Iturraspe vuelve a pisar fuerte en La Catedral

LLevábamos mucho tiempo preguntáńdonos que pasaba con Ander Iturraspe, y dóńde estaba el gran jugador que nos sorprendió haciendo una enorme temporada con Marcelo Bielsa.

Itu ha vuelto oara quedarse (Foto: Athketic Club)
Itu ha vuelto para quedarse (Foto: Athketic Club)
Algunos incluso hablábamos del Kaiser, recordando al gran Franz Beckenbauer. Un jugador imperial que llevaba el ritmo del partido y que hacía jugar a todos sus compañeros con sus certeros toques, pases, cambios de orientacíón, recuperaciones, etc… Ese jugador se fue y no sabíamos lo que había ocurrido. Pues bien para los incrédulos que decían que Iturraspe estaba acabado, Ander ha vuelto, y con fuerza. Además ha vuelto ante un grande como el Atlético y ha hecho su segundo partido casi perfecto. El anterior muy bueno también fue contra otro grande, en este caso el Barcelona, en cuyo partido nos demostró que podía seguir dando mucha guerra y que no había que darlo por acabado. El que haya hecho estos muy buenos dos partidos, encima contra estos rivales, le da más mérito a su reencuentro con el juego. Tenemos jugador de calidad. No ha desaparecido. Ésta puede ser la mejor noticia para el Athletic en este momento. Sus cualidades son muchas y el equipo las echaba de menos. Bienvenido Ander.
En otro sentido también podemos dar la bienvenida a Óscar De Marcos. Se notaba su falta porque un pulmón como el suyo tampoco es fácil de suplir. Ha vuelto de una lesión que le ha dado mucha guerra y que le ha tenido fuera del césped algo más de dos meses. Una faena para el equipo. Ayer fue capaz de completar los 90 minutos subiendo y bajando de manera incansable. No sólo eso, sino que encima metió un precioso gol de cabeza, a pase extraordinario de Raúl García. Suponía el voltear el marcador y situarlo en 2 a 1. Pena que no supimos mantenerlo.
Otro nombre propio es el de Lekue quien el otro día, contra el Leganés en el lateral derecho, las pasó canutas ante Machis (salía de una lesión). Ayer Valverde decidió situarlo de extremo izquierdo, no defraudándole y consiguiendo un gol de bandera. Este jugador además de ser polivalente nos está demostrando que puede ofrecer muchísimo al equipo. ¡Sigue así Iñigo!
Así mismo gran partido de Iker Muniain, como siempre que juega en su puesto de media punta. Eso sí, por ponerle algún pero chiquitín,… Iker, alguna vez intenta pasar el balón antes.
El último nombre propio que voy a destacar del partido de ayer es el de Ernesto Valverde para hacerle una pregunta. ¿No estabas viendo desde el ras del césped que Williams estaba fundido y que era incapaz de mantener el balón? ¿No le podías haber cambiado antes? El desgaste del primer tiempo y los kilómetros que hizo, y a la velocidad que los hizo supuso que en el segundo tiempo estuviese sin aire, perdiendo muchos de los balones que le llegaban. Desde luego en la grada lo estábamos viendo todos. Pena, porque de una pérdida suya vino el empate del Atlético. El balón le llegó a Antoine Griezman que se acercó al borde del área sin mucha oposición para inventarse un tiro perfecto a la cepa del poste. Empate, quizá merecido, pero que te deja un mal saber de boca final.
De todas formas me vuelvo a quedar con que el Athletic ante el cuarto clasificado consiguió hacer un muy buen partido y sobreponerse al varapalo que es recibir un gol en el minuto dos. Bien por el equipo que acaba la primera vuelta del campeonato de Liga con 29 puntos y muy bien situado. Ahora a conseguir que la segunda vuelta sea mejor que la primera, algo que con Txingurri siempre ocurre y este año no va a ser menos.

Un gran Celta pierde en San Mamés

¡Qué injusto puede llegar a ser el fútbol!

El gran Fidel Uriarte casi seguro que acompañó en el triunfo
El gran Fidel Uriarte casi seguro que acompañó en el triunfo
Visto el partido de ayer es muy difícil explicar el triunfo del Athletic. El Celta jugó un muy buen partido dominándolo casi de cabo a rabo, excepto los 10 últimos minutos. Tuvieron oportunidades para meternos una goleada. Pero ahí tenemos la frase tan repetida en este deporte de quién perdona paga. Y bien que pagó el Celta ayer. De todas formas si queréis conocer cómo se desarrolló el partido no tenéis más que poner la rueda de prensa pospartido de Ernesto Valverde. Habla con claridad. Muy desacertados en el juego. Muchas facilidades. Unos cuantos jugadores flojos en las entregas. El peor partido del equipo en La Catedral. Muy bien el equipo contrario. Seguramente el que más ocasiones ha creado en nuestro campo. Nos ha tocado cara. Y tanto que cara, Txingurri. Cara, San Mamés, la Virgen de Begoña… y todo el santoral. ¡Qué bonito es el fútbol! Sobre todo si ganas sin jugar casi nada. Eso sí, a alma y a fe y a lucha… no se les puede poner un pero. Empujaron y empujaron hasta llevarse el gato al agua.
Nombres propios. Kepa hizo unas paradas que nos mantuvieron en el partido. Paradas difíciles y complicadas. Sobresaliente. Iñaki Williams, aún estando bastante desafortunado en el primer tiempo, en el segundo fue el que a base de garra y velocidad consiguió ese penalti y expulsión de Roncaglia, que fue el inicio de la remontada. Y el segundo gol fue también asistencia suya. Asi como un par de carreras que pusieron al público en órbita.
También el no dar un balón por perdido de Iñigo Lekue que nos dio en los últimos 15 minutos insistencia, profundidad y peligro.
Bueno y el gol definitivo de Mikel San José al que le vendrá fenomenal el haberlo metido. Moral y a ver si le ayuda a superar el momento bajo en el que se encuentra.
Bueno, tampoco me quiero olvidar del arbitraje calamitoso de Martínez Munuera y sus auxiliares. Unos fenómenos. Ni fueras de banda, ni corners, ni penaltis (dos en la primera parte). No dieron una. Un desastre.
Para acabar, insistir de nuevo que aún jugando mal el Athletic sigue en los puestos de cabeza. Cuando juguemos bien… o nos pasa lo que a los vigueses ayer… o nos salimos de la tabla por arriba.
¡Aúpa Athletic y a por el Racing!

Aymeric regala los 3 puntos al Betis

El Betis se aprovechó de los despropósitos continuos de Laporte para ganar el partido.

Otro partido desafortunadísimo de Aymeric (Foto: Deia)
Otro partido desafortunadísimo de Aymeric (Foto: Deia)
No necesitó más que meter un gol puesto en bandeja por nuestro defensa central y a partir de ahí, defender de manera ordenada, impidiendo que los rojiblancos hiciesen incluso ocasiones de peligro, ya que si las contabilizamos todas, quizá surgen tres, no más. Que alguien me explique lo que le pasa Aymeric porque no lo entiendo. La jugada del minuto 2 es totalmente incomprensible. ¡Cómo un profesional en ese minuto puede conseguir una tarjeta amarilla de semejante manera tan estúpida! No podía estar ni revolucionado porque llevaban sólo 2 minutos de partido. Incomprensible. Das una enorme ventaja al equipo contrario que puede, a partir de ahí, como muy bien hizo buscarte para que te saquen la segunda cartulina y te quedes con cara de idiota. Del resto de errores garrafales que cometió no voy a decir nada. Todos los visteis y no hace falta hablar de ellos. En el minuto 18 con el gol ya Valverde le debería haber cambiado. Bueno, mejor dicho, no debería ni haberle sacado de titular porque lleva unas semanas horribles. Está claro que Txingurri quiere que coja la forma en el campo, pero a día de hoy es un auténtico peligro. Sobre esto lo único que quiero añadir es que menos mal que tenemos a Yeray porque si no el desaguisado hubiese sido aún mayor.
Yeray está impresionante. El nivel que exhibe nos está dejando a todos con la boca abierta. Y que siga así porque es evidente que el equipo le necesita. Tuvo unos cortes y una acciones de mucho mérito. ¡Cómo le quitó el balón a Joaquín cuando ya se cantaba el gol! Y ésta no fue su única jugada llamativa. Está a un nivel altísimo.
Mikel San José también sale tocado de este partido. Cambiado en el descanso. ¿Toque de atención de Ernesto? Me dicen que está teniendo dolores de espalda y lo está pasando mal. Ante esto yo digo, que se recupere, pero no jugando. Que descanse y ya volverá cuando esté mejor.
Sus compañeros tampoco están para muchas florituras, por lo menos cuando juegan fuera de casa y ayer de nuevo se desperdició una ocasión preciosa de situarnos en puntos de Champions League. Lo intentaron y lo intentaron pero no hubo manera. Habrá que esperar a la próxima ocasión, qué no va a llegar hasta el próximo lunes, de nuevo en La Catedral, contra el Celta. Esperemos que la imagen que den sea la de casa, porque si no es asi, estamos apañados.
Y para acabar por supuesto decir: ¡aúpa Laporte!, ¡aúpa San José! y ¡aupa Athletic!

Valverde, ¿por qué te enfadas?

Os animo a escuchar la rueda de prensa de Valverde de anoche.
Me sorprendió muchísimo porque en todos estos años que está en Bilbao nunca le había visto así. Enfadado y con tono borde. Quiero empezar diciendo que un mal día lo tiene cualquiera y creo que es lo que le pasó ayer a Ernesto. Las preguntas no me parecieron como para que se enfadase así. De hecho, mi teoría es que tenía un cabreo sordo con los jugadores y lo pagó con los periodistas. Todos estamos encantados con la clasificación periodistas, aficionados, jugadores, cuerpo técnico,… Todos. Pero de ahí a decir que el partido fue cojonudo va un trecho largo. Sé que la respuesta del técnico parte del enfado pero no me gusta. El resultado, el resultado sí que lo podemos calificar con el mismo adjetivo que utilizaba el entrenador. El resultado fue cojonudo. Sí. Y estamos muy contentos pero buf… vaya partidito. Parecía una película de cine cómico. Empieza en el minuto uno Laporte ¿resbalándose? Y dándole el balon a un jugador que se estaba atando la bota… regalo… Iago sigue la fiesta y Balenziaga marca a puerta vacía. ¿? Eso para empezar fuerte.
Positivo, muy positivo que el equipo se rehace y Raúl empata, al de poco, de cabeza uno de los muchísimos corners sacados. Todos más tranquilos pero luego se siguieron sucediendo las jugadas «cómicas». Despeje de Bóveda de cabeza, le da en la espalda a Yeray y queda a los pies del delantero un balón perfecto, pero gracias a Iago que hace un paradón, sino otra vez por delante ellos en el marcador. Otro saque rápido con el pie de nuestro portero que le da un balonazo impresionante en la espalda, creo que a Yeray, y vuelve el balón hacia portería… Podía haber sido gol. En la grada no sabíamos si reír o llorar. En el segundo tiempo los errores se sucedían. Pero Adu mete el segundo, otra vez de córner, y más tarde, prolonga un balón que Lekue, listo como nadie, convierte en oro. 3 a 1 y nos las prometíamos muy felices. Pero los jugadores no estaban por la labor de dejarnos ver tranquilos un partido. Sí Ernesto ya sé que los otros equipos también juegan, pero los errores que se cometen son de patio de colegio y supongo que tanto como nos enfada a nosotros te enfadará a ti. Centro al área del Sassuolo, jugador de ellos solo que remata a bocajarro. Para Iago pero el rechace le llega franco a otro, y gol. No hay manera de ver un partido tranquilos. He omitido algún fallo de marcaje de Laporte… que ¡madre mía! Ah… y la jugada de Sabin… pobre… se chocan el portero y el defensa en el borde del área… se quedan en el suelo… el balón lo tiene Sabin… nadie en la portería y no podía ser de otra forma… golpea mal el balón y no va a puerta… Película … de Harold Lloyd… o Buster Keaton. Unos maestros del humor. Y sí, Ernesto estoy contentísima por la clasificación y el Athletic tiene mucho mérito. Pero déjame que diga que el partido fue un chiste malo, aún reconociendo las cosas buenas y, por supuesto, la clasificación. ¡Chapeau!
Ah… y añado por último, que no se dejó de animar ni un solo momento. Creo que se animo y cantó más de lo que se suele oír o animar normalmente. ¡Olé por la afición que se sigue dejando oír!
¡Aúpa Athletic! Y ¡A por la Unión Deportiva Las Palmas!

Incapacidad del Athletic ante Osasuna

Dos puntos tirados a la basura por dejar salir vivo al Osasuna de La Catedral.

Gol del Osasuna (Foto: Deia)
Gol del Osasuna (Foto: Deia)
Un equipo el navarro muy blando arriba (gracias sino…), pero que nos ha puesto difíciles las cosas, seguramente por nuestra debilidad defensiva que ha quedado patente en unas cuantas jugadas. Ellos se han adelantado en el marcador, y una cosa buena ha sido la rapidez con la que hemos podido empatar. Buena jugada de Sabin Merino y Raúl García, anotando y demostrando de nuevo que es de los más listos de la clase. De Marcos ha estado muy fallón y en el segundo tiempo se ha quedado en la caseta saliendo Iñigo Lekue, acaparándose a partir de ese momento casi todo el juego por esa banda derecha. De todas formas ha sido un quiero y no puedo. Para colmo de males ha dado la sensación que Beñat salía del campo lesionado por lo que quizá el jueves no se pueda contar con él. Valverde ha sacado a Aduriz para intentar solucionar el tema y ha tenido una, pero el portero Nauzet ha desbaratado la ocasión. Otra de Williams (muy participativo pero también fallón) que tampoco y una última de Mikel Rico… Bueno otra cosa positiva a destacar ha sido Rico, ha destacado en los minutos que ha estado en el cesped. Se ha echado al equipo a la espalda y ha tomado el papel de Beñat intentando crear juego. Lo ha hecho bien, pena no poder poner la guinda con el gol que ha rozado. Pero nada. No era el día. Ellos también han tenido sus ocasiones, todas precedidas de errores nuestros. Pero quizá ninguno de los dos equipos merecía ganar.
Y esta incapacidad demostrada nos crea enormes dudas para el jueves y el importantísimo partido de Europa League que tenemos. El Genk se va a plantar a las 19:05 en el campo dispuesto a darnos toda la guerra posible. Allí, en su campo, no quiero ni recordar lo mal que lo hicimos. Bastante más habrá que ofrecer si queremos seguir vivos en la competición. Mucho más. Muchísimo màs. Pero… el Athletic puede y tiene sobrada capacidad para sacarlo y además con solvencia.
¡AÚPA ATHLETIC Y A POR EL GENK!