Jaimitada en el Athletic

Llevo una semana y un día, exactamente, con la boca abierta, y no entiendo absolutamente nada. Me cuesta horrores comprender los sinsentidos. Esto está siendo como una película de Bertolucci, pero de las enrevesadas y difíciles. No sé ni por dónde empezar.

Marcelo en estado puro

¿Cómo es posible que partiendo de una temporada exitosa se monte semejante verbena antes de comenzar la siguiente? Y todo ¡por unas obras! ¿Cómo es posible que entre tanta cabeza pensante (entrenador, junta directiva, trabajadores del club,…) no hayan sido capaces de arreglar esto entre bambalinas, o ante taquígrafos, pero de la mejor manera posible, sin necesidad de cruzarse puñales?

Marcelo se ha confundido, por supuesto, ya que es totalmente denunciable que empuje o se produzca violentamente con alguien. Tampoco es muy adecuado repartir mandobles dialécticos en rueda de prensa. Pero sobre esta última frase me queda la duda. ¿Esas críticas las has hecho primero en privado y no ha tenido respuesta? Escuchada la hora y diez minutos de rueda de prensa, resultaba enormemente creíble todo lo que decía, y además, todo, defendiendo los intereses del Athletic. ¡Qué más queremos los zurigorris! ¿Pero por qué lo hizo?

Tras ello llega la nota del viernes del Club, ante la que sólo puedo preguntarme: ¿Quién es el artista que la escribió ? ¿El presidente de Balzola? Que en ese comunicado se defienda más a dicha empresa encargada de parte de las obras, que “al empleado” del Club… es para hacérselo mirar. En el comunicado faltaba un cuarto punto en el que dijese: “Marcelo, VETE YA”. La nota no le dejaba otra salida. ¿Hay interés en que Marcelo se vaya? Ya vemos fantasmas por todos lados… ¿Hay algo apalabrado con otro entrenador?

No sabemos las interioridades del tema y no las vamos a conocer, pero sí que me gustaría saber cómo es posible que la Junta Directiva siga con esta política de no comunicación. Puedo defenderla si no hay nada que contar. De hecho ya lo he comentado en otros post, que para decir que no hay oferta por tal jugador, y no interesa el fichaje de no sé quién,… no es necesario hablar. Pero cuando hay algo que decir como ahora… ¿Cómo es posible que Urrutia salga de una reunión importantísima y diga “Cuando tenga algo que decir… Lo diré”?. Me parece una tomadura de pelo de proporciones considerables.

Como Bielsa no podía dejarlo así (a nadie le gusta que le dejen por mentiroso), escribe otra nota (¡En Facebook!, ¡cuenta que abre y cierra el mismo día!). Por cierto, todas las preguntas que se me plantean, sobre este comunicado, me recuerdan a los finales de los capítulos de la antiquísima serie “Enredo”. ¿La nota la escribe él?, ¿se escribe de acuerdo con el Club? ¿Esto cierra el conflicto? ¿No va a ver más notas?

Ojalá, y por favor, dejémoslo estar (¡qué difícil para los periodistas! y sobre todo después de recibir algunos el palito que recibieron…). Y que de aquí en adelante no se hable más que de fútbol.

La margarita de Bielsa: «Renuevo, no renuevo,… «

Me encantaría que este tema estuviese finiquitado hace tiempo. Es más, creo que es grave que no lo esté. Hoy mismo ha salido la noticia de  que Urko Vera igual es fichado por un club extranjero y que se le ha dicho al  jugador que espere, porque si no sigue Bielsa, igual el Athletic utiliza la opción de recompra que tiene. Vamos, que el que siga o no hace que las cosas cambien, pretemporada, jugadores, expectativas,… Y hay que arrancar ya.

¡Decídete ya, Che!

Si me preguntan a mí, la respuesta es clara. Quiero que siga. Es más, incluso me parecería mal que no siguiera, al darme la sensación de que deja el trabajo sin acabar. No por no haber conseguido un título, que seguro es lo que piensa él, por haber llegado a dos finales y no haber rematado la temporada. Sino porque visto lo que ha conseguido en un año, nos queda la sensación de que se puede conseguir más. Las ilusiones han sido renovadas y multiplicadas. Bielsa ha demostrado que este equipo puede jugar bien, e incluso muy bien. Hace mucho tiempo que no disfrutaba tanto. Incluso creo que esta última frase la puedo decir en plural. Hace mucho tiempo que no disfrutábamos tanto con el juego del equipo. Ha sido una auténtica gozada ver muchos de los partidos del Athletic. Nos ha puesto, no en el mapa futbolístico, en el que por historia estamos de sobra, sino en el mapa de la calidad futbolística. Los periodistas de todas las cadenas a los que siempre se les ha llenado la boca diciendo que el Athletic siempre sólo ha jugado «al patapum pa arriba» (lo cual no comparto, claro), esta año, no daban crédito. Lo han ensalzado muchísimo, llegando a decir que se merecía una Copa, cualquiera de las dos, por el hecho de haber desarrollado ese juego a lo largo de la temporada. Pena que no haya ocurrido. Si ha sido capaz de conseguir esto en un año, parece, por lógica (aunque no sé si esto es algo que exista en el fútbol), que el año que viene los jugadores podrían interiorizarlo aún más y llevarlo a la práctica en más ocasiones.

Desde el Club comentan que mañana viernes la margarita puede estar deshojada definitivamente. Espero que el último pétalo diga: «Renuevo». Y en el supuesto de que no sea así, no va a ser un drama. Que pase el siguiente y a muerte con él, porque se va a encontrar unos mimbres que le van a permitir hacer algo bonito, seguro.

¡Aupa Athletic!

 

Evaluación de la Liga

        Acabada la Liga llega la hora de evaluarla, lo que no podemos hacer (por lo menos yo) , sin tener en cuenta que en las otras dos competiciones hemos llegado a la Final.

Única Copa a la que no hemos aspirado

 

        En primer lugar, decir que esta Liga para el Athletic ha estado mediatizada por dos rachas que han sido la del inicio y la del final de la misma. El Athletic en los primeros partidos estaba acoplándose al entrenador, estaban aprendiendo la enorme cantidad de conceptos nuevos que Marcelo Bielsa ha introducido. Por su parte el entrenador tenía que conocer los mimbres que tenía y colocar a cada uno en su sitio. Eso hizo que en los primeros partidos se sacasen poquísimos puntos. Lógico. A pesar de que en algunos partidos se jugó bien pero sin resultados por falta de «suerte»,…. 

        En segundo lugar nos encontramos con este final de Liga, en el que quien mas, quien menos, todos hemos tenido la cabeza en las finales. Es muy difícil saber cómo acertar. ¿Juego en Liga con todo para conseguir algo más, o reservo para conseguir llegar a la final de Europa League, y estar bien en ella y en la de Copa? Difícil respuesta. Yo a priori, me pareció perfecto que se priorizaran las finales. A posteriori también. Me parece mejor ganar o quedar subcampeón en algo, que conseguir un mejor puesto en Liga. Los títulos, títulos son, y el conseguir la Champion siendo importantísimo, tiene menos valor.

        A esto hay que añadirle todo ese montón de puntos que hemos perdido en los minutos finales de los partidos, incluso en los descuentos, que por lo menos han sido 12 ó 13. Con esos puntos estaríamos en el 4º … ya sé que es ciencia ficción pero, es lo que hay. Otra vez, podemos hablar de suerte o de torpeza, o de falta de concentración… pero… a punto estuvo de conseguirse.

        Todo ello ha llevado a un 10º puesto final que suena feo y decepcionante pero… No podemos olvidar que : ¡HEMOS LLEGADO A DOS FINALES! Así que no puedo hacer una valoración negativa, imposible. Y sobre todo, decir que éste es el primer año del entrenador, y pedir más … es un poco exagerado. El año que viene, que ESPERO, DESEO, ANSÍO,… que Bielsa siga con nosotros, ya pediremos más cosas…