Esto es lo que es

No tardaremos nada en ver a baños de legitimidad a los de los chalecos amarillos en Francia. Lo harán los de la izquierda y los de la derecha, los antisistema, los que denuncian que la RGI es solo para inmigrantes y los que siempre se quejan de que los ricos no pagan impuestos y luego piden a los gremios trabajar sin factura. Pero más allá de las conjeturas tengo clara una cosa: esta ola la surfean Salvini y Le Pen, y la celebran Trump y Steve Banon. Vamos a necesitar tener eso muy, muy claro, para cuando vengan a darnos lecciones los que se dejan manipular fácilmente.

En concreto

¿Qué piden estos chalecos amarillos? Pues empezaron, como ya sabemos, con la retirada de un impuesto a los combustibles que, finalmente, Macron no ejecutó. En todas estas semanas han hecho gala de ausencia de líderes y portavoces, y de ser un movimiento horizontal, pero ellos mismos han acabado concretando una serie de reclamaciones que han repasado en Magnet. Una ensalada de medidas salpimentadas con hasta reclamaciones ecológicas pero en la que la ventresca es la salida de Europa, la bajada de impuestos y el freno a la inmigración. Blanco y en botella.

Los listos de la clase

Guille Errejón, sin embargo, tiene clara la relación entre el 15-M y los chalecos amarillos franceses: “Las élites españolas, francesas, europeas: la tentación de construir países sin sus pueblos. Una y otra vez la gente dice: No”, concluye en su tuit. Pero o no se da cuenta de lo que dice o cree que no nos vamos a dar cuenta de que nos la quiere colar. Solo hay que abrir los ojos, y si el antifaz de justiciero se te tuerce y no te deja ver, o rectificas o te empeñas y acabas dando espadazos al aire o incluso a tus aliados. Que no me vengan con milongas, que ya no cuelan.

¿Cómo se llega a esto?

¿Cómo se llega a la revuelta de los chalecos amarillos y al intento de surfear la ola desde izquierda y derecha? Con mentiras. No es permisible que un medio como Público, que presume de precisión en sus investigaciones, titule dando como ciertos los datos de un estudio que presenta un grupo de europarlamentarios en el que están Bildu, ERC, Compromís, Equo, etc., y que busca un alarmismo evidente. El grupo hace su trabajo, ojo, quien no lo hace es el medio que contribuye a una escalada de indignación incontrolada y que luego los extremos intentarán rentabilizar.

En resumen

Juan de Gorostidi ha resumido en Twitter de maravilla todo lo que les he querido transmitir en los párrafos anteriores: “Hay unos tíos en París destrozando la ciudad mientras piden menos inmigración, prohibir el glifosato y que gobierne una junta militar. Salvini, Steve Bannon y Le Pen diciendo que son de los suyos y, aquí, hay gente diciendo que qué pena que en España no hagamos eso. El fascismo se nos está metiendo en casa cada día más. Y nos estamos dejando estafar. La enfermedad está aquí para quedarse”. Si les dejamos, el populismo nos come. Toca hacerles frente.

Lo ganan su padre y su madre

Siempre me ha dado bastante mal rollo ver a niños trabajar. También cuando yo lo era me resultaba incómodo ver a personitas de mi edad cantar, actuar, bailar… Vender o coser. Ahora, en Internet, los “niños prodigio” han encontrado nuevos modelos de negocio. Bueno, en realidad lo hacen sus padres y madres, como siempre, que exponen a los menores al gran público brincando, probando videojuegos o desembalando juguetes. Ryan, con ocho años (empezaron a grabarle con 5 y ya lleva 5.000 vídeos), es el youtuber mejor pagado: 19,3 millones habría facturado este año.

Cuando Ciudadanos era Vox

Antes que Steve Banon y la Alt Right hubo otros intentos de vertebrar la extrema derecha en Europa. Lo promovían filántropos excéntricos como el irlandés Declan Ganley y por España participaba un joven llamado Albert Rivera que prestaba a la causa su partido, un Ciudadanos que era marginal y hasta un poco friki. Como recuerdan en El Plural, en 2009 Rivera reconocía que el dinero que le ofreció Ganley había sido determinante a la hora de presentarse a las europeas con un mensaje antieuropeísta y ultracatólico, y Miguel Durán de candidato.

Madrid echa a los de los patinetes

Ya saben que soy un reaccionario y que, de salida y por precaución, siempre me posiciono en contra de las empresas que montan una App, hablan de negocios molones de base tecnológica y que dan la espalda a los modelos tradicionales de permisos municipales o, qué se yo, el pago de impuestos. Así que celebro que el ayuntamiento de Madrid haya prohibido a las empresas de alquiler de patinetes electrónicos vía App hasta que no se ajusten a la normativa. Les recuerdo que el vacío legal les permitía circular por aceras o peatonales, y dejar los vehículos, literalmente, en cualquier sitio.

Abro un melón

Soy plenamente consciente de que con el post en Magnet que recomiendo hoy leer me arriesgo a abrir un melón: una gran empresa japonesa ha decidido dar seis días libres a sus trabajadores no fumadores. Lo hacen después de calcular el tiempo que dedican en un año los que sí fuman en salir, echarse el cigarrito y volver. Personalmente, no me molestan. De hecho, creo que el tiempo que pierden les hace estar más estresados para terminar su carga de trabajo y que, en definitiva, de su salud y tiempo lo gastan. Pero soy consciente de que el debate corre por las oficinas.

Tumblr borra el porno

Tumblr fue una de las primeras plataformas para publicar posts y añadir un sistema de “repostero” muy interesante, por cierto. Pero Google y WordPress le achicaron el espacio y si ha llegado hasta nuestros días es solo por una cosa: el porno que permitía publicar y “repostear” en sus bitácoras. Esta semana hemos sabido que los de Apple (especialmente puritanos) han retirado temporalmente su App del Store por pornografía infantil, y los de Tumblr han decidido borrar, directamente, todo el contenido pornográfico e inmolarse sin remedio.

Las peores elecciones en Marinaleda

Andalucía vota hoy con algunas novedades: dos mujeres luchan en la izquierda por ser la que más fuerzas retiene, y tres hombres en la derecha han viajado a Andalucía como tres francotiradores para disparar sus mensajes y salir sin arrugarse el traje. En entornos más tradicionales, habrá que ver cómo resisten las grandes familias socialistas, cómo actúan los señoritos y qué pasa en Marinaleda, esa excepción comunista española. Su alcalde y líder no está en su mejor momento y el pueblo, uno de los más endeudados de la comunidad, podría empezar a buscar hoy su transición a la normalidad.

Así, no

La política es un trabajo que se hace remangado: tiene mucho más de laborioso que de artístico. Y a veces hay que mancharse, pero siempre tiene que ser lo mínimo posible: una campaña hecha con una sonrisa transmite optimismo y valores positivos, y demostrar pulcritud y excelencia, aunque se den por hechos, siempre suma. Al contrario, cuando las campañas cuentan con fuentes de descrédito y se hacen a cara de perro, puede que la novedad te dé votos, pero persistir te lleva al olvido. Así que el departamento de maldades de Ciudadanos es solo un síntoma negativo.

15.000 libros en “B”

Es la historia de un fracaso: todos los personajes y todos los capítulos se ven perjudicados por el fracaso. Más que una historia podría ser un tratado. Un tratado sobre el fracaso, claro: fracasa el libro sobre el ascenso de Rajoy hasta llegar a Moncloa, fracasa el sistema que permite a un partido político manejar decenas de miles de euros de “dinero negro” en España, y fracasan hoy Aznar, Rajoy y Bárcenas, aunque en 2004, momento en que el tesorero gastó 88.000 € para comprar 15.000 copias del libro sobre el que iba a ser sustituto de Aznar, estaban en la cumbre.

¿Es necesario?

Sigo sin encontrar sentido a que la RAE se ponga a definir tecnologías cambiantes ni, mucho menos, una red social que puede dejar obsoleta su descripción en la siguiente actualización. Pero lo hace. Más valioso me parece estar al tanto de lo que publican Javi Sánchez y otros redactores como él, acostumbrados a escribir para que leamos en una pantalla (que tiene más mérito del que parece), con olfato para los temas que más interesan a una generación informada y conocedores del famoso “código” que Internet ha modificado: hay modismos y retóricas nuevas que sí necesitan definición.

Un carné por puntos… Para la vida

No creo que la vida se pueda regular con puntos de buen ciudadano, ni mucho menos me parece oportuno que lo haga un estado según su enfoque. Imagínense lo mal calificados que podrían estar los nacionalistas catalanes cultos, educados y civilizados, y lo bien puntuados que podrían estar los “buenos españoles” que se manifiestan en defensa de lo que aún hoy es patrimonio nacional: la tumba de Franco. Pues en China pasa: hay cada vez más experimentos locales para poner en marcha finalmente un sistema por puntos que da y quita derechos y privilegios.

Y Junqueras, el mejor valorado

Los defensores del mesías y el propio mesías tienen que pararse a pensar. Y el que no lo haga es un fundamentalista. Pero lo cierto es que la ciudadanía catalana elegiría a ERC mayoritariamente, y su líder, Junqueras, es además el mejor valorado. Por su parte, Puigdemont y Torra suspenden. ¿Por qué será? Porque la ciudadanía no es tonta y encuentra sus maneras de expresarse: crece el nacionalismo pero cae la simpatía por quienes pueden actuar con más libertad que un líder injustamente encarcelado. Blanco y en botella: el PDeCat tiene que reaccionar.

Esto sí me da miedo

No me creo las teorías apocalípticas: al final, nuestra necesidad de subsistencia hace que cada uno de nosotros corrija lo suficiente para que el mundo siga girando. Pero la noticia que lleva Juan Ignacio Pérez a su Twitter, lo confieso, ha hecho que sienta cierto miedo, una sensación de que esta vez sí, podemos irnos a la mierda: una clínica de fertilidad de Nueva York permite a los padres elegir el color de ojos y el embrión. Y como bien resume el catedrático, hemos abierto como especie la puerta a la eugenesia y el desastre que podemos generar puede ser irrecuperable.

¡Y dale!

No tenía pensado volver a escribir sobre cómo Leticia Dolera ha prescindido para su serie feminista de Aina Clotet por estar embarazada. Pero algunas reacciones pueden conmigo: dicen en “La Réplica” que las mujeres tienen que perdonar a la directora por la decisión que ha tomado. Que esa capacidad de perdón, de hecho, es un ejemplo de sororidad (solidaridad entre mujeres). No me río porque uno prefiere poner cara de póquer ante ciertos asuntos, pero tiene tela el tema, el enfoque, el tuit y la capacidad de análisis de quien pone el chiringuito antes que la playa.

En Euskadi nos gusta hacerlo en español

No es la primera vez que traigo a esta columna noticias de Pornhub, una de las principales páginas web de contenido pornográfico que, además, cuenta con una estrategia de comunicación fantástica. Siempre conseguimos que hablemos de ellos cuando nos ofrecen resultados de los hábitos de consumo. Han publicado un mapa de búsquedas más habituales en su web por comunidad autónoma y en Euskadi (CAV + Nafarroa) parece que nos gusta el porno “en español”. También en Catalunya, por cierto. En Madrid les va el “anal” (datos de Pornhub).

Instagram es el futuro… Y el presente

Twitter ha sido un fogonazo y la llama de Facebook se apaga. Pero ya está aquí Instagram, la red social que más crece y a la que más gente joven se incorpora. De hecho, ya hay mil millones de cuentas activas (hemos entrado en ellas por lo menos en el último mes). La cifra y, sobre todo, la curva, en cualquier caso es abrumadora y sintomática: nos estamos mudando de red social, que tiene que ser lo más parecido a cambiarnos de planeta. Atrás queda ya Facebook y por delante, sin embargo, aparece también Facebook, que es la propietaria de Instagram.

La Iglesia es colaboracionista

Si la iglesia española ha aceptado que en sus centros se celebren misas por Franco estos días podemos asegurar, sin ningún problema, que es colaboracionista, como cualquier persona o ente que no plante batalla de un modo indiscutiblemente claro al fascismo, a la dictadura, a su forma de pensar, a su herencia y a sus consecuencias. Quien permite en su casa, la del Señor, dicen, se reúnan para homenajear a Franco quienes siguen creyendo que quienes no piensan como ellos están mejor muertos y que tanta sangre y dolor estuvieron justificados, forma parte de ellos.

La nueva inquisición

Por lo menos, la Iglesia ha abandonado la inquisición. Pero no los humanos: dos personas han sido quemadas vivas en un pueblo de México al ser señalados como los secuestradores de niños de los que alertaba un bulo (una noticia falsa) de WhatsApp. El linchamiento y asesinato fue alentado y retransmitido por Facebook. ¿Quién se responsabiliza ahora de este “éxito” de la tecnología, la viralidad, el periodismo ciudadano o la justicia colaborativa y alternativa? ¿Nadie? Igual que me tengo que creer que nadie veía venir que esto iba a suceder. Me repito: la tecnología nos atonta.

Felipe González, SA

Sabía desde el principio que el titular de El Confidencial estaba cogido por los pelos: “Felipe González reclama a Indra 7,3 millones por la empresa de su hijo”. Lo que no me esperaba era la revelación del texto de Agustín Marco: el hijo del expresidente fue colocado al frente de una empresa que apenas tuvo actividad con una cláusula de indeminzación bastante jugosa si era despedido. Todo esto, con participación de la SEPI. El final de la historia, el esperado: Pablo González acabó siendo despedido en cuanto la cláusula caducó y el juzgado resolverá sobre la reclamación de un bonus millonario.

Iglesias reduce el poder de Echenique

Sigo hablándoles de miserias políticas. Pablo Iglesias habría decidido quitar poder a Pablo Echenique después de la catastrófica gestión de la crisis de Podemos Madrid. Vayamos por partes: Echenique es posiblemente el político más sobrevalorado en España. La crisis en su partido en la capital de España empieza con el empeño de Iglesias de favorecer, otra vez, a Julio Rodríguez. Y el verdadero problema no es a quién quita poder Iglesias en su partido, sino el modo en el que él sigue concentrándolo. La “nueva política” desde luego es nueva en que no anda con rodeos.

Necesitamos más deportistas así

Pep Guardiola ha visitado a los presos políticos catalanes. Lo ha hecho acompañado por el periodista Xavi Torres y nos hemos enterado por un tuit que han colocado en la cuenta de Jordi Cuixart. Necesitamos más deportistas así: comprometidos con sus ideas (las que sean, pero que las hagan públicas, por favor). Guardiola sigue dando lecciones de vida, no solo de fútbol: es perfectamente compatible ser uno de los mejores del mundo (que se escribe y se lee rápido) con tener ideas políticas, manifestarlas y defenderlas, aunque no gusten a la mayoría de la prensa española.