Regalos a pares al Real Madrid

Lo que nos faltaba es hacer semejantes regalos, a pares y encima contra el Real Madrid. Si no son suficientemente buenos… toma. ¡Vaya manera más estupida de perder un partido! Se ha visto desde los primeros minutos que encima no era el día de Aduriz y si no es el día de Aritz ya sabemos todos que todavía lo tenemos más difícil. Casi al comenzar le ha llegado un pase en profundidad y raro en él… se ha dormido. No sé si eso le ha afectado pero a partir de ahí todos los balones que ha tocado en el primer tiempo los ha perdido, todos han sido pases demasiado cortos, imposibles para sus compañeros. En el segundo tiempo ha tenido un par de remates pero no era su noche. Una faena.

¡Vaya cantada! (Foto: Athletic Club)
¡Vaya cantada! (Foto: Athletic Club)
Más grave ha sido lo de Mikel San Jose, con la inestimable colaboración de Gorka. El portero ve a todos los jugadores y jamás le debe hacer ese pase, porque Mikel está de espaldas y no ve dónde están los atacantes. Mikel tenía dos demasiado cerca como para que Gorka le pase. Fatal Gorka. Y fatal San José por devolverle el balón sin mirar. Un desastre… vamos… el ideal para Benzema que se tenía que frotar los ojos para entender el regalo. Gol que evidentemente facilita el juego al Madrid que se dedica a mantener el balón, pases por aquí y por allá, que no van a nada pero que pretenden que adelantemos aún más las filas y matarnos al contrataque, que si algo les sobra es calidad y rapidez. Los nuestros a partir de ahí a correr detrás de sombras porque no olían el esférico. Por momentos los blancos me recordaban al Barcelona más pesado sobando la bola, pero les servía de sobra. Encima San José, quizá por el error desaparece. Encima nosotros no teníamos bandas. Sabin Merino por la izquierda ha estado desaparecido todo el primer tiempo y en el segundo se ha presentado para meter el golazo en plancha. Pero por la izquierda nada más. Ha mejorado muchísimo cuando ha pasado a la derecha. ¡Qué diferencia! y lo poco que ha estado lo ha hecho mucho mejor que Susaeta, que sí, ha hecho el pase del gol pero así mismo ha destrozado tres contrataques con un último pase horroroso. Sabin, también por la derecha ha dado un cabezazo que ha puesto a prueba a Keylor Navas. ¿No se puede poner a Sabin por la derecha?
Una vez que ha empatado el Athletic, repito con un gol precioso, incomprensiblemente tras dos minutos… los dos de la banda izquierda desaparecen y le dejan a Isco una autopista hacia el gol. Pase sencillo y sin oposición para que Benzema fusile. Otro regalo que no tiene explicación. ¿Cómo es posible dejar esa vía de agua? Isco se frota las manos y entra hasta la cocina, pasando, para que Benzema empuje, y si no es él, Cristiano que estaba detrás. Todo el esfuerzo a tomar vientos.
Otra cosa llamativa. Sacas a Kike Sola, mantienes a Aduriz, sacas a Ibai, y se siguen sin enviar balones desde las bandas para que se rematen de cabeza. Una de las jugadas ha sido especialmente llamativa. Íbamos ya perdiendo 1 a 2, llega el balón a la banda izquierda y Balenziaga, en vez de pasarle a Ibai, centra él al área. Él. Cuando sabemos todos cómo centra Mikel. Que me lo explique alguien porque no lo entiendo.
Por supuesto no me voy al olvidar de quien ya avise el lunes que nos podía amargar. El de amarillo… Mateu Lahoz. El mayor bluf que incomprensiblemente tiene fama de ser buen árbitro. Lo que sí es, es protagonista. Se tiene que dejar ver. Le puede. Con mucha diferencia ha sido el que más tiempo ha perdido cuando el Madrid iba por delante. Todo el rato hablando y vuelta a perder el tiempo. Da la ley de la ventaja según le convenga al equipo grande. Faltas clarísimas no las pita y corta el juego cuando nadie ha visto nada. Desquicia. Es horrible. Y encima se ha dedicado a coger la cara de los jugadores con las dos manos hasta dos veces… Es es… es… no sé ni que decir… es… por decir algo suave… es desesperante. Y lo peor de todo… es malvado. Porque su arbitraje siempre favorece a los mismos.
Y para acabar decir, que así, tras los regalos se pierde un partido en el que el Athletic podía o merecía haber obtenido algo más. Pero si a los errores clamorosos le unes que ni Aduriz ni Beñat han estado inspirados como lo suelen estar… es muy complicado. Conclusión: cero puntos y con cara de primos para casa. En Liga seguimos con tres puntos, pero las sensaciones han sido un poco mejores. Con ello nos quedamos y ahora a preparar el siguiente. El domingo nos toca en Donosti contra la Real y … a por los tres puntos. ¡Qué así sea!
¡Aúpa Athletic!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *