San Mamés no, San Gorka da tres puntos al Athletic

Los puntos son lo importante en la Liga. Y si son de tres en tres mejor aunque se juegue fatal. Ese ha sido el caso contra el Rayo Vallecano que en el segundo tiempo, salvo en diez minutos, nos dio un baño.

Gorka salvándonos en una de muchas (Foto: Athletic Club)
Gorka salvándonos en una de muchas (Foto: Athletic Club)
El mejor del partido fue nuestro portero, con cinco o seis paradas de mérito. Muy bien Iraizoz, que ha estado de reflejos perfecto, sacando algunas manos abajo complicadísimas y de mucho mérito. Las necesarias rotaciones, el descanso de Beñat, San José y Aduriz, se notaron porque estamos hablando de tres de los puntales sobre los que descansa el juego rojiblanco. Por ello, en el primer tiempo el Rayo tuvo un mayor tanto por ciento de posesión que los nuestros. De hecho, la mejor noticia de esos minutos fue que los vallecanos no consiguieron marcar, por lo que nos fuimos al descanso a cero.
El segundo tiempo no empezó mucho mejor, ante lo cual Valverde reaccionó rápido sacando a la vez a Aduriz por Susaeta, y a Beñat, sorpresivamente por Rico (yo hubiese quitado a Iturraspe que no aportó nada hasta ese momento). Sólo la presencia de estos jugadores ya se notó y el equipo mejoró ligeramente. Lo suficiente para que Williams (que me desesperó todo el primer tiempo porque se lo pasó casi entero en fuera de juego), a pase de Raúl García (que se mató a trabajar), se inventó un golazo desde el borde del área. Curiosamente gol, que metió en la jugada siguiente a pegarse una carrera infructuosa, tras la que se echó la mano a la parte posterior del muslo. ¿Notó pinchazo antes de la jugada del gol? Quizá. Sea como fuere. Golazo y el Athletic por delante en el marcador sin merecerlo. Y salió San José por el mismo Iñaki. Un Mikel que se tuvo que multiplicar para tapar bocas de agua. Buen trabajo en defensa y contención. Por cierto, Iturraspe mejoró con respecto a la primera parte (no era difícil), participando con criterio en alguna jugada de ataque, quizá le ayudó tener de pareja a Beñat que es el que organiza, y no a Rico que es el que pone más músculo (aunque Rico en la primera parte realizó los dos únicos pases peligrosos y con criterio que recuerdo).
A partir de ahí, monólogo total y absoluto de los de Paco Jémez. Con una banda izquierda nuestra que era un coladero porque Muniain iba detrás del lateral, siempre tres metros por detrás, con lo que a Iñigo Lekue le llegaban en superioridad. Iñigo también dejaba demasiado espacio al atacante de modo que la autopista estaba abierta. Si a eso le unimos dos despejes también de lekue de cabeza directamente a los contrarios… pues un sinvivir. El primer despeje a la esquina del área, malo, pero el segundo al centro del área pequeña y directamente al delantero, un auténtico horror. Madre mía. No tuvimos suficiente con lo de Muniain el jueves… que añadimos más errores incalificables a la colección. Suerte que un Iraizoz inspiradísimo volvió a solucionar el regalo. También los delanteros del Rayo se lo tendrían que hacer mirar. Gracias chicos porque nos salvasteis de otra posible oportunidad desperdiciada, gracias a vuestra candidez cara al gol. Tuvieron más oportunidades pero todas infructuosas, lo único que consiguieron fue salir ovacionados de La Catedral, tanto por sus aficionados (muy abundantes, animosos y de los que da gusto recibir), como por los nuestros. Yo desde luego les aplaudí mucho, porque se lo merecieron.
Por otro lado, el Sevilla ha perdió, así que estamos en la sexta plaza alejando a los rivales del jueves a tres puntos. Bien. Así que bienvenidos sean estos puntos aún sin metecerlos, pero ya era hora de que fuese así.
Y ahora el jueves a Sevilla, en donde tendremos que jugar mucho mejor que hoy para poder hacer la machada necesaria para llegar a semifinales de la Europa League. O no. O jugar mal y que se dé de nuevo el milagro como ayer. ¡Qué más nos da el juego si se consigue el objetivo que es estar en la próxima eliminatoria de UEFA! Vamos… que me da igual como lo consigan, pero, por favor…
¡A por ellos, a por el premio de la semifinal y aúpa Athletic! Aurrera Lehoiak!!!!

6 comentarios sobre “San Mamés no, San Gorka da tres puntos al Athletic”

    1. Jajajjaja Renano.
      Hasta el moño de jugar jien y palmar contra el Barça, el Madrid… fenomenal pero cero puntos.
      Asi que viva no jugar nada y ganar!!!!

  1. A mí me entristece ver jugar mal al Athletic. Creo, además, que nuestra filosofía incluye no sólo jugar con chicos de Euskal Herria y huir del mercado de las estrellas, sino que el reto es hacer eso y jugando bien. Llevamos cuatro partidos (Español, Sevilla, Granada y Rayo) que el Athletic nos ha ofrecido un nivel de 2ª B. No puede ser.
    Nadie desprecia un regalo de la suerte en el resultado, pero no olvidemos que el objetivo es competir con los del mejor nivel, no con los del peor.

    1. Yo prefiero verle jugar bien. Está claro. Pero prefiero que ganen. te recuerdo que este año contra el Madrid y el Barça jugamos de fábula. Genial. Impresionante. Pero perdimos… así que…
      Además contra el Sevilla jugamos bien hasta la anchoa de Muniain. Contra el Español, se jugó mal en el segundo tiempo… El Rayo muy completo en su nivel… malo… pero…
      También los buenos equipos juegan a veces mal. Que el objetivo es otro, perfecto. Que quieren jugar bien, también. pero… lo dicho… prefiero jugar mal y 3 puntos que al revés.

    1. Renano,
      Todos queremos que juegue bien. Y si juega bien es más fácil ganar que si lo hace mal. Pero en el fútbol todo es posible. Hoy… si me preguntas lo que quiero es pasar. ¿Cómo? Como sea. Ojalá lo bordemos. Ojalá ganemos jugando bien. De hecho habrá que jugar bien para ganar. Pero sí pasamos de chiripa tampoco le voy a poner pegas… y sé que tú tampoco.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *