«Parte» del Athletic en Ibiza

En la época estival y con las redes sociales tenemos que pasar por el trago de ver las fotos de algunos de nuestros jugadores de vacaciones.

¡Qué desastre!

Ayer vino el «parte de guerra» de Ibiza. Y de nuevo vemos a Muniain, Williams, Yuri e Íñigo Martínez. Ya pasó el año pasado y aunque algunos nos enfadamos, está claro que desde el club no habría consecuencias, o si las hubo les dio igual, ya que las nuevas fotos así lo indican. Me da lo mismo que sean fotos robadas… Los jugadores tienen que saber que fotos al día les van a hacer mil y si la están liando, dos mil. Recuerdo que estamos en pandemia y ellos vuelven a estar juntos y sin mascarilla. En las mesas se ven copas, muy bien, pero también se deberían ver las medidas de protección, las obligatorias mascarillas, porque aunque estén bebiendo, entre trago y trago hay que ponérsela y no se ve ninguna. ¡Ya está bien! Supongo que les pareció poco el año pasado volver de las vacaciones con 6 infectados y que a lo largo de toda la temporada «sólo» 12 jugadores del equipo tuviesen la enfermedad. ¿Igual quieren batir otro récord? Ya sé que están de vacaciones y que se lo tienen que pasar muy bien. No es incompatible con lo que les pido. Les pido responsabilidad. Que se cuiden.

Le quiero recordar a Yuri Berchiche, que ha sido uno de los que tuvo el COvid, que este año ha rendido muy por debajo de su nivel y seguramente ha sido debido al bicho. Todas esas secuelas físicas que le han impedido hacer su trabajo en condiciones es posible que hayan sido consecuencia de no protegerse frente a la enfermedad. Y al que le ha salido caro es al Athletic.

Voy a personalizar más en el capitán del equipo, que aparece encantado de la vida encendiendo un puro. ¡Fenomenal! Ni me representa, ni debería representar a nadie. Pero… por desgracia lo hace. Desde luego me parece lamentable que éste sea el que porte el brazalete. ¿Éste es el ejemplo para los chavales que están en Lezama, para sus compañeros, para cualquier joven que quiera ser futbolista? No lo quiero. Como tampoco quiero como capitán a un jugador que cree que lesionado puede jugar una final de Copa, por delante de alguno de sus compañeros, que no estaban lesionados. Así nos lució el pelo.

¿No se deben cuidar? La respuesta es sí, pero que la dé yo no tiene ningún valor. Siempre he pensado que el Athletic como club tiene un código ético que los jugadores deben cumplir. Pero estas situaciones hacen que dude de ello. La verdad es que estoy harta. Su falta de prudencia me crispa porque demuestra una superioridad y un pensar que el resto somos unos pringados, que no podemos hacer lo que hacen ellos porque son ricos, guays y porque todo les importa un comino. Y recuerdo las palabras de Bielsa y su «millonarios prematuros». Tal cual.

Su imagen es referente para muchos jóvenes, y siendo como es una imagen penosa, todo esto hace daño a la imagen del Club y, parece que a ellos les importará un rábano.

Cuando discuto esto con alguien, oigo que anteriormente los jugadores también hacían cosas similares, pero que no nos enterábamos. Igual sí, seguro que sí, y me parece mal, pero en este caso estamos en pandemia, lo que agrava más el tema. Y antes, por lo menos no les veíamos. No eran ejemplo negativo para nadie, ya que ojos que no ven, corazón que no siente.

Cobran un dineral, unas cantidades de dinero asquerosas, inmorales, indecentes,… ¡Qué menos que cuidarse! ¡Qué menos que cuidar a los que están a su lado! ¡Qué menos que representar al Athletic como debieran!

Unido a esto os informo que este verano a ver si aprendo a silbar, y a silbar muy fuerte, porque me voy a dejar los pulmones cuando vuelva a San Mamés, y no precísamente para jalearles, sino para dejarles claro que… ¡Ya está bien de tomarnos el pelo!

Y para acabar con la nota positiva, en el lado contrario se encuentra Asier Villalibre, al que le han sacado este verano dos fotos, a cada cual mejor. Una jugando al fútbol, con unos críos en una plaza de Gernika (hace un par de semanas). Y ayer, jugando en el campo de Iparralde, de portero, en un entrenamiento de un equipo cadete del Basurto (debe jugar su hermano en él).

Esto sí lo queremos ver (Foto: AS)

Asier así, sí representa al Athletic, y sí me siento orgullosa. Me gusta, hace que parezca uno de los nuestros. Y habrá más como Asier, sé que están De Marcos, Raúl,… Y habrá más. Por supuesto, lo aplaudo, pero… no me puedo olvidar de los otros, y el Club tampoco debería hacerlo, y debería tener consecuencias. Código ético, multas,… tirón de orejas, reprobar dichas conductas,… Algo. Y que se haga público, para que veamos que en el Club hay cordura y que todo lo negativo se intenta erradicar. Y no que pensemos que vamos a la deriva de manos de unos niñatos que nos exprimen económicamente, pero que con ellos no van unas exigencias que para cualquier mortal son lo normal, como responsabilidad y profesionalidad. Ambas deberían ir unidas al sueldo. Tampoco pido tanto.

¡Aúpa Athletic!

Tristeza tras el derbi contra el Eibar

Tristeza fue la primera palabra de Marcelino en la rueda de prensa tras el partido.

Yuri y Marcelino protagonistas (Foto: Borja Guerrero)

Y tristeza la sensación que nos quedó a todos. Hablando con algunos amigos me preguntaban si lo que vimos ayer no era lo mismo que veíamos con Garitano. Ya sé que siempre tenemos la mala costumbre de hacer comparaciones, pero es inevitable. Yo les contesté que no. No sé si más por mis ganas de que no sea así, o por ser verdad. Hay una realidad que lo está mediatizando todo y que Marcelino, que no se esconde en las comparecencias ante los medios, habló de ella. Es la presencia inminente de las finales, que hace que muchas cosas se hagan distinto. De hecho, yo con el encuentro de ayer, en otras circunstancias hubiese tenido un cabreo sordo, pero no sentí, curiosamente, más que tristeza. Pensé en la oportunidad perdida de ir a la final con más moral. Como veis mi pensamiento está, de nuevo, mediatizado por el próximo partido. Cualquier cosa que comentemos nos lleva a lo mismo.

Marcelino dijo que son dos competiciones distintas y que en este momento parece que la Liga está molestando. Seguramente él, además de triste estaría cabreado porque pensará que unos profesionales no pueden hacer el encuentro que hicieron ante el Eibar. O que un profesional no puede cometer el error que cometió Unai López. No sé ni cómo calificarlo. Error enorme, monumental, gigantesco, impropio,… Incalificable. ¿En que estaría pensando para hacer semejante bobada? No sé. Este año los «Unai»s se están llevando la palma con el tema de errores groseros. Cuando no es Simón, es Núñez, cuando no, es Vencedor, cuando no vuelve a ser el portero, u otra vez Núñez, y ayer, López. Y con ese error, los armeros consiguieron empatar a 1, poco después de que Yuri metiese un auténtico golazo. Kike García, tras el regalo, con su definición, metió a los de Mendilibar en el partido y dejó noqueados a los nuestros.

Marcelino reaccionó en el descanso dejando en la caseta a los dos medios centros, el propio Unai y Vesga, que no consiguieron dominar su parcela ni crear juego. ¿Quizá con ello perdieron también su puesto en la cita del 3 de abril? Salieron Vencedor y Dani García y la creación mejoró, hasta el último pase de sus compañeros, que siguió siendo horroroso. Hubo contrataques varios, incluso abundantes, pero… todos acababan igual. Estropeados por una última decisión incomprensible o por un remate pobre.

Vuelvo al principio. Y, seguramente mucho mediatizado por las finales. Algo, que no es la primera vez que nos pasa. Os recuerdo en la época de Bielsa, en que la Liga paso a un tercer o cuarto puesto de prioridades, se quisiera o no. Mentalmente, aquellos jugadores y hoy éstos, priorizan lo importante. Así fue con Marcelo y así está siendo con Marcelino. ¿Se tiene más cuidado para intentar no lesionarse? Quizá si vemos el número de faltas del encuentro nos confirme está idea. Pues sí. 5 faltas, nada más, frente a las 15 de los guipuzcoanos. ¿Es coincidencia? Igual sí, pero ahí queda el dato. Si se mete la pierna, una jugada tonta puede hacer que te pierdas lo que todos quieren jugar. No será conscientemente, pero,… la duda queda.

Si a eso le unimos que no tenemos un killer en el área, la ecuación te da lo que te da. Empate a uno que no sabe a nada y que te lleva a pensar que, por favor, semejantes errores no se repitan en abril. Añado que me quedo tranquila porque el entrenador dijo que está seguro que en la Copa esto no va a ocurrir, que es otra competición distinta, y que no tiene dudas. No va a ocurrir. Aprovecho para introducir la viñeta de hoy de Antón, publicada en El Correo, resumen perfecto de lo que digo.

Viñeta de Antón en El Correo

¡Qué así sea! Y…

¡Aúpa Athletic!


Nuevo derby para el Athletic en Iruña

El Athletic el pasado sábado, ante un cuasi descendido Osasuna, consiguió su segunda victoria consecutiva fuera de casa.

Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Tres nuevos puntos que le acercan al objetivo del año de una manera clara, sobre todo porque los dos equipos que también están en la pelea han fallado este fin de semana. El Villarreal perdíó en casa ante el Eibar, que está haciendo un temporadón (me alegro por el equipo, pero mucho más por Mendilibar). Y la Real solo consiguió un punto en su feudo (Anoeta que presentaba un aspecto desolador), contra el Leganés (parte de culpa de los puntos perdidos por la Real la tuvo Iago Herrerín. Enhorabuena, Iago, por tu buena temporada). Así las cosas, nos situamos a dos puntos del quinto puesto y a uno del sexto, que es ahora el Villarreal que nos espera el viernes en su casa.
No es que el Athletic el sábado hiciese un gran partido, pero fue fundamentalmente eficaz, y a estas alturas de la competición eso es lo que se pide. Fue un partido raro, en el que se veía que los navarros no están muy sobrados de nada. En defensa no eran muy solventes y los rojiblancos tuvieron bastantes oportunidades. De hecho, con la perfecta comunión de la banda derecha (De Marcos y Williams) en el primer tiempo se consiguieron dos goles que parecía dejaban sentenciado el partido. Destaco más al segundo porque a Óscar quizás le tengo que poner el pero de alguna laguna defensiva que agudizó el flojo partido de Eneko Bóveda, que seguramente hubiese agradecido mucho la ayuda del lateral, que en algunos casos no tuvo. Pero Óscar estuvo mucho más, en labores ofensivas, algo que notó el equipo y el marcador (las dos asistencias furon suyas) y que nos recordó al mejor Óscar de la época de Marcelo Bielsa.
El primer gol fue de Aduriz, tras una preciosa jugada entre Williams y De Marcos. Su gol número 100 con el Athletic, sólo le falta uno para entrar en el Top 10 del equipo, igualando al gran Julen Guerrero. Grande, Aritz y enormes números los que tiene. Y más que va a conseguir.
Quiero mencionar, así mismo, a Arrizabalaga porque de nuevo nos sostuvo en el partido, cuando tras el gol de Aduriz el equipo se durmió un poco, dejando a los rojillos alguna ocasión clara, sobre todo un cabezazo tras saque de córner. Perfecto. También a Rico, que en el poco tiempo que jugó consiguío retener el balón y contemporizar un poco para que acabasen esos últimos minutos de partido sin muchos sobresaltos.
Por último, tengo que destacar, pero por torpe, al entrenador de los rojillos. Pero lo hago, con mi enorme agradecimiento porque… ¿qué hacía Sergio León, su mejor hombre, en el banquillo? Fue salir al campo y meter un golazo. Menos mal que no estuvo más tiempo y menos mal, también, que su delantero hasta ese momento, había sido Miguel de las Cuevas, el cual tuvo unas oportunidades clarísimas que incomprensiblemente no transformó en gol. Gracias. El Osasuna tuvo unas cuantas oportunidades y otros jugadores de primera nos hubiesen puesto en más problemas, de ahí que diga que no fue un buen partido. Pero… los nuestros no necesitaron más para traerse los 3 puntos. Objetivo logrado.
Y ahora casi sin tiempo ni para estirar los músculos nos llega a La Catedral el Espanyol, equipo que también se ha metido en la lucha por los puestos europeos. Le tenemos a 4 puntos, por lo que es fundamental ya que no nos vamos a jugar solo los 3 puntos de rigor. Además es el martes, para que de nuevo el viernes, otra vez sin prácticamente descansar, nos toque jugar otro encuentro súper exigente contra el Villarreal. Lo de Tebas y sus horarios es para hacérselo mirar. Para el Athletic es imposible que sean peores. Es que ni adrede. Tebas… Tebas… Tebas… , que sepas que por aquí no eres muy querido…
Pero… es lo que hay.
¡Aúpa Athletic y a por el Espanyol!

Iturraspe vuelve a pisar fuerte en La Catedral

LLevábamos mucho tiempo preguntáńdonos que pasaba con Ander Iturraspe, y dóńde estaba el gran jugador que nos sorprendió haciendo una enorme temporada con Marcelo Bielsa.

Itu ha vuelto oara quedarse (Foto: Athketic Club)
Itu ha vuelto para quedarse (Foto: Athketic Club)
Algunos incluso hablábamos del Kaiser, recordando al gran Franz Beckenbauer. Un jugador imperial que llevaba el ritmo del partido y que hacía jugar a todos sus compañeros con sus certeros toques, pases, cambios de orientacíón, recuperaciones, etc… Ese jugador se fue y no sabíamos lo que había ocurrido. Pues bien para los incrédulos que decían que Iturraspe estaba acabado, Ander ha vuelto, y con fuerza. Además ha vuelto ante un grande como el Atlético y ha hecho su segundo partido casi perfecto. El anterior muy bueno también fue contra otro grande, en este caso el Barcelona, en cuyo partido nos demostró que podía seguir dando mucha guerra y que no había que darlo por acabado. El que haya hecho estos muy buenos dos partidos, encima contra estos rivales, le da más mérito a su reencuentro con el juego. Tenemos jugador de calidad. No ha desaparecido. Ésta puede ser la mejor noticia para el Athletic en este momento. Sus cualidades son muchas y el equipo las echaba de menos. Bienvenido Ander.
En otro sentido también podemos dar la bienvenida a Óscar De Marcos. Se notaba su falta porque un pulmón como el suyo tampoco es fácil de suplir. Ha vuelto de una lesión que le ha dado mucha guerra y que le ha tenido fuera del césped algo más de dos meses. Una faena para el equipo. Ayer fue capaz de completar los 90 minutos subiendo y bajando de manera incansable. No sólo eso, sino que encima metió un precioso gol de cabeza, a pase extraordinario de Raúl García. Suponía el voltear el marcador y situarlo en 2 a 1. Pena que no supimos mantenerlo.
Otro nombre propio es el de Lekue quien el otro día, contra el Leganés en el lateral derecho, las pasó canutas ante Machis (salía de una lesión). Ayer Valverde decidió situarlo de extremo izquierdo, no defraudándole y consiguiendo un gol de bandera. Este jugador además de ser polivalente nos está demostrando que puede ofrecer muchísimo al equipo. ¡Sigue así Iñigo!
Así mismo gran partido de Iker Muniain, como siempre que juega en su puesto de media punta. Eso sí, por ponerle algún pero chiquitín,… Iker, alguna vez intenta pasar el balón antes.
El último nombre propio que voy a destacar del partido de ayer es el de Ernesto Valverde para hacerle una pregunta. ¿No estabas viendo desde el ras del césped que Williams estaba fundido y que era incapaz de mantener el balón? ¿No le podías haber cambiado antes? El desgaste del primer tiempo y los kilómetros que hizo, y a la velocidad que los hizo supuso que en el segundo tiempo estuviese sin aire, perdiendo muchos de los balones que le llegaban. Desde luego en la grada lo estábamos viendo todos. Pena, porque de una pérdida suya vino el empate del Atlético. El balón le llegó a Antoine Griezman que se acercó al borde del área sin mucha oposición para inventarse un tiro perfecto a la cepa del poste. Empate, quizá merecido, pero que te deja un mal saber de boca final.
De todas formas me vuelvo a quedar con que el Athletic ante el cuarto clasificado consiguió hacer un muy buen partido y sobreponerse al varapalo que es recibir un gol en el minuto dos. Bien por el equipo que acaba la primera vuelta del campeonato de Liga con 29 puntos y muy bien situado. Ahora a conseguir que la segunda vuelta sea mejor que la primera, algo que con Txingurri siempre ocurre y este año no va a ser menos.

¡Iturraspe, la gran noticia de Augsburgo!

Ya estamos clasificados para la siguiente ronda de la UEFA y encima como primeros de grupo. Objetivo logrado además con una estupenda noticia.

Ander sale para salvar al equipo (Foto: Oskar Martínez)
Ander sale para salvar al equipo (Foto: Oskar Martínez)
La vuelta del mejor Iturraspe, que en 17 minutos hizo lo suficiente para que sus compañeros voltearan el marcador. Su cambio por Mikel San José fue providencial, ya que produjo el único juego que se elaboró en todo el partido. El triunfo del Athletic llegó, como muchísimas veces, por la banda. Esa que no se utilizó ayer en el resto de los 75 minutos. Junto a Ander, la entrada de Iñaki Williams también fue fundamental, precisamente, para utilizar ese recurso tan importante del pase lateral. Mas teniendo a Don Aritz Aduriz, que se desespera sino de aburrimiento, al no recibir nada. En Iñaki voy a poner menos énfasis, no porque no tuviese importancia, que sí la tuvo y mucha, sino porque Ander es el que está necesitado de sensaciones positivas. LLeva mucho tiempo sin ser el que era con Bielsa y eso creo que le está pesando demasiado. Este año las lesiones le tienen amargado, y esos 17 minutos le deben dar fuerza porque la calidad ahí está. La asistencia del primer gol es perfecta porque el balón va con rosca, fuerte, de manera que cuando lo tocas sale como un tiro. Si a eso le añadimos la colocación exacta, ¡qué más podemos pedir! La pared con Iñaki en el segundo… sobresaliente. El pase al hueco dejando al extremo solo es de auténtico lujo. Williams se encargó del resto, pase de la muerte esquivando al portero y, el de siempre, que aparece en su sitio para empujar a la red. Una maravilla para los ojos. Y más, en un partido en el que la creación de juego brilló por su ausencia. Anteriormente, tras el gol de Susaeta, después de un saque de banda excelente (permitidme que me desmaye porque no se destacan nuestros chicos en esta jugada, mas bien al contrario). Tras el gol, el equipo cedió el balón a los alemanes pero no porque fuese más cómodo sino porque lo perdían al primer pase. Ellos tampoco creaban nada porque la línea de presión no la pasaban, y los rojiblancos estaban cómodos. Pero poco a poco la presión se fue haciendo más cerca de nuestro campo y ya se sabe… tanto va el cántaro a la fuente … que al final, un desvio, un poco de mala suerte y gol. El segundo propiciado por dos fallos encadenados y … en el marcador por detrás y de nuevo con cara de susto. El equipo que salió de inicio en teoría no es muy creador y lo demostró. Músculo sí, pero hacia arriba… Encima Eraso, que tiene muchísima calidad, no tuvo su noche. Así como tampoco sus compañeros de centro del campo. Si añadimos unas bandas que no carburaban, ocurrió lo que tenía que ocurrir. Otra vez muchos cambios en la alineación inicial. Demasiados, pero esta vez Valverde contaba con la ventaja de tener la tranquilidad de saber que quedaba el partido en La Catedral contra el AZ Alkmaar, pensando así mismo en que contra el Rayo hay que ir a ganar. De todas formas que se tome nota porque ya son dos partidos con bastante poco juego. Y destaco lo de los dos partidos porque no quiero cargar las tintas en los suplentes, lo que me parece muy injusto. No dudo de la calidad de ni uno de ellos. Al contrario, considero que el banquillo este año es potente, incluso muy potente. Y quiero dejar claro que los titulares también sueltan petardazos como el del otro día en Granada y que los suplentes siempre van a tener las cosas más fáciles si salen de pocos en pocos, no todos a la vez.
Bueno y ahora a disfrutar la clasificación para la siguiente ronda como primeros de grupo, por lo que esquivamos en el sorteo a los que vienen de la Champions, y encima con un partido por delante, el del AZ, para probar cosas y dar descanso a los que más cargados de minutos estén. Perfecto.
Y el domingo, por supuesto, ¡a por el Rayo!.
¡Aupa Athletic!