Pablo, estás fuera

La antepenúltima bala de Pablo Iglesias fue una propuesta ridícula: una coalición a prueba. ¿Qué enseña este politólogo en la Universidad? La anteúltima, pedir a Felipe VI (ese al que regaló Juego de Tronos en DVD) que medie ante Pedro Sánchez para que este acceda a un gobierno en coalición. Aún le queda la última: que dé gratis la presidencia al del PSOE para salvarnos de unas elecciones. Pero Iglesias debe asumir que está fuera: no va a entrar en el gobierno ahora ni lo hará después del 10-N, cuando Sánchez (cada día estoy más seguro) alcance un acuerdo de gobierno sin entrar en él con Ciudadanos.

Rosa Díez se deja querer

La compañera de partido de Martínez Gorriarán es la invitada de honor a la merienda caníbal que ha organizado el PP en Euskadi. Y ella, por supuesto, encantada. Sigue sentada esperando a que alguien le proponga ocupar el puesto de un cadáver político y lo hará encantada. De hecho, como recuerdan en El Plural, se deja querer asegurando que echa de menos el Congreso. Suelo quejarme de que en Podemos media docena de personas en Madrid lo hagan todo pero en la política vasca hay algunos eternos: Díez u Otegi cambian de siglas pero, como el dinosaurio de Monterroso, seguirán allí cada vez que despertemos.

Y Vox, en el centro

Si el sainete del PP vasco les aburre, esperen, que todavía queda el entremés que nos preparan para la precampaña en el trifachito español. Agárrense, que viene chiste gordo: “Vox invita a PP y Cs a que giren al centro para ganar entre los tres a Sánchez” (El Independiente). Lo han leído bien: Vox se sitúa a sí mismo en el centro y espera desde ese espacio a PP y a Ciudadanos. O algunos no saben dónde está su pie derecho o tienen un morro que se lo pisan y, sobre todo, se piensan que la ciudadanía es idiota. La de tomar por tontos a los votantes es una mala costumbre que espero que mantenga viva Vox.

Ciudadanos, fuera de sitio

Lo que está claro es que Albert Rivera y los suyos no saben dónde están, si en la derecha o en el centro. Tampoco saben si unas nuevas elecciones serán buenas o malas: puede que pierdan escaños pero ganen capacidad de influencia como socios de Pedro Sánchez (y sí, cada día que pasa y nos acercamos más al 10-N esta es una posibilidad más real). Pero de donde nunca se han movido en Catalunya es del podio de la provocación: ¡hasta Manuel Valls les ha contradicho y no cree necesario el 155! Pero lo del tuit con emoticonos por el himno español que sonó durante la ofrenda floral de la Diada es de cuñado de honor.

Una pérdida irreparable

La falsa negociación de PSOE y Podemos y la cuenta atrás hasta la convocatoria de elecciones nos tapan un montón de historias que merecen ser contadas, como la de Robert Frank, el fotógrafo que, cuando todos empezamos a ir, ya había vuelto y nos esperaba revelando sus carretes. Hoy, gracias a las cámaras de los móviles y a la posibilidad de ver, editar y compartir nuestras fotos, la fotografía callejera está más de moda que nunca. Algunos somos peores y otros son mejores y los disfrutamos, pero ninguno es como Frank, que creó y sublimó un género con cámaras de película y objetivos manuales.

Europa sirve para algo

Mucho me temo que las eléctricas y el gobierno que sea encontrarán la fórmula para eludir el mandato desde Europa de que todas las facturas en la Unión se simplifiquen y muestren el pago por equipos y por lo consumido, y que ofrezcan además la posibilidad de reducir el precio a quienes se autoabastezcan. La otra opción, mucho más directa, es que nos sigan colando peajes y compensaciones en la que es la mayor estafa legal que yo haya visto, y que luego paguen una multa que, seguro, les saldrá rentable. De momento, lo que está claro es que la UE obligará a las eléctricas y Gobierno español a moverse y retratarse.

¿Les compensa?

Ni aunque se cumpliera el sondeo que afirma que Sánchez podría gobernar después del 10-N con Podemos y EAJ-PNV creo que a estos tres partidos les compense que haya elecciones. Además, no me lo creo. Sí creo que darán los números para una fórmula similar a esa, escaño arriba o abajo, pero no creo que PSOE y Podemos, que son los que primero se tienen que poner de acuerdo, negocien esta vez con éxito. Hace solo un par de días, un compañero que ha hecho muchas campañas me alertaba: ojo, que Casado puede perder… Pero ganar como ha hecho el PP en Madrid y Andalucía porque con C’s y Vox sí van a ponerse de acuerdo.

Sí, hay tensión

Pablo Iglesias sabe que tiene el partido hecho unos zorros y por eso se empeña en entrar en el Consejo de Ministros, porque cree que eso es lo que le salvará. Si no lo logra, está abocado al fracaso. Con ese convencimiento y esa tensión ha logrado mantener las filas prietas: sus ministrables son los de siempre y la mayor parte de los díscolos están fuera, con Errejón en su partido autonómico. Pero estoy seguro de que hay tensión dentro de Podemos… Y con IU, como publican en El Plural: “La Coordinadora de militantes independientes de IU ha pedido a su dirección federal que no sea ‘cómplice’ de una repetición electoral”.

El icono del actual parlamentarismo inglés

España se les va entre los dedos a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, y lo que están rompiendo ahora tardarán mucho en recomponerlo. No es consuelo pero peor lo tienen en el Reino Unido, donde de verdad se les va el estado al desagüe con un Brexit alentado por tramposos y ejecutado por trileros. Como un rompeolas, y aunque Isabel II colaboró para lo contrario, se ha mantenido su histórico parlamentarismo, encabezado por John Bercow, que siempre quiso suavizar el Brexit y que los comunes no perdieran las riendas. Esta semana ha anunciado que no volverá tras el parón de la cámara, y es una mala noticia.

Otra oportunidad

La prensa deportiva, especialmente la de Madrid, nos dio esperanza con cómo llevó la enfermedad de la hija de Luis Enrique Martínez. Poco después, con la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa, toda la prensa de Madrid volvió a mostrar su cara más habitual, y en lo menos relevante, un partido de fútbol, también fallaron calificando como “un clásico” el FC Barcelona – Tacón (futuro Real Madrid) antes de la goleada. La Adurizpedia recordaba en Twitter que hay encuentros en la liga femenina con mucha más trayectoria. Lo bueno del fútbol es que este fin de semana todos tenemos una nueva oportunidad.

No es lo que hace, es lo que dice

Por supuesto, Vox sí aceptará los 9 millones de euros en subvenciones que le corresponden como partido político: si no es una formación ilegalizada por su ideología tiene derecho a cobrarlos. Pero en este caso lo importante no es lo que hacen, porque realmente nunca pensaron en dejar de poner las manos cuando el dinero cae, por mucho que en su argumentario digan que está en contra de esas subvenciones. Lo importante es lo que dice: miente y genera alarmismo ante un hecho necesario, que es mejor una política pagada por todos que una pagada por mecenas… Como tuvo Vox hasta las subvenciones.

¡Qué sorpresa!

Estoy siendo sarcástico, por supuesto, porque no me sorprende nada que Trivago posicione mejor a las empresas que más dinero pagan a la web en los resultados que ofrece, según FACUA. Por supuesto, debería de anunciar qué hoteles y ofertas son las promocionadas, y no caer en subterfugios como ordenar las opciones por “recomendadas” (por la web y en función de la facturación, y no por los usuarios y su experiencia), pero espero que a estas alturas por lo menos la sospecha de que este es el modelo de negocio estuviera extendida. Al final, lo más fiable de Internet serán los módulos de publicidad.

Facebook también dejará de escucharnos

Después de que lo hayan hecho Apple y Google, Facebook también admite que ha escuchado las conversaciones de sus clientes. En la red social aseguran que lo han hecho para valorar el nivel de las transcripciones de Messenger. Pueden poner la excusa que quieran y prometernos solemnemente con la mano derecha apoyada sobre la biografía de Mark Zuckerberg que no volverán a hacerlo, que no me creo nada. Un aviso más para que actuemos con inteligencia y no hagamos nada raro con una App. Se lo recuerdo: hoy con la tecnología todo es posible. Por eso yo siempre actúo como si me estuvieran escuchando.

El cambio climático ya está aquí

En lo cercano lo notamos con variaciones de temperatura extremas, pero en lo lejano también podemos observar claramente los efectos del cambio climático que hemos generado (y no solo por comer carne): el Okjökull, en Islandia, pasará a la historia como el primer glaciar declarado oficialmente muerto. Por desgracia, según La Vanguardia, en los próximos 200 años todos los glaciares acabarán de la misma manera. Ahora, que no nos vengan los paletos de turno, arrogantes como todos los ignorantes, a decir que lo del cambio climático es un cuento. Esto es real. Y los principales culpables tienen que pagar.

Todo lo peor del fútbol, en una foto

Mientras escribo esta columna desconozco si Neymar fichará por el Barcelona o por el Real Madrid, pero estoy seguro, como lo he estado desde que conocí al personaje y a su cohorte, de que este jugador representa todo lo malo del fútbol contemporáneo: una colección de intermediarios, un padre que comisionista por el morro, un futbolista hábil pero que no hace equipo, denuncias de acoso sexual y vinculaciones política con Bolsonaro… No se le puede pedir más a un tío que parece ajeno a todo mientras gana una millonada cada hora. El equipo que lo fiche cuenta ya con mi desprecio.

Sí, nos estamos atontando

Cada vez tengo más claro que, por culpa de la tecnología, ya somos como los gordos en los asientos reclinables de la película de Wall-e: obesos mentales. Por suerte, de vez en cuando viene alguien y me refuerza ese pensamiento: Alberto Olmos cuenta en El Confidencial cómo en la película “El Gran Hackeo” ridiculizan la imagen del integrado digital al que Cambridge Analytica le ha robado los datos y le ha obligado a votar a Trump. Personas con alto nivel de gasto en tecnología (alguna absolutamente innecesaria) que culpan al manipulador mientras sigue cediendo información que, al final, no es tan importante.

Apple dice que ya no nos escucha

Y donde pone Apple podemos poner Microsoft, Google, Samsung, Facebook, Huawei, Amazon o cualquiera de esas marcas que suenan a superempresa tecnológica. Por si acaso, yo siempre actúo como si todas ellas me estuvieran espiando: con total naturalidad porque mi día a día no tiene nada especial. El caso es que la empresa de la manzana mordida ha emitido un comunicado anunciando que ya no van a escuchar las conversaciones que los usuarios tenían con Siri (el asistente de voz) y que grababan para controlar la calidad de ese producto. Ya. Seguro que era por eso y seguro no van a hacerlo más…

Esto es lo grave

Quien tenga la tecnología suficiente (empresas, pero también estados y, por supuesto, mafias) nos escucha y puede trazar cualquier camino que hayamos hecho por medio del GPS de nuestro móvil, la tarjeta de crédito o viendo nuestro Instagram. Así que no entiendo que nadie pueda prevenir las matanzas. Al contrario: por culpa de la tecnología (chats y tutoriales para utilizar un arma) estamos en un mundo cada vez más peligroso, radicalizado, informado para causar el máximo dolor posible y empoderado: 175 asesinatos en ocho años a manos de la extrema derecha, según The Guardian, no son ninguna broma.

Y esto, lo chusco

Les hablo ahora de una noticia en El Plural que se ha movido mucho esta semana y que me he resistido a traer a la columna porque parece que se basa en una única filtración interesada de una serie de hechos chuscos: la presidencia de la Junta de Andalucía ha corrido con muchos más gastos de desayunos, comidas y cenas desde el cambio de gobierno, que con Susana Díaz al frente. Son muchos más los asesores que ahora gastan de la cocina propia de San Telmo que, además, ha cesado el contrato con Mercadona y lo tiene ahora con el proveedor de Master Chef. ¿Es grave? No. Pero indica una forma de actuar “cortijesca”.

Navarra, un territorio vasco del sur

Navarra es uno de los territorios al sur de los Pirineos que componen Euskadi. Esta evidencia, negada por muchos y enterrada en la historia por quienes pueden, como toda realidad, es tozuda. La presencia del euskera, de la cultura propia e incluso de personajes vinculados al PNV, por mucho que le fastidie a Marhuenda y sus seguidores, son innegables: esta misma semana un hilo en Twitter recuperaba la figura de Fortunato Aguirre, profesor, miembro del NBB, alcalde de Lizarra, uno de los fundadores de Osasuna (además de la ikastola de su pueblo) y fusilado en el 36 por los golpistas y fascistas.

Mala política

Ni nueva ni vieja, la aspiración del PP de imponer a Javier Maroto como portavoz en el Senado activando todos los recursos del trile de la colocación es mala política, aquí y en Sotosalbos, Segovia. Así que es normal el escarnio que el alavés está sufriendo en tiempos de Twitter y en tiempos de conversaciones piscineras, básicamente, porque él solito se lo ha buscado: “Tolerancia cero con quienes se empadronan de forma irregular solo para tener acceso a las ayudas sociales”, tuiteaba Maroto en 2011. Hoy, esas líneas alarmistas solo le sirven para autodefinirse. Comienza el verano.

Los “renovadores”

Otra novedad política que aporta este PP es el pacto con Ciudadanos por el que los de Rivera gobernaran municipios en los que fueron la última opción o colocarán en diputaciones provinciales a sus trabajadores. En concreto, en Alicante y según denuncian en El Plural, nueve asesores por dos diputados, más cargos que el propio PP, que la preside. Como acertadamente recuerdan en este digital, los naranjas venían a acabar con los “chiringuitos” y ahí les tienen, dando por bueno cada despacho. Me temo que pese a todo volverán a intentar colarnos lo del fin del enchufismo.

Y lo de verdad

Mientras en el parlamento de Nafarroa las y los representantes de la ciudadanía eligen a su presidenta con total legitimidad, fuera de la cámara se multiplican las manifestaciones y utilizaciones del dolor que generó ETA. Por supuesto, ni lo justificó ni lo justificaré, ni permitiré que nadie nos haga comulgar con ruedas de molino mientras manosea la idea de “normalidad”, pero tampoco tiene un pasé cómo algunos siguen utilizando la violencia como arma arrojadiza a quienes también la sufrieron. Asun Apesteguía denunciaba en Twitter esta injusticia.

La gran estafa

Mientras Maroto busca colocación y los de Ciudadanos tiran de hipocresía y pisan moqueta, la mayoría de los mortales tenemos que preocuparnos cuando llega el recibo de la luz, si es invierno, por la calefacción, si es verano, por lo que toque (que siempre toca algo en esta lotería): en España (y de esto no nos libra el hecho diferencial) las familias apenas han variado su gasto energético desde 2006 pero ahora pagan el doble por la misma luz, alrededor de 14.800 millones de euros al año. Una cifra que supone volumen, negocio y beneficios a unas empresas a las que se permite lo injustificable.

No nos juzguéis duramente

Considero que todavía estoy en primero de paternidad, así que doy por hecho que, como cualquier aprendiz, cometo muchísimos errores con mi hija y mi hijo, y me reconozco en las malas prácticas que un tuitero denuncia haber visto en las playas: amenazas, coacciones, cierta intimidación a unos niños que desobedecen por naturaleza. Pero me he aliviado leyendo, también en Twitter, la respuesta de Galder Reguera: no podemos tratar a nuestros pequeños como adultos ni intentar razonar con ellos, precisamente, porque son nuestras hijas e hijos. Casi me conformo con no ser el peor padre del mundo…