ATHLETIC TXAPELDUN!!!

Desde luego el título no es el más original que he puesto, ni el más imaginativo. Simplemente es el mejor. El mejor por el significado. ¡Por fin! Treinta y un años persiguiéndolo y POR FIN, se ha conseguido.

¡Gracias Athletic!
¡Gracias Athletic!
El sábado decía, en mi anterior comentario, que el Athletic merecía un título y lo necesitaba. Por eso mismo, y por la cercanía de la meta, después del partido del viernes, estos tres días han sido muy largos, muy muy largos, por la incertidumbre de si nuestros leones iban a ser capaces de aguantar el asedio del mejor equipo de la historia. El Barcelona es mucho equipo y aunque en La Catedral el Athletic les barrió del campo, no nos podíamos fiar en absoluto. El miedo es libre y yo tenía mucho. No es falta de confianza en los rojiblancos, es la misma realidad la que decía que si alguien podía remontar ese resultado tan abultado, eran ellos. Los mismos que nos han dado para el pelo tantas veces y en tantas finales. ¡Por fin, se la devolvemos! Me da igual que estemos al principio de temporada y su poco rodaje. También nosotros estamos poco rodados. Nuestros chicos han sido capaces de ir al Camp Nou y empatar allí a uno, consiguiendo no sólo la Supercopa, sino que encima el resultado global ha sido nada más y nada menos que un 5 – 1. Palabras mayores. David ha derrotado a Goliat. La juventud, la inexperiencia,… han sido sustituidas por el coraje, la fuerza, y el hambre… de unos jugadores mayoritariamente inferiores en lo deportivo a los culés, pero que han dado todo lo que tenían, consiguiendo lo máximo a lo que podían aspirar. Un título. Han obrado el milagro. Un milagro que muchos, todos hemos perseguido desde hace 31 años, y repito, POR FIN, estos jugadores lo han logrado.
Cuando Aduriz ha conseguido el gol he empezado a llorar y no podía parar. Llanto incontrolable por saber que ya estaba, que se había conseguido, que tras tantos años sin nada que echarse a las manos, la Copa era nuestra. Una Copa. Otra Copa. Algo tan normal antes, pero tan raro o imposible en la actualidad. Lágrimas de tranquilidad, de alegría. Lágrimas por todos los jugadores a los que les hubiese gustado levantarla (habiendo jugado alguna final) y no habiéndolo conseguido. Por los jugadores que aún mereciéndolo por calidad, ni siquiera tuvieron la posibilidad de disputar una final. Por Iraola o por Toquero que ya no están en el equipo (aunque estén). Por Gurpegi que ha logrado levantar un trofeo que tanto deseaba y merecía. Por mi padre que estará encantado en el cielo con todos sus amigos zurigorris (Zarra, Eneko Arieta, Lezama, Jose Iragorri, Txema Landa…) Por todos esos niños, mis hijos incluidos, que me han preguntado estos días que cuándo sacan la gabarra. Por todas las personas mayores que pensaban que se iban a ir sin volver a ver al Athletic campeón. Por todos los que necesitaban un título para seguir creyendo. Por los que piden extranjeros para que tarden un poco más en volver a solicitarlos. Lágrimas, ¡qué demontre!, por mi también, que tuve la suerte de vivir los anteriores títulos de Ligas y Copas, pero que quiero dejar de contárselo a nuestros pequeños, porque ellos también habrán vivido una como protagonistas, y ya no pensarán que casi les mentimos, que eso es imposible que ocurriese. Lágrimas también por todos los athleticzales que lo han pasado tan mal o peor que yo. E incluso por los que nos tiene que aguantar con nuestra locura, que son aficionados más tranquilos, o más racionales, o que ni siquiera son aficionados.
Y para acabar lágrimas por el milagro que es el Athletic con su filosofía. Un equipo que se asemeja a una isla minúscula que por momentos parece poder acabar devorada por este mar o este fútbol actual. Parece, digo, sólo parece, porque es imposible que suceda por la afición que tiene detrás. Afición que sin un triste título que llevarse a la boca ahí ha estado a las duras y a las maduras durante 31 años. Así que esta Supercopa va para todos ellos, va para todos nosotros, va para las generaciones anteriores y para las futuras que ya tienen algo más que contar. Así nuestros hijos podrán contar a sus hijos, vivida en primera persona, la Supercopa ganada, al Campeón de todo de ese año, al Barça, al que se le ha privado de su sexto título en un solo año… al campeón de la Champion, al campeón de la Liga, al campeón de la Copa, al campeón de la Supercopa europea,… a ese mismo Barcelona. ¿Y quién lo ha conseguido? El ATHLETIC Y SU AFICIÓN ¡¡Enhorabuena a todos!!
ATHLETIC TXAPELDUN!

La siguiente Copa… para el Athletic

Y si no dará igual, estaremos como ayer un poco o un muy tristes pero… iremos a buscar otra, a por la siguiente. Digo esto como si fuese fácil llegar a las finales pero… teniendo en cuenta que en los 6 últimos años nuestro Club ha llegado a 4 finales hasta parece sencillo. ¡Qué va! Por supuesto que sé que no es cosa baladí. Tal la filosofía que tenemos y que hemos elegido, es precisamente todo lo contrario. El que el Athletic se haya colado en 4, es de un mérito descomunal. Quizá ella es una de las razones por la que a pesar de perder en el fondo tenemos un sentimiento de orgullo enorme. Por mucho que en los días previos en los periódicos plasmaran el deseo de los entrevistados de que el Athletic ganese, por lo que daban un pronóstico de victoria… ¿quién se creía lo que estaba leyendo? Ni siquiera el que lo decía. La diferencia de calidad entre los dos equipos es de tal tamaño que ni todos los santos, ángeles, milagreros y demás hubiesen posibilitado una derrota del Barcelona. Imposible. Impensable. Línea por línea y jugador por jugador son diez o mil veces (Messi) mejores que nosotros. Así lo hemos elegido y así será. Ahora con el Barcelona y el Madrid. En breve, con la nueva ley, hasta es probable que el Almería y todos los demás nos superen en calidad. Es elección nuestra y yo la doy por buena. La quiero y la apoyo. Por eso tendremos que trabajar más que el resto, mucho más y mejor, y además tener otras cosas.
El sábado Messi casi se bastó él sólo para dinamitar todas nuestras ilusiones, con una jugada de ensueño, de dibujos animados, dejando a toda nuestra defensa sentada, buscándole, intentando pararle. Imposible. Aplaudirle, no queda otra. Aplaudirle y maldecir la suerte de que las finales hayan sido 3 de ellas contra Messi, seguramente el mejor jugador de la historia, y contra un Barcelona sideral, cargado de internacionales. Imposible. Nosotros les ponemos en frente a Balenziaga, que me parece que hizo un buen partido, a Bustinza (tres partidos en Primera), a Williams, a Etxeita, a Rico, a Iraola,… los nuestros y los mejores para nosotros pero de una calidad muy inferior a la de ellos… es lo que hay. Eso sí, quiero destacar el partido de Herrerín y el de Williams. El presente futuro del Athletic, lo que hay que cuidar e intentar que haya más o que salgan más.
Sobre el planteamiento del partido me da igual que Valverde ponga tres centrales, dos, o cinco,… el resultado hubiese sido el mismo. Los jugadores lo intentaron y parar el mar ya se sabe que es imposible. Como sobre el tema deportivo poco más creo que se puede decir, voy a hablar de lo de siempre, la gran afición que tiene este equipo.

¡La hinchada otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
¡Hinchada, otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
Un amigo dice que está harto del tema de la maravillosa afición y cuánto nos queremos todos. Igual tiene razón y es un rollo, pero es una verdad como un templo y lo único que nos faltaba es no poder decirlo, gritarlo a los cuatro vientos y estar súper orgulloso de formar parte de ella. No sé vosotros pero a mí me parece un orgullo. Os conté que llevé a mis hijos a Barcelona con la idea de que conociesen el ambiente de una final y de que así fueran un poco más del Athletic (aunque era difícil). Estoy segura de que ambos objetivos están conseguidos y más que de sobra. Alucinaron por todo lo que vieron, en las calles, en el campo, en el pre partido y en el post partido. La forma incombustible de animar, en la que ellos tomaron parte. El ver el Camp Nou con muchos más athleticzales que aficionados del Barça y ¡en su propio campo! El escuchar un grito unánime en todas las calles, Athletic, Athletic. Han sido protagonistas de lo que han llamado en algunos medios de comunicación: la conquista pacífica de Barcelona por parte de los hinchas del Athletic. ¡CHAPEAU! Y ellos han tenido la suerte de vivirla en vivo y en directo, siendo partícipes de esa invasión. No creo que se vuelva a repetir algo así, el que una afición juegue en el campo del rival y le supere en número de una forma tan exagerada. ¡Que vaya tanta gente sin entrada! (dicen que el Celtic hizo algo similar en Sevilla). Si nos viese Obelix diría: “Están locos estos athleticzales” No le faltaría razón, sobre todo, porque muchísimos fuimos sabiendo que perdíamos seguro, no. Segurísimo. Da igual. Yo fui a acompañar al equipo, a animar, a arropar,… a vivirlo, a compartirlo con mi familia y con el resto de aficionados zurigorris. Y como dice Forges: “Anda que si llegamos a ganar…”
Forges, un crack como siempre
Forges, un crack como siempre

Si llegamos a ganar… no sé… no me lo puedo ni imaginar. Al final del partido se me pusieron los pelos como escarpias cuando los jugadores, dando la triste vuelta de honor, nos estaban aplaudiendo y todos, mientras, gritábamos como locos: “Athletic, Athletic”, con las bufandas hacia adelante y hacia atrás. Eso perdiendo… Ganando, ni idea. Impensable.
Y no me olvido del ambiente en otras localidades. En Bilbao debió ser de locura, San Mamés, Pozas, García Rivero, la Plaza Nueva, en Recalde, en el frontón de Gorliz (creo que me han dicho),… en definitiva, en cualquiera de los lugares en los que pusieron pantallas gigantes, o una televisión pequeñita. El Athletic es pasión y es unión, unidos todos en una misma locura, pero como he dicho otras veces, bendita locura.
La próxima será nuestra, y si no… dará igual, ahí estaremos, de la misma forma, acompañando a nuestros jugadores, que lo han sentido tanto o más que nosotros porque ellos son parte de esta misma pasión. Pasión rojiblanca.
¡Aúpa Athletic!

Un Athletic horrible regala el empate a la Real

Podemos decir que el empate ha sido más que merecido para una Real, que se ha quedado con 10 en el minuto cinco del segundo tiempo junto con un resultado adverso, consecuencia del penalti que han hecho a Aritz. Esta frase ya dice por si sola lo mal que lo ha hecho nuestro equipo. ¿Cómo es posibe que un equipo que se está jugando entrar en Europa el año que viene regale tanto?

Homenaje a Le Tissier (Foto: El desmarque Bizkaia)
Homenaje a Le Tissier (Foto: El desmarque Bizkaia)
El esperpento ha empezado en el primer tiempo en el cual nuestros jugadores se han dedicado desde los primeros minutos a regalar al contrario cuanto tocaban . Una Real que parecía peligrosísima, pero no por méritos propios sino por nuestros continuos regalos. Ver dar el balón a Gurpegi sin oposición, darlo a Balenziaga… incomprensiblemente. Pases hacia atrás que han acabado uno y otro en los pies de los blanquiazules. ¿Cómo es posible? Parecían flanes. Aketxe ha vuelto a desaprovechar una oportunidad clara. Susaeta está como el resto de temporada. Su paso por el banquillo no le ha reactivado, mas al contrario, parecía más lento de lo normal, no llevándose ni un solo balón en las disputas. Williams a pesar de su velocidad no ha podido inquietar nada. Lo único salvable del primer tiempo ha sido el contrataque que ha acabado con el remate de cabeza del sempiterno Aritz, que Rulli ha despejado de manera perfecta.
El segundo tiempo no podía empezar mejor, penalti, expulsión y gol de nuestro goleador. Ellos con diez. Podría haber sido un paseo, pero el segundo tiempo del Athletic ha servido para rematar el ridículo. Iraola se ha sumado a la fiesta inoperante de Susaeta y entre ambos han dejado una auténtica autopista por su banda que De La Bella ha aprovechado, supongo que sorprendido por no tener a nadie que le molestase. Y sí, entonces ha reaccionado Valverde. Ha sacado a De Marcos y ha quitado a Iraola de la defensa. ¡A buenas horas! Para acabar de rematar el despropósito, Ernesto ha retirado del campo al único jugador que estaba dando algún pase aprovechable y con criterio. El única creador, Beñat, fuera. Increíble. Mientras San José se empeñaba en perder todos los balones que tocaba. Encima por si fuera poco la Real contratacaba con pocos jugadores, normal, pero nos creaba muchos problemas. Mientras ni una sola jugada de peligro para poder decir que hemos merecido ganar. Demasiado poco, no. Nada. Nada de nada, para un equipo que pretende entrar en Europa. Cuando menos sorprendente.
Y ahora toca ir al Vicente Calderón, la pregunta es… ¿ahí pretenden conseguir lo que hoy han desperdiciado? Que alguien me lo explique porque no lo entiendo.
A pesar de todo ¡Aúpa Athletic!
P.d.: Y ahora a las 12:00 todos suspirando porque nos toquen las entradas del sorteo para ir a Barcelona (cada vez que me acuerdo de la tomadura de pelo de la elección de la sede se me revuelve el estomago, Josu). A ver si hay suerte…

Athletic, ni pena ni gloria

¡Que triste final para la Champions! Eliminados como digo en el título sin pena ni gloria. Hemos deambulado casi como un boxeador sonado por la lona. Una pena. El rídículo no ha llegado al punto de lo visto en Borisov, aquello fue indescriptible, pero esto de ayer tampoco ha estado muy lejos.

Valverde no está nada acertado (Foto: Athletic Club)
Valverde no está nada acertado (Foto: Athletic Club)
Primero voy a empezar por la alineación que no me ha gustado casi nada, por ser generosa. No puedo entender cómo puedes quitar de una alineación al jugador que mejor lo ha hecho en los dos últimos partidos. Xabi Etxeita pasa del ostracismo a ser el mejor. Juega tres partidos seguidos y en el último raya la perfección. Muy bien. Pues no. Resulta que no debe ser suficiente mérito para seguir jugando. Para mí es incomprensible. Además teniendo en cuenta que al que sacas en su puesto es a Gurpegi que está siendo cuidado porque está teniendo problemas en la rodilla. Carlos tampoco se caracteriza por su velocidad precisamente. Y si algo sabíamos de los delanteros del Oporto (o Porto) eran que son muy rápidos. Para mí todas estas circunstancias me hacían pensar que Xabi iba a ser titular. Pues no. Empieza el partido y en la primera jugada que tiene que intervenir Gurpe, el árbitro le encasqueta una tarjeta, que ya le marca para todo el partido. En las disputas con él, el delantero siempre llegaba antes. En el primer gol Brahimi le deja en evidencia. Conclusión: mal Valverde por sacarlo.
Por fin, Iturraspe se queda en el banquillo. Si alguien no está, como Ander este año, es absurdo que siga jugando un partido sí y otro también. El año pasado el paso por la banqueta le hizo reaccionar, a ver si en éste pasa lo mismo. Lo dicho, por fin Valverde lo deja en el banquillo, pero saca en su lugar a Mikel San José. Para mí también error. No ha creado gran cosa (por no decir nada). Sí ha dado músculo al centro del campo pero para de contar. De todas formas he de decir que más que Iturraspe ya ha hecho, o por lo menos no ha cometido los errores de bulto y de concentración a los que esta temporada nos tiene acostumbrados Itu. De todas formas, ¿no teníamos que ganar el partido para contar con alguna opción? Si la respuesta era que sí, como así era, no entiendo por qué no ha puesto ahí a un creador. Por ejemplo, Beñat. Un partido, que juegue un partido Beñat en su puesto y a ver qué pasa. Peor que Itu este año no lo va a hacer ya que creo que es difícil perder tantos balones como está perdiendo el de Abadiño. Pero está claro que a Valverde eso no le convence. De hecho, Beñat otra vez ha jugado de media punta, perdiéndose en presiones estériles, que le cansan por lo que pierde capacidad de creación.
De Marcos no es lateral, no es lateral. Por favor, ¡Qué pongan a un lateral que sea lateral! Repito si Iraola no está tampoco, que salga en ese puesto Bustinza. Cada uno en su sitio, no es tan difícil.
Tras el descanso con los cambios saca otra vez a Iraola que está muy lento, pero por lo menos, así coloca a Oscar en su sitio, con lo que mejora un poco el equipo, un poco, pero algo es algo.
Pero poco dura la alegría porque para colmo de males, llega el regalo del primer gol. Brahimi un artista sí, pero Gurpegi podía haber hecho más. Así como Iraizoz también podía haber hecho más. El balón le pasa al lado, incluso lo toca pero debería haberlo blocado. Mal Gorka.
Y el segundo… en fin… impotencia y ridículo. Laporte, que cinco minutos antes, de nuevo, incomprensiblemente regala un balón al delantero, así de frente (el del Porto ni se lo creía… ), otra vez que se le ocurre hacerle una cesión al portero de manera lateral, muy cerca de la portería y con los contrarios no muy lejos. Genial. Botecito chorra del balón y paquete para Gorka, que tampoco está muy avispado. Mal los dos y nuevo regalo para la colección de cantadas en esta temporada de nuestro equipo. Y van…
Adiós partido, adiós Champions, adiós ilusión,… Eso sí, yo no me hubiese ido a casa tras esa horrorosa jugada (como un montón de gente ha hecho). Si aguanté impasible el ridículo contra el Bate… como no voy a quedarme a ver el final. En otras circunstancias se podría pensar que el Athletic podría levantarse e intentar empatar pero tal y como está, pocos milagros como el de Almería se pueden volver a dar. A pesar de ello hay que estar con el equipo como lo estaré siempre.
Para acabar, comentar que ha sido una oportunidad perdida, en mucha parte por el mismo Txingurri. Espero que no pase factura en Liga. Con la moral tan frágil que tiene la tropa no sé si este resultado no va a hacer daño. El Valencia está que se sale y no es la salida más propicia, pero es la que toca y a por ella hay que ir, así que ánimo… haremos de tripas corazón y Athletic y ¡A por el Valencia!

Etxeita y 3 puntos…

Nada más. Con el título podía acabar el comentario y me ahorraba disgustos porque tener que hablar de lo que vimos el sábado es un poco aburrido. Como aburrido fue el partido que perpetraron los dos equipos en el estadio almeriense. ¡Cómo se notó en que posición se encuentran ambos equipos en la tabla!

Lo único bueno del partido a parte de los puntos... Etxeita (Foto: Oskar Martínez)
Lo único bueno del partido a parte de los puntos… Etxeita (Foto: Oskar Martínez)
El esperpento fue tal que era difícil saber quién lo estaba haciendo peor. El Almería por no hacer no hizo ni faltas casi en todo el partido. No presionaba mucho y parecía que se limitaba con defender lo poco que creaba el Athletic, siendo de un generoso infinito porque los zurigorris no crearon nada en todo el encuentro. Todo lo dicho hasta este momento me da igual porque el equipo tiene los 3 puntos, que es de lo que se trataba. No estamos como para florituras. Ni para eso ni tampoco para muchas otras cosas. Pero a mí dame los puntos. Contra el Celta se jugó mucho mejor y contra el Oporto también pero en Portugal perdimos y en San Mamés sólo sacamos un punto así que prefiero no jugar nada y salir contenta con algo que te permita subir un poco en la clasificacion. Además, sinceramente creo que es precisamente lo que el equipo necesita, sumar y sumar. El juego ya lo recuperaremos cuando sea.
De todo este desaguisado futbolístico lo único salvable es Etxeita, que a pesar de ser la Liga pasada uno de los casi descartados por Valverde, y que jugó al final por necesidad debido a las lesiones, pero sólo 3 partidos, este año ya ha jugado tanto como el pasado. Su gol hace inevitable destacarle, ya que fue un oasis dentro de la mediocridad, pero no sólo por el gol. También por cumplir en la defensa sin complicarse y haciendo lo que debe, es decir, defender y, sobre todo, no liarla. Que para eso ya tenemos a otros muchos compañeros este año que no paran de cometer errores individuales uno tras otro. Entre ellos debo destacar a Laporte que todos los partidos nos hace una o dos anchoas que ya están empezando a preocuparme. Sigo con Etxeita…De nuevo ha jugado gracias a la lesión de Gurpegi que ha sido la que le ha puesto ahí. Aunque tenía delante a San Jose, para poder participar antes que él, parece que le ha tomado la delantera. Me alegro, y se lo merece. El año pasado ya lo hizo muy bien y éste lo que ha jugado también. Además del gol en otro corner del primer tiempo también ha conseguido rematar un balón suelto en el área que iba a puerta pero que un defensa ha conseguido sacar. LLeva dos partidos seguidos de titular. Estará que ni se lo cree. Premio a todo su esfuerzo y trabajo, según las palabras del mismo Txingurri. Enorme profesional, que es un privilegio tener en una plantilla por su aportación, a pesar de no disponer de minutos, como ejemplo de lo que hay que hacer a pesar de no jugar. Enhorabuena Xabi y a seguir dándolo todo.
Así mismo, he de destacar el debut de Bustinza, otro cachorro que da el salto y a nada que lo aproveche puede quedarse y convertirse en ese sustituto que tal como se encuentra en este momento Iraola, lo necesita el equipo como el comer. Andoni está bajo mínimos y poner ahí a De Marcos es perder a Oscar en otras posiciones que son más suyas que la de lateral. Cada jugador, en la medida de lo posible, debe jugar en su sitio. Así que no veo mejor sustituto para Andoni que un lateral específico. Por tanto, enhorabuena Unai y que no sea cosa sólo de unos minutos. Si se confirma la mitad de lo que dicen de él puede que sea el próximo propietario del puesto. Suerte.