El plus de Raúl García

¿Quién nos iba a decir a los aficionados rojiblancos que un jugador como Raúl García, se iba a convertir casi en uno de los más admirados del equipo?

Raúl García siempre en mi equipo (Foto: Athletic Club)

Antes de venir al Athletic, muchos eran los que no lo querían traer ni locos, o los que le tenían un paquete considerable. Yo misma me tengo que incluir en el segundo grupo. Pero… tardó en conquistarme, francamente, muy poco. A mí y a la mayoría. De hecho de su primer partido en San Mamés salió ovacionado, que es como ha salido la mayor parte de las veces que le han sustituido. Tiene un gen competitivo que ya me gustaría a mí que lo tuviesen todos los jugadores del Athletic. Nunca se da por vencido. Lucha hasta el último momento y no se deja guardada dentro una gota de sudor.

Es un auténtico profesional, del que nunca voy a dudar. Empezó dubitativo la temporada, pero no tardó en entonarse y en estos últimos partidos, es con mucha diferencia, el que más y mejor nos está sacando las castañas del fuego. De hecho, los 4 últimos goles del equipo los ha metido él. Vamos, que le debemos todos los últimos puntos que hemos sacado, nada menos que 7.

Además es un jugador que tiene visión de juego y da asistencias y pases medidos a los espacios, al pie, a la cabeza…

La presión que ejerce hace perder muchos balones al equipo rival. Se coloca muy bien y también se desmarca muy bien. Ve el juego y la jugada antes de que se produzcan, lo que le permite anticiparse muchas veces.

Además su actitud es contagiosa y empuja a los compañeros a luchar como él. Por lo que no sólo es bueno como jugador sino como integrante de un equipo.

A pesar de todas estas virtudes que estoy escribiendo, y que seguro que me olvido de alguna, el próximo sábado contra el Atlético de Madrid en San Mamés, no le sacaba de titular. Puede parecer contradictorio… pero… a las pruebas me remito. Con mucha diferencia contra su ex equipo ha hecho los peores partidos con nuestra camiseta. Ya he dicho, y lo repito por si acaso, que no dudo para nada de su profesionalidad. Pero… algo le pasa contra el equipo de Simeone. No sé qué, pero… le ha pasado en todos los partidos jugados hasta ahora… así que… si yo fuese Garitano, no le ponía de titular. Repito, me parece uno de los mejores del equipo, quizá el segundo mejor, después de Aduriz, pero frente al Atlético… cambia. Eso sí, si al final juega ojalá me deje fatal y haga el partido de su vida. ¡Ojalá!

Y acabo diciendo… ¡Raúl García, siempre en mi equipo!

¡A por el Atlético! Y…

¡Aúpa Athletic!

El VAR mal utilizado

Pensaba haber titulado este comentario como El maldito VAR, pero considerándolo mejor he decidido que el problema no es del VAR en sí, sino de la aplicación que de él se está haciendo.

El VAR en el mundial fue mejor (Foto: FIFA.com)

Este fin de semana en el partido Valencia – Athletic hubo dos jugadas que fueron revisadas y que de nuevo nos demuestran que hay cosas inexplicables. Nada más comenzar el partido Raúl García es derribado en el área y el árbitro hace caso omiso. En pocos segundos le avisan y el VAR revisa la jugada. Poco más tarde, segundos más tarde, rapidísimo, deciden que no hay nada, que no es penalti. Las repeticiones de la televisión no dejan duda, el defensa no toca el balón sino que impacta en el tobillo de Raúl García derribándolo. Penalti. ¿Por qué no lo concedieron? Ni idea.

En el segundo tiempo, De Marcos en un despeje de balón derriba a un contrario también en el área. Se revisa la jugada y se tardan más de 5 minutos en sacar una conclusión. Mientras, se ven repetidas las imágenes y se ve un fuera de juego clarísimo previo a la jugada del derribo. ¿Por qué tardaron tanto en decidir no pitar nada, si era un fuera de juego previo de un metro? Ni idea. ¿O es que quizá querían pitar penalti?

A pesar de que todas las semanas hay alguna jugada, como las de arriba, que son un desastre, nadie me quita de la cabeza que la idea es buena. Los equipos grandes siempre han sido favorecidos por los árbitros. Y cuando hablo de equipos grandes no me refiero al Athletic, que para mí es el más grande, sino al Madrid y al Barcelona. Yo suponía que el VAR debía erradicar esto entre otras cosas. El problema de este nuevo sistema de ayuda con las jugadas polémicas es que quién lo tiene que utilizar es el mismo árbitro que se confundía, se confunde, y se volverá a confundir, y casualmente siempre en una misma dirección. Los árbitros históricamente han demostrado una tendencia clara a favorecer a los mismos. El VAR me parecía una de las mejores formas para que esto dejase de ocurrir. En parte así ha sido, pero no del todo. En demasiadas jugadas pitan o resuelven algo que sólo ellos ven. Siguen siendo personas los que toman la última decisión. No sólo eso, siguen siendo árbitros los que toman la última decisión. Y a veces, ya sabemos lo que quieren ver en las jugadas. Es increíble, pero es así. El VAR sigue muchas veces ayudando a los mismos y perjudicando a los mismos.

Por otro lado, al ser un árbitro el que revisa la jugada, y como siempre se ha dicho que entre bomberos no se pisan la manguera, ha quedado demostrado que entre colegiados tampoco. A veces da la sensación de que se cubren los unos a los otros. Quizá una de las maneras de solucionar esto es que los controles del VAR estuviesen en manos de otro tipo de profesionales, quizá ex-jugadores, entrenadores, o ex-entrenadores… no sé. Como ejemplo, a mí que pongan a Undiano Mallenco en el VAR me pone los pelos de punta. Es un árbitro que nos lleva machacando muchísimos años, que gracias a Dios se retira esta temporada, pero que quizá nos siga masacrando desde el interior. Por favor,… NO.

Para acabar repito que aunque el VAR se confunde, lo sigo considerando necesario para evitar tantas y tantas injusticias. En teoría es un buen sistema, lo que ocurre es que hay que mejorar en bastantes aspectos. Unificar criterios, que no sean árbitros los encargados, que enseñen al publico las mismas imágenes que se ven en el interior, incluso te diría que se escuche por megafonía las decisiones que se toman, como en el fútbol americano,… Todo lo que sea para mejorar. A seguir trabajando en ello.

Y sobre el Athletic en Valencia… un desastre a olvidar (podía haber sido distinto si llegan a sancionar ese penalti en el minuto 4 pero…). Mal, pero… fue coyuntural, y el viernes contra el Espaynol, se va a dar otra imagen totalmente distinta. ¡A por el Espaynol! Y…

¡Aúpa Athletic!

Un Athletic rocoso derrota al Eibar

Nunca 45 segundos sirvieron para tanto. Pita el inicio del partido el colegiado, siendo el balón sacado por el Eibar. El Athletic lo recupera y hace una jugada de ataque de ensueño. Pared entre Muniain y Yuri, pase atrás y Raúl García que entra como un toro fusilando a Asier Riesgo. Segundo 45 y uno a cero a favor del Athletic. Demasiado partido por delante para aguantar el resultado. De hecho, el Athletic no jugó a aguantar. Siguió atacando pero sin tanto acierto.

El Eibar, como todos los equipos de Mendilibar, es trabajador, correoso, un equipo que nunca se da por vencido. Y como era lógico se lanzó al ataque con idea de remontar. Pero se encontró delante a un equipo que no tiene nada que ver con el anterior Athletic de Berizzo. Se topó con lo que ha conseguido Garitano en el poco tiempo que lleva al frente de los rojiblancos, un grupo solidario y trabajador que defienden en bloque, desde el primer hasta el último jugador. Un equipo que a pesar de los fallos puntuales de Yeray, que el sábado falló más de lo que nos tiene acostumbrados, no dio ninguna opción a los armeros. De hecho, en el primer tiempo también Beñat tuvo oportunidad de marcar un gol pero su casi vaselina fue al larguero. El Eibar no tuvo oportunidades reseñables.

En el segundo tiempo el Eibar dio un paso adelante pero sin premio porque tampoco tuvo oportunidades, gracias, fundamentalmente, al buen hacer de nuestros jugadores. Eso sí, de cara a puerta volvimos a estar fallones y ninguna de las oportunidades del segundo tiempo pudo subir al marcador. Lo que impidió que viésemos el partido con mayor tranquilidad porque aunque el Eibar no hiciese grandes oportunidades, en cualquier jugada tonta podían haber empatado el partido. Pero al final, la jugada tonta la tuvieron ellos ya que un balón de Cucurella, que iba a las red, lo sacó, con la espalda, Sergi Enrich. Un poco de suerte tampoco nos viene nada mal.

Así acabó un nuevo partido en San Mamés en donde fuimos otra vez testigos de la comunión existente entre el equipo y la grada. Es una gozada ver animar así a La Catedral, que responde al esfuerzo de los jugadores enseñando sus mejores galas, o en este caso, cánticos. Muy bien otra vez el público.

Y así, con 33 puntos, y escalando posiciones. Europa más cerca pero… partido a partido. El domingo a Valencia a jugar contra un equipo entrenado por un entrenador, Marcelino,… que en fin… se está disputando el premio de la Liga con Setien a ver quién hace la declaración post partido más desafortunada. Difícil pugna. Marcelino tras empatar contra el Leganés dijo: “Ser superior y empatar tanto no me había pasado nunca” y, por si fuera poco… no se detiene ahí, el angelito… : “Hemos perdido dos puntos no por méritos del rival sino porque el fútbol nos está quitando mucho”. Supongo que se estará refiriendo a que le quita inteligencia porque chulería no le quita, no. ¡Como se puede ser tan sobrado! En fin, no necesita más comentarios. Además, de todos es conocido el cariño que nos tiene. Espero que el fútbol el domingo que viene le siga quitando… aunque su rival, es decir, el Athletic no demuestre tanta calidad y tanta superioridad como ellos demuestran siempre. ¡A por el Valencia! y…

¡Aúpa Athletic!

¿Athletic a por puestos europeos?

El Athletic ayer noche en Huesca consiguió una importantísima victoria que aleja al equipo del descenso que queda a 7 puntos.

Raúl García dando el triunfo (Foto: Athletic Club)

Mejor regalo no pude tener por el cumpleaños de mi blog que hace 7 años. ¡Quién me iba a decir a mí! Mi primera entrada o comentario fue “A la final” y ya llevo 7 años aquí escribiendo sobre el Athletic y vosotros acompañándome. Gracias y espero que sigáis ahí, completando este espacio con vuestros comentarios. Athletic-Bihotzez lo hacemos entre todos.

Decía que estamos a 7 puntos del descenso, pero curiosamente, también a 7 de los puestos Champion. Por ello, ayer en rueda de prensa le preguntaron a Gaizka Garitano que si estaban mirando a Europa. No le gustó mucho la pregunta y, seguramente, con razón. Dijo que llevábamos un montón de tiempo ahí abajo y que… había que ir poco a poco. Sin mirar más allá. Estoy de acuerdo. La Liga está muy igualada y si pierdes o si ganas unos partidos te metes abajo o en Europa, pero… Hay que ir partido a partido. Sobre todo si este último lo hemos jugado tan así… Bueno, tan así… es flojo. Flojo… flojo.

Los primeros 20 minutos fueron del Huesca que a punto estuvo de darnos un disgusto. El penalti claro y la transformación de Raúl cambiaron esto. Los oscenses se pusieron nerviosos y perdieron el control del juego, añadiendo unas entradas fuertes que les llevaron a conseguir unas cuantas tarjetas. Del primer tiempo no hubo más noticia.

El segundo empezó con varias oportunidades nuestras pero… Williams no consiguió matar el partido en una oportunidad muy clara a pase maravilloso de Raúl. Ay… Iñaki… No matamos y los últimos minutos fueron de sufrimiento. Mucho sufrimiento. Los mejores, además de Raúl, fueron Iago y los dos centrales, Íñigo y Yeray. ¡Qué sigan así!

Lo próximo el sábado contra el Eibar y el bueno de Mendilibar. Importantísimo para seguir escalando y ver dónde estamos. ¡A por el Eibar! y

¡Aúpa Athletic!

Ter Stegen impide al Athletic ganar

No es novedad, pero vaya partidazo que ha vuelto a soltar Ter Stegen en San Mamés.

Extraordinario Stegen (Foto: Afp/EFE)
Él ha impedido que su equipo salga derrotado haciendo un par de paradas de muchísimo mérito. Sobre todo la última a 10 minutos de final del partido en un tiro a bocajarro de Iñaki Williams que saca con una mano espectacular. De todas formas permitidme que le tire de las orejas a nuestro delantero. Ter Stegen muy bien, pero él, teniendo delante y solo toda la portería, ya podía haber afinado un poquito más. Nos falta gol y ese fue ayer, otra vez, el problema del Athletic.
Muy buen partido de todo el equipo, pero no sabemos culminar. A pesar de ello, y teniendo en cuenta que el rival era Barcelona, el punto que sacó anoche el equipo en La Catedral es de muchísimo mérito. Por eso, perdonad que me acuerde otra vez del partido del fin de semana pasado contra la Real Sociedad. Si lo llegamos a jugar así no nos ganan con semejante facilidad. Pero por desgracia la Real no es el Barça y nuestros jugadores no consiguen salir contra los txuriurdin con la misma intensidad que contra el Barcelona. Esto es así por más rabia que nos dé. Contra el Barça y el Madrid el equipo se crece, aunque no suela sacar mucho rédito. Ayer por lo menos se consiguió un punto.
El primer tiempo fue nuestro completo, con 4 oportunidades claras para habernos adelantado, frente a un único tiro de los culés.
El segundo tiempo ya fue otra cosa puesto que los catalanes dieron un pasito hacia delante y dominaron de manera clara los primeros 20, 25 minutos. Dominio sin peligro porque los rojiblancos muy unidos no dieron ninguna opción al contrario. Muy bien defensivamente. Muy bien. La salida de Muniain, en el 62, fue primordial para sacudirnos ese dominio y mirar más hacia delante. Contrataques que volvieron a crear más peligro que el que estaban haciendo ellos. Peligro que no acabó en gol por la ya comentada falta de pericia de Iñaki, unida a los reflejos de su guardameta. San José también tuvo otra con la izquierda que salió por muy poco. A destacar estos minutos de Mikel San José, que Garitano le dio, sustituyendo a Beñat.
Capítulo especial para el árbitro Del Cerro Grande y su cómica (lamentable) expulsión por doble amarilla a De Marcos, que supongo el Athletic recurrirá ya que el balón le da en el hombro, en vez de en el brazo como imagina el árbitro. Imagina porque así quería verlo. Sorprende que vean cosas que no ocurren, y por otro lado, lo que ocurre no lo vean… o lo piten distinto. Y digo esto porque… ¿por qué no saca tarjeta a Suárez por la mano que hace un minuto después, de la tarjeta a Óscar? Cada vez me sorprende más la maldad de los árbitros o, mejor dicho, cada vez me sorprende menos. Simplemente, se les ve el plumero a kilómetros.
Tampoco me quiero olvidar del público. Otra vez muy bien animando casi todo el partido sin parar. Muy bien.
Para acabar, enhorabuena leones por el punto ante el súper poderoso Barça, pero… contra el Huesca la semana que viene quiero la misma intensidad y actitud. La misma o mayor. Y… jeje… una mayor efectividad.
¡A por el Huesca¡ Y…
¡Aúpa Athletic!