Jaimitada en el Athletic

Llevo una semana y un día, exactamente, con la boca abierta, y no entiendo absolutamente nada. Me cuesta horrores comprender los sinsentidos. Esto está siendo como una película de Bertolucci, pero de las enrevesadas y difíciles. No sé ni por dónde empezar.

Marcelo en estado puro

¿Cómo es posible que partiendo de una temporada exitosa se monte semejante verbena antes de comenzar la siguiente? Y todo ¡por unas obras! ¿Cómo es posible que entre tanta cabeza pensante (entrenador, junta directiva, trabajadores del club,…) no hayan sido capaces de arreglar esto entre bambalinas, o ante taquígrafos, pero de la mejor manera posible, sin necesidad de cruzarse puñales?

Marcelo se ha confundido, por supuesto, ya que es totalmente denunciable que empuje o se produzca violentamente con alguien. Tampoco es muy adecuado repartir mandobles dialécticos en rueda de prensa. Pero sobre esta última frase me queda la duda. ¿Esas críticas las has hecho primero en privado y no ha tenido respuesta? Escuchada la hora y diez minutos de rueda de prensa, resultaba enormemente creíble todo lo que decía, y además, todo, defendiendo los intereses del Athletic. ¡Qué más queremos los zurigorris! ¿Pero por qué lo hizo?

Tras ello llega la nota del viernes del Club, ante la que sólo puedo preguntarme: ¿Quién es el artista que la escribió ? ¿El presidente de Balzola? Que en ese comunicado se defienda más a dicha empresa encargada de parte de las obras, que “al empleado” del Club… es para hacérselo mirar. En el comunicado faltaba un cuarto punto en el que dijese: “Marcelo, VETE YA”. La nota no le dejaba otra salida. ¿Hay interés en que Marcelo se vaya? Ya vemos fantasmas por todos lados… ¿Hay algo apalabrado con otro entrenador?

No sabemos las interioridades del tema y no las vamos a conocer, pero sí que me gustaría saber cómo es posible que la Junta Directiva siga con esta política de no comunicación. Puedo defenderla si no hay nada que contar. De hecho ya lo he comentado en otros post, que para decir que no hay oferta por tal jugador, y no interesa el fichaje de no sé quién,… no es necesario hablar. Pero cuando hay algo que decir como ahora… ¿Cómo es posible que Urrutia salga de una reunión importantísima y diga “Cuando tenga algo que decir… Lo diré”?. Me parece una tomadura de pelo de proporciones considerables.

Como Bielsa no podía dejarlo así (a nadie le gusta que le dejen por mentiroso), escribe otra nota (¡En Facebook!, ¡cuenta que abre y cierra el mismo día!). Por cierto, todas las preguntas que se me plantean, sobre este comunicado, me recuerdan a los finales de los capítulos de la antiquísima serie “Enredo”. ¿La nota la escribe él?, ¿se escribe de acuerdo con el Club? ¿Esto cierra el conflicto? ¿No va a ver más notas?

Ojalá, y por favor, dejémoslo estar (¡qué difícil para los periodistas! y sobre todo después de recibir algunos el palito que recibieron…). Y que de aquí en adelante no se hable más que de fútbol.