¿Núñez demasiado presionado?

Quiero empezar este comentario dejando claro que Unai Núñez me parece muy buen jugador. El domingo disputó su cuarto partido de la temporada y desconozco si el nivel que demostró en el Wanda Metropolitano fue debido a la presión o a qué otro motivo, pero sí creo que ha sido con diferencia su peor partido en el Athletic.

Unai disputando un balón (Foto: Área 11)

Una faena para él ya que se está jugando el puesto con Yeray, y con actuaciones así… Unai está viviendo una temporada rara, ya que la ha iniciado como flamante campeón del Europeo sub 21, pero sin conseguir la titularidad como rojiblanco. De hecho, además, se dio la paradoja que a principios de septiembre fue seleccionado por primera vez con la selección española absoluta, por delante de Yeray e Íñigo, pero sin conseguir adelantar a éstos en la carrera por ser titular.

A todo esto hay que añadirle el hecho de que el club está intentando renovar su contrato, que acaba en el 2023, pero que de momento Unai no está por la labor de hacerlo. Lo entiendo perfectamente ya que lo lógico es que el jugador quiera jugar y no ser suplente de nadie. Por otro lado, Rafa Alkorta, nuestro director deportivo, cometió una gran torpeza con unas declaraciones en las que decía que la cláusula de rescisión que tiene Unai es de 30 millones y que ese dinero no se paga por jugadores como él. Bien Rafa, bien. Para decir eso, mucho mejor que te estés callado. No sé a Unai, pero a mí me parece una declaración totalmente despectiva. A todo este conjunto hay que añadirle que el jugador ha cambiado de representante. A saber por qué. Mientras, en prensa no hace más que salir que si le quiere este equipo o le quiere el otro equipo. Hablan incluso del Bayer… ¿Será cosa del representante? O ¿será verdad? Vaya usted a saber. Con todo, muy tranquilo no creo que esté el jugador. De ahí viene el titular de este comentario. ¿Estaba el domingo excesivamente presionado? Igual sí o igual no. La cosa es que estuvo bastante desafortunado, iniciando su penar por el campo con una jugada de patio de colegio. En el minuto 8 cogió el balón con las dos manos tranquilamente, sin darse cuenta que estaba en juego, concediendo así una falta bastante peligrosa al equipo contrario. Jugada increible. No sé si eso le desconcentró o simplemente que Correa es mucho Correa, pero la cuestión es que el jugador colchonero le superó en varias ocasiones. Una fue en el gol y otra al final del primer tiempo, que no acabó en gol de chiripa. En el segundo tiempo también sufrió muchísimo y en la última jugada del partido de nuevo se vio superado no pudiendo despejar un balón que cabeceó tranquilamente un colchonero, pero no fue a puerta.

Mal. Mal partido de Unai, que repito, es un jugador que me gusta, pero que no tuvo su día. Por supuesto, es un solo partido. Y ni dudo de su capacidad, ni nada por el estilo. Un mal día lo tiene cualquiera. Igual que Yeray no estuvo fino en el partido contra el Valladolid, o que Iñaki Williams estuvo missing en el Wanda también. Ahora la labor es para Garitano que es el que debe elegir entre los centrales que tiene, que vuelvo a decir, me parecen los 3 de calidad. Quizá como solución, para desbloquear la situación con Unai, podía ser que Gaizka alternara a los 3 según el partido, o a los dos. Por supuesto, esto es un pensar en alto, porque no sé la opinión que tiene el entrenador de ellos.

Mañana mismo contra el Espanyol veremos por quién opta. Sea quien sea, que lo haga bien porque necesitamos revertir esta racha negativa con un triunfo. ¡A por el Espanyol! Y…

¡Aúpa Athletic!

Asamblea del Athletic, chapuzas mil

La semana pasada me preguntaba cómo transcurría la Asamblea ordinaria del Athletic.

Ridiculo (Foto: Miguel Toña)

Lo que no esperaba es que fuese así de chapucera, y ridícula. No me sirve de mucho que al día siguiente el presidente Aitor Elizegi saliese en rueda de prensa pidiendo disculpas (se agradece que lo hiciera pero…). No se puede hacer el ridículo de semejante manera. Pongo en antecedentes por si todavía hay alguien que no sabe lo que ocurrió. En las reuniones previas a la Asamblea la directiva y el presidente comentaron que debido al artículo 33 de los Estatutos del Club se veían obligados a abrir las urnas nada más constituida la Asamblea. Quitándole, al igual que las directivas anteriores, a la Asamblea todo su valor como órgano máximo de decisión, pero tras deliberar, debatir, escuchando a unos y a otros. Ya en el Euskalduna, un compromisario, Mikel Uria, explicó cuál era el artículo 33, poniendo un ejemplo claro de cómo era la mayoría simple y lo que podía ocurrir. El secretario Fernando San José afirmó y dijo que efectivamente tenía razón. Que para ser aprobados los puntos que se votasen se debía conseguir la mayoría simple, pero al ser de los asistentes, que debía ser la mitad más uno de los que habían entrado en el palacio.

En la votación de los presupuestos ocurrió que solo se obtuvieron a favor 284 votos, y en contra 276, pero que al ser los asistentes 600, el secretario dijo que los presupuestos no eran aceptados, porque los síes no eran la mitad más uno.

Posteriormente, se pasó al tema de la reforma de estatutos, se votó a los candidatos a conformar dicha Comisión y se volvió a la sala para saber los resultados. Pero, aquí comenzó el circo. El secretario dijo que se había consultado a los servicios jurídicos del club (que esa semana debían estar de vacaciones) y que habían dicho que los presupuestos estaban aprobados.

Se montó un pequeño lío. Algún silbido, algún grito, alguno que se fue,… y en mi caso perplejidad. Perplejidad absoluta. ¿Dónde estaban los servicios jurídicos hasta ese momento? ¿San José no es abogado? Increíble pero cierto. Conclusión: aunque parezca de chiste en una misma asamblea utilizaron una interpretación del artículo 33 para evitar que las urnas se abriesen cuando se tienen que abrir, es decir, después de todas las intervenciones de los compromisarios; pero, a la vez, utilizaron la interpretación contraria, para aprobar los presupuestos. De no creer. Un compromisario, con muy bueno criterio, en una participación posterior, comentó que la situación le recordaba a Groucho Marx, que decía: «Estos son mis principios, si no le gustan, TENGO OTROS» Lamentable. Eso sí, espero que en una próxima asamblea las urnas no se abran al principio, ya que si fuese así sería el colmo de la desvergüenza. Tampoco me extrañaría. Y si es necesario… ya se inventarán otra interpretación de cualquier artículo.

Otro número circense fue cuando presentaron para que se aprobase el Comité de Apelación… y aparecieron en pantalla los nombres de 5 socios que no sabíamos quiénes eran, ni por qué les habían elegido a ellos,… ni nada. Que votásemos. Unos que no, otros que a mano alzada, otros que se aprobaba sin más,… para cabreo mayor del personal. Al final se votó a mano alzada… y comprobamos que el secretario sabe contar hasta el 80 por lo menos ( lo hizo en alto), hasta que apareció alguien por detrás y le dijo que había noventa y algo. No se preguntó por abstenciones… total… qué mas daba si era un paripé. En fin, cosas así son las que dan mucha pena y dañan la imagen del Club. Un Club que se supone serio y dirigido por gente válida. Pero… ¿por quién estamos dirigidos? No lo sé. La sensación de que están continuamente improvisando no me la quita nadie. Y es horrible.

Pero, sí que les quiero dar un voto de confianza, aunque me cueste mucho, pero… por supuesto, quiero que lo hagan bien. Algo ya ha sido positivo… han abierto el proceso de cambio de estatutos, han tomado como suyas dos propuestas de distintos grupos de socios, están abiertos al diálogo (todavía no tengo muy claro si escuchan), y dan algo de voz al socio. Bueno… la capacidad de trabajo que tiene el presidente me tiene alucinada pero… A ver… le pido más cosas, pero… algo es algo. Eso sí, criticar si me parece, lo voy a seguir haciendo, por mucho que les haga rabiar o incomode a algunos periodistas, que desde que está Elizegi sólo abrazan el pensamiento único. Piden el estar todos unidos y a favor del Athletic, curiosamente ahora… cuando el año pasado sacudían a todo lo que se movía. Curioso. Bueno… mejor que curioso lamentable. Es increíble lo que para algunos medios puede hacer una política de comunicación que gusta a los periodistas. Ha sido como el milagro de los panes y los peces, no… incluso más… como la resurección de Lázaro. Milagro. Todo lo que antes era horrible en el Club ahora es maravilloso. Elizegi es Dios reencarnado en presidente. ¿Y todo por unas exclusivas? ¿porque les da información? Me dirán que no es así. No. Igual no. Pero… es lo que parece. Y no sólo a mí.

Un ejemplo: varios periodistas dicen que no recuerdan otra cosa igual que ver a toda la directiva saliente en el Euskalduna… ¿No? ¿No os acordáis de vuestro amigo García Macua haciendo lo mismo tras perder las elecciones? Muchos compromisarios sí se acuerdan,… Bueno, será memoria selectiva.

Y lo último sobre la prensa, se ha puesto de moda despellejar a algún compromisario, porque sale a criticar a su presidente, o a algo hecho en el club. ¿Es obligatorio pensar lo mismo? ¿Es delito discrepar? Para algunos periodistas sí. Y, uno en concreto utiliza su medio incluso para amenazar… ¡en antena! Como en las películas del oeste. Madre mía, ¡qué poder tiene la prensa y qué daño hace a veces!

Para acabar, no me olvido del partido del Wanda, que miedo me da, pero también confío en el equipo, que lo puede hacer muy bien. ¡A por los colchoneros! Y

¡Aúpa Athletic!

Entre derrotas… ¿renovamos a Muniain?

Sí, pero no a cualquier precio.

Iker golpeado (Foto: EFE)
Me explico y para ello empiezo comentando el partido del sábado.
A perro flaco todo son pulgas. Es increíble que el Athletic perdiese en el Wanda Metropolitano. Jugó mejor, mereció más, tiró más veces a puerta,… pero el refrán se cumplió a rajatabla, y con la ayuda del árbitro los colchoneros metieron el gol de la victoria, el dos a tres, en el descuento. Demasiado castigo para un equipo que mereció mucho más.
Es más que probable que nadie en su sano juicio esperase que el Athletic hiciese semejante partido en Madrid, los antecedentes eran muy negativos y el Atlético no era precisamente el equipo más propicio para conseguir algo positivo. A pesar de todo el Athletic lavó esa imagen paupérrima que ha ofrecido los partidos anteriores y nos brindó seguramente el mejor partido de la temporada hasta ahora. Eso sí, se siguen cometiendo los mismos errores que te penalizan y que hacen precisamente que vuelvas con las manos vacías. Errores en forma de pérdidas de balones absurdas, como la del primer gol colchonero. Muniain, otra vez, pierde la pelota y no continúa para intentar recuperar. Williams sí retrocede pero no todo el rato… debió pensar que ya había seguido demasiado a Thomas, que ahora fuese otro. Beñat y San José cerca del borde del área pero esperando, sin decidirse a salir para incomodarle… Conclusión: tiro de Thomas sin ningún tipo de oposición, trallazo y golazo (¿quizá Iago podía haber estado un poco más cerca del palo corto… y haber hecho algo más?)
El primer protagonista negativo de este gol es Iker que perdió la pelota, como otras muchas a lo largo del partido, por retenerla en exceso, por caracolear sin mucho resultado provechoso. ¿No sería mejor soltar antes el balón? Sus perdidas son casi siempre peligrosísimas. No me olvido de su asistencia en el segundo gol de Iñaki, muy buen pase, perfecto, pero le pido más de esto último y menos conducción y caracoleo improductivo. Esto lo uno a su renovación, que parece que no acaba de firmarse. Dicen que quiere ser de los mejores pagados, o el mejor. Pues si es así no estaría de más que empezase a jugar mucho mejor que hasta ahora. Iker no ha demostrado todo lo que se esperaba de él, más que con cuentagotas. Ha tenido dos lesiones graves en las dos rodillas, lo que lógicamente le ha lastrado, le ha impedido que su nivel sea alto con continuidad. Su rendimiento está siendo normal. Y desde luego, no como para ser el mejor pagado de la plantilla. Seguro que es totalmente impopular lo que digo, pero estoy cansada de que nos sableen en las renovaciones y contrataciones. No sé si los mejores pagados son Iñigo Martínez e Iñaki Williams, ni cuánto cobran… se comenta que están por los 4,5 ó 5… pero a saber. A mí me parece una barbaridad. Una sobrada, que encarece el resto de contratos y renovaciones. También se dice que él quiere cobrar más que eso… Yo a Muni no le daba ni medio euro más del sueldo más alto. Incluso, le ofrecería menos. ¿Que tiene calidad? Claro que sí, pero hay que demostrarlo más a menudo. ¿Que se pone triste y no renueva?… pues que se vaya a otro equipo donde le paguen más… que no sé si lo va a encontrar. Estos sueldos no hay equipo que los aguante. Nos vamos a acabar asfixiando económicamente. En algún momento hay que poner el límite. Y este me parece tan buen momento como otro cualquiera. Repito, quiero renovar a Iker, me parece importante, pero no a cualquier precio.
Y sobre el equipo, a pesar del mazazo del sábado habrá que quedarse con lo positivo, que fue mucho, y seguir puliendo los errores que también los hubo. Va a costar salir de ahí, pero se puede si se sigue el camino iniciado en el Wanda.
¡Aúpa Athletic!

El Athletic a la deriva

He vuelto a dejar pasar un día para hablar sobre el partido del Athletic contra el Espanyol.

Otro desastre rojiblanco (Foto: Borja Guerrero)
No sé si ha sido por salud mental o por intentar verlo con un poco más de perspectiva (no es la primera vez que me pasa). Me gustaría ser más optimista pero… la situación da un poco de miedo. Los números del equipo son horrorosos pero creo que todavía es peor la imagen que estamos dando partido tras partido. Al principio me agarraba a los buenos momentos que se jugaron contra el Barcelona, contra el Real Madrid, e incluso, la primera parte contra el Betis,… pero los últimos varapalos nos han dejado a los aficionados un poco tocados.
Berizzo continuó con su cambio de táctica, poniendo otra vez en Barcelona cemento armado en el centro del campo. Cemento muy sólido pero poco o nada creador. Ello hizo que el Espaynol estuviese acogotado el primer tiempo. No jugábamos nosotros a nada, pero ellos tampoco. Todo hasta que llegó un nuevo regalo en forma de autopista libre por la banda izquierda, que aprovecharon los pericos para centrar a placer, y que otra vez, se le tomase la delantera a Íñigo Martínez, recibiendo un nuevo gol mazazo al final del primer tiempo. El Athletic tuvo una reacción y en 3 minutos tuvo las dos únicas oportunidades del primer tiempo, pero sin suerte, ya que el palo y el portero, se interpusieron entre los tiros de Williams y Raúl García y el gol. Y así al descanso, con cara de tontos otra vez, porque tampoco ellos merecían ir por delante en el marcador.
El segundo tiempo de nuevo un quiero y no puedo, una incapacidad absoluta por crear juego u ocasiones de peligro. Ellos volvieron a disponer de unas cuantas pero el marcador ahí quedó. 1 a 0. Más que de sobra para ellos y un desastre para nosotros. Encima con daños colaterales, en forma de lesión de Raúl García, el cual todavía no me explico cómo fue capaz de acabar el partido tal y como se le dobló el tobillo; en forma de lesión de Yeray, dicen que tiene para un mes; y por una inoportuna quinta tarjeta que nos deja sin Dani García, para el sábado.
Conclusión: vamos al Wanda Metropolitano a jugar contra un equipazo y encima faltándonos 3 de los titulares y con otros jugadores que salen de inicio, que no están para muchos trotes.
Pinta mal. Muy mal.
Encima tenemos unas elecciones por ahí que acechan… y que igual hoy mismo Josu Urrutia anuncia cuándo van a tener lugar. Tal y como estamos quizá cuanto antes mejor… porque si seguimos así, que sean en marzo puede ser un desastre absoluto.
Espero también que en rueda de prensa se le pregunte al presidente si están pensando en un plan B, por si esto no remonta. Yo daría como plazo el partido del Getafe. Por lo menos que lo piensen… y si no es necesario, mejor que mejor, porque eso querría decir que el Athletic ha dado la campanada contra el Atlético de Madrid. ¡Ojalá!

¡Aúpa Athletic!