Herrerín a examen

Sí, es cierto el título, pero desde luego, no por mi parte, ya que no estoy en absoluto de acuerdo con muchas de las cosas que he leído.

Iago tras el fallo (Foto: Oskar M. Bernal)

En el fútbol no hay puesto más ingrato que el del portero. El domingo en el Bernabéu no hay que ser muy espabilado para saber que nuestro portero cometió 2 errores, que supusieron 2 goles. Sí, esto es innegable. Pero de ahí a que se ponga en entredicho su titularidad va un trecho muy largo. ¿Cuántos partidos lleva en esta liga Iago de titular? La friolera de 26. Y hasta ahora ¿cuántos errores había cometido? Ya contesto yo, ninguno. Por esto es que me parece increíble que desde el domingo se oigan o que se lean las críticas que se están leyendo. Iago hasta hace 3 partidos estaba en el Trofeo Zamora en la segunda posición sólo detrás de Oblak. Supongo que este dato algo querrá decir. Al principio de temporada cuando se lesionó y tuvo que jugar Unai Simón, hay que reconocer que Unai lo hizo francamente bien. Pero al recuperarse Iago, Berizzo decidió que el titular era éste y, por lo tanto, le devolvió su papel. Ahí se pudo discutir si estar de acuerdo o no con «el Toto». Pero una vez que el portero estuvo en su demarcación, salvo los inicios titubeantes, se asentó. Al llegar Gaizka Garitano optó por el mismo titular y a partir de ahí lo ha hecho muy bien, manteniendo la portería a cero en muchos partidos. No me parece justo que por 2 errores en un mismo partido se le intenté crucificar. De hecho, en el Bernabéu también Yeray cometió 2 errores que nos supusieron dos goles. ¿Hay que poner entredicho la titularidad del central por ello? Y ¿ todos los goles que ha fallado Iñaki Williams? ¡Al banquillo con él! Pensar así no es justo. No. ¿Por qué siendo portero sí? Igual es más bien debido a que la gente que lo pide ahora es la misma que le pedía a Berizzo que continuase con Unai, y la misma que cuando vino Gaizka, le pedía que le delvolviese la titularidad otra vez a Unai. Será simplemente que no les gusta y han tenido que esperar hasta el Bernabéu para solicitarlo. Esperar al más pequeño fallo para levantar la voz.

Así lo único que creo que se consigue es dar inestabilidad al puesto. Una pena. Espero que Herrerín les calle a base de paradas. ¡Aúpa Iago! Mañana a hacerlo muy bien contra el Leganés. Y…

¡Aúpa Athletic!

11 comentarios sobre “Herrerín a examen”

  1. Hola, Itziar.
    No puedo menos que compartir tu análisis. Hasta el mejor escribano comete borrones, y yo le he visto a Iribar como le pasaba un balón por debajo de las piernas acabando en gol.
    No puedo ocultar mi rabia de que haya pasado, pero por mucho que estemos en Semana Santa, estoy en contra de la crucifixión.
    Un cordial saludo.

    1. Hola Yboncete,
      Totalmente de acuerdo. De crucificar sería a todos… y no es plan… jejeje. No solo a los porteros.
      Otro cordial saludo para ti.

    2. Eso fue en un partido de Copa semifinales contra el Real Madrid que en el Bernabéu habíamos empatado a 1 y nos jugamos en San Mamés. Acabamos perdiendo 1-2.

      Fue una cesión de Aranguren en la mitad de la primera parte, desde el medio campo, iba rasa y el Txopo hizo como siempre… ir a recoger el balón sin mirarlo porque ya estaba oteando a quien lanzar el balón inmediatamente en ese pase excelso que él tenía con el brazo enviando la bola haciendo un movimiento con el hombro estilo cesta punta…. y que luego herederò Zubizarreta.

      Ese error, que nos costó la eliminatoria contra el Madrid.Ye Ye, y otro error que tuvo en el Manzanares que le birlò Leivinha un balón que Iribar había bajado al suelo para jugarla con el pie, -el brasileño, un jugador con mucha clase, se quedó escondido tras la portería pícaramente tras la parada del Txopo en la jugada anterior-, son los dos mayores errores que le recuerdo yo al Txopo en su larga y sublime trayectoria como arquero zurigorri.

      1. Errores todo el mundo tiene. Incluso el Txopo los tuvo. Yo era más pequeña y no me acuerdo como tú.
        Unai Simón es buenisimo. Eso no lo discuto. Yo digo que no se puede hacer esto con un simple fallo…

  2. Parece que la entrada va de porteros..

    Pues bien.

    Voy a continuar en el tiempo y en el espacio con este tema de la portería rojiblanca “más allá de Orión”..,.. viajando hasta el año 1966…

    Estuve en el Bernabéu el domingo. Era un regalo sorpresa de mi hijo que quería compartir ese último partido con su padre, para tener un recuerdo con él en un escenario grandioso contra probablemente el mejor equipo del mundo, en cuanto a títulos (si descontamos esa nimiedad, ya sabemos quien es el único grande de la galaxia sideral en la que yo, Roy Pistongorri,
    habito).

    Mi tiempo, como le pasaba al replicante de Blade Runner se agota, y tengo fecha de caducidad puesta.

    Calzo ya 61 años, y llevo viendo fútbol desde el Mundial de Inglaterra (1966) con pasión infinita.

    Ahí, en ese Mundial, el Txopo brillo con mucha intensidad, -y como a los porteros excelsos-, No le afectó la frase lapidaria del Creador: “La Luz que brilla con el doble de intensidad, se apaga en la mitad de tiempo.”

    Porque esa Luz intensa del Txopo aún nos duró brillando en la Puerta de Tanhausser de la Catedral 12 años más.

    Es el jugador más carismático que he conocido (ver mi Elegía sobre este inigualable replicante, homenajeando a su hierática figura sombría, en mi entrada en el blog El Ambigú Zurigorri titulada “Aquel Telegol de Argoitia del año 71 contra el mejor Las Palmas que jamas vque jamas habitó en el universo canario)…

    Os cuelgo el enlace…

    http://athleticgeuria.blogspot.com/search/label/Argoitia?m=0

    Como puede que me pase del número Máximo de palabras de un comentario, os mando otro ladrillo luego…

    Yo… he visto cosas que vosotros jamás creerías!…

    “Vi estirarse la negra figura de un chopo en el marco infintesimal del arco de San Mamés”…

    Volveré!…

    Sir Pistón

    1. Piston,
      Ya sabes que esta es tu casa y que puedes comentar lo que quieras. Te leeremos y aprenderemos.
      Faena que en el regalo de tu hijo no colaborase el Arhletic jugando algo en el segundo tiempo. Una pena.
      Enseguida me pongo con la entrada del Ambigú.
      Todos fallan y todos siguen. Lo que hay que hacer es recuperarse de los fallos. Los fallos de los demàs también cuestan puntos.
      Un abrazo enorme

  3. DEL TXOPO A BIURRUN!…

    La Luz del Txopo comenzó a apagarse tras la Final de la UEFA del 77…. ya antes se había fundido en la Selección tras encajar un gol contra Alemania desde casi medio campo en un amistoso por el centro de la portería.

    Después el Txopo dcogioel testigo en la portería rojiblanca a Zaldua, hijo de otro gran Guardián de la Puerta Sagrada de la Catedral…

    En seguida se vio que Andoni era un replicante de última generación bastante bien acabado:
    buena planta, agilidad, decidido…

    Estaba diseñado por la Factoría Tyrrel-Lezama para imitar al Txopo en todo,… menos en su carácter.

    Pero como bien dijo el Creador, reflexionando sobre los peligros y las verdades de la vida….

    “Alterar la evolución de un sistema orgánico es fatal.”

    Y Zaldua era producto de una mutación genética.

    Había pues una remota posibilidad en esos replicantes de última generación que desarrollaran sus propias emociones: Odio, amor, miedo, enojo, envidia…

    Zaldua no acabó desarrollando ninguna de esas emociones descritas antes que surgían inexplicablemente en algunos de los modelos más evolucionados…

    Desgraciadamente Andoni ya nos vino con un grave defecto de Fábrica: la locura..

    Su carácter alventado, en claro contraste con la hierática figura de Iribar, siempre inmutable como una Divinidad bajo palos, desató demasiadas veces el run run letal de la exigente Tribuna de San Mamés

    La sombra alargada del Txopo y de sus antecesores (Lezama, Carmelo, Blasco, etc), le acabó pesando demasiado a Zaldua, y el miedo escénico de la Catedral se apoderó de él y se convirtió en un esclavo más con fecha de caducidad: 4 años.

    Ese era el límite de vida dado de serie a un replicante de último diseño en la Factoría zurigorri por si este desarrollaba después comportamientos humanoides.

    Eso es lo que nos durò Zaldua antes que se fuera a tierras zaragozanas, mas proclives a entender, como buenos maños, ese pronto impredecible de la gente en general, como con el que trajo Zaldua ya de fábrica.

    Pero que en San Mamés, acostumbrados tantos años a ver la fría y tranquila pose de Iribar, mantenida aún en situaciones de máximo riesgo, esa impulsividad descontrolada de Zaldua, sobre todo en las salidas, causaba el estremecimiento en la grada rojiblanca.

    Después vino Peio Aguirreoa, otro robot que rápidamente se convirtió esclavo, y que sucumbió en la arena del Coliseo del Bernabéu, tras aquel 7-1 infame que provocó la caída fulminante de Senekowitch.

    Aguirreoa era un producto de serie que presentaba muchas carencias en el ADN mitocondrial y que se les coló a los Ingenieros de Calidad (Iribar incluido) de la Factoría rojiblanca como replicante especializado en defender rectángulos en en campo de fútbol.

    Después, tras Peio, se puso de Guardian de la Puerta zurigorri otro descendiente de una Leyenda rojiblanca, Carmelo Cedrún.

    Mismo estereotipo de zumbe mental en los implantes cerebrales que lo que se desencadenó en su antecesor en la saga, Zaldua,

    Eran ambos productos de la misma gama resultado de pocos años, cuyo ADN portaba un pedigree genético inmejorable para hacer triunfado como sus progenitores.

    Cedrún acabó también como un esclavo más, al sentir de nuevo en sus tímpanos ese run run matador que se escuchaba procedente de la entendida Tribuna de San Mamés, mal acostumbrada tras tantos años de producción de calidad en ese puesto crucial en un equipo de fútbol.

    Era ese runruneo un sonido letal para cualquier portero mediocre bajo el palio de Catedral.

    Cedrún acabi también siendo desplazado a una colonia exterior, -Cádiz-, donde al igual que en Zaragoza también son muy dados a disculpar ese carácter anárquico y excéntrico que venía en los implantes cerebrales de Cedrún.

    Tras un paso efímero de un androide de baja gama, Meléndez, que se convirtió rápidamente en chatarra espacial, ese mismo rumor mortífero de la implacable grada de San Mames, lo escuchó Zubizarreta en sus primeros escarceos en la inmensidad de la portería rojiblanca.

    Pero el Txopo -“no se aún por qué le salvo la vida a Andoni-“, apostó fuerte por él y Clemente, ya en el banquillo, siguió los consejos que le daba su anterior mítico Capitán, que ejercía una influencia incontestable en esos temas de quien merecía estar, aún siendo tan joven e inexperto, y le mantuvieron contra viento y marea en ese puesto tan complicado en el fútbol que es el de guardameta.

    Gracias a la confianza del Txopo y del rubio barakakdes, Andoni superó ese miedo escénico, -que el el caso de un portero no es miedo, sino pánico-, y cuajó tres grandes temporadas defendiendo la Puerta Sagrada del Santuario de San Mamés.

    Cuando ya pensábamos que teníamos para rato Guardián de la Puerta otra vez, vino la Banca March con la pasta y el Barça nos lo levantó.

    Gracias a Dios, vino San Mamés a ayudarnos, y con el dinero de los culés, fichamos a Goikoetxea y a Biurrun que nos cuidó la meta rojiblanca de manera espectacular durante varias temporadas más.

    Un portero importado de la Factoria Navarra, con un estilo propio, atípico hasta ahora en lo que habíamos visto procedente de nuestra prolífica Factoría madre vizcaína.

    Era Vicente un portero que llamaba la atención por su seguridad y regularidad dentro de una sencillez en el puesto que trasmitís solomo.

    Era un portero muy poco dado a las d alardes o alharacas para adornar sus precisos movimientos. Era un portero minimalista que todo
    lo hacía muy bien y simple..

    Huía en su estilo como de la oeste del estilo palomitero del portero madrileño o andaluz.

    Era todo un portento recuerdo especialmente despejando de puños.

    Y la tranquilidad se apoderó de nuevo del Tendido 5 de la Tribuna Principal de la Catedral durante el largo periplo de Vicente Biurrun como cancerbero rojiblanco.

    Fue Biurrun el último replicante de una excelente camada de porteros vascos que triunfó en la liga española en los años 70-80 inundando las porterías de los equipos de replicantes vascos de calidad, ñ… caso de Iribar, Esnaola, Arconada, Urruti, Zubizarreta, etc.

    “Lastima que no sobreviene!… Pero… Quie sobrevive?”

    Continuaré después con la tercera y última entrega de esta Trilogía titulada…

    SUEÑA LA GRADA DE SAN MAMÉS CON OVEJAS ELÉCTRICAS?….

    Sir Piston

  4. Iago ha sido mi portero pero hasta el 1er gol lo pudo parar con una mano blanda peri si fue por el medio…era parable, el 2º no es que se la coma es que sale a pasear blandísismo, y el 3º es el de menos con la mala suerte del rebote, pero salir salio bien Iago. Compara con El portaro del madrid en la parada a Wiliams y alguna mas. Iago es blando y no puede ser tan blando.

    A mi el Athletic me gusto mucho, hasta el 1er gol el RM no hizo nada, y hasta el 2º el athletic podia empatar y movia el balón bien, incluos con el 2-0 Aduriz, Wiliams y Raul en una dejada da wiliams pudieron entrar en el partido.

    Munain no es interior ni izquierda ni derecho. Con solo Iñaki arriba le controlaron bien, y creo que arriba debiera de jugar munain con Iñaki, son los mejores del Athletic, y munain fuera del area que pinta? que hace?

    Hya que decidirse. MUNAIN.

    Lekue todavia fuera de forma le cuesta horrores darse la vuelta aun que menea bien la bola, esperaba que hiciera alguna pero no. Unai centró muy bien ahi se generan goles con buenos centros.

    Me gusto el Athletic ah y el arbitro?????? cuantas tarjetas? y entradas sin sancionar del madrid? en el minuto 15 levabamos 2 tarjetas y faltas cerca del área se comió varias y la tarjeta a Raul cuando no fue corner???nos asó y nos metió en nuestro campo, incluso creo que en corners del athletic hubo 2 pebaltis que el var se conoce que estaban en el BAR.

    1. Txinpe,
      El primer gol es un golazo en inapelable de cabeza . La pica abajo dificilísimo para el portero incluso la llega a tocar. Es un misil no hay quien pare esa.
      El árbitro infumable y como ha dicho Patxi Herranz más casero que la mermelada de su abuela. Lo de las tarjetas de delito. Y las faltas..
      A favor pocas…
      Unai Lopez muy buenos pases en poco tiempo. Pide minutos.
      A ver mañana en Leganés
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *