Muñiz, el árbitro de los “campeones” ¡Qué asco!

        El año pasado titulé uno de mis comentarios como la Liga basura, y éste por no repetirme he preferido poner como protagonista al engominado ladrón, que lo mismo le da perpetrar un robo a favor del Barça que otro, la semana siguiente, a favor del Madrid. No hace distingos si el objetivo es que los dos equipos mencionados ganen el partido. Lo que se dice ganar el partido por lo civil o por lo criminal. Y como este árbitro no tiene ninguna vergüenza, a la hora de bailarles el agua a los que mueven los hilos, pues… tanto le da perdonarle la roja a Sergio Ramos (este jugador no acabaría ni un solo partido en cualquier otro equipo), que convertir una falta de Pepe a un defensa en un penalti a favor de los merengues. 

Trabajo en equipo
Trabajo en equipo

 

         Esto que es algo que vemos todos los años, lo increíble es que lo aguantemos. Son siempre los dos mismos equipos, con la aprobación de los medios de comunicación, Liga Profesional, Comité de árbitros, Federación, jugadores, y equipos contrarios. A mí nadie me saca de la cabeza que si los 18 equipos restantes se pusiesen de acuerdo se podría acabar con todo esto. Yo vuelvo a pedir por enésima vez que todos los demás equipos jueguen estos partidos con los juveniles. Todos. A ver si seguían teniendo pinchazos las televisiones, y si eran tan interesantes. ¿Qué quieren la Liga? Pues toma Liga, pero… antes de que me la robes… prefiero regalártela. Y, encima, me dan ganas de decirles lo que pueden hacer con ella, pero… debo ser fina y educada.

         El problema que tuvo Muñiz el otro día en Alicante es que esperaba que el Madrid fuera capaz de pasar por encima del Elche sin ayudas. O pero… ¡Qué va! Los ilicitanos salieron respondones y estaban empatando. IMPOSIBLE. Ahí entra Muñiz, especialista en regalar a los blancos y a los azulgranas (aunque más a los blancos) cuando no consiguen ganar ellos solos. No pasa nada: “Alargo el partido hasta que marquen” debió pensar. Dicho y hecho. 5 minutos, 6, no pasa nada. Oye…. Que aún así no meten gol. Pues nada, a ser imaginativos. Pepe, que aparte de ser lo más peligroso, sucio y … de toda la Liga, también es listo y debió pensar: “Le arranco la camiseta al defensor del Elche, lo tiro al suelo y seguro que Cesar Muñiz, que es un amigo, me ayuda” Dicho y hecho. Penalti, tarjetas a tutiplén,… CR7 (otro engominado), gol y ala… que pase el siguiente.

       Los robos sólo los hacen si es necesario: el gol inicial para abrir la lata si está difícil, las tarjetas a los centrales contrarios en el minuto 4, las expulsiones absurdas por si acaso…, cualquier ayuda es buena. Y encima… estos partidos siempre tienen consecuencias negativas para los siguientes encuentros a modo de jugadores o entrenadores expulsados.

      Por si fuera poco para aguantar, en algún medio de comunicación tuvieron la desfachatez de decir que como anteriormente favoreció al Barça, al ahora favorecer al Madrid están empatados y ¡¡¡¡¡Qué no ha adulterado nada!!!!! Claro, hay que comprenderles, para ellos ni el Sevilla ni el Elche, ni ningún otro equipo existen. Y algo que no existe no puede sufrir daños.

       Conclusión: es absurdo jugar contra ellos. Es su Liga, son sus reglas, te dan por todos lados, y a sonreir. No me resisto a no acabar el artículo como acabé otro anteriormente, y encima hoy lo voy a poner en mayúsculas, para que se me oiga chillar:

       ¡QUE SE VAYAN A LA MIERDA UNOS Y OTROS!

 

 

 

        

 

 

4 comentarios en «Muñiz, el árbitro de los “campeones” ¡Qué asco!»

  1. No hay ninguna duda de que el arbitraje iba con el Real Madrid es igual que sea un equipo pequeño se merece los mismo elogios que los equipos grandes.
    El Real Madrid no estuvo a la altura y pudo llevarse perfectamente el partido pero con unas acciones muy polémicas que no se deberían haber pitado, si luego los colegiados se quejan que sean mas exigentes y no se pueden equivocar tanto.

    1. Los árbitros, Bruneau, no sé de qué se pueden quejar, del sueldo no será… Si lo hiciesen sin maldad nos quejaríamos menos. Pero Muñiz es malo. Lo hace queriendo.
      Y Somos nosotros los afectados. El problema no es que se equivoquen, es que lo hagan siendo conscientes de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *