¿Núñez demasiado presionado?

Quiero empezar este comentario dejando claro que Unai Núñez me parece muy buen jugador. El domingo disputó su cuarto partido de la temporada y desconozco si el nivel que demostró en el Wanda Metropolitano fue debido a la presión o a qué otro motivo, pero sí creo que ha sido con diferencia su peor partido en el Athletic.

Unai disputando un balón (Foto: Área 11)

Una faena para él ya que se está jugando el puesto con Yeray, y con actuaciones así… Unai está viviendo una temporada rara, ya que la ha iniciado como flamante campeón del Europeo sub 21, pero sin conseguir la titularidad como rojiblanco. De hecho, además, se dio la paradoja que a principios de septiembre fue seleccionado por primera vez con la selección española absoluta, por delante de Yeray e Íñigo, pero sin conseguir adelantar a éstos en la carrera por ser titular.

A todo esto hay que añadirle el hecho de que el club está intentando renovar su contrato, que acaba en el 2023, pero que de momento Unai no está por la labor de hacerlo. Lo entiendo perfectamente ya que lo lógico es que el jugador quiera jugar y no ser suplente de nadie. Por otro lado, Rafa Alkorta, nuestro director deportivo, cometió una gran torpeza con unas declaraciones en las que decía que la cláusula de rescisión que tiene Unai es de 30 millones y que ese dinero no se paga por jugadores como él. Bien Rafa, bien. Para decir eso, mucho mejor que te estés callado. No sé a Unai, pero a mí me parece una declaración totalmente despectiva. A todo este conjunto hay que añadirle que el jugador ha cambiado de representante. A saber por qué. Mientras, en prensa no hace más que salir que si le quiere este equipo o le quiere el otro equipo. Hablan incluso del Bayer… ¿Será cosa del representante? O ¿será verdad? Vaya usted a saber. Con todo, muy tranquilo no creo que esté el jugador. De ahí viene el titular de este comentario. ¿Estaba el domingo excesivamente presionado? Igual sí o igual no. La cosa es que estuvo bastante desafortunado, iniciando su penar por el campo con una jugada de patio de colegio. En el minuto 8 cogió el balón con las dos manos tranquilamente, sin darse cuenta que estaba en juego, concediendo así una falta bastante peligrosa al equipo contrario. Jugada increible. No sé si eso le desconcentró o simplemente que Correa es mucho Correa, pero la cuestión es que el jugador colchonero le superó en varias ocasiones. Una fue en el gol y otra al final del primer tiempo, que no acabó en gol de chiripa. En el segundo tiempo también sufrió muchísimo y en la última jugada del partido de nuevo se vio superado no pudiendo despejar un balón que cabeceó tranquilamente un colchonero, pero no fue a puerta.

Mal. Mal partido de Unai, que repito, es un jugador que me gusta, pero que no tuvo su día. Por supuesto, es un solo partido. Y ni dudo de su capacidad, ni nada por el estilo. Un mal día lo tiene cualquiera. Igual que Yeray no estuvo fino en el partido contra el Valladolid, o que Iñaki Williams estuvo missing en el Wanda también. Ahora la labor es para Garitano que es el que debe elegir entre los centrales que tiene, que vuelvo a decir, me parecen los 3 de calidad. Quizá como solución, para desbloquear la situación con Unai, podía ser que Gaizka alternara a los 3 según el partido, o a los dos. Por supuesto, esto es un pensar en alto, porque no sé la opinión que tiene el entrenador de ellos.

Mañana mismo contra el Espanyol veremos por quién opta. Sea quien sea, que lo haga bien porque necesitamos revertir esta racha negativa con un triunfo. ¡A por el Espanyol! Y…

¡Aúpa Athletic!

¡Qué fácil pierde el Athletic dos puntos!

Podría empezar hablando de la Asamblea de compromisarios de ayer pero necesito tiempo para digerir tanta chapuza. Así que paso a comentar el partido, aunque tampoco me muero de ilusión por hacerlo.

Yeray desafortunado ayer (Foto: EFE)

Es increíble lo poco que tiene que hacer el equipo contrario para llevarse dos puntos de San Mamés. Hemos pasado de ser una defensa súper solvente a cometer errores de bulto que ayer hicieron otra vez que el Valladolid se llevase algo positivo. En el primer tiempo el fallo clamoroso es de Yeray y gracias a que Unai está muy fino y logró salvar el uno contra uno, porque si no hubiésemos tenido que jugar con el marcador en contra.

A parte de ese fallo, el primer tiempo fue de claro dominio nuestro pero no conseguimos rematar las jugadas. De cara a puerta no estamos finos y lo que se crea, que tampoco es mucho, no se materializa. De hecho el gol nuestro… de Williams cuenta con un mucho de fortuna porque el tiro iba abajo, precisamente donde estaba el portero, y gracias a que el balón toca en el pie del defensa y se eleva pasando por encima del portero. Ģol que no sé muy bien por qué, hace que nuestros jugadores reculen un poco en el segundo tiempo dándole campo al Valladolid para que empiecen a dominar el encuentro. Hasta que llega otro fallo de Yeray y de ahí, en el pase al área, entre Unai e Íñigo Martínez el balón acaba en gol. Un horror que no se soluciona después por incapacidad. Sí hay empuje, pero… ideas pocas o ninguna.

Muniain tira una vez a puerta pero sin fruto, sobre todo por la buena parada de Masip. Pero me pregunto… ¿en un contrataque de 3 contra 1… la mejor opción es tirar a puerta? Francamente, perdonad que lo dude. Nada más.

¿Los cambios? No me han gustado ¿Quitar a Córdoba (muy flojo todo el partido) para sacar a Beñat poniendo a Unai Lopez en banda? Buf… la banda un coladero. Desorganización total. ¿Quitar a Raúl? Me parece uno de los pocos que te puede hacer un gol de la nada. ¿Para sacar a Larra? No sé.. No lo veo. Ya sé que no lo va a hacer Garitano, pero me encantaría ver a Ganea de interior izquierdo. Córdoba no está teniendo mucho éxito… pues ¡pruébale! ¿Qué se pierde? No lo entiendo.

Y la semana que viene contra el Atlético de Madrid ante los que mucho tendremos que cambiar para conseguir algo. ¡ A por los colchoneros! Y…

¡Aúpa Athletic!

Herrerín a examen

Sí, es cierto el título, pero desde luego, no por mi parte, ya que no estoy en absoluto de acuerdo con muchas de las cosas que he leído.

Iago tras el fallo (Foto: Oskar M. Bernal)

En el fútbol no hay puesto más ingrato que el del portero. El domingo en el Bernabéu no hay que ser muy espabilado para saber que nuestro portero cometió 2 errores, que supusieron 2 goles. Sí, esto es innegable. Pero de ahí a que se ponga en entredicho su titularidad va un trecho muy largo. ¿Cuántos partidos lleva en esta liga Iago de titular? La friolera de 26. Y hasta ahora ¿cuántos errores había cometido? Ya contesto yo, ninguno. Por esto es que me parece increíble que desde el domingo se oigan o que se lean las críticas que se están leyendo. Iago hasta hace 3 partidos estaba en el Trofeo Zamora en la segunda posición sólo detrás de Oblak. Supongo que este dato algo querrá decir. Al principio de temporada cuando se lesionó y tuvo que jugar Unai Simón, hay que reconocer que Unai lo hizo francamente bien. Pero al recuperarse Iago, Berizzo decidió que el titular era éste y, por lo tanto, le devolvió su papel. Ahí se pudo discutir si estar de acuerdo o no con «el Toto». Pero una vez que el portero estuvo en su demarcación, salvo los inicios titubeantes, se asentó. Al llegar Gaizka Garitano optó por el mismo titular y a partir de ahí lo ha hecho muy bien, manteniendo la portería a cero en muchos partidos. No me parece justo que por 2 errores en un mismo partido se le intenté crucificar. De hecho, en el Bernabéu también Yeray cometió 2 errores que nos supusieron dos goles. ¿Hay que poner entredicho la titularidad del central por ello? Y ¿ todos los goles que ha fallado Iñaki Williams? ¡Al banquillo con él! Pensar así no es justo. No. ¿Por qué siendo portero sí? Igual es más bien debido a que la gente que lo pide ahora es la misma que le pedía a Berizzo que continuase con Unai, y la misma que cuando vino Gaizka, le pedía que le delvolviese la titularidad otra vez a Unai. Será simplemente que no les gusta y han tenido que esperar hasta el Bernabéu para solicitarlo. Esperar al más pequeño fallo para levantar la voz.

Así lo único que creo que se consigue es dar inestabilidad al puesto. Una pena. Espero que Herrerín les calle a base de paradas. ¡Aúpa Iago! Mañana a hacerlo muy bien contra el Leganés. Y…

¡Aúpa Athletic!

Triste Athletic en Getafe

A pesar de lo poco que ha hecho el Getafe esta tarde en el Coliseum se ha llevado los tres puntos.

Pena la lesión de Ibai (Foto: EFE)

Pero podemos decir que el Athletic ha hecho todavía menos.

La puesta en escena de los rojiblancos ha sido buena, dominando en los primeros minutos gracias al trabajo de la banda derecha y, sobre todo, a los balones puestos al área por Ibai Gómez. Una pena su lesión porque ha tenido que ser sustituido por Susaeta y ha dado la sensación de que a partir de ese momento el equipo ya no funcionaba. Markel muy muy flojo. Visto su partido se entiende que Garitano cuente poco con él. El Getafe tampoco estaba muy creador. Sólo ha habido una jugada de peligro en todo este primer tiempo. Un balón que le queda franco a Córdoba pero que su remate sale flojo y al centro.

En el segundo tiempo el que ha dado el pasito hacia adelante ha sido en Getafe que ha empezado a dominar el partido. Mata ha tenido una clara que ha salido lamiendo el poste. Y a falta de 10 minutos Ángel, que había salido del banquillo, se ha encargado de finiquitar el encuentro ganándole la espalda a Yeray y chutando fuera del alcance de Herrerín.

Garitano ha intentado a la desesperada sacar a Aduriz, pero el equipo no es capaz de ponerle ni un solo balón en los minutos que ha estado en el campo. La única buena noticia del choque, de hecho, ha sido la reaparición de Aritz.

En definitiva, un pobre Athletic ha desperdiciado en Getafe una preciosa oportunidad de acercarse a los puestos Champions. Desde luego, para meterse ahí arriba hay que hacer más, mucho más, que lo demostrado hoy por el equipo. Así que a ponerse las pilas para que el próximo fin de semana volvamos a conseguir los tres puntos contra el Rayo, que vendrá a San Mamés con el agua al cuello y a darlo todo.

¡A por el Rayo! Y…

¡Aúpa Athletic!

Tercera victoria consecutiva del Athletic

El milagro Garitano sigue su curso y continúa dando los puntos de tres en tres.

Como dijo él ayer ya hemos conseguido la permanencia con estos 43 maravillosos puntos que en enero nadie pensaba que los íbamos a tener tan pronto. Estamos de dulce. Seguramente este partido con Berizzo se hubiese perdido, o seguro empatado. Pero con Gaizka se está teniendo también esa suerte que nos faltó anteriormente. Penalti claro en el descuento sobre Muniain al que pisan de manera clara. Pueden protestar los jugadores, el presidente y el entrenador del Levante lo que quieran, pero el penalti es clarísimo. Penalti que nos da los 3 puntos.

Volviendo al inicio decir que en el primer tiempo el Athletic jugó francamente bien y dominó de arriba abajo a los levantinos, que peligro sólo generaron con la falta que iba a gol pero que Iago se encargó de sacar con una buena parada. Córdoba fue en este periodo un vendaval, que dio dos asistencias como dos soles para que los rojiblancos se pusieran dos a cero, y viviesen un tiempo plácido, con otras tantas oportunidades generadas. Pena que no se materializase otra. Bueno, se me ha olvidado comentar que al Levante le anulan un gol al final del primer tiempo. Pero la falta sobre Herrerín en el remate del córner es clara. Bien anulado.

El segundo tiempo por el contrario es claramente del Levante que se metió en el partido gracias a un penalti nada más empezar. Penalti raro y dudoso pero penalti. Además, empezamos a tener problemas físicos y Raúl y Capa tuvieron que abandonar el terreno de juego. Beñat con la reserva también fue cambiado y entró un Iturraspe que parece que está más fuera que dentro. Da la sensación de que salió a jugar porque no había más remedio. Digo esto porque supongo que Gaizka Garitano no confía mucho en él. Lo extraño, desde mi punto de vista es que en la convocatoria no estuviese Nolaskoain. Pero ahí tuvo que salir Ander. El dominio era ya del Levante y aunque sin mucho peligro… ahí llegó otro córner en el ultimo minuto, y esta vez sí le roban la cartera, a Yeray, que hasta ese momento había estado imperial. Inmenso el central pero… con este lunar final. Menos mal que Muniain se encargó de que no nos acordemos más de ese fallo, ya que metió el penalti en el descuento para dar los tres puntos a su equipo. 3 puntazos que hacen que vayamos a Getafe con un objetivo claro, acercarnos a los madrileños en la clasificación. ¡Quién nos iba a decir que ibamos a estar así!

¡A por el Getafe! Y…

¡Aupa Athletic!