¡¡¡¡¡Aritzzzz…. AAADURIZZZZZ!!!!!

Si no tuviesemos a Aritz tendríamos que inventarlo. Casi él sólo ha ganado el partido a los alemanes. Sus apariciones providenciales en forma de goles dan al Athletic la vida y los resultados. Ayer quizá más que nunca. Otros dos goles que dan la vuelta a un marcador que visto el primer tiempo parecía difícil de conseguir. Pero no ha sido así porque nuestro delantero es capaz de aparecer solo, sin marcador, para rematar un córner excelente sacado por Beñat. Lo increíble es que esté solo. Pero no es por dejadez de los defensas contrarios, es porque es un artista desmarcándose. Va hacia delante, vuelve hacia atras y para cuando sacan el córner ya está en otro sitio alejado del defensa. Y trallazo con la cabeza. Tocó el portero pero era imposible de parar. Empate conseguido y el athletic que se volvió a meter en el partido tras una primera parte bastante deficiente.

Grande saltando, grande en todo (Foto Deia)
Grande saltando, grande en todo (Foto Deia)
Empezó bien el equipo el partido con una oportunidad de Aritz, que no pudo concretar, tras buena internada de De Marcos. Después de eso tras un par de fallos de los zurigorris, el Augsburgo cogió confianza y empezó a dominar el encuentro, sobre todo propiciado, repito, por los propios errores. Errores de muchos de nuestros jugadores que culminan con el gol de ellos. A partir de ese momento el dominio fue total alemán con otro montón de errores y pérdidas absurdas que creo puso todavía más nerviosos a nuestros rojiblancos. La mejor noticia era la conseguida, que el Athletic terminara la primera parte sólo con un gol en contra. Herrerín a pesar de algún despiste fue determinante con un par de paradas que mantuvieron al equipo en el partido.
El segundo tiempo casi comenzó con el empate de Aduriz, que no amilanó a los teutones. De hecho, de nuevo tras varios apuros de Lekue fue otra vez Herrerín el que mantuvo al equipo con otro par de intervenciones. Hasta que en el minuto 66 Aritz fusiló otro balón que le llegó gracias a la pelea de Markel pero… ¡que más quiere Aduriz que pillar un balón suelto por el área! Otro trallazo ahora con el pie. Inapelable. Remontada y a pesar de que en los minutos siguientes parecían tocados, ahí volvieron a poner a prueba a Iago que no estaba dispuesto a dejarse batir otra vez. Bien. Markel de nuevo peleón se llevó el esférico y tras un perfecto recorte lo pone en la escuadra. Gol que le puede venir muy bien para darle confianza. Gol que hace que el Athletic consiga un resultado que para nada demuestra lo visto sobre el campo. El Augsburgo ha sido un equipo muy bien plantado, y muy peligroso que ha merecido un mejor resultado, así que enhorabuena al Athletic por estos tres primeros puntos en la liguilla de la Europa League que pueden ser valiosísimos. Dan confianza y permiten ir más tranquilos a Holanda a jugar el segundo partido contra el AZ Alkmaar, que ha perdido contra el Partizan 3 a 2. Sobre todo teniendo en cuenta que los próximos dos partidos son a domicilio.
Y ahora el domingo casi sin poder descansar a jugar contra el Villarreal que ha perdido en esta misma competición pero con diez cambios con respecto al equipo que sacó el otro día en Liga. Lo que indica que seguramente muchos de los jugadores que jueguen contra el Athletic lo harán de refresco. No importa, porque ellos vienen de perder y nosotros de ganar y eso siempre hace que el cansancio sea menor… o eso dicen los jugadores… Sea lo que sea…
¡AÚPA ATHLETIC!

Tres puntos para presionar al Málaga

Casi con esta frase podía empezar el comentario y a la vez acabarlo porque el partido no ha dado para más de sí. O quizá el Athletic ha sido el que no estaba para mucho más. De hecho casi la mayor protagonista ha sido la inmensa inocencia del Córdoba, que ha dejado a las claras el motivo de su clasificación. De cara a puerta han demostrado una incapacidad manifiesta. Lo malo es que nuestros chicos no es que hayan estado mucho más acertados.

Beñat el mejor del Athletic (Foto: Deia)
Beñat el mejor del Athletic (Foto: Deia)
Beñat lo ha intentado e intentado, a la hora de rematar, a la hora de crear e incluso a la hora de recuperar. Intentos y encima un gol. Gol que no ha sido directo sino gracias a un rebote, completándose así el cuadro. De todas formas, en la repetición me queda la sensación de que el balón iba a puerta, más en concreto a la escuadra, pero la mala suerte o suerte hace que dé en un jugador y que pase entre las brazos del portero verdiblanco. Por cierto, Juan Carlos, con mucha diferencia el mejor de su equipo. Le ha hecho a Aritz la parada de la jornada. La jugada entera ha sido preciosa. El centro de Ibai medido, el salto de Aduriz hacia atrás, quedándose en suspensión y dando impulso en último momento a su cabezado, para elevarlo por encima del portero, sencillamente buenísimo. Para acabar Juan Carlos, sacando una mano, igual de increíble, desviando el esférico hasta el travesaño. ¡Qué preciosidad!
Nada más que echarse a la boca. Cada vez que se recuperaba el balón se perdía en unos contrataques realmente lamentables. Algún disparo de Ibai y otra ocasión de Aduriz a pase de Viguera, pero Juan Carlos estaba empeñado en mantener a su equipo con posibilidades hasta el final del partido.
He escuchado que el equipo se está dejando llevar y que no lucha. No puedo estar más en desacuerdo. Ayer el equipo no estuvo bien y por momentos el Cordoba tuvo demasiadas oportunidades. Pero los jugadores no se esconden y meten la pierna si es necesario. Lo que pasa es que como nos ocurre siempre, al jugar contra los colistas, el juego se nos atraganta y presenta más dificultades de las que sobre el papel debería tener. Pero tampoco podemos olvidar que el Córdoba se está jugando las habichuelas en Primera, con ello quiero decir que ellos también juegan y con ellos hay que contar. Sobre todo, porque nos ganaron en la primera vuelta.
Así que lo realmente importante es que el equipo ha conseguido los tres puntos, que era el objetivo, y así le pone presión al Málaga, que de hecho no ha sido capaz más que de empatar. Es decir, les tenemos a un punto. Y nosotros a lo nuestro.
¡Aúpa Athletic, a seguir metiendo presión y ahora a por la Real!

¡Gran resultado en Turín del Athletic!

Mejor que bueno el resultado que se han traído los leones de Turín. Si firmábamos una derrota por la mínima, como un 2 a 1 antes de empezar el partido, que podemos decir del 2 a 2. Excelente. Para empezar novedad en la portería. Iago Herrerín titular a pesar de no ser la Copa, que parecía que era su txoko particular. Perfecto. Me gusta Iago. En los goles poco podía hacer pues en ambos ha sido fusilado. Y ha tenido una mano importante para evitar un gol. Junto a él volvía a jugar Jon Aurtenetxe que no ha tenido tampoco su día. Parece que el hecho de no hacerlo bien el pasado partido le ha puesto más nervioso y el hombre no ha dado una a derechas. Lo siento muchísimo por él y espero que sea fuerte moralmente porque sino… En la otra banda estaba otra vez De Marcos, demostrando por enésima vez que no es lateral. Y van… su primer tiempo ha sido bastante malo, tanto en defensa como cuando subía, donde ha fallado todos y cada uno de los pases que ha hecho. Ha mejorado en el segundo tiempo cuando le han cambiado de banda. Sólo falta que lo prueben de portero. Tanta polivalencia no sé si lo está matando.

Debut goleador de Williams (Foto: Reuters)
Debut goleador de Williams (Foto: Reuters)
Las otras novedades delante, para el minuto seis ya habían cumplido. Viguera, otra vez, hace una jugada soberbia y le da un balón de gol a Williams, el cual marcando con la rodilla, se estrena como goleador en el primer equipo, y seguro que llegarán muchos más. Su siguiente jugada es de goleador, bajando un globo del cielo, dándose la vuelta y voleando. Pena que se le ha ido alta. A partir de hay, todo el primer tiempo ha sido para el Torino que ha dejado en cueros, en casi todas las jugadas, a nuestros defensas. Pero sólo han metido dos goles y eso nos ha salvado. En este primer tiempo nuestros chicos han vuelto a demostrar su incapacidad creativa y su fundida de plomos en cuanto llegan a los tres cuartos de campo, salvo el precioso gol. Pero lo dicho, el que perdona paga. En el segundo tiempo el Torino se ha puesto a verlas venir y así le ha lucido el pelo. El cambio de sistema por parte de Valverde ha mejorado al equipo y aunque nosotros seguíamos siendo incapaces de crear, a base de insistencia y de conseguir faltas, una de ellas ha conectado con la cabeza de Gurpegi que ha hecho un remate imposible de parar, consiguiendo un gol importantísimo. En otra de las muchas faltas conseguidas, de nuevo por Muniain, ha enviado el mismo Gurpe al travesaño, pero un 2 a 3 hubiese sido demasiado premio. Como le llevo dando cera a Muniain toda la temporada, tengo que decir que su segundo tiempo ha sido destacable, no sólo por intentarlo, como siempre, sino por todas las faltas que ha conseguido. Faltas que han sido determinantes en el desarrollo del segundo tiempo. Una vez dicho esto, vuelvo a repetir que esta poca mejoría no justifica que no jugando nada se haya pasado toda la temporada de titular. De todas formas hoy, en el segundo tiempo bien. Espero que sea el inicio de una mejoría clara en su juego porque el equipo lo necesita. Me alegro también de la participación de Kike Sola. Todos pueden aportar y es absurdo tener a jugadores casi casi apartados.
Para acabar decir, que el próximo jueves en San Mamés hay que convertir este resultado en un pase a la siguiente ronda, pero antes de eso, el domingo en Liga, tenemos que conseguir lo realmente importante, que es ganar al Rayo Vallecano. Los tres puntos son de vital importancia y hay que ir a por ellos con todo y más. Cuento también con la afición. Hay que animar a tope hasta el final del partido, que es la mejor forma de ayudar a conseguir un buen resultado.
¡Aúpa Athletic y a por el Rayo Vallecano!

La magia San Mamés

Ya sé que ha pasado un montón de tiempo desde que el Athletic se  clasificó para la Champion, pero la vuelta de vacaciones se me ha hecho dura y no encontraba momento para escribir. Encima sólo falta un día para jugar contra el Barcelona. No importa. No voy al hablar de los culés y de lo que allí nos espera. No. Prefiero volver de vacaciones hablando de la magia de San Mamés. De lo que vivimos el miércoles de hace 2 semanas (como esto no es un texto periodístico, sino un comentario en un blog, me permito la licencia de hablar de algo no actual… ). Y lo hago porque para mí y creo que para muchos el sentimiento de lo que vivimos seguro que perdura mucho tiempo.

San Mamés desde la ría
San Mamés desde la ría
El partido tenía todos los ingredientes necesarios para ser algo especial. Encima en mi caso se añade la suerte de que mi familia fue al completo porque mis hijos estrenaban carnet al ser socios berrias. ¡Qué mejor manera de estrenarlo! El campo mostraba un aspecto reluciente en todos los sentidos. La gente animando sin jugadores. Estos salen y el delirio. Y si tengo que hablar sobre el himno… o lo que sentí mientras se cantaba… Lo que mejor lo refleja es una imagen que ha volado por internet, wasaphs, twiters,… titulada: No es frío. Es el Athletic. (No he sido capaz de subirla… perdonad mi torpeza). Para el que no la conoce y no la puede buscar, diré que es, simplemente, una foto de un brazo con carne de gallina. Aunque en mi caso he de decir no era sólo el brazo. Cuando el encargado de la megafonía quitó el himno, después de los gritos de ánimo de siempre del público, a los aficionados nos dio igual y seguimos cantando, ¡a capela!, el himno, es decir, la letra a voz en grito. Es la primera vez que pasa en San Mamés y durando tanto tiempo. Impresionante. Precioso. Ahora que lo estoy recordando de nuevo tengo carne de gallina. Y no es frío. Tengo varias amigas que dicen que es locura… bueno, tampoco se lo discuto. Pero es lo que sentí. El público dejó de cantar cuando pusieron el himno de la Champions. El primer momento mágico para mí había tenido lugar.

Durante el partido, los nervios hicieron que lo pasase mal, sobre todo con el gol de ellos, pero a partir de ahí… (De nuevo carne de gallina), vino todo rodado e indescriptible. El premio a todo un año de trabajo se tocaba con las manos. Un año completo trabajando para ello, aunque no fuese ni mucho menos la meta inicial. Si no se hubiese logrado nos hubiésemos quedado con la misma cara de tontos que los pobres napolitanos… todo el trabajo a la basura, o al premio menor de la UEFA. La Champions es lo más y diría que casi algo impensable para el Athletic por la filosofía que tenemos pero… ¡¡SE HABÍA LOGRADO!! Siguiente momento mágico.Tuve una sensación parecida hace 16 años, en aquel partido contra el Zaragoza que nos situó definitivamente en segunda posición al acabar la Liga, dando así la posibilidad del pase a esta misma competición. Quedar segundos aquel año también fue algo increíble. 16 años son muchos, pero quizá para una meta que creíamos impensable, igual no es tanto. SOMOS DE CHAMPIONS. Ahora a disfrutar el momento o los momentos, y a llegar lo más lejos posible, gracias en parte a LA MAGIA DE SAN MAMÉS.

¡Aupa Athletic! Y por supuesto, mañana… ¡a por el Barça!

¡Enorme Athletic contra el Sevilla!

El Athletic ha sido demasiado equipo para este Sevilla que no ha podido ni siquiera inquietar un poquito, a unos jugadores que están en estado de gracia. Ha sido un placer asistir a este partido por todo. La afición zurigorri conocedora de lo que nos jugábamos antes de empezar el partido ya ha ido a acompañar al equipo a su salida del hotel de concentración (como en los momentos importantes, todos juntos). Ya una vez en San Mamés, para empezar a abrir boca, en el marcador que ponen el  vídeo de Zu Zara Nagusia: Lortuko dugu… Denok batera (Lo conseguiremos entre todos), que es precioso y me pone la carne de gallina durante los escasos 1′ 32″, que dura. Emocionante, pero sobre todo cuando le oigo a Jose Iragorri cantar un Bacalao de Julen Guerrero, y cuando otro locutor dice… “el triunfo nuevamente de once aldeanos” ante el gol de De Marcos de hace dos años en Manchester. Chapeau al Club por haber creado el vídeo.

Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)
Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)

Lo siguiente, el mosaico que a mí en el campo, desde mi perspectiva de la Tribuna Este, me ha parecido perfecto, cosa que se demuestra en la foto. Después el minuto de silencio por Tito Vilanova, respetado, respetadísimo (al no haber música, impresionaba el silencio). Y luego, y más importante, todo el partido en sí. Tengo que reconocer que iba muy nerviosa a La Catedral, sabía, como todos, lo que nos jugábamos y que era “El partido”. Como ya mencioné la semana pasada era una auténtica final, pero jugando en casa, con todas las ventajas que ello tiene. San Mamés es mucha Catedral y el Sevilla, casi sin darse cuenta, ya estaba en la lona para el minuto 4. Gol Olímpico de Markel Susaeta, que facilita las cosas de una manera sustancial. El Sevilla, a decir verdad, da la sensación de que ni se inmuta porque sigue jugando igual. Sigue haciendo lo que tenía planeado que era esperar al Athletic en defensa, y salir a la contra para, aprovechándose de algún error nuestro, marcarnos algún gol. Pero, claro, teniendo ya un bacalao los rojiblancos, no se entiende mucho el seguir igual.  Aunque es evidente que para ellos sí. El Athletic ha seguido a lo suyo, es decir, a atacar pero guardando bien las espaldas, y con más tranquilidad. La tranquilidad que te da el que sean ellos los obligados a conseguir algo más. Podíamos haber aumentado el marcador en el primer tiempo pero… no todo va a ser tan sencillo. Pena el taconazo de Aduriz, que ya que no metió la preciosa chilena del otro día, se podía haber resarcido con un gol de espuela.

En el segundo tiempo salimos igual que el primero y para el minuto 8, Iturraspe (imperial de nuevo), cruza con su pase el campo y le pone el balón a Iraola, que centra con rosca perfecto a la llegada de Muniain quien se saca un remate dificilísimo con la derecha de volea, que se pega a la cepa del poste, haciendo imposible la parada de Beto. 2-0 y más tranquilidad. Y en el minuto 73 el éxtasis, con una casi réplica del inicio del gol anterior, pero con dos pequeñas variaciones en la culminación. De nuevo Iturraspe (imperial, lo repito, pero añado que, imperial durante toda la Liga) cruza el campo con un pase a Iraola, que controla otra vez, centra, y en este caso es Ander Herrera que casi tirándose en plancha, mete el tercero de cabeza. BACALAAAOOOOO y casi casi en Champions. Además, como poco antes del gol Diogo se autoexpulsa con una chiquillada que le supone la segunda amarilla e irse para la caseta, más tranquilidad no se puede pedir. El Athletic a lo suyo, que no ha sido otra cosa que hacer parecer inferiores a los equipos contrarios. Durante todo el campeonato nos ha parecido… es que el Celta no ha jugado nada, es que el Almería ha sido muy flojo, es que eran malos,…. Ayer… es que el Sevilla pensaba en la UEFA. Sí, bien pero… de tan repetido que está siendo esto, yo creo que ya no es casualidad. Lo que pasa es que el Athletic está muy bien, y hace pequeños a los rivales. En la tele a un aficionado le han preguntado que si le había parecido el Sevilla tan fiero como lo pintaban, y él con muy buen criterio ha dicho que lo que ocurre es que quizá es al Athletic al que no lo pintan realmente todo lo fiero que es. Estoy de acuerdo con él. Por supuesto, no me olvido que la alineación del Sevilla no era la titular. Sobre todo porque faltaba su mejor hombre Rakitic, pero, tras darle las gracias a Emery, él sabrá quién pone de titular. Ellos sabrán a qué le dan más importancia. Desde luego para nosotros ha sido una suerte que este partido se haya jugado justo en medio de la semifinal de UEFA. Pero, ¿quién sabe?, quizá aunque hubiese jugado con todos sus titulares el resultado hubiese sido el mismo. Nos da igual el equipo contrario, porque los nuestros están tremendos. Eso sí, gracias Emery, por empezar a disputar tan tarde el partido. De hecho han conseguido meter un gol y se veía que eran peligrosos. Pero no lo suficiente para este Athletic.

Como siempre voy a dar nombres, aunque deberían ser todos. Los goleadores, el asistente (ya mencionados). San José que creo ha hecho su mejor partido. Balenziaga, totalmente asentado y cada vez más, mejorando sus prestaciones en ataque. Rico, barriendo el centro del campo. Iraizoz, fundamental en un par de balones a los que ha tenido que salir rápido. Laporte (normal que lo quieran un montón de equipos). Y a todos y a cada uno de ellos: Chapeau, leones.

Y ahora a rematar la faena en Vallecas, campo en el que siempre se nos recibe bien y al que siempre van muchísimos aficionados zurigorris. Encima el partido es en viernes, y en medio de un puente para muchos (aunque no sea mi caso), por lo que puede ser un desplazamiento masivo. Además, hemos tenido la inmensa suerte de que el Rayo ha ganado este fin de semana fuera su partido, por lo que con esos tres puntitos matemáticamente están fuera de peligro. Aunque esa salvación quizá les dé más tranquilidad y estén menos nerviosos. Pero… yo, desde luego, prefiero encontrarles a ellos así y que no se jueguen nada.  Tal y como está el equipo, no debería preocuparnos cómo esté el rival. Por tanto, Athletic, vosotros a lo vuestro y ¡a por el Rayo! y ¡a por la Champions!