Semana fantástica del Athletic

Dos victorias y el pase a la final de Copa en 7 días. No se puede pedir más. Bueno sí… pero estamos encantados con lo que supone lo obtenido.

Alegría desbordada (Foto: Pablo Viñas)

Ayer conseguimos la segunda victoria a domicilio en Liga de la temporada. Encima se logró con un marcador llamativo. 1 a 4. De este modo hemos firmado una semana pletórica. Dos triunfos seguidos en Liga, después de llevar 10 jornadas sin ganar, y la clasificación para la final de Copa. Ahí es nada. Curiosamente, este último triunfo, si alguien no ha visto el partido se puede pensar que fue un paseo militar y nada más lejos de la realidad. El Athletic fue enormemente efectivo, cosa que no ha sido en toda la temporada. Tuvo 7 oportunidades y metió 4 goles. Una barbaridad. Pero es que el Valladolid tuvo 14, y no estoy exagerando (las conté a la noche), y metió sólo 1. Vamos, que ver para creer. Ya era hora que les pasase a otros lo que nos lleva pasando en bastantes partidos de esta temporada. Yo soy resultadista así que acabe el partido muy contenta. Aunque eso no me impidió ver los múltiples problemas que tuvo el equipo a la hora de defender. Los rematadores del Valladolid lo remataron absolutamente todo. Mal sí, pero todo. Lo cual no habla muy bien de los nuestros. Volvimos al sistema de 2 centrales, con Lekue como novedad. Y hay que decir, que de lateral sufre muchísimo. Muchísimo. Los centrales tampoco es que tuviesen su día, sobre todo por alto. El Valladolid remató de cabeza de todos los lados posibles y de todas las formas, aunque gracias a Dios, mal. Muy mal.

Otra de las novedades fue Unai López que para el minuto 3 ya hizo su primer gol con el Athletic, que no en la categoría, por medio de un saque de falta soberbio. Me alegro infinito por él. No tiene que estar siendo una temporada fácil. Parecía que iba a jugar más pero últimamente estaba olvidado por parte de Garitano. Fue sustituido pronto en el segundo tiempo, por la tarjeta que recibió y porque Gaizka consideró que necesitaba un poco más de músculo en el centro. Pero en líneas generales buen trabajo el suyo.

Córdoba volvió a salir de titular como contra el Villarreal, y está claro que no lo está desaprovechando. También sus minutos de Granada fueron muy buenos. Ayer junto con Dani García fue el mejor del equipo. Asistencia a Raúl García para el segundo gol y también, su primera diana esta temporada, para cerrar el marcador. ¡Enhorabuena! Sinceramente considero que el banquillo o las no convocatorias por las que ha pasado las semanas anteriores, le han hecho espabilar, y le han venido muy bien. O por lo menos, esa sensación tengo yo. ¡Que siga así! Sancet también estuvo bien, aunque con el cuerpo que tiene lo tiene que utilizar más y hacerse fuerte frente a los contrarios. A seguir trabajando. Bueno, como también tienen que seguir trabajando sus compañeros. Iñaki y Yeray igual necesitan descanso. Menos mal que ahora ya son semanas enteras para poder recuperar y preparar el siguiente de Liga, que va a ser muy difícil, porque el Atlético de Madrid del Cholo siempre lo es. ¡A por el Atlético! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic y Raúl vencen al Atlético

Celebrando el gol (Foto: EFE, Miguel Toña)

Raúl García se merece estar en el título de mi comentario ya que la pasada semana dije que prefería que Gaizka Garitano no le sacase contra su ex equipo, debido a que los partidos que había jugado anteriormente frente a ellos, habían sido bastante malos.

Me alegro infinito que jugase y que me dejase mal. Raúl hizo su mejor partido contra el Atlético de Madrid, y fue partícipe del 2 a 0 que le endosamos al equipo del «Cholo» Simeone. ¡Qué alegría! Fue el Raúl reconocible, luchador y guerrero, que no da un balón por perdido. Impidió muchas veces que sus ex compañeros pudiesen sacar el balón jugado desde atrás. Y encima tuvo participación en el primer gol, pasándole el balón en profundidad a Córdoba, para que éste asistiese a Williams. No le podemos pedir más. De hecho, al poco tiempo Garitano le sustituyó y volvió a recibir una sonora ovación de La Catedral. ¡Bien Raúl!

También quiero destacar a Íñigo Córdoba. Gaizka le concedió pocos minutos pero los aprovechó tan bien, que nada más salir, recuperó un balón, y en la misma jugada como ya he dicho, le hizo el pase de gol a Iñaki. Seguro que esto le da ánimos a pesar de lo poco que está jugando.

Otro que tuvo que salir también contentísimo de San Mamés es Kenan Kodro. Llevaba segundos en el campo cuando consiguió inaugurar su cuenta realizadora. Primer gol, a los que le seguirán muchos porque Kenan tiene muy buena pinta.

Kenan en plena celebración (Foto: EFE)


Sí Córdoba y Kodro fueron decisivos, también tengo que mencionar, obligatoriamente a Gaizka Garitano, por su oportunidad en sacarlos al terreno de juego. ¡Vaya ojo! Efectividad total. En el partido anterior ocurrió lo mismo, puesto que al salir desde el banquillo Ibai, revolucionó el partido y se consiguió el empate frente al Espanyol gracias a su asistencia.¡Qué siga así Gaizka!

Así mismo no me olvido de Ibai Gómez, que como ya he dicho, si en su anterior partido consiguió una asistencia saliendo del banquillo, el sábado, jugando de titular, consiguió otra, poniéndole un balón entre líneas perfecto a Kodro. Además en el primer tiempo participó en las pocas jugadas peligrosas que hubo, sobre todo, en un tiro que hizo demostrar a Oblak que es uno de los mejores porteros del mundo. Bien Ibai.

Y ahora llegamos al parón, en una buena situación que nos permite ver el futuro con ilusión. No voy a decir cuál pero tenemos buen objetivo.

¡Aúpa Athletic!

El árbitro y el Atlético ganan al Athletic

Este partido ya lo había visto antes de que se jugase. Ya sabía lo que iba a ocurrir, mi única duda era el resultado, pero sobre como iba a discurrir no había otra posibilidad.

Peligroso en todos los sentidos... (Foto El Desmarque Bizkaia)
Peligroso en todos los sentidos… (Foto El Desmarque Bizkaia)

Por si alguien está pensando que voy de sobrada, introduzco aquí de manera literal parte de mi último párrafo del comentario que publiqué este martes a la mañana:

“Y ahora al Calderón, y a ver si los madrileños se dedican a jugar sólo y no a dar cera como lo hacen habitualmente. Y en el caso de que repartan como lo suelen hacer que el árbitro no lo permita, como lo hizo el otro día en el partido que tuvieron los colchoneros contra el Sevilla (demasiado pedir, ¿verdad?). ¡Qué bueno pero qué cerdo es Diego Costa!”

Lo dicho, que el partido ya estaba claro antes de jugarlo… Esto es lo triste de esta Liga, Copa, Federación, Colegio de árbitros,… que nos conocemos todos y sabemos lo que va a pasar.

Repito lo dicho el martes, pero sólo la última parte de una frase: ¡Qué cerdo es Diego Costa! Y estoy siendo suave en la afirmación. Le podían haber expulsado hasta tres veces (siendo generosa), pero… ¿cómo el señor Borbalán, árbitro de la contienda va a hacer semejante barbaridad y menos en el Calderón?. La primera “caricia” es cuando va a pillar cacho (que se dice) en un choque con Laporte en la esquina izquierda del área, en el que saca las dos manos a la altura de la cara de joven francés. “Caricia” para marcar el territorio desde los primeros minutos (¿como los perros que echan la meadita? Sí, sí. Igual). Luego viene en la que Laporte tirándose al suelo le roba un balón en el lado contrario del área y él (¿por rabia?) desde el suelo le suelta un manotazo, golpe… a pillar cacho otra vez. Están ganando el partido. No hay ninguna jugada que te pueda enfrentar a los defensas. Está todo controlado por parte de su equipo y él… hace eso. Para mí es incomprensible. El árbitro con buen criterio le saca por fin la tarjeta. Eso sí, podíamos hasta dudar del color de la misma porque le pega a Laporte sin más, sin venir a cuento. Sin disputa ya del balón porque está fuera de banda. Pero claro, le saca la amarilla. Vale lo acepto. Lo que no es de recibo es que al de 5 minutos le meta un plantillazo otra vez a Laporte de mucho preocupar. Delante del linier, de frente, vamos… los que se ven de maravilla, sin necesidad de repetición. Segunda amarilla y expulsión. ¡Ah, que no! Que estamos en la Liga Española y aquí ya sabemos cómo funciona esto. Que Diego Costa es del Atlético de Madrid y puede repartir a diestro y siniestro. ¡Qué se vayan a la mierda! Los colchoneros deberían haber jugado el segundo tiempo completo con 10 jugadores. Si eso no es una vergüenza no sé qué otra cosa lo puede ser. Por si fuera poco en el segundo tiempo se tira de manera indecente para fingir una falta y conseguir una tarjeta para Gurpegi que alucinado le mira al árbitro como pensando… ni se te ocurrirá sacármela a mí, ¿verdad? La tarjeta debería ser para él otra vez por fingir… pero que va. Y gracias que no se la han sacado a Carlos que… tampoco me hubiese extrañado. No acaban ahí sus trampas. No. Se vuelve a tirar en el área para sacar un penalti. En fin. Un dechado de virtudes futbolísticas. Y todo esto un solo jugador, que si jugase en otro equipo, que no fuese uno de los tres primeros, no acabaría ni un partido. Le echarían hasta de los entrenamientos.

Mi conclusión es que es una vergüenza. Y encima, desde el minuto cero, desde el principio, porque ni siquiera debería haber jugado este partido ya que le tenían que haber expulsado en el anterior, por su actuación con Fazio, el del Sevilla (otro que también…).

Y el resto de sus compañeros… parecidos. El “cebolla” Rodríguez nada más empezar en un fuera de banda (¡en un fuera de banda!) le deja la plancha a Gurpe y encima al volverse Carlos, le agarra de la cara ¿?¿? Poco antes de acabar el partido creo que Godin antes de saltar a por un balón le pega en la cara a Laporte… Lo que ya parece que ha cabreado un poco a Gurpe que ha ido… de mala manera a por un balón, soltándole una patada al jugador. Tarjeta clara. Y seguro que muchos athletizales se han alegrado de que se la diese, e incluso han pensado que qué pena que no se la diese más fuerte. No debería ser así pero… Hay que ser muy templado para aguantar. Y no acaba el tema… Más planchas a lo largo del partido, algunas con tarjetas, pero sólo porque ninguno de ellos tenía una amarilla anterior y no se podían convertir en rojas… Como siempre. Y para culminar Godin al final del partido, retirándose a los vestuarios y delante del árbitro le agarra, me ha parecido que de la oreja, a Aduriz ¿?¿? y luego, encima, se extraña porque le saca tarjeta. ¡Vaya banda de navajeros!  Pero, teniendo en cuenta quién es su entrenador, El “Cholo” Simeone, y cómo se las gastaba haciendo agujeros en los muslos de contrarios (supongo que a Guerrero todavía le dolerá cada vez que se acuerde)… no es de extrañar.

Ya podéis perdonar el rollo pero es que no se deberían permitir este tipo de cosas. Y como diría un amigo tenéis suerte porque con todo esto no os voy a hablar de fútbol.

Para acabar sólo decir que nos vuelve a tocar remontar y ante un equipo complicadísimo y que juega fenomenal a la contra. Y encima estará otra vez Diego Costa cuando no debería porque le tenían que haber echado y las expulsiones de Copa se cumplen en Copa. Así que; Mierda otra vez. Lo mejor, para que se me vaya el cabreo es … por supuesto… ¡echarles de la Copa! Así que ¡A POR LA NUEVA REMONTADA!