Vivian se reafirma contra el Mallorca

los Athleticzales somos mucho de echar las campanas al vuelo, tanto por los resultados y expectativas, como con algún jugador que sale de la cantera.

Su primer gol en Liga (Foto: Pablo Viñas)

Dani Vivian lleva solo 4 partidos en primera y si en el primero ya nos enseñó sus buenas maneras, en el segundo y el tercero, demostró que no era flor de un día, para confirmar el sábado, que efectivamente es, no solo futuro, sino también presente. Parece que cuando meten gol, ya los subimos a los altares. Pero su partido de ayer no fue solo el gol. Se compenetra a las mil maravillas con Íñigo Martínez. En muchas jugadas sale airoso por su buena anticipación. Saca bien el balón, no le quema en los pies, y lo juega con criterio, pero si hay que hacer un despeje a la brava tampoco lo rehuye. Le gusta y le deja el entrenador, subir en las jugadas de estrategia y ayer no solo metió un gol de cabeza, anticipándose a toda la defensa, y haciendo muy bien los tiempos del remate, sino que también, en otra jugada, disparó desde el borde del área, y fue entre los 3 palos, por lo menos, para hacer trabajar al portero. Se le ve seguro de sí mismo y tranquilo. En principio, parece que no se le puede pedir más. Bueno sí… de aquí en adelante regularidad. Que siga así.

Además, a parte de esto que se ve en el campo, me encantó una entrevista que le hicieron está semana. Se ve que tiene cabeza, los pies en el suelo, y sabe que el trabajo es el centro o la base del éxito. Que no es llegar y ya… Aunque las cosas se le torciesen da la sensación que no es de los que se va a poner a lloriquear. Se le ve echado para adelante, y saldría de un hipotético mal momento, a base de trabajo. Estoy segura.

Buen lío se le viene a Marcelino cuando Yeray esté recuperado de su lesión, porque a este nivel parece muy complicado que Dani pierda el puesto. Bendito lío. El entrenador estará encantado. La competencia siempre les va a hacer mejores a los dos. Y a Núñez también, al que le recomiendo que siga entrenando a tope y confiando en él, pero incidiendo en lo primero, para trabajar los posibles fallos que han llevado a que Vivían le haya tomado la delantera. Trabajo, trabajo y trabajo, que esto, ya lo he dicho más arriba, no es sólo llegar. Lo importante y, quizá, más difícil es mantenerse. Son ya profesionales y, o se está a tope, o viene otro y te come la tostada. No desanimarse y a entrenar como si no hubiese un mañana. Esto va por todos.

Otra alegría de ayer fue el debut de Nico Serrano con 18 años. Hoy ha jugado también con el Bilbao Athletic. Ganas, desparpajo,… Tendrá más minutos. Y le digo a Morcillo lo mismo. Que no se desanime porque ayer le adelantase Nico. A seguir trabajando, aprendiendo, creciendo, esforzándose,… y lo demás vendrá. La suerte siempre cuenta pero el trabajo y el esfuerzo más. Y mientras, los aficionados disfrutaremos de los nuevos jugadores que vayan saliendo porque por algo el Athletic es un club de cantera.

Bueno, y si hemos conseguimos ganar dos partidos seguidos en Liga ya, gracias al triunfo de este fin de semana, contra el Mallorca (por 2 a 0).. buf… el no va a más… Recuerdo que en toda la Liga pasada no lo logramos. Así que a seguir trabajando porque el siguiente logro es que sean 3 seguidos, u otra vez repetir dos seguidos. Vamos a intentar el primero citado, aunque los rivales sean los colchoneros y en el Wanda Metropolitano. Este sábado es el reto. Sé que se van a dejar el alma por lograrlo, porque nuestros chicos es lo que han hecho en los 4 partidos anteriores. En el quinto igual… ¡A por el Atlético de Madrid! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D. No me olvido… Zorionak, Sotera! Nada menos que la Bandera de La Concha.

¡Miralá, miralá, miralá, miralá!

¡SO TE RA!

Enorme Iñigo Martínez en Vigo

El de Ondarroa lleva un inicio de Liga sobresaliente, confirmando ayer que su rendimiento en los dos primeros partidos no fue casualidad, sino producto de su trabajo y regularidad.

Otro despeje más (Foto: EFE)

Le destaqué contra el Barcelona, a pesar de un fallo grave en un pase que pudo costar caro y, obligatoriamente, lo tengo que volver a destacar hoy, ya que fue, de largo, el mejor de todos los jugadores que asomaron por Balaidos.

Recuerdo que al final de la temporada pasada nos pilló a todos por sorpresa su comunicado, en el que indicaba que renunciaba a ir a la selección española, porque necesitaba un descanso. ¡Chapeau por él! Hay que tener mucho valor para hacer lo que hizo. Renunciar a un Europeo, y quizá a algo más, si dicha renuncia no era entendida. No ha sido el caso, porque está de nuevo convocado por Luis Enrique, pero podía haber sido. Valor y también sentido común. Lo que ocurre es que a veces, ese sentido citado escasea y más, en el mundo del fútbol. Íñigo demostró saber lo que hacía y parece que ahora su cuerpo lo está agradeciendo. Él, descansado y el equipo, disfrutando de su juego, su solidez, su trabajo y su rendimiento. Perfecto para él y perfecto para el Athletic. Genial.

Contra el Celta apareció por todas las partes del campo. Rechazó la mayoría de balones que se acercaron por el área y por fuera de ella, cortando muchísimos peligros, tanto de cabeza como con el pie. Fue un valladar infranqueable. Los jugadores contrarios es más que probable que hayan tenido pesadillas con él. También subió al ataque, pero no pudo ser tan certero como contra el Barça. En otra ocasión repetirá.

Además se compenetra fenomenal con su pareja de «circunstancias» (por la lesión de Yeray) Vivian, un debutante en la categoría. De hecho, quizá Dani parece mejor de lo que es por estar a su lado. Aunque no creo porque el joven también está demostrando lo que vale. Y esta solidez de los centrales, es pieza fundamental en la labor defensiva del equipo. Una labor en la que el éxito se fundamenta en un trabajo coral en el que participan prácticamente todos. Digo prácticamente todos, porque excluyó a Iker, que no está nada bien. Ya sabemos que no es lo suyo defender, pero es que en este momento tampoco es lo suyo atacar. Mal el de la Txantrea. El puesto que ocupa no le ayuda mucho pero es donde le ponen. Al final del partido sacaron un dato de por dónde atacaba más el Celta y pusieron que por la banda de Muniain hubo 14 ataques, mientras que por la derecha solo 4. Normal, yo si fuese del equipo vigués hubiese hecho lo mismo, ya que deja una autopista fácil de transitar, de modo que el trabajo a Balenziaga se le multiplica. Por ello, doy el doble de mérito a Mikel, que se encarga de la defensa de dicha banda casi solo. Algo tiene que cambiar en el juego de Iker, o no debe jugar, o algo debe cambiar en la alineación, Marcelino.

Vuelvo al trabajo defensivo del equipo. Ayer el entrenador dijo que eran un grupo sólido. Solidez que les había permitido recibir un solo tanto en 3 partidos. Y que con esos datos se podía conseguir algo grande, bueno, «estar en la parte de arriba de la clasificación». Así lo veo yo también, y en ellos confío. Pero vayamos poco a poco. Jejeje. Partido a partido. Aunque de momento, deba felicitarles por el trabajo hecho y dar la enhorabuena, sobre todo a Iñigo, por su partido y decirle, que a seguir así.

Por último, quiero destacar, a Sancet, otra vez, y a Nico Williams. Ambos nos van a dar muchas alegrías. Y que Iñaki metió el golito que nos hizo ganar y obtener los 3 puntos. Poco a poco.

Y ahora a disfrutar de estos 5 puntos, de ninguna derrota en 3 partidos, de un solo gol encajado,… durante este parón de selecciones, en el que 6 de nuestros jugadores han sido convocados… (Unai Simón, el propio, Iñigo Martínez, Julen Agirrezabala, Oihan Sancet, Unai Vencedor y Nico Williams). Algo se estará haciendo bien o muy bien. ¡Genial!

Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Unai Simón determinante para ganar al Sevilla

En esta temporada es la primera vez que destaco a Unai, cuando el año pasado lo hice en muchísimos partidos.

Unai Simón fundamental (Foto: EFE)

Los 3 puntos que ayer consiguió su equipo en el Sánchez Pizjuán son gracias a él. Me alegro horrores porque ha tenido que ser duro. Tantos errores en tantos partidos, que nos han costado bastantes puntos, hacen que el encuentro de ayer le sirva de empujón anímico. No parece un jugador que se descentre y que pierds la concentración, o que psicológicamente se vea afectado, pero seguro que su actuación le ayuda a mejorar.

El Sevilla es un equipazo, que jugó un muy buen partido y que mereció ganarnos. En el primer tiempo, salvo los últimos minutos del mismo, nos dio un buen repaso, entrando por ambas bandas, rematando, y achuchándonos sin permitirnos mantener el balón ni 20 segundos seguidos. En-Nesyri, que es un jugadorazo, hizo dos remates, uno de cabeza picado y otro con el pie, buenísimos. Pero dos manos enormes de Unai impidieron lo que hubiesen sido dos goles. Dos oportunidades clarísimas desbaratada por nuestro cancerbero, que mantuvo a los suyos así, en el partido. El Athletic tuvo un par de oportunidades, tiros de Villalibre y de Morcillo. Ambos otra vez titulares. ¡Qué bien! Y ambos aprovechando la nueva oportunidad. Los dos participan, se dejan ver, meten en problemas a los defensores y cuando hay atasco del equipo son capaces de crear oportunidades de la nada. Bien los dos.

En el segundo tiempo, Villalibre se inventó otra jugada, dándose la vuelta, librándose de Koundé y chutando, pena, desviado. Simón tuvo otra parada excelente, esta vez, frente a un tiro de Acuña. El Sevilla no dominó tanto como en la primera, pero seguía creando problemas, hasta el 70 más o menos, cuando el Athletic ya comenzó a sacar contras, o a empezarlas, por lo menos. Ya con todos los cambios hechos y con los hermanos Williams de refresco, coincidiendo 20 minutos ambos en el campo. Volvió a salir Nico antes que Iñaki. Curiosamente, a éste último, a pesar de salir en el 70 no se le veía fresco. Malogró un contrataque nuestro, por meterse en fuera de juego e impedirle a Oihan que le pasara, no presionaba a los defensas, parecía cansado,… Pero, cuando el Sevilla fue ciego al ataque con todo, Oihan sacó un contrataque perfecto, condujo el balón hasta poco antes del borde del área, donde le pasó a Iñaki (que corrió a su lado pero sin superar al defensa) para que definir de 10. Perfecto todo. Extraordinario Oihan y excelente Iñaki. Me alegro también infinito por él, porque por lo que nos han contado está semana, lo debe estar pasando mal. Este gol, rompe la sequía de dos meses y medio y le vendrá muy bien. Y así, gol en el 90 y, con ello, derrotamos a otro equipo de los que se está jugando el título. Y este Athletic, bipolar nos da una alegría enorme, a pesar de no merecerlo, pero… Ha habido otro montón de encuentros en los que sí merecíamos y nada… Así que… Bienvenido sea. Me da pena el Sevilla, porque les prefiero a ellos de campeones de Liga pero… El hecho de que el Athletic fuese capaz de ganar, faltándole el montón de titulares que le faltan y con un buen número de canteranos, es para ilusionarnos. Por cierto, Nico, aunque en fuera de juego claro, metió un gol, con una definición exquisita, una vaselina, nada menos. Bien por él.

Por otro lado, físicamente, el equipo está cogido con pinzas. Hay bastantes lesionados. A los ya sabidos, hay que añadir a Íñigo, que no jugó por tener el hombro mal, a Raúl, que en el 14 se fue aquejado de dolor en el gemelo, a Yeray, golpazo en el muslo y no sé cómo estará hoy,…

En las bandas, De Marcos sufrió muchísimo, y pocos balones pudo cortar. Por su zona llegaron un montón de centros. Aunque también por la de Balenziaga, que tuvo que intentar frenar a Navas. Repito otra vez, que ellos demostraron que están un nivel por encima, y lo demostraron durante muchos minutos con su juego. Por todo, el triunfo y, encima, con meritorios jovencísimos, vale su peso en oro.

Y el sábado, ¿serán capaces de ganar el segundo partido seguido? Buf… sería de no creer, por ser la primera vez en la temporada. Marcelino (¡bien por seguir contando con los jóvenes!), lo celebraría más que nosotros. Nos toca en San Mamés, contra el Osasuna, con menos nombre, así que cuidado,… ¡a por los rojillos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Otro triste regalo del Athletic

He perdido la cuenta. No tengo dedos para enumerarlos, ni aunque utilice también los de los pies.

Otra vez Unai (Foto: Borja Guerrero)

Estoy harta y cabreada. Lo que podía haber sido ayer un pequeño chute de moral de cara a la final, debido a un error impropio en el minuto 89, se convirtió en un solo punto. La enésima cantada que nos volvió a dejar con cara de tontos. Sí, el fútbol es un juego y en él se dan los errores, pero… ¿ESTOS ERRORES? No. Fallos así, tan escandalosos y tan continuos todos, un partido sí, y al siguiente también, solo ocurren en el Athletic. Ayer el desastre lo provocó, otra vez, Unai Simón. Y no es ni su primer error, ni el segundo, ni el tercero, ni el cuarto,… Incontables han sido. ¡Vaya año lleva! Madre mía. Un globo aerostático al que llegó perfectamente, incluso para blocarlo y… supongo que pensó que iba fuera, lo dejó pasar y gol. ALUCINANTE. Y todo el trabajo del equipo se fue por el desagüe.

Si yo estoy de mal humor, Marcelino también, de hecho su frase fue: «No es normal encajar un gol así en el fútbol profesional». No, pero nosotros lo encajamos. Sin palabras.

El entrenador no sé muy bien el motivo pero salió ayer a jugar en el Reale Arena, con los mismos jugadores que tan mal lo hicieron en la final de Copa. ¿Para darles confianza? Ni idea, pero sí que lo hicieron un poquito mejor, aunque no para echar cohetes. Y algunos jugadores siguieron estando muy mal, muy mal. A esto hay que añadir que dos de ellos se lesionaron… ¿Carga excesiva de partidos? ¿Era necesario sacar a los mismos? El haber dejado descansando a algunos ¿podía haber evitado las lesiones? Yeray, en el primer tiempo y Yuri, en el segundo, se retiraron con dolores musculares. ¿Les habremos perdido para la final? Preocupación. En mi caso, sobre todo con la baja del central, porque Núñez ayer solo en el primer tiempo ya cometió 3 errores de bulto. Y no es algo nuevo. En el segundo tiempo mejoró. Yuri, por su parte, estuvo desconocido en la final y ayer, también, desaparecido. Está fatal. Balenziaga nada más salir, ya hizo un par de jugadas de ataque, mejorando la producción de nuestro lateral titular, en 5 minutos.

En el primer tiempo, el Athletic fue de más a menos. Empezó mejor y atacando bien, pero finalizando mal, y poco a poco volvió a estar cada vez más impreciso con el balón, regalando más de lo normal. Pero la Real, como en la final, tampoco estaba haciendo prácticamente nada.

El segundo tiempo, similar, más presencia en ataque nuestra hasta que Imanol realizó los cambios y sacó a Januzaj y a Portu, que volvieron loca a la defensa y a punto estuvo de marcar, el segundo citado.

A pesar de ello, Villalibre, al que Marcelino volvió a dar poquísimos minutos, consiguió rematar un balón de cabeza a la red, teniendo colgado a un defensor. Impresionante. ¿Cómo es posible que Íñaki lo esté jugando todo, en el estado de forma en el que está? Sobre todo viendo cómo Asier aporta siempre, siempre más. Incomprensible. Gol en el 85, que ingenuos de nosotros, pensábamos que ya suponía la victoria definitiva. Pero no. Imposible. Regalo a la Real y, de nuevo, un solo punto, habiendo merecido los 3. Los vecinos solo tiraron a puerta el goblo mencionado de Roberto López, que se convirtió en gol. ¡Vaya potra!

El mejor, Berenguer, sin ser maravilloso su juego, lo intentó, estuvo a punto de marcar a pase de Balenziaga y encima, puso una nueva asistencia. También me gustó Vencedor. Unai nos va a dar muchas alegrías, estoy segura.

Y, este sábado, sin tiempo de nada, otro derbi, en este caso contra el Alavés, que no puede hacer otra cosa que ir a ganar a muerte ya que su situación es delicadísima. Esperemos no resucitarlos. ¡A por el glorioso! Y…

¡Aúpa Athletic!

Un Athletic horrible regala la Copa

Derrota sin paliativos. Peor es difícil hacerlo y ya es la quinta final copera seguida que perdemos, pero, desde mi punto de vista, la primera que fallamos estrepitosamente.

Único tiro a puerta (Foto: Mundo Deportivo)

Tres anteriores fueron contra el mejor Barcelona y uno de los mejores equipos de la historia. Contra la Real, sobre el papel, estaba más igualado y teníamos más posibilidades, aunque puedan tener jugadores que técnicamente sean superiores a los nuestros, a priori nuestra competitividad nos podía dar un plus, si es que la hubiésemos visto por algún sitio.. Pero… como en muchos o todos los partidos contra ellos, al ser derbis, ya sabíamos que iba a ser trabado. Eso sí, una cosa es trabado y otra esto que vimos o sufrimos ayer. Marcelino dijo en la previa que el partido se iba a decidir en detalles y así fue. Como ha ocurrido desde que ha llegado al Athletic, un regalo nuestro, en este caso de Yeray en forma de pase horrible… el balón acabó llegando a Portu, lo que obligó a Íñigo a ir con todo pero mal. Penalti, gol de Oyarzabal y la final para ellos. Es que casi no se puede comentar nada más. Esto ocurrió en el segundo tiempo. Y a partir de ahí, un ejercicio de impotencia continuado, por parte de los nuestros, y la nada más absoluta.

El primer tiempo fue parecido, pero al menos hubo un tiro a puerta de Íñigo, muy bien sacado por Remiro. Mucho control y quizá mucho miedo de ambos equipos. Ellos tampoco hicieron gran cosa salvo un par de internadas por banda sin gran peligro.

En el segundo tiempo, tras el error comentado, se dedicaron a administrar el regalo y a impedir que los rojiblancos les inquietasen mínimamente. Lo hicieron bien. Suficiente para llevarse el triunfo, así que Zorionak a los vecinos.

Y si tengo que hablar de los jugadores, uno a uno, saldrían la mayoría muy mal parados. Los errores continuos en las entregas, la falta de profundidad, ni un pase al espacio, ni un desmarque. Nada. Yuri, De Marcos, Muniain, Williams, Berenguer,… Mal, muy mal.

Y para acabar, como nuestros chicos no han sido ellos mismos, dicho por el entrenador, en la rueda de prensa posterior, espero que en la siguiente final, dentro de 14 días lo sean. Ahora, desde luego, no soy muy optimista. El palo ha sido gordo y el Barcelona es más equipo que los txuriurdines. Mucho hay que cambiar. Lo pueden hacer, claro que sí, pero deberán dar el doble o el triple de lo que dieron ayer, porque estuvieron francamente mal. Ahora a digerir esto y a preparar a tope los dos partidos de Liga anteriores a la próxima oportunidad copera, ya que ésta será la mejor forma de recuperar sensaciones. Eso sí, otra vez un derbi, y con los mismos rivales, así que a por ellos, y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: La previa del partido en Bilbao, en concreto en Pozas, María Díaz de Haro, Doctor Areilza,… fue lamentable. En este caso, debido a un montón de irresponsables, que parece que poco les importa la vida, sobre todo si no es la de ellos. ¿O no se dan cuenta que alguien que está cerca puede morir? Que en medio de una pandemia, y sin respetar ni una medida de seguridad, tomaran las calles de la peor forma posible hace que lo más suave que les pueda llamar sea… impresentables.