Contra el Español, oportunidad perdida

El Athletic pierde la imbatibilidad en Liga en San Mamés. Una pena, pero visto el partido tampoco es que nuestro equipo haya merecido mucho más.

Protagonistas claves
Protagonistas claves

De nuevo hemos vuelto a regalar el primer tiempo donde los periquitos nos han dado un pequeño repaso. Para el minuto 6 ya tenían su primer gol gracias a Sergio Garcia que se ha ido con una facilidad pasmosa de Laporte. Además no había sido su primera oportunidad ya que poco antes casi está a punto de sorprender a Gorka yéndose en este caso de Gurpegi. Casi podemos decir que él solito nos ha vuelto locos en el primer tiempo. Peligrosísimo. Además en este primer tiempo Stuani ha gozado de otras dos oportunidades, una de ellas ha ido al palo y la otra ha sido parada por Gorka. Stuani también se ha ido excesivamente fácil de Balenziaga a lo largo de todo el partido. Defensivamente el lateral quizá ha sido uno de los partidos que más ha sufrido. Con su juego el Español ha dominado a los rojiblancos de cabo a rabo en este primer tiempo, de hecho, podían haberse ido a los vestuarios ganando 0-2, y no hubiésemos podido poner pegas. Nosotros por nuestra parte sólo el remate de Aduriz al palo y el de Mikel Rico, perfectamente despejado por Casilla.

El segundo tiempo ha sido otra cosa, e incluso hemos tenido la ilusión de que podíamos volver a remontar. Una falta perfectamente sacada por Ibai la remata Gurpegi, volviendo a ser protagonista, gran protagonista, ya que en el minuto 18 del primer tiempo todo San Mamés le quiso apoyar tras esa horrorosa semana que le han hecho pasar los impresentables medios de “descomunicación” de la capital. Esa Caverna mediática cuya único objetivo es cubrir las miserias tanto del Real Madrid como del Barcelona, aunque sea tirando mierda contra cualquier cosa, jugador o institución que se cruce en su camino. Para intentar compensar algo, esto comentado, Gurpegi ha vuelto a saber que la afición está con él. Se lo merece y él ha tenido la suerte de devolver el cariño recibido con un gol. Gol que nos ha metido en el partido y ha despertado esperanzas. Cortas en el tiempo porque en seguida Coloto “sin querer” marca un gol con la rodilla. Jarro de agua fría que no detiene al Athletic que sigue en su asalto. Más con corazón que con juego pero… a base de faltas y corners, mete al Español en su área para poder remontar. Al final ha resultado imposible, perdiendo una oportunidad buenísima de seguir alejando al Villarreal, que esta semana también ha perdido.

Por otro lado, hay que hablar de Undiano Mallenco, que ha engordado su “magnífica” estadística con el Athletic. Undiano el sibilino. Casilla le ha estado tomando el pelo todo el partido y se ha ido sin la tarjeta por perder el tiempo. Pero Aduriz ha vuelto a caer en su trampa. Le ha pitado una falta en contra que no era (era la segunda o tercera que le pitaba), y el delantero ha ido de manera exagerada a protestar. Creo que le he visto al árbitro hasta salivar de lo contento que se ha puesto. Toma, tarjeta por protestar y alegrón que me llevo. Y encima, en el segundo tiempo Aritz se lo pone todavía más fácil, llega tarde, falta clara y por supuesto, segunda amarilla. Doble alegrón. Echa al delantero. Fenomenal. ¿La culpa? Por supuesto de Aduriz porque ya es mayorcito para saber que este arbitro con el Athletic funciona así. Eso sí, repito que él de negro es un artista por lo ladino. Te asa a faltas que no son y te desespera, o desespera a Aritz muy fácil de enredarse sólo. Y ya tienes montada la fiesta. La jugada en la que Ibai se quedaba sólo con el balón en el área, pero que ha pitado falta de San José, debería verla otra vez repetida para certificar mis sospechas, pero no la han dado en la tele. Le concedo el beneficio de la duda, lo que con semejante personaje ya es demasiada generosidad. Eso sí, en el campo me ha parecido que pitaba peligro, que no era falta de Mikel ni de lejos pero… Ibai estaba solo e igual el Athletic empataba y… mire usted que faena. Pito falta y se acabó. Buen trabajo. Si veo las imágenes y es otra cosa ya lo escribiré. La tarjeta a Gurpe, que un año comentó que la traía preparada desde Pamplona para sacársela, me ha parecido clara. No me quejo. Pero sí me quejo de algún contraataque que han parado los del Español en falta sin ver la tarjeta… Si es que es lo de siempre. ¡Qué gozada sería el fútbol sin árbitros! O por lo menos ¡Sin Undianos! ¡Sin Teixeiras! ¡Sin Muñices! ¡Sin Borbalanes!……..

Muñiz, el árbitro de los “campeones” ¡Qué asco!

        El año pasado titulé uno de mis comentarios como la Liga basura, y éste por no repetirme he preferido poner como protagonista al engominado ladrón, que lo mismo le da perpetrar un robo a favor del Barça que otro, la semana siguiente, a favor del Madrid. No hace distingos si el objetivo es que los dos equipos mencionados ganen el partido. Lo que se dice ganar el partido por lo civil o por lo criminal. Y como este árbitro no tiene ninguna vergüenza, a la hora de bailarles el agua a los que mueven los hilos, pues… tanto le da perdonarle la roja a Sergio Ramos (este jugador no acabaría ni un solo partido en cualquier otro equipo), que convertir una falta de Pepe a un defensa en un penalti a favor de los merengues. 

Trabajo en equipo
Trabajo en equipo

 

         Esto que es algo que vemos todos los años, lo increíble es que lo aguantemos. Son siempre los dos mismos equipos, con la aprobación de los medios de comunicación, Liga Profesional, Comité de árbitros, Federación, jugadores, y equipos contrarios. A mí nadie me saca de la cabeza que si los 18 equipos restantes se pusiesen de acuerdo se podría acabar con todo esto. Yo vuelvo a pedir por enésima vez que todos los demás equipos jueguen estos partidos con los juveniles. Todos. A ver si seguían teniendo pinchazos las televisiones, y si eran tan interesantes. ¿Qué quieren la Liga? Pues toma Liga, pero… antes de que me la robes… prefiero regalártela. Y, encima, me dan ganas de decirles lo que pueden hacer con ella, pero… debo ser fina y educada.

         El problema que tuvo Muñiz el otro día en Alicante es que esperaba que el Madrid fuera capaz de pasar por encima del Elche sin ayudas. O pero… ¡Qué va! Los ilicitanos salieron respondones y estaban empatando. IMPOSIBLE. Ahí entra Muñiz, especialista en regalar a los blancos y a los azulgranas (aunque más a los blancos) cuando no consiguen ganar ellos solos. No pasa nada: “Alargo el partido hasta que marquen” debió pensar. Dicho y hecho. 5 minutos, 6, no pasa nada. Oye…. Que aún así no meten gol. Pues nada, a ser imaginativos. Pepe, que aparte de ser lo más peligroso, sucio y … de toda la Liga, también es listo y debió pensar: “Le arranco la camiseta al defensor del Elche, lo tiro al suelo y seguro que Cesar Muñiz, que es un amigo, me ayuda” Dicho y hecho. Penalti, tarjetas a tutiplén,… CR7 (otro engominado), gol y ala… que pase el siguiente.

       Los robos sólo los hacen si es necesario: el gol inicial para abrir la lata si está difícil, las tarjetas a los centrales contrarios en el minuto 4, las expulsiones absurdas por si acaso…, cualquier ayuda es buena. Y encima… estos partidos siempre tienen consecuencias negativas para los siguientes encuentros a modo de jugadores o entrenadores expulsados.

      Por si fuera poco para aguantar, en algún medio de comunicación tuvieron la desfachatez de decir que como anteriormente favoreció al Barça, al ahora favorecer al Madrid están empatados y ¡¡¡¡¡Qué no ha adulterado nada!!!!! Claro, hay que comprenderles, para ellos ni el Sevilla ni el Elche, ni ningún otro equipo existen. Y algo que no existe no puede sufrir daños.

       Conclusión: es absurdo jugar contra ellos. Es su Liga, son sus reglas, te dan por todos lados, y a sonreir. No me resisto a no acabar el artículo como acabé otro anteriormente, y encima hoy lo voy a poner en mayúsculas, para que se me oiga chillar:

       ¡QUE SE VAYAN A LA MIERDA UNOS Y OTROS!

 

 

 

        

 

 

¡Qué vergüenza de arbitrajes le hacen al Athletic!

Llevo varios partidos que a los árbitros los menciono poco, para que no se diga que les culpo a ellos de la situación que está pasando este año el Athletic, pero ya se me ha hinchado la vena y no lo aguanto más. La semana pasada mencioné a Teixeira, de refilón, quejándome de que encima ¡son dos!. Malos y repetidos. Y además, he oído por ahí, que incluso tuvimos suerte porque contra el Madrid nos arbitró, de los hermanos, el malo, que si nos llega a pillar el peor…

Pérez Montero otro artista

Bueno… dejando las bromas a parte, comentar que el de esta semana era uno de los nuevos, Pérez Montero. Aunque francamente ya da igual que sea viejo, nuevo o medio pensionista, todos nos arbitran igual de mal. Éste, por supuesto tampoco pitó el enésimo penalti que se le hizo a LLorente. Falta clarísima cuya única duda es si es dentro o fuera del área. ¿Y La barrida de Dani Aranzubia a Muniain? Sí, Iker ya había chutado pero la entrada del portero es de cortar la respiración… ¿penalti, tarjeta,… ? No señores, no, dejen jugar. Igual igual que dejó jugar Teixeira la semana pasada en el minuto uno cuando Ander ¿toca? a Cristiano y se va éste al suelo. Venga… vamos a comparar entradas. ¿Es falta la de Herrera? Si la respuesta es que sí, supongo que a Dani por hacerle eso a Iker habría que llevarlo a la cárcel…

En el primer tiempo hay otra jugada también con Llorente  en un balón que llega por abajo y el defensa lo tiene abrazado (salvo nuestro público, todos le quieren muchísimo). El balón sale y Fernando protesta al ver lo que decide el trencilla. Pero no porque no le piten penalti, que creo que él ya tiene clarísimo que no le van a pitar ninguno, sino que lo que pide es corner. Pero, que va, ni siquiera eso. Ya no nos conceden ni los corners.

La tarjeta de la expulsión de Iturraspe el Club la ha recurrido. Normal, porque da al balón y al jugador ni lo toca, de hecho, las piernas de Itu están más adelantadas que las del deportivista. Pero no. Es tan fácil expulsar a los jugadores del Athletic. Eso sí, tirón de orejas para Ander por ir así teniendo ya otra tarjeta, que es ponerle los dientes largos al de negro y a las pruebas me remito, pocos se pueden resistir. Venga, otro del Athletic expulsado. Sobre todo después de llevar toda la semana oyendo hablar a la “caverna mediática” del juego violento de nuestro equipo. Sí, sobre todo Iturraspe, que está especializado en que le saquen tarjetas por agarrones que se ven a kilómetros y que encima no llevan ni al contrario al suelo… Buf… una violencia increíble.

Conclusión, entre lo poco inspirados que estamos este año, y que encima tenemos que luchar contra los “elementos” de negro (amarillo,… Da igual el color que se pongan, son igual de malvados con uno u otro), así es imposible. No hay manera de ganar. El día que nos piten un penalti a favor, igual hay que sacar los desfibriladores porque no sé si el público de San Mamés va a ser capaz de aceptar tanta magnanimidad por parte del estamento arbitral.

Y no me olvido de la Junta Directiva, a la que le pido, que por favor, hagan algo. ¡Esto ya es inaceptable porque es una jornada sí y la siguiente también! Puñetazo en la mesa o llamadita en los despachos de quien sea necesario. Y si esto se ha hecho ya… teniendo en cuenta que es evidente que no ha surtido el efecto necesario, lo que debería hacer el presidente, es salir en todas las televisiones con quejas, vídeos, pruebas, o con listas numeradas como mi “amigo” Mou.

Y voy a acabar como quería titular el comentario pero me ha parecido un poco fuerte para el inicio:

¡Qué se vayan a la m… los árbitros! (Perdón a los árbitros de categorías inferiores que se dejan el pellejo haciendo su trabajo… ) Por tanto, especifico: ¡Que se vayan a la m… los que arbitran al Athletic, sobre todo los malos y malvados, que entre ellos hay muchos y son los peores! Los Undianos Mallencos, Mateus Lahozes, Teixeiras, Muñizes… y otras artistas similares a la m…

¡Por fin, Athletic!

Da gusto escribir tras una victoria como ésta (3 – 0) y encima frente al Atlético de Madrid. Ya era hora.  Las dos jornadas anteriores se habían dado unos pequeños pasitos que nos hacían ser optimistas, pero que no eran como para echar cohetes, porque encima no habían venido acompañados de puntos, y la alegría definitiva, está claro, que te la dan los puntos. Y si encima de conseguirlos se ve buen partido, miel sobre hojuelas.

A pesar de... no pudieron pararles

Como llevo una temporada larga criticando a Gorka no puedo hacer otra cosa que empezar diciendo que hizo un buen partido, con dos paradas importantes, tanto por los momentos en los que se dieron, como por su calidad. Sacar el tiro de Raúl García a la base del poste era muy muy difícil. En este caso, como en el del Athletic, también he de decir, que ya era hora que hiciese un buen partido. Fenómeno y que siga así.

En segundo lugar quiero resaltar la victoria porque el Atlético estuvo muy bien. El 3-0 no refleja el hecho de que también nuestros chicos pasaron sus apurillos para conseguirlo. Viendo el resultado (sin ver el partido) puedes pensar que fue fácil, y nada más lejos de la realidad. A los de la capital les sobra calidad, y quizá sólo detalles fueron los que influyeron en el resultado final. Por ejemplo, que Iraizoz respondiera en esos dos momentos como lo hizo, fue crucial. Si no llega a ser así quizá ahora estaríamos hablando de otro resultado.

Un recuerdo especial para el árbitro, que como siempre, tiene que aportar su granito de arena particular y si es Muñiz, el granito se suele convertir en paladas y paladas. Para empezar yo vi tres penaltis. El primero el que hicieron a Aduriz nada más empezar, que seguido remató De Marcos al cielo. ¿Dejó ley de la ventaja?  Me extraña mucho. El segundo las manos de Juanfran, también ante Aduriz (más difícil de ver). Y el tercero, por supuesto, también a Aritz, al que el Cata Díaz le intentó arrancar la cabeza, no me acuerdo si en un corner o en una falta lateral. Imposible de no ver. Por supuesto no pitó ninguno. Tampoco vio violencia en la entrada del “Cebolla” Rodríguez a Ekiza. Vaya salvajada. Ni cómo Juanfran le agarró de la camiseta a Muniain. Ni a Godín haciendo de todo, ni a Raúl García dando patada por detrás,… vamos que no vio casi casi ni el partido. Este árbitro desde luego es un amigo para el Athletic.

Para acabar, como ya comenté la semana pasada, al Athletic, a nuestros jugadores no se les ha olvidado jugar al fútbol, al revés, lo siguen haciendo muy bien y vistoso, porque vaya maravilla de dos contraataques, culminados en gol, que nos brindaron. Así da gusto empezar la semana. Que sigan haciendo lo mismo, en Valladolid, este viernes. Se lo agradeceremos.