Yeray inmenso en el empate del Celta – Athletic

El Athletic, desde que ha llegado Marcelino, consiguió ayer, por segunda vez, mantener la portería a cero.

Equipo titular (Foto: Athletic Club)

Pero por contra, por primera no hicieron ni un gol. Conclusión, empate a cero en Balaidos. Triste, pero seguramente, justo por los merecimientos de los dos equipos. Creo que fue uno de los peores partidos de la era del entrenador asturiano. El equipo salió temeroso y durante todo el primer tiempo el balón y el dominio lo tuvo el Celta. Eso sí, las dos mejores ocasiones fueron nuestras.

El rival no consiguió crear peligro, y mucha culpa de ello la tuvo Yeray, el cual está a un nivel impresionante. Hoy mismo Luis Enrique va a dar la convocatoria para los próximos partidos de la selección y creo que le va a llamar. No sé si habrá otro central, ahora mismo en otro equipo, tan solvente como él. Ayer no solo cortó muchísimo, sino que encima, una de sus salidas de balón se convirtió en un buen contrataque. En el segundo tiempo, continuó su recital y gracias, porque si no estaríamos hablando de otro resultado final. Los errores de su pareja defensiva llevan multiplicándose los últimos encuentros. Ayer de nuevo Núñez cometió 3 errores de bulto, graves. Uno, nada más empezar, supuso una falta en la frontal del área, que Aspas podía haber convertido en gol, porque era un regalito para él.

Aspas saca la falta (Foto: Athletic Club)

Y el del segundo tiempo, el corte prodigioso e in extremis de Yeray, evitó el que otra vez Aspas, se fuese sólo frente a Simón. Núñez empezó la temporada pidiendo más minutos y ser titular, por circunstancias de las distintas competiciones ha jugado bastante y ha desperdiciado las ocasiones de demostrar, que se merece ese puesto. Yeray ha apagado sus fuegos en muchos momentos y quizá, el hecho de que hayan jugado tanto juntos, ha hecho que el de Barakaldo haya destacado de manera más clara. Luego saldremos de dudas de si le convocan para la selección o no. Me alegraría por él si lo consiguiese, aunque pensando en el Athletic y el montón de minutos que lleva en sus piernas, me daría un poco de rabia porque tenemos las finales ahí cerca y necesita descanso. A Marcelino le preguntaron sobre ello, en la previa del encuentro, y contestó que no era nadie para decirle nada a Luis Enrique, y que si lleva a nuestros jugadores, se alegrará por ellos y adelante. A ver qué pasa.

Siguiendo con el partido, en el segundo tiempo ya con Muni en el campo, en vez de Raúl García, que, sorpresivamente, estuvo flojo, se mejoró el juego. Hubo más presencia en ataque pero, el desarrollo del juego me recordó muchísimo a los partidos anteriores con Garitano, por la cantidad de errores en pases sencillos, que hacían que se desbaratase el contrataque y que el balón volviese a los pies de los celtiñas. Muchísimos errores, demasiados. ¿Tendrán la cabeza en las finales de Copa, como todos? No sé, pero lo que sí sé es que estuvieron flojos, flojos.

Para acabar, comentar una de las últimas jugadas del partido en la que se podía haber pitado penalti a favor del Athletic, porque Brais tocó a Iker en el tobillo y éste se fue al suelo. ¿Penalti? No lo sé, pero si lo fue el de Suárez, la jornada pasada, éste me lo parece, incluso más. Pero… ni lo revisó el árbitro, ni el VAR. Así funciona esto. Una vergüenza.

Ahora por delante el equipo tiene una semana entera para poder descansar y a la vez, preparar el próximo derbi contra el Eibar. ¡A por los armeros! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic en el Wanda como siempre

Palmar. Llevamos muchos años yendo para acabar igual, perdiendo. Un amigo ayer comentaba que contra el Atlético es ver jugar a niños contra hombres. Y quizá por eso acabó así.

Muni goleador (Foto: EFE)

Me explico. Tras hacer un muy buen primer tiempo, en el que íbamos ganando desde el minuto 20, los rojiblancos, más pardillos que nunca, permitieron que los colchoneros consiguiesen jugar el descuento atacando todo el rato. Ni un intentar parar el juego, o un controlar el balón, o sacarlo jugado,… Nada… Si a eso le añades un árbitro, que vio que los de casa estaban atacando, y que sabía que el tiempo de descuento estaba agotado, porque se le ve que miró el reloj, pero que le dio igual pues permitió a los madrileños iniciar otro ataque… Pues nada. Que te vas al descanso con un empate que los contrarios no merecían porque metieron el gol fuera del tiempo reglamentario. ¡Vaya palo! Y bien, nuestros chicos serán unos pardillos, pero Gil Manzano (el árbitro), un sinvergüenza.

La otra jugada tonta fue nada más comenzar el segundo tiempo. Supongo que pesaba el empate y Núñez, especialista en penaltis (que se lo haga mirar), dejó el pie, para que Suárez (¡qué más quería!), se dejase caer tocando a Unai, y el de amarillo, loco por la música, señaló el punto de penalti. Ni VAR ni nada. Creo que ni lo revisaron. Los nuestros ni protestaron para pedir la revisión. Mejor, porque sólo hubiesen conseguido tarjetas y que lo ratificasen. ¡Ah! Ocho penaltis nos lleva pitados en contra este fenómeno. El que más en las últimas temporadas (dato de Adurizpedia). Así que… La jugada os lo pongo en este enlace en el que podéis clicar si queréis verlo.

Y ya está… Los colchoneros no necesitaron más. De hecho, el comentarista dijo, tras ponerse ellos por delante en el marcador, que era sorprendente con qué poco habían conseguido dar la vuelta al resultado. No es nuevo y Marcelino sabe que está ocurriendo un partido sí, y otro también. Hay que solucionarlo porque es una sangría. No puede ser que el equipo contrario haciendo tan pocas ocasiones te meta tantos goles. Y nos está ocurriendo siempre. Repito, todos los partidos. Por cierto, algo de influencia también tendrá el regalo del Comité de Competición que se sacaron de la manga una sanción a Íñigo Martínez totalmente desproporcionada e injusta. 4 partidos sin uno de tus mejores jugadores. La gracia todavía la vamos a sufrir contra el Celta, ya que tampoco estará. No quiero comentar nada más, sólo que imagino que Marcelino les echaría buena bronca por estas cosas que estoy comentando.

Eso sí, por quedarme con lo positivo, me quedo con el muy buen primer tiempo que jugaron. Muy bien y frente al líder y en su casa. Ese es el camino.

Y ahora, 4 días para preparar el siguiente partido, contra el Celta y a trabajar a tope para evitar caer siempre en lo mismo, y a seguir manteniendo las cosas buenas. ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Mila esker, Gaizka!

Si seguís mi blog no hace falta que os diga que quería que Garitano no siguiera dirigiendo al Athletic.

Agur, Gaizka (Foto: Borja Guerrero)

Pero de ahí a lo que ha ocurrido va un trecho muy largo. Siempre he estado orgullosa de ser hincha del Athletic, por lo que considero que supone este club y por el señorío que tiene. Pero cosas como ésta son las que te hacen dudar de todo y te entristecen porque tu club actúa de una manera, no precisamente educada, por no denominarlo con un nombre más desagradable. Alguna vez le he oído a Clemente decír que el Club es lo que queda, el club sigue y que las que actúan mal son las personas. Bien. Me agarraré a eso. Porque los dirigentes que llevan ahora las riendas del Athletic, creo que no lo pueden hacer peor. El domingo los rojiblancos jugaron uno de los mejores partidos de los últimos meses. Ganaron al Elche por 1 a 0, pero por merecimientos el resultado debería haber sido mucho más claro. Se suponía que era otra final para el entrenador, y así la viviría él. Al acabar vino la alegría e imagino que para él, el alivio de pensar que tenía otra semana más para solucionar la situación. Eso pensaba él y todo el mundo. Pero no. Estos dirigentes son mucho más originales que todo eso. Y al de 2 horas anunciaron su destitución. Vamos. Sorpresa total y absoluta. Es evidente, que la decisión estaba tomada antes del partido. Es decir, que ocurriese lo que ocurriese, Garitano estaba sentenciado. Hay que ser… Poned el adjetivo que os parezca. La decisión estaría tomada desde el día de la Real Sociedad, pero vete tú a saber la razón, se les ocurrió la peregrina idea de que siguiera dirigiendo el siguiente partido y destituirlo al acabarlo. No se puede funcionar así. Gaizka es uno de los nuestro, y aunque no lo fuera da igual, con nadie se puede hacer eso. La disculpa de la falta de tiempo para el nuevo entrenador en el siguiente partido no me vale porque así estamos igual ahora, sin tiempo. Lo de cambiar de año por el tema económico tampoco me vale, porque se lo puedes decir el día uno de enero y si Marcelino no tiene tiempo de llegar, que dirija el equipo contra los ilicitanos, Joseba Etxeberria. Se mire por donde se mire es impresentable. Encima, según cuenta el medio oficial, muchos de los directivos se enteraron de la destitución solo minutos antes del anuncio y por teléfono. Una chirigota, que podría tener mucha gracia en Cádiz en Carnavales, pero que no tiene ni media gracia, si es el funcionamiento del club que queremos y, encima, tratando así a uno de los nuestros. E insisto, en que yo no quería que siguiese Gaizka, pero la educación es la educación y han tenido un montón de ocasiones para destituirle. Tras el partido contra el Valladolid, tras el del Cádiz, tras el del Celta, tras el de la Real…

¿Cuál es la razón del despropósito? Imagino que la Asamblea de Compromisarios. Lo cual lo hace todo, más impresentable, todavía. Han defendido contra viento y marea al entrenador, hasta lo ilógico, y estando casi todo lo mundo en contra. Pero… cuando ven que eso les afecta porque igual la Asamblea les vuelve a decir que no a todas sus propuestas, entonces sí, van y cambian de idea. Le echan tras un horroroso partido, pero… que se quede hasta el siguiente sin saberlo él…. En fin,… me imagino que al ver el buen partido del equipo contra el Elche se estarían muriendo de la rabia… Lamentable. O no. O les da igual todo.

Gaizka, no te merecías este trato.

Un amigo mío el otro día comentó que han conseguido lo increíble, que es que una decisión que el 90% de la masa social estabamos deseando (su destitución), nos parezca mal a casi todos. Y es por las formas. Las formas en el Athletic deberían ser importantes.

Para acabar, debo decir que agradezco a Gaizka todo su buen trabajo. El habernos sacado del agujero cuando cogió a un equipo más muerto que vivo, y a toda velocidad lo puso arriba. No consiguió la UEFA por un travesaño. Y en el siguiente año, nos metió en una final de Copa. Me da igual el modo, estamos en una final, y fue también gracias a él. Sé que el ciclo de Gaizka estaba acabado, por su decisiones, por sus ruedas de prensa, pero…. Todo lo anterior lo tengo que agradecer. Y por supuesto, también le deseo la mejor de las suertes en todo lo que haga.

Y, como siempre,…

¡Aúpa Athletic!

¿Qué le pasa a Iñaki Williams?

Buena pregunta y me gustaría que alguien me la contestara.

Mal Iñaki (Foto: EFE)

Lo está jugando todo. Se ha perdido en esta Liga muy pocos minutos y es con diferencia el jugador que menos está aportando. Lo increíble es que casi siempre acaba los partidos y si le quitan, es a falta de pocos minutos. Está claro que es el ojito derecho de Gaizka y que va a seguir jugando, lo haga como lo hago. Y esto para mí es un enorme error. Si un jugador no está bien, no pasa nada, o no debería pasar nada, por pasar por el banquillo, para dar entrada a alguien que pueda aportar y para, véase: descansar, mejorar, ver mejor las cosas, incluso para cabrearse y volver con mayores ganas. No sé, algo. Para mí es inconcebible que siendo uno de los que menos aporta esté siempre en el campo. Además creo que es contraproducente para él. Tiene que tener clarísimo que es titular indiscutible y eso no le hace ningún favor. Ayer otra vez perdió muchos de los balones que tocó y no hizo casi nada productivo. Tuvo tres jugadas que me enfadaron sobremanera. Las tres en el segundo tiempo. Una nada más empezar, en la que un balón parado del Athletic, fue rechazado por la defensa hacia atrás y salieron todos los jugadores corriendo en dirección contraria a la portería, tanto del Athletic como del Valencia, excepto Iñaki, que se quedó tranquilamente mirando la jugada, cerca del portero, como un espectador más. Sus compañeros recuperaron el balón y lo metieron otra vez hacia la portería, consiguiendo un «superfuera» de juego (así lo han llamado en Radio Nervión y me ha gustado), porque, claro, lo estaba a 3 metros. Y esta jugada la repite muchas veces. Parece que tiene desconexiones o en otros casos, que vuelve de los ataques andando, de paseo, impidiendo o destrozando algún posible contrataque, por su situación en el campo. Mal. Muy mal. La segunda jugada era en defensa de una falta en ataque de los valencianistas. Se ha retrasó tanto en el golpeo de balón que habilitó a 3 contrarios, que si no hubiese sido por él, hubiesen estado en fuera de juego, pero él mismo rompió la línea defensiva de sus compañeros. Y la última, y más incomprensible, en un ataque nuestro Yuri se estaba internando por la banda y ya iba hacía el área, e Iñaki corrió como loco hacia Yuri, dejando la portería totalmente hacia su derecha, es decir, imposibilitándole el pase a su compañero, que si le pasaba, su remate a gol hubiese sido, completa y absolutamente imposible. Yo le estaba viendo y estaba pensando pero… ¡¡¡a dónde vas!!! Y estos son solo 3 ejemplos en el partido de ayer, pero hay muchas más cosas. La cantidad de balones que pierde por hacer controles malos es también preocupante. El último pase que da en cualquier contrataque es… Buf… Los pases no los suele dar en ventaja o adelantados. Y de cabeza va como va… Todos lo vemos. Gaizka lo tienen que ver también. La pregunta es ¿por qué lo juega casi todo? Debe haber alguna razón que se me escapa. La única que se me ocurre es que como es bueno el entrenador está esperando que en algún momento empiece a rendir según sus posibilidades. Pero… ¿hasta cuando vamos a tener que seguir esperando? Otros compañeros que podrían jugar en su lugar tienen que estar desesperados. Viendo cómo lo hace, si ellos, a pesar de eso no juegan… No van a jugar nunca. Y esto es malo para el jugador, para los compañeros y para el equipo.

Y lo comento porque sé que lo puede hacer muchísimo mejor y lo debe hacer muchísimo mejor. Tiene que mejorar sus carencias a base de entrenamientos y debería tener que luchar por un puesto en el equipo. No jugar por llamarse como se llama o por tener el contrato que tiene, sino por méritos propios y rendimiento actual, no rendimiento pasado.

Asier Villalibre ayer volvió a marcar, enseñando un movimiento de delantero centro, que es el que me hubiera gustado ver a Williams en la jugada que he comentado anteriormente. El Búfalo de Gernika debe jugar de titular. El otro día contra el Celta fue sacrificado, y no por hacerlo mal el partido anterior (que fue de los mejores), sino por ¡vete tú a saber que razón!Me desconcierta Garitano con sus alineaciones y con sus cambios o no cambios, incluso me desespera. Ayer fue otra más, cuando quitó a Asier para sacar a Raúl, cuando podía haber quitado al mismo Iñaki, o a Muniain. Pero… Y ya en el colmo del despropósito, cuando nos empataron a dos y sacó a Núñez por Iker,… Inexplicable, incomprensible, alucinante,… Vamos… Así como la titularidad de Dani García y Mikel Vesga, que está más que demostrado que no dan buen resultado juntos. Unai López, mejoró al equipo en el segundo tiempo al sustituir a Mikel. El equipo empezó a ser mucho mejor que los ches. Dejamos vivo, otra vez, a un grupo que parecía, un cadáver futbolístico. Otra vez dos puntos a la basura. En fin… una pena.

Y ahora contra el Real Madrid renacido. ¡Qué bien! Pero… ¡A por los blancos! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Athletic saca un punto o pierde dos en Getafe?

Muy buen partido el jugado ayer por el Athletic, en el primer tiempo contra el Getafe en Madrid.

Asier se estrena este año (Foto: EFE)

Algo difícil de conseguir, como es dominar al Getafe en su campo, lo logró el Athletic durante todo el primer tiempo. Sólo un tiro de Cucho, que repelió muy bien Unai Simón, fue lo que consiguieron los azulones, en el primer tiempo, mientras los rojiblancos dominaron el juego y tuvieron, además del gol, otras 3 oportunidades para aumentar el marcador.

Gaizka repitió alineación, y por lo que respecta a Asier Villalibre y a Unai Vencedor me alegré infinito. Quiero que se lleve a cabo la renovación de la plantilla y éstos son dos de los jóvenes que piden paso a gritos. Ayer además fueron de los más destacados. Asier se inauguró este año como goleador, metiendo un gol de 9 auténtico, con el defensor casi colgado de su camiseta, picando el balón tras saque de corner, bien puesto por Berenguer. Va a ser el primer gol de muchos. Estoy segura. Y Unai, por su parte, se encargó de dar velocidad al balón sacándolo con criterio. Pena de un par de sus balones largos que no consiguieron conectar con los delanteros. No se amedrentó frente a, seguramente, el equipo más correoso y marrullero de Primera. Participó mucho en el juego, e incluso en el segundo tiempo, que el equipo bajó en prestaciones, él mantuvo el tipo, y participó en un par de jugadas defensivas de mérito, con buenos cortes y ayudas. Supongo que ambos serán titulares contra el Celta el próximo viernes. Por juego lo merecen. Por cierto, Mikel Vesga también muy bien, incluso teniendo dos llegadas al área y rematando sendos pases atrás de Iñaki. Hacen buena pareja Vencedor y él.

El segundo tiempo fue más del Getafe, porque puso una marcha más, ya que tenía que reaccionar, y al Athletic quizá le faltó un poco de aire, como el mismo Gaizka indico al finalizar el partido, en rueda de prensa. Lo que no se entiende muy bien es que si le faltaba un poco de aire, hasta el 72 no hiciese los cambios. El de Yuri no cuento porque fue obligado. Raúl y Sancet, por Muni (que no participó mucho) e Iñaki. Oihan tuvo la mala suerte de participar de forma negativa, erró un pase, en el gol del empate de ellos. Una faena. No es el caso de esta jugada, pero con el cuerpo que tiene, debería llevarse más balones en las disputas. Espero que lo estén trabajando. Luego ya con el marcador en contra salieron Morcillo y De Marcos, que no pudieron aportar gran cosa. Sobre Jon indicar que si por mí fuera jugaría de titular sin duda, o bien cambiando a Berenguer o en vez de Iñaki, con Alex en banda canbiada. Ha demostrado en lo que ha jugado que tiene calidad de sobra para salir de inicio. Ayer Alex no estuvo muy acertado, aunque dio la asistencia de gol. Supongo que Álex juega de titular porque es el fichaje y ha costado una pasta, porque por lo visto, quizá veo un puntito por encima a Jon.

Punto y aparte merece el árbitro, que sin errores grandes, estuvo bastante casero, permitiendo el juego del Geta, es decir, cortar el partido con mil faltas… que no sancionó, mientras que las nuestra no se le escapó ninguna y, ni siquiera, las que no lo eran. Así llamativas, una que le pitó a Asier, que saltó limpio y el defensa le dio con la cabeza en el hombro (saltó más Asier), y le sancionó con falta… Increíble. Y otra que le hicieron también a Asier y que no pitó, y que seguido para cortar contrataque, Íñigo Martínez y Morcillo hicieron faltas… ambas sancionadas con tarjeta. Si llega a pitar la falta inicial a nuestro delantero, el próximo viernes Íñigo estaría en San Mamés pero… le cayó la quinta amarilla. Así son los árbitros. El Melero López lamentable.

Y para acabar voy a contestar al título de mi comentario. Al ir por delante en el marcador y el jugar un tan buen primer tiempo el Athletic, el segundo tiempo hizo que nos quedásemos con mal sabor de boca, pero teniendo en cuenta que el rival era el Getafe y que es muy difícil jugarle, me voy a conformar con el punto conseguido. Una pena pero… el rival también juega.

Ahora a preparar a tope el próximo partido en casa, … !a por el Celta! y…

!Aúpa Athletic!