¡Qué gozada de Athletic!

Otra vez en el primer tiempo haciéndonos cruces y pensando que cómo era posible ir perdiendo ese partido contra el Valladolid. Eso siempre te hace ponerte en lo peor y acordarte, por ejemplo del cercano partido del Benito Villamarín donde increíblemente salimos derrotados.

¡Ibai ya lleva seis goles! (Foto: Athletic-Club)
¡Ibai ya lleva seis goles! (Foto: Athletic-Club)

Algunos dirán que el 4 – 2 final es por San Mamés que parece que funciona como talismán. Yo aunque no voy a negar lo anterior, le voy a dar un poco más de mérito al equipo. Como el mismo Valverde ha dicho quizá éste ha sido uno de los partidos más completos del equipo en La Catedral y desde el minuto uno hasta el noventa. Las oportunidades de nuevo se han ido sucediendo sin pausa y siendo un continuo atacar y percutir sobre puerta contraria. Otra vez el equipo dominaba el partido, tenía el control del balón y encima creando oportunidades y entrando en el área con cierta facilidad y combinando con calidad, sin tomarse un pequeño descanso. Incluso se han sacado sólo en el primer tiempo la friolera de 10 corners, los de Beñat desde la izquierda bastante más peligrosos que los de Susaeta por la derecha. Aunque el más peligroso de todos el único sacado por Ibai (los galones son los galones y estando Beñat y Susaeta no se los dejan sacar, pena porque los pone genial). Las oportunidades se sucedían, pero no se acertaba o más bien habrá que decir que el mejor del Valladolid estaba siendo el portero Diego Mariño. Encima, para empeorar lo increíble, en un despiste nuestro y tras un fuera de juego de ellos llega el gol en el primer acercamiento al área de los de Pucela. El árbitro no ha estado muy fino, y nada bien auxiliado por los linieres. Aparte del gol en fuera de juego hay dos manos en el área del Valladolid, sobre todo una de ellas clarísima, que nos deberían haber permitido empatar el partido en el primer tiempo. Pero… con que los árbitros sean malos ya se cuenta así que…sólo quedaba seguir trabajando la segunda mitad como locos.

Y así han salido los jugadores, pero seguía siendo la noche del portero vallisoletano. Le saca una mano increíble a Ibai ante un balón tirado a colocar que se colaba cerca del palo y con mucha fuerza. Más tarde con el pie, hace lo mismo con otra muy difícil por bajo de Iraola, a modo de portero de balonmano. Parecía que no era nuestro día. Pero en éstas que Aduriz vuelve a chutar desde el borde del área, rechaza Diego hacia su derecha llegando el balón a Ibai, que esta vez, de nuevo tirando a colocar, al palo contrario, tiene la “fortuna” de conseguir el empate. Estaba abierta la lata y tal como estaba el Athletic era casi imposible que se cerrara.

Otra vez Ibai pone un centro preciso a Aritz que pica el balón al centro del área pequeña para que De Marcos, demostrando una vez más que tiene llegada, entrase de cabeza a empujar a la red. Segundo, pero a por más. Otra jugada en la que participan los mismos protagonistas de este segundo gol pero en otro orden. Aduriz que baja el balón y se lo pone a Ibai por la izquierda, éste se aprovecha de la pantalla que De Marcos le hace al defensor, para meterse al área sin gran oposición y volver a colocar el balón lejos del alcance del hasta ahora héroe del partido (pero más, ya es que no se podía parar).

Ander Herrera pone la guinda de cabeza. Y el segundo gol del Valladolid se queda como una anécdota que quizá no debería haber ocurrido pero vamos a dejarlo en mérito del serbio Rama que se inventa un eslalon entre los rojiblancos para fusilar a Iraizoz. Con 4 goles a favor se permiten estos despistes pero… ante otro equipo y en situación más equilibrada (pensemos en el jueves) te puede costar carísimo.

Nombres propios a destacar, a parte del bi goleador Ibai Gómez, quiero mencionar a Beñat que me ha vuelto a gustar. Pena que Valverde ha decidido cambiarle por De Marcos, al poco del segundo tiempo, porque me hubiese gustado verle más minutos. Sigo pensando que nos puede aportar mucho. De hecho, como mayor piropo que se le puede decir en el partido de ayer decir que no eché de menos a Mikel Rico, y si tenemos en cuenta el estado de forma de Rico… el mérito es de Beñat.

Y ahora al Calderón, y a ver si los madrileños se dedican a jugar sólo y no a dar cera como lo hacen habitualmente. Y en el caso de que repartan como lo suelen hacer que el árbitro no lo permita, como lo hizo el otro día en el partido que tuvieron los colchoneros contra el Sevilla (demasiado pedir, ¿verdad?). ¡Qué bueno pero qué cerdo es Diego Costa! (Fazio tampoco se quedó corto…). Volviendo al Athletic, que nuestros chicos no caigan en sus provocaciones (Godin también es un experto) y que se dediquen a jugar como lo están haciendo últimamente. Traer un buen resultado de allí sería importantísimo para poder seguir adelante en la Copa. ¡A por ellos!

 

2 comentarios sobre “¡Qué gozada de Athletic!”

    1. Aupa Barri:

      Txingu efectivamente lo está haciendo muy bien. ¡Cualquiera le pone una pega tal y como estamos clasificados! El juego de los últimos partidos es muy bueno y que siga.

      Sobre Josu ya tengo más pegas. Hay cosas que he comentado aquí que no me han gustado. Cosas que ha hecho bien pero otras…

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *