Despedida oficial de San Mamés

La semana pasada una lectora me comentaba que estaba harta de hablar de las despedidas de San Mamés. Que San Mamés no se iba a ningún lado y que va a seguir ahí. Sé que se refería a que seguirá en nuestros corazones y estoy totalmente de acuerdo, porque ni a mí ni a nadie se nos va a olvidar lo que ha sido o supuesto San Mamés para todos y cada uno de nosotros.

Agur, San Mamés
Agur, San Mamés

De todas formas hoy voy a volver a hablar de la despedida, en este caso de la oficial, ya que el domingo se jugó el último partido de competición. Y fue, en lo que respecta al fútbol similar a lo que ha sido toda la temporada. Una tristeza, un quiero y no puedo, un desatino en lo que respecta al último pase, y en lo que respecta al tiro a puerta. El Athletic se volvió a empeñar en entrar hasta la red con el balón controlado y dando doscientos pases, paredes, y demás cosas improductivas, por lo menos cuando lo hacen nuestros jugadores. Y la pena se multiplica cuando ves que el equipo que tienes en frente te deja hacer lo que quieres. No te presiona, te da facilidades.

Si eso es poco, para acabar de pegarte un segundo tiro en el pie, ahí tenemos a Muniain, para demostrarnos que lo peor que hay en él, no se nos va a olvidar fácilmente. Cualquier momento es bueno para sacarlo otra vez. Es cruel lo que digo. Sí. Pero más cruel es dejar otra vez a tu equipo en inferioridad numérica por una niñería en un partido que todos quieren ganar. Claro que le estaban haciendo falta, y que el árbitro es malo de solemnidad y nunca ve nada ni a nuestro favor, ni bien (No sé cuál es peor de los dos hermanos Teixeira). Pero… de ahí a soltarle una patada al contrario va un trecho muy largo. Patada absurda, suave, y lo que queramos, pero, tarjeta roja al canto.

A pesar de eso, el equipo en este caso no desapareció como ha hecho otras veces en esta Liga al estar en inferioridad (así de fácil lo estaba poniendo el Levante), y siguió atacando. Eso sí con la misma inoperancia anterior. Salieron Ibai y Toquero y mejoraron bastante el último pase pero… no el remate a puerta.

Y ahí que llega un tal Juanlu, que ni siquiera ha sido titular en muchos partidos de esta Liga y  San Mamés para dejar contento al que sufre… nada… que lo hace pasar a la historia con su gol, último gol de San Mamés. El primero Pichichi y el último, un tal, Juanlu. Enhorabuena chaval.

Una pena. Encima para más recochineo, ni el Sevilla ni el Getafe han ganado. Es más, han perdido. Es decir, las posibilidades de entrar en Uefa eran reales. Lo dejaremos estar… como todo lo demás de esta temporada, que vaya temporadita que nos han dado entre unos y otros.

Para aderezarlo todo, muchos y yo entre ellos, cantando para que Bielsa se quede. Yo no estoy en Gol Norte ni en Gol Sur. Lo digo porque muchos quieren hacer creer que los cánticos sólo salían de los fondos. Yo estaba en Tribuna Este y muchos de los que estaban en ella también siguieron la canción. Y pitos yo en mi tribuna no oí ni uno solo. Así que creo que el apoyo al entrenador fue amplio. Tomad nota Josu y Junta Directiva.

Por supuesto, pitos generalizados, y mis aplausos y los de cuatro como yo, que fueron los que se oyeron para recibir, de nuevo, a LLorente. Al que aplaudí y lo volvería a hacer porque es del Athletic, por todas las cosas que nos ha dado y no hace tanto tiempo. Por su gol in extremis al Sporting portugués que nos metió en la Final de la Europa League, por su amor a los colores. Sí amor a los colores y sentimiento Athletic, que estoy segura que lo tiene. Esto mismo que digo lo volví a ratificar al ver las imágenes de los cien aplausos a la Catedral (preciosa idea de la Junta y así lo alabo), porque Fernando, mientras aplaudía estaba llorando. Algo sentirá estando desde los 11 años en Lezama. Has hecho cosas mal Fernando, pero peor lo ha hecho el Club y encima nos ha salido un pastón. Pena que salgas así de San Mamés y del Club. Pero que sepas que algunos te seguiremos aplaudiendo por meter el último gol de un jugador del Athletic en San Mamés, que por cierto, supuso la salvación y… sobre todo, por ser del Athletic.

Vuelvo al homenaje. Otros jugadores durante los cien aplausos que se dieron ni siquiera estaban. ¿Muniain? Si a él no se le ocurre que tiene que salir, ¿no puede ir nadie a decírselo?. ¿El resto de jugadores del banquillo y los que no estaban concentrados, incluyendo a Amorebieta? (tampoco se le ocurrió a nadie). ¿Y el cuerpo técnico?. ¿No tenían que estar Bielsa y sus colaboradores en el centro? Como veis la idea me gustó pero… le quedaron unos flequillos que se podían haber mejorado. Espero que en la despedida no oficial, esos flequillos se limen con mucho más cuidado porque ya he visto también que algún  ex jugador está un poco dolido y con razón. Aunque estoy segura que los ex jugadores, ex entrenadores, etc… están reservados para el último partido. Eso espero.

Yo desde luego allí estaré, aunque ni sepa quién juega, ni qué se va a hacer, ni a qué hora… Da igual. En la Catedral nos vemos para la última despedida.

El Athletic lo merecía de verdad

Estaba jugando bien los últimos partidos a pesar de no obtener buenos resultados, y de nuevo, contra el Barcelona iba a ocurrir lo mismo, muy buen juego pero… derrota, dejando a los aficionados y a los jugadores inmersos en una nueva depresión, a pesar de que la derrota a priori, era más que previsible.

¡Por fin, Ander!

Pero lo que son las cosas, cuando ya estaba acabado casi, de hecho más de uno ni siquiera vio el gol, un jugador, Ander Herrera, que seguramente es uno de los que más ha rematado a puerta este año, sin ningún resultado positivo, curiosamente, pega mal a la pelota y se cuela en la red por donde parecía que no había hueco. Primer gol de Ander en esta Liga y respiro, y satisfacción, porque jugar bien y perder es una mierda. El Athletic no merecía la derrota y San Mamés nos devolvió lo que debía ser nuestro: un punto, que es más que un punto. Es un pasito nuevo hacia la salvación, es moral de cara a los últimos partidos y es impedir que el Barça se vuelva a llevar los 3 puntos. Devolverles a los catalanes la tristeza que nos supuso el empate que el año pasado consiguió in extremis Messi. También a ellos les puede pasar lo mismo. No era suficiente su 1-2 y quizá esa soberbia de mover el baloncito después de verse triunfadores, les ha hecho perder esos dos puntos. En este campo, San Mamés, que por cierto, no le dice nada a Iniesta, también los partidos duran 90 ó 94 minutos y hay que ser más humilde. ¡Qué alegría de gol!

Además como parte del público participé de abuchear a Iniesta. San Mamés no olvida y lo demostró también el sábado. Grandes rivales pueden salir ovacionados, como Xavi, o silbados como Cristiano e Iniesta. No nos gustan ni los chulos prepotentes ni los que se tiran para forzar una expulsión de un jugador nuestro. Eso ocurrió hace dos años y por eso se ganó el abucheo el año anterior. Tú eres rencoroso y dices que San Mamés es como otro campo cualquiera. Nos da igual tu opinión y te seguimos silbando pero no por tu opinión, sino por forzar aquella expulsión de Amorebieta. Curiosamente ayer un iluminado en Estudio Estadio dijo que San Mamés le silba a Iniesta por el gol que marcó en la final del Mundial. ¿? Increíble. ¡Y yo sin saberlo! Pena que en su sesudo análisis no añadió el motivo por el que el mismo público aplaude a Xabi… ¡Qué curiosidad!

Hablando de comentarios jocosos, decir también que algún periodista en la previa titulaba un artículo  mencionando la “crisis” de Messi. Un visionario, vamos.

Por último, alegrarme de que San Mamés estuviese prácticamente lleno, siendo la inmensa mayoría aficionados del Athletic. No como en años anteriores, en los que los precios de las entradas eran mucho más altos y cuando metían ellos goles tenías que aguantar como más de medio estadio se levantaba a aplaudir como loco. Algo enormemente desagradable y doloroso. Y con el Madrid lo mismo. Así que desde aquí mi agradecimiento a la directiva por volver a sacar el bono que nos ha hecho más asequible la entrada y, añadido a ello, que menos culés y madridistas entren en San Mamés. Perfecto.

¿El Athletic gana un punto o pierde dos?

Si nos agarramos a la media inglesa de empatar fuera y ganar en casa, deberíamos estar contentos, pero te queda la duda, por lo menos a mí, de si no hemos perdido dos puntos. Para empezar es una pena que el árbitro antes de comenzar el partido no tenga que asegurarse que los jugadores están despiertos, porque… vaya manera de saltar al césped. Dormidos, no, lo siguiente. En el primer gol en el pase atrás de Rukavina se ve claramente que los defensas dejan totalmente libres a los atacantes. El gol lo mete Javi Guerra pero había otro compañero suyo también absolutamente solo en el centro del área. ¿Cómo es posible? Y el segundo gol… el enésimo rechace de Gorka que va a Larsson, con todo a favor centra hacia atrás y… otro gol a la cazuela, en este caso de Bueno. Sin hacer absolutamente nada, el Valladolid en el minuto 15, ya tenía una renta de 2 goles. Y eso que supuestamente ellos, por estadística, necesitaban de siete remates para meter gol.  Para hacérselo mirar. Yo incluso por pensar mal ya creía que estaba influyendo la rueda de prensa del presidente del miércoles.

Aritz esta vez no ha podido

Menos mal que a partir de ahí se da otro partido, el Athletic despierta y empieza a darse un intercambio de golpes en el que han tenido más oportunidades nuestros jugadores, pero sin recibir ningún regalo por parte de los pucelanos (normal, los regalos sólo los hacemos nosotros). Es increíble la cantidad de veces que tenemos que rematar a puerta para meter un gol, en este caso no sé el número exacto. Casi mejor, no saberlo porque no me quiero deprimir. Y en este carrusel de oportunidades en el segundo tiempo ha habido un montón, y algunas muy claras, incluso manos a mano con el portero pero… es que para empezar los otros porteros sí que paran algunas. Y el del Valladolid, Dani Hernández, le ha sacado dos a De Marcos, una a Susaeta y otra a Ibai. También hay otra oportunidad que Susaeta no ha pillado de un globo que venía rechazado, pero que parecía clara. Un balón que recibe Aritz en ventaja pero que se resbala y agur ventaja. Aurtenetxe a la cepa del poste de cabeza. Conclusión, que así no hay manera. Vamos a tener que volver a contratar al Mago Oliver pero, en este caso,  para que actúe en el césped enderezando la puntería de nuestros chicos.

Encima no estamos teniendo suerte con el tema de los penaltis. En el primer tiempo le han abrazado a Aduriz en el borde del área. Y en el segundo un regate de Iraola que lo dejaba solo frente al portero es detenido por la mano de un defensor.

Pero teniendo en cuenta que podía haber expulsado a Aduriz, casi no me voy a quejar. Aritz no salta para hacer daño pero va con los brazos abiertos y el codo impacta de lleno en el pómulo de Marc Valiente y, encima, quizá se le ha roto. Si hubiese sido al revés, es probable que estuviera pidiendo la cabeza del defensor.

Para acabar decir que he echado de menos a Ekiza (A Amorebieta, no), y que espero que para el domingo ya esté recuperado de su esguince y herida en el tobillo. Así mismo he echado de menos a Muniain… Y su cambio lo considero acertado.Iker, monte las pilas.

Y la próxima jornada, que Susaeta y De Marcos sigan metiendo goles (¡qué faltan les hace!), que ganemos al Español y así que hagamos buena la media inglesa (4 puntos en dos partidos). ¡Ojalá!

 

 

Mejoría clara en el Athletic pero…

Quien lea mis comentarios habitualmente quizá piense que no sé hablar de otra cosa, es probable que crea que tengo una fijación con algún jugador, seguramente observará que me repito,… Sí, no lo puedo negar, en mi descargo diré que ya me es muy difícil ver los partidos esperando la anchoa de Iraizoz.  Pero, seguro que tú, lector, también tiemblas y agudizas la vista cuando ves el balón cerca del portero. Y esto es grave. Es muy grave. 

¡Así no hay manera!

Mi cabreo aumentó ayer porque su recital comenzó nada menos que en el segundo 48 de partido (todo un record), con una salida a destiempo que provoca un penalti claro. Pensé: ¡adiós partido!  Pero, gracias, no sé a quién (bueno sí, a los jugadores y a su esfuerzo) me equivoqué, porque fueron capaces de sobreponerse al nuevo varapalo del primer minuto y remontar en el Benito Villamarín contra un Betis que está en puestos Champions. Pero el resultado final no es capaz de tapar ciertas actuaciones. Reconozco que el cambio de portero es una decisión arriesgada pero, no se puede jugar sin portero o peor, con uno que te complica la situación desde el minuto uno. Llevamos así toda la temporada. Además, por si fuera poco el error comentado, poco después nos deleitó con dos salidas de puños terroríficas, en una de las cuales me pareció que ni tocó el balón. POR FAVOR, ¡CAMBIO EN LA PORTERÍA YA! Es complicadísimo poder ganar los partidos así. ¿No se ha sustituido a Amorebieta? ¿Por qué a Iraizoz no?

A partir de ahí hubo 30 minutos de absoluto desconcierto, con entregas de balón continuas a los contrarios, pero… nuestros jugadores volvieron a aparecer. Volvieron a combinar como el año pasado, aunque con menos puntería.

El segundo tiempo fue la confirmación de lo anterior. A nuestros chicos no se les ha olvidado jugar al fútbol. Saben pasar el balón y combinar con verticalidad. Y personalizando, estoy de acuerdo con Bielsa en que Muniain mejoró, pero siguió cometiendo muchos errores, y puede y debe aportar muchísimo más (sus juramentos al ser sustituido me volvieron a enfadar bastante). Susaeta y De Marcos deben afinar la puntería porque la cantidad de ocasiones que fallan es desesperante. De este último decir, también, que  volvió a demostrar ayer que su puesto no es de lateral, sino en el centro del campo donde mejoró mucho.  Gurpe se volvió a lesionar (está teniendo muy mala suerte). Ekiza para mí de lo mejorcito ayer (salvo en el desconcierto inicial), demostró que con partidos se va asentando y seguro que va a ir a más. Laporte comenzó el hombre bastante flojo con muchas entregas peligrosas a contrarios pero… se fue entonando a la vez que el equipo y acabó a muy buen nivel. Su cabalgada hacia el área fue espectacular, pena de placaje… porque me hubiese gustado ver cómo acababa la jugada. Sobre Aritz me voy a permitir hacer una rogativa: “Virgencita, virgencita, consérvame a Aduriz y que siga como está”.

Para acabar decir, que fue una pena que no se llevaran la victoria, que fue más que merecida, ya que en el segundo tiempo dominaron de cabo a rabo al Betis. Pero bueno, la victoria llegará con el Atlético de Madrid. ¡Qué así sea!

 

 

El Athletic necesita algo

LLevo desde el viernes rumiando la derrota contra el Rayo, la digestión es pesada y difícil, pero en mi línea de optimismo habitual, de nuevo quiero sacar cosas positivas (aunque seguro que algún ramalazo negativo se me escapa)

Para empezar éste es el típico partido en el que te acuerdas del árbitro, a lo que añades también al juez de línea, ya que los dos fueron un auténtico despropósito. Como hace tiempo que no podía disculpar la derrota en ellos, esta vez sí que lo voy a hacer. Influyeron en el resultado de manera evidente. Primero dejando que fuese posible el juego sucio e incluso violento del Rayo (en el primer tiempo debió expulsar a Amat), y en segundo lugar introduciendo la falta de Gurpe en el área convirtiéndola en penalti, es decir, en gol.

¿Cómo es posible?

En segundo lugar quiero ver que el Athletic jugó mejor este partido, y desde luego no lo mereció perder desde ningún punto de vista. Lo cual ya me alegra un poco dentro de esta tristeza que nos rodea. Hubo oportunidades de sobra para meter más goles que ellos. El juego no fue plano como contra el Levante.

En tercer lugar la salida de Llorente al campo sí que supuso un revulsivo claro y el Rayo las pasó canutas para mantener el resultado. Llorente está gafado con los palos. Ni sé los que lleva ya en esta Liga y el del otro día fue en un cabezazo complicado de ejecutar y casi… ¡Qué mala suerte! El próximo partido seguro que llegan sus goles porque cada vez está más cerca. Eso sí, que quede claro que sigo pensando que lo tienen que vender. Pero si no lo venden, a utilizar el plan B, como el otro día con los dos delanteros, que pone los pelos de punta a los defensas.

Sobre el cambio de Amorebieta lo entiendo como un calentón de Bielsa, pero que no me parece mal, porque como ya he dicho con anterioridad, no pasa nada por pasar por el banquillo si no se está haciendo bien, y la bajada a defender en plan paseo matutino no es lo que procede en un defensa. Así que Fernando, espabila. Por otro lado,  yo si fuese el entrenador también habría cambiado a Iraizoz por, justo en esa jugada, sacar rápido (con su defensa descolocada) y sacar directamente al único sitio del campo donde había 5  jugadores del Rayo bien solos y bien colocados como para iniciar el contraataque… En fin… otro error nuestro más. Error colectivo porque tampoco De Marcos estaba bien situado, Aduriz no presionó en el centro a quien recibe el balón, etc… Error que otra vez, facilita a los contrarios llevarse los puntos.

El cambio de Muniain, por mucho que éste eche pestes cuando le sustituyen, era cantado, y antes lo hubiese hecho yo porque de nuevo estaba pidiendo que lo expulsaran con algún detalle feo, producto de su impotencia y de haber perdido la cabeza, otra vez.

Para acabar decir, que si contabilizamos las ocasiones de gol salen 7 claras, lo que tomo como dato positivo desde el punto de vista de que somos capaces de crear juego. Eso sí, habrá que afinar la puntería para salir de ahí. Se puede y jugando así se va a conseguir. El lunes nos toca contra el Betis que está muy bien colocado en la tabla pero que tiene problemas en los partidos de casa (ha perdido 5). A ver si podemos aprovecharnos de eso porque el Athletic necesita algo muy claro, que no es otra cosa que victorias.