“No tengo horarios ni hay un sólo día en el que no dedique unas horas a Instagram”

Estíbaliz Prieto. Instagramer más relevante con “@___esti___

Estíbaliz Prieto (Bilbao, 1982) no quiso ser instagramer, simplemente surgió y un día se vio obligada a elegir entre un empleo tradicional y lanzarse a ser una estrella de esta red social. No se arrepiente de la decisión aunque su actual trabajo sea mucho más exigente de lo que la mayoría piensa.

Recibe el reconocimiento de DEIA a la instagramer más relevante. Pero su actividad en esta red social no es una afición, ni mucho menos. ¿Ser instagramer es un trabajo?

– En mi caso sí, pero fue por sorpresa. Empecé por diversión y sin ninguna pretensión y, poco a poco, mi cuenta fue creciendo y tomando otra forma, y al final ha terminado convirtiéndose en mi trabajo.

¿Y en qué consiste?

– Realizo colaboraciones con diferentes marcas y tiendas para darles publicidad desde mi perfil, tanto con fotos en mi galería como con vídeos en las stories (clips cortos que desaparecen a las 24 horas). Elijo las diferentes prendas, calzado o completos que me gusten, las utilizo en mis looks diarios y lo muestro cada día en Instagram.

Entonces, ¿es posible vivir de esto?

– Sí, es posible, al menos en mi caso y en el de muchas otras. Yo antes lo compaginaba con mi anterior empleo, pero en noviembre del año pasado decidí dedicarme a Instagram por completo, ya que llegué un punto en el que tenía que dedicarle muchísimo tiempo. ¡Y es la mejor decisión que he tomado!

¿Cómo llega a este punto, con más de 300.000 seguidores en esta red social?

– Justo el mes pasado hizo 5 años que abrí mi cuenta: cada día me levantaba y tenía de nuevo un gran número de seguidores nuevos, yo misma alucinaba. Creo que ese crecimiento se debe a que publico contenido todos los días: en las redes sociales tienes que ser activa.

¿Y usted cómo se define: “instagramer”, “influencer”, “modelo”?

– Prefiero el término instagramer. Lo de influencer no me gusta, me parece un poco pretencioso. Y de modelo no tengo nada, así que me quedo con el primer concepto, para mí es lo que soy.

Su actual trabajo es tan nuevo que mucha gente no sabe en qué consiste, pero la generación que ronda ahora la mayoría de edad lo tiene claro, y algunas chicas y algunos chicos quieren ser “influencers”.

– Me escriben muchas chicas para preguntarme qué tienen qué hacer para tener un perfil de éxito. Yo siempre les respondo que lo hagan porque les gusta y que disfruten con ello porque es muy importante lo que transmites en cada foto. Pero tienen que saber además que esto requiere muchas horas y paciencia, y que aunque parezca fácil no lo es.

¿Es consciente de que mucha gente no considera lo que hace un trabajo? Mire las discusiones que tiene Dulceida en Twitter, por ejemplo.

– Sí, soy plenamente consciente y lo entiendo. Probablemente si yo me encontrase en “el otro lado” también lo vería así.

¿Tiene contacto con estas grandes estrellas de la red: Dulceida, It Girl o Lovely Pepa son, en cierto modo, sus “colegas” de profesión?

– Ellas se mueven en unas cifras y en un tipo de colaboraciones que para mí son inalcanzables hoy. A Lovely Pepa la conocí en una fiesta en Madrid y puedo decir que es una persona maravillosa. A veces reciben críticas muy fácilmente. Es lo malo de las redes sociales, que parece que todo vale.

¿Cuántas horas dedica a Instagram?

– Muchísimas, no sabría decirte: no tengo horarios ni hay un sólo día que no le dedique unas horas.

¿Solo Instagram, ya no hace falta ni tener una web para tener una Identidad Digital tan relevante como la suya?

– Hoy en día hay muchas chicas que sólo tenemos Instagram, pero a veces la app se queda “corta” para mostrar todo, y eso que ahora, con las stories, hemos podido dar más visibilidad al contenido y también acercarnos más a nuestros seguidores.

¿Le regalan toda la ropa que luce?

– Sí, la ropa, el calzado, complementos, etc.

¿De qué tamaño son tus armarios?

– De un tamaño normal diría yo, ¡ja, ja! Pero me paso el día ordenándolos y buscando la forma de meter más ropa en el mismo espacio.

¿Móvil u ordenador?

– Móvil.

La App que más usa es…

– Instagram, claro.

¿Cuál es la primera página que abre en el navegador?

– Google.

¿Recuerdas su primera foto?

– Creo que uno de mis gatos.

¿Qué hace cuando no sube fotos?

– Contestar e-mails o mensajes en Instagram, y cerrar colaboraciones.