Mateu,… ¡¡¡jubílate, por favor!!!

Cada vez que escucho que un partido del Athletic va a ser arbitrado por Mateu Lahoz, como diría el gran Forges, se me abren las carnes.

Mateu, protagonista (Foto: Pere Punti)

Las estadísticas que tenemos con este colegiado son aterradoras. En 30 partidos de Liga 20 derrotas, más del 66%, y sólo 6 victorias, el 20%. Un desastre se mire por donde se mire. Y cada año que pasa, aunque parezca imposible, las estadísticas se van empeorando.

Contra el Getafe el sábado, como es normal y era previsible, nos volvió a perjudicar. Son tantos los detalles que es descarado.

Nada más comenzar el partido le sacó una tarjeta amarilla a Capa, que si bien es tarjeta porque es un agarrón, la jugada viene precedida de un agarrón inicial de Cucurella, que por supuesto no pitó. En un par de jugadas dudosas sobre si eran córner o saque de puerta, él no dudó en ningún momento. Como era en el área del Athletic, por supuesto decretó córner. Y la jugada que fue en el área del Getafe, por supuesto designó saque de puerta. Sin dudarlo. Claro, luego ves las repeticiones y, casualidad, son al revés.

Al final del primer tiempo los jugadores del Athletic pidieron penalti por mano. Lahoz, no dudó. Ni siquiera consultó con el VAR. Mateu nunca duda con nosotros. De nuevo, las repeticiones demuestraron que el remate de cabeza de Unai Núñez que va hacia puerta es cortado por el brazo del defensor que está totalmente separado del cuerpo. Si hubiese sido en el área contraria, sin duda, hubiese consultado con la sala de máquinas , y hubiese sido penalti, pero en el área del Getafe no, ¿para qué va a consultar?… déjate… no vaya a tener que pitar penalti a nuestro favor y le salga un sarpullido…

En el segundo tiempo tras un salto Williams queda doliéndose en el suelo, Mateo pasa por al lado de él, le mira, pero no detiene el partido porque el que estaba atacando era el equipo contrario. Cuando se detiene el juego no pasa absolutamente nada. La repetición nos muestra como el jugador azulón, después de saltar, en el aire, mete una coz en las costillas a Iñaki. El VAR no lo revisa, o si lo revisa, le da igual. Os recuerdo que el año pasado en un partido nuestro el VAR revisó una jugada que el árbitro no había visto y sacaron una tarjeta amarilla a Unai Núñez. El sábado tuvo que ser roja, pero, ¡qué va!… no se quiso sacar.

Seguro que se me está olvidando alguna jugada, pero lo dejo ya. Esto es para demostrar que lo de este árbitro con el Athletic no es casualidad. NO. NO ES CASUALIDAD. IMPOSIBLE

Así que, si el año pasado una de las mayores alegrías de toda la liga y para TODOS los aficionados rojiblancos fue la jubilación de Undiano Mallenco (otro árbitro absolutamente nefasto para nuestros intereses), ahora rogamos, todos juntos… por favor, Mateu,… POR FAVOR ¡¡JUBÍLATE YA!!

Merecido y agónico triunfo contra el Girona

Empezaba a creer en brujas y hados en nuestra contra, cuando Aritz metió el gol de penalti a lo Panenka en el minuto 91.

Aritz salvador (Foto: EFE)
¡Qué tensión y qué injusto me estaba pareciendo que estuviésemos todavía empatando a cero el partido! Aritz hizo justicia y ¿quién sino él podía hacerlo? Vaya temple, cuando toda la grada, todos los aficionados e incluso muchos de sus compañeros estábamos aterrorizados (Iker, protagonista del penalti, no quiso ni mirar). Gol y la comunión con la grada de todo el partido que estalla en un grito único. ¡Athletic! Y de premio: ¡3 PUNTOS!
Un muy buen partido de los rojiblancos, con un equipo saliendo a morder, jugando por bandas, centrando al área y rematando a puerta,… algo que parece sencillo pero que habíamos hecho muy poco con Berizzo. Su sistema no les iba a los jugadores y se ve que Gaizka Garitano en lo poco que lleva aquí, ya ha dado más con la tecla que el argentino. Faltan cosas, claro, sobre todo defensivamente, pero así jugando vamos a ganar muchos partidos. Nuestros chicos hicieron 25 remates, de los que 10 fueron entre los 3 palos, cosa impensable hace 7 días. Además, todo, teniendo delante al Girona, equipo muy rocoso, que llevaba toda esta Liga sin perder un solo partido fuera de su casa. Dato importantísimo que da mucho más mérito a lo logrado. Un soplo de moral que tiene que animar a los jugadores y que debe ser definitivo. Se puede.
Gorka Iraizoz estuvo tremendo y mucha culpa de llegar con estos sufrimientos al último minuto fue suya. Vaya paradones hizo, en el primero y el segundo tiempo. Gracias a Aritz, con el penalti no pudo, ¡menos mal!
De los nuestros puedo destacar a muchos, pero sobre todos a dos, a Capa y a Córdoba. Han hecho que las bandas fuesen protagonistas y que el Girona sufriese con sus internadas. Además no podemos olvidar que casi no jugaban con el Totto. Muy bien, dos jugadores recuperados.
Dani García también tremendo junto con Beñat muy bien (hasta que le duró la gasolina, y le sustituyó Gaizka por San José).
Aritz muy incisivo e incluso le hicieron un penalti en el último suspiro del primer tiempo. Le dieron en la rodilla y lo derribaron. Al árbitro no le pareció. Iraizoz impidió que metiese gol antes de meter el penalti.
Ahora, seguimos en descenso, pero empatados a puntos con el Villarreal, y a 3 puntos del Leganés, hay que seguir trabajando y pensar que se puede también golpear a domicilio, aunque sea en Mendizorroza contra un Alavés muy fuerte. Se puede y hay que ir a por ellos.
¡Aupa Athletic!
P.D.: La Catedral y su publico ayer de 10. Comunión total entre grada y jugadores. A seguir así.