Luces y sombras de la Asamblea de compromisarios

El lunes se celebró en el Euskalduna la Asamblea General Ordinaria de los socios compromisarios del Athletic.

Josu hacia el atril (Foto: El Desmarque Bizkaia)
Con respecto a las votaciones fue, como en años anteriores, un paseo militar de la Junta. Triunfo arrollador. Algo lógico teniendo en cuenta que los números no sólo les avalan, sino que hacen que tengamos que aplaudir su trabajo a nivel económico, ya que la situación del club es envidiable. Es más, todo el superávit que ha habido este año, 76 millones de euros, los van a utilizar para hacer una provisión de fondos para los años venideros. Es decir, dotan a la siguiente junta directiva de un colchón económico que le puede salvar, en un momento determinado, de algún compromiso o problema que se pueda plantear. Los que entienden de números lo aplauden, por lo tanto, perfecto. Aunque que tengan que provisionar tanto dinero también indica el peligro o peligros que acechan en el futuro. Seguramente, el mayor de ellos, los sueldos extratosféricos de nuestros jugadores.
El discurso del presidente algunos lo han visto como una despedida, no sé si será así. Yo le he visto como otros años, es decir, un alabar su trabajo diciendo sólo todas las cosas buenas que han hecho, que coincido con él que han sido muchas. Este año le ha añadido a todo ello una carga emotiva fuerte que, seguramente, nos ha llegado más al corazón a muchos, aunque también nos muestra que algunas veces el extraterrestre del que habló era él.
Como sombras diré, que en su discurso incidió que los dos pilares de su trabajo habían sido el económico y el deportivo. La verdad es que me alegro que por lo menos lo reconozca. Me explico. Cuándo se presentó a las elecciones para ser presidente dijo que su trabajo se iba a basar en los tres pilares que deberían regir todo club: el deportivo, el económico y el social. Parece que el último, el social, prefirió no mencionarlo. Y pregunto: ¿ha dejado de ser importante? Sí que creo que han hecho muchas cosas en este campo, muchas, pero también sé que es donde mayor déficit ha tenido su trabajo. La gran cacareada e importante participación del socio, que prometieron en campaña, se ha quedado en eso, en cacareo. El año pasado dinamitaron la propuesta de participación presentada por compromisarios, precisamente porque la participación que quiere la junta, no es de ese tipo. ¿Tan peligrosos somos los socios? Sí que se reúnen muchísimo con el socio que lo solicita y lo aplaudo. Pero no es eso a lo que me refiero y ellos lo saben. En las asambleas los compromisarios plantean temas, pero cuando algo incomoda o bien, no se contesta, o simplemente se omite, o el argumentario para pasar por encima o por el lado, es cuando menos curioso. El secretario, Javier Aldazabal, por ejemplo, a la tan solicitada separación de las cuentas y la gestión en distintos puntos del orden del día, y en distintas votaciones, por ir dicha unión contra los Estatutos, concluyó que por si él fuera y continúa el año que viene en la junta, él quitaría del orden del día la gestión. ¡¡¡Pues muy bien!!! Una asamblea… en la que no traten el tema de la gestión… Súper democrático.
También fue de nota cuando leyó el mail privado de un socio enviado al club ante todos los presentes, para desviar la atención de lo realmente importante, que era que también se incumplen los Estatutos cuando no se da información. (Evidentemente el socio en su escrito solicitó muchísimos datos, muchísimos, pero con un mes de antelación a la Asamblea, para poder tratarlo en ella). Y ni se le dio muchísima información, ni se le dio ninguna. Cero información. Se le convocó pero para después de la Asamblea. Esto es lo realmente importante, no ridiculizar al socio por sus ingentes preguntas. Por tanto, utilizar la lectura del mail me pareció éticamente muy reprochable (podría poner otros calificativos… pero lo dejo así) y una maniobra de despiste que consiguió su efecto. Eso sí, el compromisario volvió a salir diciendo que el problema no era la cantidad, sino el hecho de que no diesen nada de información, salvo una cita POSTERIOR A LA ASAMBLEA. Desde el estrado dijeron también que siempre se contesta a las cartas de los socios, y yo sé positivamente, que la respuesta de educación inmediata (se ha recibido su mail, se le contestará más adelante…) sí se hace, pero luego… espera sentado… sobre todo si pides información (y no me refiero a sueldos de jugadores…). Información sencilla que seguro tienen preparada. Hablo con conocimiento de causa porque a mí me lo han hecho cuando hemos solicitado varios compromisarios juntos información.
Otro compromisario salió al estrado y comentó que también se han incumplido los Estatutos este año porque la junta directiva no ha solicitado la autorización de la Asamblea General, como debería haber hecho (Disposición Adicional Primera del Decreto 1251/1999, establece en el punto tercero), al exceder las previsiones del presupuesto de gastos aprobado en materia de plantilla deportiva de los equipos profesionales. Se presupuestaron 68,74 millones y los gastos fueron de 73,76 millones (excluida la seguridad social). Ante ello Aldazabal… que si el artículo cual que si el decreto tal… concluyendo que eso no nos afecta a nosotros. A mí me siguen asegurando abogados economistas que sí, que esa disposición le afecta al Athletic y que era necesaria la aprobación de la Asamblea. Por otra parte, si el club pedía la aprobación seguro que la Asamblea lo aprobaba pero es que ni se lo plantean… como si no existiésemos.
Sigo. La respuesta ante el tema de las actas de Asambleas sin validar durante años… también es cuanto menos curiosa. Me explico. El mismo compromisario solicitó algún acta de Asambleas para consultar algún dato… Pues bien… tras mucho mareo… resultó que las actas estaban sin legalizar. A cuenta de ello se llevaron a validar y se hizo. Pero atentos… se legalizaron las actas de los ÚLTIMOS 23 AÑOS. Ante el comentario del compromisario de que en esto tampoco se habían cumplido los Estatutos… el secretario empezó que si las hojas… que si antiguo, que si los documentos de word… que que si ya estaban validadas y que todo fenomenal. ¿Tanto hubiese costado reconocer el error de esta junta y de otro montón de juntas anteriores (las de los últimos 23 años) y dar las gracias al socio que por su trabajo, interés e insistencia se ha puesto en orden algo que no lo estaba?
Pues sí, debe costar mucho porque no lo hicieron. Mucha pena. Me da mucha pena. No creo que sea tan difícil reconocer errores.
Asi mismo, tengo que hablar sobre una de las peticiones repetida varias veces durante la noche. El que el club haga algo para mejorar la animación. Ahí Urrutia volvió a demostrar que no hay más ciego que el que no quiere ver. No existe tal problema según él. Sorprendente. Añadió que es una cuestión de todos y que todos somos los que tenemos que animar (sólo en esto le doy la razón, todos debemos aplaudir y empujar). Pero si no ve el problema, él va a pensar que no hay nada que solucionar, así que a seguir luchando hasta que lo vea.
Por último decir, que el socio, el compromisario intenta ayudar, aportar ideas,… y la mayor parte de las veces es visto como un peligro o un incordio. Y cuando un socio opina o critica, es porque se tiene confianza en que algunas cosas se deben o se pueden mejorar. Ni se va contra el club, ni contra la directiva o el presidente, ni se está en campaña electoral. Simplemente se cree, que se puede aportar. Más socios deberían participar, aunque aviso, que es muy cansado, sobre todo cuando ves que es pegarte contra una pared. Pero desde aquí animo a todos a que soliciten cosas que consideren que se pueden mejorar, igual alguna vez les hacen caso.
Muy largo el comentario pero todo es importante.
Mañana hablaré sobre el punto conseguido en Vallecas, el partidazo de Raúl García y la lamentable primera parte que hicimos.
¡Aúpa Athletic!

¿Impugnación de la Asamblea Ordinaria del Athletic?

Hoy lunes se celebrará la Asamblea General Ordinaria del Athletic a la que están convocados los compromisarios del club.

Compromisarios del Athletic (Foto: Aiol)
Pensaba que por la situación actual iba a ser una Asamblea tranquila pero ayer me enviaron este documento que habla de la Impugnación de la convocatoria de la misma. Recomiendo leerlo porque es muy claro y didáctico.
La persona autora del texto es un compromisario del Athletic que envió dicho escrito al club al dia siguiente de la publicación de la convocatoria. En ella solicitaba al club que modificase la convocatoria por ser contraria a los Estatutos actualmente vigentes, solicitándoles separar la gestión y las cuentas y tratarlas en dos puntos distintos del orden del día de la Asamblea y, así mismo, que las urnas se abran después de debatir los puntos, y no nada más constituida la misma. También solicita que en el orden del día en el que se dice proyectos y propuestas de la Junta Directiva se indique de qué proyecto se hablará y poner delante de la palabra proyectos «aprobación». Todas estas cosas las solicita, no de manera arbitraria, sino apoyándose en distintos artículos de nuestros propios estatutos. De nuevo aconsejo leer el documento del que hablo y que he introducido arriba en un link.
Éstas no son peticiones nuevas. Es algo que varios compromisarios hemos solicitado, de distintas maneras, a las dos últimas directivas. Sí. No es una cuestión que se haya dado sólo con Urrutia y su junta. De hecho, éstos últimos se encontraron con algo ya hecho por anteriores juntas. La de Fernando García Macua, por ejemplo, fue la que introdujo lo de abrir las urnas nada más constituida la Asamblea. Urrutia y su junta lo aprovecharon porque les parecería perfecto. Y así, supongo que pensarían, seguramente, que de un plumazo, conseguían que los compromisarios afines pudiesen votar sin necesidad de entrar siquiera en el auditorium, o evitaban que los debates pudieran servir para que algún compromisario cambiase de idea. Perfecto para que el máximo órgano del Club, como es la Asamblea de compromisarios se quede sin uno de sus «poderes», la capacidad de que el debate sirva para algo. ¡Qué pena!
Estas peticiones que plantea el compromisario se han hecho ya antes de formas muy variadas: por correo a nivel individual, otras por correo pero apoyadas por aproximadamente 30 compromisarios, otras subiendo al atril en distintas asambleas (en uno de los temas, diría que en todas las asambleas desde que Garcia Macua lo instituyó), otras en las reuniones previas,… Muy variadas formas de pedir… pero todas con la misma respuesta. El caso omiso. Nada. Peticiones siempre apoyadas en los Estatutos pero… NADA.
Los Estatutos deberían ser la ley por la que se rige el Athletic, pero es así sólo cuando interesa a algunos.
Estoy totalmente de acuerdo con lo que solicita este compromisario. No sé el recorrido que tendrá, cómo lo va a plantear el Club y qué más pasos se van a dar, pero desde aquí apoyo este primer paso. Me parece que es un marrón para la persona que lo pide pero entiendo que viendo que ninguna otra vía ha sido capaz de lograr nada, se atreva a dar este paso. Merece todo mi respeto por su valor y porque considerando que es lo mejor para su club, él se implica hasta ese nivel, con el desgaste que le puede suponer.
El club, las juntas directivas, los presidentes y los socios se deben someter a lo que digan los Estatutos. No es posible cambiarlos o acomodarlos a lo que se quiera… como se ha hecho últimamente. Y por si alguien me dice que un artículo de los Estatutos dice que la Junta directiva puede interpretar los Estatutos o subsanar sus omisiones. Le digo que sí, que ya lo sé, pero que otro artículo también dice que la Asamblea tiene la potestad de aprobar o rechazar dicha interpretación por medio de sus votos.
Y si no gustan estos Estatutos habrá que reformarlos, algo que tambièn se está pidiendo una y otra vez. Pero hasta que se reformen, esto es lo que hay, y nos tenemos que someter a ellos. Presidente, Junta Directiva, háganlo, por favor.
Nos vemos en la Asamblea.

La asamblea del Athletic se carga la participación

En la asamblea de compromisarios que tuvo lugar este miércoles se debatió sobre una propuesta que un grupo de compromisarios habíamos conseguido elevar como punto de orden del día de la misma.

Compromisarios en el auditorium (Foto: J Echeverria)

Dicho punto suponía encomendar a la Junta Directiva a que estableciese un sistema sencillo por el cual los socios pudiesen incluir propuestas en la página web del club, para que posteriormente otros socios o compromisarios, las apoyarse y así poder incluir nuevos puntos en los órdenes del día de las siguientes asambleas. Para ello, había que rectificar la interpretación que la Junta Directiva hace del concepto «firma» admitiendo solo la manuscrita. Es decir, rectificarlo y poder utilizar la firma digital. Propuesta que explicó de manera perfecta Gorka Cubes desde el estrado.

Esta propuesta supondría  que el socio podría participar de una forma real y efectiva, que no existe hasta ahora, donde la participación del socio es nula y la del compromisario es simplemente una vez al año, asistir a la Asamblea y votar, únicamente lo que la Junta propone. ¡Una vez al año! Pues bien, por raro que parezca la asamblea, los compromisarios votaron que no a dicha propuesta. Podría decir que me sorprendió, pero la verdad es que estaría incluso mintiendo ya que es lo que esperaba, a pesar de no entenderlo. Me parece inexplicable que alguien pueda votar contra la participación, contra su propia participación. Pero así fue.

Entiendo que el que está en el poder lo haga ya que lo puede considerar como una intromisión en su labor o en su capacidad de decisión. De todas formas decir, que no limitarían nada, ni se inmiscuiría en la labor de la Junta Directiva, ya que ésta tiene por los estatutos muy claramente explicados cuáles son sus ámbitos de acción (muy amplios), y las propuestas que podrían elevar los socios a consulta tendrían un campo muy limitado en el que poder actuar.

De ahí que tenga que preguntar a la Junta cuál es la verdadera razón por la que se enrocaron en el No. Y no me vale la jurídica, porque como muy bien sabe el Sr Aldazabal, nuestra propuesta no suponía un cambio de estatutos. Nuestra propuesta se podía llevar a la práctica con los estatutos actuales en la mano y él y ellos lo saben. Los argumentos jurídicos que presentó a los compromisarios lo que pretendían era desviar el tema. Habló de votar a unas elecciones desde casa,  comentó la posible moción de censura,… desde mi punto de vista quiso meter miedo a los compromisarios… ¡cuidado! que no vamos a poder gobernar el club. Falso. Falso, pero les convenció a muchos.

Se solicitaba la firma electrónica en este artículo de los estatutos, para proponer, para elevar propuestas. Los estatutos actuales dejan clarísimo que es imposible realizar una moción de censura mediante firma digital porque se piden papeles impresos, porque se habla de firma manuscrita. Igual ocurre con las elecciones. Pero… Javier Aldazabal habló sobre ello, para desviar la atención y bien que lo consiguió. La propuesta sólo era para rectificar la interpretación de la Junta de ese artículo, solo para elevar propuestas.

Así mismo, Aldazabal se erigió como el garante y fiel defensor de los estatutos, pero… sólo… en lo que le interesaba…. sólo para hacer la interpretación que a la Junta favorece. Porque como otro socio muy bien le dijo desde el estrado, en el desarrollo de la Asamblea  no le importó olvidarse de los estatutos, no. Ahí no le importó. Los estatutos en ese punto no le servían. La gestión y las cuentas hay que votarlos por separado según los estatutos. No se hizo. También dicen los estatutos que hay que deliberar, discutir,… y ellos abrieron la posibilidad de la votación desde el principio, algo también contrario a estatutos. No importa, ahí interpreron la ley a su manera.. es a su favor… así que ¡qué más da!

Más cosas, desde que se rechazó la última propuesta de renovación de estatutos les hemos dicho por activa y por pasiva, al presidente y a los miembros de esta Junta, que lo vuelvan a intentar, que los reformen. Y nos han contestado que no, que ellos no lo van a hacer. Que ya tuvieron suficiente (Urrutia era el presidente de la comisión encargada) y no querían más. Pero ayer no, ayer eran los que decían que había que reformarlos. Perfecto, pues… ¡¡Háganlo!! ¿A quién pretender engañar? Ah… sí… a los compromisarios…

Y también dijeron qué esta asamblea había sido la que había echado para atrás la reforma de los estatutos. Claro, casualidad, lo que se les olvidó comentar fue que en la propuesta de nuevos, la participación estaba todavía más reducida si cabe. Por si alguien tiene alguna duda, que los revise y como ejemplo pondré, exclusivamente, el que en los estatutos actuales en las competencias que tiene la Asamblea se habla de «Deliberar». Pues bien, en la propuesta, casualmente, la palabra deliberar desaparece ¡uy, qué casualidad! Ya no hay que deliberar, el debate se omite. Solo hay que votar. Seguro que era sin querer.

Lo que sí que tuvo de bueno la Asamblea del miércoles es que este tema se pudo debatir que es precisamente lo que solicitamos. Y claro, se alargó muchísimo, fueron 7 horas, cosa que para los periodistas supone un auténtico rollo por no decir una palabrota, pero, es lo que hay. Una vez al año se pueden discutir los temas del Club, y porque los periodistas se quieran ir… tampoco hay que criticar tanto a los que salen a hablar… Y si no… que no asistan, que cuando se aburran se vayan, que cambien el formato… que se haga en dos días… que el horario sea otro… muchas opciones hay. Bueno (tras este paréntesis), a lo que iba es a que se debatió y estuvo bien, aunque no me gustase el resultado final, siempre es bueno el cambio de impresiones Eso sí, la Junta quedó retratada, no quiere que el socio participe, supongo que porque lo considerará peligroso, y aunque diga que sí aboga por la participacion… en fin… no es muy creíble, y supongo que a estas horas, tras lo del miércoles ya nadie les cree en eso.

Hay más cosas para comentar pero… a ver si lo comento otro día, porque ya es demasiado largo.

 

Y acabo… como siempre con…

¡AÚPA ATHLETIC!

 

Compromisario, vota sí a la participación

Hoy es la Asamblea General Ordinaria del Athletic, y en ella los compromisarios van a tener la oportunidad de votar una propuesta realizada por compromisarios, que han conseguido reunir el número de firmas y carnes suficientes, para que dicha propuesta sea un punto en el orden del día, se debata y se pueda votar.

La Propuesta se basa en encomendar a la Junta Directiva a que habilite un espacio en la web del Club, para que todos los socios que lo deseen, puedan introducir propuestas, que si obtienen los apoyos necesarios regulados estatutariamente, puedan llevarse a discutir y votar a la Asamblea. Asimismo, incluye que tenga valor la firma electrónica, mediante medios digitales, para apoyar dichas propuestas.

Compromisarios participando (Foto: Juan Lazkano)

Es decir, lo que se pretende conseguir es que el socio sea algo más dentro del Club, que el que se limita a pagar la cuota. Que pueda participar de una forma real y efectiva.

Este objetivo de impulsar la participación del socio no es otro que el mismo que quería conseguir Josu Urrutia cuando se presentó a las elecciones del Athletic el año 2011, cuándo decía en su programa electoral que:

“El Athletic Club de Bilbao debe potenciar la participación de sus Socios/as. La participación debe ser uno de nuestros valores diferenciales y uno de los pilares de nuestra fortaleza… , en sus ámbitos deportivos y sociales …sin intromisión y respetando las que le son propias a la Junta Directiva…”

Esas palabras ahora parece que al presidente y a la Junta Directiva no les gustan mucho. Dicen que para llevar a cabo lo que se propone hay que modificar estatutos. Pero, NO ES ASÍ, ya que así nos lo corrobora un estudio jurídico que tenemos sobre ello. Lo que se solicita es conforme a los estatutos actuales y se puede llevar a la práctica, por mucho que no les guste.

Supongo que su mayor miedo es que esto haga ingobernable al Club, y así igual lo quieren vender, pero nada más lejos de la realidad. Los estatutos marcan claramente cuáles son los ámbitos de acción de las Juntas y cuáles los de la Asamblea y no pretendemos invadir las que le son propias a la Junta Directiva (que tiene las más amplias competencias en materia deportiva, económica y administrativa del Club), sino poder ejercitar las que le corresponden a los miembros de la Asamblea.

No entendería que una propuesta que lo único que hace es facilitar la participación del socio, tenga un sólo voto negativo por parte de los compromisarios.

De todas formas, aprovecho estas líneas para solicitarles a todos ellos,  que si quieren un Athletic participativo y más de todos, que por favor, VOTEN QUE SÍ. Si sale adelante supondrá tener un Athletic más nuestro si cabe.

¡AÚPA ATHLETIC!