Undiano Mallenco, el peor

Siempre se dice que los aficionados tenemos ojeriza a los árbitros y que descargamos todas nuestras fobias contra ellos, hagan lo que hagan. No sé si esta frase es verdad o no. Quizá alguno sí que lo haga, pero en el caso que nos ocupa el tema es precisamente al revés. Este colegiado, me atrevo a decir sin pensar que me confundo ni un poquito, se la tiene jurada al Athletic. No sé el motivo, ni idea, pero sus actuaciones contra nuestro equipo no es que sean malas, es que son horrorosas. Algunos árbitros son malos, y da igual lo que piten, se confunden muchísimo pero indistintamente favoreciendo o perjudicando a cualquiera de los dos equipos, precisamente por el hecho de que son malos. No lo hacen a propósito. Sencillamente, no saben hacerlo mejor y fallan más que una escopeta de feria.

Undiano... ¿peroquete hemos hecho? (Foto: Athletic Club)
Undiano… ¿pero qué te hemos hecho? (Foto: Athletic Club)
Undiano no. No es de ese tipo de árbitros. Sus errores, muchos, son premeditados y pensados. Y esto no lo digo por un simple partido. No me estoy refiriendo a este último que nos ha arbitrado, que no ha sido de los peores. Hago el comentario teniendo en cuenta que cada vez que nos ha pillado por banda nos ha armado alguna gorda.
Para corroborar esto que digo no hay mas que poner las estadísticas que tiene con nosotros. Nos ha arbitrado la friolera de 32 partidos. De ellos solo hemos ganado 6, hemos empatado 10 y hemos perdido 16. Una estadística casi imposible. Y no es casualidad. El domingo en San Mamés el equipo consiguió ganar, pero por el camino, como siempre nos pasa con él, tuvo que soportar sus continuos errores y cambios de criterio según quien sea el que hace algo. El solito se dejó escapar el partido y posibilitó que se diese una tangana, por su incapacidad de cortar el juego sucio, con alguna otra tarjeta más. Estaba claro que el Espanyol venía con la lección aprendida y sabía que el organizador principal de nuestro juego era Beñat. Le pusieron un perro de presa encima y todas las jugadas, acababan con nuestro medio centro en el suelo, siempre, siempre después de haber pasado el balón. Los jugadores periquitos llegaban tarde, y cometían falta de todas todas. A pesar de la reiteración pocas o casi ninguna se saldaron con tarjeta. Eso propició que los jugadores del Athletic acabasen hasta el gorro puesto que veían que había barra libre, según el criterio del de amarillo. Nuestro amigo estaba favoreciendo el juego marrullero de los catalanes que lo único que hacían era cortar y vuelta a cortar el juego. Por supuesto, el público cada vez más enfadado, porque encima vio que las faltas de sus jugadores sí que eran tarjetas. Y no discuto esas tarjetas que nos sacó, porque bien sacadas estuvieron todas… Pero mi queja es … y a ellos… ¿por qué no? Si esto fuese poco, encima, estando cerquísima de la jugada, no pitó un penalti claro a Sabin Merino en el primer tiempo, cuando por detrás le arrollaron, y le mandaron al suelo, cerca de la línea de corner.
Además de esto, otra de sus características es que tiene la capacidad de desquiciar a unos y a otros, porque en un momento determinado se pone súper serio y súper estricto con un jugador, y como el domingo, va corriendo hacia él,… y … le obliga con gestos exagerados…, que en un saque de esquina tire hacia atrás el balón ¡MEDIO MILIMETRO! Jugada fundamental donde las haya… ¡MEDIO MILIMETRO hacia atras el balón! Incluso me atrevería a decir que el balón estaba perfecto, pero… es que le dan estas venadas. Increíble, pero cierto. Supongo que todos los que visteis el partido sabéis a qué jugada me refiero. Respuesta del público: más bronca y más gritos… y eso que al jugador que le mandó tirar hacia atrás el balón era del Espanyol.
Y así uno y otro partido. En nuestro caso nada menos que 32. Y lo peor de todo es que sabemos que nos volverá a arbitrar y volverá a ser igual de desastroso, porque este árbitro no es de los que he mencionado arriba que son malos. El problema de este árbitro es que es malvado. Malo no. Malvado, sí. Malvado, porque lo hace a propósito. Así que a rezar todos para que nos toque lo menos posible.
Y para no acabar con mal sabor de boca, cambio de tema radical y sólo decir que qué maravilla de goles los dos del otro día. El de Raúl García por la dificultad del remate de cabeza cayéndose y entre dos defensores, y haciendo un escorzo complicadísimo; y el de Williams… buf… no tengo ni palabras. ¡Qué preciosidad! Hace muchísimo tiempo que no veía nada igual. Ya no digo en La Catedral, sino en cualquier campo. ¡Qué pasada de gol! De esto último sí es bonito hablar y no de lo anterior, que es una pena, pero que también hay que denunciarlo.
¡Aupa Athletic y a seguir así!

Fiasco del Athletic en Bielorrusia

No sé ni qué decir. Igual mejor si me ahorraba el comentario pero debo ser masoquista, o igual es que quiero desahogarme un poco. Y al final ya intentaré sacar el optimismo de algún sitio, algo realmente difícil en estas situaciones. De todas formas primero voy a comentar lo visto aunque duela…

Nos pasan por encima (Foto: www.larepublica.com)
Nos pasan por encima (Foto: www.larepublica.com)
Los primeros minutos han sido un correcalles. Ellos perdían el balón casi tan rápido como nosotros. No parecían muy consistentes y por ello las perdidas continuas de los rojiblancos me estaban exasperando. El gol ha sido el culmen y el principio del desastre. El Athletic, o lo poco que se sostenía en pie de él, ha caído como un castillo de naipes. Ellos entraban como el cuchillo en la mantequilla, teniendo oportunidades francas sin excesiva oposición, incluyendo un palo. Por supuesto ha llegado el segundo gol, que era la confirmación del desaguisado. El Athletic estaba plano, o peor. Incapaz de hacer nada y salvo la llegada de Aduriz que se ha inventado él sólo un gol, el desierto era absoluto. Aritz, del que dicen que está bajo de forma ¿¿?? ha cogido un balón de espaldas y superando al defensa ha cruzado el balón donde no puede llegar el portero. Un oasis dentro del desastre. Pero el optimismo y alegría me ha durado menos que un caramelo a la puerta de un colegio. Lo lógico es que el Bate se hubiese resentido por ese gol postrero pero… la salida del segundo tiempo ha sido LAMENTABLE. Incomprensible que se regalen tantos balones. y tantos jugadores. Rico dando pases al contrario continuamente (¿?), San José bajando con el pecho un balón y dejándoselo franco al defensa para que haga lo que quiera en el borde del área (¿?), Iraizoz que saca con la mano directamente a un bielorruso (¿?) que sale como una bala y pilla a contrapie y saliendo a todos los nuestros jugadores…, Balenziaga en su linea de medio campo hacia arriba, sólo pasando bien hacia atras, y gracias… porque sus compañeros ni eso. Una cesión a Iturraspe que se queda mirando, siendo el último y deja de nuevo a otro jugador contrario solo (¿?). Un cúmulo de despropósitos, digno de una película de Laurel y Hardy, o de Buster Keeton, de chiste. El ridículo estaba siendo absoluto. Gracias a que los del Bate Borisov eran menos peligrosos que el Oso Yogui sino ahora estaríamos hablando de un 8 a 1, fácil.
Los cambios no han logrado nada. Susaeta sigue sin aparecer, bueno no soy justa, porque él ha hecho el único tiro a puerta del partido, en una única jugada trenzada y con cabeza. Pase en profundidad a De Marcos de Beñat que ve el desmarque del lateral (bueno no, perdón, hoy del media punta), y pase de éste hacia atras. Lo corta un defensa y no llega a Toquero, pero el balón queda suelto dentro del área y lo pilla Markel tirando con toda su alma. Como el portero también juega la rechaza… ¡Qué se le va a hacer! Perdonad que me haya recreado en la jugada pero es que casi… hasta se me han saltado las lágrimas viendo que mi Athletic era capaz de trenzar casi algo, no digo jugada, sino algo… (Conectar modo de ironía). De hecho, me parecía que como el Bate estaba perdonando tanto, igual hasta teníamos una oportunidad pero… optimismo o de nuevo inconsciencia. Un tirar hacia arriba a lo loco, sin fuste, sin criterio, sin nada. Mucho intento para una y otra vez fallar los pases de la manera más estrepitosa y vuelta a correr hacia atras para que no nos metan gol.
Se agradece que en la rueda de prensa posterior Valverde no ponga paños calientes a la derrota, pero da un poco de miedo verle tan hundido. En ti confiamos Txingurri, por favor saca esto del pozo en el que se encuentra porque, repito, da un poco de miedo. Sobre todo porque éste parecía el partido adecuado para coger un poco de moral con un buen resultado. Nadie esperaba lo contrario y el palo ha sido de órdago.
Eso sí, tengo que decir, copiándole a uno de mis cuñados, que hoy me he sentido más Athletic que nunca por el ridículo que hemos hecho.
Para acabar, aunque me cueste quiero sacar mi lado optimista y diré que este equipo sabe jugar y sabe jugar muy bien. Así que sé seguro que lo van a hacer en breve. El sitio ideal para hacerlo no me parece el Bernabeu pero nunca hay que dejar pasar una oportunidad. Sobre todo cuando no tienes nada que perder porque nadie va a esperar la victoria de los rojiblancos contra los blancos. Así que ¡A por el Madrid! (aunque lo diga con la boca pequeña), pero… ¡A por el Madrid! y hoy más que nunca…
¡Aúpa Athletic!

Vallecas no da la solución al Athletic

Todos nos las prometíamos muy felices porque el Athletic tenía desplazamiento a este barrio madrileño tan propicio. Al que vamos, puntuamos y volvemos. Pero,…este año el equipo no está para nada. Un cúmulo de errores dan los puntos a los vallecanos en el último minuto del partido. Si os digo la verdad y para tranquilizarme yo mismo tengo que reconocer que no veo mucha diferencia entre el juego que despliegan los rojiblancos este año y el que desplegaban al principio de la Liga pasada. La única diferencia es la suerte. El año pasado se metían goles a pesar de jugar malos partidos. El equipo estaba en fase de construcción y Txingurri estaba buscando su titulares. Pero,… se ganaban o se sacaban puntos. Muchos de los primeros partidos de la Liga pasada fueron malos. Muy malos pero con puntos. Hasta que se dio con la tecla. Este año al irse Ander Herrera, Valverde vuelve a tener que buscar sus jugadores titulares. Se está desplegando por fases el mismo juego pero sin goles, sin resultados y lo que es peor, con unos errores individuales en cada partido que nos están amargando y bien amargado. Curiosamente hoy, el mejor en todos los partidos anteriores, el portero, la ha pifiado y bien. Gorka hasta hoy sobresaliente, ha regalado un gol que ha dado alas a los madrileños. Ha sido el principio del fin para el Athletic que estaba jugando hasta ese momento más y mejor que su rival. Pero… se acabó. El gol ha sido una losa y no se han sabido sobreponer. Hay más nombres propios que no puedo dejar de mencionar.

Markel no es el del año pasado (Foto: Deia)
Markel no es el del año pasado (Foto: Deia)
Susaeta el hombre no da una. Se mata trabajando pero su último pase es siempre defectuoso. No desborda por banda nada de nada. Y el equipo lo sufre. Con Muniain pasa tres cuartos de lo mismo. Lo intenta y lo vuelve a intentar pero no solo no avanza sino que pierde el balón dando posibilidades al rival de montar contras. El hecho de que las dos bandas fallen es un lastre muy difícil de solventar. Además De Marcos hasta ayer también en el último pase estaba horrible. Ayer no. Por fin una de sus internadas hasta la línea de corner fue seguida de la precisa asistencia para que Aduriz sólo tuviese que empujar. ¿Tan difícil es? Está claro que sí. Otro de los balones rematados por Aritz en este partido ha sido puesto por De Marcos. Bien, Oscar, bien.
Beñat por su parte, acabó el partido y para mí siendo uno de los mejores (dentro de la mediocridad generalizada). De cara a la ofensiva se inventó el pase en profundidad a Oscar, que acabó en gol y lo intentó todo, de todas las maneras posibles. Siempre se ofrece y busca apoyar y hacer el último pase. No llega con frescura arriba porque en concreto en este partido ha sido increíble su trabajo defensivo, sacando bastantes balones peligrosos e incluso del área. Dentro de las probaturas de Valverde se ha visto que ha intercambiado su posición con Rico. Atrasado al primero y adelantando al segundo. Ernesto intentando dar con la tecla. Hoy a mí Beñat me ha gustado más. A ver…
Para sustituir a las dos bandas en baja forma (o desafortunados) dio de nuevo minutos a Viguera y menos a Guillermo. Creo que Borja puede aportar. Lo intenta. Si va entrando así poco a poco nos va dar resultados, seguro. A Guillermo al contar con menos tiempo necesito verle más.
Para colmo de males… cuando no consigues ganar un partido tampoco hay que perderlo, pero de nuevo unos errores que no se deben cometer se suceden. Despeje defectuoso de Gurpegi, que deja el balón en el borde del área a su delantero que se interna, centra flojo, pero… Balenziaga se deja comer la tostada permitindo al doble goleador de ayer, Baptistao (sus dos primeros goles este año, bien) entrar con todo y sólo, para fusilar a Gorka, y a la segunda meterla. Mierda, perdón. Un punto a la basura y tres para tú rival. Buf… Fatal. ¿Quién da más errores? Espero que nadie…
Para acabar decir que no estoy nerviosa porque veo que tenemos buen equipo, y sé que van a salir de ahí, pero si empiezan a salir el sábado mejor que mejor. En el derbi. Contra el Eibar, que está por encima nuestro y va a ser un hueso duro de roer. ¡A por el Eibar!
¡Aúpa, Athletic!

Caparrós se lleva los 3 puntos

Nada que objetar al triunfo del Granada. Lo merecieron no porque hiciesen gran cosa sino porque el Athletic no hizo casi nada bien. Para empezar, se regaló el primer tiempo de la manera más triste. Un sólo remate a puerta en los 45 minutos de rigor. Eso sí, una impotencia espectacular y una lentitud que hizo que el Granada pareciese un Mercedes contra un caracol. Los delanteros y medios granadinos se encargaron de achuchar a nuestros jugadores de manera que los rojiblancos se vieron superados en todas las facetas. Me esperaba un equipo rocoso porque así son normalmente los equipos que modela Joaquín Caparrós. Sí. Pero no esperaba esa sensación de baño con la que me quedé cuando acabó el primer tiempo.
Ahora claro, me toca intentar buscar una explicación y nada más fácil que achacarlo a las rotaciones. Obligadas o ¿no? Esa es mi duda. Lo aclaro. Tres de los cambios eran obligados: Ibai, Laporte y Gurpegi. De Marcos, Beñat y Rico fue por decisión técnica. Pero decisión técnica que Valverde igual consideraba obligatoria porque si no, lo más probable es que no las hubiese hecho. Beñat contra los ucranianos no estuvo nada fino y quizá le pesaban todas las titularidades anteriores. Seguramente Txingurri lo consideró ineludible. Igual yo también lo hubiese hecho. Por otro lado, Mikel Rico lleva todos los partidos jugados, si no me equivoco sin ser sustituido y es sencillo llegar a la conclusión de que le iba a venir bien el descanso. El miércoles corrió 13 km durante el partido y lo más seguro es que en los partidos anteriores el kilometraje fuese similar. Igual yo también le hubiese dado descanso. E Iraola es un jugador de calidad contrastada así que no creo que nadie pudiera pensar que Andoni iba a bajar el nivel. Cosa que sí hizo. Pero, a priori… cualquiera lo hubiese sacado. A lo que voy es que visto el partido es muy fácil que crucifiquemos al entrenador por todas las rotaciones hechas, pero…hay muchos peros… porque las rotaciones no obligadas igual los jugadores las necesitaban más que el comer. No sé. Quizá yo sólo hubiese cambiado a uno de los tres pero… ni sé cómo acabaron el partido de Champions, ni cómo estaban el día del Granada. En fin, muy complicado.

Etxeita mantuvo el tipo (Foto: Athletic Club)
Etxeita mantuvo el tipo (Foto: Athletic Club)
Para acabar quiero romper una lanza a favor de algunos de los jugadores que han sido protagonistas de estas rotaciones por haber jugado. Para empezar Etxeita. El año pasado jugó poquísimo, casi nada. Pero el primer partido que jugó como titular, casi acabando la Liga, el hombre lo bordó. Este año su “alternativa” se le ha presentado antes y acabó el partido con nota. Con buena nota. También Viguera me gustó. La prensa que he leído ni le destaca, ni le alaba, ni nada. Más bien dicen que no aportó. Yo por llevar la contraria lo menciono porque creo que aportó mucho más que alguno de los, en principio, considerados titulares. Para empezar hizo más que Muniain en todo el encuentro. Y más que Susaeta, que está desafortunadísimo con el último pase. Borja, a pesar de ser un examen para él, creo que lo superó. Estaba en todos los sitios, ofreciéndose y participando. Estuvo a punto de enganchar una al borde del área pequeña. Le puso un balón maravilloso a Guillermo en el área, que podía haberse convertido en gol si no se le llega a escapar el control al delantero. Saco dos corners buenísimos, uno a punto de ser gol y el otro rematado por Itu pero parado por el portero. El saque de esquina que sacó defectuoso fue porque se le escapó el pie de apoyo y dejó un agujero en el césped. Que estuvo acelerado, claro. Tenía que demostrar más que nadie en 45 minutos. De hecho, mucho más de lo pensado porque algún periodista ni siquiera debió ver los lances que yo comento. Lo que hizo no es que fuese para ponerle una matrícula de honor, pero si lo comparamos con lo que hicieron sus compañeros, quizá sí hay que ponerle un notable o por lo menos, me parece ineludible mencionarlo como alguien que sumó para el equipo. Los chavales, Unai López y Erik Morán, quizá tuvieron la mala suerte de que salieron juntos… Quizá. Ya tendrán más minutos y podrán demostrar su valía, como ya lo han hecho anteriormente. Paciencia.
Y ahora a por el Rayo, para no ponernos nerviosos.
¡Aúpa Athletic!

¡Enorme Athletic contra el Sevilla!

El Athletic ha sido demasiado equipo para este Sevilla que no ha podido ni siquiera inquietar un poquito, a unos jugadores que están en estado de gracia. Ha sido un placer asistir a este partido por todo. La afición zurigorri conocedora de lo que nos jugábamos antes de empezar el partido ya ha ido a acompañar al equipo a su salida del hotel de concentración (como en los momentos importantes, todos juntos). Ya una vez en San Mamés, para empezar a abrir boca, en el marcador que ponen el  vídeo de Zu Zara Nagusia: Lortuko dugu… Denok batera (Lo conseguiremos entre todos), que es precioso y me pone la carne de gallina durante los escasos 1′ 32″, que dura. Emocionante, pero sobre todo cuando le oigo a Jose Iragorri cantar un Bacalao de Julen Guerrero, y cuando otro locutor dice… “el triunfo nuevamente de once aldeanos” ante el gol de De Marcos de hace dos años en Manchester. Chapeau al Club por haber creado el vídeo.

Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)
Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)

Lo siguiente, el mosaico que a mí en el campo, desde mi perspectiva de la Tribuna Este, me ha parecido perfecto, cosa que se demuestra en la foto. Después el minuto de silencio por Tito Vilanova, respetado, respetadísimo (al no haber música, impresionaba el silencio). Y luego, y más importante, todo el partido en sí. Tengo que reconocer que iba muy nerviosa a La Catedral, sabía, como todos, lo que nos jugábamos y que era “El partido”. Como ya mencioné la semana pasada era una auténtica final, pero jugando en casa, con todas las ventajas que ello tiene. San Mamés es mucha Catedral y el Sevilla, casi sin darse cuenta, ya estaba en la lona para el minuto 4. Gol Olímpico de Markel Susaeta, que facilita las cosas de una manera sustancial. El Sevilla, a decir verdad, da la sensación de que ni se inmuta porque sigue jugando igual. Sigue haciendo lo que tenía planeado que era esperar al Athletic en defensa, y salir a la contra para, aprovechándose de algún error nuestro, marcarnos algún gol. Pero, claro, teniendo ya un bacalao los rojiblancos, no se entiende mucho el seguir igual.  Aunque es evidente que para ellos sí. El Athletic ha seguido a lo suyo, es decir, a atacar pero guardando bien las espaldas, y con más tranquilidad. La tranquilidad que te da el que sean ellos los obligados a conseguir algo más. Podíamos haber aumentado el marcador en el primer tiempo pero… no todo va a ser tan sencillo. Pena el taconazo de Aduriz, que ya que no metió la preciosa chilena del otro día, se podía haber resarcido con un gol de espuela.

En el segundo tiempo salimos igual que el primero y para el minuto 8, Iturraspe (imperial de nuevo), cruza con su pase el campo y le pone el balón a Iraola, que centra con rosca perfecto a la llegada de Muniain quien se saca un remate dificilísimo con la derecha de volea, que se pega a la cepa del poste, haciendo imposible la parada de Beto. 2-0 y más tranquilidad. Y en el minuto 73 el éxtasis, con una casi réplica del inicio del gol anterior, pero con dos pequeñas variaciones en la culminación. De nuevo Iturraspe (imperial, lo repito, pero añado que, imperial durante toda la Liga) cruza el campo con un pase a Iraola, que controla otra vez, centra, y en este caso es Ander Herrera que casi tirándose en plancha, mete el tercero de cabeza. BACALAAAOOOOO y casi casi en Champions. Además, como poco antes del gol Diogo se autoexpulsa con una chiquillada que le supone la segunda amarilla e irse para la caseta, más tranquilidad no se puede pedir. El Athletic a lo suyo, que no ha sido otra cosa que hacer parecer inferiores a los equipos contrarios. Durante todo el campeonato nos ha parecido… es que el Celta no ha jugado nada, es que el Almería ha sido muy flojo, es que eran malos,…. Ayer… es que el Sevilla pensaba en la UEFA. Sí, bien pero… de tan repetido que está siendo esto, yo creo que ya no es casualidad. Lo que pasa es que el Athletic está muy bien, y hace pequeños a los rivales. En la tele a un aficionado le han preguntado que si le había parecido el Sevilla tan fiero como lo pintaban, y él con muy buen criterio ha dicho que lo que ocurre es que quizá es al Athletic al que no lo pintan realmente todo lo fiero que es. Estoy de acuerdo con él. Por supuesto, no me olvido que la alineación del Sevilla no era la titular. Sobre todo porque faltaba su mejor hombre Rakitic, pero, tras darle las gracias a Emery, él sabrá quién pone de titular. Ellos sabrán a qué le dan más importancia. Desde luego para nosotros ha sido una suerte que este partido se haya jugado justo en medio de la semifinal de UEFA. Pero, ¿quién sabe?, quizá aunque hubiese jugado con todos sus titulares el resultado hubiese sido el mismo. Nos da igual el equipo contrario, porque los nuestros están tremendos. Eso sí, gracias Emery, por empezar a disputar tan tarde el partido. De hecho han conseguido meter un gol y se veía que eran peligrosos. Pero no lo suficiente para este Athletic.

Como siempre voy a dar nombres, aunque deberían ser todos. Los goleadores, el asistente (ya mencionados). San José que creo ha hecho su mejor partido. Balenziaga, totalmente asentado y cada vez más, mejorando sus prestaciones en ataque. Rico, barriendo el centro del campo. Iraizoz, fundamental en un par de balones a los que ha tenido que salir rápido. Laporte (normal que lo quieran un montón de equipos). Y a todos y a cada uno de ellos: Chapeau, leones.

Y ahora a rematar la faena en Vallecas, campo en el que siempre se nos recibe bien y al que siempre van muchísimos aficionados zurigorris. Encima el partido es en viernes, y en medio de un puente para muchos (aunque no sea mi caso), por lo que puede ser un desplazamiento masivo. Además, hemos tenido la inmensa suerte de que el Rayo ha ganado este fin de semana fuera su partido, por lo que con esos tres puntitos matemáticamente están fuera de peligro. Aunque esa salvación quizá les dé más tranquilidad y estén menos nerviosos. Pero… yo, desde luego, prefiero encontrarles a ellos así y que no se jueguen nada.  Tal y como está el equipo, no debería preocuparnos cómo esté el rival. Por tanto, Athletic, vosotros a lo vuestro y ¡a por el Rayo! y ¡a por la Champions!