Sorpresón en las elecciones del Athletic

No creo que hubiese mucha gente antes de las elecciones que pensase que podía ganar Aitor Elizegi.

Nuevo presidente, Aitor Elizegi (Foto: Deia)
Es más, ni ellos mismos lo pensaban, dicho por alguno de los que formaban su plancha. Pero… habemus presidente y es él.
Como casi siempre, sale elegido al que no voto… He criticado en varias ocasiones, a esta junta directiva saliente, pero sabiendo que habían hecho muchas cosas bien, ayer voté a Alberto Uribe-Echevarria porque confiaba en él y en su trabajo, pero… no es lo mío acertar. Eso sí, aunque no le he votado, ahora les deseo lo mejor a Aitor y a su equipo, que acierten, que sean capaces de llevar nuestro Athletic a buen puerto y de cumplir todas las cosas que han prometido durante la campaña.
Por otro lado, agradecer a Alberto Uribe Echevarria sus palabras nada más conocer los resultados. Un auténtico señor como ya sabíamos, pero da gusto volverlo a comprobar. Cuando un periodista le ha preguntado o afirmado que vistos los resultados que la afición estaba dividida, él ha replicado, perfectamente, diciendo que no, que la afición no está dividida, que está dividido el voto. Ha añadido también que vayamos y rememos todos a una y que el nuevo presidente y su grupo tendrán su ayuda desde ya. ¡Chapeau!
Así ha sido su salida. Ahora, supongo que les tocará pensar el por qué de la derrota. Una derrota que ha sido por 85 votos. Estamos todos con la boca abierta por la sorpresa. ¡85 votos! Detalles habrán inclinado la balanza hacia un lado u hacia otro. A mí, así a bote pronto, me viene a la cabeza una entrevista a Silvia Muriel del miércoles en el Deia, que si algo pudo conseguir es quitar votos a su plancha. Hablaba sobre la política de comunicación del Athletic, como perfecta y que si no estábamos más informados, que si había hermetismo era porque los periodistas no hacían buenas preguntas… que Josu tenía muchas más cosas que contar pero si no le preguntaban… En fin, para mí error enorme, y quizá demasiada suficiencia, que les ha podido costar votos. He puesto arriba el enlace y os recomiendo que lo leáis.
También el no haber dado más información en campaña. El pensar que con lo hecho los siete años y medio anteriores, ya era suficiente hoja de ruta, y que no se necesitaba más. Quizá precisamente su política de comunicación es lo que les ha dado la puntilla. El hacer una campaña de perfil bajo… esperaban ganar fácil… y no solo no ha sido así, sino que encima han perdido, por poco pero han perdido.
Por otro lado, Elizegi seguro que ha acumulado muchos apoyos de gente contraria a Urrutia, de todos los «cadaveres» que haya ido dejando por el camino el presidente en sus disputas, en sus malas decisiones, en su escasa comunicación… los contrarios al anillo vip, los de la grada de animación,… Y por supuesto, que a Elizegi le habrán votado muchos que querían cambio, aires nuevos, nuevas caras, otras formas de trabajar, y las promesas hechas… nueva forma de dirigir Lezama… esa gran desconocida, de la que muchos confían que se pueda sacar mucho más.
Esperemos que sí, que sea así, que cumplan, que su trabajo dé frutos, que trabajen todo lo que han prometido, que escuchen al socio, que lo tengan en cuenta,… que el Athletic vaya bien… Y lo más importante, que se enderece, desde ya, el rumbo futbolístico del equipo, que es lo prioritatio.
¡Enhorabuena Aitor, mucha suerte! y… como siempre…
¡AÚPA ATHLETIC!

Iñaki Williams va a ser un gran delantero

Quiero decir esto aprovechando que ayer Iñaki Williams no consiguió meter gol. Vamos que no quiero ser oportunista. Al revés.

Buen partido de Williams (Foto: Deia)
Buen partido de Williams (Foto: Deia)
Ayer Iñaki tuvo un nuevo mano a mano con el portero y no pudo llevar el balón a las mallas. Sólo al palo. Maldito palo. Supongo que muchos Athleticzales se enfadarían y comentarían que este año ya lleva bastantes iguales. Y sí, razón no les falta, pero yo me quedo con todo lo demás. Creó situaciones de peligro continuas. Es un auténtico quebradero de cabeza para la defensa. Su rapidez es llamativa y da la sensación de que la está recuperando día a día, a pleno nivel. Por ello en carrera saca mucha distancia a sus rivales y eso va a ser determiante de aquí en muchas ocasiones sí o sí. El primer tiempo de anoche no nos proporcionó jugadas de peligro ni por parte del Athletic ni por parte del Villarreal, un Villarreal bastante rácano, todo hay que decirlo. A pesar de ello, si a alguien veíamos más bullicioso era a Williams. Su segundo tiempo me pareció muy bueno. Sólo le faltó la guinda del gol. Pero llegará, llegarán. Y si le respetan las lesiones estoy segura que va a meter más goles que el año pasado. Y también que va a dar más asistencias. Está claro que me he venido arriba pero es que cada vez le veo mejor. Se desmarca, da opciones distintas a sus compañeros, es endiabladamente rápido. Ayer, en la jugada comentada al inicio, regateó al portero pero la presión del defensa y el quedarse con menos ángulo, hicieron el resto. Un poco de mala suerte también hubo pero, tranquilo Iñaki que llegarán. Seguro que sí. También creo que es de agradecer que el público estuvo con él y que no hubo run run. Menos mal porque no lo soporto. Creo que es siempre perjudicial y puede dar una presión añadida a los jugadores. Suficiente presión tendrán ya de por sí como para aumentarla nosotros mismos. Bien, la afición rojiblanca, bien, que también estuvo muy acertada en el largo aplauso que dio tras el homenaje de la grada de animación, pidiendo justicia para Iñigo Cabacas.
Para terminar mi conclusión: a pesar de no meter gol el bilbaino hizo un muy buen partido, ayudando a su equipo a dominar al submarino amarillo que resultó ser menos fiero de lo que indicaba la clasificación (seguramente porque el Athletic le tuvo acogotado sobre todo en el segundo tiempo). 3 puntos extraordinarios que nos acercan a ellos, por lo que saben a gloria y dan moral para afrontar la final del jueves contra el Sassuolo en La Catedral, de nuevo en la Europa League.
Aurrera Athletic! y ¡a por los italianos!