Tironcito de orejas en la Asamblea a los dirigentes del Club

Digo tironcito por no decir otra cosa.

Elizegi hablando (Foto: Athletic Club)

La Junta Directiva y el Presidente sacaron adelante las cuentas y el presupuesto, que era lo primordial y suspendieron otra vez la gestión. Algo que ya sabían que ocurriría y que supongo lo asumieron, como un mal menor. De hecho, la separación en las votaciones de la gestión y de las cuentas (algo solicitado también a las 4 anteriores juntas), fue precisamente hecha para sacar las segundas adelante. El motivo, si os digo la verdad, me da un poco igual. La cuestión es que las han separado y que de aquí en adelante seguirá siendo así, mientras estos dirigentes estén en el poder. Así lo prometió el presidente. Perfecto. Aunque… ¿esto lo cumplirá?

En la página web del Club, sobre los resultados, ponen en palabras de Elizegi: «Hemos sentido un voto de confianza». Pero los datos son éstos. En gestión, sólo votaron a favor el 38,30%. En las cuentas, el sí fue de un 56,80% y en los presupuestos, un 53,30%. En gestión, palo gordo y las otras dos, sacadas pero no con mucha holgura. Poco voto de confianza parece, sobre todo, teniendo en cuenta la enorme campaña a favor, de sacar adelante la Asamblea, por parte de los medios de comunicación. Medios que han estado machaconamente solicitando el sí, por activa y por pasiva. Diariamente, desde todos los frentes posibles y desde hace mucho. Es más, dicen que de hecho se han sucedido estas semanas las reuniones del Club, no con compromisarios (que ingenuos que somos que creímos, cuando el presi habló de autocrítica, reflexión y diálogo que las conversaciones serían con socios), sino con los distintos medios de descomunicación, lo que a la postre iba a ser mucho más productivo, como así ha sido. No sé si será cierto. Lo que sí sé es que el compromisario ha sido objeto de maltrato. Bueno, matizo, el compromisario que votase no a algo, ha sido objeto de todo tipo de lindezas dialécticas, por parte de unos y otros. ¿El Club les ha pedido que hiciesen eso? ¿Por una filtración estos «matan», como Belén Esteban por su hija? Y si las críticas estuviesen acompañadas de argumentos podrían tener un pase, pero lo más que se les ha ocurrido decir es que hay que arrimar el hombro, que al Athletic hay que quererlo, que votar no, supondría incertidumbre,… Argumentos económicos cero. En mi caso, voté no a los presupuestos, porque seguir aumentando la deuda del club y seguir sacando dinero de la provisión me parece una forma de ir descapitalizando al Athletic. Algo que no era necesario porque se podía haber ido enfrentando el problema, arreglando el tema de los partidos no vistos y desde ahora cobrando algo a los socios, como ayuda o como lo que fuese. Pero el 53,30% ha decidido que es mejor olvidarse de momento del problema, mirar para otro lado, patada a seguir, y ya veremos cuándo lo solucionamos. Eso sí, ellos quieren mogollón al Club y yo no.

Los medios de comunicación ya se están cobrando la cuenta. No sé quién lo ha sacado primero… Pero ahí están todos hablando de la renovación de Raúl García, por supuesto, antes de que aparezca en la web del Club. Gracias.

Por cierto, uno de los compromisarios que habló en la Asamblea, Joseba Andoni Vázquez, se despachó a gusto hablando de los medios, y salvo algún comentario desafortunado, algo faltón, estaba totalmente de acuerdo con lo que dijo. «Nos dan lecciones de ética, nos piden responsabilidad por el bien del club, es decir, el sí por el sí, aunque ustedes (la Junta) presenten lo que presenten. Y acusan a otros del no por el no, de no escuchar y de llevarlo preparado desde casa. Cuando ellos llevan meses diciendo que hay que votar que sí». Esta parte de su alocución me parece un perfecto discurso que refleja la realidad de lo ocurrido. Demuestra la pura «coherencia» de los medios.

Sobre la participación de este compromisario, el secretario Fernando San José, respondió, que no se iba a volver a permitir que se faltase al respeto a los medios de comunicación, o a la junta, o a trabajadores y profesionales del Club,… Curiosamente la respuesta tuvo lugar 50 minutos después de la participación de Joseba Andoni. ¿Le llamaron al orden los mismos medios? O simplemente es que es lento de reflejos… No sé. Pero 50 minutos es dejar pasar mucho tiempo. ¡Ah! Y me hubiese encantado que esa defensa a ultranza la hubiese hecho extensible a los compromisarios atacados también dialécticamente, por esos mismos medios o por alguno de los compromisarios que salió a defender a la Junta.

Otra de las críticas feroces de los medios han ido contra el expresidente Josu Urrutia por haber ido a votar ¡Sin escuchar a la Junta y al presidente! Horrible sacrilegio. Cuando lo que hay que criticar en realidad es que se pueda votar nada más constituida la Asamblea. De hecho, Aitor prometió que si él salía presidente no se iban a abrir las urnas hasta que hablara el último compromisario. Era su promesa. Otro de sus incumplimientos. Y no, no es bonito que Josu fuese a votar tan pronto, pero… Lo otro… ¿No tiene importancia? Pues sí, sí la tiene, y mucha. A la Junta y al presi se les ha oído desde las semanas anteriores y a los compromisarios, solo a los que aparecen en algunas tertulias o blogs y a los que hicieron un comunicado previo. Pero al resto de compromisarios, es decir a la mayoría, no les había escuchado nadie y ya se podía votar. Y no, no está bien. Y peor está no cumplir una promesa.

Aitor Elizegi al hacer balance de la Asamblea afirmó también : «Tomamos nota de las críticas constructivas, de las aportaciones que creemos que han merecido la pena». A lo que yo le pregunto, ya que no lo hicieron los periodistas, con críticas constructivas ¿a qué se refiere? Las aportaciones que han merecido la pena ¿cuáles son? Me gustaría que tomasen nota de todo, no sólo de lo positivo.

Por cierto, otro de los factores determinantes de que se aprobaran cuentas y presupuestos, fue el editorial del Deia del mismo domingo a la mañana. Aquí no encuentro mejor frase que decir: Faltaba una bala… y estaba en la recámara. ¿Definitivo? Seguramente. Y… ¿Qué supone? ¿Tendrá contraprestaciones? Ya veremos. O no. Vete a saber.

Si alguien sigue leyendo hasta aquí, gracias, y no os canso más. Bueno, sólo lo último. El compromisario Mikel Uría, participó dos veces, ambas apoyando el sí, y a la Junta, y hablando como siempre, muy bien. Desde el estrado, se lo agradecieron, y una de las veces, Jon Ander de las Fuentes, se alargó con dicho agradecimiento. Lo curioso, o no, según como se mire, es que en ruegos y preguntas, Mikel, volvió a participar y, esta vez, haciendo unas peticiones y unas propuestas a la Junta con la idea de que en la próxima elección de compromisarios, que se inicia, ahora, en marzo, se puedan hacer compromisarios el mayor número de socios posibles, y que para ello se pueda utilizar la firma telemática, ya que hemos visto, en la misma Asamblea, que este sistema funciona y que la pandemia va a dificultar el tema. Petición totalmente lógica y con mucho sentido. Bien, pues esta vez, como su participación fue para pedir algo, el presidente le IGNORÓ TOTAL Y ABSOLUTAMENTE, contestándole, bueno, mas bien, hablándole, sobre la reforma de estatutos, vamos… ¿A dónde vas? Manzanas traigo. Retratado quedó. Resumen: Si pides el voto para Elizegi, él te hace caso. Si no, como si no te hubiese oído. ¡Qué pena! Pero es lo que hay. No interesa que haya muchos compromisarios, no sé por qué, pero no interesa.

Y me dejó cosas pero,… Suficiente ladrillo por hoy.

Y como dije el lunes, ¡a por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!

Incertidumbre con la Asamblea de compromisarios

Este domingo los compromisarios del Athletic nos volvemos a reunir en la Asamblea Extraordinaria del Club, una vez que en la Asamblea Ordinaria anterior, a la Junta Directiva se le rechazaron todos los puntos que presentó a votación.

Anterior asamblea (Foto: Athletic Club)

El lunes escribí sobre lo que me pareció la reunión previa que se hizo en San Mamés, el pasado viernes, donde supuestamente la Junta Directiva y el presidente nos explicaron su nueva propuesta. Os introduzco el comentario aquí mismo: ¿Irresponsabilidad de la Junta, para conseguir el sí en la asamblea?

No voy a repetir lo dicho, solo decir, que desde luego si algo no fueron, fue claros. Esto lo digo con conocimiento de causa. Durante toda la semana, en distintos chats en los que participo, socios y compromisarios, han intentado descifrar sin mucho éxito, lo que presentan en las cuentas y en los presupuestos. El número de mensajes ha sido impresionante, de no creer, incontable, y los líos que se han montado, increíbles. Cada uno lo entiende a su manera, unos entienden una cosa y otros otra. ¿Sería ese el fin último de los dirigentes? Que no entendiésemos nada. No lo sé.

Por otro lado, ya en algún medio de comunicación han echado suficiente bilis contra la asamblea y los compromisarios, como para empachar a un regimiento. Además de saber y comentar lo que vamos a votar, y las razones de nuestros votos en la asamblea anterior y en ésta, como si todos hubiésemos votado lo mismo o fuésemos a votar igual, o como si él o ellos, tuviesen una bolita mágica en la que lee el sentido y el significado de nuestros votos. Y esto es sólo un anticipo de las críticas que nos esperan hagamos lo que hagamos y votemos lo que votemos el domingo. No entiendo muy bien esa manía de meternos a todos en el mismo saco, como si fuésemos un ente único. Y entre los compromisarios hay de todo, como en botica. Comprometidos, no comprometidos, guiados, independientes, listos, tontos, preocupados, pasotas, a algunos les han hecho compromisarios, otros se han hecho ellos,… Vamos… Como en la sociedad, ni más ni menos. Pero, el descrédito de la asamblea en gran parte es debido a las feroces críticas que muchas veces recibe de los medios, y de las distintos tertulianos, comentaristas,… Críticas que frecuentemente son debidas a que los pérfidos compromisarios no votan lo que a ellos les parece que habría que votar. Muchas veces, se critica sin saber ni siquiera lo que se vota, o ni lo que el Club ha presentado. De hecho, no hay más que leer o escuchar distintos medios para encontrar errores gruesos por desconocimiento de lo que se dice. Por ejemplo, en un periódico esta semana, ha dicho sobre los presupuestos que si el Club y los jugadores llegan a un acuerdo los números, al final de campaña, serán mejores que los que se presentan a aprobación este domingo. Cuando esto, en realidad, no es así, porque el contador, Jon Ander de las Fuentes, el viernes pasado en la previa dijo que aunque no hay acuerdo con los jugadores, ellos ya han metido la posible rebaja en el presupuesto. Por lo que el periodista informa erróneamente. Y ejemplos como éste hay un montón.

Sobre esta rebaja y acuerdo (al que se iba a llegar con los jugadores), que eran inminentes el 27 de diciembre (fecha de la anterior asamblea), siguen siendo «inminentes» ahora. Igual la RAE ha cambiado el significado de la palabra inminente y lo desconozco, porque… inminente, precisamente, no está siendo. Un compromisario preguntó que qué descuento habían contemplado en los presupuestos (el %), pero no contestaron… Es decir, acertarán o no, según el acuerdo o según su cálculo. Por tanto, las cifras podrán empeorar o mejorar… Según.

Según, es prácticamente todo… O si lo preferís, todo es… depende…

Y en esto, distintos grupos de compromisarios (algunos ya participaron en la anterior asamblea) y algunos compromisarios independientes han sacado un comunicado a la prensa, en el que adelantan y explican que van a votar no a los 3 puntos. Os introduzco aquí la noticia relacionada que ha sacado el Deia, por si la queréis leer.

Ya he leído críticas en su contra, pero la inmensa mayoría sin rebatir sus argumentos, solo agarrándose a que no es lo que ellos harían. Y algunas, en que eso no es querer al Club y que hay que arrimar el hombro. Allá cada cual, pero todos queremos al Athletic, y todos queremos lo mejor para él. Y por eso, estos compromisarios piensan que hay que votar que no. Por responsabilidad. Y otros, que lo quieren tanto como éstos, piensan que hay que votar que sí. ¿Y?

Y llegados a este punto, mis preguntas para el presidente y su Junta son que por qué han decidido dejar todas las soluciones para la asamblea de octubre del 21 o, incluso, para la asamblea de octubre del 22. No será… porque en esa asamblea ya tendrán a los nuevos compromisarios… ¿Por qué no han intentado atajar el problema ahora? ¿Por qué les parece bien seguir aumentando los números negativos del Club? ¿Por qué siguen sacando dinero de la provisión? ¿En qué y a quién beneficia está forma de actuar? Porque a mí desde luego no me parece que el Club sea el beneficiado. Si antes era irrenunciable el cobrar un 30% como cuota social, ¿por qué ahora dicen que no nos van a cobrar nada (que no es real tampoco), y que más adelante nos pedirán una ayuda, sin ser cuota social? ¿Qué ayuda? ¿No sería mejor arreglar las cuentas del 19-20, dejarlo ya finiquitado, cobrarnos algo, y no seguir aumentando el agujero? El viernes no contestaron. Mi duda es de si contestarán el domingo. Espero que sí. Aunque cuando hablo de querer respuestas me refiero a respuestas con sentido y con fondo. No a divagaciones filosóficas. Quiero que sean claros y concisos. A ver…

Y, por supuesto, después de la Asamblea… ¡a por el Villarreal! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Irresponsabilidad de la Junta, para conseguir el sí en la asamblea?

El título es una pregunta que me gustaría que contestaseis, después de leer lo que os voy a explicar a continuación.

Elizegi en la Asamblea (Foto: El Desmarque Bizkaia)

El viernes asistí en San Mamés a una reunión previa a la próxima Asamblea Extraordinaria del Club. Os recuerdo que en la anterior asamblea, en la Ordinaria, a todas las votaciones que presentó el Club, los compromisarios votaron que no. Por lo cual, al día siguiente Aitor Elizegi compareció ante los medios, bastante alicaído, diciendo que iban a llevar a cabo un periodo de reflexión, autocrítica y escucha para intentar que en la siguiente asamblea no ocurriese lo mismo. Sé que se les ha insistido bastante en que hiciesen una pequeña encuesta entre los Compromisarios, para saber por qué habían votado que no en los distintos puntos, para que se hiciesen una pequeña idea de la situación, e intentar arreglarlo. No les debió parecer buena idea porque no la han realizado. Desde mi punto de vista ha sido un error (otro más), pero… para ellos no debe ser así, o… ¡vete tú a saber¡, porque el viernes alguien preguntó que qué harían si vuelve a salir el no… Y dijeron que quizá una encuesta a los Compromisarios… De verdad, que no les entiendo. Si les parecía buena idea… ¿por qué no lo han hecho antes?

La autocrítica la habrán realizado,… supongo… , o no… , pero la escucha, la sensación es que seguro que no. Otro compromisario preguntó sobre ella… que a quién habían escuchado y si habían llamado a algún grupo. La respuesta fue que ellos siempre tienen las puertas abiertas para quien quiera hablar. Es decir, llamar ellos no llamaron a nadie, no sabemos entonces cuál es esa escucha, y si alguien ha ido a decirles algo. Rara forma de escuchar es esa.

Y, así, han presentado unas cuentas, exactamente iguales a las anteriores, y unos presupuestos, en los que no contemplan cobrar las cuotas del año 2021. Eso sí, tampoco devuelven las cuotas anteriores, las del 2020 sí cobradas, aunque muchos partidos no los hemos visto. En esas cuentas os recuerdo, que por cuotas de socios consta un ingreso de 21 millones, cuando en realidad, las cobraron enteras, por lo que ¿no deberían aparecer los 25 millones que suponen dichas cuotas?

Así las cosas, fui a la reunión previa del pasado viernes, para ver si explicaban algo y nos sacaban de dudas, pero… en mi caso, no. No sólo no me solucionaron las dudas, sino que me las aumentaron. Se les preguntó por esos millones que he comentado que no constan y la respuesta… es que están en algún sitio, que no pueden constar en ingresos… que si en el balance… , que si en la cuenta de resultados,… Bien. No tengo inconveniente en reconocer que de números no entiendo. El problema es que tengo amigos que sí entienden y entienden mucho de números, de cuentas, de balances y de presupuestos, y ellos tampoco entienden nada de lo que han presentado. Es decir, tenemos un problema. ¿No quieren que se entienda? ¿Están mal los números?

Por otro lado, en la anterior asamblea, la Junta y el presidente decían que era ineludible cobrar a los socios una cuota social, que no era lineal, sino que dependía de la localidad, un 30%. Algo que tuvo muchísima contestación, y que la gente solicitaba, que si se cobraba algo, que fuese una cantidad igual para todos, no algo variable. Ellos la defendían como obligatoria e imprescindible, pero han pasado dos meses y ya no. No es ineludible. Es más, ni lineal ni no lineal, han decidido que no se cobra nada. ¿Que supone esto? Que los números rojos del club aumentan, y que hay que sacar más dinero de la «hucha». Es decir, a esta Junta, para que los compromisarios les aprueben los presupuestos les da igual que el Club tenga peores números. Van descapitalizando al Club. Un agujero mayor en 9 millones. Su idea es que ya verán el año que viene, en la asamblea de octubre del 21, qué es lo que hacen. Que quizá no nos cobren una cuota social, que lo que podría ser, sería pedirle a los socios una ayuda, un esfuerzo puntual, pero que eso lo harían en la asamblea siguiente. Eso sí, os recuerdo, que mientras, ellos aumentan el agujero económico y van vaciando la provisión. Es decir, con tal de que los compromisarios les aprobemos todo, ellos dicen que no nos cobran nada, y dejan la solución para octubre del 21.

Otro compromisario les preguntó que si en octubre del 21 seguimos igual sin saber si podemos asistir a San Mamés, que qué va a ocurrir… A eso,… la respuesta fue que ya verán… que no se sabe, que quizá,… vamos que igual se deja para la asamblea de 2022… De verdad, que no salgo de mi asombro.

Tampoco me olvido que en estos presupuestos han reducido los gastos de gestión ordinaria en casi un millón de euros. Y pregunto yo, ¿ese millón de euros no los podían haber reducido antes de que los compromisarios les dijésemos que no? Me parece una barbaridad. ¡Un millón! Nada… que somos de Bilbao.

Ah, y aprovecharon la pregunta de un compromisario para decir que por responsabilidad hay que votar que sí, que somos el Athletic. A lo que yo repliqué diciéndoles que votar que sí por miedo a lo que pueda pasar si se vota que no, no es cuestión de responsabilidad. Que me parece más responsable que ellos que tienen la enorme responsabilidad de dirigir el Club, y que tienen un problema grande, que ellos no han creado, porque es cuestión de esta maldita pandemia, se enfrenten a dicho problema y lo intenten solucionar ahora, ya, en este momento. Que no trasladen el marrón a octubre. Que no lo dejen, como los malos estudiantes, para el próximo curso. Les pregunté que por qué no actúan ya, que por qué no pedían la ayuda ya. Que si hacían eso lo íbamos a pagar los socios para que el Club tenga mejores números. La respuesta fue que el trasladar el problema no era una «patada a seguir» por su parte, que ya se solucionará más adelante.

No puedo estar más en desacuerdo. Si esto no es una «patada a seguir» nada lo es. Así que, en principio, y salvo que cambien algo el domingo en la Asamblea, mi voto, por responsabilidad, va a ser No, porque no se puede seguir improvisando. Un club jamás se puede gestionar desde la improvisación.

Y otra cosa que se me olvidaba. El Athletic ha ganado la Supercopa, y tiene oportunidad de clasificarse para la final de Copa de este año, es decir, deportivamente estamos muy bien, desde que llegó Marcelino y estamos encantados. ¿Piensa la Junta que por eso vamos a votar que sí? En mi caso no va a ser así, porque lo que tengo que votar es gestión, cuentas y presupuestos y lo deportivo, solo es una parte de la gestión. Y espero que los demás compromisarios tengan en cuenta lo mismo. No digo que voten lo que yo, sino que tengan en cuenta que se están evaluando otras cosas. Entre ellas la forma de afrontar la situación actual, en la que una mala gestión te pueda llevar a una situación económica muy negativa, como creo que es el caso.

Y ahora os pregunto a vosotros… ¿Es irresponsable por parte de la Junta Directiva actuar así?

Y acabo el comentario como siempre…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: No me olvido y lo escribo aquí también, que agradecí el viernes a la Junta, que en la Asamblea del domingo que viene, se voten por separado la gestión y las cuentas (petición hecha repetitivamente a todas las últimas Juntas anteriores y no lograda). Sea cual sea el motivo de separarlas (imagino que sacar las cuentas adelante), es un éxito. Eso sí, les solicité que se comprometiesen en la misma asamblea, ante todos los compromisarios, a realizarlo siempre así. Que no sea algo puntual. Dijeron que así será, salvo que se reformen los estatutos y los nuevos digan algo en contra. Bien.

Y el domingo pseudo asamblea de compromisarios del Athletic

El título de pseudo, lo he puesto por el hecho de que va a ser telemática, lo cual no me gusta nada.

Anterior Asamblea (Foto: El Mundo Deportivo)

El pasado domingo se hizo una reunión previa similar y me pareció fría y con poca vida. Por cierto, solo hubo 188 compromisarios en el momento que más estábamos. No sé por qué me da que vamos a estar cuatro gatos y el del tambor. Espero confundirme. La pandemia ha supuesto que esto sea así, pero me parece que el presi y su Junta están encantados, porque igual tienen menos contestación. Lo veo parecido a lo que está ocurriendo con que los partidos sean a puerta cerrada. Si hubiese habido público en San Mamés, las pitadas hubiesen sido monumentales y Garitano no creo que siguiese en su puesto de ninguna de las maneras. Ellos lo verán como una suerte, yo como un desastre.

El lunes de la semana pasada asistí en San Mamés a una de las reuniones previas de compromisarios, pero ésta, siendo presencial. La reunión comenzaba a las 19:00 y Jon Ander de las Fuentes estuvo hablando tanto tiempo que cuando iba a hablar Elizegi un socio se levantó y le pidió por favor que dejasen de explicar esas cosas, que ya se iban a explicar en la Asamblea, y que permitiese a los compromisarios que hiciesen las preguntas que considerasen, porque nos íbamos a tener que ir en breve. El presidente contestó que era muy importante lo que tenía que decir y que no. Siguió la exposición, y al de un rato, el mismo socio volvió a insistir en su petición, recibiendo la misma respuesta. Un poco más tarde, otro socio insistió en lo mismo, con idéntico resultado. Al final, estuvieron hablando ellos solo, una hora y media larga, con lo que los compromisarios empezaron a preguntar casi a las 20:45, cuando muchos se tuvieron que levantar e ir de allí, a las 21:00, por el toque de queda. Sólo pudieron preguntar 7 personas. Yo con la quinta me tuve que ir. Las respuestas eran larguísimas, pero sin contestar prácticamente a nada de lo que se preguntaba. No sé si era táctica o es que les sale así por naturaleza, sin prepararlo ni nada. El jueves hubo otra reunión y me dijeron que ocurrió lo mismo y que muchos compromisarios se quedaron sin preguntar y enfadados, y los que lo hicieron, muchos solo recibieron palabras, pero no respuestas. Si esto es lo que nos espera en la Asamblea, mal vamos. La información es sinónimo de transparencia y si la primera no existe o se intenta maquillar, entran dudas y es difícil confiar. Ellos sabrán lo que hacen.

Este próximo domingo, tendrá lugar la definitiva, y debo decir que en ella encontraremos muchas de las promesas incumplidas de Aitor Elizegi. Lo explico. Os recuerdo que el presidente en campaña, habló que se iban a hacer Asambleas que durasen 3 días y que iban a ser en nuestra casa, en Lezama. El año pasado no hizo ni mención de intentar algo semejante. Además cambió el día, de lunes (como se hacía siempre, desde que yo recuerdo) a domingo, en día de partido, para (supongo yo) así asegurarse reducir la duración de la misma, con la disculpa de que luego jugábamos. Segundo incumplimiento de promesa: dijo que no se iba a votar hasta que acabasen de hablar todos los compromisarios,… No hace falta que os recuerde que ni el año pasado fue así y que éste, tampoco. Otro promesa a la basura. Así mismo, también prometió separar la votación de la gestión y de las cuentas. Por supuesto, no lo separaron el año pasado y tampoco lo separarán éste. En el primer punto del orden del día se van a volver a votar con una sola papeleta (los que voten presencial) o un solo voto telemático (los que estemos en vídeoconferencía). Por si fuera poco, en este mismo punto se va a votar a la vez, porque está incluido en las cuentas, el famoso 30% que nos quieren cobrar a los socios. El presidente cuando anunció en junio, que se iba a cobrar esa cantidad del 30%, dijo que quedaba pendiente de la aprobación o no de los socios compromisarios Eso sí, se le olvidó comentar que lo iba a introducir directamente en las cuentas, sin separarlo en una votación independiente, ya que gestión, cuentas y 30% se van a votar a la vez. Otra promesa incumplida. Y van… He perdido la cuenta ya. ¡Viva la palabra dada! La palabra de vasco siempre ha tenido mucha fama. Mucha y buena fama. Francamente Elizegi o no es vasco (que ya sé que sí lo es), o quiere echar este idea por tierra en un pis pas. Lo está bordando.

Ya comenté en otro post que lo del 30% me parecía una ocurrencia de difícil digestión ya que considera a los socios distintos entre sí, algo que va contra los estatutos. Algunos van a pagar casi 300 euros y otros unos 90. Pero… ¡Qué más da hacer caso a los estatutos!, si están para saltárselos, se los saltan sin problema.

Conclusión: que en mi caso voy a votar no al primer punto, no por una razón solo, sino por varias. Por el 30%, por supuesto, pero también porque la gestión que está llevando a cabo esta Junta me parece un auténtico desastre, así que las cuentas también las hecho para atrás, porque está todo unido.

Por cierto, si sale el voto negativo y tienen que convocar una asamblea extraordinaria (no tengo ni idea de si esto ocurrirá o no), le aconsejaría a la Junta que separase las votaciones, que presente lo del 30% separado (voto aparte) y por si acaso, que traiga dos tipos de cuentas, unas, teniendo en cuenta que se acepte dicho porcentaje como cuota social, y otras, en la que se considere que dicha cuota no haya sido aceptada. Supongo que esto les puede facilitar el sacar algo adelante.

El segundo punto del orden del día es el de los presupuestos, en los que, claro está, también incluyen dicho 30%. Conclusión: que en mi caso también voy a votar que no. De todas formas, también tengo otras razones, como las que siguen: ¿Como es posible que en un año en el que se reducen tanto los ingresos por el tema COVID, los gastos aumenten mucho más? ¿No habría que reducirlos? ¿Como es posible que aumente tanto el dinero a pagar al personal no deportivo? ¿Quienes son, qué sueldos tienen y sobre todo, que hacen? ¿Como es posible que si a los socios nos quitan un buen pellizco , los jugadores todavía no sepamos cuánto se van a rebajar el sueldo? ¿Por qué se ha contratado a un jugador que deportivamente no aporta más que los que ya teníamos en la plantilla, con una ficha importante y un traspaso más importante todavía?… Y más, muchas cosas más. Por ejemplo, con la que está cayendo, económicamente hablando, ¿proyectamos unas obras para unas escaleras mecánicas?… En fin,…

Otro tema a votar es la aprobación o no de una grada de animación, con la consecuente obra, para ubicar a los animadores y que se puedan poner de pie, sin obstaculizar la visión de los que se sienten detrás de ellos. Quieren que votemos que sí y nos presentan un precioso vídeo de la misma, pero nada nos informan de cómo se van a solucionar los problemas que surjan y que ya han surgido con la gente que no se quiera reubicar, ¿quieren esa grada los socios?, ¿cuántos años puede tener como máximo la gente en dicha grada?, todos los del Gazte abono ¿van a pasar ahí y están de acuerdo?, ¿qué pasa con los que no quieran?, esa grada planificada ahora con un número delimitado de filas, posteriormente ¿se puede ampliar?, ¿cuánto van a pagar por estar ahí?,… Preguntas varias, hechas por compromisarios en las distintas reuniones previas y no contestadas la mayoría. ¿No lo saben? ¿Van a hacerlo sobre la marcha según se les vaya ocurriendo? ¿No sería mejor tener primero un plan y presentarlo para que se vote? A la última pregunta, a mí la lógica me dice que hay que contestar que sí. Si queremos conseguir algo, primero lo planificas, lo piensas, lo propones, y vas a por ello. Pero esto me debe de parecer sólo a mí. A la junta y al presidente no. Conclusión: que salvo que alguien me convenza a última hora y me dé razones de peso, o el Club explique el plan, mi voto también va a ser no, porque si algo me ha demostrado este presidente es que no es de fiar, ya que antes de conseguir el cargo prometió el oro y el moro, y una vez conseguido, si te he visto no me acuerdo. Salió tantas veces en prensa, en televisión y en radio, prometiendo cosas, que hay un montón de vídeos y de audios, que le dejan retratado. Así que para dar mi voto afirmativo a una grada de animación, necesito algo más que sus buenas palabras. Necesito ver un plan escrito.

Y si alguien ha llegado hasta aquí leyendo se lo agradezco, porque los temas institucionales y relacionados con la asamblea no suelen ser muy atractivos (siendo generosa). Y muchos socios y aficionados pasan olímpicamente de ellos. Pero… aunque sean rollo, son de una importancia fundamental. El Athletic es de los socios, y la Asamblea es el máximo órgano de gobierno del mismo. Queramos o no los socios compromisarios somos los representantes de los socios y tenemos que tomar parte en dicho gobierno. Ya sé que es muy teórico y a la mayoría le repares que los compromisarios puedan decidir algo (a mí también, aunque esté entre ellos) pero… Hasta que consigamos el «un socio un voto», que es lo que quiero yo, los compromisarios somos los que tenemos la palabra, por mucho que nos la quieran acallar. El domingo veremos lo que pasa.

Y otra vez… ¡Feliz Navidad! Eta Zorionak guztioi!

Y por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

¡Reforma de Estatutos decepcionante!

Oportunidad perdida. Teníamos muchas esperanzas que esta reforma de Estatutos que el Club ha acometido por medio de la Comisión, y que mañana se va a votar en la Asamblea Extraordinaria del Athletic, fuese para conseguir unos estatutos acordes al siglo XXI en el que nos encontramos pero… todo se ha quedado en agua de borrajas. El conjunto no me gusta y me parece, repito, una oportunidad perdida enorme. Hablaban de estatutos modernos, de estatutos participativos,… pero… nada más lejos de la realidad, como se demuestra con mis siguientes comentarios.

Una Asamblea anterior (Foto: Deia)
Una Asamblea anterior (Foto: Deia)

No me parece comprensible que la buena intención de utilizar más la telemática para el buen funcionamiento del Club, no la plasmen en cosas concretas, que aumentarían la participación del socio en el funcionamiento de su Club. Sólo aparece cuando se establece que el socio podrá utilizar la web del Club (con código de socio y número Pin) para avalar a los compromisarios que quieran serlo, pero no para avalar a la candidatura que se quiera presentar a Presidente y Junta Directiva del Club. Incomprensible. Para los compromisarios sí, pero para avalar la candidatura a Presidente y Junta Directiva no. Pretenden que 1.300 personas (más o menos) vayan a Ibaigane en 7 días naturales, a apoyar una candidatura a Presidente y a Junta Directiva. Conclusión: ya sabemos todos quiénes van a conseguir, a toque de corneta, que se avale a una candidatura de semejante forma. ¿Por qué nos impiden avalarlo, a los socios de a pie, por medio de la Web del Club o de emails?

Los estatutos permiten que los socios introduzcan algún punto a tratar en el orden del día de la Asamblea con el apoyo de un tanto por ciento determinado de socios o de compromisarios, así como convocar Asambleas, o mociones de censura, pero ¿Por qué no permiten que se utilicen los sistemas telemáticos para que el socio exprese su voluntad, para adherirse a dichas propuestas? Sin utilizar la web, o los emails conseguir los apoyos necesarios es de nuevo imposible. De nuevo la posibilidad se queda sólo al alcance de grupos organizados, muy muy organizados. Y no al alcance de todos los socios, como debería de ser.

Los estatutos vuelven a incluir la posibilidad de que el socio solicite información al Club sobre asuntos del Orden del Día de la Asamblea (a contestar en la misma), si esta información no daña los intereses del Club. Este punto, repito, ya estaba, y doy fe, porque lo he intentado, que es papel mojado, ya que cuando se ha solicitado información no se ha dado. La anterior Junta no contestaba a nada, la Junta actual contesta algo más, pero siempre quedan preguntas que olvidan u omiten, como por ejemplo el número de bajas y de altas anuales de socios (información que desde luego no es perjudicial, y que no la han dado cuando se les ha solicitado). Sobre esto se les ha hecho la propuesta, de introducir en los estatutos el que si no contestan a las preguntas, por lo menos, que exista la obligatoriedad de decir el motivo de no contestar. No lo han hecho. ¿Por qué?

¿Por qué no se ha regulado la obligación de que los Puntos del Orden del Día que hacen referencias a competencias de la Asamblea, se voten separadamente, impidiendo por ejemplo, que se sigan votando las Cuentas y La Gestión conjuntamente? De hecho el aprobar la Gestión de la Junta Directiva  y las Cuentas son unas de las competencias de la Asamblea pero… si se trata así, de nuevo son unas competencias no reales, ya que no se pueden votar separadamente. Por no comentar que el contador, actualmente Alberto Uribe-Etxevarría, todas las Asambleas ha incumplido los Estatutos al tratar el tema de las Cuentas y los Presupuestos del año siguiente de manera conjunta, cuando los estatutos actuales y la propuestas especifican que hay que tratarlo de modo separado. ¿Reformamos los estatutos y seguimos poniendo algo que sabemos seguro que vamos a incumplir? No tiene ningún sentido.

Por todo esto y por mucho más (un voto por correo complicadísimo, el limitar el mandato de los Presidentes y las Juntas Directivas, el no introducir la Asamblea Universal, o el limitar el número de compromisarios,… ) no puedo dar por buena esta reforma de Estatutos. Por ello, como compromisaria que soy, voy a votar que NO.

Eso sí, me gustaría agradecer a la Comisión redactora de los Estatutos su enorme trabajo, su esfuerzo gratuito y desinteresado por su Club, nuestro Club, con el desgaste que ello conlleva. Por eso mismo, en el supuesto de que saliese el NO, me permito solicitarles que, por favor, siguiesen alargando su esfuerzo, porque con la base de lo hecho, y con una mayor participación de los socios y compromisarios (que a la postre van a ser los que den su SÍ o su NO a la propuesta) se puede llegar a un consenso, y a unos Estatutos del siglo XXI.