Un Athletic sin rumbo

Gracias Messi por asegurar con tus goles que el Athletic matemáticamente mantenga la categoría.

Íñigo de los mejores (Foto: Athletic Club)
Penoso pero tal como está el equipo no le veía ni sacando un punto en las jornadas que quedaban. Pero ya no importa porque nos han hecho el trabajo y ya no bajamos. Lamentable ¿verdad? Pues sí.
El sábado nos volvimos a sonrojar, esta vez contra la Real, en Anoeta, para deleite de los vecinos. 3 a 1 y podían haber sido más porque de nuevo Kepa volvió a realizar algunas paradas de mucho mérito. Los rojiblancos por su parte solo reaccionaron a partir de ir perdiendo 3 a 0 y con unos pocos minutos, en los que tuvieron alguna ocasión de gol, pero también Moyá estuvo acertado.
Por no hablar de lo negativo y volver a repetir que el centro del campo es un agujero negro, sólo voy a destacar el lado positivo que fue más bien escaso pero algo hubo. Para empezar Íñigo Martínez que con la que le estaba cayendo, fue capaz de soportarlo y participar en lo poco positivo que ofreció su equipo. De hecho, fue el que provocó el penalti con su remate de cabeza, el cual no era el primero. Le sobra casta. Gran fichaje y lo demuestra partido a partido. Así mismo, Córdoba en el primer tiempo, en el que todo era un desastre, fue de los pocos que le pusieron un poco de mordiente al tema. Y Raúl García en su línea. A parte del gol de penalti, varias de las demás ocasiones fueron de él. A Kepa ya le he mencionado. Y se acabó. Nada más.
Triunfo para los donostiarras a quienes hicimos felices y a quienes les doy la enhorabuena, además de decirles que me disculpo por la parte que me toca, en nombre del Club, por el lamentable tweet de la cuenta oficial, de esta semana recordando el partido de la Liga en la que nuestro equipo les ganó y en el mismo año ellos se fueron a Segunda División. Lo siento de verdad. ¡Qué triste que alguien desde el club sea capaz de hacer eso! Lo malo es que el que lo escribe nos representa a todos… y yo no quiero un Athletic así. ¿Dónde queda el señorío? ¿Dónde queda la deportividad? Luego nos quejamos por su rabia y porque nos miren mal. Pero con acciones como éstas es más que merecido. Ha sido lamentable. De hecho, el titulo elegido para este comentario es por todo lo comentado… un Athletic sin rumbo… o lo que es peor… un Athletic con un rumbo que no me gusta absolutamente nada. Hay que reaccionar. Athletic, por favor, no hagas que me siga avergonzando, ni en lo deportivo, ni en lo institucional, ni en ninguna otra faceta. Por favor…
Y, para acabar como siempre,…
¡Aúpa Athletic!

¡Qué tristeza de Athletic!

Ayer el Levante, cuarto por la cola y suspirando conseguir puntos para librarse de la quema, vino a la Catedral y se llevó los tres prácticamente sin despeinarse, metiéndonos un 1 a 3.

Impotencia (Foto: Athletic Club)
Lamentable. Esperpento. Y lo que es peor seguimos sin tener conseguida la salvación matemática. Este año porque ha habido tres equipos horribles atrás, si no las estaríamos pasando canutas también clasificatoriamente hablando. El juego es un despropósito pero hay un colchón grande de puntos. ¡Menos mal!
De todas formas el análisis por parte del Club debe ser profundo. Y no solo análisis, también debe haber acción. No se puede seguir en este inmovilismo que reflejamos y que da mucho miedo. 2 años completos sin fichar a nadie, y quedándote con lógicamente, los mismos jugadores 2 años más mayores y, seguramente, tan acomodados como para no ver peligrar sus puestos. Enorme error en un equipo como el nuestro. Si no hay competencia no hay tensión y es muy fácil relajarse. ¿Quizá ha pasado esto? No lo sé seguro, pero lo que sí sé es que no se puede volver a repetir. Hay que fichar a alguien más que esos dos fichajes en diferido (tan graciosos) que ha hecho el Club. Dicen que Dani García está hecho. Necesitamos más. Así como necesitamos quitar jugadores que llevan mucho tiempo sin aportar nada. ¿Se va a hacer? Esperemos que sí. Porque la gente parece que está bastante harta, y lo que es peor, desencantada. Es muy complicado ir a La Catedral casi sabiendo que vas a ver… un bodrio. Ayer 25.000 personas más o menos. Y me libraré muy mucho de criticar a los que no van. Más bien debería aplaudir a los que van… pero como yo estoy incluida quedaría feo… Además vivo en Bilbao… así que tiene menos mérito ir.
Sobre el partido poco o nada que decir. Golazo de Raúl y nuestro, nada más. Tras los tortazos en forma de faltas magistrales de Bardhi y barreras de chiste rojiblancas, el Athletic, fue un ejercicio de impotencia, querer y no poder. Y para rematar el sonrojo, el golazo de Morales dejando en evidencia otra vez a Unai Núñez para poner el 1 a 3. ¡Qué horror!
Y así… de esta guisa… el sábado que tenemos que ir a Anoeta. ¡Cuánto mejor estaríamos de vacaciones ya! Y ¿qué versión vamos a dar? ¿La buena, que sólo ha aparecido 2 o 3 veces esta temporada, la peor o la paupérrima? Se me acaba el optimismo, me lo han quitado a base de sopapos pero…
¡A por la Real y aúpa Athletic!

Nuevo derby para el Athletic en Iruña

El Athletic el pasado sábado, ante un cuasi descendido Osasuna, consiguió su segunda victoria consecutiva fuera de casa.

Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Tres nuevos puntos que le acercan al objetivo del año de una manera clara, sobre todo porque los dos equipos que también están en la pelea han fallado este fin de semana. El Villarreal perdíó en casa ante el Eibar, que está haciendo un temporadón (me alegro por el equipo, pero mucho más por Mendilibar). Y la Real solo consiguió un punto en su feudo (Anoeta que presentaba un aspecto desolador), contra el Leganés (parte de culpa de los puntos perdidos por la Real la tuvo Iago Herrerín. Enhorabuena, Iago, por tu buena temporada). Así las cosas, nos situamos a dos puntos del quinto puesto y a uno del sexto, que es ahora el Villarreal que nos espera el viernes en su casa.
No es que el Athletic el sábado hiciese un gran partido, pero fue fundamentalmente eficaz, y a estas alturas de la competición eso es lo que se pide. Fue un partido raro, en el que se veía que los navarros no están muy sobrados de nada. En defensa no eran muy solventes y los rojiblancos tuvieron bastantes oportunidades. De hecho, con la perfecta comunión de la banda derecha (De Marcos y Williams) en el primer tiempo se consiguieron dos goles que parecía dejaban sentenciado el partido. Destaco más al segundo porque a Óscar quizás le tengo que poner el pero de alguna laguna defensiva que agudizó el flojo partido de Eneko Bóveda, que seguramente hubiese agradecido mucho la ayuda del lateral, que en algunos casos no tuvo. Pero Óscar estuvo mucho más, en labores ofensivas, algo que notó el equipo y el marcador (las dos asistencias furon suyas) y que nos recordó al mejor Óscar de la época de Marcelo Bielsa.
El primer gol fue de Aduriz, tras una preciosa jugada entre Williams y De Marcos. Su gol número 100 con el Athletic, sólo le falta uno para entrar en el Top 10 del equipo, igualando al gran Julen Guerrero. Grande, Aritz y enormes números los que tiene. Y más que va a conseguir.
Quiero mencionar, así mismo, a Arrizabalaga porque de nuevo nos sostuvo en el partido, cuando tras el gol de Aduriz el equipo se durmió un poco, dejando a los rojillos alguna ocasión clara, sobre todo un cabezazo tras saque de córner. Perfecto. También a Rico, que en el poco tiempo que jugó consiguío retener el balón y contemporizar un poco para que acabasen esos últimos minutos de partido sin muchos sobresaltos.
Por último, tengo que destacar, pero por torpe, al entrenador de los rojillos. Pero lo hago, con mi enorme agradecimiento porque… ¿qué hacía Sergio León, su mejor hombre, en el banquillo? Fue salir al campo y meter un golazo. Menos mal que no estuvo más tiempo y menos mal, también, que su delantero hasta ese momento, había sido Miguel de las Cuevas, el cual tuvo unas oportunidades clarísimas que incomprensiblemente no transformó en gol. Gracias. El Osasuna tuvo unas cuantas oportunidades y otros jugadores de primera nos hubiesen puesto en más problemas, de ahí que diga que no fue un buen partido. Pero… los nuestros no necesitaron más para traerse los 3 puntos. Objetivo logrado.
Y ahora casi sin tiempo ni para estirar los músculos nos llega a La Catedral el Espanyol, equipo que también se ha metido en la lucha por los puestos europeos. Le tenemos a 4 puntos, por lo que es fundamental ya que no nos vamos a jugar solo los 3 puntos de rigor. Además es el martes, para que de nuevo el viernes, otra vez sin prácticamente descansar, nos toque jugar otro encuentro súper exigente contra el Villarreal. Lo de Tebas y sus horarios es para hacérselo mirar. Para el Athletic es imposible que sean peores. Es que ni adrede. Tebas… Tebas… Tebas… , que sepas que por aquí no eres muy querido…
Pero… es lo que hay.
¡Aúpa Athletic y a por el Espanyol!

¡No había mejor sitio que Anoeta para conseguir los 3 puntos!

Lo que son las cosas, el Athletic ha vuelto a sacar algo positivo fuera de casa precisamente contra la Real Sociedad, tras un montón de partidos sin poder rascar absolutamente nada.

Buena reaparición de Kepa (Foto: Deia)
Buena reaparición de Kepa (Foto: Deia)
Tienen que estar los vecinos de un humor de perros. Además, para conseguir ganar hemos tenido que romper el maleficio de no poder meter goles fuera, algo que ocurría desde hace nada menos que casi 4 meses. Todo un mundo. Cuando yo lo que tenía miedo era que Oyarzabal que todavía no habia marcado un gol en esta Liga nos lo encasquetase a nosotros… pues ya sabemos cómo nos gusta eso… Alcacer no había conseguido gol hasta que aparecimos,… y no pongo más ejemplos porque no me quiero deprimir, pero hay un montón. Así que cuando ayer quitaron a Oyarzabal del campo suspiré… buf… maleficio que no se cumplía.
Los rojiblancos jugaron en San Sebastián como lo hicieron en Sevilla, con la misma presión adelantada y sin dejar pensar a los blanquiazules. La Real lo está haciendo muy bien este año y no se le podía dejar el balón. Con un Beñat muy entonado (que asistía con precisión) se empezaron a suceder las ocasiones. Extraordinario pase pero paradón de balonmano de Rulli, frente a Raúl García. En una posterior llegó, según he leído, el primer penalti cometido por Xabi Prieto en su carrera… gracias majo. Penalti tan claro como innecesario ya que Yeray si llega a conseguir el balón iba en dirección contraria a la portería, es decir, no había ningún peligro. Con suspense Raúl García convirtió la pena máxima. Pena, que ya no es tan pena como anteriormente para el Athletic, de momento se han transformando todos los penaltis que nos han pitado. ¡Qué maravilla! La Real lo intentaba pero salvo una ocasión de Juanmi que le permitió a Kepa Arrizabalaga, el día de su vuelta tras la lesión, a lucirse con una buena parada, no tuvieron mucha más presencia cerca del área.
El segundo tiempo comenzó con dominio territorial de la Real pero sin grandes ocasiones. Y el tiro definitivo en el pie de los blanquiazules vino con la cesión de Odriozola defectuosa a su portero, que Iñaki, es más rápido de la clase, consiguió transformar por fin, ese uno contra uno que le regalaron. Ya dije la semana pasada que si conseguía romper la racha se iba a hinchar a meter goles y así lo vamos a ver. El 0-2 ya era un resultado con demasiado peso como para que la Real lo consiguiese arreglar. A falta de 20 minutos Raúl Navas cabeceó a la red pero el árbitro consideró que se apoyó en Bóveda para hacerlo, por lo que anuló el tanto. Es probable que si hubiese subido al marcador el Athletic las hubiese pasado canutas pero… nunca lo sabremos. El triunfo definitivo fue para los rojiblancos que no solo consiguen tres puntos, como ha dicho Aduriz esta semana, sino que vuelven de Anoeta cargados de moral, gracias a haber roto esa racha horrorosa de tanto tiempo sin puntuar fuera casa y encima, consiguiendo que la Real no se vaya hasta los 10 puntos de diferencia, sino que nos acercamos a 4 puntos y teniendo el golaverage a favor. Entramos en la pelea por el quinto y sexto puesto de manera clara y muy bien situados. Mientras que una derrota hubiese supuesto casi el olvidarnos del poder atrapar a los donostiarras. Para ellos también es un buen golpe bajo a su moral. Ahora habrá que ver cómo afecta a unos y a otros. Para empezar nosotros vamos a tener un buen toro que lidiar. Nada menos que el Real Madrid, y eso que no lo digo porque esté realizando un juego de enamorar, sino más que nada por el miedo que me da el pensar que nos pueden hacer un arbitraje similar al que hizo ayer mismo Mateu Lahoz, de nuevo, a favor de los blancos. ¡Qué horror cómo está el fútbol de podrido y vaya arbitrajes que perpetran los señores colegiados! Ayer Mateu “sólo” se comió la expulsión del portero del Real Madrid en el minuto 21, diciendo su conocida frase de “sigan, sigan”. ¡Qué desfachatez! No me debería preocupar del árbitro si les consiguiésemos meter 4 goles. ¡Ojala! Pero esa será otra historia, de momento disfrutemos de estos 3 puntos recién conseguidos y del buen partido de Beñat, de Iñaki Williams, de Kepa, de Raúl García, de Yeray, de Lekue… ¡Enhorabuena!
¡Aupa Athletic y a por el Real Madrid!

Poco juego pero 3 puntos más en la Catedral

En el título ya he resumido todo lo que ocurrió ayer.

Raúl, otra vez destacado y gol  (Foto: Athletic Club)
Raúl, otra vez destacado y gol (Foto: Athletic Club)
Nuestro Athletic sigue sumando de tres en tres en San Mamés, algo que tiene muchísimo mérito, de hecho, el único equipo que este año ha conseguido los mismos puntos en casa es el Real Madrid. Así que a pesar del poco juego nos deberíamos de dar con un canto en los dientes, pues ya quisiera lo mismo para él cualquier otro equipo de la Primera División. Otra cosa es ya si hablamos de los resultados fuera… horrorosos, ya sabemos.
Ayer el rival fue el Málaga que para el minuto tres ya había tenido tres oportunidades muy claras, gracias a errores de bulto nuestros. Ahí se dieron y se escucharon unos silbidos que demostraban que a los aficionados zurigorris no nos gustaba nada lo que estábamos viendo. Eso sí, también hay que decir que esos pitos fueron continuados por aplausos y gritos de ánimo. Perfecto, primero toque de atención, y después a intentar remar todos juntos. Al Athletic le costó conseguir su primera ocasión pero una vez empalaba Lekue su volea a las nubes, se fueron sucediendo otras jugadas con final también defectuoso. El día que afinemos la puntería el contrario se va a llevar un carro de goles. Lekue, Susaeta, Raúl, Yeray,… Nada.
El segundo tiempo similar con alguna ocasión clara para los malacitanos que tampoco consiguieron concretar. Sobre todo esos tres saques de banda hechos por el central que fueron bastante más peligrosos que cualquiera corner. Más que saques de banda parecían obuses. Dos rematados por ellos ante nuestra pasividad, en uno paradón de Iraizoz, y otro salida por alto del portero con algún apurillo para coger el balón. Alguna otra oportunidad nuestra, pero sin ser gran cosa y por fin el gol por medio de un penalti claro ejecutado de nuevo por uno de los mejores del partido. Raúl Garcia, uno de los más incisivos. Cuando no está Aritz se prodiga mucho más en todo tipo de remates. Da la sensación que se toma mas responsabilidad por la falta de nuestra referencia arriba. Se agradece tanto trabajo.
El otro destacado, como la semana pasada, también, Iñigo Lekue. Da gusto verle internarse por la banda e intentar el disparo a puerta con descaro y potencia. Sigue así.
También tengo que destacar algo preocupante… la cantidad de balones que se dieron al contrario sin causa aparente, digo en pases relativamente sencillos, lo que hace más incomprensible los errores. Hay que solucionarlo, como sea, pero hay que hacerlo porque lo lógico es que ayer a causa de alguno de los muchos errores (San José, Laporte, Iker,… ) nos hubiese caído algún gol. Hubo suerte y no fue así, por la impericia del Málaga y también por alguna parada de Gorka. Sea como fuese mantuvimos la portería a cero algo que no lográbamos creo desde hace 10 partidos. Demasiados.
Y la semana que viene a Anoeta, a seguir luchando por Europa. A ver si conseguimos jugar como contra el Sevilla y afinamos tanto en defensa como en ataque, y si fuese así podriamos sacar algo bueno, que… ¡ya es hora de lograrlo!
¡Aúpa Athletic y a por la Real!