Sólo del Athletic

Hace dos semanas empecé un ejercicio de nostalgia, contando mis inicios en el sentimiento rojiblanco, en mi blog y con la entrada, ¿Por qué soy del Athletic?, en la que ya decía que era imposible abarcarlo en un solo comentario.

«Tribuna alta», calle Luis Briñas (Foto: Athletic Club)

Por ello, aquí estoy otra vez, cual abuela cebolleta, para deciros que mis primeros recuerdos están unidos a los partidos de San Mamés, pero no porque estuviese dentro viéndolos, sino porque el día de partido íbamos la familia entera en peregrinación a la casa de mis abuelos, por parte de padre, y luego a la de mi tía Simo, por parte de madre. Es decir, íbamos a la calle Luis Briñas, justo enfrente del campo. Con tan buena fortuna que vivían en el sexto piso.

-¡Qué más dará!- pensaréis…

Pues no, no daba igual, ya que desde ese piso se veía entero el campo de San Mamés, y no, no desde fuera, sino que se podían ver los partidos desde el balcón o las ventanas, ya que la vista abarcaba todo el césped. Un lujo, vamos. Por tanto, el balcón y la ventana estaban muy cotizados los domingos. Como ya he dicho, la casa inicialmente era de mis abuelos, Valen y Pepita, y de su hija Rosi, pero luego la compraron una de las hermanas de mi madre, Simo y su marido, Angel. Y ahí era donde veíamos los partidos. Mi hermano Valen dice que la casa era de buena construcción porque le parecía increíble que los balcones no se viniesen abajo de la cantidad de gente que los visitaba. Mis tías me comentan que se llenaba de familiares y amigos. Y Simo, no tiene para olvidar una vez que el partido era contra el Real Madrid y que vinieron a verlo desde Vitoria sus tres primos, Luis Mari, Pedro y Paco, con entrada, pero que como sabían que Simo tenía tribuna desde el balcón, buscaron la casa. Al ver el balcón, decidieron vender la entrada y verlo desde arriba, mucho mejor que desde la antigua general, que era de lo que tenían entradas. Además con el aliciente que con el dinero que consiguieron de la venta de dichas entradas llevaron al balcón buen jamón y buen vino para estar entretenidos en el descanso. Como ésta tienen infinidad de anécdotas. Yo era muy pequeña pero algún primer vago recuerdo sí que me queda.

El año 1972 se acabó el chollo de la tribuna desde el balcón, ya que se construyó en la antigua general, la llamada Tribuna Este, subiéndose toda la pared, casi hasta la altura de dicho 6º piso. Mi tíos se quedaron sin tribuna, y de hecho, vendieron la casa. Mi tía me dice que si no llegan a construir esa tribuna, seguirían viviendo ahí.

Nosotros también nos quedamos sin fútbol desde las alturas, pero… nos pasó algo mejor. Mis padres, Valen y Sole, nos hicieron socios a toda la familia. Y también el hermano de mi padre, Iñaki y su mujer, Pili hicieron lo mismo, hacer socios a toda la familia. Conclusión, cuando tenía siete años, nos hicieron socios y empezamos a ir a San Mamés ya de manera regular y en procesión familiar (12 personas). Vamos, que he sido una auténtica privilegiada. Curiosamente, como era la pequeña de 5 hermanos, al de un tiempo (esto ya no sé cuánto tiempo fue), mis padres dieron mi carnet a un amigo, para que fuese socio él, pensando que yo no iba a querer ir. Jejeje.. ¡vaya ojo clínico! Al final, la que sí iba era yo, entrando con el carnet de una de mis hermanas, hasta que un día en la puerta me lo quitaron porque los carnets eran intransferibles. En ese momento mis padres, decidieron que la que se quedaba sin carnet era Marisol, y me volvieron a hacer socia a mí. Y ese cambio fue, por lo que dice la web del club, el 1 de marzo de 1976. Es decir, que soy socia, desde que no tenía ni uso de razón. Un lujo, que he podido seguir manteniendo y que ahora comparto con mi familia, porque ya os he dicho que este es un sentimiento que se pasa de padres a hijos, y nosotros nos hemos encargado de pasárselo a nuestros hijos. Y cada dos semanas, o cuando se tercie, vamos juntos a La Catedral, igual que iba yo de pequeña con mi familia. E igual que van muchas familias.

El año pasado fui un día con mi madre y con mi tía. Disfrutaron mucho, pero yo disfruté más que ellas, llevándolas. Fue como la vuelta a los orígenes. Cuando tenía 3 años, hasta los 7, me llevaba mi ama a donde su hermana a ver al Athletic desde el balcón. El año pasado las llevé yo, teniendo ellas 89 y 86 años. Y espero poder volverlas a llevar y que mis hijos, en un futuro muy lejano, me lleven a mí con otro montón de años también. Y que podamos volver a gritar todos juntos… más pronto que tarde… y con ese sentimiento que nos une…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Animaos a contad aquí en comentarios vuestros primeros recuerdos del Athletic.

.

Va por ti «Tron»

Familia Athletic

Una de las mejores cosas que tiene el Athletic es que me ha hecho conocer a un montón de personas, con las que igual sólo me une nuestra afición a unos colores, pero que gracias a ella me he podido ir tranquilamente a tomar algo, a comer, a ver un partido a Madrid, e incluso a ver una final, aquí al lado, a Bucarest,… Uno de ellos es Juanvi, o, mejor, porque muchos le llamamos así, «el Tron».

Sobre él ya escribió el 1 de mayo del 2014 Jon Uriarte en el Correo, en Pródigos de San Mamés, un comentario muy bonito en el que nos contaba, como sólo él sabe hacerlo, quién era Juan Vicente Otero. He intentado introducir su texto (El Urtubi de Vallecas), pero no lo consigo, porque sólo lo tengo en imagen y excede lo permitido. Aquí va un resumen. Juan Vicente es un hijo de emigrantes que volvió a España y por amor acabó en Vallecas, con un alma y un sentimiento plenamente rojiblanco, y no por su Rayito, que también le gustaba, sino por el sentimiento rojiblanco del Athletic. Sentimiento que ha pasado a su mujer, Olga, y por supuesto, a sus dos hijos, Unai y Raúl. Un chalado del Athletic, como aquí o en cualquier lugar del mundo hay y estamos muchos. He tenido la suerte de conocerle y de compartir con él varias tardes o noches futbolísticas o simplemente culinarias y ha sido un placer. Un buenazo con el que daba gusto estar, discutir o disfrutar de nuestro equipo.

Pues bien, hace muy poquito, una m***** de enfermedad, se lo ha llevado y nos ha dejado aquí a todos como huerfanos. Y digo a todos porque aquí y allí un montón de gente lo queríamos. Si os queréis hacer una idea de lo que os digo, os dejo un enlace de la web aupathletic.com en el que los foreros hablan de él.

Mañana vamos a jugar contra el Rayo Vallecano y casi seguro que él, en otras circunstancias, hubiese estado aquí, por eso es que me he acordado y lo he querido compartir con vosotros. El Athletic no es sólo fútbol, es sobre todo sentimiento. Hace poco vi un vídeo que grabaron en el programa el Chiringuito, pidiendo a la gente del Athletic que dijese una palabra que definese a nuestro Club, y curiosamente, decían muchísimos la palabra familia. Eso es el Athletic, Familia. Y mañana, por desgracia, nos va a faltar en las gradas la presencia de uno de sus miembros, «el Tron», aunque en realidad sí que estará porque lo llevamos todos los de su Familia en el corazón.

Un abrazo a Olga, a Unai, a Raúl, y a todos sus amigos de Athletic Sekta, de aupaathletic, de Vallekas (con k, como él decía),… y que sepáis que mañana estará con nosotros animando a sus zurigorris, desde donde quiera que esté. Esperemos que el Athletic esté a su altura.

Goian bego.

Y…

¡Aúpa Athletic!

La siguiente Copa… para el Athletic

Y si no dará igual, estaremos como ayer un poco o un muy tristes pero… iremos a buscar otra, a por la siguiente. Digo esto como si fuese fácil llegar a las finales pero… teniendo en cuenta que en los 6 últimos años nuestro Club ha llegado a 4 finales hasta parece sencillo. ¡Qué va! Por supuesto que sé que no es cosa baladí. Tal la filosofía que tenemos y que hemos elegido, es precisamente todo lo contrario. El que el Athletic se haya colado en 4, es de un mérito descomunal. Quizá ella es una de las razones por la que a pesar de perder en el fondo tenemos un sentimiento de orgullo enorme. Por mucho que en los días previos en los periódicos plasmaran el deseo de los entrevistados de que el Athletic ganese, por lo que daban un pronóstico de victoria… ¿quién se creía lo que estaba leyendo? Ni siquiera el que lo decía. La diferencia de calidad entre los dos equipos es de tal tamaño que ni todos los santos, ángeles, milagreros y demás hubiesen posibilitado una derrota del Barcelona. Imposible. Impensable. Línea por línea y jugador por jugador son diez o mil veces (Messi) mejores que nosotros. Así lo hemos elegido y así será. Ahora con el Barcelona y el Madrid. En breve, con la nueva ley, hasta es probable que el Almería y todos los demás nos superen en calidad. Es elección nuestra y yo la doy por buena. La quiero y la apoyo. Por eso tendremos que trabajar más que el resto, mucho más y mejor, y además tener otras cosas.
El sábado Messi casi se bastó él sólo para dinamitar todas nuestras ilusiones, con una jugada de ensueño, de dibujos animados, dejando a toda nuestra defensa sentada, buscándole, intentando pararle. Imposible. Aplaudirle, no queda otra. Aplaudirle y maldecir la suerte de que las finales hayan sido 3 de ellas contra Messi, seguramente el mejor jugador de la historia, y contra un Barcelona sideral, cargado de internacionales. Imposible. Nosotros les ponemos en frente a Balenziaga, que me parece que hizo un buen partido, a Bustinza (tres partidos en Primera), a Williams, a Etxeita, a Rico, a Iraola,… los nuestros y los mejores para nosotros pero de una calidad muy inferior a la de ellos… es lo que hay. Eso sí, quiero destacar el partido de Herrerín y el de Williams. El presente futuro del Athletic, lo que hay que cuidar e intentar que haya más o que salgan más.
Sobre el planteamiento del partido me da igual que Valverde ponga tres centrales, dos, o cinco,… el resultado hubiese sido el mismo. Los jugadores lo intentaron y parar el mar ya se sabe que es imposible. Como sobre el tema deportivo poco más creo que se puede decir, voy a hablar de lo de siempre, la gran afición que tiene este equipo.

¡La hinchada otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
¡Hinchada, otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
Un amigo dice que está harto del tema de la maravillosa afición y cuánto nos queremos todos. Igual tiene razón y es un rollo, pero es una verdad como un templo y lo único que nos faltaba es no poder decirlo, gritarlo a los cuatro vientos y estar súper orgulloso de formar parte de ella. No sé vosotros pero a mí me parece un orgullo. Os conté que llevé a mis hijos a Barcelona con la idea de que conociesen el ambiente de una final y de que así fueran un poco más del Athletic (aunque era difícil). Estoy segura de que ambos objetivos están conseguidos y más que de sobra. Alucinaron por todo lo que vieron, en las calles, en el campo, en el pre partido y en el post partido. La forma incombustible de animar, en la que ellos tomaron parte. El ver el Camp Nou con muchos más athleticzales que aficionados del Barça y ¡en su propio campo! El escuchar un grito unánime en todas las calles, Athletic, Athletic. Han sido protagonistas de lo que han llamado en algunos medios de comunicación: la conquista pacífica de Barcelona por parte de los hinchas del Athletic. ¡CHAPEAU! Y ellos han tenido la suerte de vivirla en vivo y en directo, siendo partícipes de esa invasión. No creo que se vuelva a repetir algo así, el que una afición juegue en el campo del rival y le supere en número de una forma tan exagerada. ¡Que vaya tanta gente sin entrada! (dicen que el Celtic hizo algo similar en Sevilla). Si nos viese Obelix diría: «Están locos estos athleticzales» No le faltaría razón, sobre todo, porque muchísimos fuimos sabiendo que perdíamos seguro, no. Segurísimo. Da igual. Yo fui a acompañar al equipo, a animar, a arropar,… a vivirlo, a compartirlo con mi familia y con el resto de aficionados zurigorris. Y como dice Forges: «Anda que si llegamos a ganar…»
Forges, un crack como siempre
Forges, un crack como siempre

Si llegamos a ganar… no sé… no me lo puedo ni imaginar. Al final del partido se me pusieron los pelos como escarpias cuando los jugadores, dando la triste vuelta de honor, nos estaban aplaudiendo y todos, mientras, gritábamos como locos: «Athletic, Athletic», con las bufandas hacia adelante y hacia atrás. Eso perdiendo… Ganando, ni idea. Impensable.
Y no me olvido del ambiente en otras localidades. En Bilbao debió ser de locura, San Mamés, Pozas, García Rivero, la Plaza Nueva, en Recalde, en el frontón de Gorliz (creo que me han dicho),… en definitiva, en cualquiera de los lugares en los que pusieron pantallas gigantes, o una televisión pequeñita. El Athletic es pasión y es unión, unidos todos en una misma locura, pero como he dicho otras veces, bendita locura.
La próxima será nuestra, y si no… dará igual, ahí estaremos, de la misma forma, acompañando a nuestros jugadores, que lo han sentido tanto o más que nosotros porque ellos son parte de esta misma pasión. Pasión rojiblanca.
¡Aúpa Athletic!

Sala de prensa Jose Iragorri

Esto es un llamamiento a todos los compromisarios para que apoyen la iniciativa de conseguir que la sala de prensa de San Mamés se denomine Jose Iragorri.

Porque se lo merece (Dibujo de Asier y Javier)
Porque se lo merece (Dibujo de Asier y Javier)
Hace pocos días ante la pregunta de un periodista al presidente Urrutia sobre este tema, él dijo que era algo que correspondía a los socios. Bonita forma de quitarse el tema de encima. Recuerdo que para que los socios puedan decidir sobre ello la única posibilidad es que el tema sea sacado en una asamblea. La Junta Directiva lo podría plantear sin problemas, si quisieran, ya que los estatutos les permiten presentar propuestas a la asamblea para que tras el debate los socios compromisarios decidan su aprobación o no. Los mismos estatutos dicen que los socios pueden introducir un punto en el orden del día de la asamblea, pero el tanto por ciento necesario de socios que lo deberían firmar lo convierte en algo inimaginable e imposible, una quimera. En el caso de los socios compromisarios el tanto por ciento para presentar cualquier propuesta es de 10, es decir, serían necesarias unas 80 o 90 firmas, porque los compromisarios actualmente estamos entre los 800 y los 900. Desconozco la cifra exacta. La cifra no parece muy complicada. Pero el problema de conseguirla es que los compromisarios no nos conocemos entre nosotros y no sabemos a quién pedir que firme. Se ha intentado por activa y por pasiva que el Club habilite algún sistema para que los compromisarios estuviésemos en contacto, por ejemplo, que se habilitase una pestaña en la web del club, para propuestas de este tipo pero… al Club, o a los que están dirigiendo ahora el Club, y a los anteriores porque así me consta, no les interesaba ni les interesa para nada. ¿Lo consideran peligroso? Supongo que sí.
Por ello, estoy yo aquí haciendo el llamamiento. Yo como compromisaria que soy ya he firmado y he dado mi copia del carnet de identidad, y he solicitado a los compromisarios que conozco que hagan lo mismo. Todos los que conozco han firmado también, pero tampoco conozco a muchos. De ahí que aproveche este foro para animar a los que no lo han hecho todavía a hacer el esfuerzo. Las firmas hay que conseguirlas antes de este jueves a las 19:30, porque luego hay que entregarlas en el Club dentro del plazo que indican los estatutos, sino no se podrá debatir, en la asamblea del próximo lunes 14 de octubre.
Las firmas y los DNI se pueden entregar en dos bares de Bilbao, el Huevo Berria de la calle Licenciado Poza 65 y el Aroaldi de Elcano 24, así como en las oficinas de Radio Popular. Incluso si los compromisarios no pueden acercarse físicamente a estos lugares todavía estarían a tiempo de enviarlo por correo ordinario. La hoja que tienen que firmar se la pueden descargar de internet, por ejemplo de la página de Facebook Sala de Prensa Jose Iragorri.
Todavía no he dicho por qué me gustaría que esto fuese así, quizá porque me parece que no es ni necesario explicarlo. Pero por si acaso…. Jose me parecía además de un gran periodista, una persona que llevaba siempre presentes los colores del Athletic allá a donde iba, porque eran sus colores. Era sentimiento rojiblanco en estado puro. Muchos nos hemos criado con el bacalao, con su bacalao, que aunque no lo inventó él, sí que él lo desarrolló de una forma muy personal e inconfundible. De hecho, aunque se siguen cantando no es lo mismo, ni de lejos, por mucho que me gusten y me gustan los que han tenido la difícil misión de sustituirle en esa tarea, pero… ¿cómo es posible sustituir a alguien insustituible? Junto con todo esto, los que le conocieron dicen que era una gran persona, por ello precisamente por todo quiero que se le homenajee de esta forma tan sencilla, poner su nombre a la Sala de Prensa de San Mamés, que es donde él estaba como pez en el agua. Otros medios de comunicación se han hecho eco de esta iniciativa. La he visto o escuchado comentada en Radio Nervión, el Tele Bilbao, en Tele 7, y por supuesto en Radio Popular,… Todo es poco para conseguir algo tan sencillo como es un simple homenaje. Por él, por cómo era, y porque se lo merece, por favor, firmad la iniciativa. Y si no sois compromisarios acordaos de quién sí lo son y dadles el “turre” para que lo firmen. Muchas gracias por vuestra colaboración.
Y aprovecho para decir… ¡Aúpa Jose, allá donde estés! Y por supuesto ¡Aúpa Athletic!

¡Muchos más viudos de Bielsa!

Había oído hablar de la expresión «viudos de Bielsa» que surgió cuando Marcelo dejó la selección chilena. A pesar de entender cuál es el sentido de estas palabras, me ha gustado leer [Enlace roto.]en el que se habla sobre Rafael Echevarria, filósofo chileno, que analiza al argentino y se autodenomina así mismo viudo de Bielsa. Recomiendo la lectura y comienzo este texto diciendo que yo también me reconozco como viuda de Bielsa. Y vosotros … ¿lo sois?.

Despedida
Despedida

Dicho esto, voy a comentar lo que me pareció la rueda de prensa de Urrutia del viernes pasado en la que anunció la decisión unánime de la Junta Directiva de no renovar al entrenador elegido por ellos hace dos años. He introducido el link, pero en este caso no recomiendo que se acceda a él, debido al poco contenido del mismo, a pesar de los 27 minutos que dura. Como socia del Athletic, me hubiese gustado que el presidente del Club, al tomar una decisión tan importante, en contra del sentir de muchos de sus socios (así se lo hicieron ver el día de la despedida de San Mamés), hubiese explicado las razones, y no se escudase en «lo mejor para el Club» (¡pues sólo faltaba que la decisión la hubiesen tomado en contra del bienestar del Athletic!) y razones institucionales y deportivas (imaginamos que no son políticas… ¡O quizá sí!). Creo que los socios se merecen algo más de fuste. Al no explicar nada, postura comodísima (pero que creo que les está haciendo un daño tremendo), lo que facilitan es que la imaginación del personal (la mía incluida) se ponga a divagar y a inventar posibles razones de peso… pero… que… en el fondo lo único que hacen es polemizar y daño. Daño a Bielsa. Daño a los jugadores. Daño al Club y al final daño al Athletic.

En el primer párrafo y como declaración de intenciones he dicho que yo también me siento viuda de Bielsa. Las razones son claras: por saber o ver lo que he visto, por haber disfrutado con lo que ha conseguido sacar de este equipo, por regalarnos el año pasado que nos regaló, por ese fútbol que no se veía por aquí desde hace mucho, por su lealtad, por su trabajo, su entrega, por su identificación con unos colores que no son suyos, pero que los ha hecho suyos por profesionalidad. Por lo que dice, que me lleva a verle como una persona íntegra. Pero también las dudas son inmensas porque al no conocer las razones de la no renovación y al no entenderlo, pienso… y divago y suelto hipótesis sobre lo negativo que tiene que ser Bielsa que desconozco y no me lo explican. ¿Quizá esto es lo que quiere Josu Urrutia? Sigo sin entender esta táctica del avestruz.

¿Cuándo nos va a anunciar el nombre del próximo entrenador? El viernes dijo que al día siguiente empezarían a trabajar sobre ese tema. ¿Mentira o irresponsabilidad? No sé cuál de las dos opciones prefiero. Si en estas fechas todavía no han pensado en eso que Dios nos pille confesados. Y si es mentira ¿por qué? Si es que hay los fichajes que dicen que se han hecho (se rumorea…)… ¿quién los ha recomendado? Si el próximo entrenador no ha sido ¿Los ha hecho el director deportivo? ¿Ese director deportivo del que se dice que ya no ejerce como tal? ¿O el próximo director deportivo? También le preguntaron en rueda de prensa sobre el artículo de Joseba Vivanco en el Gara que hablaba sobre estos cambios, que dejo traslucirse en mis palabras, en el organigrama de Lezama. Preguntar es libre. Y no contestar es una política establecida desde el Club. Así que… Ni idea de si va a haber nuevo director deportivo, nuevo entrenador del Bilbao Athletic,… Ya nos enteraremos, si es que es necesario.

Bueno… antes os he dicho que no os recomendaba la rueda de prensa de Urrutia, pero, en realidad sí que lo hago porque prefiero que confirméis lo que estoy diciendo. Que no me invento nada. Y todavía no entiendo cómo tiene Urrutia la fuerza suficiente para salir ante los medios a hacer el papelón que hace. «Ir pa na es tontería» que decía José Mota, pero… no lo deben ver así desde el Club. Además, encima, el Presidente ha tenido mala suerte, porque se comparan sus ruedas de prensa con las de Bielsa… y claro… en fin… las comparaciones siempre han sido odiosas, y en este caso no es que sean odiosas es que son crueles, porque Marcelo ha dado más información en 10 minutos de alguna de sus ruedas de prensa  que Urrutia en todo lo que va de mandato.

También, he de decir que la forma de despedir a Bielsa me ha parecido fría, triste y de poco gusto. El hecho de que haya sido unánime por parte de la Junta Directiva, no lo suaviza, de hecho deja en mal lugar a todos los directivos allí presentes. Tres no fueron y tampoco estuvo el director deportivo, José María Amorrortu, ¿quizá quisieron desmarcarse de esa decisión o de esas formas? No lo sabemos.

Para acabar decir, que Marcelo nos ha enseñado que este Club, con esta filosofía (que por un lado nos agranda pero por otro nos limita), es capaz de conseguir mucho más de lo que hasta ahora nos habíamos impuesto como autolimitación, en forma de metas cortas de miras. Nos ha demostrado que es posible tocar el cielo y que hemos estado a un paso de lograrlo y en dos ocasiones. Que se puede pasar por encima de grandes rivales a nivel europeo y haciendo un juego elogiado por todos los periodistas, aficionados, y gente del fútbol, a pesar nuestras limitaciones. Marcelo pusiste al Athletic en el centro de todas las miradas y no me refiero a las nuestras que siempre lo tienen ahí, sino en el centro de las miradas del resto del mundo. Por todo ello creo que te merecías otra despedida que esa frialdad por parte de la Junta. Así que quédate con el cariño que te demostramos el día de la despedida de San Mamés («¡Bielsa, quédate!»), y te recuerdo que La Catedral siempre ha sido considerada sabia, así que esta vez seguro que tampoco estaba confundida.  

¡Hasta siempre, Marcelo!