Jornada perfecta para el Athletic

El Athletic ha conseguido los 3 puntos esta jornada y encima sus inmediatos perseguidores lo más que han conseguido ha sido el rácano punto del Villarreal en su casa contra el colista. Está claro que aquí en todos los sitios cuecen habas. Nunca se sabe dónde va a saltar la liebre. Y en este caso Marcelino García Toral te ha tocado a ti (¡Qué disgusto tengo! Irónico, claro, luego lo explico…). El Athletic no quiso que ocurriese algo parecido con el Granada, y menos lo mismo que en la primera vuelta, porque allí se hizo el peor partido de lo que llevamos de Liga. Además si a esto unimos que los últimos 3 encuentros de los rojiblancos habían sido entre flojos y malillos (a pesar de los puntos) fuimos a San Mamés un poco nerviosos. Lo que son las cosas, Aritz Aduriz empezó a tranquilizarnos en el minuto 7, para calmarnos más en el minuto 18 y definitivamente no sólo dejarnos tranquilos sino contentos para todo el fin de semana en el 74.

Vaya maravilla de salto (Foto: Athletic Club)
Vaya maravilla de salto (Foto: Athletic Club)

¡Qué bien! ¡Qué mejor forma que acallar posibles críticas por bajonazo en el juego que a base de goles! Es la segunda vez que ocurre en esta Liga. La anterior cuando se lloraba por la falta de olfato goleador y el Athletic en tres partidos seguidos metió un porrón de ellos (media de 5 ó 6). El viernes tocaron 4 y dos de ellos, vaya golazos de Aritz. En el primero por convertir, un globo de Iraola dificilísimo de rematar, en un balón imposible para el portero, tras un salto soberbio. Y el segundo por quitar las telarañas de la escuadra en un tiro, desde el borde del área grande, que es también imparable. El penalti, también bien por meterlo, aunque no me gusta nada que los tiren por el centro. Ni me gustó cuando lo hizo Muniain, ni el viernes con Aritz. Aritz se fue con el balón para casa, pero no con los gritos de Aritz, Aritz que me hubiese oído escuchar a la grada. Sobre todo porque esa misma grada sí gritó: “Gurpe, Gurpe” e “Iker, Iker”. Además de no escuchar su nombre, sí tuvo que oír algo que imagino a él no le gustaría mucho y a mí no me gustó nada. ¿A cuento de qué nos tenemos que seguir acordando de un delantero que no está? ¿No es mejor animar a los nuestros y olvidarnos de lo demás? Me pareció fatal escuchar otra vez “Y Llorente, ¿qué?, y Llorente ¿qué?” Para mí, mejor animar a Aduriz que fue el que hizo el Hat Trick. No acordarse de alguien que es historia del Athletic (por mal que les pese a muchos) pero ya no está. Así que yo Aritz que sepas que sí grité: “AAAAAAAritz, AAAAAAritz”

Bueno y acabada la jornada, los perseguidores están a 6 y 7 puntos (Villarreal y Real Sociedad, respectivamente), lo que nos permite afrontar los próximos dos duelos fuera de casa contra el Valencia y el Villarreal con mucha tranquilidad, pero yendo a por todas y lo que se saque allí bienvenido sea, eso sí, sin la necesidad apremiante de puntos.

Para acabar, no me quiero olvidar de mandar otro recadito, en este caso a Marcelino García Toral (así explico mi alegría por su fracaso), que tras empatar contra el Betis, tuvo que acordarse en rueda de prensa del Athletic, equipo muy beneficiado por los árbitros… ¡Lo que nos faltaba por oír! ¿Ya estás preparando el partido de dentro de dos semanas? ¿O era sólo porque tras perder dos puntos contra el colista en casa tenías que echar balones fuera? Encima tienes la desfachatez de omitir el pequeño detalle que ayer mismo el gol que metisteis fue gracias a un penalti inexistente. ¡Que jeta tienes! De todas formas, en tu línea. No esperaba más de ti, porque de siempre es conocida tu manía a nuestro equipo. ¿Envidia? Seguramente. A ver si hay suerte y dentro de dos semanas te dan para el pelo futbolísticamente nuestros chicos trayéndose algo positivo, que sería la mejor forma de devolverte la puñalada.

 

Despedida oficial de San Mamés

La semana pasada una lectora me comentaba que estaba harta de hablar de las despedidas de San Mamés. Que San Mamés no se iba a ningún lado y que va a seguir ahí. Sé que se refería a que seguirá en nuestros corazones y estoy totalmente de acuerdo, porque ni a mí ni a nadie se nos va a olvidar lo que ha sido o supuesto San Mamés para todos y cada uno de nosotros.

Agur, San Mamés
Agur, San Mamés

De todas formas hoy voy a volver a hablar de la despedida, en este caso de la oficial, ya que el domingo se jugó el último partido de competición. Y fue, en lo que respecta al fútbol similar a lo que ha sido toda la temporada. Una tristeza, un quiero y no puedo, un desatino en lo que respecta al último pase, y en lo que respecta al tiro a puerta. El Athletic se volvió a empeñar en entrar hasta la red con el balón controlado y dando doscientos pases, paredes, y demás cosas improductivas, por lo menos cuando lo hacen nuestros jugadores. Y la pena se multiplica cuando ves que el equipo que tienes en frente te deja hacer lo que quieres. No te presiona, te da facilidades.

Si eso es poco, para acabar de pegarte un segundo tiro en el pie, ahí tenemos a Muniain, para demostrarnos que lo peor que hay en él, no se nos va a olvidar fácilmente. Cualquier momento es bueno para sacarlo otra vez. Es cruel lo que digo. Sí. Pero más cruel es dejar otra vez a tu equipo en inferioridad numérica por una niñería en un partido que todos quieren ganar. Claro que le estaban haciendo falta, y que el árbitro es malo de solemnidad y nunca ve nada ni a nuestro favor, ni bien (No sé cuál es peor de los dos hermanos Teixeira). Pero… de ahí a soltarle una patada al contrario va un trecho muy largo. Patada absurda, suave, y lo que queramos, pero, tarjeta roja al canto.

A pesar de eso, el equipo en este caso no desapareció como ha hecho otras veces en esta Liga al estar en inferioridad (así de fácil lo estaba poniendo el Levante), y siguió atacando. Eso sí con la misma inoperancia anterior. Salieron Ibai y Toquero y mejoraron bastante el último pase pero… no el remate a puerta.

Y ahí que llega un tal Juanlu, que ni siquiera ha sido titular en muchos partidos de esta Liga y  San Mamés para dejar contento al que sufre… nada… que lo hace pasar a la historia con su gol, último gol de San Mamés. El primero Pichichi y el último, un tal, Juanlu. Enhorabuena chaval.

Una pena. Encima para más recochineo, ni el Sevilla ni el Getafe han ganado. Es más, han perdido. Es decir, las posibilidades de entrar en Uefa eran reales. Lo dejaremos estar… como todo lo demás de esta temporada, que vaya temporadita que nos han dado entre unos y otros.

Para aderezarlo todo, muchos y yo entre ellos, cantando para que Bielsa se quede. Yo no estoy en Gol Norte ni en Gol Sur. Lo digo porque muchos quieren hacer creer que los cánticos sólo salían de los fondos. Yo estaba en Tribuna Este y muchos de los que estaban en ella también siguieron la canción. Y pitos yo en mi tribuna no oí ni uno solo. Así que creo que el apoyo al entrenador fue amplio. Tomad nota Josu y Junta Directiva.

Por supuesto, pitos generalizados, y mis aplausos y los de cuatro como yo, que fueron los que se oyeron para recibir, de nuevo, a LLorente. Al que aplaudí y lo volvería a hacer porque es del Athletic, por todas las cosas que nos ha dado y no hace tanto tiempo. Por su gol in extremis al Sporting portugués que nos metió en la Final de la Europa League, por su amor a los colores. Sí amor a los colores y sentimiento Athletic, que estoy segura que lo tiene. Esto mismo que digo lo volví a ratificar al ver las imágenes de los cien aplausos a la Catedral (preciosa idea de la Junta y así lo alabo), porque Fernando, mientras aplaudía estaba llorando. Algo sentirá estando desde los 11 años en Lezama. Has hecho cosas mal Fernando, pero peor lo ha hecho el Club y encima nos ha salido un pastón. Pena que salgas así de San Mamés y del Club. Pero que sepas que algunos te seguiremos aplaudiendo por meter el último gol de un jugador del Athletic en San Mamés, que por cierto, supuso la salvación y… sobre todo, por ser del Athletic.

Vuelvo al homenaje. Otros jugadores durante los cien aplausos que se dieron ni siquiera estaban. ¿Muniain? Si a él no se le ocurre que tiene que salir, ¿no puede ir nadie a decírselo?. ¿El resto de jugadores del banquillo y los que no estaban concentrados, incluyendo a Amorebieta? (tampoco se le ocurrió a nadie). ¿Y el cuerpo técnico?. ¿No tenían que estar Bielsa y sus colaboradores en el centro? Como veis la idea me gustó pero… le quedaron unos flequillos que se podían haber mejorado. Espero que en la despedida no oficial, esos flequillos se limen con mucho más cuidado porque ya he visto también que algún  ex jugador está un poco dolido y con razón. Aunque estoy segura que los ex jugadores, ex entrenadores, etc… están reservados para el último partido. Eso espero.

Yo desde luego allí estaré, aunque ni sepa quién juega, ni qué se va a hacer, ni a qué hora… Da igual. En la Catedral nos vemos para la última despedida.

¡Qué vergüenza de arbitrajes le hacen al Athletic!

Llevo varios partidos que a los árbitros los menciono poco, para que no se diga que les culpo a ellos de la situación que está pasando este año el Athletic, pero ya se me ha hinchado la vena y no lo aguanto más. La semana pasada mencioné a Teixeira, de refilón, quejándome de que encima ¡son dos!. Malos y repetidos. Y además, he oído por ahí, que incluso tuvimos suerte porque contra el Madrid nos arbitró, de los hermanos, el malo, que si nos llega a pillar el peor…

Pérez Montero otro artista

Bueno… dejando las bromas a parte, comentar que el de esta semana era uno de los nuevos, Pérez Montero. Aunque francamente ya da igual que sea viejo, nuevo o medio pensionista, todos nos arbitran igual de mal. Éste, por supuesto tampoco pitó el enésimo penalti que se le hizo a LLorente. Falta clarísima cuya única duda es si es dentro o fuera del área. ¿Y La barrida de Dani Aranzubia a Muniain? Sí, Iker ya había chutado pero la entrada del portero es de cortar la respiración… ¿penalti, tarjeta,… ? No señores, no, dejen jugar. Igual igual que dejó jugar Teixeira la semana pasada en el minuto uno cuando Ander ¿toca? a Cristiano y se va éste al suelo. Venga… vamos a comparar entradas. ¿Es falta la de Herrera? Si la respuesta es que sí, supongo que a Dani por hacerle eso a Iker habría que llevarlo a la cárcel…

En el primer tiempo hay otra jugada también con Llorente  en un balón que llega por abajo y el defensa lo tiene abrazado (salvo nuestro público, todos le quieren muchísimo). El balón sale y Fernando protesta al ver lo que decide el trencilla. Pero no porque no le piten penalti, que creo que él ya tiene clarísimo que no le van a pitar ninguno, sino que lo que pide es corner. Pero, que va, ni siquiera eso. Ya no nos conceden ni los corners.

La tarjeta de la expulsión de Iturraspe el Club la ha recurrido. Normal, porque da al balón y al jugador ni lo toca, de hecho, las piernas de Itu están más adelantadas que las del deportivista. Pero no. Es tan fácil expulsar a los jugadores del Athletic. Eso sí, tirón de orejas para Ander por ir así teniendo ya otra tarjeta, que es ponerle los dientes largos al de negro y a las pruebas me remito, pocos se pueden resistir. Venga, otro del Athletic expulsado. Sobre todo después de llevar toda la semana oyendo hablar a la “caverna mediática” del juego violento de nuestro equipo. Sí, sobre todo Iturraspe, que está especializado en que le saquen tarjetas por agarrones que se ven a kilómetros y que encima no llevan ni al contrario al suelo… Buf… una violencia increíble.

Conclusión, entre lo poco inspirados que estamos este año, y que encima tenemos que luchar contra los “elementos” de negro (amarillo,… Da igual el color que se pongan, son igual de malvados con uno u otro), así es imposible. No hay manera de ganar. El día que nos piten un penalti a favor, igual hay que sacar los desfibriladores porque no sé si el público de San Mamés va a ser capaz de aceptar tanta magnanimidad por parte del estamento arbitral.

Y no me olvido de la Junta Directiva, a la que le pido, que por favor, hagan algo. ¡Esto ya es inaceptable porque es una jornada sí y la siguiente también! Puñetazo en la mesa o llamadita en los despachos de quien sea necesario. Y si esto se ha hecho ya… teniendo en cuenta que es evidente que no ha surtido el efecto necesario, lo que debería hacer el presidente, es salir en todas las televisiones con quejas, vídeos, pruebas, o con listas numeradas como mi “amigo” Mou.

Y voy a acabar como quería titular el comentario pero me ha parecido un poco fuerte para el inicio:

¡Qué se vayan a la m… los árbitros! (Perdón a los árbitros de categorías inferiores que se dejan el pellejo haciendo su trabajo… ) Por tanto, especifico: ¡Que se vayan a la m… los que arbitran al Athletic, sobre todo los malos y malvados, que entre ellos hay muchos y son los peores! Los Undianos Mallencos, Mateus Lahozes, Teixeiras, Muñizes… y otras artistas similares a la m…

¿Tan difícil es pasar el balón al compañero?

El título que he elegido creo que resume la sensación que me quedó del partido del lunes. Pero releyendo mi comentario de la semana pasada veo que los despropósitos que ahí comentaba se han repetido incluyendo a más protagonistas en el desastre. En Sevilla el primer tiempo de nuestro centro del campo fue para cortarse las venas. Tanto San José como Ander Herrera siguieron como contra el Granada, pero quizá multiplicado por 10. Balón que tocaban balón que daban al contrario. Y no estoy hablando de pases de 30 ó 40 metros de distancia, sino de incluso sencillos pases a dos metros y sin oposición que acababan indefectiblemente en los pies de los jugadores contrarios. En el segundo tiempo, San José no pudo seguir con su “concierto” pero le tocó el turno a Iturraspe, que tampoco estuvo muy fino en esta faceta. Herrera mejoró un poco en el segundo tiempo pero sus entregas increíbles continuaron.  Siendo de éstos de los que hablé el partido pasado, ahora también voy a añadir a De Marcos y a Muniain, que no sé si contagiados o por mimetismo, participaron del mismo desaguisado. Y voy al título ¿tan difícil es pasar el balón al compañero?, y no sé si escribirlo con interrogaciones o con exclamaciones. El último pasa para acercarse al área era siempre HORROROSO. Tampoco me puedo olvidar de Iraola, que sus últimos pases fueron…

Así nos quedamos todos

En esta situación, con un centro del campo que no crea nada, es muy difícil que surjan ocasiones de gol. Además alguien les podría decir que no es necesario hacer diez paredes para meterse en el área, ni es necesario el pase increíble al hueco y de tacón,  ni la rabona, ni la “espaldiña”. Que quizá las cosas se pueden hacer más sencillas, y sobre todo mejor.

¡Qué pena que Laporte estropeara su partido con esas dos entradas a destiempo, sobre todo la primera, que le mandaron a la caseta! Cosa que seguramente nos costó por lo menos ese puntito que teníamos, y que incluso se podía haber convertido en 3 por las ganas que le pusieron. Porque eso sí que no me lo puede negar nadie (aunque siempre hay alguno que lo niega). Nuestros chicos están haciéndolo mal de verdad, pero ganas ponen y correr, corren un rato. Algo demostrado que no es suficiente, pero por lo menos trabajar trabajan.

Y ahora voy a sacudirle un poquito al “árbitroquedejajugaryespocotarjetero”. En la tele comentaban que despista a los jugadores, que luego se van calentando y hacen más y más entradas hasta que el partido se le va de las manos. A mí el partido de ayer no me pareció ni violento ni tosco ni de entradas duras, Menos mal, porque sacó 13 ó 14 tarjetas y se quedó tan ancho. Eso hace que contra el Real Madrid estemos en cuadro… Donde puso el ojo puso la tarjeta. Jugador apercibido jugador que recibió su quinta tarjeta. Un artista. Las de Laporte no son discutibles pero la de Aduriz y la de Gurpegi ya me crean más dudas, sobre todo porque hubo otras similares en el otro bando y no se sacaron. Por cierto, del penalti que le hicieron a Llorente casi ni hablamos… Yo empiezo a pensar que quizá los árbitros esta Liga tengan una consigna de no pitar penaltis a favor del Athletic, porque hacernos nos hacen un montón.

Conclusión: que no lo estamos haciendo nada bien, que es difícil pasar tan mal el balón, que muchos, muchos jugadores tienen que espabilar, y tampoco estaría nada mal que se fuesen al banquillo y, así, quizá como Iraizoz, le veían las orejas al lobo y empezaban a jugar algo.

 

 

Esta semana toca otra vez sacudir a Llorente

Supongo que como esta semana no hay fútbol y hay que hablar de algo, que cosa puede ser mejor que sacudirle a nuestro delantero centro, Fernando Llorente. Además, no sólo es cuestión de darle, sino que es mucho mejor que se haga poniendo dichas palabras en boca de algún directivo, aunque no se diga el nombre. Es mejor la incógnita, así se duda de todos ellos. Fuentes de la directiva indican que la actitud de Llorente enoja a la Junta. Bien. Como comentario, está muy bien y habrá sido muy leído.

Hace muy poco...

Pero el objetivo ¿cuál era? Pueden ser variados.

Uno, crear opinión entre los que lo leen. Seguro que ha conseguido que algún otro, se una al grupo que odia a Llorente, si es que eso era posible.

Dos, ocupar espacio porque a falta de noticias por no haber partido mejor poner eso que nada.

Tres, desviar la atención e impedir que la afición busque culpables en otros lugares a la situación del Athletic, siendo mucho más sencillo que toda la culpa la tenga Fernando. Y el próximo partido San Mamés le vuelve a silbar. Así, quizá las miradas no se dirijan a otros sitios, como directiva, presidente, entrenador…

Cuatro, que al periodista le ha apetecido hablar sobre ello, sin tener un motivo determinado, ya que él es muy libre de decir lo que crea. Faltaría más.

Y seguramente habrá otras razones que desconozco y que igual vosotros me ayudáis a descubrir.

Pero ahora vienen mis preguntas, que son también preguntas a toda esa muchísima gente que está enfadadísima con el delantero o mis dudas a esos periodistas o directivos que piensan lo escrito. ¿Pretenden que un jugador como Llorente al que siempre le ha costado coger la forma, jugando lo que está jugando, esté sobresaliente y acertadísimo?  Lo que llaman apatía ¿no será que le falta el punto de forma necesario para sus condiciones? ¿Por qué consideran que es inaceptable la situación, porque juega mal, porque no tiene oportunidades, porque no mete goles? Pero claro… ¿él sólo se tiene que crear las oportunidades? Que no está bien es evidente pero dudar de su profesionalidad no lo comparto. Los compañeros que están igual o peor que él, que hay bastantes, y jugando todos los minutos, ¿también es porque tiene una actitud inadmisible?

¿En el vestuario caerá bien esta nueva filtración?

Y mi última pregunta, y que por ello no es la menos importante, quizá al revés, sea la fundamental: ¿La culpa de esta situación no la tiene el Club por permitir que este jugador siga aquí cuando se podía haber vendido? Así que a ese directivo o directivos que están ofendidísimos les diría, que “gracias” por no haber vendido al jugador y por mantener este problema en el club, y,  comentarles que como cortina de humo no está mal, nada mal mantener un muñeco que se utiliza de pim pam pum a la mínima.