Buen partido contra el Getafe

Bienvenidos sean los tres primeros puntos en esta Liga, así como bienvenido sea Raúl García a este equipo. Si alguien tenía alguna duda supongo que ayer mismo la despejó. Los buenos jugadores no pueden ser despreciados en ningún equipo y quizá menos que en ninguno en el nuestro, por la escasez de oferta que tenemos a la hora de buscar jugadores válidos. Ya nos limita suficiente nuestra filosofía como para poner nosotros mismos más trabas. El mismo Josu Urrutia cuando habla del Athletic parece que quiere que sólo jueguen en el Athletic los que sienten los colores… Gracias a que no es así, de hecho lo ha contratado él, porque sería terrible. Que Raúl García dijese con 18 o 19 años que prefería otras opciones antes que venir al Athletic no es para rasgarse las vestiduras. Yo lo que pido son profesionales. Jugadores como Alkiza que aunque no era del Athletic ni de lejos, sino de la Real y a muerte, se dejó aquí los higadillos por dar lo mejor de sí por unos colores que no eran los suyos. Txapeau. Lo mismo le voy a pedir a Raúl y sé además que lo va a dar. Es un profesional y como tal se ha portado en los lugares en los que ha estado. En Pamplona donde sí que eran sus colores, pero también con el Atlético de Madrid, con el que inicialmente no creo que le uniese nada. Así que bienvenido Raúl y a darlo todo, como ayer que fue uno de los jugadores destacados. Vaya golazo metió. ¡Mejor no se puede debutar en un equipo! Y a punto estuvo de cazar otro. Su colaboración con Aduriz perfecta. Su salto de cabeza potente llevándose muchas de las disputas por alto. Su pelea incansable y ya sabemos todos que a cara de perro. No da un balón por perdido y ese carácter siempre es contagioso. Lo da todo y pide el máximo a sus compañeros. Nos va a dar muchísimo. Además crea más competencia en su posición porque Eraso que parecía que se había hecho con el puesto ya ha pasado al banquillo y va a tener que trabajar muchísimo para recuperarlo. Y Javier ya lo empezó a hacer ayer mismo, porque salió al campo en su sustitución a dejarse el alma. Y en los pocos minutos que estuvo demostró su calidad con una asistencia, que Aduriz (siempre Aritz) se encargó de enviar a la red, volviendo a llevar la tranquilidad a la grada y poniendo en el luminoso el definitivo 3 a 1. Bien Aduriz, bien Raul y bien Eraso.

Dos de los protagonistas principales de la victoria (Foto: Athletic Club)
Dos de los protagonistas principales de la victoria (Foto: Athletic Club)
Para hablar algo del Getafe decir que en el primer tiempo tampoco opuso mucha resistencia. Daba la sensación de que el Athletic estaba ante un trámite fácil de solventar. Un acercamiento con parada complicada para Gorka pero muy bien solucionada y poco más. En el segundo tiempo ya fue otra cosa. Quizá les cayó bronca en el vestuario, no sé, pero salieron más puestos y más a intentar solucionar lo del primer tiempo. Empezaron a atacar con más intensidad y asiduidad y tuvieron alguna oportunidad, hasta que… Velázquez pilló ese balón en el borde del área, y con la colaboración de Gorka, esta vez no muy afortunado, consiguió el gol que nos puso nerviosos a todos. Eso seguido a unos minutos de agobio en los que no se conseguía salir del propio campo, hizo que la llegada del tercer gol, segundo de Aritz, nos hiciera respirar tranquilos.
Antes de acabar quiero seguir dando nombres propios, empezando por Iñigo Lekue que a pesar de jugar en banda cambiada hizo un muy buen partido. Dos despistes iniciales pero a partir de ahí todo perfecto. Balenziaga va a tener que trabajar mucho para recuperar el puesto. Y… puestos a pensar, si lo hace bien por la izquierda… ¿cómo lo hará en la derecha? . Ya tengo ganas de verlo ahí.
Otro nombre el de Laporte. Perfecta me parece su suplencia. Ya dije en el comentario pasado que sus sobradas con el balón le cuestan caro al Athletic y está bien que vea que el puesto no lo tiene en propiedad, y que sus compañeros lo pueden hacer mejor que él y que hay que currárselo. Ayer en su puesto estuvo Etxeita perfecto. Y Gurpegi por la derecha cumpliendo su partido 300 en Liga, ¡enhorabuena Carlos!
Susaeta ha mejorado con respecto a lo que ha venido ofreciendo en esta Liga y en la anterior. No en trabajo, porque siempre se ha matado a trabajar, sino en acierto en el pase. Tiene mucho margen todavía pero algo es algo. Buen partido.
Beñat, sigue muy muy bien, y que siga porque su dirección se nota.
Y ahora con la moral que dan los tres puntos a sumergirse en esta voragine de partidos todos seguidos que nos llegan. Empezando por el Augsburgo este jueves en La Catedral, inauguración de la Europa League, que seguro que exige un buen partido.
¡A por ellos Athletic!

ATHLETIC TXAPELDUN!!!

Desde luego el título no es el más original que he puesto, ni el más imaginativo. Simplemente es el mejor. El mejor por el significado. ¡Por fin! Treinta y un años persiguiéndolo y POR FIN, se ha conseguido.

¡Gracias Athletic!
¡Gracias Athletic!
El sábado decía, en mi anterior comentario, que el Athletic merecía un título y lo necesitaba. Por eso mismo, y por la cercanía de la meta, después del partido del viernes, estos tres días han sido muy largos, muy muy largos, por la incertidumbre de si nuestros leones iban a ser capaces de aguantar el asedio del mejor equipo de la historia. El Barcelona es mucho equipo y aunque en La Catedral el Athletic les barrió del campo, no nos podíamos fiar en absoluto. El miedo es libre y yo tenía mucho. No es falta de confianza en los rojiblancos, es la misma realidad la que decía que si alguien podía remontar ese resultado tan abultado, eran ellos. Los mismos que nos han dado para el pelo tantas veces y en tantas finales. ¡Por fin, se la devolvemos! Me da igual que estemos al principio de temporada y su poco rodaje. También nosotros estamos poco rodados. Nuestros chicos han sido capaces de ir al Camp Nou y empatar allí a uno, consiguiendo no sólo la Supercopa, sino que encima el resultado global ha sido nada más y nada menos que un 5 – 1. Palabras mayores. David ha derrotado a Goliat. La juventud, la inexperiencia,… han sido sustituidas por el coraje, la fuerza, y el hambre… de unos jugadores mayoritariamente inferiores en lo deportivo a los culés, pero que han dado todo lo que tenían, consiguiendo lo máximo a lo que podían aspirar. Un título. Han obrado el milagro. Un milagro que muchos, todos hemos perseguido desde hace 31 años, y repito, POR FIN, estos jugadores lo han logrado.
Cuando Aduriz ha conseguido el gol he empezado a llorar y no podía parar. Llanto incontrolable por saber que ya estaba, que se había conseguido, que tras tantos años sin nada que echarse a las manos, la Copa era nuestra. Una Copa. Otra Copa. Algo tan normal antes, pero tan raro o imposible en la actualidad. Lágrimas de tranquilidad, de alegría. Lágrimas por todos los jugadores a los que les hubiese gustado levantarla (habiendo jugado alguna final) y no habiéndolo conseguido. Por los jugadores que aún mereciéndolo por calidad, ni siquiera tuvieron la posibilidad de disputar una final. Por Iraola o por Toquero que ya no están en el equipo (aunque estén). Por Gurpegi que ha logrado levantar un trofeo que tanto deseaba y merecía. Por mi padre que estará encantado en el cielo con todos sus amigos zurigorris (Zarra, Eneko Arieta, Lezama, Jose Iragorri, Txema Landa…) Por todos esos niños, mis hijos incluidos, que me han preguntado estos días que cuándo sacan la gabarra. Por todas las personas mayores que pensaban que se iban a ir sin volver a ver al Athletic campeón. Por todos los que necesitaban un título para seguir creyendo. Por los que piden extranjeros para que tarden un poco más en volver a solicitarlos. Lágrimas, ¡qué demontre!, por mi también, que tuve la suerte de vivir los anteriores títulos de Ligas y Copas, pero que quiero dejar de contárselo a nuestros pequeños, porque ellos también habrán vivido una como protagonistas, y ya no pensarán que casi les mentimos, que eso es imposible que ocurriese. Lágrimas también por todos los athleticzales que lo han pasado tan mal o peor que yo. E incluso por los que nos tiene que aguantar con nuestra locura, que son aficionados más tranquilos, o más racionales, o que ni siquiera son aficionados.
Y para acabar lágrimas por el milagro que es el Athletic con su filosofía. Un equipo que se asemeja a una isla minúscula que por momentos parece poder acabar devorada por este mar o este fútbol actual. Parece, digo, sólo parece, porque es imposible que suceda por la afición que tiene detrás. Afición que sin un triste título que llevarse a la boca ahí ha estado a las duras y a las maduras durante 31 años. Así que esta Supercopa va para todos ellos, va para todos nosotros, va para las generaciones anteriores y para las futuras que ya tienen algo más que contar. Así nuestros hijos podrán contar a sus hijos, vivida en primera persona, la Supercopa ganada, al Campeón de todo de ese año, al Barça, al que se le ha privado de su sexto título en un solo año… al campeón de la Champion, al campeón de la Liga, al campeón de la Copa, al campeón de la Supercopa europea,… a ese mismo Barcelona. ¿Y quién lo ha conseguido? El ATHLETIC Y SU AFICIÓN ¡¡Enhorabuena a todos!!
ATHLETIC TXAPELDUN!

El Athletic pulveriza al Barcelona ¡¡¡4 – 0!!!

¡¡¡Desde hace mucho no tenía una alegría deportiva tan grande!!! El triunfo contra el Real Madrid de este año fue un subidón y ya lo comenté aquí. Pero contra el Barcelona, el Barcelona de los cinco títulos … contra el mismo Barcelona que nos ha amargado la fiesta en las últimas tres finales coperas… El mismo Barcelona del que estoy ya harta. Harta no, HARTÍSIMA. Ayer el partido volvíó a parecer un guión de Spielberg. Un amigo exigente dijo que sólo faltó el quinto gol y una expulsión de ellos. Tampoco hubiese sido muy descabellado… sobre todo lo segundo por el partidito que jugó Pedro… Solo le faltó pisar a alguien. O por el codazo de Luis Suárez. O mejor aún … que hubiese echado a Iniesta por esa pequeña protesta que hizo… pequeña… pequeña… protesta…jejeje. Pero bueno, hubiese sido demasiada alegría. No, no están acostumbrados a perder. Normal, claro. No pierden casi nunca. Ya me gustaría que el Athletic no estuviese acostumbrado a caer derrotado… Lo que no sé es si tendríamos tan mal perder.
Bueno… al partido. Los diez primeros minutos me temí lo peor… lo ya esperado… lo habitual… que el Athletic iba a correr detrás del balón como si la vida le fuese en ello, como si no hubiese un mañana,… pero sin olerlo. Como es normal porque es lo que ha pasado los últimos años. Diez minutos de pensar: “Otra vez… ¡quė aburrimiento!” Pero… a partir de ahí el Athletic empezó a conseguir el balón y a incordiar por el área. Dos corners seguidos, una internada y una buena finalización de Eraso que… ¡qué listo es! Y de ahí a la maravilla de Mikel San José. Un amigo me dijo ayer que si jugaba Ter Stegen había que tirar a puerta, que a él le parecía un crack con el juego de pies pero que parando no le gustaba nada… En fin… Del juego de cabeza mi amigo no me dijo nada… Jejeje. Cuando salió con la cabeza yo pensé … a ver adónde llega el balón porque lo puede dejar a huevo… Pensé también que los tres rojiblancos que estaban alrededor de la pelota se iban a estorbar. Pero no. Le dejaron a Mikel que… LO BORDO. ¡Qué maravilla! Eso sí… Ni Gorka ni Iago hagáis esa salida con la cabeza… Por favor. De todas formas, no le quito ni medio gramo de mérito a Mikel porque ¡vaya tiro!

¡Grande Aritz! (Foto: Deia)
¡Grande Aritz! (Foto: Deia)
En mi pesimismo lógico ante los culés… seguí viendo el partido pensando que a ver cuándo empataban. Messi estaba aburrido por nuestro otro Mikel, Balenziaga. No conseguía nada. Mientras, el Athletic seguía percutiendo y tuvo alguna ocasión que podía haber llegado a más. Pero claro, con un canto en los dientes. En el último minuto del primer tiempo faltita al borde del área, ideal para La Pulga. Todos aterrorizados. Pero no. Ahí estaba en la escuadra esperándole Iraizoz. Precioso saque de falta, ¡qué bueno es Messi!, y ¡qué paradón de Gorka! A comer el bocata felices y contentos.
El segundo tiempo… buf… El Barça que quería y no podía y el Athletic a lo suyo. Luis Enrique que intenta arreglar el desastre sacando a Iniesta. Pero Sabin Merino también siguió a lo suyo… a encarar a su lateral, a Dani Alves y a dejarle en evidencia. ¡Cómo se fue!, ¡cómo puso el balón! y… claro… ¡cómo saltó Aritz manteniéndose en el aire! … GOOOOLLLL. Buffff. Iniesta de espectador. Sale Rakitić. El Athletic siguió a lo suyo. Otro gol de Aritz. Y a lo suyo… Un penalti de Alves a Etxeita. Y otra vez Aduriz que transformó. 4 -0
Aquí metería el icono de susto. De hecho… creo que nunca había escrito un comentario con tantas exclamaciones, pero es que pocas me parecen, para las que metería. El Athletic estuvo espectacular. Soberbio. Perfecto. Superior.
Dicho esto, ahora falta la vuelta. El lunes a jugar allí, en el Camp Nou . Miedo me da. Bueno miedo no. Terror. Como ha dicho Luis Enrique, si alguien puede remontar ese resultado es el Barcelona. Razón desde luego tiene y mucha. El Athletic va a tener que volver a estar perfecto. Perfecto. Y a ver el Barça… Se van a dejar los cuernos. Van a salir todos los titulares. Y quieren el sexto título por encima de todo. Me niego a decir esa bobada del sext… que llevan repitiendo desde hace mucho. Pero el Athletic no es que lo quiera, es que lo NECESITA. Porque lo merece, porque ya es hora, porque con nuestra filosofía los milagros son necesarios. Son empujones a los descreídos. Son vitamina para el débil. No es insultar hablar de debilidad. Es realidad, pero es la realidad que queremos y que nosotros hemos elegido. Bendita filosofía. Por eso, necesitamos el título. Dicho esto también diré que me parece difícil conseguirlo por muchas razones, por su calidad, porque jugaremos allí, en su casa, porque no sé si interesa mucho que el Athletic con nuestra filosofía logre algo, por todo lo que todos sabemos pero… que nos quiten lo bailado. La alegría del 4 -0 va a permanecer siempre en el recuerdo. Y si conseguimos el título… Buf…
De todas formas, de antemano… y por lo conseguido… ¡¡¡ENHORABUENA ATHLETIC!!!
Y ahora a redondear el milagro… ¡¡¡A POR LA SUPERCOPA!!!

La siguiente Copa… para el Athletic

Y si no dará igual, estaremos como ayer un poco o un muy tristes pero… iremos a buscar otra, a por la siguiente. Digo esto como si fuese fácil llegar a las finales pero… teniendo en cuenta que en los 6 últimos años nuestro Club ha llegado a 4 finales hasta parece sencillo. ¡Qué va! Por supuesto que sé que no es cosa baladí. Tal la filosofía que tenemos y que hemos elegido, es precisamente todo lo contrario. El que el Athletic se haya colado en 4, es de un mérito descomunal. Quizá ella es una de las razones por la que a pesar de perder en el fondo tenemos un sentimiento de orgullo enorme. Por mucho que en los días previos en los periódicos plasmaran el deseo de los entrevistados de que el Athletic ganese, por lo que daban un pronóstico de victoria… ¿quién se creía lo que estaba leyendo? Ni siquiera el que lo decía. La diferencia de calidad entre los dos equipos es de tal tamaño que ni todos los santos, ángeles, milagreros y demás hubiesen posibilitado una derrota del Barcelona. Imposible. Impensable. Línea por línea y jugador por jugador son diez o mil veces (Messi) mejores que nosotros. Así lo hemos elegido y así será. Ahora con el Barcelona y el Madrid. En breve, con la nueva ley, hasta es probable que el Almería y todos los demás nos superen en calidad. Es elección nuestra y yo la doy por buena. La quiero y la apoyo. Por eso tendremos que trabajar más que el resto, mucho más y mejor, y además tener otras cosas.
El sábado Messi casi se bastó él sólo para dinamitar todas nuestras ilusiones, con una jugada de ensueño, de dibujos animados, dejando a toda nuestra defensa sentada, buscándole, intentando pararle. Imposible. Aplaudirle, no queda otra. Aplaudirle y maldecir la suerte de que las finales hayan sido 3 de ellas contra Messi, seguramente el mejor jugador de la historia, y contra un Barcelona sideral, cargado de internacionales. Imposible. Nosotros les ponemos en frente a Balenziaga, que me parece que hizo un buen partido, a Bustinza (tres partidos en Primera), a Williams, a Etxeita, a Rico, a Iraola,… los nuestros y los mejores para nosotros pero de una calidad muy inferior a la de ellos… es lo que hay. Eso sí, quiero destacar el partido de Herrerín y el de Williams. El presente futuro del Athletic, lo que hay que cuidar e intentar que haya más o que salgan más.
Sobre el planteamiento del partido me da igual que Valverde ponga tres centrales, dos, o cinco,… el resultado hubiese sido el mismo. Los jugadores lo intentaron y parar el mar ya se sabe que es imposible. Como sobre el tema deportivo poco más creo que se puede decir, voy a hablar de lo de siempre, la gran afición que tiene este equipo.

¡La hinchada otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
¡Hinchada, otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
Un amigo dice que está harto del tema de la maravillosa afición y cuánto nos queremos todos. Igual tiene razón y es un rollo, pero es una verdad como un templo y lo único que nos faltaba es no poder decirlo, gritarlo a los cuatro vientos y estar súper orgulloso de formar parte de ella. No sé vosotros pero a mí me parece un orgullo. Os conté que llevé a mis hijos a Barcelona con la idea de que conociesen el ambiente de una final y de que así fueran un poco más del Athletic (aunque era difícil). Estoy segura de que ambos objetivos están conseguidos y más que de sobra. Alucinaron por todo lo que vieron, en las calles, en el campo, en el pre partido y en el post partido. La forma incombustible de animar, en la que ellos tomaron parte. El ver el Camp Nou con muchos más athleticzales que aficionados del Barça y ¡en su propio campo! El escuchar un grito unánime en todas las calles, Athletic, Athletic. Han sido protagonistas de lo que han llamado en algunos medios de comunicación: la conquista pacífica de Barcelona por parte de los hinchas del Athletic. ¡CHAPEAU! Y ellos han tenido la suerte de vivirla en vivo y en directo, siendo partícipes de esa invasión. No creo que se vuelva a repetir algo así, el que una afición juegue en el campo del rival y le supere en número de una forma tan exagerada. ¡Que vaya tanta gente sin entrada! (dicen que el Celtic hizo algo similar en Sevilla). Si nos viese Obelix diría: “Están locos estos athleticzales” No le faltaría razón, sobre todo, porque muchísimos fuimos sabiendo que perdíamos seguro, no. Segurísimo. Da igual. Yo fui a acompañar al equipo, a animar, a arropar,… a vivirlo, a compartirlo con mi familia y con el resto de aficionados zurigorris. Y como dice Forges: “Anda que si llegamos a ganar…”
Forges, un crack como siempre
Forges, un crack como siempre

Si llegamos a ganar… no sé… no me lo puedo ni imaginar. Al final del partido se me pusieron los pelos como escarpias cuando los jugadores, dando la triste vuelta de honor, nos estaban aplaudiendo y todos, mientras, gritábamos como locos: “Athletic, Athletic”, con las bufandas hacia adelante y hacia atrás. Eso perdiendo… Ganando, ni idea. Impensable.
Y no me olvido del ambiente en otras localidades. En Bilbao debió ser de locura, San Mamés, Pozas, García Rivero, la Plaza Nueva, en Recalde, en el frontón de Gorliz (creo que me han dicho),… en definitiva, en cualquiera de los lugares en los que pusieron pantallas gigantes, o una televisión pequeñita. El Athletic es pasión y es unión, unidos todos en una misma locura, pero como he dicho otras veces, bendita locura.
La próxima será nuestra, y si no… dará igual, ahí estaremos, de la misma forma, acompañando a nuestros jugadores, que lo han sentido tanto o más que nosotros porque ellos son parte de esta misma pasión. Pasión rojiblanca.
¡Aúpa Athletic!

David, Athletic, derrotando a Goliat, Real Madrid

La alegría que me llevé el miércoles con el pase del equipo a una nueva final de Copa, casi se quedó pequeña el sábado con la nueva victoria de los rojiblancos. La diferencia entre ambas victorias es por la calidad del rival. El premio por ganar al Madrid son tres simples puntos en la Liga, y por ganar al Espanyol ha sido nada menos que acceder a una nueva final. A pesar de ello, la euforia que sentí al acabar uno y otro partido nada tienen que ver. El Real Madrid es junto con el Barcelona el equipo que disputa otra liga paralela a la nuestra. Esa Liga llamada a veces de las estrellas, pero que estrellas estrellas sólo hay muchas, en ambos equipos. Su calidad no admite duda y es mucho mayor que la de los demás, e infinitamente mayor que la nuestra. Ya no hablo de presupuesto, que también, sino de tener casi internacionales en todas las líneas, mientras que nosotros con nuestra Filosofía hacemos lo que podemos, con lo que da de sí la formación aquí y el territorio geográfico en el que podemos pescar. Una enanez frente a la inmensidad del mundo.

Grande el Athletic (Foto: Álvaro Barrientos)
Grande el Athletic (Foto: Álvaro Barrientos)
Por eso titulo David frente a Goliat, y por esta razón tan simple de nuestra Filosofia es por la que cualquier alegría se multiplica por 23, y si es ganar a los todopoderosos, Barca o Madrid, pues ya no es alegría, sino euforia. Supongo que a muchos de vosotros os pasó lo mismo que a mí. Nadie daba un duro por ganar al Madrid. Ya se sabe que algún optimista o inconsciente insurrecto siempre te va a decir que ganará el Athletic, pero… teniendo los pies en el suelo es casi imposible esa posibilidad. Conclusión: que cuando ocurre te da como un ataque de alegría difícil controlar. Te acuerdas de todos aquellos que no hacen mas que clamar para acabar con nuestra Filosofía en cuanto vienen un poco mal dadas y aunque las grandes alegrías te las dan pocas veces es suficiente para reafirmarte en que ésta es nuestra manera de competir, la que nos hace estar tan orgullosos de nuestros chicos, de nuestro equipo, y de nuestra camiseta. Orgullo, pasión, amor a los colores… nada sería igual si la competición fuese en igualdad de condiciones. El plus ese que tiene el Athletic se lo da la Filosofía, que es la misma que hace que los aficionados del Athletic no seamos solo de aquí, sino de cualquier sitio, italianos, mexicanos, ingleses, murcianos, malacitanos,… da igual. Por ejemplo, De Puertollano (Ciudad Real), es Manuel Juliá y este fin de semana ha escrito desde su corazón rojiblanco “Un canto al origen”, que os recomiendo y del que rescato las siguientes palabras:
“Por eso ahora, cuando el gran Madrid de los dólares de Florentino, visita La Catedral, no puedo dejar de sentir una profunda solidaridad con los rojiblancos. Tienen a raudales ese sentimiento de calle que a veces el Madrid desprecia con su soberbia. Y entonces levanto mi copa en el bar, por ese amor vasco al fútbol que nada puede pervertir. Ni el dinero, ni la fama, ni la vanidad. Ni otra globalización que ese romanticismo de lo auténtico que alimenta la piel más difícil de alimentar: la piel del alma”.
Gracias Manuel por poner palabras a un sentimiento.
Y, unido a esto anterior, acabo diciendo que David ganando a Goliat, Nuestro Athletic derrotando al Real Madrid, no ha hecho otra cosa que alimentar y alegrar hasta el infinito la piel de mi alma y sé que la de muchísimos de vosotros también.
¡ Gracias Athletic!