¡Otra vez el Athletic a la final de la Supercopa!

Se empeñan en preparar la Supercopa para que la jueguen sus equipos preferidos, entre, para que nos vamos engañar, no está el Athletic, pero nuestros chicos se encargan de fastidiárselo. Les menosprecian con la diferencia de dinero que les dan por participar, ¡impresionante la diferencia, qué vergüenza!, pero los rojiblancos a lo suyo.

Grandes protagonistas (Foto: AFP/EFE)

¡Y qué mejor manera de darles en todos los morros que ganarles! Pues eso hizo ayer el Athletic con el Atlético de Madrid. Ganarle, y no solo eso, sino también, encima teniendo un partido bastante controlado desde el inicio, en el que tuvieron ocasiones más claras que ellos y porque Oblak era su portero, porque sino se hubiese ganado antes. Han conseguido estropearles el derbi madrileño en la final de la Supercopa, pero con todo merecimiento. Reconocido por el mismo Simeone, que vio que jugamos mejor, y que aunque se adelantaron en el marcador, no fueron capaces de mantener esa renta del gol que metieron. En la rueda de prensa, el Cholo no tuvo ni fuerza de llamarnos el Bilbao, algo que le encanta.

En el primer tiempo, no hubo muchas oportunidades pero la mejor fue la de Williams, Iñaki (ahora hay que especificar), que fusiló pero rechazó el mejor de los colchoneros, su portero. Nosotros no sufrimos mucho. Ni ellos atacaron mucho, ni hubo agobios en nuestra área.

El segundo tiempo, siguió por los mismos derroteros, y parecía que cualquier error o acierto de uno de los equipos podía finiquitar el encuentro. Y en esas estábamos cuando llegó su gol, de aquella manera… En un córner, remató solo de cabeza Joao Félix. Una falta de entendimiento entre Unai y Yeray, y con «suerte» tremenda, el balón le dio a Simón en la espalda y entró dentro. Minuto 62 y piensas,… adiós. Se acabó. Pero… la fe, el corazón de estos jugadores hizo que no fuese un mazazo, más que para los aficionados, y ellos fueron a saco a por el empate. También los cambios en el minuto 70 se notaron, sobre todo el de Nico Williams. Por cierto, aprovecho para meter una cuña publicitaria. Me encantaría que Nicocambiase su nombre en la camiseta, y pusiese en vez de Williams Jr., Williams II. Me encantaria. (Perdón, por salirme del tema. Vuelvo) Y a partir de ahí, el dominio fue ya total y absoluto de los nuestros. Fue un toque a rebato, y antes del empate ya hubo un par de oportunidades claras. Yeray puso toda la rabia del mundo, por el gol encajado, en su remate de cabeza, y consiguió el empate. Hay que recordar que el equipo que estaba delante era el del Cholo, el que decían los comentaristas que su resultado más habitual era el 1 a 0, y se le había empatado. Y 4 minutos después, vino el definitivo gol de Nico Williams que consiguió dar la vuelta al marcador, en otro córner, que menos mal que tampoco fue un gilicorner como el de la primera parte… Al pequeño de los Williams le llegó el balón y con la zurda chutó a colocar, a la cepa del poste donde no podía llegar Oblak. Perfecto.

El mérito es enorme, remontarle al Atlético así, vale llegar a una final. Por cierto, la cuarta final en un año y 12 días. Seguimos batiendo récords, a ver quién, a ver qué equipo puede conseguir esto logrado. Difícil repetirlo. Y encima lo hace el Athletic con su forma de competir, lo que hace que se multiplique el orgullo por veinte.

Eso sí, ahora hay que rematarlo. Y eso serán palabras mayores, porque el rival es para el que se ha organizado esta Supercopa, y para el que se organizó el año pasado. El único equipo que no ganó un título. Pero es el Real Madrid. Que está a un nivel enorme y que tiene unos jugadorazos, Benzema es increíble y Vinicius ya mete todo lo que fallaba el año pasado y más, Modric y Kross, tienen la capacidad de convertir todo en oro. Y podría seguir, con todos, pero como me interesan más bien nada, me voy a centrar en los míos, en los de casa. Los que tendrán que jugar a muchísimo nivel si quieren ganar y tener, como bien dijo el entrenador, efectividad, la que no se tuvo en los últimos partidos jugados contra estos mismos jugadores, en los que sobre todo en el del Bernabéu se mereció ganar, incluso dicho por Valdano. Así que habrá que jugar como nunca, de bien, pero ganar, ganar y ganar. Conseguir lo que no conseguimos en los dos últimos encuentros, aunque lo merecimos. Que nuestros leones, que nuestros cachorros, que unos y otros den lo mejor de sí mismos. Sea Zárraga, sea cualquiera de los Nicos, sea Muniain, sea Yuri (fenomenal noticia su vuelta ayer en los últimos 15 minutos), sea Dani, sea Simón, sean los que sean y sabiendo que es dificilísimo,… a dar lo mejor,… ¡a por el Real Madrid! Y …

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Se me había olvidado comentar lo de Giménez y su expulsión. Y no es casualidad. No. Este jugador es ASÍ. Ya lesionó en San Mamés a Guillermo para varios meses tras un pisotón marca de la casa, en el 2015. Y sí, tiene a quien parecerse.

6 comentarios en «¡Otra vez el Athletic a la final de la Supercopa!»

  1. Egun on Itziar:
    Estoy en tu línea. Seguir la tradición como fue nombrar a
    Txirri- Txirri II
    Arieta I-Arieta II
    Rojo I – Rojo II.
    Williams I- Williams II.
    Aupa.

  2. No voy a escribir mucho.
    Para mí el partido fue aburrido por ambas partes. Con cuatro regalos de nuestro capitán.
    Ganamos, porque por fin hacemos un par de corners bien hechos.
    Los nombres en la camiseta están claros: Williams, Nico y Serrano. Así se distinguen perfectamente. Nico no es hijo de Williams, no viene a cuento ni el Jr., ni el II.

    1. Hola Maite:
      Los nombres están claros. Claro.
      Pero el II no era por hijos. Era por hermanos. Rojo I y Rojo II.
      Arieta I y Arieta II.
      Hermanos
      Por eso me gustaría y porque aquí era así.
      Un abrazo

  3. Gran triunfo. Muy trabajado, muy de Marcelino, goles incluidos.
    Pobre Atlético que se encontró con un inmerecido gol . Y sigo pensando que Simón no tiene suerte. Creo que él y Yeray pensaron que iba fuera o tú por mí ninguno barrió. Pero ya que te pegue en la espalda y entré es para ir a uno de de esos brujos quita- mal de ojo
    Grande Nico Williams y pequeño Berenguer , borrada foto del año pasado
    Ahora a esperar a los blancos a los de que en Dio merecimos ganar en dos ocasiones. A la tercera va la vencida

    1. Hola José Antonio V
      Álex flojo sí. Tuvo un renacimiento contra el Osasuna pero .. ha vuelto a bajar.
      Le necesitamos.
      Y a ver si a la tercera va la vencida.
      Un abrazo

Responder a José Antonio V Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.