los rojiblancos están jugando bien hasta que llegan al último cuarto de campo donde no sé exactamente qué es lo que ocurre… Se les funden los plomos, se cortocircuitan, se les ennegrece el pensamiento y toman siempre la peor de las decisiones, haciendo que el último pase sea un auténtico despropósito.

Auténticos triunfadores de la noche
Auténticos triunfadores de la noche

Viendo el partido unos amigos comentaban que Aduriz estaba fatal, yo lo discutía argumentando que aunque sí que le veo falto de chispa, es muy difícil que el delantero haga algo cuando casi no le llegan balones. Muy difícil, por no decir imposible. Tuvo dos, uno puesto por Muniain, uno de los mejores del partido, balón, al que quizá por falta de velocidad llegó muy forzado e hizo un pase atrás bastante malo, y el de Ibai, buenísimo también, que no consiguió enganchar. Pero, nada más en todo el partido que llevarse, en esta caso al pie o a la cabeza. Sí, Aritz no está muy bien pero… tampoco es que sus compañeros ayudasen mucho. Ander Herrera sigue enfrascándose todos los partidos en buscar el pase imposible, y claro, al ser imposible nunca le sale. Perdió balones a tutiplén. Si por mí fuese volvía al banquillo. Susaeta tampoco estuvo fino. ¡Qué manía de sacar los gilicorners esos que lo único que propician es el contraataque del contrario! Ayer hasta en dos ocasiones. Susaeta en corto para Muniain, éste le devuelve y para cuando va a centrar Markel ya tiene al defensa cerca o aunque no éste, Susa se empeña en chutar al muñeco y ala…  contraataque para la Real. Desesperante. Además Susaeta tampoco estuvo afortunado en los pases, ni de cerca, ni por la derecha , ni por la izquierda. Tuvo que salir Ibai, demasiado tarde para mi gusto, tardísimo, para conseguir algún pase decente.

Ander Iturraspe y Mikel Rico siguen estando muy bien, no permitiendo a la Real dominar el juego ni siquiera un ratito. Ander imperial en los balones largos por alto que fue una de las pocas armas de la Real. Otra de las armas de la Real fue la calidad que tienen sus hombres de arriba. Carlos Vela sólo era parado en falta y Griezmann metió un golazo. Sus dos remates en el primer gol fueron buenísimos. Eso sí, me gustaría que alguien me explicara por qué el goleador del equipo contrario estaba sólo las dos veces, en ese córner. También los txuri-urdines demostraron una habilidad especial en llevarse el balón con la mano sin que se notara. Hasta 3 hubo en el partido no pitadas. La de Rubén pardo en el segundo gol (lo reconoció el mismo jugador ante la prensa), la de Griezmann en un contraataque y la de Mikel Vergara en su área (quizá la menos pitable de las tres). La Real hizo bien lo necesario. Defender muy bien, ser peligrosos con el balón parado (gracias a Dios no tuvieron muchos) y contraatacar con mucho peligro. Suficiente. Además metió el primer gol en un momento psicológico como es el final del primer tiempo. Lo bueno del Athletic es que a pesar del golpe no se descompuso y siguió haciendo lo mismo que en el primer tiempo pero.,… con las mismas decisiones horribles en el último pase. Una pena.

A ver si el próximo partido jugamos un poco peor pero ganamos (es broma… aunque la verdad es que lo prefiero a jugar bien y palmar).