¡Enorme corazón, Athletic y a cuartos!

Me resulta imposible empezar de otra manera el comentario: ZORIONAK ATHLETIC!, ¡ESTAMOS EN CUARTOS!

Clasificados (Foto: El Desmarque Bizkaia)

¡Qué derroche de energía, trabajo, tesón, insistencia y fe! Kilos de fe para sacar adelante un partido que se puso imposible en el minuto 1 y para el 7 era un auténtico desastre. Pero… ESTE ES MI EQUIPO, por convicción, por ganas, por insistencia, por su lucha contra viento y marea. Por ser auténticos LEONES, que no se rinden. No puedo hacer otra cosa que aplaudirles. Garitano avisaba que el partido podía ser tan peligroso o más que el del Elche. ¡Madre mía, ni que lo hubiese visto! El árbitro, un amigo, en el minuto 1 dejó claro que, efectivamente, iba a ser así. Un infierno. Fallo defensivo, Iago sale a la desesperada y llega tarde y choca con el delantero del Tenerife en su intento inicial de darle de cabeza, ya que era fuera del área. Expulsión. Para mí severísima porque estaba Núñez un poco por detrás y porque es un choque. Amarilla y adelante. Pero… el árbitro ni duda ni pestañea. Roja. Habla con los del VAR pero no tiene ni la decencia de ir a ver las imágenes.

Sale Ezkieta, debutante, y en esa falta, Williams salta, poniéndose de espaldas, sin ni siquiera mirar al balón, con el brazo pegado al cuerpo. Pero… le da en la mano y penalti. Absurdo pero penalti. Aquí sí consulta al VAR yendo a ver las imágenes. En fin… penalti y gol para el minuto 7. Ya, a partir de ahí todo fue tirar de épica. Aguantar un partido con un jugador menos desde el minuto dos, es un milagro. El desgaste físico fue monumental, además pensando todo el partido que iba a ser un derroche para morir en la orilla. Un morir matando. Pero… la fe mueve montañas… (aunque yo no lo he visto), pero la fe mueve a este Athletic y esto sí que lo he visto.

Williams empata. Nos dura poco la alegría porque nos meten el segundo gol tras error de Yuri. Se sigue luchando y en el segundo tiempo vuelve a llegar al empate, que nos permite llegar a la prórroga. Eso sí, seguíamos con diez. Hasta que en el primer tiempo expulsaron a uno de ellos igualándose así la contienda. Para completar el infortunio, Íñigo Lekue, que estaba completando un partidazo, subiendo y bajando sin descanso, supongo que al final asfixiado, comete un penalti claro en el último minuto de la primera parte de la prórroga. Otra vez por detrás en el marcador. Parecía la definitiva.

Pero se siguió, se siguió, y se siguió luchando,… y se siguió intentándolo, hasta que Yuri metió el gol del empate a tres, a dos minutos del final. Otro milagro consumado y a los penaltis. Eso sí, con un baby en la portería, pero que ya salvó un gol ante un taconazo de Joselu haciéndole un paradón. Momento de Ezkieta que… madre mía… no nos defraudó. Paró uno, paradón, y otro fue al travesaño. El Búfalo de Gernika (¡ qué sangre fría!), ni se inmutó. Metió el definitivo para consumar el milagro definitivo.

ZORIONAK ATHLETIC!!!!!

¡IMPRESIONANTE!

¿Qué hay errores que corregir? Pues claro que sí, pero que no se los voy a echar en cara ahora, también. Ya sé que van a trabajar para solucionarlos. ¡Ah! Y que quede claro que aunque se hubiese perdido al final, de todas formas viendo como fue todo no puedo más que repetir… otra vez…

ZORIONAK ATHLETIC!

Y… ¡A POR LA COPA!… Bueno… aunque primero… ¡A por el Getafe! Y…

¡Aúpa Athletic!