¡Orgullosa de las leonas del Athletic!

Es probable que este comentario lo lea muy poca gente, simple y llanamente, porque hablo sobre las chicas del Athletic. Es una pena porque sé que lo merecen todo. Eso sí estoy segura que los que lo lean van a coincidir conmigo al 100%.

Gran partido de Erika (Foto: El Periódico)
Este sábado tuve una mezcla de sensaciones, por un lado tristeza porque el Athletic femenino no consiguió llegar a la final de la Copa de la Reina, pero por otro un orgullo inmenso por el partidazo que jugaron contra nada menos que el Barcelona. Introduzco un vídeo resumen (merece la pena que lo veais) Me diréis… pero si es el Barça femenino… ¿tan fuerte es? Pues sí. El dinero que hace tiempo que ha podrido bastante el fútbol masculino, está empezando a entrar en el de las chicas, poco se debe notar en sus sueldos pero… ha llevado a los equipos más adinerados a contratar extranjeras que les dan un plus de calidad. De hecho, el Barcelona tiene en sus filas a 8 extranjeras, nada menos que el 33% de la plantilla, mientras que el Atlético de Madrid tiene 5. Son los ejemplos más claros, pero también el resto de los equipos tienen. Por supuesto, nuestras chicas, como en el caso de los chicos, tienen que entrar en la filosofia y lo hacen. Y encantada que estoy por ello, supongo que vosotros también. Pero, tampoco puedo negar que eso te limita en la competencia con los equipos. A pesar de ello, nuestras Leonas este fin de semana, en las semifinales de la Copa de la Reina, consiguieron realizar un soberbio partido poniendo contra las cuerdas a las blaugranas, que sudaron tinta para poder eliminarlas, y hasta la lotería de los penaltis no lo consiguieron. Fue una auténtica pena porque oportunidades para adelantarse en el marcador las hubo y varias. El segundo tiempo fue un auténtico espectáculo, igual no de esos que gustan a los entrenadores, pero que para los espectadores es un auténtico lujo. El partido se rompió un poco y hubo ocasiones claras en ambas áreas. El Athletic consiguió empatar a uno por medio de Eunate y así llegar a la prórroga. En ella Mertens, la holandesa del Barcelona que es una auténtica jugadoraza, metió un golazo. Pero seguido, Erika (¡vaya partido hizo!), la más lista de la clase pilló un balón y le dio un regalito a Lucía para que empujase a la red. Empate a dos, pero… no pudimos lograr más, a pesar de tener oportunidades, sobre todo una de Lucía García Córdoba, que casi revienta el palo. De ahí a los penaltis que no nos dejaron seguir soñando. Otra vez la crueldad de los 11 metros.
La Copa la tenemos atravesada, y por h o por b, siempre nos ocurre algo que impide que podamos conseguir algo más. Eso sí, nadie que viese el partido puede negar que las rojiblancas merecieron más, y que se dejaron hasta la última gota de sudor, frente a un auténtico equipazo. ¡Qué manera de correr y de trabajar en equipo! ¡Vaya trabajo de todas, con balón y sin balón! Solidarias, y perfectamente corales. ¡Qué pena! Pero lo repito otra vez, se lo merecen todo, porque no veo mejor reflejo de lo que es el Athletic que todas y cada una de ellas.
¡Enhorabuena! Zorionak, txapeldunak!
Campeonas sin copa y sin trofeo pero txapeldunak en el esfuerzo, el trabajo,… el orgullo de vestir esta camiseta.
En Liga también han hecho un trabajo excepcional, quedando en tercera posición, precisamente detrás del Atlético de Madrid y del Barcelona, inalcanzables. Pero participando en la resolución de la Liga, porque con las madrileñas consiguieron empatar y al Barça lo derrotaron, siendo así, las digamos, verdugas de las catalanas, ya que las madrileñas se han hecho con el título. Increíble la temporada de las rojiblancas, y así aunque me repita más que la cebolla… otra vez decir que no son necesarios los títulos para estar orgulloso de alguien y verlas competir como lo hacen es… enorme.
ZORIONAK, LEHOIAK!!!
AÚPA NESKAK!
AÚPA ATHLETIC!

¡San Mamés decidira la previa!

Tras unas merecidas vacaciones que me he tomado vuelvo al blog justo para comentar la previa de la Champions, una de las cosas más importante que nos ha ocurrido en mucho tiempo. El éxito de la Liga pasada con la consecución del cuarto puesto, impensable para cualquiera al comenzar la misma, hay que refrendarlo ahora. Y el Athletic ha dado el primer paso. Un paso importante porque el empate a uno logrado en Italia siempre es bueno, ya que les obliga a ellos a marcar. Era lo que a priori quería Valverde, marcar un gol, y lo que queríamos todos.

Iker, determinante (Foto: Athletic Club)
Iker, determinante (Foto: Athletic Club)

El partido tuvo de todo. Vaivenes lógicos de un inicio de temporada, a pesar de lo que está en juego, o precisamente por ello. En los primeros seis minutos el Nápoles nos metió miedo hasta en tres ocasiones, pero su falta de puntería permitió al Athletic situarse en el campo, sin goles en contra y quizá tranquilizarse. Se sacudió el nervio inicial y comenzó a mandar. Parecía que veían que el Nápoles podía ser dominado. A ello se unió la preciosa internada de De Marcos que dejando un balón perfecto a Muniain, permitió gracias a la tranquilidad de Iker que el Athletic se adelantase en el marcador, consiguiendo lo deseado por todos. Iker hasta ese momento estaba perdiendo la mayoría de balones que tocaba pero… en el momento fundamental, fue capaz de colocar el balón fuera del alcance del guardameta. Perfecto. 0-1.

Una pena que el Athletic no supiese matar el partido porque en el inicio del segundo tiempo también estuvo mandón no dejando al Napolés ni respirar. La aparición de Mertens, revolucionó a los napolitanos y una de las bestias negras del Athletic, “El Pipita”, se inventó una jugada que supuso el empate. Higuain, siempre Higuain. A partir de ahí y de nuevo apoyados en un Mertens inspiradísimo el Athletic se vio superado, sobretodo por banda izquierda, donde a De Marcos se le notaba que defender quizá no sea su mejor virtud (de momento). Gracias a Iraizoz (sobre todo a una mano increíble que saca, de nuevo ante Higuain) nos mantuvimos en el partido y los chicos se traen para casa un resultado buenísimo que todos hubiésemos firmado antes de jugar.

Ahora a por el Málaga y a preparar para la vuelta La Catedral, que el Nápoles no lo va a poner nada nada fácil. Pero… el premio es demasiado goloso para desperdiciarlo… ¡¡¡¡A POR LA CHAMPIONS!!!!