Una rácana Real puntúa en San Mamés

Ya dije la semana pasada que este partido iba a ser de celebración, pasase lo que pasase sobre el campo.

Afición bufandas al viento (Foto: Deia)
Afición bufandas al viento (Foto: Deia)

La alegría desbordada del público desde mucho antes de empezar el partido, y demostrada en la salida de los jugadores al campo, en donde las bufandas hechas con la lana de ovejas que pastaban en la antigua Catedral (un acierto de anuncio, cuyo vídeo introduzco, y de reparto de bufandas), han dejado una estampa, casi tan bonita como la del partido contra el Sevilla con el mosaico. 

Si paso a hablar del partido en sí, el título del comentario es debido a que con la Real me ha pasado lo mismo que contra el Sevilla. Ellos eran los que debían haber venido a San Mamés a ganar, y en ambos casos la propuesta ha sido enormemente rácana. Los dos a guardarse las espaldas para salir a la contra, práctica que ambos dominan a la perfección pero… Ya sé que cada uno utiliza sus mejores armas pero para el espectador igual resulta aburrido. Se pueden llevar el partido sí, y a nosotros se nos hubiese quedado cara de tontos. Claro, de todas formas lo que quiero decir es que no me ha gustado, ni su planteamiento ni su juego. Para empezar el entrenador deja en el banquillo a Griezmann, Agirretxe y Pardo. Toda una declaración de intenciones. De hecho, han conseguido el punto porque al árbitro le ha dado por ver falta en la jugada del gol de Laporte. ¡Qué jeta! Ellos han tenido alguna oportunidad pero menos que nuestro equipo, aunque la de Griezmann casi nos amarga. Menos mal que ha rematado al muñeco. Para acabar decir que eran ellos los que necesitaban los 3 puntos y que tenían que haber propuesto más cosas. Ellos sabrán.

Quizá, de todo el partido, lo que más pena me ha dado ha sido que Gaizka no haya metido esa ocasión que ha tenido en el primer tiempo. Era una jugada preciosa del equipo que al intentar cruzar demasiado se le ha escapado. Pena porque se lo merecía, y eso mismo ha pensado la afición zurigorri ya que la cantidad de aplausos que se ha llevado tras el fallo, no era normal. Pena porque lleva dos años sin marcar. Pena porque las malas lenguas dicen que igual es su último año en el Athletic y qué mejor forma de irse que metiéndole un gol a la Real. Dicen que si traen a Viguera igual hay que aligerar la plantilla… si por mi fuese no la aligeraba mirando a Toquero, porque si goles no aporta sí que aporta otras cosas que otros compañeros no hacen. Ser revulsivo no es fácil y él lo es, por muy tarde que entre en los partidos. Poner el balón en carrera con la calidad que lo hace Gaizka y con las dos piernas tampoco. Además si lleva dos años sin marcar es también porque ha jugado muy poco. Conclusión, que espero que siga un año más, porque la temporada que viene va a ser larga y se van a necesitar delanteros.

Desde la perspectiva del Athletic el empate no empaña para nada la temporada que ha realizado en casa. Trece victorias, dos derotas y cuatro empates. La friolera de 43 puntos (suficiente para salvarse). Además ha conseguido marcar en todos los partidos disputados. Pena esta última victoria que se ha escapado, aunque… tampoco está bien abusar…

Ahora a por el último partido contra los almerienses, que todavía necesitan un punto para salvarse matemáticamente. Es un equipo que me cae bien y que no me gustaría que bajase pero como suelo acabar así los comentarios esta vez también voy a decir (aunque sea con la boca pequeña): ¡Leones, a por el Almería!

Año nuevo, derrota ¿injusta? del Athletic

En primer lugar debo decir Feliz Año Nuevo a todos los que me leen, porque hasta ahora no lo había dicho, y aunque estamos ya a 7 de enero, nunca es tarde.

Pena que el Athletic no ha podido empezar el año con una victoria o incluso un empate que hubieses sabido fenomenal por como nos hubiésemos puesto en la clasificación pero… lo que son las cosas, el equipo en uno de esos partidos que se juegan bastante bien resulta que pierde así de “fácil” con los vecinos, permitiéndoles  acercarse en la clasificación. Curiosamente, en uno de los partidos en los que el equipo ha dominado, ha tenido la pelota y ha llevado el control del juego, no hemos sido capaces de concretar ese dominio en algo positivo. En algunos partidos que hemos ganado hemos jugado mucho menos pero… El problema es que, como escuché ayer a alguno, donde hay que jugar bien es donde se resuelven los partidos y ahí el Athletic no dio una a derechas. Es algo que ya llevamos comentando un tiempo, los rojiblancos están jugando bien hasta que llegan al último cuarto de campo donde no sé exactamente qué es lo que ocurre… Se les funden los plomos, se cortocircuitan, se les ennegrece el pensamiento y toman siempre la peor de las decisiones, haciendo que el último pase sea un auténtico despropósito.

Auténticos triunfadores de la noche
Auténticos triunfadores de la noche

Viendo el partido unos amigos comentaban que Aduriz estaba fatal, yo lo discutía argumentando que aunque sí que le veo falto de chispa, es muy difícil que el delantero haga algo cuando casi no le llegan balones. Muy difícil, por no decir imposible. Tuvo dos, uno puesto por Muniain, uno de los mejores del partido, balón, al que quizá por falta de velocidad llegó muy forzado e hizo un pase atrás bastante malo, y el de Ibai, buenísimo también, que no consiguió enganchar. Pero, nada más en todo el partido que llevarse, en esta caso al pie o a la cabeza. Sí, Aritz no está muy bien pero… tampoco es que sus compañeros ayudasen mucho. Ander Herrera sigue enfrascándose todos los partidos en buscar el pase imposible, y claro, al ser imposible nunca le sale. Perdió balones a tutiplén. Si por mí fuese volvía al banquillo. Susaeta tampoco estuvo fino. ¡Qué manía de sacar los gilicorners esos que lo único que propician es el contraataque del contrario! Ayer hasta en dos ocasiones. Susaeta en corto para Muniain, éste le devuelve y para cuando va a centrar Markel ya tiene al defensa cerca o aunque no éste, Susa se empeña en chutar al muñeco y ala…  contraataque para la Real. Desesperante. Además Susaeta tampoco estuvo afortunado en los pases, ni de cerca, ni por la derecha , ni por la izquierda. Tuvo que salir Ibai, demasiado tarde para mi gusto, tardísimo, para conseguir algún pase decente.

Ander Iturraspe y Mikel Rico siguen estando muy bien, no permitiendo a la Real dominar el juego ni siquiera un ratito. Ander imperial en los balones largos por alto que fue una de las pocas armas de la Real. Otra de las armas de la Real fue la calidad que tienen sus hombres de arriba. Carlos Vela sólo era parado en falta y Griezmann metió un golazo. Sus dos remates en el primer gol fueron buenísimos. Eso sí, me gustaría que alguien me explicara por qué el goleador del equipo contrario estaba sólo las dos veces, en ese córner. También los txuri-urdines demostraron una habilidad especial en llevarse el balón con la mano sin que se notara. Hasta 3 hubo en el partido no pitadas. La de Rubén pardo en el segundo gol (lo reconoció el mismo jugador ante la prensa), la de Griezmann en un contraataque y la de Mikel Vergara en su área (quizá la menos pitable de las tres). La Real hizo bien lo necesario. Defender muy bien, ser peligrosos con el balón parado (gracias a Dios no tuvieron muchos) y contraatacar con mucho peligro. Suficiente. Además metió el primer gol en un momento psicológico como es el final del primer tiempo. Lo bueno del Athletic es que a pesar del golpe no se descompuso y siguió haciendo lo mismo que en el primer tiempo pero.,… con las mismas decisiones horribles en el último pase. Una pena.

A ver si el próximo partido jugamos un poco peor pero ganamos (es broma… aunque la verdad es que lo prefiero a jugar bien y palmar).