Sufridos 3 puntos contra el Alavés

Sufridos solo por la incertidumbre en el marcador porque el Alavés no es que tuviese grandes oportunidades. Pero dos balones parados en el descuento final, de ellos… Buf… Miedito nos entró. Sobre todo porque en los dos, ellos consiguieron rematar. Hubiese sido demasiado castigo y otra vez inmerecido. Así que ahora lo que tenemos que hacer es disfrutar lo conseguido y trabajar durante estas 3 semanas, que van a tener sin competición, a tope, para seguir en esta línea. Por cierto, sobre esto vaya cachondeo que «la mejor Liga del mundo» lo permita, porque los mal llamados grandes pierden a sus jugadores por competiciones varias… Y… a fastidiar al resto de los mortales. Una vergüenza. Como lo es que el Athletic como institución, y desde su cabeza visible, es decir, el presidente Aitor Elizegi, no haya puesto el grito en el cielo, por permitirlo. Crítica formal, con luces, taquígrafos y micrófonos El único que ha protestado ha sido Marcelino. Bien por él.

Dos de los protagonistas (Foto: Pablo Viñas y Borja Guerrero)

Me alegro mucho por Raúl García. Que se haya ganado el partido con su gol seguro que le vendrá bien. Sus declaraciones tras partido demostraban dolor por las críticas que ha recibido en partidos anteriores. Y como dijo en ellas, en el fútbol no cuenta el pasado sino el presente más inmediato. No hay memoria. Pero yo sí tengo y sé que aunque no esté a tope, siempre lo da todo. Muestra de su trabajo ayer, es que poco antes de ser cambiado, cortó en defensa un balón complicado que podía haber tenido mucho peligro. Nos va a dar muchas más alegrías el navarro. Como alegría nos dio ver otra vez en el campo a Sancet tras su lesión. Bien.

Lekue está intratable y encima asiste. Antes de ponerle a Raúl el gol, le hizo otro pase buenísimo a Muniain, que casi acaba en la red. Y defensivamente no dejó pasar a nadie. Lo que hace la confianza. El cambio ha sido sorprendente. Muy bien.

Buena vuelta también de Balenziaga, tras lesión, como Oihan, pero Mikel jugando el partido comoleto. Volvió a cumplir muy bien.

Zorionak a Iñaki por su increíble récord y ahora, estoy segura, que una vez conseguido, se va a tranquilizar y, me tiro a la piscina y hago la profecía, que se va a hinchar a meter goles. Ayer siguió sin culminar pero estuvo en muchas y… Lo va a lograr.

Mención especial para Iker, que ayer hizo su partido más completo en esta Liga. Siempre le crítico, porque le pido más, y contra el Alavés demostró que nos puede dar mucho más que lo dado hasta ahora. Muy, muy buen partido el suyo. A seguir así.

Vivian e Íñigo no sólo solventaron las labores defensivas, sino que también remataron unos cuantos balones que podían haber sido gol. Otros que también nos van a dar alegrías y no solo defensivas.

Aunque siga triste por los 3 puntos perdidos en los dos partidos anteriores, me agarró a los conseguidos, que nos han permitido dormir en sexta posición, pero empatados con el quinto, que aunque sea momentáneo, sienta fenomenal.

¡Aupa Athletic!

La solidez defensiva da un punto en el Wanda

Hace muchos años, cuando se ganaron las últimas Ligas y posteriormente también, se hablaba de los autobuses que ponía Clemente en las porterías. Yo no estaba de acuerdo porque, sobre todo, aquel equipo campeón era mucho más que defensa.

Defensa conjunta (Foto: EFE)

Ahora este Athletic tampoco es un autobús, pero imagino que los contrarios, al enfrentarse a ellos, piensan que se están dando contra un muro. Y ese muro está construido por prácticamente por todos los jugadores. En dos de mis entradas anteriores del blog, ya he destacado a Íñigo Martínez y a Vivian y sería injusta si no destacase también a los laterales.

Lekue y Balenziaga suelen ser objeto de críticas, algunas fáciles, por el hecho de que no son considerados los titulares y porque siempre se hacen comparaciones, que ya sabemos que son odiosas. De Mikel, siempre se dice que no ataca como Yuri. Bien. Pero tiene otras virtudes que le ponen en valor y, que encima, son características que tiene que tener un buen defensa. Consultando una página de estadísticas he comprobado que de las entradas que hace sale exitoso de ellas en un tanto por ciento alto y que encima, le sacan muy pocas tarjetas, muy pocas. A los contrarios les cuesta entrar por su banda. Ayer, como en los partidos anteriores, a pesar de tener escasa ayuda de Muniain, repito, sobre todo ayer, cerró todos los pasillos posibles y además tuvo ocasión de apagar algún que otro fuego que no era suyo. Se dice que su nota en los partidos siempre ronda el 6. Recuerdo que es un bien. Buena nota. Ayer para mí fue más alta. Es un currante, de rendimiento estable y con el que siempre puedes contar. Además también hay que tener en cuenta los rivales que tenía ayer enfrente, y su calidad. Y como Simeone no es precisamente tonto, intentó cargar por su banda el juego. Muy bien Balenziaga.

Algunos comentan que el año pasado no había que haberle renovado, que Imanol García de Albéniz debería estar en su puesto. Considero que a Imanol le va a venir fenomenal su cesión en el Mirandés. De momento está aprovechando los minutos y seguro que sigue haciéndolo. Si no que le pregunten a Vivian si su cesión fue positiva. Algunos jóvenes pueden explotar antes, como por ejemplo el caso de Nico Williams, pero a Imanol me parece bien que le hayan dado más tiempo para curtirse. Y cuando vuelva Yuri, que se ponga las pilas si quiere recuperar el puesto, porque ahí va a estar Mikel para ponerle las cosas difíciles. Y como dije el otro día con los centrales, bendito problema para Marcelino… ¡Cuántos más en forma todos, mejor!

Lekue se está asentando. Siempre me ha parecido que no es defensa, pero si es donde le ponen, es donde tiene que rendir. Además en este caso, ha aprovechado la lesión de sus compañeros, para coger el puesto. Ahora que ya están todos recuperados, ahí sigue para quedarse, porque los resultados le avalan. A Íñigo le siguen penalizando algunas entregas o pases defectuosos que hace, que por la posición en la que juega son peligrosísimos, cuando no se convierten en gol. Ayer tuvo una (en el descuento, creo) cuyo regalo no aprovechó el Atlético. Menos mal. A pesar de ello, su nota ayer también fue alta. En pretemporada me ilusioné mucho con Petxarroman, pero la lesión le dejó fuera. Ahora a ver quién le quita el puesto a Íñigo. Otra vez bendita competencia.

Y todo esto lo comento en un partido en el que hemos tenido delante al Atlético de Madrid, vigente campeón de Liga y con muchos jugadores que asustan, seguramente la mejor plantilla de Primera División, y que sólo consiguieron tener un jugada realmente peligrosa, como fue el tiro al palo de Marcos Llorente.

Ahora al equipo lo que le falta es tener más continuidad y calidad en la creación, y, sobre todo, ser capaces de poner la guinda del gol en esas ocasiones que se tienen. Y más, si son claras como las de ayer. Williams tuvo dos. Una clarísima y la otra muy buena. Asier otra en el descuento. Y otra Zárraga, menos clara, en el último segundo.

Nos conformamos con el punto, pero pena, porque les tenemos muchas ganas a los colchoneros.

Ahora sin tiempo, a enfrentarnos el martes al Rayo vallecano de nuestro querido Andoni Iraola, que lo está haciendo muy bien. ¡A por el Rayito! Y…

¡Aúpa Athletic!

Enorme Iñigo Martínez en Vigo

El de Ondarroa lleva un inicio de Liga sobresaliente, confirmando ayer que su rendimiento en los dos primeros partidos no fue casualidad, sino producto de su trabajo y regularidad.

Otro despeje más (Foto: EFE)

Le destaqué contra el Barcelona, a pesar de un fallo grave en un pase que pudo costar caro y, obligatoriamente, lo tengo que volver a destacar hoy, ya que fue, de largo, el mejor de todos los jugadores que asomaron por Balaidos.

Recuerdo que al final de la temporada pasada nos pilló a todos por sorpresa su comunicado, en el que indicaba que renunciaba a ir a la selección española, porque necesitaba un descanso. ¡Chapeau por él! Hay que tener mucho valor para hacer lo que hizo. Renunciar a un Europeo, y quizá a algo más, si dicha renuncia no era entendida. No ha sido el caso, porque está de nuevo convocado por Luis Enrique, pero podía haber sido. Valor y también sentido común. Lo que ocurre es que a veces, ese sentido citado escasea y más, en el mundo del fútbol. Íñigo demostró saber lo que hacía y parece que ahora su cuerpo lo está agradeciendo. Él, descansado y el equipo, disfrutando de su juego, su solidez, su trabajo y su rendimiento. Perfecto para él y perfecto para el Athletic. Genial.

Contra el Celta apareció por todas las partes del campo. Rechazó la mayoría de balones que se acercaron por el área y por fuera de ella, cortando muchísimos peligros, tanto de cabeza como con el pie. Fue un valladar infranqueable. Los jugadores contrarios es más que probable que hayan tenido pesadillas con él. También subió al ataque, pero no pudo ser tan certero como contra el Barça. En otra ocasión repetirá.

Además se compenetra fenomenal con su pareja de «circunstancias» (por la lesión de Yeray) Vivian, un debutante en la categoría. De hecho, quizá Dani parece mejor de lo que es por estar a su lado. Aunque no creo porque el joven también está demostrando lo que vale. Y esta solidez de los centrales, es pieza fundamental en la labor defensiva del equipo. Una labor en la que el éxito se fundamenta en un trabajo coral en el que participan prácticamente todos. Digo prácticamente todos, porque excluyó a Iker, que no está nada bien. Ya sabemos que no es lo suyo defender, pero es que en este momento tampoco es lo suyo atacar. Mal el de la Txantrea. El puesto que ocupa no le ayuda mucho pero es donde le ponen. Al final del partido sacaron un dato de por dónde atacaba más el Celta y pusieron que por la banda de Muniain hubo 14 ataques, mientras que por la derecha solo 4. Normal, yo si fuese del equipo vigués hubiese hecho lo mismo, ya que deja una autopista fácil de transitar, de modo que el trabajo a Balenziaga se le multiplica. Por ello, doy el doble de mérito a Mikel, que se encarga de la defensa de dicha banda casi solo. Algo tiene que cambiar en el juego de Iker, o no debe jugar, o algo debe cambiar en la alineación, Marcelino.

Vuelvo al trabajo defensivo del equipo. Ayer el entrenador dijo que eran un grupo sólido. Solidez que les había permitido recibir un solo tanto en 3 partidos. Y que con esos datos se podía conseguir algo grande, bueno, «estar en la parte de arriba de la clasificación». Así lo veo yo también, y en ellos confío. Pero vayamos poco a poco. Jejeje. Partido a partido. Aunque de momento, deba felicitarles por el trabajo hecho y dar la enhorabuena, sobre todo a Iñigo, por su partido y decirle, que a seguir así.

Por último, quiero destacar, a Sancet, otra vez, y a Nico Williams. Ambos nos van a dar muchas alegrías. Y que Iñaki metió el golito que nos hizo ganar y obtener los 3 puntos. Poco a poco.

Y ahora a disfrutar de estos 5 puntos, de ninguna derrota en 3 partidos, de un solo gol encajado,… durante este parón de selecciones, en el que 6 de nuestros jugadores han sido convocados… (Unai Simón, el propio, Iñigo Martínez, Julen Agirrezabala, Oihan Sancet, Unai Vencedor y Nico Williams). Algo se estará haciendo bien o muy bien. ¡Genial!

Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Un gran Athletic empata ante el Barça

No voy a decir que me sorprendió que el Athletic, el sábado, jugase un gran partido contra el Barcelona porque mentiría.

Celebrando el gol (Foto: Juan Lazkano)

Los partidos contra los grandes, a los nuestros les motivan y, por lo general, siempre los juegan bien. Otra cosa muy distinta es el resultado, ya que normalmente solemos perder. Pero ayer lo que sí me sorprendió fue la calidad del juego y lo que les duró. Recuerdo que contra el Elche jugaron bien los 20 primeros minutos y agur. El otro día no. Yo no hacía más que mirar el reloj y pensar,… Vamos 40 y seguimos dominando, vamos 55 y el partido está de nuestro lado, vamos 65 y seguimos genial… El Athletic consiguió que el Barcelona pareciese un equipo pequeño. Sí tenían más posesión ellos, pero insulsa y nada provechosa. Estaban, no sé, acobardados,… La presión alta de los rojiblancos no les permitía jugar a su juego, y les agobiaba de tal manera que sus pérdidas o nuestras recuperaciones eran continuas. Además, tras recuperar, el área estaba en mente y la verticalidad fue la característica principal. Una gozada verles jugar así. Pena esa falta de puntería, calidad,… que nos lastra e impidió que acabásemos el primer tiempo con un dos a cero… o un tres a uno, porque Braithwaite, también, tuvo una clarísima.

Tras el descanso el cuento no cambió mucho, salvo porque Íñigo Martínez metió un golazo de cabeza, tras saque de córner de Muniain. Buen pase, pero el gol espectacular. Entrando con todo, como un toro y girando la cabeza para ponerla en el palo largo… Una maravilla. Encima el Athletic no se echó para atrás. Perfecto. Pena que seguimos concediendo fallos horrorosos, como la pérdida de Dani García, que acabó en el gol de Memphis Depay. Repito fue por error nuestro, no por sus aciertos. Y a punto estuvieron de dar la vuelta al marcador, con el regalo en ese momento de Íñigo Martínez, pero, gracias a Dios, el mismo jugador tiró excesivamente cruzado. No hubiese merecido para nada el Barcelona llevarse semejante premio. Incluso el empate fue un premio excesivo para los merecimientos de los dos. Pero siendo el Barcelona suele ser lo que ocurre. Menos mal que no fue así.

A pesar del sabor agridulce del empate, los brotes verdes fueron muchos. Oihan Sancet seguramente hizo el mejor partido desde que está en el Athletic. Una gozada verle recibir el balón en el área, darse la vuelta y chutar al larguero, rapidísimo, sin dar tiempo de nada al defensa. No sé si estaba muerto físicamente cuando le sustituyeron, pero no me gustó el cambio, porque seguía aportando muchísimo.

Iñaki Williams también estuvo muy bien. Participó, dio mucho trabajo a la defensa, hizo huecos a los compañeros,… Pena esa falta de gol, porque de nuevo le pusieron un balón inmejorable y tardó en reaccionar lo suficiente para perder toda la ventaja y con ello la posibilidad de remate. Pena, repito, porque hizo un muy buen encuentro y se hubiese merecido un golito.

Dani García mejoró, a pesar del error, buen partido el suyo. Vencedor también. Lekue, Balenziaga, también bien.

Los dos centrales, Íñigo y Vivían, que es difícil que les quiten el puesto, tal y al nivel al que están.

Julen Agirrezabala tiene que estar encantado con como le están saliendo las cosas.

Y Berenguer como siempre aportando. Un acierto su fichaje, a pesar de mi crítica inicial. Nos está dando verticalidad, desborde, y gol, de él, o de sus compañeros.

Quizá lo mejor que podemos decir del Athletic del sábado es que funcionó coralmente, todos a una, todos con el mismo objetivo, solidarios a tope y no dejando a los culés ser ellos mismos en ningún momento. Chapeau.

Y después de esto, y como siempre, la pregunta es que qué Athletic veremos en Vigo… El de Elche, o el de ayer de La Catedral. Esperemos que la respuesta sea la segunda porque demostraron que saben hacerlo. Así que, Athletic, ahí te quiero ver. ¡A por el Celta! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: ¡Qué gozada que hubiese público de nuevo en San Mamés! ¡Genial! Pero… me parece lamentable, reprobable, y diría que incluso impresentable, que 1.200 socios a los que les tocó entrada en el sorteo no fueran al partido. IMPRESENTABLE. Seguro, que alguno fue por causa mayor, seguro, y de esos no digo nada, pero todo ese 11,4% de los agraciados que no fue, no fue por causa mayor, así que, repito. LAMENTABLE. No estuve en el campo porque no me tocó entrada. Si me hubiese apuntado sola por antigüedad me hubiese tocado pero primé el apuntarme con la familia, para sentir todos lo mismo y, como casi siempre, el sorteo no me tocó. Una faena pero… me aguanté, o mejor dicho, nos aguantamos, como el resto de socios que no fueron afortunados. Pero el enterarme que 1.200 socios no fueron, a pesar de tener entrada, me lleva, además de a enfadarme bastante, a pedir al club que sean sancionados de alguna manera, y no me refiero a la económica mencionada (que el partido se lo dan por visto a efectos de la cuota), sino a otra cosa, como por ejemplo que no puedan participar en otros sorteos. Igual así la próxima se lo pensaban antes de hacerlo. Ahí que ser muy egoísta para actuar así (repito que no me refiero a los que haya sido por fuerza mayor). PENOSO.

Para otro día dejo las características del sorteo, cómo se entró y se salió del campo y otras cosas varias….

Carta abierta a Iker Muniain

A pesar de que no suele ser lo habitual en este tipo de cartas, voy a empezar por la conclusión: Muniain no debería ser el capitán del Athletic.

¿Se ríe de nosotros? (Foto: Athletic Club)

Su rueda de prensa de ayer es otra muestra clara de ello. 23 minutos de los cuales la mayoría demuestran una soberbia y un estar por encima del bien y del mal, y un me da igual lo que piensen la mayoría de los socios de este Club, que dan hasta vértigo, aunque es algo que ya sabíamos, por la reincidencia, digo.

Estoy de acuerdo con él en que me da igual la camisa y los pantalones que lleve, el color de su coche y sus gustos musicales, y añado, su pelo,… Me pueden gustar o no, pero me da igual lo que vista, lo que lleve, lo que escuche.

Con lo que no puedo estar de acuerdo, ni yo, ni creo que nadie, es que no importe que se encienda un puro, porque eso ya va a afectar a su físico y a su rendimiento deportivo, por mucho que él diga que no. Fumar mata. Y él se enciende un puro. Además de que afecta a su rendimiento…. ¿ es buen ejemplo para los seguidores más jóvenes? No.

Se le olvida que en esas imágenes se les ve en grupo, sin mascarillas, sin distancia, en tiempo de pandemia. ¿Malo para la salud? Arriesgado, peligroso, irresponsable,… si no no tenemos más que ver las consecuencias en la temporada pasada con todos los jugadores que volvieron con COVid de sus vacaciones y cómo les afectó físicamente y en su rendimiento. Además, otra vez, del ejemplo horrible, que supone para todos.

No, Muniain no debería ser el capitán del Athletic.

Y lo más grave de todo, es el tema deportivo y que influyó gravemente en los resultados que consiguió, o más bien, no consiguió, el Athletic la temporada pasada. Lo que todos ya sabíamos, que jugó lesionado la final contra el Barcelona, lo aclaró. Efectivamente se lesionó dos días antes. Y dijo que hicieron lo posible para que llegase en condiciones óptimas porque, cito literal «el equipo le necesitaba». «Yo quería estar en el campo ayudando a mis compañeros», «… considero que el equipo en un momento tan importante me necesitaba». «Puse en riesgo mi integridad física por estar con mis compañeros y al final, estuve y, por otra parte, lo pagué»

Si os fijáis predomina la primera persona en todo lo dicho, yo, yo, yo. El problema es que el fútbol es un juego de equipo, al que hay que tener en cuenta. Quizá sería mejor… nosotros, nosotros, nosotros. Y que un jugador considere que puede jugar lesionado, antes que cualquiera de sus compañeros que están bien físicamente, dice muy poco de él, así como dice muy, muy poco del cuerpo técnico que lo permite. El resultado fue el que fue. Que salió los primeros 45 minutos a arrastrarse por el campo, ya que no podía ni correr. Jugar una final con un jugador menos 45 minutos. Y encima el capitán, el que debería dar ejemplo y apartarse si ve que no está al 100% , algo que sabía cuando saltó al césped,… Ello dice muy poco de él. Pero… «Yo quería…» dice Iker. ¿Y el Club?

«Puse en riego mi integridad física… y lo pagué». Ya. Muy bien. Y estarás súper orgulloso por ello. El problema es que lo pagaste tú y lo pagó el Athletic, ese Athletic al que tan bien crees representar. ¡Cómo se puede estar tan confundido!. Ya no volviste a jugar los partidos de Liga que quedaban. Si tan importante te consideras… ¿esa irresponsabilidad de agravar tu lesión no habrá sido perjudicial para el equipo en conseguir los demás logros? Si no sabes la respuesta, que parece que no, te la doy yo. Sí, por supuesto que fue perjudicial, muy perjudicial.

Y por si no te has dado cuenta, todos los argumentos que estoy diciendo son de tipo deportivo. Ni sobre tus camisas, ni tus pantalones, ni tus chancletas, ni tu pelo, ni tus coches… que me dan igual. Hablo de cuestiones deportivas. Y sí, te juzgo y te critico y, ya he repetido unas cuantas veces, y lo vuelvo a decir, que claro que considero que no representas bien a nuestro club y que no deberías ser el capitán. Pero por temas deportivos.

También añades que «…no acepto que nadie me venga a dar lecciones de lo que es defender a este club, de representar a este club, de llevar el brazalete…». Éste es el gran problema. Que no aceptas eso. Y yo no soy nadie para darte lecciones, solo soy una socia que da su opinión. No te tengo que dar lecciones, no. Pero el Club sí. El Athletic es el que te debería dar lecciones. El que como en todos estos años no lo has aprendido, debe decirte qué es ser capitán de este equipo. No yo. Pero el Club sí. Y a mí club, a nuestro club es al que le pido que dejes de ser capitán, ya que hay muchos jugadores dentro de la caseta que lo pueden hacer infinitamente mejor.

Añado una cosa más. Estás declaraciones no están hechas en caliente, en un momento de ofuscación después de un partido y con las revoluciones a mil. Estas declaraciones han sido muy pensadas durante todo el verano. Lo que agrava todavía más el tema, porque está completamente convencido de lo que dice, es algo meditado y pensado. Y… así nos va como nos va.

Por cierto, todo este comentario no es fruto de la rabia de la gente por no ganar las dos o una de las finales de Copa, como has dicho, también. No. Mi valoración de la temporada pasada es parecida a la tuya, buena porque ganamos la Supercopa, un título de un gran valor, por cómo se consiguió. También se llegó a otra final de Copa, aunque luego se perdieran las dos. No, no es rabia por eso, es pena por saberte capitán cuando no lo mereces. Pena por pensar que tras las imágenes del puro y el pasar, otra vez, de la pandemia, el Athletic no os diría nada. Pena por ver que estás convencido en tu error. Pena por pensar que el Club no te va a contestar a semejantes declaraciones. Pena por verte por encima del bien y del mal y de que no te importe lo que piense tu público, tus aficionados, tus socios,… de temas deportivos…. una gran pena.

Y, por si alguien duda de mis palabras, no hay más que escuchar la rueda de prensa integra que os introduzco en este link. Si no os queréis enfadar como yo, no lo escuchéis. Quizá es mejor vivir en el desconocimiento. El pagar y callar, por el que alguno abogó en su día.

Mientras, aquí me quedo, esperando volver a recuperar un Athletic en el que el capitán sea el reflejo de lo que es este equipo, mucho más que un equipo de fútbol.

¡Aúpa Athletic!