Tristeza tras el derbi contra el Eibar

Tristeza fue la primera palabra de Marcelino en la rueda de prensa tras el partido.

Yuri y Marcelino protagonistas (Foto: Borja Guerrero)

Y tristeza la sensación que nos quedó a todos. Hablando con algunos amigos me preguntaban si lo que vimos ayer no era lo mismo que veíamos con Garitano. Ya sé que siempre tenemos la mala costumbre de hacer comparaciones, pero es inevitable. Yo les contesté que no. No sé si más por mis ganas de que no sea así, o por ser verdad. Hay una realidad que lo está mediatizando todo y que Marcelino, que no se esconde en las comparecencias ante los medios, habló de ella. Es la presencia inminente de las finales, que hace que muchas cosas se hagan distinto. De hecho, yo con el encuentro de ayer, en otras circunstancias hubiese tenido un cabreo sordo, pero no sentí, curiosamente, más que tristeza. Pensé en la oportunidad perdida de ir a la final con más moral. Como veis mi pensamiento está, de nuevo, mediatizado por el próximo partido. Cualquier cosa que comentemos nos lleva a lo mismo.

Marcelino dijo que son dos competiciones distintas y que en este momento parece que la Liga está molestando. Seguramente él, además de triste estaría cabreado porque pensará que unos profesionales no pueden hacer el encuentro que hicieron ante el Eibar. O que un profesional no puede cometer el error que cometió Unai López. No sé ni cómo calificarlo. Error enorme, monumental, gigantesco, impropio,… Incalificable. ¿En que estaría pensando para hacer semejante bobada? No sé. Este año los «Unai»s se están llevando la palma con el tema de errores groseros. Cuando no es Simón, es Núñez, cuando no, es Vencedor, cuando no vuelve a ser el portero, u otra vez Núñez, y ayer, López. Y con ese error, los armeros consiguieron empatar a 1, poco después de que Yuri metiese un auténtico golazo. Kike García, tras el regalo, con su definición, metió a los de Mendilibar en el partido y dejó noqueados a los nuestros.

Marcelino reaccionó en el descanso dejando en la caseta a los dos medios centros, el propio Unai y Vesga, que no consiguieron dominar su parcela ni crear juego. ¿Quizá con ello perdieron también su puesto en la cita del 3 de abril? Salieron Vencedor y Dani García y la creación mejoró, hasta el último pase de sus compañeros, que siguió siendo horroroso. Hubo contrataques varios, incluso abundantes, pero… todos acababan igual. Estropeados por una última decisión incomprensible o por un remate pobre.

Vuelvo al principio. Y, seguramente mucho mediatizado por las finales. Algo, que no es la primera vez que nos pasa. Os recuerdo en la época de Bielsa, en que la Liga paso a un tercer o cuarto puesto de prioridades, se quisiera o no. Mentalmente, aquellos jugadores y hoy éstos, priorizan lo importante. Así fue con Marcelo y así está siendo con Marcelino. ¿Se tiene más cuidado para intentar no lesionarse? Quizá si vemos el número de faltas del encuentro nos confirme está idea. Pues sí. 5 faltas, nada más, frente a las 15 de los guipuzcoanos. ¿Es coincidencia? Igual sí, pero ahí queda el dato. Si se mete la pierna, una jugada tonta puede hacer que te pierdas lo que todos quieren jugar. No será conscientemente, pero,… la duda queda.

Si a eso le unimos que no tenemos un killer en el área, la ecuación te da lo que te da. Empate a uno que no sabe a nada y que te lleva a pensar que, por favor, semejantes errores no se repitan en abril. Añado que me quedo tranquila porque el entrenador dijo que está seguro que en la Copa esto no va a ocurrir, que es otra competición distinta, y que no tiene dudas. No va a ocurrir. Aprovecho para introducir la viñeta de hoy de Antón, publicada en El Correo, resumen perfecto de lo que digo.

Viñeta de Antón en El Correo

¡Qué así sea! Y…

¡Aúpa Athletic!


Empate de difícil digestión en Eibar

Que en Eibar es difícil jugar al fútbol lo sabemos todos. Que la presión del Eibar es asfixiante, también. Que los equipos de Mendilibar son super correosos es como el ABC del fútbol. Sí, todo eso lo sabemos. Pero luego va tu equipo allí y cuando les estás viendo en el campo jugar, te preguntas si eso es fútbol, cómo es posible ser aficionada. Pues ni idea. No sé ni qué responder porque el bodrio fue de tal calibre que casi es mejor y más divertido comer cerillas.

Lo mejor el gol de Asier (Foto: Athletic Club)

Garitano en las declaraciones posteriores dijo «Hemos entrado muy bien al partido». Pero yo le añadiría que igual que entraron bien, también salieron de él. Todo el segundo tiempo fue del Eibar, a los que hay que reconocerles el trabajo incansable. No digo que el Athletic no lo hiciera, no trabajara, de hecho, es de los partidos que como espectadora, acabas agotada, de la sensación de que están corriendo unos y otros muchísimo. Corriendo, eso sí, siguiendo a un balón que era continuamente maltratado. Lo que se viene llamando un «patapum parriba». De esos partidos que si estás en el campo sales con tortícolis porque ninguno de los dos equipos consigue bajar el balón al suelo, y ya no hablamos de dar cinco pases seguidos… Una quimera. Así da igual qué centro del campo saques porque ayer ni olió el balón . Todos los balones iban de un área a otra por el aire. La presión del Eibar impedía a los centrocampistas recibir el balón, así que o Unai Simón o la defensa tiraba balones largos, sin puntería y sin especial criterio. Vamos, un desastre.

En favor de Gaizka decir que me pareció buena idea dejar en el banquillo a Williams para que saliese de refresco en el segundo tiempo. No sirvió de nada, pero como idea era estupenda, para poder pillar más cansados a los blaugranas. Pero sin un pase decente es muy complicado, sobre todo porque todos los pases eran aéreos y ahí Iñaki tiene más problemas.

Se empezó ganando gracias a un penalti claro, pero de nuevo la alegría volvió a durar poco. En otro error por falta de contundencia de Yeray, en el inicio de la jugada, y de Íñigo Martínez en la marca, llegó el empate de los armeros. Del Athletic poca más noticia hubo, hasta que el Eibar, que era el que más lo intentaba, se puso por delante en el marcador, por medio de un churri penalti, pero penalti por agarrón de Dani García. La verdad es que pensaba que iba a acabar así el partido, pero la nota positiva vino de parte de Asier Villalibre que nada más salir al campo consiguió el gol del empate. Me alegro por él.

Empate y gracias, pero que sabe a poco y que para poco sirve si queremos ir a Europa pero… Menos es nada.

Tampoco me voy a extender mucho más, porque poco hay que decir. Sólo que si no vamos a ir a Europa quizá mejor aprovechar estos partidos para dar muchísimos minutos a los cachorros. Pero muchos son muchos. Lo que se dicen auténticas oportunidades. Mejor que jueguen ellos e ir viéndoles, para ver lo que pueden dar de sí o no, aunque pierdas más partidos, que ver a los de siempre y quedar en medio de la tabla.

La respuesta el sábado contra el Betis, a las 17:00 en una triste Catedral vacía. Pena.

¡Aúpa Athletic!

Un Athletic rocoso derrota al Eibar

Nunca 45 segundos sirvieron para tanto. Pita el inicio del partido el colegiado, siendo el balón sacado por el Eibar. El Athletic lo recupera y hace una jugada de ataque de ensueño. Pared entre Muniain y Yuri, pase atrás y Raúl García que entra como un toro fusilando a Asier Riesgo. Segundo 45 y uno a cero a favor del Athletic. Demasiado partido por delante para aguantar el resultado. De hecho, el Athletic no jugó a aguantar. Siguió atacando pero sin tanto acierto.

El Eibar, como todos los equipos de Mendilibar, es trabajador, correoso, un equipo que nunca se da por vencido. Y como era lógico se lanzó al ataque con idea de remontar. Pero se encontró delante a un equipo que no tiene nada que ver con el anterior Athletic de Berizzo. Se topó con lo que ha conseguido Garitano en el poco tiempo que lleva al frente de los rojiblancos, un grupo solidario y trabajador que defienden en bloque, desde el primer hasta el último jugador. Un equipo que a pesar de los fallos puntuales de Yeray, que el sábado falló más de lo que nos tiene acostumbrados, no dio ninguna opción a los armeros. De hecho, en el primer tiempo también Beñat tuvo oportunidad de marcar un gol pero su casi vaselina fue al larguero. El Eibar no tuvo oportunidades reseñables.

En el segundo tiempo el Eibar dio un paso adelante pero sin premio porque tampoco tuvo oportunidades, gracias, fundamentalmente, al buen hacer de nuestros jugadores. Eso sí, de cara a puerta volvimos a estar fallones y ninguna de las oportunidades del segundo tiempo pudo subir al marcador. Lo que impidió que viésemos el partido con mayor tranquilidad porque aunque el Eibar no hiciese grandes oportunidades, en cualquier jugada tonta podían haber empatado el partido. Pero al final, la jugada tonta la tuvieron ellos ya que un balón de Cucurella, que iba a las red, lo sacó, con la espalda, Sergi Enrich. Un poco de suerte tampoco nos viene nada mal.

Así acabó un nuevo partido en San Mamés en donde fuimos otra vez testigos de la comunión existente entre el equipo y la grada. Es una gozada ver animar así a La Catedral, que responde al esfuerzo de los jugadores enseñando sus mejores galas, o en este caso, cánticos. Muy bien otra vez el público.

Y así, con 33 puntos, y escalando posiciones. Europa más cerca pero… partido a partido. El domingo a Valencia a jugar contra un equipo entrenado por un entrenador, Marcelino,… que en fin… se está disputando el premio de la Liga con Setien a ver quién hace la declaración post partido más desafortunada. Difícil pugna. Marcelino tras empatar contra el Leganés dijo: «Ser superior y empatar tanto no me había pasado nunca» y, por si fuera poco… no se detiene ahí, el angelito… : «Hemos perdido dos puntos no por méritos del rival sino porque el fútbol nos está quitando mucho». Supongo que se estará refiriendo a que le quita inteligencia porque chulería no le quita, no. ¡Como se puede ser tan sobrado! En fin, no necesita más comentarios. Además, de todos es conocido el cariño que nos tiene. Espero que el fútbol el domingo que viene le siga quitando… aunque su rival, es decir, el Athletic no demuestre tanta calidad y tanta superioridad como ellos demuestran siempre. ¡A por el Valencia! y…

¡Aúpa Athletic!

¿Athletic a por puestos europeos?

El Athletic ayer noche en Huesca consiguió una importantísima victoria que aleja al equipo del descenso que queda a 7 puntos.

Raúl García dando el triunfo (Foto: Athletic Club)

Mejor regalo no pude tener por el cumpleaños de mi blog que hace 7 años. ¡Quién me iba a decir a mí! Mi primera entrada o comentario fue «A la final» y ya llevo 7 años aquí escribiendo sobre el Athletic y vosotros acompañándome. Gracias y espero que sigáis ahí, completando este espacio con vuestros comentarios. Athletic-Bihotzez lo hacemos entre todos.

Decía que estamos a 7 puntos del descenso, pero curiosamente, también a 7 de los puestos Champion. Por ello, ayer en rueda de prensa le preguntaron a Gaizka Garitano que si estaban mirando a Europa. No le gustó mucho la pregunta y, seguramente, con razón. Dijo que llevábamos un montón de tiempo ahí abajo y que… había que ir poco a poco. Sin mirar más allá. Estoy de acuerdo. La Liga está muy igualada y si pierdes o si ganas unos partidos te metes abajo o en Europa, pero… Hay que ir partido a partido. Sobre todo si este último lo hemos jugado tan así… Bueno, tan así… es flojo. Flojo… flojo.

Los primeros 20 minutos fueron del Huesca que a punto estuvo de darnos un disgusto. El penalti claro y la transformación de Raúl cambiaron esto. Los oscenses se pusieron nerviosos y perdieron el control del juego, añadiendo unas entradas fuertes que les llevaron a conseguir unas cuantas tarjetas. Del primer tiempo no hubo más noticia.

El segundo empezó con varias oportunidades nuestras pero… Williams no consiguió matar el partido en una oportunidad muy clara a pase maravilloso de Raúl. Ay… Iñaki… No matamos y los últimos minutos fueron de sufrimiento. Mucho sufrimiento. Los mejores, además de Raúl, fueron Iago y los dos centrales, Íñigo y Yeray. ¡Qué sigan así!

Lo próximo el sábado contra el Eibar y el bueno de Mendilibar. Importantísimo para seguir escalando y ver dónde estamos. ¡A por el Eibar! y

¡Aúpa Athletic!

El Athletic necesita un revulsivo

Hace 2 semanas comentaba en este mismo lugar que si no se conseguía el triunfo contra el Getafe había que tomar alguna medida.

¿Qué instrucciones da? (Foto: EFE)
Y aquí estamos otra vez, tras el enésimo empate, que esta vez nos deja de lleno en los puestos de descenso, a dos puntos de la salvación. Ya sé que queda un mundo para acabar la liga pero necesitamos reaccionar ya. Números tan horribles como los que está consiguiendo Berizzo, anteriormente los tuvieron Mendilíbar y Sarriugarte, y ambos fueron cesados. Berizzo tiene mucho mejor equipo que los antes mencionados, pero en 13 jornadas no ha conseguido dar con la tecla, y da la sensación que va dando tumbos sin tener muy claro adónde ir y cómo hacerlo. Y si no se ganan partidos todos sabemos que a donde se va es a la Segunda División. Hay que actuar ya.
Ayer los últimos 20 minutos de partido fueron un despropósito de difícil digestión. El Athletic metió el gol y a partir de ahí la nada más absoluta. Fuimos incapaces de mantener mínimamente el balón. El Getafe hasta ese momento adormilado se puso manos a la obra y nos pudo hacer un descosido. Consiguió empatar con una facilidad pasmosa y no ganó porque la suerte, tan esquiva este año, se alió un poco con el equipo, en forma de remates defectuosos de los azulones y en forma de no utilizar el VAR el equipo arbitral. Gracias, porque el penalti que hace Íñigo Martínez en el descuento es como una catedral de grande, y también, por cierto, para estrangularlo, y van… ya ni sé las veces que Íñigo mete la pata…
Capítulo aparte merece el árbitro. Alguien me puede explicar por qué al equipo contrario siempre les avisan antes de sacarles tarjeta, incluso dos veces, y a nosotros ni aviso ni nada. A nosotros la tarjeta y con gesto chulesco para que duela todavía más. ¿Por qué? Ayer volvió a pasar. El 6 y el 18 se libraron de la tarjeta a pesar de cortar contrataques, con entradas por detrás y siendo súper seguidas y Unai Núñez se la ganó directamente. Lamentable. Una vergüenza, que semana tras semana de ver lo mismo me encrespa, cabrea y… Encima el 6 sí recibió tarjeta en el minuto 31, por lo que debería haber sido la expulsión. Harta. Estoy harta.
Volviendo al resultado, el empate visto el final, lo agradecemos pero no lo podemos dar como válido, porque así no salimos del descenso. Encima dos de los que mejor estaban en el desaguisado matinal se lesionaron. Raúl García con entorsis en la rodilla y Mikel Balenziaga, con un problema muscular en los isquiotibiales. Mikel, por cierto, que jugó por la sanción a Yuri, y que como siempre cumplió de manera solvente y diría que mejor que el mismo Yuri, que defensivamente… en fin…
Y en éstas que la que tiene que actuar o decidir algo es la Junta Gestora, ya que estamos en periodo electoral, sin saber si se va a presentar alguien, o qué va a pasar. Si de momento no hay otra posibilidad yo le daba la oportunidad a Gaizka Garitano, y a ver… Peor que el argentino no creo que lo vaya a hacer.
Y el miércoles la Copa… contra el Huesca que está igual de mal que nosotros… ¡qué pocas ganas de sufrir otro partido similar! ¡Por favor, que alguien haga algo! Y, por supuesto, ¡Aúpa Athletic!